jueves, 27 de septiembre de 2012

Contentura




No sé si la palabra 'contentura' existe. Viene a ser una mezcla de 'contento' por un lado y de 'calentura' por otro. Esta mezcla de sentimientos es lo que sentí ayer a la mañana, casi al mediodía, cuando recibí un 'sms' a mi celular. Era el Mati, diciéndome que el director técnico del equipo de fútbol de 1ª división para el que está jugando, lo eligió para integrar la nómina de los 11 jugadores titulares, que van a jugar contra otro equipo de fútbol de 1ª división de acá y quiso que fuera yo, el primero que se enterara de su logro.

Y la verdad, que me puse contento por el logro del Mati. Me alegré por él porque es un muy buen jugador de fútbol y recién ahora se le están dando las oportunidades. También me alegré porque más allá de todas las cosas que me hizo cuando éramos chicos y competíamos en el club en el que jugábamos, en el mismo puesto o en un puesto parecido, siempre sentí esa 'calentura' por él, que me llevó a hacerle cosas, que hoy no las hubiera hecho y que me obligaron a hacer renunciamientos incomprensibles.

También me alegré porque fue el primer pibito que me 'calentó' (excitó) de tal manera que logró 'cosificarme' y hacer conmigo todas las cosas que él deseaba. Y que yo sabiendo eso, aceptaba lo que él me estaba haciendo, para que me dejara 'petearlo', o al menos, dejara que por un momento, tuviera su pija recién bañada dentro de mi boca y yo, haciendo lo imposible, para que ese pibito, me diera la poca energía que le quedaba después de las prácticas y las volcara en mi boca transformada en semen. 

Semen que yo saboreaba como si fuera el elixir de la vida, que tragaba y disfrutaba en ese momento, aunque después, en mi casa, llorara mi debilidad por no saber decirle que no. Pero que volvía a revivir una y otra vez esos momentos, de noche, solo, por medio de masturbaciones inacabables que me dejaban al borde de un precipio totalmente confuso. No quería seguir haciendo eso con el Mati ni que el Mati me siguiera usando para que yo le sacara la calentura, pero lo deseaba tanto, que no podía decirle que no...!!! 

Y que seguramente, toda la situación se hubiera ido profundizando y complejizando, si es que no hubieran aparecido algunos pibitos, como el Tomi por el lado de las prácticas, el diosito o el Matius que me dieron otras motivaciones y que me sirvieron para ponerle fin a ese espiral sin fin en que se estaba convirtiendo mi relación con el Mati. También sirvió mucho la confusión del Mati, su orientación sexual y la amistad fiel que le debía a Adrián que llegaba al límite de pretender compartirme sexualmente con su amigo. 

Obviamente, todo eso, ayudó para que todo se diluyera y se fuera terminando, hasta que el Mati se fue a Rumania a probar suerte que no tuvo, volvió al tiempo y después dando por perdidas sus oportunidades se fue para su pueblo, desde donde tomó nuevos impulsos. Decidió probar suerte nuevamente, esta vez en Buenos Aires. Nos encontramos hace poco, cuando su ómnibus hizo escala en Rosario y tuvimos, durante la hora del almuerzo, en un hotel por horas de la zona, el sexo más exquisito que recuerdo haber tenido con él desde los comienzos. Ahora, el domingo, estrena ante el público argentino sus cualidades de futbolista de élite. Y pienso ir a verlo, alentarlo y gritar por él. Y gane o pierda, y triunfe o fracase, quiero ser yo quien comparta su cama. Quiero que la poca energía que le quede, después de 90 minutos de juego intenso, me la dé a mí, en forma de sexo gay, sacie mi hambre con su cuerpo y mi sed con su semen, aunque el ciclo vuelva a reiniciarse. Y sí, soy puto, y qué...???

11 comentarios:

  1. que eras puto, si uno no se dio cuenta hasta ahora, es que era boludo, jejjeje, pero noto la bipolaridad que te agarra con respecto al tema Mati. aAbrazo fuerte, te quiero.

    ResponderEliminar
  2. Pues que viajará con una novia.

    JAJAJAJAJAJAJAJA.

    ResponderEliminar
  3. Una novia o como hetero, chica la vena, jojojojo!

    ResponderEliminar
  4. Estuve pensando mucho en tu primer comentario, Marcus, y creo que tenés razón.

    Hablar del Mati me vuelve 'bipolar' totalmente y este no es el momento justo para que yo ande tirando 'plumas' por ahí cuando tengo asegurada mi situación.

    Así que, marcha atrás todo, a mezclar barajas y dar de nuevo...!!! jeeeee...

    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  5. Betulo:
    Marcos dio la 'puntada' inicial y vos terminaste de coser el tema.

    Ahora que para la sociedad troglodita en la que vivo tengo novia, que sentido tiene de volver a buscarme problemas nuevas y nada menos que en Buenos Aires.

    Así que como bien vos decís, voy con mi novia disfrazado de hetero y que el mundo hable...!!! jeeeeee...

    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  6. Marcus:
    Ya lo tengo decidido, iré a Buenos Aires como 'hetero', sino, para qué corno tengo como 'novia' a la Agus...???

    Y de paso, mato millones de pájaros de un solo tiro (a buen entendedor pocas palabras bastan)...

    No hay con qué darme, soy un 'capo' en el mundo marketinero.

    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  7. Ese chico forma parte de tu vida, recuerdo como me hiciste sufrir cuando contabas sus relaciones con él, tus sentimientos y tus contradicciones. Puede que sea la persona que más te ha atraído sexualmente... Comprendo que aún sientas por el lo que sientes, aunque creo que debes ser prudente, no me parece una locura que te plantees compartir con él otra vez una relación sexual puntual, porque creo que has madurado lo suficiente como para controlar tu atracción por él que puede que por otro lado ya haya menguado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. EL "MATI"...; fue el comienzo de la pérdida de tu integridad. Aquel primero, futuro sanitario en la actualidad, traicionado la pureza de relación. Pero ese fue otro cambio cualitativo; bien dices: "cosificarme"

    ResponderEliminar
  9. Sin duda, un poco bipolar sos. Me acuerdo de tus otros post, como estabas después de los enc6centros con él. Bien cogido pero hecho pierda de ánimo y autoestima.
    Abrazo y usa forro

    ResponderEliminar
  10. Josep, Betulo, Damián, después de tantos años, tengo que reconocer que el Mati es el único tipo que me 'puede'.

    Me esclaviza, me cosifica y hace de mí lo que le venga en ganas y yo, no soy capaz de resistirle nada.

    Y eso que no es un diosito. Si fuera un diosito, creo que me volvería como dice el Juani, su 'putita', para hacer con él o mejor dicho conmigo, lo que le apetezca.

    Para evitar eso, en esta oportunidad, tengo que usar la compañía de los Lucchessi. Pero no siempre voy a tener 'a mano' a los Lucchessi, entonces, que pasará...???

    Parafraseando el refrán, yo digo que 'uno es amo de lo que piensa, pero es esclavo de lo que siente'...

    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  11. El caso mati tiene bastante cola que le pisen... aun recuerdo cuando lo posteaste en tu antiguo blog(por cierto no hace mucho transcribiste esa parte, y los efectos de lo que paso)
    Sin embargo yo creo que esas canitas al aire o esas incógnitas de no se que me atrae pero me atrae son las que le ponen pimienta al deseo... aun que después de que caemos, nos arrepentimos una y mil veces y perjuramos no volver a caer y aun asi... vuelve la mula al trigo!!
    Eso es experiencia de vida... y no hay que dejarlo pasar!! ya estas bien madurito para sacarle provecho... no se por que te pones palos en las ruedas si mientras los 2 disfruten sanamente (no como en el pasado que era algo mas abusivo si se le puede llamar asi) no veo cual es el problema... ademas cual es la diferencia de este a tus otros diositos!! solo que no lo tiene cerca siempre, no es gay declarado y que como los demás desata en ti una gran pasión!! entonces... no te hagas bolas!! jejeje

    Saludos!! Y venga un beso... tanto tiempo!!

    ResponderEliminar