viernes, 28 de febrero de 2014

Abuso.





El edificio en donde vivo es un edificio de 10 pisos, de construcción antigua pero muy señorial. Tanto que la gente que lo habita, prácticamente no le da 'bola' (importancia) a sus vecinos ni del piso superior ni del piso inferior. Pero eso, no es de ahora, es de casi siempre. Los únicos que me dieron más o menos 'bola', fueron 'AA' (Albert/Armand) que son dos gays 'maduritos' que viven en el piso debajo del nuestro. Al principio, tuve problemas con 'Armand' porque se traviste y se le nota mucho. Albert es mucho más discreto y varonil.

A mí y al resto de la 'pibada' siempre nos hicieron recordar a los protagonistas de 'La jaula de las locas' pero la versión europea, que para mí, en muchísimo mejor que la versión americana. Con el paso del tiempo, fuimos intimando más y más con AA y aunque nunca tuvimos más contacto que el 'social', nos invitaron muchas veces a 'fiestas', cenas y bailes privados que organizaban en su departamento. Ellos sabían que nosotros éramos gays y nosotros sabíamos que nos tenían muchas 'ganas' (nos deseaban).

Pero, siempre supieron ocupar su lugar y salvo en dos o tres ocasiones, nos hicieron algunas propuestas 'non sanctas' que al rechazárselas, siempre optaron por dar por terminada la 'cosa' ahí, sin ponerse 'cargosos' (insistentes) o desubicarse. Siempre, nos trataron más que bien y algunas veces han venido a casa, pero como en aquella época, había en casa, muchos menores de edad, preferían invitar a los más grandes a sus eventos e incluirnos en un ambiente que desconocíamos por completo pero que disfrutábamos al máximo.

A la otra gente que habita mi edificio no la conozco más que de vista. Solamente sé que el 8º piso está deshabitado desde tiempos inmemoriales. A los otros que conozco, son a los del 4º piso, que ahora es un matrimonio de mediana edad, que tenía una hija de 15 o 16 años que se suicidó tirándose a la calle, desde el balcón de la casa. Se dijo que tenía una enfermedad incurable y que por eso se suicidó. Pero también, se corrió el rumor de que la chica era 'lesbiana' y no aceptó nunca su orientación sexual.

Todo este prólogo que escribo, es para contar, algo muy curioso que me pasó noches pasadas, cuando yo regresaba de la facultad. Abrí el portón de la 'cochera' y me introduje en ella hasta el lugar que tengo asignado para estacionar mi auto. Me llamó la atención que la cochera estuviera con las luces encendidas, porque son automáticas. Se encienden cuando se abre el portón de la cochera y pasados algunos minutos, se apagan solas. Ese es el tiempo que uno tiene para estacionar el auto, bajarse y llegar al ascensor.

Pero las luces estaban encendidas y me llamó la atención porque aparentemente no había entrado allí nadie más que yo. Así que me bajé y cuando estaba dirigiéndome al ascensor, escuché ruido de herramientas. Un poco más allá, un tipo de unos 40 años más o menos (no sé calcular edades), 'peludeaba' (se esforzaba) para cambiar el neumático de su automóvil. En cuanto me vio, se paró y vino a mi encuentro, diciéndome si yo sabía 'cambiar' el neumático, porque él no podía por más intentos que había hecho.

Era un tipo de físico grande y bien trabajado muscularmente. Tenía barba 'candado' (barba candado, puto cantado) como se dice acá, Estaba vestido aparentemente de traje (pantalón y saco o chaqueta). Pero ya se había sacado el saco, aflojado el nudo de la corbata, arremangado la camisa y se le notaba, por su cansancio, que cambiar el neumático, le estaba dando más trabajo del que pensaba. Yo le dije que sí, pero al no estar acostumbrado a las herramientas de su auto, usé las de mi auto y le cambié el neumático. 

Mientras tanto, hablamos de él y de mí y fue allí que me enteré de varias cosas. Entre ellas, que el tipo no vivía en mi edificio por eso era la primera vez que lo veía. Él en cambio, me reconoció enseguida, diciéndome que me había visto en muchas oportunidades, saliendo o entrando al y del edificio. Sabía que vivía en el 10º piso y otros detalles más. Él era el que 'administraba' el 8º piso que estaba vacío y que venía de tanto en tanto para ver que todo estuviera en orden y todo eso. 

Y mientras me decía esto, se me iba acercando. Yo terminé de cambiar el neumático y fui a guardar las herramientas en mi auto y le dije que iba a lavarme las manos en una canilla que había allí cerca. El tipo me siguió, hasta que se puso delante mío y  una de sus manos me agarró el 'bulto' (genitales) mientras me decía que si eso me molestaba. Le dije que sí porque no me gustaba que me tocaran los genitales. Sin soltarme, me dijo que estaba muy 'caliente' (excitado) conmigo y que sabía que yo era del 'palo' (gay). 

Y sin decir más, quiso darme un beso en la boca que rechacé, poniendo mi brazo entre su cara y la mía. Mientras forcejeábamos un poco, con la otra mano, desabrochó mi cinturón y quiso bajarme el pantalón y el slip. Le dije que se detuviera, mientras trataba de poner distancia entre él y yo, diciéndole que se estaba equivocando conmigo. Él me dijo que sabía que yo era 'gay', que su 'radar gay' así se lo indicaba y que yo lo había ayudado porque me había gustado la 'mano' (situación) de tener sexo con él. 

Le dije que no. Que estaba equivocado. Que yo lo había ayudado simplemente pero hasta ahí. No sé que hubiera pasado si el 'tipo' hubiera sido más insistente. Físicamente era mucho más grande que yo. Y me podría haber hecho cualquier cosa allí, entre medio de los autos estacionados, solos y sin que nadie lo molestara, quizás se hubiera terminado en un simple 'pete' o hubiera querido que lo tratara con reciprocidad. Incluso me podría haber violado tranquilamente. 

Pero, ante mi negativa cerrada, dudó unos segundos y eso me permitió tomar las 'riendas' (conducción) del asunto. Por suerte, casi simultáneamente, el portón de la cochera volvió a abrirse para dar paso a otro auto que entraba. Eso me permitió poner más distancia entre el tipo y yo. Y mientras me acomodaba rápidamente mis ropas, el tipo dio media vuelta y fue a guardar todas sus herramientas en el baúl de su coche. El dueño del auto que recién había entrado, se bajó rápidamente, nos saludó a los dos y me dijo si iba a tomar el ascensor. Yo le dije que sí y por el 'rabillo' de mi ojo, miré al tipo que se quedó acomodando todo en su auto. Mientras el ascensor subía, yo no podia dejar de pensar en lo que había pasado... No es suficiente el 'acoso' de la madre del Pollito, que ahora sale éste, e intenta 'abusar' de mí...??? Será verdad que se nota que soy gay...??? Por favor, nadie me dijo que la vida me iba a ser fácil, pero esto ya, francamente, va más allá de cualquier límite... jeeeeeeee...



12 comentarios:

  1. Anónimo1/3/14 4:09

    Jajaja, eso q contas solo a vos te pasa ......será q alguien le batió de tu vida y tus chicos ...el portero o vaya a saber quien; o s te nota algo...= no te quejes q no paso a mayores y no dudo q no lo hubieses sabido manejar si la cosa se ponía muy pesada...además no conosco a nadie, ni nunca lo leí en ningún libro q tenga una vida tan increíblemente sexual como la tuya y con todos chicos q te re gustan y de tdos los colores.....la verdad para muchos como para mi sos un suertudo...cuídate, charlieindio

    ResponderEliminar
  2. Lamentable situación. A la gente que quiere imponer sus deseos por la fuerza siempre se le ocurre que la víctima lo estaba deseando. Yo no sé si lo piensan de verdad o es la excusa fácil que ponen. Sólo espero que ese repugnante sujeto no te complique la vida más adelante en venganza por no haber podido contigo la primera vez.

    ResponderEliminar
  3. Ese tipo de actuaciones son las que han dado a los gays esa fama de violadores que tenemos... Me parece una gran vergüenza que aún haya gente que actúe así, sea homosexual o heterosexual, pero siendo homosexual creo que nos perjudica y mucho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Juanjo.Madrid1/3/14 20:34

    Hey muy bueno tu blog Luckitas,eh estado leyendo tus relatos y me an encantado jejeje.Desde luego eres un campeon valla variedad de paisanaje con el k te relaccionas.U besazo wapeton !!!

    ResponderEliminar
  5. Charlieindio:
    Sí, podés tener razon, pero el tipo se 'safó' y podría haber terminado mal, todo un asunto que lo hice de buena onda.

    Creo que el tipo se tiró a la pileta creyendo que tenía agua, pero se equivocó 'feo'.

    En fin, le faltó ofrecerme 'guita' para terminar con su 'patetismo'... jeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Alucinaito:
    Tengo escasa (por no decir nula) experiencia con gente 'grande'.

    Pero cada acercamiento que tengo con un 'madurito' me provoca un rechazo que es de no creer...

    Serán todos asi...??? Espero que no... jeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Josep:
    Totalmente de acuerdo con vos. El gay 'madurito' con estas actitudes no hace más que hablar mal de todos ellos.

    Lástima, pero mis experiencias con ellos, son todas negativas. Será así siempre...???

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Juanjo.Madrid:
    Gracias por leerme. Espero que me sigas acompañando por el camino de la Vida...

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo3/3/14 19:43

    Hola luks, aproveche el finde largo y me fui a pasaer por capital, asi que ahora estoy leyendo tu relato. Te pido por favor que no te quedes con ese concepto tan feo de los "maduritos" se ve que toda la suerte que tenes con los pibitos no la tenes con los maduritos, pero no son todos asi, algunos pasan los años y se van desesperando por desgracia. vos que estudias psic lo vas a saber entender. Te mande un mail el otro dia, decime por favor si lo leiste. Un beso enorme, nunca cambies. Marco.

    ResponderEliminar
  10. Marco:
    Ya sé que los 'maduritos' no son todos iguales. Igual que los chicos o los jóvenes: hay de todo.

    Simplemente que no sé por qué tengo malas 'experiencias' con 'maduritos' de allí que trato de evitarlos.

    No lei el mail que me mandaste. Lo hiciste a gmail o a hotmail...??? En gmail no tengo nada tuyo. Ahora reviso hotmail y veo si hay algo ahí.

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo5/3/14 15:58

    Hola luks, te lo mande al gmail, desde mi gmail. que raro que no te llego!! te paso mi mail y si no te lo reenvio. Mi mail es tecnicomarco@gmail. te dejo un beso enorme y haber si esta noche seguimos con el repunte y la leprita querida saca tres puntitos mas, estare desde las nueve y chirolita en la mas popular!! abrazooo, nunca cambies. Marco!

    ResponderEliminar
  12. Lu; creo que en realidad no importa como te veas o que senales envíes, nadie tiene el derecho de forzar una situación, nadie se puede excusar en idioteces como “te fuerzo xq que viniste a ayudarme”. Lamento que hayas tenido que pasar por esa experiencia, no tendrías porque sufrir ese ataque.
    Lo mejor para ti.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar