sábado, 15 de diciembre de 2012

Malentendidos de la vida





La verdad que pasan cosas raras en mi vida. El Billy hace rato que está viviendo en la casa del Sebi para no andar yendo y viniendo al pueblo todos los días. El Tato también casi vive allá, además de otros pibitos, todos 'heteros' que no viven ahí pero que usan la casa del Sebi como una especie de 'bunker' para reunirse. Lo más raro es que siendo todos heteros, el Sebi no haya hecho ningún contacto a nivel sexual hetero porque cumplió con su palabra: 'conmigo es gay, sin mí no'. Será 'hetero'...???

Porque en los últimos días, estuvo en casa, hablando conmigo y preguntándome si yo era pareja del Gasti y si mantenía mi idea de la 'poliamoría'. Yo le dije que no era pareja del Gasti y que simplemente el Gasti estaba viviendo en casa pero no éramos una pareja ni definida ni fiel el uno para con el otro tampoco. Y además le agregué que seguía con la 'poliamoría' con chicos como el Gasti u otros,  pero sin compromisos de ningua especie, como con el Nico, el Pollito o Felipe, que de tanto en tanto vuelve a casa por lo suyo.

Y aunque le haya aclarado el panorama, el Sebi me comentó en la idea que él tenía de volver a  probar si entre nosotros existía la posibilidad de un nuevo 'arreglo' (noviazgo). Pero le dije que no. Que no le veía sentido y que me parecía que era mejor seguir como hasta ahora, siendo buenos amigos, casi íntimos, casi 'con derecho a roce' si así lo queríamos, pero hasta ahí. Que vivimos un tiempo fantástico, inolvidable e increíble, pero que ya pasó y que no quiero hacer promesas que después sé que no puedo cumplir. 

Así las cosas están en mi vida hoy. Y pensando en todo esto, justo recordé un poema que escribí en mi otro blog y que el contenido de lo que dice viene como 'anillo al dedo' a lo que le está pasando al Sebi conmigo ahora. Aquí abajo se los copio y espero que lo 'sientan', como yo lo sentí yo en aquel momento y como lo sigo sintiendo ahora. Le puse de título 'Malentendidos de la vida' y creo que de eso se trató la relación que mantuvimos con el Sebi... Espero que les guste.


Malentendidos de la vida.
Hoy me di cuenta, quizás algo tarde
que intentar hacer feliz a los demás
no necesariamente  lo hace sentir feliz a uno mismo.
Hoy sonó mi teléfono móvil, sonó temprano...
quizás demasiado, pero a veces,
recibimos este tipo  de llamadas  inesperadas.
Inmediatamente supe quién era.
La misma ilusión, era mi interlocutora, 
la misma que hizo que mis ojos, 
se secaran de lágrimas.
Rápidamente me di cuenta,  que no atender,
me salvaría al menos temporalmente.
Quizás te doliera, como me dolió a mí,
no responder a tu llamado.
Pero quizás así, yo también, pueda cicatrizar
y sanar mis heridas mucho más rápidamente.
Jamás pensé en hacerte mal.
Nunca pretendí lastimarte,
porque siempre mis sentimientos hacia tí, 
fueron más que amor, fue una verdadera devoción.
Era algo instintivo,
que no supe entender ni comprender
y mucho menos manejar.
Te convertí en víctima, pero yo jamás fui tu victimario,
porque nunca quise lastimarte.
Fue mi instinto, o mi inexperiencia, o nuestra inexperiencia,
de afrontar la pasión del amor sin estar preparados.
Y hoy también, soy una víctima que se deja llevar.
No sientas penas por mí, porque no lo merezco.
No mires para abajo.
Hiciste lo que la razón, te aconsejaba en el momento.
Ahora eres libre, 
vuela hacia el sol, no cometas mis locuras, 
no tiene sentido alguno que seamos dos,
los que no entendieron, lo que la vida les ofrecía...
Sólo fueron malentendidos,
malentendidos de la Vida... 



8 comentarios:

  1. Pero los malentendidos renacen, sobre todo si se aproxima el aniversario.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Revive Sebi...; revive Alucinaito (@ me olvidé el 4 de nov este año); estamos de recapitulación anual?

    Ya sabes que siempre me ha caido muy bien; se me personifica el poema de Juan de la Encina: "...y si en amor estoy ducho, es a fuerza del dolor; que no hay amante mejor que aquel que ha sufrido mucho...".

    Reconozco que ese poema me descolocó al ser tu ÚNICA acción desinteresada: dar un paso al lado por no dañarlo más, aunque algo de interés de no renunciar a tu depredador instinto hubiera. DEVOCIÓN; muy ilustrativo del verdadreo amor al que renunciamos, pese a reclamarlo continuamente, por simples sucedáneos satisfactorios.

    ResponderEliminar
  3. Más que malentendidos yo diría que son desencuetros, ya que creo que lo que él busca en ti no lo va a encontrar y tu tampoco hallarás en él lo que buscas en tus relaciones con tus amores...

    Una lindo poema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Eso lo escribiste tú? Pues me pareció muy bueno... aunque sabiendo que venía de ti, estaba preparado a un poema más lógico que racional jeje... pero aún así me dejaste pensando, ya que yo también tengo un pasado que cerrar... o el pasado debe cerrar conmigo? jaa

    Cuidate!

    ResponderEliminar
  5. Alucinaíto:
    Gracias por comentar de nuevo.

    El aniversario se acerca, pero creo que este año, quedará siendo eso: un dulce recuerdo de algo muy lindo que pudo ser, pero que no fue.

    Y no por culpa mía, eh? jeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Betulo:
    Gracias por lo que me toca!

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Josep:
    Tus palabras están llenas de sabiduría.

    Al principio el intento fue bueno. Después a medida que fuimos creciendo me di cuenta que a pesar de ser 'opuestos' en este caso nos atraíamos pero nos hacíamos daño.

    Y como no le veo sentido, seguir haciéndonos daño, actué como actué!

    Creo que lo 'nuestro', digo lo del Seba conmigo, fue simplemente, un malentendido.

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Erik!
    Creo que es como me dijo mi hermana un día (aunque ella se refería a mis estudios), 'es necesario que vaya cerrando etapas'.

    Recordando eso, justamente eso fue lo que hice, cerrar una etapa, aunque espero no arrepentirme dentro de un tiempo.

    De todos modos, ya lo dice el refrán, 'agua que no has de beber...'

    Besos!

    ResponderEliminar