viernes, 10 de enero de 2014

Misil







El chico de la foto, ilustra bastante bien mi idea, aunque esta foto, pueda estar trucada o haberle hecho photoshop para que un pibito flaquito como ese, tenga una pija tan desproporcionada... O el pibe es muy flaco o la pija muy grande, pero no creo que se dé ambas combinaciones y ese pibito, tenga debajo del pantalón, semejante 'pijón' (pija grande). Que si bien no es tan grande como parece, si es desproporcionada al cuerpo del muchachito. Pero hoy quería hablarles de un verdadero 'pijón' y es el de Juanma...

Ayer a la tarde vino el Juanma a casa. En realidad, vino a un Easy, hipermercado ferretero que vende de todo y pasó por casa a pedirnos prestado algo de dinero, porque había gastado mucho y no le alcanzaba el dinero que llevaba. Y como llegó al mediodía, obvio, que se quedó a almorzar con nosotros: es decir, el Tomi, el Tato y yo. Como sé que el Juanma toma vino en las comidas, dejamos el jugo en la heladera y para que no se sintiera mal, todos tomamos vino.

La verdad que bebimos mucho. Almorzamos e hicimos una larga sobremesa, esta vez comiendo helado y seguimos tomando vino. Y las consecuencias de tamaña ingesta, no se hizo esperar: el sueño nos ganó rápidamente y como sé que el Juanma está acostumbrado a dormir la siesta, le propuse que se acostara un rato en mi dormitorio, para dormir el 'pedo' (borrachera) que tenía y que yo lo iba a despertar en un par de horas, para que terminara de hacer las compras que había venido a hacer a la ciudad.

El Tato, tenía un 'pedo' terrible pero permanecía incólume hasta que tomó la mano del Tomi, y sin decir 'agua va' se lo llevó a su dormitorio. Obvio que el Tomi no realizó la menor de las resistencias ni tampoco protestó ni dijo nada. Se dejó llevar por el Tato al dormitorio, donde seguramente, y debido al vino ingerido, el Tato se olvidó que es heterosexual y se lo terminó 'cogiendo' (follando) al Tomi en todas las posiciones habidas y por haber. Obviamente, el Tomi ni 'mu' (no dice nada y acepta todo).

Yo, no lo pensé dos veces, y me fui directo a mi dormitorio donde dormía el Juanma. Claro que dormir, era una suposición mía, porque el Juanma no dormía... Es más, me estaba esperando, con ese super misil que tiene como pija, totalmente erecto y cabeceante... Esa pija es una cosa de locos y como cosa de locos, me vuelve loco y enloquezco cada vez que la veo... Es tan larga que necesitaria 4 manos para tomarla totalmente, sin llegar a la 'cabeza' (glande) y tan ancha que la encierro las 3/4 partes entre mis dedos...!!!

Sin pensarlo dos veces, me desnudé rápidamente y me arrojé sobre aquel 'totem' que se mantenia firme y erecto, casi expectante. Y así como estaba, agarrando aquel pijón como podía, me puse a masturbarlo, mientras me metia ese enormemente grande glande que me hacía abrir toda la boca. Y mientras lo 'pajeaba' (masturbaba) me metía esa pija lo más profundo de mi boca, mientras le pasaba internamente, la lengua con delicadeza y placer.

El Juanma me dejaba hacer mientras me tomaba de los cabellos y empujaba mi cabeza, incitándome a meterme todo aquel misil en la boca, tarea imposible, porque para eso, tendría que hacer mucho más que una 'garganta profunda': aquello era meterme la pija hasta el esófago, cosa totalmente impensada e imposible para mí. Asi estuvimos un buen rato, yo pajeando y chupando y el Juanma tomándome de la cabeza e incitándome al movimiento penetrador.

Después, hizo que me volviera y me colocara en la posición de '69' pero lejos de 'petearme' (felacionarme) él también, me insalivó bien el agujerito de mi culito y mientras yo seguía 'peteando', el comenzó a meterme los dedos. Y no empezó con un dedo solo, para nada. Metió dos dedos hasta lo más profundo y allí los hizo girar hacia un lado y hacia otro. Yo, espantado por el futuro dolor, me levanté y le di un gel, para que me pusiera en lugar de la saliva. Hecho esto, metió 3 dedos primero y 4 dedos después, dentro mío...

Yo dí un respingo, porque los dedos del Juanma no son dedos normales. Cada dedo del Juanma se parece a la pija 'parada' (erecta) del Nachito y tener que 'bancarme' (soportar) cuatro dedos metidos muy dentro mío y girando de un lado al otro, no es moneda corriente...!!! Al menos para mí. Era tal el dolor y la sensación de invasión, que por un momento, pensé que me estaba metiendo la mano completa...!!! Después hizo que me sentara sobre su pija, mirándolo.

Me costó horrores hacer entrar el glande, que una vez que lo sentí adentro mío, muy despaciosamente, dejé que el Juanma me penetrara con ese misil humano. El dolor y el ardor eran inimaginables, pero el Juanma estaba emperrado en metérmela toda. Y yo aunque sufría 'a mares' quería tener ese pedazo dentro mío y darle el placer que el Juanma buscaba y que yo también, aunque en menor medida. Así estuvimos un largo rato, hasta que no se cómo, sentí que mis nalgas descansaban sobre el pubis del Juanma...

Qué bárbaro...!!! Me la había metido toda...!!! Y aunque mis ojos lagrimearon un buen rato, dejé que mi ano, mi recto y mis intestinos, se acostumbraran a tener 'eso' ahí adentro. Aunque no estábamos más que en los inicios, porque el Juanma, ensartado como me tenía, giró sobre sí y acostándome de espaldas a la cama, hizo que apoyara mis pies sobre sus hombros y comenzó el movimiento oscilante de mover su pija dentro mío, mientras yo veía no solamente las estrellas, sino los planetas, los cometas y todo el universo...

Así habrá seguido algunos minutos que soporté entre el dolor y el placer (después me asombro del placer sadista del Juani) y entre los 'ay' que no podía dejar de pronunciar. Finalmente le pedí que me la sacara un poco porque verdaderamente me dolía y ya estaba al borde del llanto. El Juanma me pidió que aguantara que ya terminaba, pero cada segundo era un siglo. Aguanté un poco más pero casi enseguida le pedí al Juanma que sí o sí me la sacara. Cuando el Juanma la sacaba, no sé que me dolía más: que la tuviera toda adentro, que me 'cogiera' (follara) o que me la sacara. La mezcla de dolor y ardor se hizo insoportable y sentí algo caliente que corría dentro de mí. Lo primero que pensé fue que era sangre, pero me equivoqué, después me dí cuenta que era 'leche' (semen) que el Juanma habia derramado dentro mío sin yo darme cuenta por el dolor que su misil me provocaba. Pero que me había lastimado, me había lastimado porque sacó su pija llena de sangre. Después fuimos al baño a lavarnos, pero la verdad que fue 'debut y despedida'. Nunca más me voy a dejar 'coger' por el Juanma, porque todo el placer que sentía por una pija dentro mío se perdía y se transformaba en ardor y dolor. Así que no me queda otra: o me vuelvo totalmente 'pasivo' hasta que me acostumbre a las pijas como las que tiene el Juanma o sigo con mi vida, disfrutando placenteramente, pijas no tan grandes pero sí más cumplidoras... jeeeeeeeeee... (ay...!!!)



10 comentarios:

  1. Yo tengo ese inconveniente, no soy totalmente pasivo, y he he tenido experiencias parecidas a la tuya, pero me ganan las ganas de probar de nuevo.

    buena entrada

    ResponderEliminar
  2. tenes que lubricar Luckitas! estas mejor de la cola? te dolio mucho despues?

    ResponderEliminar
  3. OMG Sï que disfrutaste, jajaja me han metido varias así de grandes, créeme te duele al momento, pero cuando te llega el recuerdo de esa pija la deseas de nuevo adentro. XD

    jejeje :3

    ResponderEliminar
  4. Loco, ponete las pilas y usá forro. Más con esas pijas y si te sangró.
    ¿cuándo vas a aprender?
    Te lo digo con cariño

    ResponderEliminar
  5. YoMaqq: es como vos decís, el Juanma me hizo doler a horrores y a pesar de que me hice a mí mismo la promesa de no seguir insistiendo con ese misil humano, sé que tarde o temprano, volveré a caer con el misil del Juanma o de cualquier otro. Por qué tengo que ser así de puto...??? jeeeeee...
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo: te puedo asegurar que lubriqué más que bien, lo que pasa, que no siempre hago de pasivo y cuando lo hago, en lugar de hacerlo con una pija normal, lo agarro al Juanma para que me saque la calentura con ese misil que tiene entre las piernas.
    Tengo que sacarme la calentura que tengo con el Juanma desde tiempos inmemoriales... jeeeeee...
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Isaac J: es tal cual como vos lo decís.
    A pesar de que dije 'debut y despedida', sé que si el Juanma me lo pide, voy a dejarme penetrar por él nuevamente.
    Será que soy muy puto o será de poco inteligente...??? jeeeeee...
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Damián:
    Yo al forro lo quise usar pero no hay dios quien le meta uno en esa pija que tiene el Juanma. Obviamente, los extra grandes le entran, pero tan tirantes, que se rompen a los pocos minutos.
    Lo intenté muchas veces y como siempre terminé en el fracaso, me cansé de tantos cuidados...
    Imaginate el tamaño de lo que tiene entre las piernas...!!! jeeeee...
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Entonces que acabe afuera

    ResponderEliminar
  10. Damián: te penetraron alguna vez...???

    Bien, no sé que da más placer, si la penetración en sí o el semen caliente corriendo por dentro de tu cuerpo.

    Yo disfruto mucho más de la eyaculación de mi pareja. Si terminara 'acabando' afuera, gozaría solamente él y yo sería totalmente 'pasivo' en esa situación. Y eso, no me gusta... jeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar