lunes, 27 de agosto de 2012

Encuentro con un madurito...!!!




Algunos días de la semana, almuerzo en un 'resto-bar' con algunos 'chicos' de mi trabajo. Todos son un poco más grandes que yo, casi todos 'treintañeros'. En esa mesa me siento, aunque a veces está llena y me tengo que sentar en la mesa de los 'maduritos' (cuarentones). La mayoría son empleados y casi ninguno tiene jerarquía de ningún tipo. Lo cierto, es que el viernes, de esta semana que pasó, cuando fui a almorzar, los 6 lugares de la mesa de los treintañeros estaba ocupada, y también la de los maduros. Así que después de ver que no había lugar, decidí irme, cuando de una de las mesas para dos, un tipo me hizo señas.

Yo lo conocía de vista pero no había hablado con él desde que trabajo con los Lucchessi más algunas veces y siempre por cuestiones de trabajo. Es un 'madurito', que debe haber tenido muy buena 'facha' (aspecto) de joven, porque ahora, a los cuarenta y tantos, todavía conserva un buen físico, una buena cabellera castaña clara, unos ojos azules muy profundos y una cara que tiene algo de especial, por la forma de mirar y por la expresión de su rostro. Me invitó a compartir su mesa, en vista de que todas las restantes mesas estabas ocupadas y así fue que conocí más profundamente a Daniel. 

No sé por qué desde el principio, Daniel, a pesar de estar casado y tener dos hijos un poco mas chicos que yo, me pareció que estaba intentando 'seducirme'. O algo por el estilo. Se habrá dado cuenta que soy gay...??? Mi radar gay no se activó en ningún momento, pero eso, no significa nada. Al principio, Daniel, estaba nervioso, como si yo hubiera sido una chica y él, intentaba conquistarla. No estaba sereno, sino todo lo contrario. Se notaba a la legua que estaba algo incómodo conmigo sentado enfrente de él. Después de tomar un par de copas de vino, se tranquilizó algo, retomó un poco el aplomo habitual que yo le conocía en el trabajo y ya no volví a percibir tanto nerviosismo en él. Hablamos de muchas cosas: del trabajo, de nosotros y de 'bueyes perdidos'. Al final del corto almuerzo (tienen una hora para almorzar), no me dejó pagar lo que yo había consumido y él pagó todo. Nos dimos un apretón de manos y nos despedimos, nos deseamos un buen fin de semana pero me pareció que Daniel, por la forma como me miraba y por la sonrisa que me dedicó, albergaba 'otras' ideas y deseos para conmigo... Seré o me estaré volviendo paranoico...???

8 comentarios:

  1. También puede ser que en el fondo quien está albergando otros deseos seas tú... ¿Quién sabe?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sencillamente, es otra barrera que franquear.

    ResponderEliminar
  3. Betulo-Josep:
    Ni pienso en un 'madurito' en mi vida, en forma inmediata por ahora (nunca digas de este agua no he de beber...)

    Directamente, por ahora, a los 'maduritos' se los dejo para los demás 'maduritos', sin segundas intenciones.

    Y aunque hoy Daniel volvió a ser el Daniel de siempre (no me dio bola), el viernes, cuando estuvimos 'face to face' creo que la situación lo desbordó.

    Tendrá 'cola de paja' o alguien más de los que estaban comiendo ahí sabe algunos 'secretitos' de Daniel...???

    Sino no se explica...!!! jeeeee...

    Besos a los dos...!!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2/9/12 17:16

    Hola Lucky,

    porqué temes experimentar lo interasante que serás tú, cuando hayas duplificado tu edad. A ver lo que nos sigues contando de Danielacho.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Bueno, yo no sabría decirte, ya que a comparacion tuyo, yo cuando recien conozco a alguien, apenas y hablo... y si es mayor, como que no hablo mucho pues no me gusta andar con gente muy mayor. Pero, si me permitieras decir algo... no te metas con hombre casado, es adulterio al fin al cabo... mejor dile q te presente al hijo, capaz estes mejor con él jaja.

    Cuidate!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo, lamento dejarte sin respuesta, pero no sé que puedo hacer yo, cuando sea un 'madurito'... jeeeee...

    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  7. Erik:
    Yo como hiperactivo que soy y locuaz y simpático al máximo, si me conocieras personalmente, verías que poco me falta para que le haga hablar a las plantas...!!! jeeeeee...

    Yo le hablo a todo el mundo y lo hago sentir el 'centro del mundo' también, sea chico, adolescente, joven, madurito o viejo.

    En realidad, nunca le escapé a nadie. Por ahí, le escapo un poco a las mujeres porque no las entiendo, son complicadas y rebuscadas para pensar, decir y hacer.

    Igualmente, Daniel, no entra en mis planes de seducción. Es simplemente un compañero de trabajo que me invitó a compartir su mesa de almuerzo y a departir amablemente durante un rato.

    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo5/9/12 19:36

    Hola Lucky:

    sensatísima tu respuesta. Pero créeme, no hay edad en que no encuentres, amando lo amable, momentos de intensa satisfacción. Claro, madurando en compan~ía con los de la barra, quizás no se note tanto la maduración y, algún día, un madurito les parezca "pero tan jovencito".

    La vida es un caledoscopio.

    Chau, Annónimo

    ResponderEliminar