lunes, 24 de agosto de 2015

Lolo





La verdad que nunca pensé que sería tan difícil. Mejor dicho, difícil y además, complicado. Se llama Lorenzo, pero le dicen 'Lolo'. Tiene 16 años y es un 'semidiosito' que no alcanza la categoría que le doy a los 'diositos' pero poco le falta. Un accidente del que no pregunté mayores datos ni tampoco me los dieron, dejó a Lorenzo, desde finales de octubre del año pasado, postrado en una silla de ruedas, paralizadas sus piernas y sin ningún tipo de sensibilidad.

Lolo es el tercer hijo de 3 varones y 2 mujeres que tienen sus padres. Viven en la zona norte de mi ciudad, en un barrio residencial y cercano al río. Por lo que se puede ver 'a vuelo de pájaro' tienen un muy buen pasar económico y podrían disfrutar de la vida sino fuera por el infortunio de este chico. Durante la entrevista que tuve con sus padres, me dijeron que Lorenzo tiene un carácter 'especial' que se vio acentuado desde el momento del 'accidente'.

Va a hacer un año del accidente y de que no puede caminar y a pesar de las operaciones y del tratamiento kinesiológico que le hicieron, no hay adelantos de ningún tipo. Esto llevó a que Lorenzo, que había entrado ya en una depresión importante, la acentuara más aún. En todo este tiempo, está con muchísimos cuidados de rehabilitación médica, kinesiológica y psicológica, todas hechas en sanatorios o ámbitos dedicados específicamente a eso, pero, con resultados negativos.

Esto obligó a los padres a duplicar el esfuerzo y la rehabilitación se hizo también en la casa. Y le pusieron un 'acompañante terapéutico' con el fin de apuntalarlo en todo lo que pudiera. Pero como el tiempo fue pasando y no había resultados positivos, la relación 'profesional-paciente' se fue deteriorando hasta que llegó al momento actual. Lorenzo rechaza todo tipo de rehabilitación y también todo tipo de terapia. Está depresivo, agresivo, irónico y cruel con todos los que lo rodean.

Y los padres y hermanos ya no saben qué hacer, cómo tratarlo o qué reacción tener ante sus actitudes. También me dijeron que yo era el tercer 'acompañante terapéutico' y que esperaban que por ser el tercero, sería el que 'venciera'. Claro que por el momento, por más ganas que yo ponga, mis esfuerzos son todos en vano. Lorenzo prácticamente no me habla y cuando se digna a hacerlo, lo hace en forma cortante. Todo el tiempo está callado y enojado con la Vida, lo cual es lógico y comprensible, pero...

Lorenzo, prácticamente, no sale de su habitación individual y solamente mira, absorto y pensativo, por la ventana de su dormitorio. Todo lo que le atraía, ya no le atrae y no quiere recibir la visita de amigos y ahora está rechazando todo tipo de rehabilitación. Desde el 'vamos' (el comienzo) rechazó a sus acompañantes terapéuticos por diferentes causas. Y no soy el tercero como me dijeron, sino el sexto o séptimo. Los primeros fueron tipos con gran experiencia y terminaron todos rechazados. 

Así que los padres de Lorenzo, optaron por descartar a los más competentes y buscaron a alguien que congeniara con el pibito. Como tengo que ir a la facultad, pacté con los padres 'acompañar' a Lorenzo, 4 horas diarias, todos los días (excepto fines de semana). No tengo una función específica, solamente acompañarlo, brindarle 'contención' y ayudarlo en lo que no pueda o no se anime a hacer. No hablamos de dinero pero me dijeron que, si mi trabajo los satisfacía, duplicarían mi sueldo.

Más o menos, mi profesor de la facultad, que me consiguió la 'changa' (trabajo temporal) me dijo cuánto estaban cobrando el 'acompañamiento terapéutico' pero los padres de Lorenzo no quisieron hablar de momento del tema y me dijeron que como estaba a 'prueba', recién hablaríamos del tema, si veían que mi relación con Lorenzo y mi 'trabajo' fuera satisfactorio. De lo contrario, me pagarían estrictamente lo que deberían y cada uno seguiría su camino.

Así que quedamos así, pero por como van las cosas, no creo que dure mucho en este trabajo. Por muchas ganas que ponga, no puedo 'llegar' (congeniar) con el pibito. Hasta ahora, no soy más que un 'sirviente' especializado y obediente a los caprichos del pendejito y esto, aunque es comprensible, no me gusta. A la larga, sé que voy a congeniar con este pibito, pero para eso, necesito tiempo. Claro que hace 'nada' que trabajo con este pibito pero los padres están muy ansiosos e impacientes y quieren ver resultados. Y aunque me brindan materialmente todo lo que necesito, siento sus miradas expectantes continuamente. Por ahora, Luciano, que sigue exteriorizando su bisexualidad, se constituye en mi 'confesor' y como es apenas un año mayor que Lorenzo, creo que me va a servir y mucho, para comprenderlo mejor. Así que en eso estoy ahora. Como me dijo una vez mi viejo, 'nadie me dijo que la Vida me sería fácil' pero por lo que veo, la Vida no sólo no es fácil sino también complicada... jeeeeeee...





lunes, 17 de agosto de 2015

Poco seso





'Poco seso' es una forma de llamar, acá, a la persona poco inteligente. En esta caso, está utilizado como una fina ironía ya que con esa palabra, quiero describir diferentes situaciones totalmente contrarias a lo que intento decir con el título de este post. El primero de ellos, se refiere a mi situación estudiantil. En poco más de 20 días, rendí y aprobé, 3 materias y un 'trabajo de campo', que venía estudiando o que ya había estudiado, rendido anteriormente y por diferentes motivos, no aprobadas.

Bueno, en esta oportunidad, con bastante esfuerzo me metí de 'lleno' (completamente) en la fase final de mi carrera y comencé, casi sin planearlo, en la 'cuenta regresiva', es decir, que ya estoy dentro de lo que sería la fase final de mi carrera universitaria. Me quedan por cursar 8 materias, de las cuales, 3 son 'seminarios' cuatrimestrales, 3 son materias 'anuales' y 2 son específicamente relacionadas con la 'residencia' final. En pocas palabras, en poco tiempo más, seré 'psicólogo'... Qué tal...???

La verdad, que cuando empecé a estudiar, nunca pensé que iba a llegar tan lejos y a estar tan cerca de terminar con la carrera. Me falta el esfuerzo final y en este momento, Luciano es mi 'leitmotiv'. Creo que está igual de entusiasmado que yo, en coronar exitosamente, este esfuerzo que estoy haciendo. Me acompaña y me motiva en todo momento y se me ofrece, todo él, física y espiritualmente, para que yo no afloje en este último tramo. Incluso, quiere seguir mis pasos universitarios... jeeeee...

Realmente, en estos últimos meses, Luciano cambió muchísimo y creo que para bien. el divorcio de sus padres y mi rompimiento de la relación que yo tenía con el Nesti, fueron las causas de este cambio. Creo que Luciano, necesitaba 'atención exclusiva' y tanto la madre como yo se la dimos. Y ahora, estamos cosechando lo que le dimos. De a poco, Luciano fue cambiando y si bien, es bastante 'bipolar' en muchos aspectos, creo que estas actitudes, están marcadas por la adolescencia que está viviendo.

Por suerte, el 'síndrome Bariloche' le afectó poco y nada. Pudo ocultar que es gay y se mostró tan 'hetero' como quería mostrarse. Es más, su incipiente noviazgo 'hetero' está llegando a su fin. Luciano está haciendo lo posible para 'romper' la relación con la 'minita' que está saliendo. Ella lo cela y lo quiere en exclusividad. Luciano, aprovecha esto y hace todo lo contrario: no le presta atención, viene mucho a casa e inventa 'encuentros' con otras chicas. Algo así como el principio del fin.

También, estoy estudiando una posibilidad de trabajo. Al final, el trabajo que me había ofrecido el Nesti, aunque lo necesitaba y me pagaba bien, decidí rechazarlo por el compromiso que iba a tener con él. Así que para evitar problemas lo rechacé. Sí le dije que se lo diera al Yani porque era la mejor manera de tenerlo cerca sin que nadie sospechara nada y todo eso. Después de eso, al Nesti no lo vi más, pero ya va a volver a aparecer en cualquier momento, de eso estoy seguro...!!!

Esta semana que pasó, uno de mis profesores, del que soy 'ayudante de cátedra', me dijo sino me animaba a trabajar de 'acompañante terapéutico', aprovechando que yo estaba 'avanzado' en la carrera y necesitaba conseguir un trabajo de pocas horas y en donde se pagara bien. La verdad que me la dejó 'picando' (para que pensara la propuesta). Yo estoy totalmente indeciso. La paga es más que buena y puedo aplicar mucho de lo que sé, pero aún así, tengo mis dudas. El tipo me dijo que me iba a dar más detalles en cuanto los tuviera porque él tampoco sabía mucho de qué se trataba. Lo único que sabía es que era un 'acompañamiento' para un 'pibito', pero no tenía más detalles. Así que iba averiguar bien y me decía todo, esta misma semana. Así que por ahora, estoy 'deshojando la margarita'. Tengo que sopesar bien, todos los 'pro' y las 'contra', ya que, aunque estoy medio 'embalado' (bien dispuesto) no me gustaría fracasar, más en una cosa así, relacionada directamente con lo que estudié. Además, sé de casos muy difíciles de tratar y no me gustaría 'debutar' con un fracaso y menos con un pibito. Así que esto es lo que me está pasando ahora. Cuando todo parece que se encaminaba y marchaba bien, 'parió la abuela' (ocurre un imprevisto), se hace un gran 'bolonki' y todo vuelve a empezar... jeeeeee...






domingo, 9 de agosto de 2015

Mi novio 'bi'





Fue en el momento posterior a cuando hicimos el amor y antes de ducharnos y cambiar las sábanas, donde poco tiempo después, seguiríamos con la transa antes de dormirnos profundamente, soñando con nosotros, nuestro amor gay y todo lo demás, cuando Luciano, me empezó a contar de sus aventuras sexuales heteras en Bariloche. No sé si en todo el mundo es igual, pero qué fácil le resulta todo a los chicos 'heteros', especialmente con las 'minitas'. Qué fáciles son, por favor...!!!

Ellas mismas proponen a algunos de los varones a hacer 'cositas' relacionadas con el sexo y como siempre andan 'calientes' (aún en esos días) la 'cosa' es bastante fácil para ese grupo de 'elegidos'. Ni qué decir, para los 'diositos' como Luciano. Lo cierto, que había un grupito, integrado por los 'líderes' y los más lindos, que sabían de antemano, por así decirlo, que 'algo' iba a pasar en el viaje y que por eso, se habían puesto de acuerdo para viajar juntos. En ese grupo, iría Luciano.

El ómnibus en el que viajarían, era de dos pisos y lo compartieron, con chicos de otro colegio, para abaratar costos. Tenía 65 asientos, distribuidos en dos pisos: 15 abajo y 50 arriba. En el piso de abajo, además estaban el compartimiento del equipaje y el de los choferes, ambos, aislados de los pasajeros. También había un baño en cada piso. Los profesores del colegio y los padres acompañantes viajaban en el piso superior mientras que los pocos alumnos que viajaban en el piso inferior, lo hacían solos. 

