miércoles, 20 de febrero de 2013

Changarín




La verdad que ya estoy mejor de todo. De mi problema del estómago, debe haber sido un virus nomás, porque como apareció se fue. Claro que estuve haciendo un régimen de comidas durante casi una semana. Y a pesar de todos los años que tiene la medicina, la dieta que tuve que seguir fue estricta y casi igual a las que me daba la madre del Sebi, cuando yo era más chico: todo hervido, mucho arroz (puaj) apenas mojadito con aceite y queso, algo de pasta, pollo, queso cremoso y dos o tres porquerías más... En fin...

Lo de mi presión baja debe seguir como siempre pero ya no tengo el malestar que sentía y que me provocaban los desvanecimientos. Ahora me quedó una molestia que siento en algunos momentos, pero en general estoy un 90% mejor, aunque el Gasti sigue atendiéndome y antendiendo mis 'necesidades'. El resto de los pibes, de tanto en tanto, se dan una vuelta, solos o en pareja, pero yo solamente ahora, estoy correspondiéndole al Gasti, por los gestos y los esfuerzos que hace para que yo me sienta mejor.

Este lunes comencé a trabajar con mi viejo en el sanatorio. Claro que no es un trabajo-trabajo sino simplemente, una 'changa' (trabajo temporal), así que estoy de 'changarín'. Tengo que limpiar la sala de 'archivos' del sanatorio que está dirigiendo. La verdad que no es un trabajo pesado, simplemente tengo que separar viejos archivos (en realidad son carpetas) de los más nuevos y reacomodarlos en un nuevo lugar. Es un trabajo 'piola' (lindo) de 6 horas, estoy trabajando solo, nadie me molesta y yo soy mi propio jefe.

Y hoy, como acá es feriado nacional por única vez, porque se celebra una batalla contra los españoles y yo tenia que trabajar igual, me lo llevé al Gasti. Y en la sala de archivos, aprovechando que estábamos solos y nadie nos iba a molestar, empezamos a transar, primero livianamente y después como nos calentamos demasiado, nos pusimos en 'bolas' (desnudamos) y tuvimos sexo a pleno, igual que si estuviéramos en casa, pero hacerlo en ese lugar prohibido le dio al sexo un gustito diferente. Además el Gasti hizo de pasivo y realmente estaba predispuesto a hacerme gozar como él solo sabe hacerlo, así que después de mi primer 'polvo' (eyaculación), durante el segundo polvo, que ya fue menos instintivo, es decir, más racional, me dediqué a hacerle el amor. En ese momento, solamente pensaba hacerlo disfrutar al Gasti, así que lo disfruté y gocé como nunca. Y como nunca antes, nos quedamos con ganas de una tercera vez que la dejamos para la noche, porque si seguíamos así, el culito del Gasti iba a terminar siendo una flor... jeeeeeee...

4 comentarios:

  1. Es una excelente noticia que estés mucho mejor en tu salud, espero que te recuperes pronto al 100%, una pregunta Lucky, ¿los polvos se los hechas al Gasti en el culito o lo sacas antes de esas acabadas monumentales?

    ResponderEliminar
  2. Descubrí muy pronto que alcanzaba el mayor placer cuando me concentraba en darle placer a mi "partenaire"... Y la verdad es ya no sé hacer otra cosa... Jijijijiji...

    Me alegra mucho saber que ya estás mejor y que vuelves a disfrutar de la vida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Lu, me alegro que estes mejor.
    Yo sigo confundido, creo que necesitaria un psicologo pero como soy yo, aca en este pueblo ni en pedo.
    Se puede por msn ? o al menos algun amigo que me de su opinion de lo que me pasa con mi pareja.
    Un Abrazo enorme.
    Arman.

    ResponderEliminar
  4. Lu, que bueno saberte mejor, esas cosas raras pasan; conversando con un Dr excelente el me dijo que el 30% de las veces los médicos no tienen ni puta idea de lo que realmente le pasa al paciente, asi que ya te imaginaras.

    Lo bueno es que te estas recuperando, en todo sentido.

    Nada, un fuerte abrazo y nos vemos pronto.

    ResponderEliminar