miércoles, 23 de mayo de 2012

Encuentro




 Hace un rato cuando volví a casa después de la facultad, con un clima horrible porque no para de llover (desde el lunes que llueve intermitentemente), está algo frío y desapacible y la verdad que no daba para otra cosa, que para estar en un lugar tranquilo, a media luz, con la 'pancita llena' (comido) y transando con cualquiera de mis diositos preferidos (léase Seba, Matius, Tomi o Gasti) que para el caso es el mismo), cuando al entrar a mi casa me encontré con un semi-diosito a quien no conocía sentado en el sofá y mirando la tele.

Obviamente que me quedé más que asombrado ver allí mismo a un chico que estaba más que apetecible pero que evidentemente yo no lo conocía ni tampoco sabía que hacía ahí. El chico, apenas me vio entrar, saltó del sofá como impulsado por un enorme resorte invisible y me saludó antes de que yo pudiera articular palabra. Me dio la mano, me dijo que se llamaba Gustavo y que era amigo del Tato al que lo había conocido en la facultad.

Mientras nos estábamos presentando casi simultáneamente apareció el Tato que venía desde la cocina con el equipo de mate. El Tato se nos unió a nuestra conversación pero agregó un nuevo ingrediente a nuestra charla: Gustavo no solamente había ido a estudiar como yo pensaba en un primer momento, apenas lo vi. Gustavo estaba allí porque se había ido de la casa después de discutir con los padres y se alojaba momentáneamente en mi casa hasta que se solucionaran sus problemas.

La verdad que no daba en averiguar qué tipo de problemas tenía. Porque si yo metí un montón de diositos en casa y el Tato nunca me dijo nada, ahora, no iba a reprocharle al Tato por darle alojamiento al pibito este. Lo que pasa, es que no sé si el boludo del Tato fue consciente o no, de que a veces algún diosito se queda a dormir en casa, y en ese caso, cómo le íbamos a explicar a este pibe la presencia de algunos de ellos se no solamente se quedan a dormir en casa sino que comparten mi dormitorio y mi cama...?

Por suerte, ahora ando 'en banda' (solo) y no hay problemas para que este pibito Gustavo se quede en casa un par de días hasta que pueda resolver sus problemas y todo eso, pero mientras tanto, yo me voy a tener que cuidar bastante, de que si vienen los 'diositos' y está Gustavo presente nos atengamos a comportarnos más o menos como se espera que nos comportemos. Aunque la verdad y después de tanto tiempo de convivir con el Tato tendríamos que haber hablado de este tema, pero nunca lo hicimos como si nunca se fuera a dar. 

Pero algún día tenía que pasar. Esto es, que amigos heteros de él se juntaran en mi misma casa, estando sólo yo presente o también algunos de mis amigos gays. El Tato no es homófobo ni nada por el estilo pero no conozco ni conoce profundamente a todos sus amigos de la facultad. Y el problema no es compartir la casa o los ambientes de la casa, porque cuando estamos en grupo no nos andamos cogiendo alegremente por ahí, sino que ellos sepan cuál es mi/nuestra orientación sexual y punto. Creo que de esa manera el conocimiento de los dos grupos puede llegar a ser más profundo y la actitud de tolerancia y de respeto. Lo mismo que la relación amistosa puede ser más seria sabiendo que la misma está basada en el respeto por los gustos del otro y por la sinceridad. Pero es todo un tema que tengo que hablar con el Tato primero, con la banda después y con el resto de la gente que me acompaña por el camino de la vida al final, porque creo, que es un tema que nos atañe a todos... O no...?

4 comentarios:

  1. Pues NO.

















    Hoy sólo es por llevarte la contraria; como recientemente siempre terminas con esa pregunta retórica: "o no?"...


    "porque cuando estamos en grupo no nos andamos cogiendo alegremente por ahí..."; ¿a no..., quien lo diría? ¡que equivocado estaba yo!

    ResponderEliminar
  2. Fundamente me parece que no se trata más de que vosotros no queréis darle visibilidad a vuestra sexualidad, temiendo esa falta de tolerancia y respeto que mencionas...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No, no estabas (tiempo pasado) equivocado. Solamente es q estás (tiempo presente) equivocado.

    Quizás estoy dando una visión equivocada de la realidad en la actualidad, pero de lo q era a lo q es, nuestras actitudes y comportamientos sexuales para decirlo de alguna manera cambiaron bastante Betulo.

    Besos...!

    ResponderEliminar
  4. Puede q tengas razón Josep, pero queremos vivir en una 'sociedad' más abierta, tolerante y comprensiva.

    Aunque sean habitantes y/o visitantes de mi 'isla'.

    A la sociedad rosarina no la voy a poder cambiar pero a la q me rodea íntimamente, por qué no...?

    Besos...!

    ResponderEliminar