En el viaje de ida y en el de vuelta, Luciano se ubicó en el piso de abajo del ómnibus, junto a otros chicos y chicas de su curso. El resto y los chicos del otro colegio, se ubicaron en el piso de arriba del ómnibus. El viaje durante el día transcurrió sin mayores novedades. El viaje demoró casi 20 horas, de las cuales, la mitad del viaje fue con luz diurna pero la otra mitad, se hizo por la noche. Y fue, a la noche, cuando comenzó el descontrol.

El piso de arriba estuvo medianamente controlado, pero, según Luciano, en el piso bajo, que es donde siempre queda sin vigilancia ni adulta ni paterna, 'corrió' mucho el alcohol. Y sus efectos desinhibitorios, se hicieron sentir rápidamente. Así fue que, entre bromas y juegos eróticos, Luciano comenzó a exteriorizar su libido heterosexual. Al principio no fueron más que 'escarceos' sexuales grupales sin otro fin que el de divertirse y pasar el rato, pero luego...

Luciano y algunos compañeros, con sus ocasionales parejitas, siguieron con caricias pudendas, amparados por el silencio y la oscuridad de la noche. Y si bien los tocamientos iniciales, comenzaron siendo inocentes caricias eróticas, lo que siguió a continuación, fue 'transa, franela, pajas y petes' intensos y silenciosos. Aparentemente, parecía que los ocupantes del piso inferior dormían, pero aquello, fue una verdadera Sodoma sobre ruedas.

Durante la estadía en Bariloche, Luciano no tuvo tanto sexo como había imaginado. Lo hizo solamente con una de sus compañeras y también tuvo un 'acercamiento' importante, con una 'minita' del otro colegio, alojados todos en el mismo hotel. En el viaje de regreso, hizo otro tanto, pero no fueron más que 'petes' en el baño del ómnibus con una chica diferente a la del viaje de ida, siempre en el baño del ómnibus y también de noche.

En una palabra, Luciano superó las 'pruebas' que tanto temía. Es más, me contó que en Bariloche, una de sus compañeras, después de tener sexo con Luciano, le pidió ser 'novios'. Luciano, con la esperanza de alejarla, le dijo a la pibita, que únicamente serían novios si ella se dejaba penetrar analmente. La pibita, la pensó algunos segundos y contrariamente, a lo que pensaba Luciano, le dio el 'okey'. Así que ahora, tengo un novio que tiene una novia. Otro Sebi, aunque en versión más joven...

La verdad, que esto no me gustó nada y me inquietó bastante. Luciano, no sólo tendría a varias pibitas para tener sexo y parecer 'normal' sino que tendría a esta pibita prácticamente 'pegada' a su lado y dispuesta a complacerle todos sus deseos. Pero me quedé más tranquilo, cuando Luciano, me aseguró, juró y re juró, que él me prefería a mí antes que a esa 'minita'. Y que prefería, aunque le daba vergüenza reconocerlo, hacer de 'pasivo' conmigo, que 'activo' con ella. Y bueno, está todo bien y aunque no me gusta mucho la idea, de compartir a mi pareja, con otra persona, me la tengo que 'comer' (soportar) porque no me queda otra que aceptar. Una porque de esa manera, Luciano se siente mejor y más seguro de sí mismo. A los ojos de la gente es un 'machito' espectacular, aunque, en la intimidad sea una 'minita' perfecta para mí. Y la otra, es porque no quiero, que por culpa de mi inflexibilidad, pierda a este 'pibito', que se posiciona tercero, de mis más preferidos, después del Sebi y de Marco. Lo que no me 'cabe' (gusta) es que coja/folle sin forro, porque no estoy dispuesto a chupar una pija que se metió en la 'concha' (vagina) o en el 'ortito' (culito) de una putita... En fin, la verdad que me tengo que 'bancar' (tolerar) cada cosas, que son de no creer...!!! Ya lo dijo Saint Exupèry en 'El Principito': 'debemos soportar a los gusanos, si después queremos ver a las mariposas'... jeeeeee...





martes, 4 de agosto de 2015

Protector protegido





Se nota que Bariloche hace milagros porque el Luciano que volvió, no es el mismo que el que se fue. Este Luciano, está mucho más 'extrovertido, exultante y provocativo'. Antes del viaje, era todo lo contrario: introvertido, depresivo y de perfil bajo. Algo yo había notado, el domingo en la casa, cuando la madre se fue a la cocina y nos dejó solos. Luciano, se levantó y se vino a donde estaba yo sentado y me estampó un beso en los labios mientras manoteaba mi entrepierna.

Otro tanto sucedió, el martes, que vino a mi casa. Yo, después de duchado, me puse como única prenda un holgado buzo de algodón, que cubría mis partes. Luciano, como nunca antes, tomó la iniciativa: me agarró la pija, comenzó a masturbarme y me daba sensuales besos en el cuello y me mordisqueaba la oreja. Yo apenas tomé el café que Luciano había preparado y lo llevé a mi dormitorio. Cerré la puerta con llave, lo desnudé mientras nos transábamos y lo tiré sobre mi cama.

En otros momentos y circunstancias, Luciano se había mostrado reservado, expectante y a la espera de mis indicaciones. Esta vez no fue igual que siempre. Luciano, se acostó a mi lado y sin dejar de pajearme y de besarme, me dijo que me había extrañado 'horrores'. Y que se dio cuenta, de todo lo que me amaba, mucho más que a cualquier miembro de su familia y casi tanto como a su mamá. Y eso, es mucho decir, para un pibito 'sobreprotegido' por la madre como lo es Luciano.

Y ante mis preguntas, de que me contara, cómo la había pasado en Bariloche, me dijo que bien, que ya me iba a contar después, pero que estaba muy caliente conmigo y haciendo caso omiso a mi curiosidad y arrodillado en la cama, con la pija erecta y cabeceante, se dedicó a masturbarme y a hacerme una felación espectacular. Todo lo que hacía, lo hacía con tanta pasión y contracción, que yo no podía creer, que aquello estaba ocurriendo. Y me estaba ocurriendo a mí...!!! jeeeee...

Sabedor de la atracción que me despierta su culito redondo, paradito, apretadito y duro, Luciano dejó la posición que mantenía, para girar un poco su cuerpo y hacer un '69' perfecto. Se introdujo toda mi pija en su boca y me siguió 'pajeando', mientras me ofrecía ese 'bocadito' que yo tanto apetecía y que lamí y chupé incontables veces mientras nuestra excitación sexual, iba 'in crescendo', hasta llegar a que el mismo Luciano, me rogara varias veces, que lo 'cogiera' (penetrara).

Siempre pienso como es posible que un varón tenga un culito tan perfecto como Luciano...!!! El sabe lo que tiene y en lugar de ocultarlo, lo resalta. Su 'cola' (nalgas/glúteos) es perfecta desde donde se lo mire. Y en realidad, yo no sé qué es lo que me atrae más: si la carita perfecta que tiene, la 'cola' (culito) o la personalidad de Luciano. A todos mis diositos, los eligí siempre por las caras, pero este es perfecto físicamente por donde se lo mire...!!! Claro que su personalidad... jeeeee...

Luciano seguía rogándone que lo cogiera. Obviamente que no lo hice rogar más. Lo puse de espaldas en la cama, puse sus pies en mis hombros y me arrojé sobre él. Mientras lo besaba desesperadamente, Luciano con sus manos, guió mi glande hasta su agujerito, al que previamente le había untado bastante gel con sabor a frambuesas. Su agujerito es muy apretadito y siempre me cuesta mucho penetrarlo. Pero, vencidas las primeras resistencias, luego se hace todo más fácil.

Apenas empecé con el movimiento dentro de su cuerpito adolescente, Luciano comenzó a masturbarse lentamente porque si lo hace rápidamente, eyacula enseguida. Así que tenemos que cuidarnos en eso. Luciano tiene que aguantar todo lo que pueda su calentura y no masturbarse rápidamente. porque es cuando eyacula a los pocos minutos. Pero, esta eyaculación temprana, la compensa porque no pierde la erección. Y a los pocos minutos, recarga nuevamente... jaaaaaaa...

Igualmente, como es pasivo, esto mucho no nos interesa. En Bariloche, donde tuvo sexo hetero, si tuvo que tener en cuenta estos detalles pero por suerte, los superó. Así estuvimos un muy buen rato, con el 'saca y pon'. Cambiamos de posición infinidad de veces. Ni Luciano ni yo queríamos que ese rato se terminara. Alargamos hasta donde pudimos la intensidad de la penetración. De la pija de Luciano, comenzó a manar sin cesar, abundante líquido pre seminal. 

Salía copioso por su glande y caía despaciosamente a su bajo vientre mientras Luciano no dejaba de gemir. No sé si por placer o por dolor, porque en ese momento yo aumenté la velocidad de mi penetración. Ambos estábamos disfrutando de aquel momento. Finalmente, cuando yo ya estaba a punto de eyacular, comencé a masturbar a Luciano, para poder, 'acabar' los dos juntos, cosa que hicimos con bastante precisión: él, acabó sobre su pecho y mi mano y yo dentro de él.

Después, le saqué mi pija, lo puse boca abajo en la cama, le pasé mis brazos por debajo de los suyos y con mis manos, sujeté las de él. Con mis pies, enredé los suyos y le abrí las piernas al máximo y volví a penetrarlo. Durante mucho tiempo más seguí lentamente ahora, con mi ondulante movimiento, tratando de meter mi pija profundamente en su cuerpito, tratando de dejar dentro de Luciano, mi última gota de leche y haciéndole sentir mi 'posesión' sobre él.

Así, jadeante y transpirado, mordisqueando su nuca y las orejitas y con un movimiento ondulante y esporádico, me mantuve sobre Luciano un buen rato más. Después, nos acostamos de lado, nos cubrimos y seguimos con la 'transa' post penetración.  Por suerte, para mí, mis temores se fueron disipando, cuando Luciano terminó admitiendo, que le gustaba más coger/follar conmigo que con una chica. Que ya me iba a contar, pero, que en ese momento, quería disfrutarme porque se dio cuenta que le gustaba 'estar' conmigo porque yo lo 'protegía' y él, se sentía 'protegido'. Y terminó de aniquilar todos mis miedos a perderlo, cuando me dijo, que me amaba más que a nadie en este mundo y me declaró todo su incondicional amor y su eterna pertenencia a mí. Qué más puedo pedirle a alguien a quien realmente amo y que más allá, de algunas 'felonías' de mi parte, quiero conservar a mi lado hasta el fin de mis días...??? 






jueves, 30 de julio de 2015

Ex





Con el título de 'ex' quiero ilustrar de la mejor manera posible, lo que pasó en casa, el lunes pasado cuando festejamos o mejor dicho, quisimos festejar, el 'día del amigo'. El tiempo pasa para todos y ya no somos cómo éramos. Yo mismo cambié y lo tengo que admitir pero una parte mía se niega al cambio. Es como si al mismo tiempo creciera y no quisiera crecer. Me hubiera gustado mantener de alguna manera toda mi etapa de adolescente, la que disfruté como pocos lo pudieron hacer.

