miércoles, 10 de octubre de 2012

Miradas que dicen




El domingo para variar amaneció lloviendo y yo, el único plan que tenía era de ir a comer a casa de Julia. Cuando estuve en Buenos Aires, le compré a Valentina, una muñeca de trapo y aprovechando la 'volada' (oportunidad) también le compré a las nenas de Mariana unas muñecas bastante parecidas para que no hubiera diferencias y para que los padres, no crean que yo hago diferencias entre ellas tampoco. Así que el domingo al mediodía me fui a comer a la casa de Julia y de paso le llevé el regalo a Valentina.
En la casa de Julia, me encontré que no era el único invitado. También habían invitado a una pareja, primos de Diego, algo menores que él y un poco mayores que yo. Ella a lo mejor no, pero él, tendría más o menos 24 o 25 años. La chica no me acuerdo como se llama, creo que Carolina o algo así, pero él, se llama Federico y tiene toda la 'facha' (atractivo) del mundo. Claro que no es un 'diosito' porque este es más grande, pero igual, tiene algo que me gusta. Será que tiene pinta de nene travieso?
Pero Federico es 'hetero', es muy lindo y simpático. Y aunque tiene muchas cualidades más que seguramente no descubrí, es el primer 'diosito' mayor que yo que me resulta por demás de atractivo y con el cual me gustaría hacer algo. Claro que no es el único. El dentista amigo de mi viejo, fue el primer treintañero que realmente me excitó mucho pero que no pasó nada. El otro, fue el Juanma, un poco más grande que yo, que no solamente me excitó mucho, sino que me hizo suyo todas las veces que quiso.
En un momento de la sobremesa, que quedamos solos, porque Carolina y Julia se habían ido a la cocina a limpiar y acomodar las cosas y Diego había llevado a la nena al dormitorio para hacerla dormir, nos quedamos solos, Federico y yo. En ese momento, habíamos pasado a la sala y estábamos sentados enfrentados en sendos sofás, hablando de mil cosas a la vez pero de ninguna en especial y fue en ese momento que a mí me pareció que Federico estaba demasiado 'receptivo' a lo que yo le contaba.
Trabajamos bastante cercanamente uno del otro y tenemos gustos parecidos en muchas cosas. También muchas cosas nos disgustan. Por un momento me sentí unido a él como si lo conociera desde hace muchísimo tiempo. Y quizás por esa razón, me desguarnecí un poco, me parece que mostré algunas 'plumas' sin que por eso me sintiera vulnerable. Federico acusó el golpe, se ruborizó, se puso de pie y se vino a sentar a mi lado. En un momento mágico nos quedamos mirando en silencio.
Cuando Federico estaba por comenzar a hablarme, irrumpieron en escena, Julia y Carolina, destruyendo ese momento casi mágico e inexplicable. Federico se levantó como impelido por un resorte y fue a abrazar a su novia. Yo me quedé sentado donde estaba. Casi al toque apareció Diego, diciéndonos que Valentina se había quedado dormida, así que podíamos tomar el café en paz. En paz? Mi corazón latía alocadamente y todo mi ser hubiera deseado unos segundos más de ese 'face to face' con Federico a solas. Pero no pudo ser. No sé qué hubiera pasado. Quizás mucho, quizás poco, quizás nada. Quizás mi imaginación, mi excitación o mi deseo me habían jugado una mala pasada. Pero el poco rato más que estuve con ellos, cada vez que mi mirada se cruzaba con la de Federico, parecía que teníamos muchas cosas para decirnos y para hacernos...


5 comentarios:

  1. Nunca se sabe, hay mucho bisexual con novia que acepta todo lo que le puedan proponer otros varones, y también mucho gay haciéndose pasar por hetero... Pero ahora ya forma parte de aquellas coses que pudieron ser y o han sido que dijo un poeta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Caminando por la tienda de viveres me he topado casados de todas edades que se te quedan viendo de arriba a abajo y te sonrien de cierta manera que hasta desnudo te sientes.

    Y si sos un diosito carilindo y flaquito pues nene, ajústate el cinturón por que cada vez mas seguido te pasará eso.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Y nunca se sabe, algo fue lo q sucedio.....y tal cual lo contas, algo sintio el para avanzar como avanzo y reaccionar despues como lo hizo cuando aparecio s novia....slds. Charlieind....q emocionnnnnnn

    ResponderEliminar
  4. ¡De ilusión también se vive! aunque se necesite Viagra.

    ResponderEliminar
  5. He conocido taaaaaaaantos como ese Federico...

    Por suerte el que tengo en casa es mucho más directo jajajaaj

    ResponderEliminar