viernes, 20 de septiembre de 2013

Enamorado.





Realmente la vida es rara y las cosas que pasan en la vida son más raras todavía. Una de mis mayores preocupaciones en los últimos tiempos, era ver como casi todos tenían la 'necesidad' de tener una 'pareja', no para mirarlo desde el punto de vista sexual, sino para observarlo desde el otro punto de vista, en la 'necesidad' de tener a alguien con quien compartir ya no la cama, sino el tiempo restante, un rato de la tarde o de la noche, o simplemente estar juntos para compartir silencios.

Yo había logrado eso en los tiempos en los que me enamoré del Sebi, realmente cuando empezamos como parejita gay, pero no volví a sentir esa misma necesidad hasta ahora, desde el día que descubrí al Pollo y me di cuenta que es algo 'más' que un pibito con el que tengo sexo y comparto un rato de amor con él. De a poco, el Pollo se me fue metiendo en mi vida, despaciosamente, generalmente por las tardes y por las noches hasta la hora de la cena, que vuelve a su casa porque lo controlan bastante en ese aspecto.

Y el hecho de compartir tantos momentos, solos la mayoría de las veces o acompañados (muy poco), me dieron la oportunidad de conocerlo más profundamente, de tratarlo, de saber lo que piensa y no solamente lo que dice y hace. Tenemos sexo obviamente, pero en otros momentos, conversamos mucho y veo como poco a poco va madurando en su pensamiento, en sus dichos y en sus haceres. Entonces me surge hacia él un sentimiento diferente: creo que más que deseo, lo que siento por el Pollo es amor... Será posible...???

Es la primera vez, o mejor dicho, la segunda vez que siento esto por alguien. Y justo leyendo el blog de Benja (http://memoriasobscenas.blogspot.com.ar/), donde dice '...le digo que quiero verlo, que quiero salir con él, que lo extraño, que quiero abrazarlo, quiero ir a museos, restaurantes, parques, cines, que quiero explorar el mundo, mi mundo y su mundo, le dedico canciones 'cursis' y a veces le digo de forma poética como me pierdo en su fenotipo...', yo todo eso, lo hago también. 

Si quiero verlo, lo invito a mi casa y si me diría 'vení vos a la mía', yo iría sin pensarlo y sin hacerme rogar y sino voy es porque en la casa no saben que es gay y además sospecharían como un pibito de 16 años puede tener como amigo a otro de 22. Pero hay algo en él que me descontrola y que me vuelve loco. Sin darme cuenta me transformo en otra persona que hace que ni yo mismo me conozca. No sé si será por culpa de ese cuerpito sensacional que tiene o por su ingenuidad o porque es tan afectuoso y querible que es de no creer.

Tiene algo diferente a lo que tienen los otros pibitos, pero no sé bien lo qué es. Al principio pensé que quizás porque me estaba haciendo revivir la etapa que ya viví hace unos años con el Sebi, pero no es eso. Hay algo más que no alcanzo a descubrirlo y así como es misterioso para mí, también es peligroso porque me hace senitr vulnerable. Como si ese pibito me pudiera. Y eso no lo puedo tolerar, aunque lo tolero, porque me 'debilita' y porque trastoca mi personalidad de 'patrón de estancia' como yo me considero. Pero que lo que siento es nuevo, es nuevo. No sé si es su modo de mirarme, de hablarme, de andar, de tocarme, del perfume que usa y que se desprende de su cuerpo cuando hacemos el amor, pero en estos momentos es mi mente la que no comprende que es lo que me está pasando con este pibito.  Tiene 'algo' que lo hace distinto y hace que lo prefiera entre los demás. Es una especie de droga que creó en mi una dependencia de la que no puedo salir pero de la que tampoco quiero. Me siento feliz de que me haya 'atrapado'... El Pollo es feliz conmigo. Yo soy feliz con él. Somos felices en esta relación que estamos llevando... Le puedo pedir algo más a la vida...???






5 comentarios:

  1. Felicidafes,eztás enamorafo


    hola luckitas,soy de méxico y te lep de algunos años atrás.ya le había perdido la pista a tu blog hasta q lo encontre de nuevo.creo q tu eres parte del "soundtrack" d mi vida,pues tus reflexiones son muy interesantes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Lu, que bueno me alegro mucho por vos que te estes enamorando de ese chico.
    Yo siento lo mismo por mi novio y me pasa como a vos, hace casi 4 años que estamos de novio y no puedo ir a su casa porque el no salio del closet, encima yo lo doblo en edad. Nuestra relacion tiene como pilar fundamental el hacer el amor todos los dias. Eso hace que perdure porque nos vamos descubriendo cada dia mas.
    De todos los novios que tuve este pibe fue el unico que se entrego en cuerpo y alma. Muero sino tengo sus besos, sus caricias, su piel, y asi podria seguir el dia entero jajaja.
    Perdon si me extendi mucho.
    Te deseo lo mejor.
    Un Abrazo enorme.
    Arman.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y piensas en él a todas horas y cuando no estás con él quieres estarlo? Quizá esa sea la definición del enamoramiento, esa obsesión que nos obliga a hacer cosas estupendas y maravillosas pero también ridiculeces, y que como la juventud, se cura con el tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Me alegra mucho que hayas encontrado una persona que te despierte esos sentimientos, es muy agradable siempre tener a alguien con quien contar no solo para sexo sino para muchas otras cosas y momentos especiales; ojala sus padres no se les de por mudarse como el anterior seria muy bueno que lograras entablar una relación duradera con el.

    Mucha suerte Lu, que la sigas pasando muy bueno con tu noviesito y amigos jeje.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  5. En ese último párrafo describes a la perfección lo que es estar enamorado. No hay explicación racional a lo que sientes, simplemente lo sientes. Como ya he dicho alguna vez enamorarse es una pasión, y eso esta fuera del mundo racional, pertenece totalmente al de la emociones... Muchos dicen que es una clase de demencia, de locura.

    Felicidades.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar