domingo, 29 de julio de 2012

Impensadas vacaciones




El domingo pasado fui a almorzar a la casa de fin de semana de los Lucchessi. El Matius volvía de su viaje a Bariloche y no era cuestión de dejar de homenajear como se debía al hijo pródigo. Obviamente que el Matius volvió más 'volado' (boludo) que de costumbre. Yo creo que es el síndrome natural post viaje a Bariloche que les da a casi todos los que hacen ese viaje de egresados y del que demoran unos cuantos días en volver a la normalidad. Y el Matius no podía ser la excepción a la regla.

Lo que sí venía muerto de cansancio porque en el viaje de egresados prácticamente no se come ni se duerme, aunque se toma de todo, se fuma cualquier cosa y se tiene sexo con el/la que esté adelante. Esto hace, que el tipo que regresa del viaje de egresados, esté en un estado 'catatónico' del cual es prácticamente imposible sacarlo. Así fue que entre la euforia del regreso, el estado catatónico y el lamentable estado de salud, el Matius repartió regalos, comió algunas cosas y se fue a dormir.

La vieja del Matius estaba totalmente preocupada por el estado del Matius y no hubo dios de que la convenciera de que lo que el Matius estaba experimentando era 'normal'. Los padres del Matius habían pensado en salir unos días de vacaciones, pero viendo el estado del pendex, la vieja dijo que así ella no se iba a ir tranquila y que esto y aquello y ahí fue cuando no hubo dios que la convenciera de lo contrario. Y para no perder el viaje, se los ofrecieron a los otros Lucchessi.

Pero he aquí que los otros Lucchessi ya tenían planes hechos y volvimos al punto de partida. Y entre perder el viaje o suspenderlo para otra época que vaya a saber cuando lo iban a poder hacer, el 'don' no tuvo mejos idea u ocurrencia de dárselo al hijo (al Gasti) para que lo disfrutara conmigo, total, según el razonamiento del 'don', eran solamente 5 días plenos porque el sexto día se perdía en el viaje, los dos estábamos de vacaciones y ninguno de los dos conocía las cataratas del Iguazú.

Sin contar que además de eso, éramos 'más' que amigos, nos 'entendíamos' a las mil maravillas y siempre tuvimos 'onda' en todas las cosas que hacíamos. A mí no me gustó mucho eso de 'más' que amigos, que nos 'entendíamos' de maravillas y que teníamos 'onda' pero bueno, últimamente se me está quemando la cola de paja demasiado seguido, así que puse la mejor cara de póker y haciéndome el desentendido, lo miré al Gasti para ver su reacción y como me pareció que la idea le gustaba, le di para adelante.

En síntesis, pasamos una semana de vacaciones es-pec-ta-cu-la-res, como hacía muchísimo tiempo que no las pasaba. En un hotel de 5 estrellas, a todo 'culo' (lujo) enclavado en medio de la selva y a algunos cientos de metros de las mismísimas cataratas, que se podian ver a lo lejos, desde las ventanas de nuestro dormitorio. El gerente del hotel, amigo personal de 'don Lucchessi', lamentó que no hayan podido ir ellos y se lamentó más cuando advirtió que no tenían habitaciones disponibles con camas single...!!!

Y que por esa noche, deberíamos dormir en la cama matrimonial que habia reservado para el 'don'. Obviamente, para superar el 'mal trago' (el mal momento) nos envió a la habitación unas brochettes de frutas tropicales bañadas en chocolate, unos bombones también de chocolate y una botella de champagne, a la que 'le dimos cuenta' (bebimos y comimos) mientras nos acomodábamos. Después nos duchamos y nos hicimos el amor como hacía mucho tiempo que no se lo hacía al Gasti.

A la noche, cuando bajamos a cenar, le dijimos al tipo, que nosotros éramos 'muy' amigos, casi como hermanos y que no teníamos problemas esa noche y el resto de las noches, en compartir la doble cama matrimonial que nos ofrecía y que el servicio y el confort del dormitorio y la salita que tenía cerca, subsanaba la incomodidad de tener que dormir juntos, el Gasti y yo. Obviamente,  el tipo nos dio las gracias, dijo que había sido sólo un malentendido que no volvería a ocurrir en el futuro si volvíamos, pero le dijimos que dejara de preocuparse, que nosotros estábamos más que conformes con el servicio y la atención del hotel. Obviamente, no sabíamos en ese momento, que esa cama, iba a ser testigo, de tantas entregas de amor como la que el Gasti y yo nos prodigamos en aquel lugar perdido en esa parte del mundo... Por favor, que mal que viven los pobres...!!! jeeeeeee...

12 comentarios:

  1. Ajha!!!! Ya me parecia que algo de eso andarías haciendo, oligarquita! Abrazo grande, te quiero. Conectate al messenger que ya te mandé la invitación, grrrrrr....

    ResponderEliminar
  2. Anónimo30/7/12 0:22

    Hola Lu,que bueno,me encantaria ir a las Cataratas, pero siempre caigo en la misma, tengo en que y con que, pero no con quien ir.
    Mi novio arruga, mis amigos con derecho a roce tambien, y deberia ser un viaje para compartir.
    Me alegro que lo hayas pasado de 10.
    Un beso.
    Arman.

    ResponderEliminar
  3. Nooo que buena semana que debes haber pasado con el pibe ese! Tenes que entregarnos, minimo, un posteo mas :)
    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Me encantaría haber estado en tu lugar con mi chico... ¡Qué envidia!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo3/8/12 0:47

    La vida tiende a sonreirte definitivamente, espero que lo hayas pasado muy bien con gasti. Dios se me vienen a la mente un par de chicos con los que quiero compartir un momento asi jajaja. Cuidate mucho atte: Daniel

    ResponderEliminar
  7. Marcus: meté bien los dedos, q no me llegó tu invitación al msn...
    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  8. Arman:
    La verdad q las cataratas son geniales, pero hay q ir en pareja y no mas de 3 o 4 dias porque no hay mucho para ver.
    Aunque sí hay mucho para hacer... jeeeee...
    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  9. Co-5704:
    Hola...!!! La verdad q como dije más arriba no hay mucho para ver más q agua caer desde lugares muy altos y rodeados por una densa selva. El lugar es muy lindo y los hoteles del lado brasileño y del lado argentino tienen un lujo q no lo podes creer.
    El lugar es un paraíso pero sí o sí hay q ir en pareja, porque sino, terminás, haciéndote la del mono (masturbandote de aburrimiento)... jaaaaaaa...
    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  10. Josep:
    El lugar es paradisíaco Si tenés algún día la oportunidad de conocerlo, no te lo pierdas. No hay mucho para ver (con 3 días alcanza) pero el espectáculo de ver tanta agua caer desde tanta altura entre medio de la selva, es im-pa-ga-ble.
    Eso si, asegurate q te acompañe un machito para sacarle mas ´jugo´a la visita...!!! jeeeeeee...
    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  11. Cataratas de iguazu? chuma! qué rico! yo quiero ir... algun dia ire, por ahora tengo que priorizar otras cosas pero cuando me de tiempo ire para allá. Qué rico es tener un amigo cuyo padre se pudre en plata (aunque por lo que leí, como que no se sabe bien en qué saca la plata pero bueno).

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Ese es un sitio al quiero ir, esta en mis planes, no tan cercanos, tengo algunos destinos previos.

    Saludos,

    ResponderEliminar