miércoles, 12 de septiembre de 2012

Nostalgia




El domingo me fui a comer a la casa de mi vieja, porque la verdad, que hacía mucho tiempo que no iba, ni a la casa ni al pueblo. Y aunque mis dos viejos, están viviendo en el pueblo, la verdad que amigos allá ya no me quedan. La distancia, que no es mucha, pero es suficiente, es la causa para separarnos a los que fuimos verdaderos amigos de cuando éramos más chicos. La barra del Vader está casi desintegrada, casi igual que la mía. El único afecto amistoso que me queda en el pueblo son los amigos del Tato y tantos no son.

Después de comer fui a la casa de mi viejo, para ver a las nenas, que hacía un 'toco' de tiempo que no las veía, pero en la casa no estaban. Casi seguro que se habían ido a almorzar a la casa de la madre o de algunos de los hermanos de Mariana. Así que no me quedó otra que andar dando vueltas por ahí, hasta que me decidí y me fui para la casa de campo. Obvio que allá no habría nadie, pero está el Juanma, y con un poco de suerte, capaz que podíamos hacer algo, aunque ahora está en el rol de 'hetero'.

A él, si lo encontré. Estaba en el galpón como siempre, boludeando y haciendo no se qué. Creo que se alegró cuando me vio y aunque ahora está en el rol de hetero, igual dejó que mientras nos saludábamos e intercambiábamos algunas palabras, lo franeleara discretamente, tocándole la pija por encima del pantalón. Obvio que el Juanma no me rechazó ni nada, pero algo dentro de él, se conmovió. Fue hasta la puerta, le puso 'tranca' (cerrojo) y volvió a mi lado, donde volvimos a intercambiar algunas palabras.

Pero los dos sabíamos, que ese intercambio de palabras recordando algunas cosas que habíamos vivido, empezamos a transarnos lentamente y así estuvimos, no sé, pero un buen rato, metiéndonos manos, aflojándonos la ropa y aceptando el Juanma, que yo lo besara en la boca, cosa que antes no quería saber nada de nada, de dar o aceptar besos. Y así de parados, con los pantalones y los slips bajados, comenzamos a masturbarnos mutuamente. Pero no estábamos cómodos y le sugerí ir a la casa.

Pero la casa no estaba en condiciones, así que fuimos a su casa, no sin antes asegurarme de que estábamos solos y tranquilos y que teníamos mucho tiempo por delante. Así y todo, para evitar visitas sorpresivas, el Juanma fue hasta la tranquera y le puso candado, como para evitar que si alguien venía en auto, escucháramos el motor en la entrada y si el que venía, llegaba a caballo o en bicicleta o moto, íbamos a tener tiempo de escuchar al tipo al saltar la tranquera y anunciarse desde la entrada.

Así que ya más tranquilos de que nadie nos iba a molestar, nos dedicamos a darnos placer mutuamente, en la misma cama donde duerme el Juanma. Nos transamos y franeleamos un rato largo, y cuando yo empecé a masturbar al Juanma para después empezar a chupársela, antes de dejarme penetrar por el 'super misil' que tiene como pija. Pero, contrariamente a mis planes, el Juanma se acomodó casi sentado frente a mí y me empezó a 'petear'...!!! Y mientras me peteaba me dijo que lo 'pajeara'. 

Obvio que lo pajeé como me dijo, mientras él terminaba de petearme, le 'acabé' (eyaculé) en la boca, y aunque hizo arcadas, tragó bastante aunque también dejó que cayera mucho de mi leche encima mío. Después me dediqué a pajearlo, pero el Juanma se incorporó un poco y me metió ese enorme pijón que tiene y cogiéndome/follándome por la boca, estuvo un largo rato hasta que me acabó totalmente en mi boca, con la diferencia que yo tenía toda la pija del Juanma dentro de la boca que hizo que le tragara toda la leche. Después nos lavamos así nomás y nos quedamos tirados en la cama hablando de 'bueyes perdidos' y de algunos deseos del Juanma de que yo volviera más seguido al campo. Después como se hizo rápidamente de noche, decidí irme, sin antes prometerle al Juanma que iba a volver más seguido, porque con él, realmente, disfrutaba del sexo como pocas veces lo disfrutaba. ¿Por qué será?

6 comentarios:

  1. Me encanta que conserves esa pasión por todos los que han pasado por tu vida... No tengo ninguna duda de que eres poligamo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ANONIMOENTRERRIANO12/9/12 18:34

    La palabra nostalgia y la sensación que queda despues de leer la entrada perfecta siempre con el toque Lu. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Lu, no tenes desperdicio, siempre nos hiciste sentir q el Juasma era buen tipo....ahora q jodido para el, sin vos, q futuro tiene en la parte afectiva/sexual......o SERA q se juntara con una minita x la apariencia, y será un reprimido en el fondo. Slds. Charlieind.....

    ResponderEliminar
  4. Josep. no sé si polígamo, pero soy un 'ninfómano' masculino.

    Las 24 hs del día y los 365 días del año estoy 'caliente' y dispuesto a tener sexo con el chico que me gusta.

    Conozco otros gays que después de tener sexo pueden pasar un buen tiempo sin nada de nada, pero yo no. Si pudiera, haría el amor o tendría sexo a cada rato y todos los días...!!!

    Acaso hay algo más lindo...??? jeeee...

    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  5. Anónimoentrerriano: no entendí mucho tu mensaje pero creo que te gustó. Hacía bastante que no entraba en detalles de mis encuentros sexuales, porque a no ser los que tuve con el Juani, los demás son bastante parecidos aunque todos tienen algo en común: la nostalgia del tiempo que pasa...

    Besos...!!!

    ResponderEliminar
  6. como siempre tus publicaciones me matan de la risa (en el buen sentido obviamente) y al mismo tiempo generan en mi una sensación de morbo, calentura, excitación o algo similar (nada que no pueda controlar XD jeje).
    Me quedo una duda, a que te referís cuando decís 'bueyes perdidos'?

    P.D. vos y yo tenemos la misma teoría (mencionado en el post anterior) de que generalmente el pasivo termina enganchando (más no enamorado) del activo que lo desvirgo ;)

    Éxitos, seguiré leyendo, saludos

    ResponderEliminar