lunes, 22 de octubre de 2012

Resurgimiento




La verdad que me 'cagoneé' (tuve temor) al pedo, el viernes cuando me fui con el 'don' a Entre Ríos. Aunque mi temor era más que justificado por obvias razones que paso a detallar. Y aunque el tipo, digo Alfredo, nunca me dijo nada ni me trató mal y todo eso, a pesar del carácter de mierda que tiene, a mí me da ciertos resquemores tratarlo de 'vos a vos', porque nunca se sabe con qué martes 13 va a salir el tipo. Y si hasta ahora, nunca pasó nada, eso no significa que algún día pueda pasar...

Pero mis temores se calmaron cuando el viernes muy de madrugada, tocaron el timbre de mi casa. Yo obvio que ya los estaba esperando, pero me tranquilizó un 'toco' (mucho) cuando del otro lado del portero eléctrico, la voz del Gasti me decía que bajara y que ya me estaban esperando. El Gasti...? Qué hacía el Gasti entre todos...? Yo pensé que solamente éramos 4 los que íbamos en el auto, pero saber que el Gasti era parte de los planes, ya me tranquilizó bastante.

Y aunque con el Gasti y todo podía pasar a ser 'comida de los peces', no creo que el viejo Lucchessi haga algo así como hacerme desaparecer, estando el Gasti presente. Todo puede pasar, pero con el Gasti ahí, la 'cosa' era diferente. Y más diferente fue, cuando bajé y busqué con la vista el auto del 'don' y en lugar del auto, había una 'trafic' (utilitario para transportar personas). Éstos son especies de micro-ómnibus con capacidad para 15 pasajeros que entran cómodos y que tienen todas las comodidades que uno desee.

Por supuesto que la 'trafic' estaba acondicionada para 10 personas solamente pero en los espacios vacíos, había un mini-escritorio, los asientes eran giratorios, había una pequeña heladera con bebidas y otras cosas, dos monitores de lcd, aire acondicionado/calefacción y un montón de boludeces más. En eso viajamos hasta Concordia, en Entre Ríos. Después nos enteramos que mi presencia no tenía nada que ver con mis temores, sino que el 'don' aprovechó que estaba el Gasti para poner varios puntos sobre las íes.

Y así, en el viaje, el viejo Lucchessi me dijo que había estado hablando con el Gasti y sobre su decisión de volver a vivir en casa. Yo le dije que yo no tenía problemas porque con el Gasti éramos re amigos y todo eso. Lo que no esperaba era que el 'don' Lucchessi me dijera que las condiciones para que el Gasti volviera a vivir en mi casa no eran las mismas que antes. Sí, lo del dinero y todo eso, pero que ahora y para separar 'aguas' y no haya problemas personales entre nosotros, yo tenía que dejar de trabajar para él. 

Obvio que el tipo no quería respuestas inmediatas, pero el tema era: 'vivir con el Gasti y renunciar a mi trabajo' o 'no vivir con el Gasti y seguir trabajando para los Lucchessi'. Obvio que no tenía ni qué pensarlo. Trabajo puedo conseguir en cualquier lado. El viejo Lucchessi no me va a dejar sin trabajo más que seguro, pero 'Gastis' no hay en todos lados. Así que eso era todo...? Ahí mismo, le dije que no necesitaba pensarlo, porque a partir de ese momento me podía considerar su 'ex-empleado', porque primero estaba el bienestar mío y del Gasti y después el bienestar mío solamente. Miré al Gasti, le guiñé un ojo y me dediqué a disfrutar del viaje, ya no como 'empleado' sino como 'invitado' mientras pensaba que en ese viaje y en el futuro realmente iba a volver a disfrutar de la vida teniendo al Gasti al lado, viviendo conmigo y también a los demás diositos que no me dejan solo. La 'isla' como el ave fénix, vuelve a resurgir.

4 comentarios:

  1. Sin lugar a duda...
    Como dice tu frase favorita...
    "Lo importante no es lo que la vida me hace, sino lo que yo hago con lo que la vida me hace" y si del cielo te caen limones... seguro le sacaras provecho!! jejejejeje...

    Que suerte se traen los que no se bañan... jejejejeje... Que mas le vas a pedir a la vida!!

    Me a alegro mucho por vos lu... solo esperemos que el Gasti no vaya a salir otra ves con esos pensamientos raros que tuvo la vez pasada cuando se alejó de ti!!

    Suerte lu... saludos... Yurgth

    ResponderEliminar
  2. Menos mal que saliste con lo de que trabajo podes encontrar en cualquier lado, sino... Tenes suerte, porque no todos tienen la opción de renunciar al trabajo para estar al lado de quien aman. Iba a decir algo más guacho pero hoy ando pacifico. Abrazo, Luckciano, te quiero.

    ResponderEliminar
  3. Probablemente yo hubiera hecho lo mismo, aunque soy de los que tienen que pensarselo especialmente cuando me pillan por sorpresa y, en consecuencia, seguramente no hubiera asido tan rápido.

    Os deseo que esta vez sea la definitiva y que sea para muchos años.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, tampoco te cogió tan de sorpresa; al respecto, la única dificultad era la reacción del Matius, pero era una cosa que ya se venía barajando hace tiempo. De todas formas, de cara al final de curso, las vacaciones..., es época de cambios; te vendrá bien para ocuparte de pleno en sacar buenas notas al dedicarte al estidio sin la obligación de dedicar un tiempo al trabajo.

    De todos modos, tu situación pasa a ser de "mantenido"; con los aportes dinerarios del Gasti se compensan tus gastos, me temo que no es bueno para uno. En cuanto puedas, pensando en que tu principal ocupación es el estudio, sácale un trabajillo a Don Alfredo que no sea dependiente directo de él; tu no tienes una personalidad de "mantenido", tu eres PATRÓN DE ESTANCIA.

    ResponderEliminar