domingo, 22 de abril de 2012

Depende del cristal con que se mire




La verdad que la historia de Felipe me trastocó la vida. Lo conocí este fin de semana porque el pibito no solamente que está 'sensibilizado', sino que el solo hecho de que el Matius le haya dicho que había gente de su 'entorno' que lo quería conocer, fue suficiente para que Felipe dijera que sí, sin poner ni obstáculos ni trabas en el medio. Y si bien ya le falta bastante poco para la mayoría de edad (lo aclaro porque más de uno debe estar pensando que es una criatura) nunca había tenido sexo gay.

Felipe proviene de una familia de clase media como cualquier otra de acá, aunque los padres están divorciados. La madre trabaja para poder llevar adelante un hogar formado por 3 hijos, de los cuales Felipe es el del medio. La más grande es una mujer y la más chica otra. Felipe va al colegio secundario, tiene amigos o conocidos como cualquier otro y también amigas, con los que hace vida social pero mantiene su orientación sexual en el mayor de los secretos y su condición, también, bien guardada en el clóset.

Como muchos pibitos gays de acá, le gustan algunos pibitos de su colegio, del barrio y de la vida en general, pero se cuida 'in extremis' de que su secreto tan bien guardado no salga a la luz. Vivió hasta la edad que tiene 'pajeándose' (masturbándose) y pensando en los diositos que adora pero llegó al límite que se arriesgó y entró al chat gay para conocer a otro chico como él o más grande que aceptara a tener sexo. Y ahí apareció la figura del Matius y la historia que ya conté.

No sé que pasa pero últimamente no me pude volver a conectar a ese chat gay. Se habrán dado cuenta que entraban muchos menores...? Aparentemente si alguien los clausuró o algo por el estilo, fue por la presencia de menores. Pero es tan fácil burlar esa vigilancia que da risa que hayan tomado una medida así. Prefiero creer que están en tareas de mantenimiento. Porque tampoco dejan que los menores entren en los boliches bailables o tomar alcohol y sin embargo... 'e puor si mouve'... jeeeee...

Pero sigo con el tema de Felipe. Felipe se quedó admirado de que constituyéramos un grupo semi-cerrado de diositos y todos gays. Obviamente como nadie 'mariconea' (se hace o es afeminado) es más difícil detectarnos pero el radar gay, al que le funciona no le falla, nos detecta a la distancia, como detecta un radar a un misil. Por ahí el Juani medio que mariconea a veces excesivamente pero que lo deja de hacer cuando el Matius lo mira. Y bueno, entre ellos se entienden...!

Anoche salimos solamente unos pocos: Caio, Lucho, Tomi, Juani y yo. Fuimos a un bar que está de moda. Fuimos a tomar algo y a escuchar música. El Matius con Felipe se nos agregó después. Ahí fue cuando conocimos la historia de Felipe y Felipe nos conoció a nosotros pero no a nuestra historia individual aunque si a nuestra historia de grupo. A grandes rasgos le contamos que éramos un grupo de 'amigos con derecho a roce' y también algunas 'parejas/novios' consumadas y otras a consumarse.

Lo que nos costó fue trasladarle la idea que teníamos, que no era otra, que se agregara al grupo para que viera qué 'onda', con nosotros primero y con los demás después. Especialmente porque faltaban muchos diositos con quienes se podía sentir con total libertad de hablar o decir lo que pensaba. Felipe, no estaba muy cómodo y era natural, pero se fue sintiendo mejor, porque anoche, el bar que elegimos, fue una verdadera pasarela de diositos de todas las edades que nos excitó increiblemente.