El primer desencuentro o mejor dicho, la primera deserción, vino de la mano de Luciano. Luciano me llamó por teléfono, el mismo lunes por la tarde, para decirme que ni él ni el resto de los 'pollitos' pensaban venir a casa. Una porque no eran 'amigos' de mis amigos y otra porque ellos, ya se habían organizado y pensaban reunirse en la casa del 'Pollo' junto a otros 'chicos amigos'. Muy alejados de la realidad, no estaban, pero igual, yo lamentaba de no poder contar a Luciano para esa noche.

Después siguieron las deserciones más impensadas. Yo había comprado anticipadamente comida y bebida para 20 personas y terminamos siendo 4 'gatos locos' (número poco importante) ya que el resto, por una causa o por otra, dejaron de ser amigos 'con derechos' y pasaron (pasamos) a la categoría de 'ex'. Lógica y comprensible era la ausencia de Luciano y el resto de los 'pollitos'. También la del Sebi, por razones obvias, más ahora, que está en plena fase 'hetero' pero...

Lo que más me conmovió fue la ausencia de muchos que formaban parte del resto. En síntesis, debo considerar, que me quedaron pocos 'amigos' con quienes compartir y celebrar ese día. Alrededor de la mesa que había preparado, estaban los clásicos de siempre o los diositos más 'grandes' (el Tomi, el Gasti, el Caio, el 'diosito' Emma, el Yani y el Andy). De los 'medianos', solamente fueron el Matius, el Lucho y el Nico y de los 'pollitos', nadie. Es decir, la mitad, de los que yo había planeado.

La pasamos bien, más allá de las ausencias justificadas o no y nos pusimos 'al día' de las novedades que estaban sucediendo en sus vidas. De todos los que éramos, la única 'pareja' era la que formaban Caio con Lucho y la del Tomi con Nico, que son las que perduran en el tiempo porque el resto, por una causa o por otra, se fueron rompiendo y cada uno, se fue por su lado. O sea, de 10 personas que éramos, solamente 4 seguían siendo 'pareja'. El resto, andaba solo y mantenía relaciones pasajeras...

Igualmente, la pasamos más que bien. Se terminaron de 'limar' ciertas asperezas que algunos tenían con el Yani y terminamos todos como 'amigos' de verdad, recordamos viejos tiempos y momentos placenteros que ya no volverán. Muchos (por no decir todos) caímos en las 'garras' del alcohol y de la droga, aunque no pasamos de compartir y fumarnos algunos 'porritos' (cigarrillos de marihuana) que no influyeron en nada, en el ambiente amistoso que habíamos creado.

Terminamos la noche, al amanecer del día siguiente. Estábamos en vacaciones y solamente tenían obligaciones los que trabajaban. La casa estaba sola para nosotros, ya que el Nachito se había ido con unos amigos al campo y el Tato, estaba en la casa de la novia. Así que nos dejamos llevar por el 'ambiente'. Como siempre, apagamos las luces y dejamos la casa en penumbras. Compartimos la voz susurrante y sensual de Caio y las dulces notas musicales que le saca a una guitarra.

Y ahí mismo, reanudamos aquello de ser 'amigos con derechos'. Y como obviamente, 'donde hubo fuego, cenizas quedan', me saqué toda la calentura que tenía, con el Yani. El resto, se desparramó por toda la casa y terminó teniendo sexo hasta en los lugares más impensados. Algo me despertó, el martes, cerca del mediodía. Me pareció que era el timbre. Yo tenía la cabeza embotada, me dolía horrores y no lograba pensar. El Yani no estaba. O ya se había ido o estaba durmiendo en otro lado.

Me levanté tambaleante y espié en los otros dormitorios. En el dormitorio del Nachito, dormían Caio y Lucho. En el del Tato, solamente el Nico. Era casi seguro, que los que faltaban, se habían ido sin hacer ruido y sin despedirse. En fin... El timbre de la puerta de mi casa, sonó largamente. Era Luciano. Apenas nos vimos, nos besamos y nos deseamos. Le pedí a Luciano, que preparara café mientras yo me duchaba rápidamente así me despertaba y me sacaba los vahos de alcohol que no querían abandonarme. Cuando terminé, me sequé y me puse un buzo de algodón, amplio y largo, que ocultaba mi desnudez pero que no fue obstáculo, para que las manos de Luciano, me agarraran la pija y comenzara a masturbarme mientras me besaba sensualmente en el cuello, mordisqueaba mis orejas y gemía sensualmente. Bebí el café muy cargado y negro que había preparado Luciano y sin nada de resistencia de su parte, lo llevé a mi dormitorio, donde lo desnudé y acosté en mi cama. El resto de lo que allí pasó, imagínenselo o esperen al próximo post, que lo cuento... jeeeeee...





domingo, 26 de julio de 2015

Bello durmiente




El domingo pasado, Luciano llegó mucho más tarde de lo que estaba estipulado. A la ida, la madre no había ido a despedirlo, no sé por qué, pero fue ese domingo. Seguramente, aunque no le pregunté, fue porque era domingo y no trabajaba. Y cuando Luciano salió, era viernes. Pero, Luciano no me dijo nada de que su mamá estaba trabajando. Claro que todas estas son suposiciones mías, porque Luciano no me dio ninguna explicación. Así que cuando me la encontré, la sorpresa fue para los dos.

Como tuvimos bastante tiempo esperando, no nos quedó otra que hablar bastante entre nosotros. El hermanito de Luciano, no había ido, así que pudimos hablar abiertamente, especialmente de lo 'nuestro'. La madre de Luciano, sospechaba o intuía, de que entre nosotros había 'algo' que era más que una simple amistad. Pero, como Luciano, no quiere que su mamá sepa nada, yo le negué absolutamente todo. Ella amparaba sus sospechas en la diferencia de edad que tenemos.

Yo para darle tranquilidad, le hablé de mi amistad con los demás 'pollitos' y de qué manera los había conocido, obviamente sacando 'ciertas' partes, de la que no me convenía que las supiera. Por otra parte, ella conocía al resto de la 'pibada', en una ocasión que fuimos todos al campo, incluso ella, con la madre de los 'pollitos'. Ahí, fue donde ella, pudo conocer a los 'diositos' sino comprobar 'in situ' que a pesar de la diferencia de edades, todos éramos amigos y no había nada 'raro'.

Incluso, le tuve que decir que yo tenía 'novia' y que Luciano, aparentemente, también. Y me reí junto a ella, cuando me dijo que estaba muy aliviada con lo que le decía, porque ella, estaba pensando 'otra' cosa de su hijo y de su 'amistad' conmigo. Yo le dije que se quedara tranquila, que entre nosotros, no había más que una muy buena amistad y todo terminó ahí, porque el ómnibus que traía a Luciano y a sus compañeros, llegaba en ese preciso momento...

Luciano bajó entre los últimos. Se sorprendió de ver a su mamá y a mí juntos pero no dijo nada. Yo le hice señas con la cabeza de que 'no pasaba nada' y Luciano se relajó. Buscamos sus bolsos y valijas y nos fuimos hacia el estacionamiento, donde estaba el 'Palito' (mi auto). De ahí, nos fuimos directamente a su casa. Una vez allí, Luciano no paraba de contar (lo que se podía contar) de todo lo que había vivido en ese tiempo, al tiempo, que me miraba, tratando de hablarme con la mirada.

En un momento, la madre se levantó y fue a la cocina, a preparar más jugo para beber. Ahí fue cuando Luciano, se paró y vino junto a mí y me estampó un profundo beso en los labios mientras su mano bajaba y me acariciaba la entrepierna. Y aunque tanta efusividad me sorprendió, le devolví el beso, mientras con una de mis manos, le acariciaba el culito. Me dijo que me quería y que me había extrañado y volvió rápidamente a su lugar. 

Cuando la madre regresó, seguimos conversando entre todos normalmente. Así seguimos un rato más. En un momento, Luciano nos dio algunos 'recuerdos' que nos había traído de Bariloche, especialmente, los característicos chocolates y algunas artesanías que son propias de la región. Después, se fue a bañar. Aproveché ese tiempo, para seguir conversando con la madre y con el hermanito de Luciano, que había llegado en ese momento. 

Terminado su baño, Luciano se fue a dormir porque estaba muy cansado del viaje. Yo lo acompañé a su dormitorio, donde como estábamos solos, aprovechamos para 'franelearnos' (acariciarnos y besarnos) y 'transarnos' (pajas -masturbación- y petes -felaciones-) pero con bastantes sobresaltos, porque la presencia cercana del hermanito y de la mamá, impedía que lo que estábamos haciendo, pudiera tener más profundidad o intensidad. 

Finalmente, Luciano que debe tener 'eyaculación precoz' porque 'acaba' (eyacula) casi 'al toque' (rapidísimo) acabó entre mis dedos, después de que yo, le hiciera un 'pete' interrumpido y terminara de pajearlo, debajo de las frazadas mientras nos besábamos en la boca. Después, el hermanito entró al dormitorio así que tuvimos que interrumpir todo. Obviamente sin que yo pudiera 'acabar' (eyacular). Estuvimos conversando entre los tres, hasta que Luciano se durmió. 

Yo me quedé más caliente que 'pava' (hervidor) olvidada en el fuego. Así que me despedí del hermanito de Luciano y de la madre y me volví a casa. Cuando llegué a casa y a falta de una boca o un culito donde depositar mi 'leche' (semen), me hice una 'paja', en mi cama, tan gloriosa que acabé los hectolitros de leche que acabo siempre en ese estado y en forma tan violenta, que 'enchastré' (ensucié) todo... Por favorrrrr...!!! Si no me hacía esa paja, seguro que me moría ahogado en mi propia leche...!!! Jaaaaaa... Al día siguiente,  y como era el 'día del amigo', pensábamos reunirnos todos los 'diositos' grandes, medianos y chicos, alrededor de un asado, como debe ser. Lo íbamos a hacer en casa, con las limitaciones propias, obviamente, pero que íbamos a festejar, realmente, íbamos a festejar. Y casi con seguridad, a los postres y cuando, todos se hubieran ido, iba a poder saborear el culito de Luciano, al que tanto ansío. Pero una vez más, se cumplió el refrán que dice: 'el hombre propone y dios dispone'... Por qué, dios, por qué...???





domingo, 19 de julio de 2015

Ya nada es como antes




Llegó al amanecer de un domingo y se fue otro. Hoy. Hace un rato. No pudo o no quiso esperar que llegara Luciano de Bariloche, quien regresa hoy. Todavía me estoy preguntando la causa. O a lo mejor era verdad que esperaban al Ratita en Buenos Aires, antes del mediodía y si esperaba el regreso de Luciano, por mucho que se apuraran luego, no iban a estar en Buenos Aires antes de las 4 o 5 de la tarde. Menos un domingo, que es el día que todo el mundo que está de vacaciones, sale o regresa...

Por otro lado, el Ratita no vino solo. Vino con tres amigos más. A uno me lo presentó como a su 'pareja'. Los otros dos, no eran 'novios'. Solamente amigos y también amigos de ellos, del Ratita y del novio (se entiende, no...???). Como decía más arriba, llegaron a las 6 de la mañana del domingo pasado. Vinieron en el auto de uno de los 'amigos' de Buenos Aires, que habían viajado a Salta, ex profeso, ya que sabían que ellos (el Rata y su pareja) iban a ir a Buenos Aires, pasando por Rosario.

