sábado, 11 de agosto de 2012

Placer sádico




Anoche nos juntamos para festejar el cumpleaños del Juanes. La verdad que el Juanes ya no es tan del grupo, pero es un pibito que se hizo querer por todos nosotros y fue por eso que decidimos ir a la casa, cuando nos invitó y reunirnos ahí anoche para festejarle el cumpleaños. A pesar de que estamos en invierno, la temperatura de la noche fue primaveral y como el Juanes, vive en un 'barrio cerrado' (country) , comimos al aire libre, vimos el partido de la lepra y hablamos boludeces para no perder la costumbre... 

Como está pasando últimamente, no fue toda la pibada porque bueno, ahora que estamos más grandes, tenemos más compromisos y nos resulta bastante difícil reunirnos como lo hacíamos cuando éramos más chicos. Por eso, no éramos muchos, éramos más bien pocos, pero buenos... Por suerte, los viejos del Juanes no estaban, entonces tuvimos más libertad de movimientos para hacer algunas 'cositas' (léase transar), cantar o bailar entre nosotros sin miradas indiscretas a la vista.

Después de la medianoche, refrescó bastante, así que entramos en la casa y seguimos la fiesta ahí. Pero un rato antes de las 2 de la madrugada, le tuve que poner fin a la joda, porque la madre del Nico le había dicho que quería que estuviera en la casa a las 3 y nosotros habíamos planeado pasar antes por casa y transar tranquilos ahí más o menos una hora, nos sacábamos la leche y después lo llevaba a la casa a las 3 de la madrugada como le había dicho la madre y así matábamos dos pájaros de un tiro. Genial, no...???

Así que cuando nosotros nos veníamos, se nos 'coló' (agregó) el Matius y el Juani que más o menos tenían planes parecidos a los nuestros, aunque el Juaní no tenía horario de retorno, o sea, que se iba a quedar a dormir con el Matius como lo viene haciendo desde tiempos inmemoriales. Asi que una vez que estuvimos en casa, nos instalamos en la sala a tomar algo y ahí nomás nos empezamos a transar, olvidándonos del Matius y del Juani que también estaban igual que nosotros.

Pero la hora se pasó pronto, y tuve que llevar al Nico a la casa y para cuando volví, en la sala no había nadie, la casa estaba a oscuras pero se veia una ligera penumbra proveniente del dormitorio VIP. Seguro que el Matius y el Juani estaban cogiendo/follando ahí, así que sin hacer ruido pasé por delante de la puerta y me metí en mi dormitorio. Pero a los segundos nada más, apareció el Matius diciéndome que fuera con ellos, así hacíamos una 'menage a trois' con el Juani que siempre está bien dispuesto...

Y anoche vi en acción al Matius y a todo lo que me había contado de las cosas que hacia con el Juani o que el Juani le pedía que le hiciera o se dejaba hacer. Porque una cosa es escucharlo de alguien que lo está contando y otra muy diferente es ser testigo de lo que está pasando y convertirse en protagonista y disfrutarlo también...!!! Claro que yo no sospechaba que estaba a punto de serlo por fin y que ahora el Matius iba a darme un anticipo de como se es el 'amo' en una relación 'amo-esclavo'

La verdad que no es una cosa del 'otro mundo' pero tampoco es el sexo que se puede considerar 'normal' o 'común' porque en una relación 'amo-esclavo', el esclavo se 'cosifica', deja de ser una persona y se convierte en una cosa que existe, vive, exterioriza sus sentimientos y cumple con los caprichos más increíbles que se le puedan ocurrir a su 'amo' y como los dos están sumamente excitados, por obedecer uno (el esclavo) y ser obedecido (el otro, el amo), entre los dos hacen las cosas mas increíbles que 'rayan' (limitan) el placer con el dolor, el goce con el sufrimiento y donde se entremezclan increíblemente sentimientos que uno (yo) creía no tener pero que en cierto momento afloraron y sentí también ese ¿placer? sádico (sigue)...


6 comentarios:

  1. Vivir las cosas en directo sule dar una perspectiva mucho más real de lo que uno siente frente a las cosas... Ya sé que es una obviedad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es una obviedad, pero es una realidad Josep, hay mucha gente q habla de cosas q no vivió y q nunca vivirá pero igual opina y se cree con derecho a opinar y considerarse un experto en algo q no sabe de q se trata.

    Ahora q viví de cerca el sadomasoquismo puedo decir realmente si me gusta o no, más allá de opinar si es bueno o malo, eh...???

    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues ante estos comentarios, sólo me cabe repetir al gran Sócrates: "no me hace falta probar la cicuta para saber que es mala"; y por ella le hicieron morir.

    ¡Por favor..., menos infantilismo! si el ser humano se limitara a aceptar sólamente lo que es capaz conocer, probar, experimentar, deducir, calcular..., por sí mismo; la humanidad aún estaría en la edad de piedra.

    ResponderEliminar
  4. No sé en q edad calculas q está el Hombre, Betulo, pero no creas q estamos muy civilizados...

    Sin ánimos de ofender a nadie, en muchos aspectos, no superamos al 'homo erectus', pero aparentamos una intensa e inteligente evolución.

    Pero ejemplos para demostrar lo contrario sobran.

    O no...???

    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  5. No.

    Por que, es un error el convertir la característica en norma (lo que la gramática denominaba excepciones QUE CONFIRMAN LA REGLA).

    De todas formas; incluso; los que se obstinan en mantenerse en homo rectus, lo hacen como homo sapiens: forzando el devenir natural del "celo", abusando del instinto de conservación del individuo... ¡y qué concienzudamente se hace!

    ResponderEliminar
  6. Te refieres que al esclavo le puedes dar latigazos y a este gustarle? Si esto hubiera leido antes, te hubiera dicho que estaba mal... a mí nunca me ha gustado el masoquismo o sadismo (ni siquiera verlo)... pero despues de algo que me paso, diria que se siente bien ciertas cosas que parecieran más dolorosas que placenteras. Dime tú, ¿acaso cuando hay un poco de dolor no te produce algo de placer? No sé si me entiendes, no digo que está bien eso de que uno domine al otro... pero en estas "cosas" todo esta permitido... y si a ambos les gusta, pues está bienvenido... y el que no sabe, pues que no opine!

    En fin, ojala y no te llegue a gustar tanto jee

    Cuidate
    Erik!

    ResponderEliminar