domingo, 9 de septiembre de 2012

Bolonki




El viernes a la tarde que no tengo facultad, estuve hablando con Caio, después con Lucho y después con los dos y la verdad que la relación que mantenían, ya no da para más. Y yo no puedo hacer mucho, porque no paso mucho tiempo con ellos, así que por más que escuché las dos 'campanas', no sé cuál dice la verdad y por ende quién tiene razón. Me parece que el problema está en la personalidad de los dos: mientras Lucho está más 'abierto' a la infidelidad, Caio es más parecido al Gasti: 'piano, piano se va lontano'.

Después llegaron los demás pibes y tuvimos que parar de conversar, pero yo ya había decidido que no íbamos a llegar a buen puerto por más que siguiéramos conversando toda la noche. Faltando poco para el partido entre la  selección de Argentina y la del Paraguay, vino el Tato con algunos amigos a ver el partido, asi que no nos quedó otra que ver el partido e interrumpir todo tipo de diálogo con contenido. En el descanso del primer tiempo, llegó Felipe con Pollito, así que tuve que hacer las presentaciones pertinentes.

Y aunque no pasó nada de nada, ni nadie mostró las plumas ni las uñas, cuando terminó el partido, ya me di cuenta del malhumor del Matius para conmigo, aunque yo no tenía nada que ver, por el tema 'Felipe-Pollito'. Y como decidimos pedir pizza para comer e ir a comprar cerveza para todos, el Matius aprovechó la ocasión y se fue con el Juani no sé adónde. El Lucho, Felipe, el Pollito y yo fuimos a comprar las cervezas mientras que el Tato y los amigos y algunos de los diositos preparaban la mesa y esas cosas.

Según Felipe, el Pollito está 're metido' (enamorado) de mí. La verdad que me hace gracia porque ese sentimiento viene a confirmar una teoría que tengo desde y que dice que el gay virgen penetrado por primera vez, generalmente se enamora de su penetrador, más si la 'cogida/follada' fue como la que le pegué al Pollito. Lo único que espero, es que Pollito no se ilusione y me quiera exclusivamente para él. Además, ya estoy odiando tener que andar explicando esto de la 'poliamoría' para poder justificar a mis otros diositos.

Después de comer, Tato y los amigos se fueron a bailar y Felipe se fue a la casa con Pollito. Los otros se pusieron a boludear y mirarn en la WB una película de Batman. Entonces, aproveché para hablar con el Gasti, que aunque ahora estudia abogacía, de a poco se está erigiendo en mi mejor 'consejero' y 'asesor'. Podrá ser mi 'esclavo', 'consejero' y 'asesor' al mismo tiempo...??? El Gasti no estuvo de acuerdo con que me haya 'comido' a Pollito, pero bueno, eso es envidia y la envidia es harina de otro costal... jeeeeee... 

Porque cuando le argumenté que la culpa la tenía él, porque no terminaba de decidirse a mudarse de nuevo a mi casa y ser mi 'amigovio, pareja, sirviente, amigo, asesor, consejero y esclavo', me salió con un 'martes 13' que no me la esperaba: el Gasti teme a una reacción del Matius que nos llegue a comprometer a él y a mí. En una palabra, el Gasti discutió con el Matius y éste le volvió a decir que le diría al padre de su orientación sexual y de la mía y de la relación que venimos manteniendo entre nosotros y con él hace tiempo. 

La discusión del Gasti con el Matius viene porque el Gasti le dijo que pensaba volver a vivir conmigo. Y el Matius, que me tenía seguro para él, por el Juani y por la relación que yo tenía con él, le pareció que se le iban los planes a la mierda. Para colmo, Felipe ahora me busca a mí y para terminar de completar todo el kilombo, aparece Felipe y me 'entrega' a Pollito. Creo que fue la pérdida del protagonismo que venía teniendo el Matius, lo que originó todo este bolonki, pero no creo 'que la sangre llegue al río'... 

Yo le dije al Gasti que no se preocupara porque de decir eso, el Matius también tenía mucho que perder, pero eso fue para tranquilizarlo y tranquilizarme, porque en realidad, el Matius es capaz de 'escracharnos' (denunciarnos) a nosotros y al resto de la pibada, aunque él también caiga en el bolonki. Claro que por la personalidad que tiene el Matius, creo que soportaría lo que se le vendría encima. Él es un Lucchessi puro. El Gasti también es un Lucchessi pero no es puro, su ADN está mezclado. Yo tampoco tendría problemas, a no ser que el 'don' quiera ver mi cabeza en una bandeja de plata. Así que en esa estamos ahora. No sé cuáles serán los pasos futuros del Matius, pero creo que si habla vamos a tener un verdadero bolonki.

5 comentarios:

  1. Anónimo10/9/12 6:24

    Hay Lu, ojo con el pollito despechado Mathius, puede ser un vendaval imparable, me acuerdo cuando era r chiquitito y te fotografió con su hermana para chantajearla/los.....ademas a esa edad no hay limites...y no se piensa mucho en las consecuencias...pienso deberías hablar con el...por tdo lo q esta pasando y mas pq para vos siempre de una manera u otra fue importante. Slds. Charlieind....

    ResponderEliminar
  2. No hay nada peor que el despecho y el deseo de venganza...

    Me pregunto si no valdría la pena intentar hablar con Matius a calzón quitado, abiertamente. Sin amenazas, sin temores, simplemente analizando el tema de arriba a abajo...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ya pensé hablarle al Matius, para que se dejara de 'joder' (molestar) con esas amenazas veladas que le hace al Gasti, porque sabe que el Gasti es re lechuga...

    A mí no me dijo nada de nada. Sé que está 'calentito' (enojado) por la actitud de Felipe y por la decisión última del Gasti de volver a vivir en casa, pero del enojo no pasó.

    Entonces me parece mejor que la 'cosa' decante y esperar que las aguas bajen. El Matius se la pasa amenazando pero no termina nunca de concretar ninguna amenaza.

    Igualmente, cuando amenaza, asusta por lo que podría pasar, pero no más de ahí.

    Decidí no hablar con el Matius por el momento y que salga 'pato o gallareta' y ver que pasa. Tampoco es cuestión 'de agachar la cabeza y meternos las colas entre las patas' cada vez que él grita...

    Por enésima vez le voy a hacer caso al Martín Fierro (poesía de èpica gauchesca) que dice sabiamente, 'no canta quien tiene ganas, sino quien sabe cantar'.

    Así que por ahora, no pienso hacer nada más que tranquilizarlo al Gasti y dejar que el Matius, haga lo que quiera, que si tiene dos dedos de frente, sus amenazas, no pasarán de ser más que eso: amenazas.

    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  4. Se me ocurren dos ideas.
    El que se acuesta con pendejos se desoierta meado.
    Pegale una buena cogida al Matius, sacale la calentura y listo.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que sería mejor que no te metieras en el caso "Caio-Lucho"... a veces por querer solucionar, terminamos regandola... si quieres ayudarles, dile que lo que te han dicho a ti que se digan frente a frente... si llegan a un acuerdo, bacán... si no, cada quien que siga su camino no más.

    En el caso del pollito y matius y gasti... medio confuso eso, porque no estoy seguro quien es el gasti... pero si el otro (matius) va a darsela de chismoso, preguntante: ¿tienes motivo para que otra persona sospeche de tu orientacion? es su palabra contra la tuya... podria decirte una idea, pero creo que haría dividir a tu grupo y creo que eso no buscas tú.

    En fin, espero que se solucione todo
    Cuidate
    Erik!

    ResponderEliminar