miércoles, 16 de abril de 2014

Haciendo tiempo





No sé que está pasando por la cabeza de los padres del Pollo que cada vez lo mezquinan más. Es como si de pronto, se hubieran dado cuenta de que el Pollo estaba haciendo cosas 'raras'. El padre no tanto, porque como los padres están separados, el padre no le pasa mucha 'bola' (atención). Únicamente los fines de semana que se los lleva a la casa, a él y al hermano más chico, pero de ahí no pasa. La única que lo controla y mucho, es la madre y es ella, la que lo mezquina. Se habrá dado cuenta de algo...???

La verdad que me desconcierta porque siempre nos cuidamos al extremo de no hacer ninguna cosa que despertara sospechas en la madre. Es más, muchas veces, le dí atención 'preferencial', lo cuidé como pocas veces cuidé a ninguna de mis parejas (reconozco que es chico todavía y que quizás por eso, extremé tantos cuidados), pero... Así que de a poco, nos fuimos 'alejando', no tanto por nosotros, sino por la madre y para no ponerlo en evidencia y provocarle problemas yo también me alejé de él.

El hecho de esta 'separación' con el Pollo me llevó a una abstinencia de sexo a la que no estoy preparado. Luciano y el Pollito, desde que empezaron las clases, tampoco los veo como en las vacaciones. Más ahora, que dejé de darles las 'clases particulares' que les venía dando y que me permitía no sólo verlos, sino interactuar con ellos, especialmente con Luciano. No con el Pollito, con quien, después de su primera experiencia conmigo, se automarginó y no respondió más a mis 'insinuaciones' de volver a hacer 'algo'.

Y por si esto fuera poco, el trabajo 'temporario' que me había conseguido la madre del Pollito también se terminó y muy a su pesar, no me dieron la posibilidad ni siquiera de seguir trabajando haciendo cualquier cosa allí dentro de la 'ART' (Aseguradora de Riesgo de Trabajo) donde prácticamente había aprendido a dominar todas las tareas que me habían asignado, sino que el hecho, de ser el único 'varón' en un ambiente femenino, nos había hecho muy bien a todos. A ellas, laboralmente y a mi económicamente hablando.

Así que ahora paso mis días entre la facultad, mi casa y 'tirando' (repartiendo) currículums vitae. Mi función ahora es ser 'amo de casa' ya que hoy por hoy no tengo trabajo, así que me estoy encargando de todo lo que la casa necesite o se refiera. Ayer, cerca del mediodía, tuve que ir a pagar unos 'impuestos' y la patente del auto, y como estaba sin nada por hacer, me fui a un banco céntrico y de paso, dí algunas vueltas por ahí y aproveché para repartir algunos currículums que tenia impresos.

Después y un poco menos agobiado por el 'fantasma' que yo mismo creé y alimenté sobre la presencia del Nachito en casa y nuestra influencia, me fui a comer algo a una 'lomitería' (lugar donde se venden entre otras cosas, 'lomitos', que viene a ser casi lo mismo que una hamburguesa, con la diferencia de tener, en lugar de carne picada, un sabroso y grueso bife de carne de lomo de ternera asada, queso, jamón cocido, tomate, lechuga y huevo), todo acompañado por papas fritas 'bastón' y un enorme vaso de Coca Cola de 500 cc.

Ya que estaba ahí y era la hora de la salida del colegio, del Nachito, le mandé un sms para que se llegara y almorzara conmigo, porque del colegio, no estábamos tan lejos que digamos, pero el 'pendex' (chico) tenía otros planes y me dijo que no. Así que pedí nomás un 'lomito' y mientras lo comía pensaba en mis cosas y en como se estaba desenvolviendo mi vida. Había derrotado al 'fantasma' del Nachito, pero volvían a surgir viejos 'fantasmas' (la falta de dinero, de pareja, de trabajo, de una familia, etc, etc.)

Con esos pensamientos negativos estaba, cuando vi pasar por la vereda, un muchacho con una cara que me pareció conocida. Y que me miró abstraídamente, tal como miraba yo, a la gente que pasaba por el lugar. Pero a diferencia del resto, esta persona se detuvo, me miró fijamente, me sonrió, me hizo un gesto con la mano y volviendo sobre sus pasos, entró en la 'lomitería' y con una ancha sonrisa se acercó a mí, preguntándome cómo estaba. Mi memoria, en milésimas de segundo, me trajo su nombre: Federico.

Con Federico, nos conocimos en la casa de Julia, mi hermanastra, un día que fui a comer. Él era el novio de una amiga de Julia y si bien, ambos vendíamos 'heterosexualidad' hasta por los poros, en un momento que nos quedamos solos, nos dijimos mucho con las miradas y con nuestros pensamientos, pero no fuimos más allá. Después de esa vez, nos volvimos a encontrar, casualmente, en la calle, donde Federico me dijo que habíamos ido al mismo colegio, con la diferencia que cuando él egresaba, yo recién comenzaba el polimodal.

Me recordó aquella anécdota, cuando salí a defender al Sebi de los de 6º año, que se juntaban en el baño o en las cercanías del baño, y allí, les quitaban la merienda o el dinero o molestaban haciendo 'bullying' a todo aquel chico, especialmente los más chicos y que no fuera de 6º año y que osaran usar el baño. El Sebi usó el baño, los de 6º le quitaron la merienda y el dinero que llevaba y yo, en un rapto de 'amor y locura' (ya éramos pareja con el Sebi en secreto) salí a defenderlo.

Todavía me acuerdo, el silencio que se produjo en el baño, cuando prácticamente lo conminé al 'mandamás' de los de 6º año que le devolviera lo que le había sacado al Sebi. Aquello fue una locura impensada de mi parte. Pero ese día, no sé que pensaba el jefe de aquellos abusadores, que lejos de hacerme amedrentar por el resto de sus seguidores, me preguntó qué pensaba hacer yo en el caso que no le devolviera nada. Y mientras me decía esto, puso su cara a la altura de la mía pero lo suficientemente cerca para que lo golpeara.

Y eso me dijo que hiciera. Que lo golpeara, si me animaba, al tiempo que me trataba de 'putito' porque había salido a defender al Sebi y los demás se arremolinaron en círculo a mi alrededor, esperando vaya a saber qué. El baño se había llenado de chicos, esperando ver como me masacrarían entre todos, pero no sé en qué pensó el 'mandamás' cuando acercó su cara y me dijo que si me animaba le pegara. Habrá pensado que no me iba a animar...??? Obviamente le pegué con el revés de mi puño, cosa que él no esperaba.

Recuerdo que se tiró hacia atrás, pero no tan rápidamente como para evitar que con los nudillos de mi mano, lo golpeara fuertemente en la nariz, haciéndolo sangrar a borbotones y salpicando con su sangre la pared azulejada del baño. La sangre que le salía era impresionante. Los demás testigos del hecho estaban anonadados. En ese momento aparecieron los 'celadores'. Al de 6º se lo llevaron a la enfermería y a mí, al despacho del director.

Federico recordaba aquella anécdota y se reía como si hubiera pasado ayer. También recordaba todos los planes que habían hecho para devolver aquella afrenta, pero todo quedó en la nada, cuando ellos egresaron y aunque yo comencé a 'salir' (noviar) con la Agus, para eliminar todo vestigio de mi homosexualidad, su mayor venganza fue que habían plantado y había germinado, la semilla de que yo era 'gay' y mucho me costó salvar mi 'honor' y borrar de mi vida escolar aquel término con el que me habían tildado. 

Como yo había terminado de comer, Federico me invitó a su departamento que estaba en las inmediaciones, a tomar café, mientras él aprovechaba a comer algo y así podíamos seguir conversando. Como yo no tenía otros planes, le dije que sí, que lo acompañaría, pero que no tenía  todo el tiempo del mundo porque a las 16 horas tenía que estar en la facultad. Federico me dijo que estaba bien, porque él a las 15.30, debía estar nuevamente en el trabajo. Con ese plan, pagué lo que había consumido y me fui con Federico a su casa, y aunque mis planes eran pasar un rato, haciendo tiempo y recordando tiempos 'idos', Federico, tenía otros pensamientos... (sigue)



7 comentarios:

  1. Que rapidito el Federico.. al punto de verte por afuera del local, quedarte mirando, sonreír, entrar, y invitarte a su ksa.. JAJA no pierde oportunidad y vos tampoco! quiero saber ya como siguió todo en su depto! (Buena anécdota cuando defendiste al Sebi, se nota que sos osado..)Beso :p

    ResponderEliminar
  2. Me gustan estos posts con suspense, aunque claro, el suspense es relativo, porque primero nos hablas del poco sexo que practicas (creo que has utilizado el término abstinencia, que tiene una connotación de acto voluntario que evidentemente no tiene, imbuido del espíritu de la Semana Santa :) que tampoco tienes).
    En una novela barata, al llegar a casa de Federico aparecería el mandamás de la escena del baño con Sebi, y entre Federico y él, te darían la paliza que te debían desde hace tanto, y que Federico llevaba planeando desde el día que te volvió a ver en casa de Julia.
    En este blog que tanto nos gusta, seguro que la actitud de Federico fue mucho más "cariñosa y amigable", al igual que la tuya. Pero en tu caso, no tiene ningún mérito por cupa de la abstinencia.
    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Ya te estaba extrañando. Qué bueno saber de vos, y qué copado que haya aparecido Fede!!
    Muero de ganas de saber que carajos pasó :)
    Abrazo enorme!! Ah, y Feliz Pascua!

    ResponderEliminar
  4. Juan:

    No es que Federico sea 'rapidito'. Creo que aprovechó la circunstancia de que nos conocíamos del colegio secundario, nos encontramos casualmente en la casa de mi hermanastra y nos vimos un par de veces más.

    De allí, tanta familiaridad.

    Además está un poco 'confundido' como la mayoría de los gays cuando asumen su homosexualidad. Más que dudada de mi sexualidad y tenía todas las 'fichas' (ganas) en tener sexo conmigo, por eso me invitó a la casa.

    Lo que él no sabía que yo le saldría con un 'martes 13' (con una excusa inesperada) y terminó como tenía que terminar: cada uno por su lado. En fin. Cosas de la vida...

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Alucinaito:

    Acertaste en parte. Federico se mostró sumamente amigable, cariñoso y apasionado pero yo, inesperadamente para él, no le respondí de la misma manera.

    Histeria gay que le llaman...??? Puede ser, pero me hice el 'machito' y lo dejé con toda la calentura adentro y más desorientado que 'turco en la neblina'... jeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Pablo:

    Gracias por tus deseos...!!! Como verás aca sigo, despuntando mis vicios: escribir y llevarme 'diositos' a la cama...

    Hasta ahora ese es el 'norte' de mi vida. Espero que no sea el fin...

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante. Siempre me ha sorprendido esa facilidad tuya para encontrar nuevas opciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar