lunes, 9 de abril de 2012

Miércoles non sancto




El miércoles fue el último día que trabajé y a pesar de que hacía buen tiempo, el 'SMN' (Servicio Mateorológico Nacional) había anunciado por la noche un eventual desmejoramiento del tiempo con fuertes tormentas, abundantes precipitaciones y caída de granizo, lo que me hizo dudar durante gran parte de la tarde de ir a la casa de campo. Porque una cosa es ir al campo con buen tiempo y otra es ir al campo y 'bancarse' (aguantarse)  un fin de semana larga lluvioso.

Al final, el SMN la acertó con el pronóstico y para las 9 de la noche parecía que se venia el mundo abajo. En Buenos Aires, la tormenta había sido más que grande y había causado no solo destrozos, sino también muertos, así que esperábamos que algo parecido pasara acá. El Gasti, manejando el auto de la vieja, había venido con el Matius y el Juani a dormir a mi casa.  Después, fue a buscar a Caio, a Lucho, al Andy y al diosito, para terminar guardando el auto en la cochera del edificio. 

Tomi había salido antes de la facultad y ya había llegado y me estaba ayudando a preparar la cena. El Gasti pensaba competir por mí con el Tomi ante la ausencia del Seba, porque yo andaba sin pareja, y si yo me inclinaba por el Tomi, creo que la idea que tenía el Gasti era de 'tirarse' (seducir) al Nico, que era una opción más que interesante, especialmente porque el pendejito le da más 'bola' (atención) a él a a cualquiera de los otros pibes.

De todos modos, y para adelantar lo que vendría en ese fin de semana largo, después de cenar, lavar, acomodar y guardar todo nos pusimos a beber vodka y ron con gaseosa y a boludear como dios manda. Al final, lo pusimos a cantar a Caio, cuando la borrachera ya era proverbial y el ambiente estaba más para 'transar' (acariciar, besar, masturbarnos) que para seguir boludeando. Entonces, nos dividimos en parejas. 

Pero como Caio tocaba la guitarra y cantaba, no podía hacer nada con Lucho. Y, aunque es super celoso, Caio dejó que el Lucho se dedicara al Juani, como al principio. Así el Matius se lo 'transó' al Tomi como lo hacía antes de salir con el Juani, Andy se dedicó al diosito y yo me dediqué a sacarme las ganas con el Gasti. Después, Caio dejó de cantar y buscó a Lucho para acostarse juntos, así que se desarmaron todas las parejas y volvimos al principio, y como yo, era la 'unica bola sin manija', tuve que hacer un menage a trois con el Gasti y el Tomi, que fue solamente una transa liviana y nos quedamos dormidos porque estábamos re cansados (léase ebrios)...!!! Igualmente, con cualquiera de los dos o los dos si llegaba a compartir cama en el campo, yo iba a estar inmensamente feliz, porque amo a los dos y tenerlos a los dos, dispuestos a satisfacerme, era la gloria completa. La semana santa, con tormenta, viento, lluvia y todo, empezaba más que bien, aunque de 'santa' no tenía nada...!!! jeeeee...




6 comentarios:

  1. En realidad se parece mucho a otras fiestas del pasado... Espero que hayáis disfrutado estos días festivos tal como parece anunciar este post.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No voy a abundar más en lo de "¿Por qué le llamamos amor cuando queremos decir sexo?"; así que sólo escribo para preguntar por que tengo el puzle deficiente:

    ¿Qué carrera está haciendo el Tomi en la facultad? si se puede saber; es un dato que creo que no nos lo has transmitido; pues sí que dijiste que también había entrado en la universidad, cosa que me alegró sorprendiéndome, pero según mis datos sólo lo metiste en la "carrera de la calle" de alto standing durante el verano en Mar del Plata.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad Josep, nuestras fines de semana se siguen pareciendo a los fines de semana de cuando éramos adolescentes.

    Es q tenemos algo en común q es el integrar un 'grupo cerrado'.

    Algo así como mi vieja idea de la 'isla' q aunque ya no existe, creo q en nuestro imaginario sigue latente como en un principio.

    Algún día debería de hablar de las diferencias de pensamiento, acción y reacción q tenemos con el resto de los gays adolescentes y jóvenes.

    Besos, Josep...!

    ResponderEliminar
  4. Betulo:
    Yo muchas veces la pensé y creo q uno la usa como sinónimos, pero son dos cosas muy diferentes, 'hacer el amor' y 'tener sexo'.

    Yo siempre 'hago el amor' con los diositos a quienes 'amo' y q son bastantes.

    A los diositos q no amo y q simplemente me 'calientan' o me 'excitan' con ellos 'tengo sexo'.

    Con la Agus, 'nos hacemos el amor' recíprocamente.

    Fácil, eh...?

    En cuanto a la pregunta sobre el Tomi, está haciendo el 1º año de una carrera universitaria relacionada con la ingeniería pero no puedo entrar en más detalles por obvias razones.

    Besos...!

    ResponderEliminar
  5. QUÉ ALEGRÍA, ¡una ingeniería! señal que tiene capacidad, aunque creo recordar que no era muy organizado y reponsable a la hora de hincar los codos; a ver si eso le estructura un poco más la cabeza. Supongo que será de grado medio.

    ResponderEliminar
  6. Wow el SNN le atinó, aquí el sistema metereológico se llama Senamhi... y cuando dice que va a llover, hace sol... cuando dice va a ver sol, empieza a hacer frio... por eso me sorprendo que sí le atiné jaja. Espero y cuentes que hiciste en tu semana tranca (borracha, como el decimos acá) ya que la mía fue muy buena jeje.

    Un abrazo
    Erik!

    pd. Sí, las personas cambian, pero lo que cambio esta vez fue mi manera de verlo más que él. Gracias pro tus palabras.

    ResponderEliminar