Yo esperaba al Ratita el sábado por la noche. A último momento, me había dicho que venía en 'auto' y con 'amigos'. Le dije que no había problemas. Mi casa es grande y se hacía más grande todavía porque no estaban ninguno de los 'pájaros': el Nachito se fue al campo, a la casa de mi viejo, con amigos del cole y del club. El Tomi se fue, con un grupo de compañeros de la facultad, a las sierras de Córdoba. El Tato se fue con la novia a Buenos Aires, a 'coger' tranquilos. Así que quedé yo solo.

Por lo que pude ver, las personas a medida que van creciendo, cambian no sólo físicamente sino también de personalidad. Cuando conocimos al Ratita era un verdadero 'diosito' de 10 años. Hoy ya no tiene 10 años pero tampoco es un 'diosito'. Debe serlo, pero la belleza que tenía, la exterior, ya no la tiene. Creció físicamente, no está alto pero le creció desproporcionadamente la nariz. También engordó bastante y está 'robusto'. Así que de 'ratita' le queda poco. Ahora, sería más 'ratón'... 

El Rata fue el chico más chiquito con el que tuve sexo. Claro que yo también era chico. El Rata viene a confirmar que gay se nace y no se hace. A los 4 años, ya supo que era gay. Y a los 6 años, cuando entró a la escuela primaria, lo confirmó: le gustaban los varones. Algunos eran de su grado y otros, más grandes. A los 8, ya estaba chupando pijas a algunos compañeritos en los baños de la escuela. Y no se lo cogieron porque el padre, que era bancario, lo trasladaron al banco de mi pueblo.

Y como ahí no conocía a nadie, tuvo que volver a empezar. Y por esas casualidades, lo conocimos nosotros (el Sebi y yo) y empezamos a incursionar por el sexo, cuando el Ratita tenía 10 años, el Sebi 12 y yo 14. Y no sé como hubiera terminado la historia, si al padre del Rata, tiempo después, no lo hubieran vuelto a trasladar, esta vez a Salta, a más de 1.000 km nuestro. De todos modos, creo que el destino nos juntó, nos hizo amigos, después amantes y pudimos de esa manera, crecer sin conflictos.

Pero los años pasaron y hoy por hoy, el Ratita ya no es un 'diosito'. Es increíble lo que cambió en todo este tiempo que no nos volvimos a ver. Está más 'intelectualizado' y 'politizado' también. Su 'pareja', mayor que él y que yo, definitivamente, es un tipo feo del lado que uno lo mire. Física y espiritualmente, por decirlo de alguna manera. Los 'amigos' también. No me sentí atraído por ninguno aunque no puedo decir lo mismo de ellos, por la forma que me miraban.

Y apenas llegaron, también me llegó la primera sorpresa: no querían alojarse en mi casa sino que lo querían hacer en un hotel cercano. De nada valían mis argumentos que la casa tenía las suficientes habitaciones para todos, que estaban disponibles, que no tenía sentido gastar dinero en alojamiento y muchos etcéteras más. Finalmente, accedieron, así que los acomodé al Rata y al novio en el dormitorio del Nachito y a los amigos, en el dormitorio del Tato.

Teníamos muchas cosas que contarnos con el Ratita pero me parece que muchas quedaron sin contarse, por la presencia de sus 'amigos'. Definitivamente, no tenían buena 'onda', u ocultaban algo o estaban incómodos o enojados, o algo así, porque se notaba cierta 'tensión' en el ambiente, que no pude o no supe disipar, en ninguno de los días que estuvieron en casa. Las pocas veces que nos quedamos a solas con el Ratita me aseguró que eran así y que no me 'calentara' (preocupara).

Igualmente, mucho no me preocupé pero esa situación me incomodó y no me dejó disfrutar del Rata como yo había pensado. Tampoco nos hubiéramos disfrutado, de haber venido solo y haber tenido sexo. Igualmente, tuve algunos 'encuentros'. En una ocasión, que yo salía de la ducha, el Ratita, literalmente, me arrinconó en el antebaño y secretamente me dijo que me 'deseaba', mientras metía su mano por debajo del toallón que yo tenía enrollado en mi cintura y me agarraba la pija.

Pero, todo terminó ahí, porque sentimos que alguien venía. El Ratita se metió rápidamente al baño y yo salí hacia afuera, casi 'topándome' con el novio que venía hacia el baño, siguiendo al Rata. Le dije que su 'novio' había entrado al baño y seguí hacia mi dormitorio, aunque creo que no pude ocultar mis 'colores' (vergüenza). Me vestí y me reuní nuevamente con ellos pero nadie dijo nada ni yo tampoco, aunque ahora, veía que el novio del Ratita me miraba con 'otros' ojos.

El miércoles vino a almorzar el Sebi, que aunque ahora se la da de 'hetero', es como dice el refrán: 'donde hubo fuego, cenizas quedan'. Así que nos pusimos a recordar viejos tiempos, casi en los albores de nuestra homosexualidad. Después, un recuerdo, trajo al otro y conversando y acordándonos de todo lo que habíamos vivido, la tarde se fue y llegó la noche. El Sebi se quedó a cenar y finalmente, aceptó quedarse a dormir. Obvio que tuvo que dormir conmigo.

Dormir es una manera de decir, porque hasta ese día, mis noches habían sido de abstinencia total en cuanto a sexo, al menos con otro, porque todas las noches y después de cada película que habíamos visto, mientras los otros seguramente tenían sexo, yo me dedicaba a las 'pajas' (masturbaciones) evocando los mejores recuerdos de mi vida, que la verdad, que son muchos. Y aunque esa noche, quise 'respetar' al Sebi, el Sebi quiso tener sexo y cumplí con él, en mi rol de 'activo' como siempre.

Y otra vez, volví a los hectolitros de leche que largo cuando estoy muy caliente y hace mucho que no 'acababo' (eyaculo). Otra vez disfruté del culito del Sebi como nunca. Incluso, mejor que con Luciano, aunque prefiero el culito de Luciano, redondo, duro, paradito y apretado, al culito del Sebi, más 'aperado' (con forma de pera) pero igualmente 'apretado'. Está bien que me olvidé de la 'exclusividad' de me había prometido con Luciano, pero hacerlo con el Sebi es algo 'diferente'... 

Con el 'amigo' del Ratita, sucedió cuando el viernes fuimos al 'casino'. Habíamos ido a cenar con algunos de los 'diositos' y de paso a festejar la venida del Rata. En un momento que fui al baño, uno de los amigos del Ratita, me siguió. Ya en los 'mingitorios' (meaderos) del baño, el amigo del Rata, quiso agarrarme la pija. El movimiento fue sorpresivo pero pude esquivarlo. El tipo me miró, me dijo que me era una broma, se rió y fue a lavarse las manos.

Quizás había sido una broma o quizás fue en serio y se convirtió en una broma, cuando yo eludí el manotazo. Pero, y si no lo hubiera eludido...??? Si hubiera dejado que el tipo me agarrara la pija como creo que era toda su intención...??? Qué hubiera pasado...??? Finalmente, salimos del baño y no se volvió a tocar más el tema. El resto de la noche, estuvimos hablando de 'bueyes perdidos'. No habían ido todos los 'diositos' que yo esperaba que fueran. Muchos estaban de vacaciones y otros no fueron con pretextos diversos. Ahí fue cuando por algunos de ellos, me enteré que no todo es un 'lecho de rosas'. Convinimos en volver a juntarnos mañana, con Luciano ya regresado, que es el 'Día del Amigo' y que acá se celebra mucho. Pero me parece que por mucho que nosotros queramos, ya nada es como antes...





domingo, 12 de julio de 2015

Semana de encuentros





Lunes.
El lunes después de 'quichicientas' (infinidad) llamadas telefónicas del Yani, entre la tarde del domingo y la mañana del lunes, decidimos de común acuerdo, dar un golpe de timón y cambiar nuestros planes. Mi viejo me enseñó, desde siempre, a que no es una buena idea, la de 'cambiar caballos a mitad del río', como una metáfora, a la de no cambiar los planes una vez que la 'cosa' ya se comenzó pero en este caso, todavía no habíamos comenzado nada, así que decidimos eso.

La idea fue del Yani y en su momento, no me pareció mal. Después, cambié de idea varias veces pero finalmente, hicimos lo que el Yani había pensado. Esto eso, adelantar el encuentro entre el Yani y el Nesti, para que el mismo, resultara más 'creíble'. Así fue que el mismo lunes, después del mediodía, fui con el Yani a la inmobiliaria del Nesti. La idea era la de 'contactar' al Yani con el Nesti, para que se conocieran y con el 'verso' (mentira) de que el Yani buscaba alquilar un departamento.

Para eso, el Yani se afeitó la 'barbita candado' que tenía y se 'apendejó' (rejuveneció) bastante. El rejuvenecimiento del Yani causó el efecto esperado: parecía un muchachito de 20 años como mucho. Y toda la belleza de su cara, volvió a aparecer. Y semejante 'diosito' post-adolescente o pre-juvenil, no pasó inadvertido a los ojos del Nesti en cuanto lo conoció y le dijimos, que yo había recurrido a él, porque el Yani estaba buscando un departamento para vivir solo.

El Yani le dijo al Nesti más o menos como eran las características del departamento que estaba buscando (muy parecido a nuestro 'nidito de amor'). También, le dijimos, como 'al pasar' (distraídamente) que el Yani había convivido un tiempo con su pareja, pero que se habían alejado recientemente y por eso buscaba un departamento para vivir solo. El Nesti se relamía de gusto y el Yani empleaba todas sus estrategias de seducción y conquista.

Finalmente, el 'pavoneo' del Yani dio sus frutos: el Nesti estaba totalmente obnubilado por aquel 'efebo' que lo envolvía con gestos, miradas y comentarios cuasi lascivos. El Nesti se comprometió a buscarle algún departamento con las características que le pedía, al tiempo que combinaban un 'encuentro' sugerido por el mismo Yani, para el miércoles a la tarde, con el fin de visitar algunos departamentos que tenía el Nesti, para ofrecerle. Así que quedamos así. El plan estaba en marcha...

Martes.
El martes por la tarde tuve que pasar a buscar a Luciano por la casa de los abuelos, que dicho sea de paso, queda bastante cerca de donde vive el mío. Teníamos que ir a buscar la vestimenta de nieve que habíamos alquilado para llevar a Bariloche y también teníamos pensado, ir juntos al hospital donde trabaja Diego, el esposo de Julia (mi hermanastra) para que le extendiera a Luciano, un certificado de salud, que le permitiera afrontar el viaje sin mayores problemas para él o para la agencia de viajes.

Así que eso fue lo que hicimos. Con la vestimenta para nieve alquilada, no tuvimos nada de problemas ni inconvenientes. El problema surgió cuando fuimos a buscar el certificado de salud. El hospital donde trabaja Diego, es enorme. Se llama 'Hospital Español' y ocupa toda una 'manzana' (100 m x 100 m). Queda muy cerca de la casa de los abuelos de Luciano. Es de construcción muy antigua y fue hecho para la atención médica de la colonia española de principios del siglo pasado.

