domingo, 17 de junio de 2012

Esperando instrucciones




Hoy se festeja el 'Día del Padre' acá y por eso estoy levantado a esta hora. Pensé que como otros años íbamos a ir a festejar la fecha al campo pero mi viejo cambió la tradición. Vamos a ir todos los hijos y 'entenados' a comer 'pastas' a un conocido restaurante que no queda tan lejos de mi casa y que es muy conocido porque se comen unas pastas buenísimas. Así que ya reservó para todos y dentro de un rato vamos a encontrarnos allá.

La verdad que la 'pegó' (acertó) en comer pastas porque si hubiéramos ido a comer al campo o a la casa del pueblo, no íbamos a poder sacar las narices afuera, porque además de hacer un frío de cagarse, está lloviendo, lo que hace que el domingo sea un verdadero día desapacible. Lástima que no tengo ningún plan para 'siestear' con nadie, porque el día está más que genial para encamarse toda la tarde después de tener la pancita llena y calentita.

Anoche estuvieron algunos de los pibitos acá. Hicimos pizza casera y vimos películas. No vinieron todos pero sí los infaltables de siempre: el Matius con el Juani, el Nico de nuevo sin el Gasti, Caio y Lucho, el Yani con el Tomi, Franco y Felipe, el 'clientito' del Matius. El Tomi le había traído un regalo para mi viejo, porque él lo considera a mi viejo como el viejo de él también, y viendo que estábamos en plena joda informal y como no tenían planes decidieron quedarse.

La verdad que la pasamos bien. Vimos la primera y la segunda parte de una película que era más para pibitos que para otra cosa, pero al final resultó entretenida. Después pusimos la tele y vimos un recital de no sé qué cantante. Y como por ahí cantaba melódico y por ahí más que melódico, el ambiente medio se predispuso para la transa. Claro que los que transaron fueron las parejas porque los demás nos quedamos como los monos haciéndonos la paja.

El Matius mandó al Juani y al Nico a la cocina a lavar y a acomodar todo, mientras él se llevaba a Felipe a uno de los dormitorios, donde cualquiera de nosotros sabía que precisamente no iban a dormir. Así que me quedé en 'banda' (solo y sin hacer nada) con Franco, que era el otro que estaba en 'banda' y con quien no hablaba realmente desde hace siglos. Así que aproveché un poco para ponerme al día y enterarme de como andaban sus cosas.

Pero como Franco estaba medio reacio al diálogo conmigo, decidimos ir a la cocina a ayudar al Juani y al Nico. En la cocina, entre los cuatro, lavamos, secamos y ordenamos en menos de lo que canta un gallo y después como no teníamos mucho más para hacer volvimos al living donde los demás ya estaban más allá de la transa. Así que de ahí nos fuimos a la mesa del comedor sin saber qué hacer. Yo lo tenía a mano al Juani que siempre está disponible para mí y también al Nico, que ahora sé que es accesible, pero que hacíamos con Franco...? Lo dejábamos solo...? En otro momento, yo hubiera tomado una decisión, saliera 'pato o gallareta' pero ahora, era como si estuviera(mos) esperando 'instrucciones' del Matius. Yo no quiero ponerme a analizar todo esto, pero esto es 'normal'...?

12 comentarios:

  1. Más que normal, mi estimado. Solo es que no sabes para que lado disparar cuando es otro el que da las indicaciones, cuando otro es el que se va perfilando como patrón de estancia. ¿Acaso nunca te has puesto a pensar que alguno de los otros de tus subordinados haya pensado si tu "patronazgo de estancia" era normal? Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Suena rarísimo, para un español, que FRANCOOOOO estuviera esperando instrucciones.

    ResponderEliminar
  3. Buena observación Marcus, lo q pasa es q una cosa es jugar desde adentro y otra muy diferente es ver como juegan los otros.

    No puedo evitar las comparaciones y mi propia 'envidia' claro, al saber q cuanto uno más crece y más madura, más pelotudo y menos jugo le saca a la vida...

    Besos...!

    ResponderEliminar
  4. Betulo:
    Por suerte hubo, hay y habrá españoles q no reverencian a los dictadores (léase Franco).

    Claro q inentendiblemente reverencian a los reyes y les rinden pleitesía.

    Algún día podremos hablar de la República de España...?

    Besos...!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo18/6/12 2:48

    YYYYY porque nop, vos me dijiste hace ya un par de años q Mathius era r especial, no te olvides q es de la Flia Lu..... y debe de haber sacado tda la personalidad/carisma y seguridad....por lo tanto, quien se fue a Sevilla; perdio su silla, jajaja......= no te quejes q la pasas siempre r bomba, mira al Nico...y mañana puede ser felipe,arregla con el Capoo Mathius y te lo pone en bandeja... jajaja. Abrazzzos Charlieind

    ResponderEliminar
  6. Y yo me pregunto ¿Por qué no la tomaste? ¿Qué te lo impedía? La verdad es que a veces no te acabo de comprender.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Es como verse en un espejo, Charlie, pero en una versión corregida y aumentada, con mucho mal en el medio y q poco le importa tampoco.
    No puedo negar q lleva el gen del 'don' en la sangre...!
    Pero como me cabe ese pendejo, por favorrrr...!

    ResponderEliminar
  8. Ay, Josep, me prometí a mí mismo no volver a ser 'patrón de estancia' y estoy (estaba) muy cómodo con esa perspectiva.

    Los diositos más grandes no necesitan de un 'patrón' pero me olvidé q todavía quedan los 'medianos'.

    Y me parece q los medianos (q antes eran chicos) están más acostumbrados a tener un líder y por eso ahora lo siguen al Matius.

    Me expliqué...?

    Besos...!

    ResponderEliminar
  9. En un dia medio trite, me hiciste reir con el final de tu post....te sacaron la manija .... jajajaja...Un enorme beso y abrazo....Lapegnola

    ResponderEliminar
  10. Dejate de analizar y empieza actuar... creo q te ha chocado cumplir años, verdad?

    Pd. Felipe era el chico que le pago a uno de tus amigos para que se lo tirarán? Crei que dijiste que no queria uniserles, en fin.

    ResponderEliminar
  11. Claro que te explicaste, pero me sorprende que tú también te sometieras a su lideraje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar