viernes, 21 de diciembre de 2012

Gato grande




El tema 'Gato grande' fue el tema central en la cena del cumpleaños del Nachito. Obviamente, no fuimos a su fiesta de cumpleaños de la tarde porque la organizó en el pueblo, donde prácticamente tiene a todos sus amigos. El festejo, totalmente despersonalizado, pero es la costumbre de hoy en día, ya no se 'usa' festejar los cumpleaños en la casa del 'cumpleañero', donde el susodicho recibía a sus amigos y a cambio de comida y bebida le eran entregados los regalos y se la pasaba bien entre todos los concurrentes.

Pero eso, ya fue, es cosa del pasado. Ahora la moda dicta alquilar una casa, instalada para tal fin (festejos) cuyos encargados, como su nombre lo indica, se 'encargan' de todo. Desde la instalación del mobiliario necesario, pasando por la decoración del lugar, la comida, la bebida, el control y la recreación de los más chicos y también de los más grandes, los sorteos, las sorpresas, los souveniers para los invitados y tutti cuanti, es decir, todo lo que a ustedes se les ocurra. 

De esa manera, el éxito de la fiesta está asegurada, porque la planifican teniendo en cuenta una serie de requisitos, como las edades de los asistentes y los intereses, poniendo a su disposición, toda una batería de recursos imposibles para que el pibito no se aburra. Aunque en el caso del Nachito, poco tuvieron que exprimirse el cerebro, porque una cancha de futbol 5 con césped sintético, dos play station conectadas a dos televisores de 32 pulgadas y un par de payasos y magos fueron suficiente para contener a todos.

Después, según la planificación de mi vieja, yo era el encargado de hacer que el Nachito se bañara, se vistiera y se acicalara, para ser el anfitrión de la fiesta para los 'grandes' (adultos) que seria en su casa del pueblo. Así que después del consabido baño y cambio de ropas, nos fuimos para el pueblo, donde se celebraría entre los 'grandes' el cumpleaños del Nachito. Obviamente además de los familiares, estaban los invitados de piedra de siempre, amigos de mis viejos: los VIP's del pueblo.

Y acá apareció el tema central de la conversación: el 'gato' como lo llamaba el comisario. Como la cena era entre gente adulta y no había chicos que se impresionaran, se habló a 'calzón quitado' y se dijo lo que se dijo. El 'gato' no es más que un 'puma' o 'león americano' que anda haciendo estragos por la 'ranchada' de la costa y por algunos campos cercanos. Aparentemente, por las huellas y por algún otro que lo había visto al atardecer, era un animal grande, de casi 2 metros de largo, hambriento y cebado de sangre.

Durante varias noches, se organizaron varias 'partidas' (conjunto de hombres armados) para intentar darle caza al puma, con resultado negativo, porque en sus correrías, el puma en cuestión había producido mucho daño, especialmente en el ganado menor, aunque también 'despanzurró' (mató) varios perros y en dos oportunidades intentó atacar a peones de campo. Saber eso, hizo correr el temor, para que todo el mundo se armara. De allí que el comisario había organizado una 'partida' para dar con el animal sí o sí esa misma noche...

La verdad que me hubiera gustado integrar una de las partidas, porque aunque no sé disparar bien, más o menos me las arreglo y si bien cazar un puma no es cazar perdices, tampoco sería una locura intentarlo. Y la verdad, que la idea de participar en una de las partidas, me fascinó. Más cuando me enteré que el Juanma era uno de los integrantes de la partida y que hacía tanto que no hacía nada con él. El solo hecho de pensar, en caminar por el monte, en la plena oscuridad de la noche, los dos solos, seguramente lejos del puma pero yo muy cerca de ese semental que es el Juanma, me dio las ínfulas necesarias como para decirle al comisario que contara conmigo como voluntario para salir a cazar al puma. El comisario me agradeció mi entusiasmo pero me dijo que ya tenía todo arreglado para esa noche y yo esa noche no podía. Así que quedó todo en la nada: el puma y el Juanma. Aunque después de todo, era como decía el comisario: 'el puma no es más que un gato grande' y oportunidades habrá... Yo no esperaba la oportunidad de encontrarme cara a cara con el puma, aunque sí, quería tener un 'encontrón' cara a cara, con el Juanma... Pero como dijo el comisario: 'oportunidades habrá'... jeeeee...

8 comentarios:

  1. Al principio pensé que te referías a tí con lo de gato grande frente a la querencia al Barney del homenajeado.

    Después resulta que el "tigre", que ya no está para pintarse más "rayas" y se contenta con los despojos, con la excusa de ir tras unas garras buscaba un aguijón.

    Y sobre los festejo; esos profesionales, más que "todo lo que se les ocurra" a los clientes, es todo lo que puedan pagar. ¿El comisario...; y los Lucchessi?

    ResponderEliminar
  2. Mis felicitaciones pera Nachito...

    Estoy bastante en contra de la exterminación de los animales y más esas especies que bajo la presión de la civilización se ven en peligro de extinción... Claro que cuando eso se transforma en un riesgo para los humanos ya es otra cosa.

    Claro que me parece que tus deseos iban en otra dirección ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Suena a secreto en la montaña pero más criollo jaja, sobre la cacería, no quedan muchos pumas, es una lástima matarlos aunque sé que en el campo es común hacerlo cuando amenazan al ganado y eso... Pero cuando se trata de gatos, y de gatos grandes, no hay nada mejor que sentirse cazado jaja, el cazador cazado


    Gracias por agregarme a los blogs que lees! No entendía porque tuve una avalancha de visitas en estos días ;)

    te sigo leyendo

    ResponderEliminar
  4. Me cagaste con eso de payasos y magos... qué hacen esos en una fiesta de 12? esta bien para uno de 7, pero 12... nada que ver. Los de 12 ya quieren su bailetón pegado (perreo) jaja o bueno así es por acá.

    Pff! qué gay sonaste cuando dijiste "yo con tal de estar con ese semental" (estoy parafraseando)... jaja pero bueno, tambien se usa ese tipo de expresiones entre nos.

    Cuidate!

    ResponderEliminar
  5. Betulo:
    Se está haciendo costumbre en vos, leer y no comprender. Vos no creo que involuciones, los más probable es que yo me esté complejizando... jeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Josep:
    Yo al principio pensé como vos, con la caza del puma, sobre la extinción y todo eso.

    Pero la zona es muy grande, boscosa y difícil de delimitar para que un grupo de búsqueda salga a buscar al bicho (puma) para devolverlo a su hábitat.

    Realmente nadie se explica qué hace el puma en la zona, porque ya está extinguido en nuestra zona desde hace muchísimo, aunque fue su habitat natural.

    Ojalá para el bien y el de su especie, este puma, se vaya como llegó, sin que nadie se diera cuenta...

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Pendejo:
    Gracias por tu comentario. No tenés que agradecerme por agregar tu blog a los blogs que leo y que siga la suerte en tu vida!

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Erik!
    Lo de los payasos y magos no te tiene que extrañar, porque en el cumpleaños del Nachito, había chicos de todas las edades y las grandes "ausentes" eran las nenas, a quien el Nachito no invitó a ninguna.

    Habrá salido como el hermano? jaaaaaa...

    Besos!

    ResponderEliminar