viernes, 13 de julio de 2012

Funcionando en automático





Hoy me pasó algo raro y por eso lo cuento. La verdad que a todo esto que me pasó hoy, obviamente que yo sabía que existía, pero nunca lo viví tan de cerca ni siquiera lo palpé como hoy. Hoy a las 13, se fue el Matius y su curso a Bariloche en viaje de 'estudios' o de 'egresados'. Se le dice así, pero para el que no es de acá, está bueno que sepa que el viaje de 'estudios' no tiene nada y de 'egresados' menos, porque ellos recién van a egresar en diciembre, pero en diciembre en Bariloche no hay nieve y por eso lo hacen ahora.

Obvio que el Matius prohibió a que cualquier Lucchessi fuera a despedirlo, así que ahí estábamos solamente sus 'viudas': el Nico, Felipe y yo. El Nico estaba medio apurado porque había salido del colegio y se había ido directamente a la estación de ómnibus de donde salía el ómnibus del Matius. Felipe no tenía problemas porque hoy es el último día de clases (el lunes empiezan las vacaciones de invierno acá) y no había ido al cole y yo tampoco, porque como los Lucchessi, no iban a despedirlo, me mandaron a mí para que lo hiciera.

Felipe y yo nos quedamos hasta que el ómnibus del Matius se fue. Nico se fue antes porque la partida no fue puntual porque no sé que papel le faltaba a la empresa de turismo y la partida se postergaba más y más. Al final, se fueron como una hora y algo más tarde. Durante ese tiempo aproveché a mirar algunos diositos compañeros del Matius y a otros diositos que andaban por ahí, aunque también tuve que hacer de niñero de Felipe porque el Matius me lo encargó personalmente.

Así que cuando el ómnibus del Matius desapareció de nuestra vista, no quedó otra, que irnos. Claro que de ahí en adelante, todo se empezó a desenvolver como no lo había pensado ni planeado ni nada. Primero, porque no sé por qué se me ocurrió que Felipe vivía cerca de mi casa, en el centro de la ciudad. Después, porque pensé que el pendejito no iba a aceptar que lo llevara a la casa y se iba a tomar el colectivo. Y finalmente, porque pensé que la 'onda' del pibito era con el Matius y con nadie más.

Pero me equivoqué de punta a punta. Primero, porque Felipe vive en un 'country' (barrio cerrado) de las afueras de la ciudad. Segundo, que como colectivo para ese barrio no hay (hay una sola línea de colectivos pero lo deja como a 15 cuadras), le dije que si quería yo lo alcanzaba hasta la casa. Ahí vino la tercer sorpresa, Felipe me dijo que sí, me guió para llegar y cuando ya estaba llegando, me di cuenta que era un barrio cerrado vecino, de donde vive el Juanes, pero eso es secundario.

Lo importante viene ahora, cuando le dije a Felipe que para evitarle algún bolonki lo dejaba en el portón de entrada del barrio, pero me dijo que no había problemas de que me vieran conmigo, porque ellos eran nuevos en el barrio y prácticamente no conocían a nadie, los padres no estaban y el único que podía estar en la casa era un hermano más grande, de 19 años, que estudiaba medicina y que lo hacía de noche y que lo más probable era que estuviera durmiendo.

Así que fui hasta la casa. Estacioné el Palito en la entrada de la cochera y entré con Felipe a la casa, que más que casa, parecía de esas casas que salen en las películas, porque estaba decorada a todo 'culo' (al máximo). Felipe sacó fiambre, queso y gaseosas de la heladera y nos pusimos a comer. Mientras yo recorría con la mirada todos los ambientes de la casa, Felipe subió a los dormitorios, a verificar que el hermano, dormía como él había pensado.

Así que en eso estaba, 'picando' (comiendo) esas boludeces, cuando Felipe bajó de los dormitorios fumando un cigarrillo de marihuana. Realmente casi me caigo de culo...!!! Porque vi en muchos lados fumar marihuana pero nunca a nadie de mi círculo ¿íntimo?. Felipe no quiso comer más nada y me convidó con algunas pitadas, pero yo, la verdad, tenía más hambre que curiosidad y le dije que después, porque estaba con el estómago vacío y todo eso. Era la excusa perfecta para no fumar.

Así que el primer 'porro' (cigarro de marihuana) se lo fumó Felipe solo. Eso la verdad que me desconcertó mucho. Es muy chico todavía para que ya esté fumando 'porros'...!!! O yo soy demasiado boludo por no haber fumado nunca ninguno...??? El porrito más un poco de alcohol que mezcló con gaseosa empezaron a hacer efecto en Felipe, que cuando yo ya había terminado de comer y habíamos empezado a hablar al pedo, él volvió a subir a los dormitorios diciéndome que enseguida volvía.

Y enseguida volvíó, pero esta vez con 2 porros de marihuana, con la idea de que fumáramos uno cada uno. Yo le 'gambeteé' (eludí) esa idea y como no tenía otra salida, le dije que lo compartiéramos, porque me daba no se qué decirle a un pibito bastantes años menor que yo, que nunca en mi vida había fumado un porro. Así que Felipe encendió el segundo porro y lo fumamos a medias. Después tomamos algunos tragos que él había preparado y antes de encender el tercer porro para compartir, ya nos estábamos transando. 

La verdad que es la primera vez que me pasa que no concientizo que había otra persona en la casa, aunque posiblemente, estuviese durmiendo no por cansancio y si alcoholizado o drogado. Felipe puso la calefacción al 'mango' (máximo) y mientras yo terminaba de fumar la colilla de mi segundo porrito, me empezó a franelear la entrepierna, hasta que me desabotonó el pantalón, me bajó el slip y me 'peteó' (felacionó) como solamente lo deben hacer los dioses.

Yo estaba tan 'empalmado' (excitado) que podria haber penetrado a ese pibito ahí mismo como el quería que lo hiciera, pero yo mismo me di cuenta que yo estaba funcionando en 'automático' (inconscientemente) y que tener sexo en esas condiciones puede ser un 'bumerang', especialmente porque estaba el hermano en la casa y nosotros en la sala, el pibito no deja de ser un pibito y a mí la marihuana y el alcohol no me dejaban pensar claramente. Así que lo  dejé que me peteara pero lo demás lo paré todo ahí. Por suerte, Felipe se durmió casi al toque y yo como pude me volví a casa. A la tardecita escuché el celular y el teléfono fijo sonar pero tenía demasiado sueño y la cabeza demasiada embotada para levantarme a atender. Me levanté recién ahora, que volvió a sonar interminablemente el teléfono: era Nico que me preguntaba si mañana yo quería pasar a buscarlo para venir a dormir conmigo. Y que le iba a decir...??? Que no...??? jeeeeeee... chauuuuuu...!!!

3 comentarios:

  1. Hola Lu, la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida no ? Muchas veces nos pasa encontrarnos en situaciones inesperadas...
    No abandones tu otro blog, se que te lleva tiempo por las correcciones que le haces, sino subilo en "crudo" , aunque sea para este lector que no te abandona.
    Muchas Gracias.
    Un Abrazo.
    Arman.

    ResponderEliminar
  2. Es fantástico, y eso sólo te pasa a vos. Muy buena piloteada che.
    A penas empecé a leer pensé que la sutuación sería parecida a la de aquella vez que despediste al otro pibito en la terminal, que también se iba de viaje de egresados, y que terminaste a full en los baños. La verdad que envidio esa vida tan emosionante ;) pero es una santa envidia, jaja.
    Bueno Luquitas, siempre es un gusto leerte. Te mando muchos besos.
    Te amo, Pablo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, en esto no concuerdo del todo, no del hecho de fumar... sino de hacerlo por verguenza a lo que un menor piense. Cuando va pasando el tiempo, uno se da cuenta que hay ciertas cosas que uno no hizo y no se tiene que hacer ahora de grande... es por ejemplo, en mis tiempos (ya empezaras a decir esta frase) antes que apareciera el internet, estaba de moda el play staion (ni sé como se escribe jaa), yo no jugaba mucho y si lo hacia me gustaba de autos de carrera... y ahora que un menor venga y me diga que él se juega cualquier huevada, yo no tengo porque sentirme en ridiculo por no saber como hacerlo, pues total si no lo hice antes porque no quise, por qué hacerlo ahora?

    Hasta al diablo sabe más por viejo que por diablo... y con el tiempo te darás cuenta que aunque tú no hayas hecho tal o cual cosa, el simple hecho de cumplir años te hace más sabio... pues pasa por cosas que solo se vive a cierta edad (las hormonas o la crisis de los 20' por ejemplo).

    Y por cierto, yo pense que dirias que te lo habias tirado en una jaja

    ResponderEliminar