Se nota 'a la legua' (de lejos) que fue modificado y remodelado con el pasar de los años, pero sin respetar o respetando poco el plano original. Es decir, hoy se mantiene su 'fachada' (frente) original y algunos sectores. Otras partes o sectores son más modernos y otras, muy actuales, donde los estilos de construcción y remodelamiento, conviven o tratan de hacerlo. Igualmente, se nota que hubo varias ideas de remodelamiento porque hoy por hoy, ese hospital es un 'laberinto' gigante.

En la 'mesa de entrada' preguntamos donde atendía el Dr. Diego Tal. Nos dijeron que estaba en los consultorios 'externos' y nos indicaron como llegar a ellos. Hasta ahí todo bien. El problema empezó cuando la secretaria nos dijo que Diego ya había terminado de atender en los consultorios externos y posiblemente estaría haciendo una recorrida visitando pacientes 'internados'. Como le dije que Diego nos estaba esperando, nos indicó el camino para encontrarlo.

Ahí empezó el 'vía crucis'. Como el ascensor no venía nunca, decidimos subir por las escaleras: ese fue nuestro error. Subiendo por las escaleras, apareció un 'entrepiso' (entre el 1º y el 2º piso) para nosotros, pero 1º piso para el ascensor. Y el 1º piso para nosotros, era el 2º piso para el ascensor. Así que decidimos seguir hasta el 1º piso (2º para el ascensor). Allí comenzó otro problema. Los pasillos eran infinitamente largos y a cada vuelta, se subdividían en dos y luego en dos más y así...!!!

Aquello era un 'laberinto'...!!! Todo el mundo estaba apurado, nadie nos informaba de nada y no había 'mesa de informes' ni 'secretarias' ni 'oficinas de guardia' ni nada de nada. Llamamos al celular de Diego pero no nos contestaba. Así que decidimos seguir por las 'nuestras' (intuición). No teníamos idea de dónde estábamos ni adónde íbamos. Estuvimos subiendo y bajando escaleras hasta que un enfermero muy amanerado, se compadeció de nosotros y nos indicó el camino correcto.

Así fue que nos hizo un plano mientras nos 'comía' con la mirada y 'mariconeaba' a más no poder, dándonos todas las 'señas' para llegar a destino. Así que nos despedimos de él y siguiendo sus instrucciones, desembocamos en un pasillo más o menos ancho, donde nos paró un 'urso' (grandote, tipo guardaespaldas) y nos dijo que estábamos buscando. Así que cuando me disponía a contestarle, escuché algunas voces detrás nuestro, me di vuelta y ahí, casi tocándome, estaba 'D10S'...

La semipenumbra del pasillo no me dejaba ver bien con nitidez pero fueron milésimas de segundo que mi mente dejó de comprender lo que estaba viendo y lo que estaba pasando...!!! Como mucho, a dos metros de mí, estaba parado Lionel Messi, junto a otras personas que le hablaban al 'urso' que estaba con nosotros... Era Messi de verdad...??? Estaba soñando o estaba despierto...??? Estaba imaginando o era todo real...??? Lo único que dije, mejor dicho, me escuché decir, fue: Messi...???

Y Messi, el 'enano narigón', me miró y me dijo: 'sí'. Ya no supe qué decirle ni qué hacer. Me quedé mudo y me emocioné como un boludo. Luciano salió en mi auxilio, pidiéndole unos segundos para sacar varias 'selfies' y hacerle firmar autógrafos. Cuando reaccioné, yo también tomé varias 'selfies' y a los pocos segundos, ya éramos un grupo demasiado numeroso de médicos, enfermeras y parientes de pacientes, tomando fotografías y haciéndose firmar autógrafos en los lugares más impensados.

Realmente no sé cuánto tiempo pasó, pero así como apareció, Messi desapareció por el mismo pasillo que por donde veníamos. Entre los 'cholulos' (persona que se desvive por estar cerca de figuras famosas) estaba Diego que nos hizo el 'certificado' que necesitaba Luciano y nos contó que la señora de Messi estaba internada allí porque tenía una infección o algo así. Así que le dimos las gracias y nos acompañó hasta la puerta para que no nos perdiéramos de nuevo.

En el camino de regreso, Luciano y yo no hicimos otra cosa que hablar de Messi y del 'encuentro' que habíamos tenido. Luciano se olvidó del pasado 'leproso' de Messi y 'choluleó' como el que más. Yo con hechos y palabras, desdije todo lo que pensaba y opinaba del 'enano narigón'. Qué tipo humilde y tímido, reservado y discreto...!!! Es de no creer...!!! Ahora entiendo a los barceloneses por qué lo entronizan. Creo que realmente se lo merece...!!! Y es argentino...!!! Por favor...!!!

Miércoles.
Bueno, después de tantas emociones, llegó el día 'D'. Como dice la canción, 'todo llega y todo pasa'. Al anochecer, tuve el 'encuentro' con el Nesti. El plan que habíamos armado dio los resultados que nosotros esperábamos. El Nesti aunque no quería demostrarlo, había caído en las 'garras' del Yani y estaba más que interesado en saber más de ese 'diosito'. Ya lo dice el refrán, que 'escoba nueva, barre bien'... El Nesti estaba 'muy' interesado en conocer más al Yani...

Debido a eso, me costó bastante hablar de 'nosotros'. Le dije que yo estaba 'saliendo' (noviando) con un chico y que no deseaba continuar la relación con él pero como me había parecido que estaba interesado en el Yani, me había anticipado y le había hecho 'la mano' (agilizar un encuentro íntimo), a lo que el Nesti accedió casi sin pensarlo. Igualmente, aproveché la 'volada' para devolverle las tarjetas de crédito/débito y para decirle lo del dinero que no podía devolverle.

También le dije que pensaba devolvérselo pero que me diera 'tiempo' para hacerlo porque como no tenía trabajo, me resultaba difícil conseguir esa suma de dinero toda junta. El Nesti me dijo que ese dinero lo tomara como un 'regalo' por todo lo que le había dado y por todo lo que le podía seguir dando. Y como yo no entendía a qué se refería, el Nesti me dijo que me 'regalaba' ese dinero a cambio de 'la mano' que le había hecho con el Yani y que le hiciera también, algunos 'favores'.

Si bien no era eso lo planeado, le dije que estaba bien y qué tipo de 'favores' quería que le hiciera, aunque ya me los imaginaba. A lo que el Nesti me dijo que, aunque él se 'arreglara' (noviara) con el Yani, quería seguir teniéndome 'cerca'. Para eso, me pidió que volviera a llevarle los chicos al colegio, a trabajar en la inmobiliaria y tener algunos 'encuentros' sexuales con él, cuando yo quisiera y todo eso. Y que creía que era más que 'justo' lo que me pedía porque nos favorecía a los dos.

Y bueno, yo me la 'jugué' (arriesgué) y le dije que sí. Puede que si las cosas entre el Yani y el Nesti, andan bien, el Nesti, se olvide de los 'favores' que le prometí hacer. La verdad que no sé qué puede pasar, pero tenía que tomar una decisión y una decisión tomé. Y que sea 'pato o gallareta'. Sino resulta como pensé, ya se me va a ocurrir algo sobre la marcha. O se le ocurrirá al Yani o a algún otro, pero no podía desechar la oferta de trabajo, teniendo en cuenta lo bien que me paga el Nesti.

Y como casi inmediatamente, llegó el Yani, dejamos de hablar del tema. El Nesti le dijo al Yani, que tenía un departamento para él. Yo no le dije nada al Yani, del 'acuerdo' que había hecho con el Nesti, pero el Yani sabía, que yo iba a oficiar de Celestina, para 'engancharlos'. De ahí que los dos sabían que se podían 'tirar a la pileta porque tenía agua'. Así que, le guiñé un ojo al Yani indicándole que ya estaba todo 'cocinado' (arreglado) y que le diera para 'adelante'.

El Nesti me dijo si quería ir con ellos a ver el departamento, pero le dije que no, que tenía otros compromisos. Antes de irse, el Nesti me dijo que me hablaría para ultimar detalles. Así que le dije que estaba bien y sin decir más, nos despedimos. La verdad que no sé en qué terminará todo esto, pero bueno, tanto el Yani como yo, aceptamos la propuesta del Nesti y sea como sea, el Yani y yo, vamos a tener que 'bailar' con la música que el Nesti quiera. Casi, casi, unos auténticos 'taxi-boys'...

Jueves.
A la tarde fui a la casa de Luciano, para ayudarle a preparar la valija y los bolsos que llevaría a Bariloche. La madre y el hermanito no estaban, así que disfrutamos de ese tiempo que estuvimos solos. Después de preparar todo el equipaje, empezamos a 'transarnos'. Y una cosa, trajo a la otra, así que en síntesis, terminamos 'haciendo el amor' en la cama de Luciano, que a diferencia de otras veces, estaba alegre y 'dicharachero' (ocurrente).

A la noche, vino la madre con el hermanito de Luciano. La madre de Luciano le dio millones de recomendaciones a tener en cuenta en Bariloche y le hizo una especie de inventario de todas las cosas que llevaba a Bariloche, para que las controlara y no las perdiera. Después, decidió pedir pizza y empanadas y cenamos ahí, aunque esos no eran nuestros planes. Terminada la cena, hicimos una corta sobremesa y finalmente, nos despedimos de la madre de Luciano y nos fuimos a dormir a casa.

Viernes.
A la noche del jueves, no volvimos a hacer el amor porque ya lo habíamos hecho a la tarde, así que todo se limitó a 'transa' (besos y caricias), 'pajas' (masturbaciones) y 'petes' (felaciones). Después nos dormimos. Nos despertamos a media mañana del viernes. Volvimos a tener sexo como dios manda, nos bañamos juntos como hacemos casi siempre, nos vestimos, nos desayunamos y nos fuimos. También, le recordé que se 'cuidara' especialmente si iba a tener sexo.

Antes de salir, le dí a Luciano, $ 2.000 que tenía ahorrados para casos de 'emergencia'. Se los 'dí' (regalé) porque Luciano llevaba muy poco dinero para sus gastos 'personales' y la verdad, que no es nada lindo, hacer turismo con poco dinero en el bolsillo. La madre le había dado pero como Luciano no me quiso decir cuánto, supuse que era muy poco. De todos modos, $ 2.000 es bastante dinero aunque creo que Luciano, por lo que es para mí, se merece eso y mucho más.

Cuando llegamos, se notaba el clima de 'jolgorio' (fiesta) entre todos los compañeros y compañeras de Luciano. Por lo que pude ver y contrariamente a lo que yo pensaba, Luciano si bien tiene un carácter de mierda, ahora muy dulcificado, es muy aceptado entre sus pares. Especialmente con las compañeras, quienes apenas lo vieron, lo 'monopolizaron' y prácticamente, lo hicieron desaparecer entre ellas y no lo volví a ver hasta el momento de la partida. Pero por lo que vi. además de dinero, le tendría que haber regalado una caja de 'forros' (condones/preservativos)... Espero que Luciano, se 'cuide', porque no quisiera convertirme anticipadamente en 'tío'... jeeeeee...





miércoles, 8 de julio de 2015

Sinsabores





La ciudad donde vivo, Rosario, está dividida en dos, por la pasión 'futbolera'. Por un lado, está Newell's Old Boys (Ñubel) donde sus 'hinchas' (más que simpatizantes) somos conocidos por 'leprosos' (como nos dice el mundo futbolero) o 'pechos fríos' como nos llaman nuestros eternos rivales de siempre. El otro equipo, es Rosario Central (más conocido por Central) y cuyos 'hinchas' se los conoce como 'canallas', aunque nosotros les decimos 'sin aliento' o 'sinas' que es lo mismo.