Y hablar, comentar y pensar en voz alta hizo que Felipe se diera cuenta que había 'otro mundo' paralelo al mundo donde él creía que vivía. Para mal de males, o para bien de bienes, se encontró con unos amigos del colegio que nos presentó como 'amigos' y como el bar estaba lleno, compartimos mesa y algunos también sillas. En el grupo había de todo, lindos y feos pero todos bastante simpáticos y 'entonados' (casi ebrios)

Mi radar gay sonó allá abajo varias veces con un lindo chico con el que cruzamos miradas varias veces y también sonrisas. Y a pesar del 'pedo' (borrachera) que tenía, no me puedo olvidar de esos ojazos almendrados color verde, el cabello rubio oscuro y una carita angelical que me derritió en el momento y me hubiera dejado someter ahí mismo de proponérmelo. Se llama Jerónimo y le dicen 'Jero'. Pero yo no podía pensar con claridad y Jero tampoco. Pero seguramente nos vamos a volver a encontrar y sabremos cuantos pares de patas tiene un gato... jeeeeee... Ahí estuvimos un rato más pero después decidimos irnos y volvimos a casa. Previamente acompañamos a Felipe a la casa y quedamos encontrarnos entre semana en casa para seguir conociendo al resto de la pibada. Después en casa, cada uno disfrutó de su pareja/novio como la Vida manda... jeeeeeee...

13 comentarios:

  1. Y entonces una desventura del Matius les trajo consigo a este nuevo crío, bueno, ojalá se integre bien con ustedes, y si no, ojalá se integre bien con el mundo.

    Es un tema viejo, pero muchos latinos estamos condenados a eso, al hecho de descubrirse como sexualmente "anormal" y posterior exiliarse en la profundidad de la mente, pero no del cuerpo, porque el quiere, y eso es inevitable. El miedo, la presión, todo eso lleva encerrarse, pero llega el momento en el que el ratón acorralado tiene que defenderse y comerse al mundo y no al revés.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Anónimo23/4/12 2:19

    Lu, la enorme mayoria aqui en la Argentina q no frecuentan ambientes gays, encuentran como Felipe a otro/s a traves de chats y/o pag Gays...q hay varias aca. No hay otra manera, solo raras esepciones, o como te paso a vos q se te dio.....y llamemoslo suerte/casualidad y/o causalidad, pero lo q vos tuviste/tenes y lograste no es común. Pero siempre hay alguien o algo q es diferente.
    Sludos Charlie.-Ind...

    ResponderEliminar
  3. Supongo que tienes razón con lo de mis padres. Pero yo que soy una persona que no habla ni de sus pensamientos ni emociones cara los demás, creo que está difícil que comprendan algo sobre lo que podría decir. Aunque no sé si podría llegar a hacerlo. Así que prefiero que mientras siga manteniéndose el secreto bien guardado.

    Respecto tu nuevo 'amigo', espero que poco a poco se integre a vuestro grupo. No es fácil entrar solo en la vida de los demás, pero si le 'cuidáis' bien seguro que no le será ningún tipo de problema.

    Y yo me pregunto: ¿Por qué te importa tanto el sexo? (Simple curiosidad).

    Si no te molesta mucho contesta a mi blog porque sino se me olvida leer la respuesta :)

    Cuidate hermoso!

    ResponderEliminar
  4. Benja:
    El tema es 'viejo', por todos 'conocido', todos lo pasamos en mayor o menor medida pero las organizaciones de LGTB y otras siguen no haciendo nada...!!!

    Hasta cuándo...???

    Por qué el adulto recibe apoyo para enfrentarse al mundo y no lo recibe el adolescente gay menor de edad...???

    Lo sabes...??? Yo no.

    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  5. Charlie:
    Reconozco q mi vida de gay fue diferente al resto por equis motivos.

    Lamentablemente no sé si el gaycito menor de edad de hoy, será un gay feliz mañana o un gay reprimido o un padre de familia disfrazado de hetero, o un cura o un solterón empedernido q nunca salió del clóset o simplemente un cadáver q no encontró otra salida más q el suicidio.

    Mejor no sigo divagando... jeeeee...

    ResponderEliminar
  6. Príncipe, te contesto acá y también en tu blog.

    Seguramente q Felipe si tiene buena capacidad de adaptación se terminará acostumbrando a la pibada y un solitario más pasará a formar parte de nuestra 'grey'.

    Pero eso él sólo lo sabe.

    En cuanto al sexo, no sé si nuestra idiosincracia será tan diferente pero nosotros estamos pensando en tener sexo durante 12 horas del día (las otras 12 horas dormimos)... jaaaaaa... chauuuuu...!!!

