sábado, 30 de noviembre de 2013

Creer o reventar...





"Estoy ansioso y atravesando con mucha alegría y nerviosismo este octavo mes de embarazo y esperando que llegue mi hijita Génesis Angelina y con ella otras cosas buenas". Así le hablaba ayer a La Capital, el rosarino Alexis Taborda, el hombre que nació mujer, adoptó la identidad masculina y ahora cursa un embarazo con su pareja transexual Karen Bruselario. En un hecho inédito para la localidad de Victoria y a nivel nacional, ambos concretaron su casamiento ante la jueza del Registro Civil de la ciudad entrerriana, donde viven.
Bastante antes de la ceremonia, el "auto de los novios", un Chevrolet Bel Air modelo 58, tuneado, reluciente y debidamente decorado con cintas y moños sobre el techo, generó expectativas entre un buen número de vecinos curiosos, turistas, periodistas, policías y empleados de los Tribunales y dependencias que comparten el edificio donde funciona el Registro Civil local al pasearse por los alrededores pero sin la pareja.
No era para menos. Aunque la vida en la mayor parte de la "ciudad de las siete colinas" seguía durante la mañana de ayer su ritmo habitual, cierta agitación se expresaba en la zona céntrica por la presencia de numerosos móviles de medios locales y nacionales, el dispositivo de seguridad y tránsito dispuesto por las autoridades municipales y policiales y por las poco disimuladas miradas dirigidas a las integrantes de la comunidad trans de Rosario que, ataviadas con sus mejores galas, se llegaron hasta Victoria (50 km al este de Rosario) para celebrar junto a la pareja de Alexis y Karen.
Cabe recordar que Alexis Elian Taborda nació mujer, y Karen Evangelina Bruselario varón, y pese al cambio de identidad —reconocido por la ley de identidad de género argentina—, ambos conservaron sus genitales, aunque se definan por su autopercepción de género.
"Sí, quiero". Con sólo unos minutos de antelación e inmediatamente rodeados de cámaras y micrófonos, la pareja ingresó al edificio. Emocionados, subieron los tres tramos de escalera hasta las oficinas donde se concretó la ceremonia.
La jueza actuante efectuó las consideraciones de rigor y el tradicional cuestionario por el que los contrayentes sellaron su unión legal con el escueto "sí, quiero" de Alexis, y el más emotivo "con toda el alma", de Karen, que fue quien mayormente dejó aflorar sus emociones. La jueza Zulma Firpo, rodeada de periodistas y familiares y amigos de la pareja, sólo se salió del protocolo para pedir a los novios que, si así lo deseaban, pronunciaran algunos conceptos.
Romper barreras. "Esto es como romper barreras; más en una ciudad chiquita y conservadora como Victoria", expresó a este diario Michelle Vargas Lobo, una integrante de la comunidad trans de Rosario presente en el casamiento junto a su compañera Andrea Fernández. Michelle consideró además que "la lucha de Karen y Alexis es una gran lucha que representa un triunfo frente a la sociedad, no sólo para ellos, sino para toda la comunidad trans".
Otro protagonista de esta particular historia es Angel Ramón Taborda, padre de Alexis. "Estoy muy feliz por lo que está ocurriendo esta mañana aquí", señaló este rosarino que ahora se radicó con su familia en Victoria para ayudar a su hijo y a esa nieta que nacerá en diciembre por cesárea y que se llamará Génesis Angelina.
"Realmente estoy muy orgulloso de mi hijo, porque se animó a enfrentarnos y a decirnos siempre su verdad. Es muy buen hijo", aseguró, lleno de expectativas por el embarazo. "Yo estaba viviendo en Rosario y me vine para Victoria para ayudarlos. Al principio es difícil asumir posiciones en casos como estos, pero no es imposible. Es cuestión de ponerse una mano en el corazón y querer ver a tu hijo bien", expresó.
Sueño cumplido. Inmediatamente después de la boda, Alexis y Karen dialogaron brevemente con La Capital. "Estoy contento porque cumplí mi sueño de tener a Karen (nacido con genitales masculinos) como mi mujer y ahora se vienen muchas cosas más; se viene mi hija. Trabajo no tenemos, pero tenemos fe. La nena nacería el 22 de diciembre en Victoria por cesárea, pero si se adelantara nacería en Rosario, porque Victoria no tiene un área de neonatología", indicó el primer hombre (nacido con genitales femeninos) embarazado del país.
Para Alexis, la mirada de Victoria sobre los transexuales empezó a cambiar. "Nos están tratando bien. Esperemos que no sea sólo por una cuestión de visibilidad", señaló. Por su parte, Karen indicó que su historia la marca para "estar muy emocionada en estas circunstancias. Yo me fui de mi casa a los 14 años, y todo esto me llena el alma, ante todo como una reivindicación por lo mal que la pasan muchas chicas transexuales como yo. Tengo algunos problemas aquí en Victoria por discriminación, no sólo hacia mí, sino hacia amigos y amigas míos. Hoy por hoy las miradas hacia nosotros han cambiado. Nosotros sólo queremos trabajar, seguimos pidiendo trabajo donde sea y de lo que sea".

Extractado del diario La Capital de la ciudad de Rosario, del día 30 de noviembre de 2013.
Lo escrito entre 'paréntesis'  o en 'negrita' es de mi autoría y tiene como finalidad 'aclarar' un poco la nota periodística.


5 comentarios:

  1. ANONIMOENTRERRIANO30/11/13 18:46

    Todo bien y conozco el caso pero lo tuyo es a favor o en contra. Quiero decir tu opinión cual es??

    ResponderEliminar
  2. Pues con la barba que se gasta Alexis, esperemos que Génesis Angelina no nos nazca con bigote (o con genitales ambiguos) por un exceso de andrógenos.

    ResponderEliminar
  3. WOW ya la había leído en otro diario, pero que cosa tan bonita, hasta me dan ganas de casarme, jaja pero creo que eso de tener hijos no es cosa mía.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4/12/13 1:48

    es una inmundicia

    ResponderEliminar
  5. Creo que es un acto más de tolerancia que debemos tener los seres humanos en general y los futuros psicólogos en particular.

    Cada uno es lo que es y lo que siente, pero a pesar de todo lo que tuvieron que atravesar y atraviesa esta pareja, creo que deberían haber tomado algunos recaudos previos al casamiento.

    Por ejemplo, Alexis, si se siente mujer, debería adoptar una apariencia como más femenina.
    Lo mismo pasaría con Karen. Si se siente perteneciente al sexo masculino no debería usar vestido de mujer, tan apretado que se le ve el 'bulto' a simple vista.

    Qué sé yo, comprendo y tolero los sentimientos y todo lo que está pasando esta pareja, pero personalmente no comparto algunas cosas.

    En fin...

    Besos!

    ResponderEliminar