miércoles, 19 de febrero de 2014

Una mala idea.






El domingo, cuando estábamos merendando y preparando todo para llevar a los 'pollitos bebes' de vuelta al pueblo, el Nachito me dijo muy displicente, que 'su' mamá, le había dicho que él se iba a venir a vivir con nosotros a la ciudad (otro que está listo para el diván de un psicoanalista, porque habla de 'su' mamá, como si 'su' mamá, no fuera la misma que la del Tato o la mía). No hace lo mismo cuando habla de mi viejo. Será el famoso 'complejo de Edipo' que inconscientemente no quiere independizarse de mi vieja...???

Yo lo miré porque no había comprendido bien todo el mensaje. Así que se lo hice repetir y me volvió a decir lo mismo: mi vieja quería que se viniera a vivir con nosotros. Era casi una 'imposición', típico de mi vieja. Nada de ser una posibilidad o un pedido a reconsiderar. Obviamente que ni el Tato ni yo teníamos problemas de que el Nachito se viniera a vivir con nosotros, menos el Tomi obvio. Lo que me molestaba, era esa 'orden', tipo 'decreto', donde no había forma de argumentar nada contrario.

Como yo iba a llevar a los 'diositos bebés' al pueblo, de paso iba a aprovechar la oportunidad para hablar del tema con mi vieja, aunque no creía, que fuera algo ideado por el Nachito, pero qué mejor hablar con la 'fuente'...??? Y la 'fuente' habló. No tuve manera ni forma de 'refutar' nada. Este año, el Nachito tiene 'pre-hora', 'post-hora' y días de 'contra-turno'. O sea, que algunos días entra una hora antes del horario común, otros días, sale una hora después y otros días tiene que ir a la tarde a diferentes horas.

Y mi vieja, no estaba dispuesta a levantarse a las 5 de la mañana, los días que el Nachito entrara a las 7. O no podía ir a la hora de salida cuando tenía post-hora y mucho menos irlo a buscar cuanto tenía contraturno. Así que lo mejor que podía hacer, era que se fuera a vivir a la ciudad con nosotros. Ella lo tenía todo planificado. De nada le valieron mis pretextos de que, por cuestiones económicas, estudiantiles y de recreación, teníamos que trabajar y estudiar y que teníamos 'rutinas' que no podíamos modificar.

Fue como si le hablara a una pared. Mi vieja no escuchó mis argumentos y le ponía solución a todos nuestros problemas e inconvenientes. Por supuesto, que ella iba a darme dinero para el mantenimiento del Nachito y que el hecho de que el 'diosito bebé' estuviera solo, no le importaba mucho. Ella creía que era hora de que el Nachito se independizara. Incluso, cualquiera de nosotros lo podía llevar al colegio y sino podíamos ir a buscarlo, podía volverse solo, porque el distancia entre el colegio y mi casa, no es grande.

Me dijo que quería que el Nachito tuviera su propio dormitorio y no lo 'compartiera' con ninguno de nosotros y que mantuviéramos su forma de comer, a base de frutas, lácteos, verduras, legumbres y carne, incluyendo pescado...!!! Y que no lo dejara comer, comida 'chatarra' (cualquier tipo de snacks) o cualquiera de 'esas' comidas a la que nosotros estábamos tan acostumbrados (pizzas, hamburguesas, etc.). Y que nos encargáramos de que estudie a diario y tomarle lección todos los días...

El Nachito que estaba presente, escuchaba sin decir nada. Y como todos mis intentos de revertir la situación eran inútiles, acepté la imposición de mi vieja. Le dije que estaba bien y que esperaba solamente no defraudar sus expectativas. Mi vieja me dijo que yo había hecho un 'buen' trabajo con el Tato, así que no veía la razón, para que no hiciera lo mismo con el Nachito. Así que desde dentro de unos días, tendremos al Nachito, viviendo entre nosotros. Lo que nos representa un gran desafío para todos y también para él.

Obviamente no va a ser fácil acomodarnos a la nueva situación, ni para nosotros ni para él, por razones obvias, pero otra no nos queda. La condición 'abandónica' de mis viejos se repite una vez más. Al principio fue mi viejo, después de la muerte del Guille y del nacimiento del Nachito, cuando nos dejó abandonados. Después, cuando se dio cuenta de su abandono, fue mi vieja la que nos dejó al Tato y a mí, a la deriva y viviendo con mi viejo. Ahora, hace lo mismo, con el Nachito, con la diferencia que somos nosotros quienes lo vamos a criar (ni ella ni mi viejo). Vamos a tener que organizarnos más que bien para que este 'diosito bebé' se sienta a gusto entre nosotros y comparta nuestras rutinas diarias (el gimnasio conmigo y la natación con el Tato y el Tomi). El dormitorio VIP pasará a ser el de él, mientras que el Tomi va a dormir indistintamente con el Tato o conmigo y trataremos de convertir al Nachito en una buena persona, como creo que somos nosotros... Aún así, espero que podamos entre todos, lograr que este 'desarraigo' del Nachito no sea tan traumático, aunque todo esto, me sigue pareciendo 'una mala idea'... jeeeeeee...


8 comentarios:

  1. Cuántos años tiene Nachito?
    Qué difícil, la verdad, todo eso. Pero seguro la saber llevar bien.

    Pasando de tema... no hubo acción en esta entrada ;(

    ResponderEliminar
  2. Pablo:
    El Nachito tiene 13 años cumplidos.

    Su presencia en nuestra casa es bienvenida pero seguramente tendremos algunos 'cortocircuitos' que provoca toda convivencia de personas de diferentes rutinas y costumbres.

    De todos modos es mi hermano menor y lo amo más que a nada en este mundo y quiero que sea feliz con nosotros y voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para que eso se logre.

    Besos!

    Pd. no siempre hay 'acción' en mis posteos. En el post anterior (Diositos bebés) no la hubo tampoco y mirá el 'revuelo' que causó... jeeeeee...

    ResponderEliminar
  3. Pues pongo mis esperanzas, respecto al Nachito, en el Tato. Es tu ojito derecho y eres tendente a malcriarlo consintiéndolo mucho. ¿Se traerá al "Barney"? quizás por ahí te puedas sentir desplazado en sus afectos.

    Si consigues dar un paso al costado quizás también le sea bueno al Tato para su madurez.

    El Tomi; ¡que olvidado lo tenemos! periódicamente aparece en el decorado de tus relatos, como un descuidado jarrón, con la riqueza existencial que soporta; creo recordar que tiró hacia la rama técnica, pero no quedó claro si universitaria, o no; sus dificultades: en la asimilación del aprendizaje, emocionales, afectivas... Ahora, tras esto, me viene a la cabeza que, más que como un jarrón olvidado, aparece como puta por rastrojo, como un simple concolador, objeto, al que quien tiene urgencia toma, usa, y deja; sin olvidarlo, sin perderlo de vista, pero sin protagonismo.

    Parece que su existencia goza de cierta estabilidad; y, por tanto, no le haya repercutido en su proceso formativo proporcionándole una madurez adecuada.

    ResponderEliminar
  4. Creo recordar que alguna vez le habías prometido a tu hermano que cuando tuviera 12 años lo ibas a llevar a vivir contigo. Y lo que se promete a un niño hay que cumplirlo.

    Espero que os vaya muy bien juntos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Aleluyaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!
    Por fin un omnívoro en esa casa. Supongo que se cocinará su propia comida, pues no creo que confíe en que tú pongas tus manos encima de unas legumbres, verduras, frutas o pescados. Está claro que lo que "su mamá" quiere es que Nachito sea el que haga un "buen trabajo" con sus chatarreros hermanos, y les enseñe los beneficios de una dieta variada.
    Y no deja de tener su gracia que el desalojado del dormitorio VIP (Tomi, supongo), vaya a pasar a dormir "indistintamente" con Tato o contigo. ¿Es realmente necesario cambiarlo "indistintamente" de dormitorio cada cierto tiempo o es que lo que va a hacer "indistintamente" es otra cosa que no es dormir?

    ResponderEliminar
  6. Betulo:
    Así fue y es la vida del Tomi.

    Para nosotros es como un hermano y como a tal, lo tratamos y así también, nos trata.

    En cuanto, a su rol protagónico o no, se ajusta exclusivamente a sus decisiones privadas y personales, que respetamos a 'rajatabla' y permitimos que cada uno haga su vida, porque creo profundamente que cada uno es el arquitecto de su propio destino... jeeeee...

    Actualmente, Tomi, está cursando brillantemente, la carrera universitaria de ingeniería electromecánica en la Universidad Tecnológica Nacional de Rosario.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Josep:
    Recuerdo perfectamente cuando le prometí al Nachito que vendría a vivir con nosotros, pero eran 'otros' tiempos y también 'otras' las circunstancias...

    Hoy, creo que ese tiempo y esas circunstancias no son las mismas, de ahí mis temores y dudas.

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Alucinaito:
    No creo que el Nachito influencie en nuestra vida.

    Lo más probable, es que dentro de muy poco tiempo, lo tengamos de 'aliado' por dejar de lado ese régimen de comidas al que lo tenía sometido mi vieja.

    En cuanto a lo del Tomi, posiblemente me haya expresado mal. Como tuvo que dejar su dormitorio al Nachito, podía elegir 'indistintamente', dormir con el Tato o conmigo.

    Sucede que el Tato, muchas veces, trae a 'dormir' con él a su novia, lo que le obligaría al Tomi a dejar su lugar en el dormitorio del Tato y pasarse al mío.

    De allí que decidimos que lo que sería mas conveniente, es que durmiera conmigo, aunque él, íntimamente, preferiría 'dormir' con el Tato en forma permanentemente.

    Pero bueno, todo no se puede... jeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar