lunes, 10 de febrero de 2014

Guille (in memorian).







Para los que me leen por primera vez, les cuento que el 10 de febrero, es un día especial para mí. Ese día, en el año 2000, se murió el Guille, mi hermano más grande. Apenas tenía 12 años, yo 9 y el Tato 7. En diciembre de 1999, una bacteria o un virus invadió su cuerpo y se alojó en su cerebro. Al principio, tenía dolores de cabeza muy fuertes. Lo atendió el médico del pueblo, quien le restó importancia al tema y solamente, le dio analgésicos. El dolor por ahí se le calmaba, pero el dolor iba y venía.

En enero de 2000, como el dolor seguía y empezó a tener fiebre, mis viejos, que todavía no estaban separados, decidieron que lo trataran médicos de la ciudad. Pero ya era tarde. Después de muchos estudios, decidieron internarlo. Y ya nunca más volvió a mi casa. Empezó a tener fiebre alta continuamente, los dolores de cabeza eran constantes y tan fuertes que decidieron darle drogas muy fuertes, antipiréticos y antibióticos. Unos médicos querían operarlo. Otros no. Terminó en terapia intensiva, en estado de coma. El 10 de febrero de 2000, se murió.

A partir de ese día, todo cambió. Mis viejos concibieron al Nachito como una forma de reemplazar al hijo muerto. Todos recibimos terapia psicológica. A partir de entonces, y a instancias del psicólogo que me atendía, porque mi mutismo era absoluto, decidí a escribir lo que sentía. Pero como mi mamá quería saber como estaba elaborando el duelo, comenzó a espiar mis escritos. Hasta que un día me cansé y dejé mi diario real, para transformarlo en un diario virtual que sólo escribía para mí, pero que leyeron cientos de miles de personas en el mundo.

La muerte del 'Guille' (Guillermo) fue un antes y después en la vida de todos nosotros. Todavía a veces, lo recordamos con cariño, pero tratamos de no hablar mucho de él. Cada uno lo recuerda a su manera. Yo antes lo recordaba yendo al cementerio y visitando su tumba. Ya no lo hago. Sé que ahí están los despojos del Guille. Pero él no está ahí. Él se re-encarnó en el Nachito. Porque el Nachito no solamente es muy parecido a él sino que también está desarrollando una personalidad parecida. Será por eso que lo quiero tanto...???

Por eso, hoy, le dedico al Guille este poema.


Dónde estás Guille...???

Me visitás de noche, en mis sueños, 
venís a mí, me abrazás, me despierto
o creo que me despierto...

Dónde estás que ya no puedo verte...?, 
pero seguís conmigo eternamente,
acompañándome por el camino de la vida... 

A veces necesitaría de tus palabras, 
pero no puedo hablar con los recuerdos, 
y no puedo entender tanta distancia...

Sabés que te extraño...?
Hace catorce años que me dejaste, 
y aún, a veces, me parece oír tu risa...

Dicen que en el cielo 
uno es feliz y no existe la tristeza. 
Pero yo pienso en vos y miro las estrellas...



Dónde estás, Guille...??? 



9 comentarios:

  1. ¡Fuerza, amigo!!! Esté donde esté, tu hermano te debe acompañar. aunque ya sé que no hace falta que yo te lo diga, je. Abrazo fuerte, te quiero.

    ResponderEliminar
  2. Un lindo poema.

    Sabes que te acompaño en ese sentimiento de dolor. Mi hermano murió con 4 años y medio cuando yo tenía 10... Cada 13 de julio me acuerdo de él.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No tenia idea de lo que había sucedido con tu hermano, y es algo hermoso que recuerdes a tu hermano con cariño y tienes toda la razón tu hermano no esta en el cementerio, esta en algún lugar mejor, en la gracia de dios.
    Es un muy lindo detalle dedicarle a tu hermano un poema tan lindo (:
    *un abrazo fuerte*

    ResponderEliminar
  4. Está en ese poema, querido, siempre contigo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Una lástima en verdad. Sin embargo, como tu has dicho la verdadera muerte llega con el olvido. Lo importante es cómo recordamos a esas personas y como les honramos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Lu, tienes toda la razón, el recuerdo es lo que te deja por dentro, lo que te hace reír y lo que te hace fuerte. El Guille es un grande aun cuando ya no esta lo conocemos gracias a ti. Un abrazo desde mi gris ciudad para ti.

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos por sus palabras. Desde que se murió, sentí siempre la 'presencia' del Guille a mi lado.

    Indudablemente, este hecho me 'golpeó' en mi vida, marcándome un antes y un después.

    Quizás la muerte del Guille, haya sido el motivo por el cual, yo enfrento a la Vida como la enfrento...

    Pero hay tantos 'quizás' y un monólogo con el Guille, que aunque sintiendo que me acompaña por la Vida, no me da las respuestas que a veces necesito.

    Besos a todos y gracias nuevamente por sus palabras!

    ResponderEliminar
  8. Hey Lu, q lindos sentimientos q decís y mostras. Siempre supimos los q te seguimos lo importante q fue y es Guille en tu vida, ya te lo comente q hace bastante pase x lo mismo con la muerte de una hermana q era r importante en mi vida y ya no está aquí. Pero siempre esta conmigo dentro mío y en mis recuerdos y me acompaña a donde valla, no importa el tiempo, ni las distancias, ni los momentos; siempre ella está. Cuídate siiii. Charlieindio

    ResponderEliminar
  9. Hola, desde ayer que descubrí tu blog y no paro de leerlo! es un vicio... Me encanta todo, decidí comentar en esta entrada por que me encanto el sentimiento que le pusiste a ese hermoso poema! Espero que nunca dejes de escribir y quisiera poder leer todo lo que me perdí de tus blog eliminados! hay algunas cosas que no las comprendo pero debe de ser xq leí todo de prisa y con mucho entusiasmo! saludos desde Uruguay, (por cierto tengo 2 amigos gays de Rosario en mi facebook!)

    ResponderEliminar