Esta rivalidad existe desde siempre y es tan terrible que llega a extremos increíbles. Cuando Chile nos ganó por penales, muchos 'centralistas' disfrutaron del fracaso de la selección argentina, por el hecho de que Martino, Messi, Banegas y Garay tuvieron un pasado 'leproso'. Nosotros, en cambio, acusamos a Di María por tener un pasado 'centralista' y lo acusamos de 'tiernito' (blando) porque siempre tiene problemas en las 'finales' (contra Alemania en Brasil y contra Chile, ahora).

Todo este preámbulo es porque por estas boludeces, de 'cargar' (hacer bromas) uno a otro, tuve un sábado de 'perros' que no se lo deseo a nadie. No sé por qué pero los 'diositos' más grandes, son todos hinchas de Newell's. Los 'medianos', están mezclados y los 'pollitos', decididamente, son todos 'centralistas'. Y como el partido entre Argentina-Chile, lo vimos en casa, intercambiamos bromas permanentemente, algunas más 'hirientes' que otras pero todas fueron 'bromas' y nada más.

Al terminar el partido y ya con el 'sinsabor' de la derrota, los 'pollitos' y algunos 'medianos' se fueron yendo a sus casas y solamente quedamos los más grandes. También se quedó Luciano, porque los viernes y sábados, se queda a dormir en casa. A partir de ese momento, ya lo noté 'raro'. Con la 'cara de culo' que pone siempre cuando está enojado, me dijo que no pensaba quedarse a cenar y que lo llevara a la casa. Yo no entendía nada. Tristes estábamos todos, pero enojados...???

Entre todos habíamos pensado comprar diferentes tipos de pizzas para cenar y después, cada uno, seguía con su vida. Nosotros (léase Luciano y yo) no teníamos planes para esa noche, así que seguramente, veríamos alguna película en la tele y después nos iríamos a la cama, seguramente que a disfrutar de nuestros cuerpos. Pero Luciano, estaba enojado por las bromas que le habían hecho, había cambiado de opinión y me costó horrores, convencerlo para que se quedara en casa.

A partir de ahí, todos fueron 'no'. No conversó, no comió, no bebió y se mantuvo alejado del grupo. El resto de los 'diositos' sabedores que Luciano tiene esa personalidad 'bipolar' no dijeron nada e hicieron como si no estuviera. Finalmente, a medianoche, como todos tenían planes, se fueron yendo y nos quedamos, Luciano y yo, solos. Ahí, comenzó otro 'vía crucis'... Nada de lo que yo le proponía le parecía bien. Y en medio de la película, Luciano me dijo que se iba a duchar.

Después siguieron las negativas: no me toqués, no me abracés, no me besés, no quiero 'coger', me duele la cabeza, no me 'jodás' (molestés) y demás negativas. A veces no sé que hacer y ese sábado, fue una de esas veces. La reacción de Luciano no sé si era la de un adolescente, la de un adolescente con 'problemas' o la de un adolescente 'bipolar'...??? Recurrí a toda mi paciencia y comprensión para que no se sienta ni presionado ni atacado. Simplemente, actué como un tipo 'laissez faire'.

Así que no le dije nada y lo dejé hacer. Después, me duché. Cuando fui a mi dormitorio, Luciano ya estaba acostado y tapado con la sábana y el cubrecama. También había apagado la luz. En la oscuridad, y desnudo como estaba, me acosté a su lado y le pregunté qué le pasaba. Como única respuesta, obtuve su silencio. Le re pregunté por qué estaba tan enojado pero no me contestó. Lo único que me dijo fue que no le pasaba nada, que estaba cansado y que tenía sueño. 

Después de eso, no le dije más nada y me dormí pensando en Luciano y sus actitudes. Será porque lo quiero tanto que le soporto tanto...??? También pensé en su 'bipolaridad'. Es la primera vez que lo pensaba a eso con seriedad. Quizás, podría ayudarlo pero no es lo mejor que alguien que estudie psicología se involucre con alguien con quien siente cierta 'simpatía', mucho menos, si existen sentimientos más profundos. 

Finalmente, cuando me desperté a la media mañana del domingo, Luciano dormía, totalmente desnudo, enfrentado a mí y casi pegado a mi cuerpo. Su sueño era plácido y sereno. Traté de no despertarlo pero no lo conseguí. Apenas me moví un poco, Luciano se despertó y su mano fue directamente a mi pija. Yo estaba 'al palo' (con la pija erecta) y Luciano, comenzó a 'pajearme'. Aceptó mis caricias, mis besos y todo lo que vino después hasta llegar al sexo desenfrenado.

Luciano me vuelve loco desde cualquier punto de vista. Y hacerlo mío, más. Así estuvimos casi hasta el mediodía, nos duchamos juntos y luego, nos desayunamos. Todo fue muy 'meloso' (muy dulce) y aunque no me lo dijo directamente, supuse que sus actitudes de la tarde-noche del día anterior se debía especialmente, a los celos que siente, cuando me junto con el resto de los 'diositos', aunque sean los 'pollitos' a quienes más conoce. Pero este tipo de conductas, las tiene que superar sí o sí...!!!

Igualmente, el domingo, me mostró lo mejor de su personita y el por qué lo amo tanto. Después, lo llevé a su casa, porque Luciano tiene la costumbre de almorzar con su mamá y su hermanito. Y ahí lo dejé y no lo volví a ver hasta ayer martes, que fui a buscarlo a la casa de los abuelos maternos, porque teníamos que ir a buscar la indumentaria para la nieve que habíamos alquilado. Por suerte, Luciano era el Luciano que yo conocía y que amo y disfrutamos de ese momento que compartimos. 

Pasamos gran parte de la tarde-noche juntos y nos disfrutamos como a los dos nos gusta. Incluso, tuvimos un encuentro personal, directo y divino con... 'D10S'...!!! (encuentro que voy a contar en un post aparte). El viernes, Luciano se va a Bariloche. Esta noche, voy a encontrarme con el Nesti para negociar mi 'libertad'. Mañana, jueves, feriado porque es el día que se celebra la independencia argentina, pienso pasarlo junto a Luciano otra vez. Se va a quedar a dormir en casa y lo voy a llevar, el viernes, al lugar de donde sale el ómnibus que lo va a llevar a Luciano y a todo su curso a Bariloche. El domingo viene el Ratita y comienzan mis vacaciones de invierno, aunque no voy a estar totalmente libre porque tengo que rendir después de las vacaciones pero, seguramente, en estas semanas invernales de julio van a pasar muchas 'cosas' que hace mucho que no pasaban... jeeeee...




viernes, 3 de julio de 2015

Nuevo plan






Después de mucho evaluar, darle vueltas y más vueltas al asunto, decidí no seguir adelante con la 'revancha' que con el Tomi habíamos pensado tomar contra el Nesti. Porque, después de todos los comentarios que me hicieron, todos relacionados con que tuviera cuidado con lo que pensábamos hacer y todo eso, al final llegué a la conclusión de que era mejor no hacer nada y sí, como no me acuerdo quien me comentó algo así, que dejara las cosas como estaban y listo.

La 'cagada' me la mandé yo, cuando le acepté el dinero que me dio el Nesti y también las tarjetas de crédito y de débito. Pero, conste que le acepté todo porque tenía(mos) un 'plan'. Al final, el plan no lo vamos a hacer y el Nesti, se fue esperanzado, que me iba a tener de nuevo lamiéndole las manos (léase 'bolas'). Y no conforme con eso, desde ese día, me acribilló con 'wsp' (mensajes de whatsapp) durante todos los días, diciéndome que no veía la hora de volver a 'cogerme' (sic).

Como si ser cogido/follado por un 'madurito' hubiera sido toda mi máxima aspiración. Así que de última, le contesté los últimos mensajes, diciéndole que nos viéramos el 8 (vísperas de feriado) después del cierre de la inmobiliaria y nos encontráramos a tomar un café en un bar que está cerca de mi casa, así podíamos conversar 'bien'. Obvio que el Nesti, 'agarró viaje' (aceptó) enseguida. Es casi seguro, que está pensando en llevarme a 'nuestro' departamento para volver a tener sexo.

El tema es que en esa charla, contrariamente a lo que seguro piensa el Nesti, yo le voy a decir que lo 'nuestro' no va más, que no quiero seguir 'saliendo' (noviando) con él y que le voy a devolver todo lo que me dio. O mejor dicho, 'casi' todo, porque lo que no voy a poder devolverle en ese momento, son los $ 10.000 que me dio porque los usé para alquilar la vestimenta de nieve de Luciano, comprarle más ropa y la campera de abrigo y los borceguíes y pagarle las excursiones 'extras'...

La verdad que al dinero ese se lo podría pedir a cualquiera pero no quiero tener que andar explicando nada a nadie y menos entrar en detalles. Así que los únicos que me podrían haber ayudado, son el Tato y el Tomi, que saben lo del Nesti y lo de Luciano. Pero ninguno de los dos, tiene la 'guita' (dinero) para prestarme. Así que lo más probable, es que le pida al Nesti, que me dé algo de tiempo para devolverle esa plata. Total, él sabe que no trabajo y necesito ese 'efectivo'.

Mientras tanto, saqué al Tomi de todo este 'bolonki' diciéndole que no íbamos a hacer nada y todo eso. Pero, es porque tengo otro 'plan' que me puede dar buen resultado: presentarle el Yani al Nesti. De última, el Nesti busca un 'pendejo', 'facherito' (atractivo) y 'versátil' (activo/pasivo). Además, el Yani tiene la ventaja de un 'plus' (agregado) indiscutible: fue o es 'taxi-boy' (prostituto) de excelente categoría y le va a dar para 'adelante' (le va a decir que sí) a cualquier cosa.

O sea, que el Yani, viene a ser el 'as' que tengo ahora en la manga. Además, siempre el Yani fue mi debilidad. De última, él vino a confirmar eso de ser 'diosito'. Aunque el verdadero 'diosito' era el Emma, el Yani, fue durante mucho tiempo el 'nuevo diosito' porque la verdad, yo nunca había visto, a dos 'pibitos' tan lindos. La belleza natural del Emma me deslumbró tanto que yo no lo podía creer. Por eso, le puse el 'mote' de 'diosito': era algo celestial y que no podía pertenecer a este mundo.

Pero, tiempo después, cuando conocí al Yani, le puse 'nuevo diosito' porque era igual o más lindo que el diosito Emma y su belleza fue mi perdición. Puse todas mis energías para seducirlo, conquistarlo y llevármelo a la cama, donde tuvimos sexo. Después viene todo eso de las cosas 'raras' de su vida: el ambiente familiar donde el Yani desenvolvía su vida, su apego a las drogas y su vida disipada e indiscreta totalmente, nos fueron alejando. Pero, por ese pibito, lloré muchas veces.

