jueves, 19 de mayo de 2016

Premonición





Desde siempre me jacté de mi 'radar-gay'. Aunque todavía no sé como funciona, a mí me sirve, porque en el 100% de los casos, resultó tan efectivo como eficaz. Lo siento a nivel de la pija, en cuanto veo a otro chico gay. En cambio, si es un hombre o un tipo 'grande' (léase 'maduritos' o más que 'maduritos'), la sensación ya no la tengo en la entrepierna, sino en el cerebro, que me indica que si al tipo no le gusta la 'galletita' (pija) por lo menos, rasguña la ´lata' (acaricia la bragueta del dueño).

Esta 'capacidad' (no sé que otro nombre ponerle) la heredé de mi vieja, que hace 'premoniciones' mucho más importantes y profundas que determinar si a un chico/hombre le gusta o no la pija. Ella intuye, no sé de que manera, las cosas que van a pasar... y pasan...!!! A veces yo creía que era simple deducción y lógica, pero me doy cuenta, que muchas veces es imposible deducir algo que pasó y que tiene menos lógica, que yo me case con una 'mina'... jaaaaaaa...

Y días pasados, pude poner en práctica este 'don', ya no desde el punto de vista sexual sino desde el punto de vista 'humano'. Fue con el Sebi, cosa que yo, ya lo veía venir, hacia donde apuntaban todos sus 'cañones' y que estrategias iba a usar. Claro que en este caso no fue ni un 'don', ni una 'capacidad' ni tampoco un 'arte'. Creo que fue una consecuencia de un montón de recuerdos y de situaciones del Sebi y que desembocaron en lo que justamente desembocó.

Creo que el hecho que el Sebi se haya distanciado de la novia y de los recuerdos que le afloraron, cuando yo le hablé del 'hermano' Reinaldo hizo el resto. Supongo que debe haber revivido todos los momentos, feos e ingratos, que pasamos pero que también, le activé los buenos y gratos momentos que pasamos siendo 'pareja'. Y debe haber sopesado, su infancia, su adolescencia y su juventud y terminaron ganando, sus recuerdos adolescentes, donde fuimos una real y feliz pareja gay.

Después vino todo lo demás pero esos cuatro años que vivimos siendo pareja y teniendo sexo gay hizo de nosotros, las personas que somos ahora, aún con las virtudes y los defectos que tenemos. Y viendo todo esto, supuse que el Sebi, quería que tuviéramos un momento 'íntimo' para plantearme la posibilidad de 'volver'. Es decir, a intentar nuevamente, formar una pareja, ahora que los dos crecimos, estamos más grandes, más maduros y la tenemos también más clara...

Así que después de disfrutarnos hasta el éxtasis durante muchas horas y haciendo y repitiendo momentos que ya habíamos experimentado infinidad de veces cuando éramos más chicos, el Sebi, me dijo así nomás, sin anestesia ni nada, sin prepararse ni dar rodeos, que a él le gustaría que volviéramos a ser pareja y que lo intentáramos de nuevo. Y al mismo tiempo, detalló miles de razones que apoyaban esa decisión que de concretarse, no nos esperaba otra cosa que el éxito.

La verdad, que aunque yo sabía o mejor dicho 'intuía' su pensamiento, el planteo tan directo y crudo, me sorprendió y no supe ni reaccionar ni contestar. Me quedé callado, como sopesando todo lo que me había dicho. Miles de situaciones, momentos y hechos pasaron rápidamente y se agolparon en mi mente. Soy consciente que con el Sebi fui un tipo feliz. Pero, también soy consciente, que Luciano también me brinda felicidad, quizás no igual pero sí diferente. Y aunque no decidí ni contesté nada en el momento, porque el Sebi sabe que soy pareja de Luciano y que trato de serle fiel, ese planteamiento, esa idea del Sebi, no solamente me gusta sino que también me seduce. Los dos, tanto el Sebi como Luciano, son 'bi' y los dos, me dieron verdaderas muestras de su amor para conmigo. Sentimiento que les devolví y que ellos a su manera, engrandecieron y profundizaron. Los dos, al igual que yo, arrastran dudas y temores. Los dos tienen una historia de abandono paternal que seguramente influyó en ellos. Los dos me 'pueden' y saben eso y lo explotan más que bien, pero no solamente para ellos, sino también para la pareja que formamos.Sé que los dos me aman y yo amo a los dos. Con los dos sé que soy y seré feliz. Los dos, a su manera, aceptan mi 'poliamoría'. Los dos son parecidos y diferentes. Y realmente no sé que hacer. Uno es el pasado que se proyecta hacia el futuro. El otro, hace lo mismo, pero desde el presente. Mientras tanto, 'yo deshojo las margaritas'...Y hoy más que nunca rebotan en mi mente las palabras de mi viejo: 'nadie te dijo que la vida era fácil'...






viernes, 13 de mayo de 2016

Vida difícil





La verdad que ya me había olvidado lo que se sentía cantar 'Aurora' (la canción patria con la que se iza la bandera a la mañana) o cantar las estrofas del himno argentino, soportando estoicamente el viento helado que sopla del sur. Aunque esta vez, lo hago del otro lado de la 'formación'. Del lado de los 'docentes'. Haciéndome el serio y mirando por sobre la cabeza de la mayoría de los 'pendejitos' que no me conocen. Para empezar, voy a trabajar con el sector de 'primaria' (de 6 a 12 años).

El año que viene, cuando me reciba de psicólogo, voy a trabajar en los dos 'niveles' (primario y secundario). El sueldo va a ser mucho mejor aunque la dedicación va a ser 'full time'. Este trabajo, me va a sacar la posibilidad de hacer 'consultorio' particular como era mi idea al principio. Pero, bueno, supongo que en el 'gabinete' del colegio también me voy a encontrar con problemáticas más que interesantes, especialmente en adolescentes, que eran quienes quería atender en un principio...

Durante este corto tiempo en el colegio, me voy dando cuenta que nuestra sociedad es un quilombo. Desde que estoy, ya tuve una reunión de personal, pasé por los 'salones' (aulas) y participé de un par de reuniones de padres, para decir, específicamente de que se trataba el 'gabinete psicopedagógico'. También tuve entrevistas con algunos de los 'pibitos/as' más grandes, de 5º, 6º y 7º (10, 11 y 12 años) que tienen algunos problemas de aprendizaje y también psicológicos, aunque no reciben tratamiento.

Muchos de ellos, sabiendo de que yo estoy ahí, vienen al 'gabinete' durante los recreos o cuando tienen horas libres, simplemente a hablar. La mayoría de las veces estoy ocupado. Pero ellos se quedan, a esperar. Me gusta hablar con ellos. Necesitan de un oído, de atención, de afecto. Algunos de ellos, son verdaderos 'diositos', otro no. También vienen algunos del 'secundario'. Son más grandes, pero todos menores de 18 años, hermanos de chicos del nivel primario. 

También carecen de atención y afecto aunque se nota que les sobra dinero por todos lados. Generalmente, lo hacen en el recreo largo o después del almuerzo los que se quedan a 'contra-turno'. Esta semana me pasó algo digno de contar y que seguramente, me lleva a darle y mirar todas las cosas, desde otra 'perspectiva'. Desde el principio siempre almorcé solo en la 'sala de profesores', un sandwich y una Coca-Cola, pero el hecho de almorzar solo no me molestaba para nada.

Siempre había estado en ese lugar, en calidad de alumno y ahora hacerlo como 'docente', todo adquiría una notoriedad diferente. Me gustaban los olores que se mezclaban allí: el de café, humo de cigarrillo, perfume de mujer (la mayoría de los docentes son mujeres), papeles, tinta, tiza y miles de aromas más que se entremezclan y me hacen recordar mis tiempos de alumno. Claro que después aparecen indefectiblemente otros recuerdos no tan gratos y todo se difumina.

La semana pasada, una maestra que pasaba por el 'salón de profesores', me vio comiendo solo y me preguntó por qué estaba almorzando solo y no iba al comedor con los los docentes que se quedaban al turno de la tarde. Además, la comida era gratis para nosotros. Así que a partir de ese día, almuerzo gratis en el comedor del colegio. Me senté en diferentes mesas donde fui invitado por maestras que fueron mías cuando era más chico. También en la de algunos profesores del secundario. 

Mis ocasionales compañeros de mesa siempre fueron muy amables conmigo, casi por demás. La mayoría me conoce de cuando fui alumno y casi permanentemente me recuerdan gratos sucesos de ese tiempo. La comida es rica, abundante (entrada, plato principal y postre) y variada. Encima es gratis. Puedo pedir más...??? Y sí, siempre se puede... Puedo mirar 'diositos' como a mí me gusta y me gustan. Mirarlos casi descaradamente, en forma abierta y sin escrúpulos... jeeeeee...

La disciplina en el lugar la cuidan 2 jóvenes preceptores también ex-alumnos y algunos 'auxiliares' que son alumnos del último año. Realmente es una auténtica sinfonía visual y eso que estamos casi en invierno, donde la temperatura es baja y la mayoría viste mucha ropa. Al finalizar, quedan algunos minutos para hacer 'sobremesa' que en realidad se hace en el patio, al sol. En ese lugar ya pude departir con varios de ellos que me buscaron con diferentes intenciones, todas 'sanctas'.

Uno de esos días en que yo estaba por entrar al comedor, me avisaron de la 'portería' que me estaban buscando: el Sebi...!!! La verdad, que no me la esperaba, pero la sorpresa fue genial. Lo primero que pensé fue en el Tomi, pero el Tomi ya está bien y aunque todavía sigue en casa, ya se puede decir que sino está curado, le falta poco. Incluso creo que se dejó medir, un par de veces al menos, la temperatura rectal y la bucal también, con el Tato, así que si eso no es estar bien... jeeeeeee...

Así que la presencia del Sebi me sorprendió gratamente. Esa vez no fui al comedor y nos quedamos directamente en la 'cantina' (bar) del colegio. Y aunque le pregunté el motivo de su visita, ya me la veía venir. El Sebi se siente muy solo desde que se distanció de la 'minita' que tenía como 'novia' y para colmo ahora, está 'confundido'. Y el autor de esa confusión vengo a ser yo, quien en las últimas semanas, reavivó el fuego de la pasión que ardía entre nosotros pero que se había apagado.

Y como dice mi vieja, que yo soy un 'catalizador de problemas', porque cuando no los tengo (a los problemas) me los busco, ahora aparece el Sebi para meterme 'palos en la rueda'. Me recordó que él tenía las tardes libres y que yo si quería, podíamos juntarnos hoy, en la casa y terminar de una vez por todas, lo que tantas veces empezamos en los últimos tiempos y siempre por culpa de la vieja no pudimos terminar. Además, la vieja estaba 'de guardia' y no nos iba a molestar.

La verdad que la idea me gustó. El Sebi me puede. A veces me acuerdo del día que me dijo que yo era 'su caballo de la llanura'. Él me había atado una soga al cuello, bien floja, que me daba la sensación de libertad para que yo anduviera por donde quisiera, pero que siempre iba a estar atado a él. Y él cuando quisiera, tiraría de la soga y yo volvería a su lado. Y eso era lo que estaba haciendo en ese momento. Tirar de la soga para llevarme a su lado. Parece 'cosa e' mandinga' (cosas del diablo).

Obviamente que le dije que sí, que podía arreglar para encontrarnos y terminar lo que tantas veces empezamos. Así que ahora me estoy preparando para eso. Acá ya tengo acomodado todo y organizado para la semana que viene. Ya avisé en casa a los pájaros que no me esperen a la noche. Por suerte, Luciano tiene una cena con los ex compañeros de la secundaria, así que hizo planes por su cuenta sin incluirme. El Tomi ya es 'grande' y se puede arreglar solito.

Y si quiere coger/follar con el Tato aprovechando que yo no estoy, allá ellos. Por suerte, el Nachito sigue con mi vieja. Así que no tengo otra cosa, este fin de semana, que disfrutar al y del Sebi. Solamente tengo un temor: que el Sebi, no busque solamente 'sexo' o 'hacer el amor' y quiera que volvamos a ser pareja. Entonces, ahí nomás me corto los huevos con una cuchara... jeeeee... Porque, la verdad, no sé que le contestaría. Luciano me puede, pero creo que el Sebi me puede más, por toda la historia que vivimos juntos y que es un 'plus'. También está Carlitos, el 'pollito' que estoy empezando a amar con locura y que me deja a sol pero no a sombra, A Santiago lo sigo 'bombeando' aprovechando que los jueves, está solo. Seguiría el Tomi, que todavía no me dijo nada, pero no va a tardar en querer meterse en mi cama para recordar tiempos idos y varios 'diositos' más que andan como 'bolas sin manija' y que de tanto en tanto, me hacen un 'guiño' cómplice y tenemos muy buena cama. Todo esto, sin contar algún 'diosito BB' que de tanto visitar la casa de Carlitos, me anda 'calentando' más que de costumbre. Como verán, mi vida es más que una 'vida difícil', por favooorrrrrrr...!!! jeeeee...






domingo, 8 de mayo de 2016

Virginidad perdida





Ayer me encontré de casualidad con Santiago. Hacía bastante tiempo que no lo veía. Con este tema del Tomi en casa y en cama, se nos complicó todo. A la mañana, por más planes que hicimos, Tomi se tiene que quedar solo. Ahora, hablando con Santiago, me di cuenta que algunas mañanas la tiene 'disponible'. Y combinando con el Nachito, con el Sebi y con algún otro, podríamos haber solucionado el tema. Por la tarde, no hay problemas: siempre algún 'diosito' se puede dar una vuelta.

Como decía, el encuentro con Santiago fue 'casual' y justo un jueves, día que está solo, porque la vieja y la hermana, van al 'gym' una y al club la otra y hasta la hora de la cena no regresan. Y una vez más, Santiago amagó con tirarse 'a la pileta' (léase yo) sabiendo de antemano, que tengo agua para él y para unos cuántos más. Pero esta vez, se tiró a la pileta y, aprovechando que estaba solo, me dijo si quería ir a la casa, desnudándome con la mirada y relamiéndose como un gato...

Mi merienda sería él. Adiviné que lo que tanto había esperado, se iba a dar ese día. El hecho de 'enfriar' las cosas, no darle mayor trascendencia a lo que había pasado y quitarle presión al 'pibito' jugaba a mi favor. Santiago, a pesar de todas sus dudas, inquietudes y desasosiego se me estaba ofreciendo en holocausto. Yo lo que no quería era meterle más presión. No daba avanzar tanto sobre su intimidad. Prefería que él se abriera como lo venía haciendo, a su tiempo y con sus ganas...

Realmente estaba lindo. Se había afeitado y aunque estaba muy abrigado por el día frío que hizo se notaba que su temblor, no era por el frío, sino por saber, quizás, que más tarde o más temprano, pero que en poco tiempo más, iba a tener sexo gay por primera vez y perdería su virginidad. Y por primera vez iba a entregar su culo virgen e iba a hacer cosas que seguramente no las había hecho nunca, aunque seguramente sí, se las había imaginado haciéndolas conmigo o con alguien más.

Una vez en su casa, bebimos café con vodka para relajarnos un poco. Santiago reconoció que estaba algo ansioso. Yo lo tranquilicé y lo llevé a su dormitorio. Le hice cerrar la puerta con llave, él aumentó la calefacción y se comenzó a desnudar. Se quitó un buzo de algodón y solamente se dejó puesta una camiseta, el jean y las zapatillas. Después se sentó a mi lado en la cama, me sonrió y me dijo que hacia mucho tiempo que esperaba ese momento.

Y que yo le gustaba de hacía 'mucho', pero que nunca se había animado a decirme nada... Pero que me deseaba y que aunque nunca había hecho nada con otro varón, se sentía atraído por mí y quería 'debutar' conmigo y 'probar'. Quería que yo le fuera diciendo que quería que hiciera porque nunca había hecho 'nada'. Y sin mas preámbulo me preguntó...

Santiago: querés que hagamos así...???

Yo: bueno... no sé... como no tenés experiencia, no quiero presionarte...

S: no me siento presionado... quiero hacerlo... me da 'cosas' nada más...

Ahí nomás me puso la mano en mi entrepierna, mientras me miraba en silencio. Yo realmente y por primera vez no sentí nada: ni excitación, ni calentura ni nada. Todo lo que había sentido por ese 'pibito' se había esfumado. Santiago me masajeaba la pija por arriba del pantalón y ese estímulo hizo que se me parara, pero hasta ahí. Me hubiera ido sino me hubiera obligado a quedarme. Me atrajo hacia él y me besó en los labios, en la cara y en el cuello y comenzó a desvestirme...

Me dijo muchas cosas. Se notaba que estaba desesperadamente caliente pero se notaba que también estaba muy tenso, tanto que sus movimientos parecían robotizados.  Igualmente, después que me sobrepuse a la primera impresión, comencé a sacarle la poca ropa que le quedaba y luego me terminé de desnudar, con mucha tranquilidad y sabiendo que tenía toda su atención. Así que le hice de stripper privado... jeeeeee...

Fui dejando mi ropa doblada sobre una silla mientras Santiago me acariciaba con las dos manos por todo el cuerpo y me daba suaves besos. Yo estaba ahí con él pero mi mente volaba lejos. Realmente lo que faltaba: dos robots teniendo sexo. Uno por las ansias y el otro (yo) en modo 'automático'. Santiago no notó mis movimientos automatizados porque era todo nuevo para él. Así que le dejé la iniciativa para seguir acariciándome, pajearme y pasarse mi pija por toda su cara.

No tuve más que apoyar mi glande sobre sus labios para que Santiago abriera la boca y se 'tragara' todo mi pedazo. Santiago estaba re caliente, pero yo no. Nunca me había pasado lo que me estaba pasando. Sinceramente, estaba 'cogiendo/follando' por la boca al 'pibito' pero lo estaba haciendo por inercia y no lo estaba disfrutando. Qué me estaba pasando...??? Qué 'click' me hizo este 'pibito' que hizo que por primera vez en mi vida no estuviera disfrutando tener sexo...??? 

Y en un momento dado y sin decirle nada, Santiago dejó de felacionarme, sacó de la mesa de luz y me dio un 'forro'. Después me dijo que lo 'cogiera/follara'. Así que me puse el forro, me envaseliné la pija y le pasé lo que quedaba por todo el culito, diciéndole que se sentara sobre mi pija muy despacito. Gimió desde el primer intento, creo que de dolor y de goce. Lo cambié varias veces de posición y lo 'cogí/follé' duro, más duro que comúnmente, como para que tenga, guarde y archive...

Sin poder evitarlo, demoré mucho para acabar. Santiago me pidió que eyaculara sobre él. Yo, desacostumbrado al forro, apenas si tuve tiempo de sacármelo para cumplir su pedido. El 'pibito' juntó mi semen con sus dedos y ávidamente se los chupó. Después, me pidió que le metiera mi pija en la boca que quería terminar de lamer la leche que yo todavía tenía. Simultáneamente, se pajeó y él sí 'acabó' litros de leche blanca, espesa y caliente.

Luego, me acosté a su lado y le pregunté si estaba bien. Me dijo que sí, que estaba más que bien, que experimentaba una rarísima sensación de placer que nunca había sentido pero que le ardía/dolía mucho el culo. Le dije que no se 'calentara' (preocupara) y que eso era por ser la primera vez y que ya se iba a acostumbrar. Luego me preguntó si íbamos a seguir 'viéndonos'. Le dije la verdad: que yo estaba 'saliendo' (noviando) con Luciano. Pero que si él quería, podíamos combinar para 'vernos' alguno de los días en que se quedaba solo en la casa. Fue una mentira 'piadosa'. Aquello había sido 'debut y despedida'. No tenía el menor deseo de volver a saber nada de él. Ni siquiera sería algo así como un amigo con 'derechos'. Pero no se lo dije. Lo dejé con la idea que iba a seguir cogiéndolo todas las veces que quería. Después me limpié así nomás, me vestí y me acompañó hasta el ascensor. Ahí me dio un beso y me dijo que quería que lo siguiera 'cogiendo/follando' siempre. Santiago seguía tan caliente como al principio, pero yo no. Santiago sería uno de mis últimos vírgenes...??? Me fui, pensando en la 'virginidad perdida' de Santiago y en un 'depredador' como diría Betulo, una especie de 'tigre' con una raya más... jeeeee...







martes, 3 de mayo de 2016

Entrevero





TOMI.
El viernes 29 fue el cumpleaños del Tomi. Y como se lo queríamos festejar el sábado, con una cena, le hablé al celular a la mañana temprano, para decirle que se viniera a mi casa. La verdad que no esperaba que me atendiera tan 'al toque' (pronto) pero cuando apenas habló ya me di cuenta que no estaba bien. Y así era. Estaba en cama con una gripe galopante y apenas podía hablar. Me agradeció la invitación pero me dijo que tenía mucha fiebre, le dolía todo el cuerpo y se sentía horrible. Le dije que no se preocupara, le deseé un feliz cumpleaños y le prometí que el festejo lo haríamos otro día.

Después, estuvimos hablando de otras cosas hasta que volvimos a hablar sobre su malestar: me dijo que estaba un poco asustado, porque tenía 40º de fiebre y no la podía bajar con nada, se sentía muy mal y estaba solo. De ahí que le dije que se viniera igual para mi casa, por todo el fin de semana o por el tiempo que durara su enfermedad, así al menos, estaría siempre acompañado de alguien. Pero como me dijo que no se sentía con fuerzas de venir, le dije que yo no podía ir a buscarlo porque trabajaba, pero le iba a decir al Tato o a algún otro que fuera a buscarlo y lo trajera a casa.

Pero como el Tato no podía, le dije al Sebi si me hacía ese favor. El Sebi, que aunque con el Tomi, nunca se llevaron bien, cuando eran más chicos y no tan chicos, me dijo que sí y que lo iba a pasar a buscar después del mediodía en cuanto saliera de la facultad. Y lo llevaría a mi casa y se quedaría con él, haciéndole compañía hasta que yo, a la tarde, volviera del colegio. Así que por ese lado, me relajé. Tomi, al estar en casa, iba a estar mucho mejor atendido que estando solo allá donde vivía ahora. De paso, yo me iba a quedar más tranquilo, al saber que Tomi iba a estar entre gente que lo quiere bien.


CARLITOS.
Al mediodía, cuando estaba yendo para almorzar en el comedor del colegio, me encontré con Carlitos en el pasillo del 2º piso, que por el día y la hora, ya no quedaba nadie. Le pregunté que estaba haciendo y me dijo que se había enterado que yo había empezado a trabajar ahí y venía a 'visitarme'. Le dije que estaba yendo para el comedor y que me acompañara, pero me dijo que no tenía hambre y se quedó en silencio, con la cabeza baja mirándome de reojo. Yo le adiviné la 'intención' y le dije que si quería, podíamos quedarnos y hacer 'algo' aprovechando que estábamos solos.

Carlitos me dijo que sí. Obvio, que volvimos sobre mis pasos pero cuando entramos en el 'gabinete' me di cuenta que hacer 'algo' ahí podía ser poco conveniente. Así que le dije, que fuéramos hasta el depósito, así de paso, llevábamos unos trastos que me habían quedado y veía qué cosas había allí y podía necesitar. Pero una vez dentro del depósito y cerrada la puerta con llave, nos empezamos a 'transar'. Como hacía mucho frío encendí una estufa eléctrica y nos acostamos sobre una tela gruesa que había en el suelo. Ahí nos desnudamos de la cintura para abajo por el frío que hacía en el lugar.

La verdad que nos estábamos muriendo de frío. Aunque nuestra 'calentura' pudo más que el frío. Así, hicimos la 'previa' (transa, masturbación, felación) pero no penetración. Hacía mucho frío y no daba para ponernos en 'bolas'. Así que salió solamente 'transa, paja y pete' (besos, masturbación y felación). Carlitos tiene casi la misma edad que el Nachito y me da 'cosas' cogerlo/follarlo cada vez que nos vemos. Y no es porque él no quiera, sino que me parece que no da. Además, todavía no la tiene del todo claro. A veces me hace acordar a Luciano y por eso le perdono la 'vida'... jeeee...

Igualmente, nos sacamos la leche pero no lo penetro todas las veces que a mí me gustaría. Eso sí, nos acabamos en la boca y los dos nos tragamos la leche del otro en un convenio tácito. La verdad que nos disfrutamos haciendo lo que hacemos.Cuando terminamos, me dijo que todos los viernes, tenía clases a la tarde y que si yo quería nos podíamos encontrar todas las semanas... Obvio que le dije que sí y que lo esperaba, pero que nos podíamos ver también otros días, en mi casa o en la suya, ahora que el 'pollito' está de novio con el Matius y él se queda en la casa, solo, mucho tiempo... jeeeeee...


SEBI.
Así que quedamos así con Carlitos. Terminamos de vestirnos y salimos mirando que no hubiera testigos indiscretos. La tarde se me pasó 'volando' y pensando en los futuros encuentros con Carlitos. Estaba ensimismado con esos pensamientos cuando el Sebi me llamó al celular. Me dijo que ya estaban en mi casa, pero que no lo veía bien al Tomi. Que lo había hecho duchar porque tenía 40º de fiebre y no se le bajaba y que había llamado a la madre (del Sebi se entiende, no...???) para que lo revisara porque él sospechaba que el Tomi no tenía gripe sino 'dengue' y que estaba mal medicado.

Yo me quedé impávido. Cómo 'dengue'...??? El Sebi me dijo que no estaba seguro pero tenía todos los síntomas del 'dengue' y que en la facultad le estaban insistiendo mucho con ese tema porque los médicos confunden la enfermedad y la enmascaran, dando medicación equivocada. Y como a él le parecía que el médico que atendió al Tomi estaba equivocado en su diagnóstico, le dijo a la madre que fuera a verlo cuando saliera del hospital donde trabaja. Así que yo, ahora, tenía una nueva preocupación: Tomi. Averigüé por internet y medio que me 'desasné' sobre este tema del 'dengue'.

Cuando llegué a casa, el Sebi me puso al tanto de todo. El Tomi tenía mucha fiebre, dolores musculares y otros síntomas que apuntaban a esa enfermedad. La madre, cuando pudiera, iría a mi casa y nos daría el diagnóstico final. Mientras tanto, teníamos que vigilar la fiebre del Tomi, bañarlo cada tanto para bajarle la fiebre y darle de tomar solamente 'paracetamol' y no 'ibuprofeno' como le había recetado el primer médico que lo atendió. Así que duchamos una vez más al Tomi y después se quedó dormido. Y nosotros para no molestarlo, nos fuimos a la cocina.

Y ahí, en la cocina, merendamos como se debe. Después, con el estómago lleno, la calidez del ambiente y mi calentura nos empezamos a 'transar'. Transa, que una vez más, no terminó como tenía que terminar porque aunque esta vez, nos fuimos al dormitorio del Nachito (en mi cama estaba Tomi) el temor del Sebi era la visita de la madre en cualquier momento. Y por eso no hubo dios que lo hiciera desnudar. Así que una vez más, la madre del Sebi, impidió que me 'cogiera/follara' al hijo. Igualmente nos disfrutamos y nos sacamos la leche pero yo quería 'otra' cosa... jeeeeee...

Después, Tomi nos llamó desde mi dormitorio y nos devolvió a la realidad. Al rato, nada más, llegó la madre que confirmó el diagnóstico del Sebi: 'dengue'. Aunque nos dijo que le hiciéramos hacer algunos análisis que nos indicó, para estar mas seguros y nos dio millones de recomendaciones, entre ellas, que aisláramos al Tomi en otro dormitorio, por lo que decidimos, acostarlo en el dormitorio de Nachito que es donde estaba durmiendo mi viejo (ahora cuento). Le recetó al Tomi, algunos medicamentos y después de tomar café con nosotros se fue y se llevó con ella al Sebi... Grrrrr...!!!


LUCIANO.
Yo le hablé a mi viejo para decirle lo del Tomi y todo eso. porque hace como 10 días que mi viejo está durmiendo en mi casa. Cuando Luciano, como es tan vergonzoso, supo que mi viejo venía a casa a dormir, porque por culpa de la lluvia, los caminos en el campo estaban intransitables, no se quiso quedar y se volvió momentáneamente a la suya. Así que mi casa que era un pequeño 'bolonki': con mi viejo durmiendo en la cama del Nachito y el Nachito durmiendo con el Tato. Ahora, con el Tomi aislado en el dormitorio del Nachito, mi viejo o dormía conmigo o se iba a otro lado...

Él me dijo que lo mejor era que hiciera como había decidido: que el Tomi usara la cama del Nachito, yo la mía, el Tato la suya y el Nachito siguiera durmiendo con el Tato (mi viejo no sabe que Luciano duerme conmigo, en casa, aunque sí sabe que 'algo' entre nosotros pasa). Él se iría, a la salida del sanatorio, directamente a la casa de Julia y se quedaba con ella hasta que pudiera volver al campo. De paso, 'mataba' dos pájaros de un tiro: nos dejaría tranquilos a nosotros, él estaría más cómodo y podía disfrutar de  estar unos días, con su hija y sus nietas. Así que eso fue lo que hicimos.

Un rato después de la cena, de puta casualidad, vino Luciano a casa a buscar ropa de abrigo que había dejado acá y se encontró con la novedad del Tomi y la de que mi viejo no dormiría en casa, así que decidió quedarse a dormir conmigo y de paso tener sexo, ya que desde que se había ido de mi casa por culpa de mi viejo, no había hecho nada de nada y estaba re caliente y con ganas de que lo 'cogiera' (follara). Así que tuve que calmar sus ansias. Luciano me disfrutó tanto como seguramente quería y yo además de disfrutar de él y de todo lo que me da cada vez que hacemos el amor, debo haber batido mi propio récord olímpico: 3 'diositos' en menos de 12 horas...!!! Un verdadero 'entrevero' de sensaciones y sentimientos me brotaba por todo el cuerpo...!!! Le agradecí a la Vida, esta oportunidad, que tengo que aprovechar ahora que puedo, porque dentro de unos días, habré llegado al 'cuarto de siglo' (qué viejo, por favorrrrr...!!!) y solo la Vida sabe que me depara...!!! jaaaaaa...






jueves, 28 de abril de 2016

Abuso sexual 2 (flashback)




(continuación del post anterior)


Y el diálogo con el Sebi siguió:

Sebi: capaz que le gusten también más grandes, como vos...

Yo: sí, no sé... a los 'maduritos' les gustan los 'pibes' no tan chicos... 

S: puede ser como dice mi vieja, los 'grandes' siempre nos ven 'chicos'... capaz que te siga viendo como cuando tenías 12 ...

Y: y sí... capaz que sí...

S: y qué 'vamos' a hacer...???

Y: 'vamos'...??? no 'vamos' a hacer nada...!!! no quiero meterte ni que te metás en ningún quilombo...!!! te conté esto porque quería que lo supieras... pero nada más... fin de la discusión...

S: cómo no me voy a meter después de lo que hiciste por mí...??? 

Y: yo no hice nada... lo que hice lo hice por mí, vos la ligaste de 'rebote'...

S: no, decí la verdad, reconocé que primero lo hiciste por mí, después vino lo 'otro', eso fue de 'rebote'...


La verdad que sí, primero hice lo que hice pensando en el Sebi. Después salió lo 'otro'. Pero primero fue lo del Sebi. Después de tanto tiempo de compartir muchos encuentros tutoriales juntos, ya le tenía cariño al Sebi. Además de ser el compañero y amigo preferido del Tato, se daba la casualidad que vivía cerca de casa. Nosotros, habíamos empezado a ser pacientes de la madre, que era médica pediatra y los vínculos afectuosos se estrechaban más, al ser nuestras madres, muy amigas.

En esa época, el Sebi no me gustaba, sí le había tomado mucho afecto, pero no me gustaba, por lo tanto, mi atracción por él no tenía nada físico ni sexual. Éramos chicos todavía y yo lo único que sentía era cierta atracción por algunas nenas del colegio y otras del pueblo. Lo que podía considerarse 'normal' en un chico de 12 años. Pero, esos 'encuentros' con el 'hermano' Reinaldo y con el Sebi, hicieron que comenzara a ver al Sebi con otros ojos. Y me parecía que ese sentimiento era correspondido. 

A pesar de todo, nunca nos dijimos nada. Mientras tanto, el 'hermano' Reinaldo había acentuado sus 'acercamientos' y había logrado 'avances' importantes en mí y en el Sebi también aunque con él era más cauto. Yo había aceptado hacer cosas que nunca antes había hecho pero no había llegado a la penetración. Otro tanto, hacía con el Sebi. Pero iba rápido y el Sebi lo sufría mucho. Fue en esos días, cuando surgió la idea de hacer la celebración de 7º grado con la recreación de la vida de Jesús.

Fue en ese momento, que le pedí al 'hermano' Reinaldo, el papel de Jesús. Las condiciones estaban dadas: yo era un verdadero 'diosito'. Podía ser el Jesús de la celebración y así se lo dije al 'hermano' Reinaldo en uno de nuestros encuentros. Él me dijo que para eso, yo tenía que 'dejarme'... Yo le dije que sí con la condición de que dejara de 'avanzarlo' al Sebi porque era chiquito todavía y no quería que le pasara nada. Total, yo era como un 'tigre': qué me iba a hacer una raya más...???

Al fin y al cabo yo estaba 'jugado'. Lo mío era como tirarse de un 'tobogán'. No había manera de dar marcha atrás. Así fue como el 'hermano' Reinaldo logró conmigo lo que tanto había buscado pero libré al Sebi de una feroz penetración. Después pasó que hice de Jesús y mis compañeros fueron los co-protagonistas. Todo salió excelente, hasta mi crucifixión apenas vestido con un taparrabos, coronada mi cabeza por espinas y mi cuerpo cubierto de salsa de tomate, que simulaba la sangre...

Y ya a punto de expirar, dije casi gritando para que todos me escucharan pero mirando al 'hermano' Reinaldo, 'perdónalo, Señor, no sabe lo que hace'... A partir de ese momento, se ve que el 'hermano' Reinaldo tuvo su propia 'epifanía' al sentir el espíritu de Jesús en mi persona. Creo que fue eso lo que detuvo su accionar. Nuestros 'encuentros' posteriores, aunque siempre con el Sebi, ya no volvieron a ser en su oficina sino en diferentes lugares del colegio y ya no volvimos a sufrir sus 'caricias'.

Con el resto no sé, creo que el efecto que tuvo mi representación, se extendió a todos. Al menos, no volvió con sus 'tutorados' a la intimidad de su despacho, ni ese año ni al año siguiente. Dejamos de ser sus 'tutorados' a finales de ese año, cuando trasladaron al 'hermano' Reinaldo a otro colegio y se terminaba definitivamente para nosotros y para muchos otros, esa pesadilla. Después perdimos todo 'contacto' con el 'hermano' Reinaldo hasta ahora, que volvió a aparecer por el colegio...

Y el Sebi siguió hablándome:

Sebi: pero, al final, entonces, no 'vamos' a hacer nada...???

Yo: y no... no sé... me parece que mejor es dejar todo como está, porque el 'bolonki' se lo podemos hacer pero llevamos perdida las de ganar... no podés luchar contra la iglesia... 

S: como poder se puede...

Y: sí, obvio que se puede, pero tendríamos que pagar un precio muy caro y no sabemos ni siquiera si vamos a salir 'bien' parados... además, si queremos conseguir algo, tendríamos que hablar con los otros 'diositos' y ver si están dispuestos a hacer algo y todo eso... conocemos a algunos pero no a todos... habría que organizarse bien para hacer una denuncia sólida... y tenemos que estar fuertes porque se nos va a venir un buen quilombo y no sé si todos están dispuestos a mandarlo al tipo al frente... yo en estos momentos, no tengo la fuerza interior ni la estabilidad emocional para encarar una denuncia de ese tipo...

S: sí, en eso tenés razón, tendríamos que hablar con los demás... yo lo veo al 'mudo' casi todos los días... te acordás del 'mudo'...???

Y: sí, claro que me acuerdo... en donde lo ves...???

S: cerca de la facultad... está hecho 'bolsa'... debe tener como 30 años pero parece un 'viejo' de 60... está arruinado por el 'chupi' (alcohol) y la droga...

Y: ah... no sabía... yo no lo volví a ver más...

S: te acordás que decíamos que se lo 'hacía' al 'mudo' desde que era chico...??? y nosotros lo conocimos cuando ya estaba terminando el secundario...

Y: sí de eso me acuerdo... lo que no sé es por qué nunca lo mandó 'al frente' (lo denunció) ni el 'mudo' ni nadie... si seguro que el tipo le hizo a todos lo que nos hizo a nosotros... incluso no sé sino fue por lo que nos hizo el tipo, que hoy somos lo que somos...

S: qué somos...??? vos te creés que somos 'gays' por culpa del tipo ese...??? yo seré 'gay' pero me considero buena persona  y vos sos un muy buen tipo, Lu, yo te conozco bien y se lo puedo decir a cualquiera... 

Y: sí, soy tan bueno, que te salvé de que el tipo te cogiera y después terminé cogiéndote yo...

S: jajaja... no, nada que ver... me cogiste porque dejé que me cogieras... además, me tuviste que esperar dos años hasta que yo me decidí... no digas que no...


Y realmente, eso fue lo que pasó. Mi afecto por el Sebi, con el tiempo, se fue trastocando en amor y mi amor en pasión. El agradecimiento del Sebi, se transformó primero en amistad, luego en amor y finalmente en pasión. A los dos años de haber terminado con nuestra pesadilla, el Sebi con 13 años y yo con 15, decidimos aceptar nuestra 'orientación' y cristalizar el amor que sentíamos el uno por el otro, de mil maneras diferentes, desde el simple beso en la boca hasta llegar a la penetración.

Después, viene todo lo demás que vivimos y experimentamos y que lo conté en mis diferentes blogs. Fueron apareciendo otros 'diositos' y la vida de a poco nos fue separando pero nunca nos alejamos lo suficiente como para extrañarnos. Ahora cada uno rehizo su vida y hace la suya. Yo salí con muchos 'chicos' hasta que renegué de mi 'poliamoría' y me metí con Luciano. El Sebi me había dicho que él sería gay únicamente conmigo y eso lo cumplió siempre. Tuvo novia pero ahora está solo...

En el silencio de la cocina, el Sebi colocó su silla al lado de la mía y apoyó su cabeza en mi hombro. Yo le pasé mi brazo sobre los hombros y lo estreché más todavía. Le di un suave beso en los cabellos. El Sebi giró la cabeza y levantándola me miró a los ojos. Cuánto amé y amo a ese 'pibito' por favorrrr...!!! No pude resistir la tentación y lo besé en los labios, larga y profundamente. El Sebi me devolvió el beso y me dijo que sino fuera porque la madre iba a llegar en cualquier momento, le hubiera gustado que nos 'hiciéramos el amor'. Le dije que ya tendríamos oportunidad otro día. Y ahí en la penumbra de la cocina, mientras caía afuera, la noche fría y otoñal, nos 'transamos', como cuando éramos chicos y ahí, nos dimos cuenta que nuestro amor no terminó...






martes, 26 de abril de 2016

Abuso sexual 1 (flashback)





Creo que el 'radar-gay' del que tanto me jacto no es más que una fuerte intuición que tenemos todas las personas, con la diferencia, de que en algunos está más desarrollado que en otros. Esto me pasó días pasados, cuando en medio de una verdadera 'crisis' por la que estaba atravesando, me llamó el Sebi. Y no fue un 'sms' o un 'wsp' como solemos hacer de tanto en tanto, enviándonos imágenes o frases que nos arrancan una sonrisa y nos demuestran de esa manera que el 'otro' sigue vivo.

Esta vez fue un verdadero llamado telefónico a mi celular que para evitar los gastos 'extras' y como los dos estábamos en casa, decidimos continuar usando la telefonía fija. Escuchar la voz del Sebi me retrotrajo a otras épocas, mucho más felices, agradables e inolvidables...!!! Cuando le dije que esperaba que todo estuviera bien, me dijo lo mismo pero que había sentido una necesidad irreprimible de hablar conmigo pero sin saber cuál era la causa de esa inquietud. Si eso no es intuición... jeeeee...

Le dije de encontrarnos en casa o en un bar pero me dijo que no y que prefería que yo fuera a su casa. De paso, saludaba a la madre que hacía mucho que no la veía y me quedaba a cenar con ellos y así nos podíamos poner 'al día' de todo lo que nos estaba pasando. Así que convenimos que yo iba a ir a su casa después del colegio para poder 'hablar' tranquilos. Y eso fue lo que hicimos. En el camino del colegio a la casa del Sebi, compré unas 'facturas' (masas rellenas) para poder merendar juntos.

El encuentro fue algo distante primero, como si no nos conociéramos. Pero fueron los primeros segundos. Después, como si hubiéramos recuperado la memoria, nos arrojamos mutuamente a los brazos del otro y nos confundimos en un estrecho abrazo, que ninguno de los dos quería romper. Nos besamos en la mejilla y no en los labios, como yo hubiera deseado, pero faltó poco, muy poco... No pude contener la emoción y al separarnos y ver los ojos brillosos del Sebi, sé que él tampoco.

En la cocina, preparamos café y calentamos la leche, mientras hablábamos de nuestras 'cosas' y volvíamos a revivir un tiempo pasado que fue mejor. Hablamos de la facultad y de sus estudios. El Sebi como yo calcula recibirse a fines de año. El Sebi médico...??? Si es de no creer...!!! Tan chiquito y lindo que era cuando lo vi la primera vez... Le dije que yo pensaba igual: recibirme a fin de año si todo andaba 'bien'. También me contó que ya no tenía 'novia' y yo le conté de mi trabajo.

Pero no aguanté más y le dije:

Yo: sabés quién volvió al colegio como una especie de 'veedor' hasta que se solucione el tema del Director General...???

Sebi: no, quién...???

Y: el 'hermano' Reinaldo...

S: nooooooo...!!!

Y el Sebi cayó sentado como fulminado por un disparo. Se puso blanco como el papel. Por unos momentos pensé que se desmayaba. Se quedó con la mirada perdida, en silencio, como sopesando la novedad que le había dado. Pero reaccionó casi inmediatamente, se paró de un salto y con los ojos vidriosos me abrazó como al principio, buscando refugio entre mis brazos. Por segunda vez en pocos minutos me volví a emocionar.

Lo abracé tan fuerte como pude y lo estreché en mi cuerpo, como cuando el Sebi tenía 10 años... Y como cuando tenía 10 años, lo consolé como pude y lo besé en los cabellos, cuando percibí que el Sebi, como cuando era más chico, lloraba sin ruido. Sus lágrimas se escapaban de sus ojos casi continuamente. Lo abracé más fuerte y le dije:

Yo: quedate tranquilo... no pasa nada... todo eso, 'ya fue' (ya pasó)...

Sebi: eso mismo me dijiste aquel día, te acordás...???

Y: sí...??? no, la verdad que no me acordaba...

S: sí... qué vas a hacer...???

Yo: no sé... primero, pensé en 'mandarlo al frente' (denunciarlo) pero ahora, bien, bien, no sé que hacer...

S: te dijo algo...???

Y: no, hasta ahora nada, pero anda 'revoloteando' cerca y tengo miedo que quiera 'algo'...

S: 'algo' como qué...???  vos creés que... noooo... no creo...

Y: no sé, Sebi, no sé... para qué entonces el tipo anda dando vueltas alrededor mío...???

S: no sé, acordate que al tipo le gustan los 'pendejitos'...

Y: sí, pero capaz que eso era antes, a lo mejor ahora cambió... andá a saber...!!!


La verdad que no me acuerdo en qué momento fue ni el por qué. Lo único que me acuerdo que de un día para otro, el Sebi entró a formar parte de mis encuentros con mi 'tutor'. Yo más o menos lo conocía de vista porque vivía en mi pueblo, iba al mismo grado que el Tato pero hasta ahí. Desde siempre, el Sebi se caracterizó por ser un 'pibito' flaquito y atractivo desde donde se lo mirara y tan lindo, que era de no creer... Aunque era algo introvertido y tenía un carácter más bien depresivo...

Apenas empezadas las clases, fue cuando empezamos a encontrarnos en la hora de 'tutoría'. Hacía dos años que el 'hermano' Reinaldo era mi 'tutor' y ya me había acostumbrado a sus manifestaciones de afecto (léase manoseos/toqueteos). Pero, siempre iba yo solo. El ingreso del Sebi a 'nuestro' círculo me hizo pensar, ilusamente, que todo se terminaría pero no fue así. Conmigo, esas prácticas se profundizaron y con el Sebi, se iniciaron, ante mi vista y mi silencio cómplice.

La estrategia era hacer caricias inocentes primero y con el tiempo, de las 'otras' (especialmente en las nalgas o en el pene). Creo que el Sebi dejaba hacer al 'hermano' Reinaldo porque también me las hacía a mí. Seguramente le habrá parecido 'raro', pero como lo hacía conmigo también y yo era de los 'grandes' y no decía nada, él nunca puso objeciones... Además, el 'hermano' Reinaldo, nos trataba bien, nos daba golosinas y lo único que nos pedía era respeto, obediencia, sumisión y silencio.

Las tutorías eran importantes e interesantes. No solamente ayudaban a los alumnos a estudiar más y mejor sino que además nos hacían más responsables y aplicados, al tiempo que permitían también a los padres seguir de cerca el desenvolvimiento escolar y personal de sus hijos. Esta tarea la llevaban a cabo los docentes auxiliares, los catequista, los profesores de Formación, los ayudantes de estudio y el Director de Estudios y Orientación: el 'hermano' Reinaldo.

Bien divididos y organizados, los 'tutores' repartían su tarea que hacían en diferentes lugares del colegio: las bibliotecas, la sala de reuniones, la sala de proyecciones, el comedor, la capilla, la sacristía, dos o tres ambientes multifuncionales, los dos patios (el cerrado y el abierto), el jardín, el laboratorio y el mismísimo despacho del 'hermano' Reinaldo. Todos de libre acceso menos, el despacho del Director de Estudios y Orientación, que estaba construido en el primer piso del colegio.

Allí nos llevaba a nosotros, sus 'tutorados'... El 'hermano' Reinaldo nos 'seleccionaba' a partir de ciertas características físicas y el hecho de 'pertenecer' al grupo de los 'elegidos' nos daba cierto status secreto, que comprendía algunos privilegios que solamente nosotros teníamos y que demasiado tarde, comprendíamos que caro nos resultaba 'pertenecer' a ese grupo de élite. Y a pesar de que nosotros intuíamos lo que pasaba con nosotros, en esos encuentros, los abusos no los cometía con todos sus 'tutorados'. Solamente abusaba de algunos: los que pertenecíamos al grupo de los 'elegidos' y que él denominaba sus 'diositos'.  Entonces aquello que intuíamos pero que manteníamos en el más absoluto de los secretos, no era más que un rumor que solamente corrió entre sus 'diositos' y que por vergüenza, miedo, respeto o lo que fuese, nunca trascendió más allá de nuestro círculo. Creo que esta situación, es la que le daba la seguridad al 'hermano' Reinaldo, de hacer lo que venía haciendo desde hacía varios años.


(continúo con la segunda parte en otro post porque se hacía muy largo)




jueves, 21 de abril de 2016

That is the question





El lunes pasado hicimos una reunión en casa, teóricamente, con todos los 'diositos'. Así que a la salida del colegio, compré chorizos y pan para los 'choripanes', bebidas y algunas cosas más. No sé por qué supuse que iban a venir muchos más de los que vinieron. Al final, de tantos que éramos en la 'isla', terminamos siendo apenas cuatro 'gatos': Caio, Franco, el Andy, el diosito, el Gasti y yo, en una palabra, toda la 'viejada' (diositos mayores). Para estar completos, faltaba el Yani, ausente justificado.

Luciano no estuvo porque prefirió reunirse con los 'pollitos' y algunos 'gaycitos' que conocieron no sé donde. Por un lado, mejor porque ahora no es solamente Luciano quien pone 'peros' sino también los 'diositos' más grandes los que no quieren seguir compartiendo momentos con los 'pollitos'. La verdad que es una actitud que no entiendo, o mejor dicho, no entendía. Yo siempre me llevé bien con los 'pollitos', me gustaron desde el principio (y me gustan) pero recién ahora, creo saber la causa.

Aunque éramos pocos, la pasamos bien, aunque la podríamos haber pasado mejor. La escasa asistencia de 'comensales' hizo que cambiáramos el menú de la reunión sobre la marcha. También porque estaba Franco, que como es 'chef' de cocina internacional y aprovechando sus conocimientos gastronómicos, decidimos dejar de lado el humilde 'choripán' y pedirle que elaborara alguna especialidad gastronómica con los ingredientes que teníamos 'a mano' y/o habíamos comprado. 

Al final terminó haciendo chorizos al vino blanco con puré de batatas acarameladas. Todo regado con un buen 'bonarda' que había traído para acompañar los 'choripanes' y que le había regalado el dueño del restaurante donde trabaja por su buen desempeño en la cocina. De postre, hizo panqueques de manzanas quemadas con ron acompañadas con crema chantilly. La verdad que todo estuvo para aplaudir de pie. Al final, nos pusimos a jugar un truco 'punta y hacha' (juego de naipes).

En un alto del juego y como realmente los considero a todos amigos de 'fierro', me abrí con ellos y en un acto de real 'sincericidio', les conté sobre mi nuevo trabajo y también del 'hermano' Reinaldo. No sé si fue por las experiencias gays que tuvieron cuando eran chicos pero el hecho los espantó muchísimo. Estaban tan espantados que era de no creer. El tema pedofilia que fue el 'eje' central de muchas de nuestras conversaciones, ahora se mostraba de una manera sincera y cruel.

Todos opinaron pero en el momento de ponerle 'el cascabel al gato' las opiniones se diferenciaron. Caio y el Gasti me decían, que tenía que 'mandarlo al frente' (denunciarlo) mientras que el resto, opinaba que era mejor que no me metiera en 'quilombos' (líos) porque casi seguro que no iba a llegar a nada. Más que nada porque yo era gay y todo eso. Era muy capaz que los abogados del tipo, dijeran que eran inventos míos y todo eso y terminara perdiendo más todavía de lo que había perdido.

Después de escucharlos argumentar, llegué a varias conclusiones, algunas que no compartí y otras que me hicieron ellos, y que al menos, sembraron dudas en mí. Incluso, creo que comprendí muchos de mis comportamientos a lo largo de estos años, mis dudas de antaño y mis 'fantasmas', que aparecían tanto en mi época de adolescente y que nunca tuvieron una explicació real hasta ahora. Todas las causas de mi pasado tuvieron una consecuencia aparentemente lógica en mi presente.

Más que nada, comportamientos, actitudes y conductas que ahora creo comprender. Claro que todo esto, salió a la luz a partir de la 'activación' de los recuerdos que tenía muy guardados y que no quería recordar. Recuerdos de una experiencia sexual e íntima que me provocó el 'hermano' Reinaldo y que condicionaron mi modo de ser y de actuar. Y de ese condicionamiento, se desprenden innumerables hipótesis que giran alrededor del Sebi a quien elegí para tener mi primera vivencia homosexual, o en los 'diositos' y sus características físicas o en los adolescentes con quienes me relacioné o por qué evito a los mayores (léase maduritos) y la única experiencia que tuve con un 'madurito' (la del Nesti) fui nefasta como la experiencia que viví con el 'hermano' Reinaldo y terminó como terminó. O sea, que si yo no hubiera vivido esa experiencia traumática hoy no sería lo que soy...??? Durante mucho tiempo, el signo de interrogación acompañó a la palabra 'gay' en todos mis blogs. En lo más profundo de mi ser, había 'algo' que me hacía dudar de que realmente lo fuera. Hoy esa duda se hizo más grande todavía y no la puedo contestar rotundamente... Soy o no soy 'gay'...??? That is the question...






domingo, 17 de abril de 2016

Ilustres conocidos 2




El viernes de la semana pasada, a la mañana, como habíamos convenido fui al colegio a entrevistarme con el 'Capo di Tutti Capi' y con el 'hermano' Reinaldo. La verdad que el ofrecimiento fue una sorpresa porque yo esperaba un puesto en el sector de la 'administración' o como 'preceptor' del nivel secundario pero me equivoqué de lado a lado. Me ofrecieron ocupar un cargo nuevo que se había creado en el colegio: auxiliar en el gabinete 'psicopedagógico y psicológico'.

En realidad, este gabinete existe desde que yo era alumno de primaria pero nadie lo ocupó nunca. Ahí estaban el gabinete y los muebles pero faltaba el psicopedagogo/psicólogo y también el sueldo para ese agente educador especializado. Ahora, a principios de este año, llegó la aprobación del cargo y por ende, el sueldo del profesional. De ahí que el tema que estaba en 'stand-by' se resolvió pronto con el nuevo Director General quien por ahora me dio el cargo como 'auxiliar' hasta que me reciba.

Así me pidieron que comenzara a 'trabajar' inmediatamente para que el 'gabinete psico-pedagógico' comenzara a funcionar en mayo. Mientras tanto, yo tengo que reunirme con las maestras del primario para interiorizarme de sus diferentes problemáticas, tengo que leer los legajos de los 'alumnos-problema' y tengo que hacer una 'ficha de seguimiento' a mis primeros 'pacientes'. Me van a ayudar en la tarea, dos maestras con tareas pasivas y con quienes tengo que coordinar mis movimientos.

La verdad que hasta acá, todo bien. A mí me sirve especialmente, porque está relacionado con lo que estoy estudiando. Incluso, una de las 'clínicas' es la 'clínica educativa' así que, aunque en la facultad no me van a considerar este tiempo, porque la iniciativa es 'privada', me va a venir bien desde el punto de vista de la experiencia y todo eso. Así que estoy doblemente entusiasmado. Por un lado me va a servir para adquirir experiencia y por el otro, tengo un sueldo, que aunque no es mucho, algo es.

Por lo pronto ya estuve mirando mi futuro lugar de trabajo. Es un ambiente chico, bien iluminada y dividida por un tabique que lo separa en dos zonas de trabajo. Se nota que no estaba siendo usada por el polvo y la suciedad acumulada y por la cantidad de trastos depositados allí. Así que estos primeros días me dedico a sacar todo lo allí depositado y a pedirle al personal de 'maestranza' que me asee profundamente el lugar. También estuve trasladando algunos muebles.

El lugar en sí es lindo pero lo tengo que re decorar. Volverlo más dinámico, colorido y alegre. Tengo que pensar que es un ambiente que va a servir para darle algún tipo de contención pedagógica y psicológica a chicos de hasta 12 años con problemas de aprendizaje y quizás otros, que incidan en el aprendizaje propiamente dicho. Pero, mi alegría no es el 100%. Está algo empañada por el continuo 'revoloteo' (ir y venir sin motivos aparentes) del 'hermano' Reinaldo.

La presencia del 'hermano' Reinaldo activó en mí algunos recuerdos que tenía celosamente guardados y que ahora, se presentan 'frescos' en mi memoria. Para colmo, hablando por 'skype' con uno de mis lectores, me puso en guardia sobre las verdaderas 'intenciones' del 'hermano' Reinaldo. No será que revolotea a mi alrededor porque quiere seguir con la 'onda' de hace 12 años atrás...??? Yo creía en su faceta 'pedofílica' pero de ahí a verlo como a un 'gay' que viene buscando 'más', hay un largo trecho...

También pueden ser ideas mías, lo que pasa realmente, que no puedo pensar objetivamente y la psicología, cuando aparece la subjetividad en el analizador, sirve de poco o directamente no sirve. Entonces las preguntas sin respuestas se me acumulan en la mente. Será como el criminal que siempre vuelve a la escena del crimen...??? En este caso, no solamente volvió a la escena del crimen sino que trata de re vivir el crimen mismo... No sé, me parece...

Por ahora, son todas 'confabulaciones' mías que no tienen más asidero que mis elucubraciones y sospechas. El 'hermano' Reinaldo ya no tiene el cargo que ostentó hace más de 10 años pero como el zorro, 'pierde el pelo pero no las mañas', lo veo permanentemente en el patio, durante los recreos, rodeado por 'pibitos' de los grados más grandes, con quienes conversa amable y alegremente. Sin dudas tiene habilidad para acercarse a los 'pibitos' aunque no creo que por ahora vaya más allá...

Y en esas oportunidades que nuestras miradas se cruzaron en los recreos, así como yo sospecho de sus intenciones, creo que él conoce mis pensamientos. En todas las oportunidades que nos vimos, me sonrió y me guiñó un ojo haciéndome volver un silencioso cómplice de la situación sospechada. Sabe o intuye el 'hermano' Reinaldo lo que yo estoy pensando...??? En realidad no me consta, pero, seguro que se lo imagina...

Hasta ahora, nunca me dijo nada, ni directa ni indirectamente pero temo que lo haga y yo no sepa qué decirle. No quiero ver 'fantasmas' donde no los hay pero la sola presencia del 'hermano' Reinaldo, aunque sea a la distancia, reavivan mis recuerdos y me retrotraigo a la época de cuando tenía 12 años y el tipo nos sometía de diferentes maneras, sin encontrar en ninguno de nosotros, ningún tipo de resistencia, haciendo que nuestra voluntad no existiera y teniéndonos a su merced. Y ahora, no solamente vuelven mis recuerdos, sino tambén aquellas actitudes que tuve siendo niño o preadolescente. Las vuelvo a sentir y vuelvo a sentir aquella misma incapacidad de ofrecer algún tipo de resistencia frente a sus insinuaciones, pedidos u órdenes. Cómo hago para que el 'hermano' Reinaldo no continúe anulando mi voluntad...???







miércoles, 13 de abril de 2016

Ilustres conocidos 1





Días pasados me encontré de casualidad con el 'Capo di Tutti Capi'. Iba caminando junto con un 'hermano' religioso que pertenece a la congregación que dirige el colegio donde cursé todos mis estudios primarios y secundarios. Ambos habían ido a hacer un trámite bancario y nos encontramos imprevistamente en la calle peatonal. Los dos me reconocieron rápidamente y luego de los saludos iniciales, el Capo di Tutti Capi me dijo si podía pasar por el colegio, ya que deseaban hablar conmigo. sobre una 'vacante' que se había producido y que ellos estaban interesados en ofrecerme.

Obviamente, les dije que sí y que nos veríamos al día siguiente, a media mañana. Y eso fue lo que hice el viernes. Aparentemente, el Director General actual, está con 'licencia' por enfermedad. Le están aplicando 'quimio'. Y aparentemente, como no tiene nada bueno, quieren estabilizarlo antes de hacerle una cirugía. El tipo aguantó todo lo que pudo hasta que tuvo que pedir 'licencia' por enfermedad. Lo reemplazó un profesor del colegio, pero luego de muchas idas y venidas y como el tipo no 'daba pie con bola' lo sacaron y pusieron en su lugar al 'Capo di Tutti Capi'.

Y como para darle mayor institucionalidad al tema, la congregación que tiene sede en Buenos Aires (cuándo no) envió al 'hermano' Reinaldo, en calidad de veedor de este proceso. El hermano Reinaldo tuvo una 'destacada' actuación como Director de Estudios y Orientación, durante la época en que yo cursé el nivel primario. Después lo trasladaron y ya no se supo más nada de él hasta ahora, aunque sí se habló (mejor dicho se rumoreó) sobre este 'hermano' y algunos comportamientos 'non sanctos' que tenía con algunos chicos de los últimos años de la primaria y los primeros de la secundaria.

Con algunos de ellos, seleccionados entre los más bellos, simpáticos y confiables, se mostraba 'más que afectuoso' y recurría a todo tipo de 'mañas', para quedarse a solas con esos chicos. Qué era lo que en esos momentos pasaba...??? Bueno, nunca nadie dijo nada porque todos los 'seleccionados' sabíamos que éramos 'especiales', que no debíamos decir nada a nadie y 'entregarnos' mansamente a los deseos del representante de dios en la Tierra. Claro que por el hecho de 'pertenecer' a esa élite, teníamos o gozábamos de ciertos 'privilegios' que el resto de los alumnos no tenía.

Con los primeros 'reclutados', al principio del 5º grado, se mostraba cauto y reservado. Dejaba que el chico se fuera acostumbrando a sus muestras de 'afecto', cada vez más profundas e impúdicas. Su cargo de 'director de estudios y orientación' le posibilitaba estar en contacto con todos los de 5º, 6º 7º grados de la primaria (10-11-12 años) y 1º, 2º y 3º (13-14-15 años) de la secundaria. Su accionar era lento y cuidadoso pero al final de 5º grado ya estábamos todos acostumbrados a sus caricias, al final de 6º veíamos 'natural' sus 'tocamientos' y a finales de 7º ya estábamos 'listos' para ir 'más allá'...

Durante el 1º, 2º y 3º año de la escuela secundaria, supongo (estábamos separados físicamente, ya que teníamos clases en diferentes edificios) que todo se acentuaba más. El edificio de la escuela secundaria estaba en el mismo lugar que en donde estaba la residencia de los 'padres' (sacerdotes) y 'hermanos' (religiosos), pero no supe más nada, ya que a partir de mis 13 años, fui abandonado por el hermano para su satisfacción sexual, por un hecho totalmente fortuito e inesperado que ocurrió unos meses antes, pero que no, por evitarlo, me impidió quedar 'marcado' para siempre.

Aún así éramos un considerable número de pre y adolescentes que 'servían' para que el 'hermano' Reinaldo, satisfaciera sus deseos sexuales más abyectos. Y nosotros, inocentes 'pibitos' totalmente engreídos, nos jactábamos de pertenecer al 'círculo íntimo' del 'hermano' Reinaldo, como si aquello fuera una especie de 'logia secreta', donde todos sabíamos de la existencia del 'otro' pero que muy pocas veces compartíamos simultáneamente lugar y tiempo (a excepción de algunas 'salidas especiales' que hacíamos juntos, los de 7º grado, junto a los de 1º, 2º y 3º año de la secundaria.

Vale la pena aclarar, que otro hubiera sido mi destino, si el 'hermano' Reinaldo, ya en pleno 'avance' sobre mí, hasta ese momento, limitado a caricias impúdicas y tocamientos, no hubiese tenido la idea que tuvo. Entusiasmado por la llegada del fin de año y la posibilidad de 'gozar' en el viaje de egresados de la escuela primaria, de todos los muchachitos 'seleccionados' de 7º grado, decidió para la 'celebración' de fin de año, teatralizar la vida de Jesús. Por mi belleza exterior, mi forma de ser y por ser el 'preferido' de 7º grado del 'hermano' Reinaldo, éste me dijo que yo sería Jesús.

Y hacer de Jesús me salvó. Para el 'hermano' Reinaldo, nosotros, los 'seleccionados', éramos sus 'diositos': 17 varones de 63 fuimos los 'elegidos' de 7º grado, para protagonizar la 'celebración' de fin de año. Seríamos los emergentes en la vida de Jesús y yo representaría al mismísimo Cristo. El resto sería el 'relleno' de la historia. Cuál sería el costo que yo tendría que pagar por ser Jesús...??? Solamente dios lo sabía. Hasta ese momento, ser el 'preferido' del 'hermano' Reinaldo no me había costado más que soportar sus manoseos y tocamientos. Pero, la Vida torció mi historia...

El 'hermano' Reinaldo se tomó tan en serio mi papel que dejó de verme a mí para ver al 'verdadero' Jesús hecho niño. A partir de ese momento, en el que personifiqué a Jesús, el 'hermano' Reinaldo abandonó todos los 'avances' que venía haciendo conmigo. Fui el único. El resto, los 16 de 7º y no sé cuántos de los otros grados y años, lo siguieron padeciendo hasta que fue trasladado a otro colegio. Toda una historia de la que, entre nosotros, se rumoreaba mucho pero no se hablaba ni se denunció nunca nada. Nadie nunca denunció nada y el 'hermano' Reinaldo estaba seguro entre 'sus' chicos.

Ahora, después de 10 años, volvía a aparecer en mi vida y quizás en la vida de muchos otros 'nuevos' chicos 'seleccionados'. Conmigo y hasta donde llegó, siempre se portó más que bien pero no puedo decir lo mismo de todos. Se corrieron muchas 'bolas' (rumores) pero nunca fue más que eso y siempre entre nosotros, sus 'seleccionados'. Que el 'hermano' Reinaldo era el 'macho' de los más chicos pero la 'hembra' de los más grandes, era 'vox populi' entre nosotros, 'sus' chicos. Hasta que todo terminó el día que lo trasladaron y el 'hermano' Reinaldo desapareció de nuestras vidas, al menos de la mía, hasta ahora, que vuelve a aparecer. Él y yo estamos más viejos. Probablemente, tenga buenos recuerdos míos por eso el ofrecimiento del trabajo. O quiera volver a comenzar su 'hobbie' con otros 'pibitos' y yo sea la llave de una puerta que lo lleve a ellos. Quizás, esta sea una oportunidad que me pone la Vida, para hacer 'algo' que le ponga fin a las andanzas de tan malévolo personaje que seguramente incidió en mi vida (y en la de muchos otros) e hizo que yo fuera quien soy. No sé si voy a poder, pero quién sabe, ya lo dice el refrán: 'nunca es demasiado tarde'... jeeeeee...






jueves, 7 de abril de 2016

Lagrimas de cocodrilo





El domingo fui a almorzar a la casa de mi abuelo, con mi vieja, mi tío-padrino, el Tato y el Nachito y el Tomi. Hicimos (hice) pollo asado a las brasas. Mi vieja estaba antojada (esperamos que no esté embarazada) y antes de comprarlo, preferí hacerlo yo. Ella se encargó de la ensalada y las papas fritas y mi tío-padrino del vino y el postre. El Tomi y el Tato de darle 'charla' y entretener a mi abuelo y el Nachito de romperme la paciencia con mil 'huevadas' (tonterías) que se le iban ocurriendo.

Hicimos una larga sobremesa que se interrumpió porque mi tío-padrino, mi abuelo y mi vieja se fueron a dormir la siesta. Después, yo llevé al Tato a la casa de la novia, al Tomi a la casa de la vieja, en ese Fonavi de mierda donde vive y al Nachito a la casa de no sé quién para hacer no sé qué. Yo había quedado con los 'diositos' a encontrarnos en el Parque Norte, pero la lluvia del sábado arruinó nuestros planes, así que terminamos reuniéndonos casi todos, en un bar de la zona.

Estuvimos viendo la posibilidad de reunirnos ya que andábamos 'perdidos' y con algunos no nos veíamos desde hacía mucho tiempo. Hablamos de fútbol, facultad, política, economía, diositos, de hacer un viaje juntos y de otros 'bueyes perdidos'. También, coincidimos en hacer una reunión (cena) en casa el viernes próximo (por mañana) y tratar de juntarnos todos como lo hacíamos antes. Nos dividimos las tareas de quien se iba a encargar de comprar las cosas y luego nos despedimos.

De ahí me fui a la casa del Carlitos. Mejor dicho, cerca. Lo esperé a dos cuadras de la casa más o menos. Carlitos no quiere que nadie sepa que 'salimos' y trata de mantenerlo en secreto, todo lo que sea posible. Aunque en realidad no salimos, simplemente nos 'encontramos', como dos despechados que somos y que tratamos de ahogar nuestras penas de amor, el uno con el otro. Por ahora, creo que es solamente eso: nos une el resentimiento ante el desengaño que sufrimos. Pero no hay amor ni nada.

Fuimos a casa y prácticamente sin proponernos nada, terminamos teniendo sexo en la cama de mi dormitorio. Esta vez no hubo penetración. Solamente, 'franela' (caricias y besos), 'pajas' (masturbación) y 'petes' (felación). Carlitos no quiso ir más allá. Y aunque me moría de ganas, cumplí con su deseo. Aparentemente, no tenían tantos 'encuentros' sexuales con el 'pollito' como yo creía. O simplemente, le habían renacido las esperanzas de revertir esa relación entre el Matius y el 'pollito'.

Fue en el momento de la despedida, cuando nos estábamos vistiendo, que sonó el timbre del portero eléctrico y la voz inconfundible de Luciano:

Luciano: soy yo, quiero hablar con vos, necesito hablar con vos, puedo subir...??? 

Yo: sí... 

Y ahí me acordé que estaba Carlitos conmigo y que tenía que impedir que se encontraran o se vieran el uno al otro; para evitar el encuentro, bajamos juntos pero hice salir a Carlitos por la puerta que da a la cochera y le dije que saliera por ahí y que si la puerta de la cochera estaba cerrada con llave, que me esperara que yo en un rato, le abriría... Ya en el palier del edificio, Luciano me preguntó:

Luciano: estás solo...??? podemos hablar...???

Yo: sí, de qué querés hablar...???

L: mejor subamos, no quiero hablar de eso acá... 

Y: bueno, vamos... 

Subimos en el ascensor en completo silencio. Creo que cada uno de nosotros estaba pensando qué iba a decir y cómo lo iba a decir. Volvimos al diálogo cuando entramos en casa.

Y: creo que no me merecía lo que hiciste...

L: esperá, dejame hablar, no digas nada, estoy re re arrepentido de todo... la verdad que no, no te lo merecías pero no sé qué me pasó... perdoname, por favor, perdoname... 

Y sin dejarme articular palabra, rompió en llanto. Se arrodilló pidiéndome 'perdón', se abrazó a mis piernas y apoyo su cabeza contra mi sexo, mientras me imploraba y rogaba por mi perdón. Yo estaba petrificado y sin saber que decir ni como reaccionar. Solamente, atiné a tomarle la cabeza con mis manos. Luciano seguía llorando, pidiéndome que lo perdonara y que estaba arrepentido de todo y que volviéramos todo para atrás. Por un momento, me pareció que eran 'lágrimas de cocodrilo'...

Pero no. Todas sus justificaciones eran atendibles, lógicas y esperables para un chico de su edad y quien todavía no tiene definida su sexualidad. Siente 'pulsiones' y como no sabe dónde ni cómo está parado donde está parado, sucumbe a ellas. Eso, aunado a las sensaciones que se tienen cuando uno conoce a alguien 'nuevo' que le despierta todo y le renuevan las ganas de vivir, hacen un 'combo' difícil de resistir. Yo lo comprendí y acepté sus justificaciones porque a mí me pasa lo mismo.

El reclamo pasaría en por qué no me lo dijo, ni lo comentó ni nada, como habíamos quedado en hacer cuando fuéramos infieles al 'otro'. Él no me dijo nada en su momento de esa 'pibita' (se llama Lucía y la conoció en el 'call' donde trabaja). Yo tampoco le había dicho nada de Santiago. Claro que Luciano llegó más 'lejos' que yo. Igualmente, yo, de haber ido a la casa de Santiago, quizás, también hubiera llegado tan lejos como Luciano. Pero había decidido poner el tema Santiago, en 'stand-by'...

Y perdoné a Luciano y volvimos a hacernos el amor como siempre o como nunca. Amo a este pibito y él me ama a mí. Tenemos todos los problemas que tienen las parejas y también los propios de la diferencia de edad, de criterios, de gustos, de sexualidad y demás. Pero estamos dispuestos a poner lo mejor de nosotros para mejorar todo esto. Ahora me queda Carlitos, que fue una especie de estrella fugaz que iluminó y le dio sentido a mi vida durante los instantes que estuvimos juntos. Ambos fuimos una especie de 'bálsamo' que le sirvió al otro para calmar el dolor de la herida abierta. Pero, no fuimos más que eso. Los dos sabíamos que entre nosotros no había nada. Solamente actuamos como 'analgésico' humano para calmar el dolor que nos habían infligido. Ahora, correspondía que nos separáramos y siguiéramos nuestros caminos. Yo estoy dispuesto a eso... creo... jeeeeeee...





sábado, 2 de abril de 2016

2 de Abril: Día del Veterano y de los caidos en la Guerra de Malvinas


MARCHA A LAS MALVINAS

Tras su manto de neblinas, 
no las hemos de olvidar. 
"¡Las Malvinas argentinas!", 
clama el viento y ruge el mar. 

Ni de aquellos horizontes 
nuestra enseña han de arrancar, 
pues su blanco está en los montes 
y en su azul se tiñe el mar. 

¡Por ausente, por vencido 
bajo extraño pabellón, 
ningún suelo más querido; 
de la patria en la extensión! 

¿Quién nos habla aquí de olvido, 
de renuncia, de perdón? 
¡Ningún suelo más querido, 
de la patria en la extensión! 

¡Rompa el manto de neblinas, 
como un sol, nuestro ideal : 
"Las Malvinas, argentinas 
en dominio ya inmortal"! 

Y ante el sol de nuestro emblema, 
pura, nítida y triunfal, 
brille ¡oh Patria!, en tu diadema 
la perdida perla austral. 

Coro 
¡Para honor de nuestro emblema 
para orgullo nacional, 
brille ¡oh Patria!, en tu diadema 
la perdida perla austral.



https://youtu.be/QVivme7zvz0




jueves, 31 de marzo de 2016

Suerte y culo




La 'taba' es un juego de campo que consiste en tirar al aire el hueso astrágalo de una vaca al que se lo conoce con el nombre de 'taba'. Si al caer, queda para arriba el lado cóncavo o cara, llamado 'suerte', se gana y si cae del lado opuesto, llamado 'culo', se pierde. Si cae de costado no hay juego. Mientras los jugadores apuestan a 'suerte o culo', como es lo más común, otros, lo hacen a 'panza o lomo' y 'hoyo u ombligo', que son los lados de la 'taba'. Así ganan o pierden cuando ésta cae de costado, caso que no cuenta para quienes la tiran. Todo esto para contar lo que me pasó y para que vean que 'Dios no juega a los dados' como dijo Albert Einstein pero la Vida, si juega a la 'taba'... jaaaaaa...



El domingo de Pascua a la noche fuimos a buscar al Bebo a la estación de ómnibus porque se había ido a la casa a pasar el 'fin de semana largo' con la familia y todo eso. Fuimos en el 'Palito' (Fiat Palio), yo (el burro adelante para que no se espante... jaaaaaa), los 'pollitos' más grandes (Manuel y Carlitos) y el Matius. En total, 4 para buscar a uno...!!! No podía haber ido yo solo...??? jeeeeee... O el pendejito  para ir a la casa del 'pollito' necesita de varios guías para no extraviarse por Rosario...???

Mi ciudad a diferencia de otras, fue fundada por españoles, obviamente, quienes sin mucha imaginación ni creatividad, dividieron el plano de la futura ciudad, como un 'damero' (tablero del juego de damas), es decir, con líneas verticales y horizontales que iban a ser las futuras calles y cada 10/15 calles aproximadamente, trazaron una línea más ancha en la que planearon hacer una avenida. O sea, bien organizadito todo, bien previsible e imposible de extraviarse.

Igualmente, tuve que ir a buscar al Bebo a especial pedido de la madre del 'pollito'. Estuvimos un rato por ahí, mirando vidrieras de los negocios de la Terminal de Ómnibus, esperando la hora de la llegada del ómnibus. Como el ómnibus venía retrasado y teníamos hambre y sed nos sentamos en un 'bodegón' (bar) de la zona, donde comimos hamburguesas y tomamos Coca Cola. Fue en ese momento, cuando la 'taba' de la Vida, giró en el aire, dio vueltas y salió 'culo'...

No sé cómo ni de dónde salió, vimos a Luciano que entró abrazando a una 'minita' que parecía más grande que él y por la forma de vestirse parecía una minita 'fácil' (puta). Al principio no me vio pero después sí. Nosotros lo vimos todos. Luciano se puso de todos los colores, sacó el brazo del hombro de la 'minita' y se hizo el 'gil' (tonto). La 'minita' no se dio cuenta de nada. Se sentaron bastante lejos nuestro y Luciano nos dio la espalda. Yo me quedé impávido pero me empecé a dar cuenta de todo...

En ese momento entendí los cambios de comportamiento/carácter que notaba en Luciano. Y sino me dijo nada de esa 'minita' fue porque contrariamente a lo que habíamos convenido, ahí había 'sentimientos' y no simple 'calentura'. Porque habíamos llegado a ese acuerdo: de no ponernos 'palos en la rueda' (obstáculos) si decidíamos tener 'algo' con otro/a fuera de nosotros. Y si Luciano no me avisó por algo era. O como dice el dicho: 'el que avisa, no es traidor'.

Y se notaba que estaba avergonzado. Por el hecho en sí, por haberlos encontrado 'in fraganti' en un lugar totalmente inesperado, por no haberme dicho nada y muchos etcéteras más. Ahí me di cuenta, que Luciano usó a mi encuentro con Santiago como detonante y armó una 'escenita' que le salió bien. Y la verdad, es que me sentí dolido por su falta de sinceridad y por mi torpeza de no sospechar ni de haberme dado cuenta de nada de eso, mucho antes y no en ese momento y de esa manera.

Luciano había actuado malamente y yo, no me lo merecía. Al menos, no con él. Le di mucho más de lo que le di a cualquiera de los 'diositos' con los que salí y tuve sexo o hicimos el amor. Cambié mi forma de ser para tratar de entenderlo. Lo contuve siempre que me lo pidió o lo necesitaba. No solamente le di mi amor, sino también comprensión y mucha paciencia. Le toleré muchas cosas. Pagué por sus caprichos, le dí casa, comida, ropa, dinero... Y él me devolvía con esa moneda...???

Obviamente que Luciano nunca hubiera esperado que nos encontráramos ahí. Para no aumentar mi incomodidad, decidimos pagar e irnos. Volvimos a las 'dársenas' de los ómnibus y ahí la madre del 'pollito' nos habló al celular avisándonos que no esperábamos al Bebo porque no venía. Así que decidimos ir del Matius. El Matius y el 'pollito' habían hecho planes que no me incluían ni a mí ni al otro 'pollito' (Carlitos, de 15 años y durante más de dos años 'amigovio' del 'pollito' Manuel).

Los padres del Matius se habían ido de viaje por todo el fin de semana largo. Y como ya habíamos comido, solamente tomamos fernet con Coca Cola y hablamos de Luciano, porque no podíamos dejar de pensar en él. Además, Luciano es de la 'barra' (grupo) de amigos de los 'pollitos' y no había vuelta que darle, no tenía excusas. Cuando el tema 'Luciano' se agotó, el Matius y el 'pollito' se fueron al dormitorio del Matius, dejándonos solos. Carlitos creo que intuyó lo que podía pasar...

Cuando nos conocimos, Carlitos tenía 13 años y ya 'pintaba' ser todo un 'diosito'. Yo, es desde esa época que le tengo hambre pero como era 'amigo con derechos' del 'pollito', yo no podía 'encararlo', justamente porque me daba ciertas 'cosas'... Carlitos tenía la misma edad del Sebi cuando lo hice mío por primera vez. Claro que en aquel momento, yo tenía 15 años, el Sebi 13 y ambos, estábamos re enamorados, sabíamos lo que queríamos y 'debutábamos' los dos en el 'mundo' del sexo gay.

Ahora era diferente. Carlitos tiene 15 años, igual que el Nachito, pero yo casi 25. Pensar en el Nachito me paralizó al principio. Pero, después, recordando que 'somos los arquitectos de nuestro destino', decidí darle para adelante. No sé si fue la película que estábamos mirando, el alcohol del fernet, la penumbra del lugar o que nuestras hormonas se alborotaron y se convirtieron en protagonistas, fue cuando decidí avanzar sobre Carlitos quien se resistió algunos minutos... 

Después de serenarlo y cuando estaba a punto de quebrar su resistencia, Carlitos me dijo que 'ahí' no quería. Le dije que podíamos ir a mi casa aunque yo temía que durante el viaje, se le pasara a Carlitos la excitación en la que había logrado meterlo. Me volvió a repetir que ahí no quería porque el 'pollito' podía ver su 'traición'. Por favorrrrr...!!! De qué 'traición' está hablando...??? Acaso el 'pollito' no fue el primero que lo traicionó cuando decidió optar por el Matius sin pensar en él...???

Pero, tengo que reconocer que todos pensamos diferente porque sino el mundo no sería mundo. Así que garabateé una nota y se la dejé pegada en la puerta de salida, avisándoles que nos habíamos ido pero sin decirles dónde ni hacer qué... jeeeeee... Así que de ahí nos fuimos a mi casa. Por suerte, todavía no era tan tarde porque tenía que llevar a Carlitos a la casa. Después tendríamos que inventar porque salió junto con el 'pollito' y volvieron separados. En fin, algo se nos iba a ocurrir...

En mi casa, no había nadie. Creo que tuvimos sexo (felación y masturbación) más por despecho que por calentura. Igualmente la pasamos bien. Después fuimos a mi dormitorio, donde volvimos a tener sexo pero esta vez, intenté 'coger/follar' a Carlitos en mi cama. Los dos, la estábamos pasando más que bien y nos estábamos disfrutando en grande. Carlitos me hacía acordar tanto al Sebi y a los comienzos de mi vida gay que sin pensarlo le dije que quería 'cogerlo/follarlo'...

Me miró y me dijo que no. Un rato después, cuando habíamos acentuado la 'franela' me dijo que quería tiempo para pensarlo. Carlitos todavía seguía pensando en que si se me entregaba, estaba 'traicionando' al 'pollito'. Y por eso quería esperar. Esperar qué...??? La 'bendición' del 'pollito'...??? Le dije que él me re calentó desde que lo conocí. Y que no sea gil, que el 'pollito' no le iba a dar permiso para que se dejara penetrar conmigo. Y que él tenía que hacer lo que él tenía ganas y punto.

Le aseguré que no era apresurado, al menos eso era lo que yo pensaba, que ambos, tanto él como yo, decidiéramos tener sexo 'profundo'. Primero, porque no le debíamos fidelidad a nadie, especialmente después de haber sido dejados a un lado por nuestras parejas, sin importarles mucho nuestros sentimientos: él por parte del 'pollito' y yo por parte de Luciano y que a la luz de los acontecimientos, teníamos pocas o mejor dicho nulas, probabilidades de revertir esas situaciones.

Que él (léase Carlitos) me había gustado desde que lo conocí pero que respeté siempre su relación con el 'pollito' hasta ese momento. Y que sabía que él también sentía 'algo' por mí. Que seguramente no era 'amor' lo que sentíamos en ese momento el uno por el otro, pero que si nos dábamos 'tiempo' y 'espacios', seguramente el amor, fluiría de alguna manera. Carlitos asentía pensativo... Le dije que si tenía dudas, no hiciéramos nada y que yo quería respetar sus temores y sus tiempos.

Finalmente le pedí que no se apurara en contestarme, que lo importante era que sabíamos que había buena 'onda' entre nosotros y que podíamos profundizar más esa relación otro día y que no era necesario, hacer 'todo' esa noche y para que él estuviera tranquilo, no pensaba decirle nada a nadie lo que habíamos hecho y al decir 'nadie', hablaba especialmente del 'pollito' o al Matius o a cualquiera de los otros 'diositos' que lo conocían. Así él se quedaba tranquilo con su conciencia y yo con la mía y que ya tendríamos tiempo, más adelante, de entregarnos totalmente, cuando él viera todo con mayor claridad. Carlitos me miró pensativo una vez más como sopesando lo que yo acababa de decirle... En la mirada de Carlitos vi ese momento del 'quiero pero no quiero'. En ese momento, la 'taba' de la Vida, volvió a girar en el aire, pero esta vez, salió 'suerte': Carlitos aceptó mi propuesta y me dijo que le diéramos para adelante, ahí nomás, en ese mismo momento, pero me rogó y me hizo jurar, que no le iba a contar nunca nada al 'pollito'. Y yo, puedo tener muchos defectos, pero los secretos, como éste, los guardo con mi vida...!!! jeeeeee...