    ResponderEliminar
  7. Hermoso, ¿sabes que pensar todo el día en sexo (y practicarlo, claro) no es más que una forma de rellenar el vacío que hay dentro de uno? :3

    ResponderEliminar
  8. Hola Lu, estoy en desacuerdo con vos, porque nosotros 12 horas al dia pensamos en tener sexo y las otras 12 horas soñamos con tener sexo ( cuando dormimos ) jajaja.
    Un Abrazo
    Arman

    ResponderEliminar
  9. Príncipe:
    No sé q decirte, estaremos vacíos nomás, pero entre ir a un recital, ir a al cine, leer un libro, jugar a cualquier cosa, mirar tele, dormir, hablar por hablar, pensar, estudiar, trabajar o tener sexo, yo (nosotros) prefiero (preferimos) tener sexo...!!!

    Algo así como dice el refrán, 'la Vida los cría y el viento los amontona'... jeeeeee...

    ResponderEliminar
  10. Vos lo dijiste, Arman, no hay nada más lindo q comer milanesas con papas fritas, helado con dulce de leche y hacer el amor o tener sexo con el diosito q te cabe... jeeeee...

    ResponderEliminar
  11. Mierda (expresion) hablaste tanto que se me olvidó que iba a decir jaja. Qué bueno q aclaraste la edad, porque yo pensaba de un chico de 13 años jaja. Su historia es parecida a la de todos... como todo chico normal de closet... que no se atreve a abrirse, pues los q se abren a temprana edad terminan siendo mmm como llamarlas p***s??? En fin, sí sería bueno q lo ayudarás con sus broncas... pero no para enviciarlo en tus cosas ahh!!! jaja xD

    Hay un mundo paralelo, yo con mis amigos tambien podemos hablar tranquilamente de chicos... y bueno yo lo hago tambien con amigas heteros que saben mi opcion... pero todos tenemos q pasar la adolescencia... si no la pasamos bien, entocnes la juventud será dificil.

    Habrá q ayudar de una u otra manera a esta adolescencia gay!

    No crees?

    ResponderEliminar
  12. Me encanta ese apoyo entre colegas, aunque puede que no sean totalmente santas, creo que al chico le puede venir muy bien conocer otro mundo donde no hay represión de su homosexualidad, donde dejen de ser una barrera sus preferencias sexuales.

    Espero que salga bien su integración en el grupo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Por qué el adulto recibe apoyo para enfrentarse al mundo y no lo recibe el adolescente gay menor de edad...???

    Pues por la sencilla razón de que se trata de una preferencia sexual, sea natural o no, y el mundo actual considera que los menores de edad no deben de tener sexo.

    ¿Así o mas claro? Los adolescentes, principalmente los menores de edad carecen del criterio y caracter suficiente para tomas decisiones maduras, al menos la mayoría. Y eso no es malo ni bueno, simplemente es.

    La mayoría de edad no garantiza que se obtenga esa madurez, pero si garantiza la obtención de derechos ciudadanos. Eres un ciudadano que tiene derechos y responsabilidades, entre ellos el derecho a dar o recibir amor y tener el sexo hasta volarte la tapa de los sesos.

    ¿Y por qué? Por que si no se ponen esas reglas todo se va al carajo. Cada quien hace lo que quiere y entonces se arma un bolonki de puta madre.

    Cuando eres adolescente todas tus decisiones son responsabilidad de tus padres. Si los padres son una pavos buenos para nada, incapaces de educar, amar y guiar correctamente a sus hijos, es otro cantar. ¿Quién dijo? No sé. ¿Está bien? No sé. ¿Debiera ser diferente? Yo creo que si. ¿Puede un adolescente de 14 años decidir si tiene sexo o no? A lo mejor si, no todos. Cada quién habla de como le va en la feria ¿entendes?

    Y podes decir que no vale una mierda el sistema, y si, tendrás razón. Pero se necesita uno para que no nos arranquemos los ojos unos a otros. El ser humano es el mas salvaje de los seres vivos y por eso necesita que le digan que puede y que no puede hacer.

    No defiendo al sistema, no digo que esté bien, digo simplemente el por que existe. Que si todos los adultos nos pasamos las reglas por el arco del triunfo, esa... es otra historia.

    Por lo pronto, que bueno que rescataste a este pibito. Ayúdenlo si pueden y sigue como sos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar