jueves, 10 de octubre de 2013

Disfrutándonos




Convengamos que la gente tiene problemas personales, laborales y de relación. Además tiene otros problemas que influyen sobre ellos o inciden sobre su conducta o su forma de ser, pero, no sé si pasará esto en la sociedad argentina o será un síndrome mundial, pero que difícil está comprender a la gente, por favor...!!! Y si a la gente en general, se le suman los problemas propios, que acarrea la adolescencia (cada vez más temprano su comienzo y cada vez más tardío su final), directamente es casi imposible hablar...!!!

Todo este preámbulo de introducción se debe a las actitudes y comportamientos que ponen en evidencia la mayoría de mis conocidos, tanto compañeros de la facultad (tema de otro post) como 'diositos' amigos, a los que la Vida los 'transversaliza', pero en lugar de enfrentarla y responderle como se debe, se debaten en una inestabilidad que realmente llama la atención y me asombra. Especialmente en 'chicos' centrados, tranquilos, reflexivos y demás como podrían ser el Gasti, Caio o el mismísimo Andy.

Uno por un problema de 'crisis' de identidad y creencia, el Gasti, decidió finalmente y una vez más, abandonar mi casa e irse a vivir solo. Parece que mi casa, sucursal de Sodoma y Gomorra, no se avenía a sus creencias y objetivos y ante el hecho de no poder torcer el camino que llevo/llevamos (el Tomi, el Tato y yo) decidió cortar por lo sano, y hacer vida de asceta y celibato, en el departamentito que el padre le regaló para cuando cumplió los 18 años, y tuvo su primer crisis de identidad, convicción y fe.

Otro tanto, pasó con Caio y Lucho y con el Andy y el 'diosito'. Aparentemente, el gay adolescente (y creo que todos los gays) son (somos) infieles por naturaleza. Yo últimamente me estoy portando más que bien con el Pollo y mi 'poliamoría' quedó por ahora en el olvido, pero Lucho, pareja del Caio, aparentemente tuvo un encuentro furtivo todavía no sé bien con quién, aunque todas mis 'flechas' apuntan al Juani, que desembocó en una verdadera crisis de pareja, entre ellos.

Los otros que no andan muy bien que digamos, pero la causa no la conozco porque son de hablar poco y mantienen su reserva, son el Andy y el 'diosito'. Creo que el 'diosito' volvió a las 'andadas' con medicamentos automedicados y eso originó, una pelea entre ellos, que no sé qué gravedad o profundidad tiene o tuvo, pero eso los distanció algo. Yo por mi parte, renuncié a ser 'patrón de estancia', entonces observo y dejo que cada uno, arregle sus 'cosas' como mejor le parezca y no atenerlos a mis pareceres... 

Y como si todo esto fuera poco, está la actitud de Felipe, ante mi relación con el Pollo y por ende el Pollito. Para evitar problemas, nos distanciamos del Pollito, al menos hasta 'que las aguas se calmen'. Pero ni Felipe ni nadie me va a hacer renunciar a mantener la relación afectiva que veníamos manteniendo con el Pollo y que bastante soporté no viéndolo un par de días y comunicándome con él, solamente por teléfono celular, por 'sms' o por skype. 


Finalmente, el Pollo y yo, decidimos poner fin al temor y afrontar lo que sea por el amor que sentimos y nos profesamos en este momento... No suena lindo...??? Así que de ahí en más, nos comenzamos a relacionar físicamente de nuevo. Lo paso a buscar por el colegio, vamos a comer por ahí o a casa, vamos al cine, caminamos por la costanera o por el parque, vamos al centro, salimos con alguna de las otras parejas de pibitos, vamos a almorzar a veces y a cenar otras, nos regalamos cosas, hablamos de cosas boludas, algunas profundas y otras superficiales, pero estamos muy bien como estamos. Y por supuesto, también tenemos sexo, en casa cuando podemos. Y si a Felipe, se le ocurre hacer algo en contra de nuestro 'noviazgo', ambos estamos preparados para afrontarlo y seguramente salir airosos de lo que sea. Igualmente, tratamos de vivir 'nuestra' vida sin pensar en Felipe ni en nada ni en nadie más. Disfrutamos de nosotros y del momento, y eso es mucho más de lo que podemos pedir... O no...???

11 comentarios:

  1. Hola Lu, tomaste una buena decision, alejarte de quien te causa problemas aunque sea en forma temporal y proteger a la persona que amas.
    Yo me juego por mi relacion hasta el final, y bueno si algo sale mal Dios dira,Ojala nadie logre separarnos, mi problema ya sabes es la diferencia de edad y que mi novio no salio del closet con nadie, su familia y sus amigos no saben nada.
    Estoy espèrando que crezca o que se anime porque queremos convivir.
    Suerte Lu.
    Un Abrazo.
    Arman.

    ResponderEliminar
  2. Esa es la actitud! darle para adelante a pesar de todo,es fácil decirlo o pensarlo pero de ahí a hacerlo es toda una cuestión,por mi barrio se dice tener huevos para enfrentar las cosas jaja.
    Que bronca me hace agarrar el tal felipe,tan gil puede ser? pendejo porrero ¬¬ jaja
    que andes bien Lucky,un abrazo desde Bs.as.

    ResponderEliminar
  3. Estoy con @Arman, creo que es lo mejor que podéis hacer. Seguir con vuestra vida tranquilamente ignorando esa absurda amenaza, estado alerta por si acaso.

    Por lo demás ya sabes lo que opino del tema de la fidelidad, de la adolescencia y de las relaciones humanas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me parece muy acertada vuestra decisión, y también la de Gasti de alejarse de unos vecinos tan casquivanos y alocados :S
    Me alarma por otra parte la automedicación del diosito, aunque es habitual que quien necesita un fármaco no se lo tome y quien no lo necesita se atiborre.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Finalmente la adultez va ganando su espacio, las personalidades (con lo bueno y malo) se van instalando de manera definitiva en tu grupo de amigos; haces bien en no ser mas el patron de la estancia, llegado el momento tampoco podrias controlar lo que pasa a tu alrededor; tu mismo estas cambiando (creo que lo percibes de muchas maneras, y podemos conversarlo).

    Siempre es bueno leerte Lu, siempre es bueno.

    Un fuerte abrazo.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. Un mal necesario, Arman. No podíamos seguir manteniendo una relación basada en el temor de lo que nos pudiera pasar.

    Al Pollo no tanto, sino más a mí que ya soy mayor. Pero es la tercera vez que me enamoro y si antes por h o por b no pudimos concretar la relación, esta vez nada ni nadie iba a impedirmelo...

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. No nos quedaba otra que tirar para adelante Alguien Ordinario... Era nuestra felicidad contra el temor infundado de lo que podía pasar.

    Por suerte, el Pollo como yo, elegimos la felicidad que sentimos al ser pareja por sobre todas las demás cosas...

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Josep: así es, creo que es lo mejor que pudimos hacer.

    Ahora estamos tranquilos, no sé qué puede pasar en un futuro, pero al menos coincidimos en continuar con nuestra pareja en desmedro de lo que podía ocasionarnos Felipe, que de última, él también tiene que perder tanto como nosotros... En fin...

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Y si, se caía de maduro que el Gasti no iba a poder seguir mucho más en casa.

    Por otra parte, creo que el Pollo y yo hicimos lo mejor que podíamos hacer.

    Y en cuanto al diosito y su medicación, vos lo dijiste, la gente que no lo necesita toma medicamentos y la que los necesita no los hace...

    Cosa veredes Sancho...

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tus palabras peregrinoinmovil, estamos creciendo y aparecen nuevos y más y más problemas...

    Cómo extraño ser adolescente...!!! jeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar