miércoles, 7 de diciembre de 2011

Vergüenza ajena (homofobia 1)

 
 


Entre tantas 'pálidas' (malas noticias) y otras buenas, alguna muy buena tenía que aparecer...! Al fin entre ayer y hoy y espero que desde ahora, todos los días, me pueda comunicar con Marco realmente como queríamos...! Él volvió a la intimidad de su dormitorio donde tiene instalado su 'bunker' y yo desde mi casa, desde donde, sino está el Tato, generalmente estoy solo por esto de que estoy rindiendo y todo eso, así que puedo hacer y deshacer como hacía mucho que no hacía.

Pero ese tema lo voy a tocar otro día, porque en estos días voy a tocar otro tema que me transversaliza y me 'jode' (molesta) y que pasó o empezó hace un par de años, siguió la semana pasada con el 'Gorditus Simpáticus' y terminó ayer y que habla bastante de mí y de cómo voy posicionándome en la vida. Al principio mucha 'bola' (importancia) al tema no le dí porque yo mismo no estaba convencido de la necesidad de salir del clóset ante la sociedad. Ya saben que soy gay quienes en realidad yo quería que lo supieran (padres, hermanos y amigos cercanos), así que los demás me tenían sin cuidado.

Así que con eso me conformaba y yo 'estaba hecho' (me daba por conforme). Especialmente desde desde el día que fuimos a una 'marcha del orgullo gay', pero que seguíamos desde la vereda, que un gordo puto travestido, pintarrajeado como un papagayo, con unas tetas que se le salían del escote del vestido que usaba y con unos tacones enormes que le daban más altura al enanismo que tenía y todo transpirado y más feo que pisar una vomitada descalzo, junto a un montón de 'maricones' más nos arrinconaron al Sebi y a mí por creer que éramos dos pibitos heteros que lo estábamos 'cargando' (haciéndole bromas) por su orientación sexual, y nos dijeron que nos fuéramos de ahí, sino nos iban a tajear en pedacitos, mientras me mostraba una navaja que había sacado de su bombacha. Obvio que nosotros nos fuimos, pero decidí desde ese día no volver nunca más a ninguna marcha gay por ningún tipo de reinvindicación. Y también desde ese día, decidí que solamente sabrían que soy homosexual quienes hoy lo saben y que la sociedad se podía ir a la m.... Nunca tuve problemas con los 'gays' en general pero hay un grupo de gays, los que son muy afeminados con los que siempre tuve 'encontrones' (problemas), no de relación, sino de simple 'acercamiento'. Es algo más fuerte que no puedo controlar. Por qué será...? Será por aquel primer encontrón que tuve con el gordo travesti que quería ser 'mina' y que me trató tan mal en la marcha del orgullo gay...? (continúo mañana)

6 comentarios:

  1. Lapegnola8/12/11 1:19

    Lucky: a mi me pasa exactamente lo mismo, parece que lo hubiera escrito yo este post, no los puedo soportar po9r mas esfuerzo que haga. Es que somos asi, los gay, homofobicos, y bueno habra que lidiar con ello. No se si hay un ser mas homofobico que nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  2. No sé a mi me pasa igual, será un tipo de homofobia o algún tipo de rechazo hacia nosotros mismos? Dale que tu eres el psicólogo, trata de explicar(nos) eso.

    saludos!

    ResponderEliminar
  3. Así como pretendés que los demás acepten tu diversidad sexual, deberías acetar que hay muchas diversidades sexuales y no sólo la tuya Luk. Andá a saber a esa gente cuantos pibitos heteros los insultaron un rato antes de que te vieran a vos. La marcha del orgullo gay es para decir eso, que no importa lo que piensen y lo que te maltraten en esta sociedad, estás orgulloso de lo que sos. Y hay muchas formas de ser gay, no sólo la tuya.

    ResponderEliminar
  4. Lapegnola - Didier Freitas: la verdad q somos muchos lo q nos pasa lo mismo. Creo q lo importante es reconocerlo y no decir q no sentimos nada y q somos todos iguales, cuando en realidad, sentimos lo q sentimos.

    Lo importante, como dijo Gorditus Simpaticus, es 'ser' y no 'parecer'... q grande el Gorditus...!

    ResponderEliminar
  5. Damián: creo q parte de tu mensaje lo debería leer el gordo gay travestido y haber 'pensado' antes de haber 'actuado'.

    Pero, a la vista de mi experiencia, ese gordo puto, actuó y no pensó y si él está orgulloso de lo q hizo, allá él. Hoy, si me hace lo mismo, estoy seguro de enfrentarlo y cagarlo a trompadas...

    Y eso q soy mas bueno q el pan con manteca y dulce de leche...!

    ResponderEliminar
  6. Coincido totalmente, Lucky, no soporto los amaneramientos exagerados. En cuanto a salir o no del armario, cada uno lo maneja a su manera. Mis parientes y amigos saben quien soy y resto (supongo que lo pensarán) no me calientan.
    Besotes

    ResponderEliminar