Y ahora, volvía a aparecer en mi vida. El Yani tiene mi edad, aunque parece que fuera más grande. Sigue siendo tan lindo como cuando lo conocí en el colectivo, pero mucho más desarrollado físicamente, con músculos 'marcados' y un bronceado permanente. Ahora usa el cabello muy corto, casi 'rapado' y se dejó crecer una barbita 'candado' (barba candado, puto cantado), que aunque no me gusta, le queda bastante bien. Además se re nota que tiene mucha categoría.

Esto lo noté hace un ratito, cuando nos encontramos para tomar 'algo' y hablar de nosotros. La verdad que hacía mucho tiempo que no teníamos contacto, así que nos estuvimos 'poniendo al día' (actualizándonos) de todo lo que hicimos o dejamos de hacer. Obvio que le conté de mi experiencia con el Nesti y todo lo que había pasado. El Yani ni siquiera se mostró sorprendido. Conoce a muchos 'tipos' como el Nesti que llevan una doble vida hetera y gay y sabe tratarlos y 'manejarlos'.

Y cuando le conté todo en detalle, al Yani vio el 'filón' (tesoro) pero creyó que yo quería explotarlo para mí y que le iba a pedir algunos consejos. Grande fue la sorpresa que tuvo el Yani cuando supo que yo quería dar un paso al costado y no seguir con el Nesti. Me preguntó cuáles eran las causas así que le conté lo de Luciano y que a mi siempre me gustaron menores que yo y que los 'maduritos' no me atraían mucho.

Se puso como loco, cuando le dije, que el Nesti buscaba 'chicos' con las características que él tenía, es decir, fueran 'carilindos, con muy buen físico, facheritos (atractivos)' y especialmente que fueran 'versátiles/amplios' (activos y pasivos al mismo tiempo). Y más loco se puso, cuando le dije, que si le gustaba la idea, yo le podía presentar al Nesti. Que seguro que él (léase Yani) con sus 'encantos' iba a saber 'atraparlo'. Y si lo atrapaba, era seguro que el Nesti le iba a dar todo lo que me dio a mí. Obvio que no lo dudó ni un segundo y me dijo que sí sin pensarlo. También me dijo si yo 'iba en algo' (quería dinero) o lo hacía de 'onda'. Yo le contesté que era todo de 'onda' y que no pensé en ningún momento, pedirle nada a cambio. Entonces, el Yani, quiso saber más detalles. Por ejemplo, de que si yo, ya había pensado algo o cómo iba a hacer para que ellos se conocieran. Le dije que había pensado en un encuentro 'casual' o que así debería parecerle al Nesti. Después, se daría todo, por añadidura. Así que con esa idea, convinimos en encontrarnos en el mismo lugar de hoy, pero la noche del miércoles de la semana que viene. El 'nuevo plan' está en marcha. Solamente espero que salga bien y que todos salgamos beneficiados... jeeeeeee...






domingo, 28 de junio de 2015

Mecenas





En estos últimos días, Luciano y yo, nos estamos viendo más seguido. De pronto, es como si Luciano comenzara a 'abrirse' pero muy lentamente. Creo que le hizo y le hace, mucho bien que yo me dedique casi por entero a él. Porque si bien es 'mamengo' (nene de mamá), la madre le dio siempre siempre más 'bola' (atención) al hermano más chico que a él. Y el padre, no le dio nunca otra cosa que 'mamporros' (golpes) y prohibiciones de acercarse a otros chicos y socializar.

Así que Luciano creció en un ambiente bastante enfermo y él mismo, con sus características personales, pocas veces se mostró realmente tal como era. Para colmo de todo, es gay, orientación sexual que mantuvo y mantiene en secreto. Yo lo conocí así pero de a poco se fue 'soltando' más y más hasta que muy recientemente, con la separación de sus padres y el abandono del padre del hogar, Luciano comenzó a exteriorizar algunas actitudes diferentes pero positivas.

De todos modos, todavía mantiene algunas cosas de antaño. Es huraño, no le gusta socializar con gente desconocida, ni de su edad ni más grandes, es parco, para nada demostrativo y le cuesta horrores exteriorizar sus sentimientos. Ni qué decir, tener muestras de afecto entre nosotros o hacer el amor. Y a pesar de todo esto, tiene ese 'no sé qué' que aunque lo hace distinto a todo lo que conocí, despierta en mí una atracción psico-física-emocional que no puedo llegar a entender del todo.

Justamente por estas características es que nuestros 'encuentros' la mayoría de las veces son a solas y escasas, son las veces que nos juntamos con cualquier otro 'diosito' y su pareja. Pero de estos encuentros solos, en casa o en lugares solitarios, donde no hay nada de gente, me sirve para hablar mucho con él y conocernos más y mejor. Y aunque cuando estamos solos, se da permiso para tener sexo gay, generalmente se inhibe, teniendo yo que hablar mucho para conseguir algo de Luciano.

Así y todo, conversamos de muchas cosas y de cosas muy profundas. Por ejemplo, me dijo que desde que el padre ya no vive con ellos, la están pasando económicamente muy mal, La madre no trabaja y prácticamente la familia de ella (tíos y abuelos), están colaborando con el mantenimiento de ellos y demás gastos de la casa. Y entre esos gastos, están los gastos 'extras' que aparecieron ahora y que se relacionan con el viaje de fin de curso a Bariloche, que Luciano va a hacer ahora en julio.

Por ejemplo, el viaje ya lo tiene pagado, pero ahora la empresa de turismo que los lleva, les dijo que por el aumento de ciertas 'cosas' tuvieron que agregar una última cuota 'extra'. También les sugirieron alquilar acá en Rosario, ropa para la nieve, ya que en Bariloche, el alquiler de ese tipo de vestimenta era muy caro. Y también les agregaron algunas 'excursiones'  que están muy buenas pero todos estos gastos 'extras' insumen un dinero que en este momento, Luciano no tiene.

Por suerte, Luciano tiene ropa de abrigo para llevar. Solamente le faltaría alquilar la ropa para la nieve, una 'campera' (chaqueta/cazadora) muy abrigada y un par de 'borceguíes'. Y allí aparecí yo, cual 'mecenas', que con mucho disimulo, sutileza, cariño, paciencia, dulzura y mil actitudes y sentimientos más, convencí a Luciano después de una extensísima resistencia, para que aceptara 'mi' dinero (que es el que me había dado el Nesti -cosa que él no sabe) para comprar lo que le falta.

Así que ayer, viernes, fuimos a la salida del colegio, a alquilar la indumentaria para la nieve y de ahí, fuimos a ver 'camperas' y 'borceguíes'. Demás está decir que caminar con Luciano por la peatonal, compartiendo momentos es algo realmente impagable. Claro que caminando 'separaditos', como dos buenos amigos y no demostrando ningún tipo de sentimiento, más que el de una estrecha amistad, existente entre nosotros. De todos modos, ambos gozamos de nuestra compañía.

Finalmente, compramos una 'campera' espectacular: reversible, es decir, que se puede usar de los dos lados. Con 'capucha' (caperuza) y mil bolsillos de todo tamaño. Del lado de adentro, está revestida en tela 'polar' re abrigada y tiene también mil bolsillos. Le llega hasta la mitad de la pierna, casi a una cuarta de la rodilla. La verdad que me costó un 'huevo' (testículo) y la mitad del otro, pero no estoy arrepentido para nada, porque lo hice por Luciano que se merece lo mejor que le pueda dar. 

Después, fuimos a comprar los 'borceguíes', que también me costó el otro medio huevo que me quedaba, pero la verdad que están sensacionales desde el punto de vista que los miremos. Luciano no cabía en sí de la alegría y me prometía una y otra vez que él iba a saldar su deuda conmigo, pero yo estaba más que contento, por verlo feliz a él. Para no tener 'bolonkis' con la madre, Luciano le va a decir que la campera la compró en una 'feria americana' (lugar donde venden ropa usada). 

Más tarde y cuando ya nos íbamos a buscar el auto a la cochera, nos encontramos de frente con el Yani. La verdad que casi nos 'topamos' (chocamos) de frente, así que no tuve más remedio que saludarlo y limar las asperezas que manteníamos desde aquel encontrón cuando era pareja del Juani. Apenas si intercambiamos algunas palabras. Luciano se mantuvo alejado unos cuantos pasos y no participó de la charla inicial. Esa situación me obligó a llamarlo y a presentarlo como a un 'amigo', aunque el Yani, sabedor de mis 'gustos' me preguntó si era un 'amigo' o un 'amiguito', haciendo que Luciano se pusiera rojo de vergüenza. Así que le tuve que reconocer que éramos pareja y como el Yani estaba apurado, me hizo prometerle que nos encontraríamos otro día y café mediante, conversaríamos de nosotros, porque la verdad que hace mucho que no lo hacemos. En el viaje a casa, le conté a Luciano, cosas del Yani. A la noche, como todos los viernes, Luciano se quedó a dormir en casa, así que aproveché, antes de hacerle el amor, de contarle absolutamente todo del Yani. Y de todas esas 'cosas', algunas me quedaron 'picando' (dando vueltas) en la cabeza... Y si el Yani...???





lunes, 22 de junio de 2015

Acoso nestiniano





Y como dice el refrán que 'la cabra al monte tira', eso es lo que me está pasando desde hace unos días. Ya me había pasado antes pero nada más que un par de veces. Pero, ahora empezó a hacerse casi continuo para convertirse en un verdadero 'acoso'. Este acoso me lo está haciendo el Nesti. Todo empezó hace unos cuantos días. Al principio, muy tímidamente pero a medida que fueron pasando los días, los mensajes por whatsapp y las llamadas telefónicas comenzaron a sucederse cada vez más.

Al principio, había decidido no atenderlo, pensando que se iba a cansar de mi indiferencia y me iba a dejar de molestar. Pero, contrariamente, a lo que yo esperaba, los esfuerzos del Nesti para contactarme, se redoblaron y se hicieron más intensos. Hasta que decidí atenderlo y combinamos un reencuentro en un bar que está cerca de mi casa. Esta vez, fui solo, sin el apoyo de Luciano, porque ya tomé la decisión, y es 'cosa juzgada' de no volver a relacionarme con el Nesti.

Así que el 'encuentro' fue bastante parecido al que tuvimos cuando decidimos 'romper' la relación, aunque esta vez, tuvo algunas variantes. Esta vez, no lo contaba a Luciano, para que me diera fuerzas para resistir los embates del Nesti. Y no lo hice, porque pensaba que no lo necesitaba a Luciano como finalmente no lo necesité. Además, porque no quería que Luciano supiera, por ahora, todo lo que me había pasado con la relación que mantuve con el Nesti.

En esta oportunidad, el Nesti, vino con 'perfil bajo' (sin buscar protagonismo o  notoriedad). Pero, pronto, me mostró las 'garras'. Y como en la primera reunión que tuvimos, el Nesti, habló 'loas' de mí, me ensalzó increíblemente y renovó y aumentó, todas las promesas que me había hecho en ese momento. Con la excepción, que ahora, me ofrecía más, muchísimo más. Pensaba recompensarme, de reanudar nuestra relación, con más dinero, ropa, departamento, auto, viajes y muchas otras cosas.

Pero esta vez, yo la tenía más 'clara' y no necesitaba de Luciano ni de nadie que me apoyara. La decisión de no continuar con la relación con el Nesti, ya la había tomado y no tenía ningún deseo de reanudarla, como el mismo Nesti, lo ansiaba. Así que fue eso lo que le dije. También le dije que estaba en 'pareja' con un 'chico' del que no le di mayores informaciones. Pero, el Nesti me dejó la 'oferta' en suspenso, para que yo 'la pensara bien y no le contestara en ese momento'.

Hasta me pidió 'clemencia' y que 'pensara bien' lo que iba a contestarle. Que yo ponía en juego no solamente mi futuro sino que también mi felicidad y la de él. Que no podía olvidarme y que yo sabía bien que era casi imposible reemplazarme. Que dejáramos todo atrás y que lo que había pasado, no volvería a suceder. Que solamente había sido un capricho de él, tener 'sexo' con el Tomi y me aseguró que ya no volvería a pasar eso porque era yo, definitivamente, la persona a la que él amaba. 

Que solamente sería para mí y que redoblaba la apuesta para que nos fuéramos a vivir solos en un futuro más o menos inmediato. Que los hijos me aceptaban, me querían y me extrañaban 'horrores' y que había tenido problemas con los dos más grandes, por el tema, de no dejarlos ir solos al colegio. Que había tenido que contratar un 'remisse' (auto alquilado con chofer) para que los llevara y aún así los hijos estaban disconformes y pedían por mí. 

Y que esa actitud de los hijos, él también la sentía pero aumentada, obligándolo a andar 'caliente' (excitado) todo el día y recurriendo a la masturbación y a los buenos recuerdos que yo le había dejado. Y me comporté mal. Porque, aunque tenía totalmente decidido no darle esperanzas y rechazarlo rotundamente, le mentí y le dije que necesitaba 'tiempo' para pensarlo. Que yo no había quedado bien anímicamente con la separación y que por eso, volví rápidamente a tener 'pareja'. 

El Nesti aceptó mi propuesta de esperar 'un tiempo'. Me dijo que él me daba todo el tiempo que yo considerara necesario siempre y cuando, le alimentara una llamita de esperanza para que volviéramos a ser pareja. Incluso me devolvió las tarjetas de débito y de crédito y me dijo que iba a depositar dinero en mi cuenta bancaria para que yo dispusiera de él, asegurándome que ese dinero, no me obligaba a nada, que no lo viera como 'presión' sino solamente como 'agradecimiento'... 

Finalmente, y después de esquivarlo y rechazarlo varias veces durante ese rato, dejé que apoyara su mano sobre la mía y me la acariciara como le gustaba hacerlo siempre. Me rogó que fuéramos al departamento, aunque sólo sea por algunos minutos: solamente para 'transa light' (besos, franela, paja y 'petes' (felación)). Me aseguraba que no habría nada de droga ni de alcohol ni de desnudos. Algo 'rapidito'. Bien 'express'... Como para que yo le sacara la 'calentura' que tenía y nada más. 

Pero le dije que no. Que yo tenía que decantar muchas cosas antes. Que me disculpara pero todavía yo no estaba preparado para volver a tener 'sexo' con él. Me dijo que estaba bien y que me comprendía, También que sabía como me había sentido y lo que yo sentía en ese momento y que sabía del mal momento económico por el que estaba pasando. Así que en un gesto estudiado, sacó del maletín que traía, un 'fajo' de billetes de $ 100 (la más alta denominación que tenemos). 

Me dijo que había $ 10.000 (algo así como u$s 1.100 o € 950). Que eran para mí, sea cual fuere mi respuesta porque yo me los había 'ganado' haciéndolo realmente feliz durante esos 3 meses que fuimos 'pareja' como nunca lo había sido. Y que iba a haber muchos 'fajos' iguales a ese, más si yo volvía ser pareja de él. Finalmente, me dijo nuevamente que fuéramos, aunque más no sea, 'unos minutos' al departamento, pero le volví a decir que no y ya no volvió a insistir. Me miró con cara de 'cordero degollado', se levantó y se fue. Cuando me quedé solo, pensé en mí y en mis sentimientos. El Nesti parece no darse cuenta que me está tratando como si yo fuera un 'taxi-boy' (prostituto). Y yo no soy ni quiero ser un 'taxi-boy'. Sinceramente, mi mente 'tapó' todos los sentimientos que sentía, tenía y exteriorizaba hacia el Nesti. En todo ese tiempo, que hablé con él, me parecía que comenzaba recién a conocerlo. Y mi memoria, se empeñaba a traerme a mi mente, imágenes de Luciano, en diferentes momentos, amándonos. Quizás por 'despecho' o por lo que fuere, con el Nesti, estoy 'jugando con fuego' . Pero muy en el fondo, creo que lo que quiero es 'venganza' por lo que me hizo y por lo que le hizo al Tomi. Y aunque esté 'jugando con fuego' estoy totalmente convencido de no volver a 'quemarme'... jeeeee... 









martes, 16 de junio de 2015

Permiso concedido





Acá se siguen deshilvanando los días sin ningún tipo de cambios. Ya me cansé de repartir 'currículums' por toda la ciudad pero no hay trabajo. Y el que hay, es 'full time' (exclusivos de 8 horas), mal pagos (400 dólares mensuales), esclavistas (12 horas de trabajo y poco sueldo) o con horarios rotativos (una semana de mañana, la otra de tarde y la tercera de noche y se vuelve a empezar). Así que a este 'paso' voy a tener que recurrir a 'conocidos y/o recomendaciones'. Otra no me queda...

Mi relación con Luciano está en su 'cenit'. Nos vemos poco pero cuando nos vemos, nuestro encuentro se caracteriza por los altos niveles de 'voltaje'. O sea, en lugar de 'cantidad' de tiempo, preferimos la 'calidad' de tiempo. Y en ese tiempo, 'explotamos', es decir, exteriorizamos terriblemente, nuestra pasión y nuestro amor. Son dos días a la semana, viernes y sábados, donde nuestros encuentros son intensivos y nos dejan 'de cama' (extenuados) pero felices.

El resto de los días, nos hablamos por 'celular' (teléfono móvil) o nos comunicamos por medio de mensajes por 'whatsapp'. A veces, por skype pero menos. Y aunque parezca 'rutinario' no lo es. Nuestros conversaciones son íntimas, intensas y constantes, lo que me demuestran que el interés de Luciano es real y continuo. A la mañana, me escribe desde el colegio, mientras está en clase, mensajes de whatsapp. A la tarde y a la noche, nos hablamos.

El sábado pasado, vísperas del domingo, día de las elecciones, Luciano vino a casa a cenar. Estábamos solos porque los otros 'pájaros' se habían ido. Así, mientras preparábamos la cena, tuvimos una charla íntima e intensa, sobre un aspecto que a Luciano 'no lo deja dormir' (estar tranquilo) y es su negación de su orientación sexual frente a terceros. Esto es, él íntimamente, se manifiesta gay pero hasta ahí. Delante de la gente, él no reconoce que es gay y se muestra 'hetero'.

Obviamente, ésto le trae problemas y grandes, especialmente porque Luciano, como ya dije en otros posteos, es muy lindo físicamente. De allí que permanentemente, esté rodeado por 'chicas' de su curso como también de otros cursos. Y Luciano, aparenta sentirse atraído por esas mujercitas, cuando en realidad, él no siente para nada esa atracción. Pero, para no despertar sospechas, no solamente las acepta sino que también las estimula para que esos 'encuentros' se produzcan.

Así, esa noche, me planteó, aunque más que un 'planteo' fue una especie de pedido de 'autorización' para que Luciano, en el viaje de fin de curso, pueda 'intimar' hasta donde pueda o lo dejen llegar esas chicas con las que se relaciona. Todo sea para salvar las apariencias, no solamente, con las chicas que van al viaje sino también con el resto de los chicos, ya que la mayoría, ya lo tiene conceptuado como un tipo que 'gana' (seduce/conquista) siempre y que coge/folla a quien quiere y cuando quiere.

Y hoy por hoy, las chicas están tan 'fáciles' que no dudo que Luciano, pueda llegar a tener sexo 'light' o del otro, más profundo, todas las veces que quiera o que se lo proponga. Más en el viaje de fin de curso a Bariloche, donde todo es libertinaje desenfrenado. Y aunque yo sé, que mi 'autorización' era mi 'espada de Damocles', no le podía decir que no, porque sé que para salvarguardar la imagen que tiene, Luciano iba a hacer lo que quería y no lo que yo decía. 

Así que le dije que le diera para adelante, que yo creía y confiaba en él y todo eso. Él me juró y re juró que lo hacía solamente por las 'apariencias' y por nada más. Y a mí no me queda más que creerle, aunque en el fondo, albergo mis temores, que a Luciano le terminen gustando las 'conchas' (vaginas) más que las 'pijas' (penes) y me termine dejando y dando por finalizada nuestra relación. Pero, bueno, qué otra cosa, podía hacer...??? Decirle que no...???

Así que le dije que sí, le aseguré que yo estaba muy seguro de él y de su fidelidad. Y que con mi consentimiento, lo único que yo buscaba, era que él, se sintiera seguro y apoyado en todo lo que hiciera porque de última, yo no iba a estar 'celoso' de la chica que lo consiguiera y que lo disfrutara. Especialmente, porque yo sabía íntimamente, que con ellas 'tendría sexo' pero que conmigo, 'haría el amor' y que eran cosas totalmente distintas. Eso sí, que usara 'forro' por las dudas, siempre...!!!

Luciano me dijo que estaba bien y que así iba a ser. Que él solamente tendría sexo y nada más y que no me preocupara, porque las que tenía, eran relaciones sin sentimientos. Y que era muy diferente lo que había entre nosotros, por lo que él sentía por mí. Pero ni estando solos ni diciéndomelo a mí, Luciano lo dice libremente. Sino todo lo contrario. Lo dice pero le da mucha vergüenza exteriorizar lo que piensa, dice o hace conmigo. Balbucea, tartamudea y se pone 'colorado' (rubor)

Es algo que no lo puede evitar: sentir vergüenza de exteriorizar su amor hacia mí, otro varón, aunque yo sea gay. Yo lo entiendo (a veces) y otras veces, me parece algo enfermizo, pero ya sé que es así. Trato de comprenderlo y disfrutarlo sin ponerlo en verdaderos 'bretes' (encierros) del que le cuesta mucho salir. Lo mismo le pasa cuando nos 'transamos' (besamos y acariciamos) o cuando 'hacemos el amor'. Luciano se entrega en cuerpo y alma, pero tengo que ser yo, quien le diga lo que quiero que haga porque no tiene iniciativa ninguna. Lo que le digo que haga, lo hace, sin decir nada ni 'chistar' (protestar) pero a veces, no sé si lo estoy 'atorando' (apurando demasiado), si le gusta o no, si lo ansía o qué, porque Luciano se limita a obedecer, aunque sé positivamente, que disfruta todo. Igualmente, cuando estamos solos, no opone ninguna resistencia y me deja hacer. Yo aprovecho la situación y lo disfruto plenamente, como el sábado pasado, que tuvimos sexo en la cocina, donde lo penetré primero 'de parado' un buen rato. Después, fuimos al dormitorio, donde en mi cama, lo volví a penetrar, lo empalé como a mí me gusta, con mucha más comodidad y en una posición, donde podemos vernos las caras, disfrutarnos plenamente y saber ambos, que el amor que nos profesamos es verdaderamente auténtico... jeeeee...