jueves, 10 de julio de 2014

Confrontaciones






Este tiempo que pasó, fue un tiempo de 'confrontaciones'. Y todo por culpa del Mundial de Fútbol. A diferencia del Mundial de Sudáfrica, esta vez, fuí 'hincha' (fanático) de mi selección y simpatizante de varias selecciones por diferentes motivos: del seleccionado argentino, obviamente porque soy argentino. De los españoles, por mi abuelo. De los alemanes, por mis antepasados. De los brasileños, por Caio y sus hermanos y todos los buenos chicos que conocí cuando fui para allá. De los colombianos, porque el DT era Pekerman, un argentino que de fútbol sabe mucho. De los chilenos, porque los dirigía Sampaoli, ex jugador 'leproso' y de los costarricenses porque eran la 'Cenicienta' del mundial y dieron la sorpresa.

Me dio mucha lástima que los españoles fueran los primeros que se fueron. Más que nada por mi abuelo, que tocó el cielo con las manos, hace 4 años atrás y ahora lo hicieron vivir un verdadero infierno. Y con sus 86 años, ya no está para hacerse tanta mala sangre. Obviamente que no culpó ni al DT ni a los jugadores, sino que toda la culpa del fracaso español, se la adjudicó al rey, la reina, el príncipe y toda la familia real, a los que insultó y despotricó por el 'papelón' de España en el mundial. Así que no le quedó otra, de 'hinchar' por la Argentina, que tenemos menos fútbol que una revista para mujeres, pero que gracias a algunas individualidades, fuimos venciendo a las distintas selecciones y avanzando en las diferentes series.

Y fue pasando el tiempo y se fueron despidiendo el resto de los seleccionados: chilenos, colombianos y costarricenses. Y así llegamos a las semifinales: Argentina - Brasil - Alemania y Holanda. Dos selecciones me simpatizaban (Alemania y Brasil), por una 'fanatizaba' (Argentina) y a la otra la odiaba (Holanda) por haber eliminado a los costarricenses, por penales y cuando no se lo merecía, por el esfuerzo que los 'ticos' habían hecho durante los 120 minutos que jugaron. Pero cuando se enfrentaron Brasil - Alemania no sabía a quien prefería. Me daba lo mismo que ganara cualquiera de los dos, pero después de los dos primero goles de Alemania quería que ganaran los 'teutones'. Claro que después del 5º gol me empecé a arrepentir...

Empecé a sufrir por Caio, los hermanos y por todos los chicos que conocí cuando fui a Brasil. Porque una cosa es perder por uno o dos goles, pero otra diferente, es perder por goleada y de esa manera, donde no se veía ningún tipo de reacción de parte de los jugadores brasileños. Alemania era una máquina que funcionaba a 'full' y Brasil, era una máquina que no terminaba de arrancar. Para colmo, yo (nosotros) le tenía más miedo a Brasil que a Alemania. Una, porque Brasil era local y la otra, porque Alemania, hasta ese entonces no había mostrado gran cosa. Pero ahora es diferente. Brasil organizó el mundial para ganarlo y lo perdió y Alemania demostró en 90 minutos que tiene equipo para ser considerado la mejor selección.

Y justo a nosotros nos toca jugar con ellos para dirimir la final...!!! Con Holanda no mostramos nada. Claro que Holanda, tampoco mostró nada. Parecía que era otra Holanda, la que le hizo 5 goles a España, preanunciándoles el fracaso. Le empatamos en los 120 minutos y fuimos a los penales. Los penales son puro azar. Gana el que más suerte tiene. Y el seleccionado argentino, fue el que más suerte tuvo en el momento de los penales. Después fue todo festejo. Hacía 24 años que no llegábamos a una final y lo celebramos como si hubiéramos ganado el mundial. Ahora nos toca jugar contra Alemania. Supongo que no van a volver a tener una actuación como con Brasil. Claro que son muy buenos casi todos. Nosotros tenemos al mejor del mundo (Messi) pero con uno solo no hacemos nada. Para colmo, el resto de los atacantes argentinos, están lesionados (Di María, Agüero, Higüaín) o no están jugando a su nivel (Gago, Palacio, Lavezzi). El domingo se va a definir quién es el mejor. Espero que seamos nosotros, así damos un nuevo 'maracanazo' y dejemos heridos 'de muerte' a nuestros 'hermanos' brasileños y que Caio, Thiago, Luiz y sus amigos me perdonen... jeeeeeee...




9 comentarios:

  1. La verdad es que ha sido un mundial con muchas sorpresas, sobretodo la de esa semifinal. Veamos como acaba.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. De hecho el primer equipo en irse fue Australia... en mi caso, yo he vivido este mundial como nunca he vivido alguno (no soy tan fanatico del futbol) y bueno aunque se fueron mis favoritos ahora solo queda ver quien de los dos papas es más escuchado por Dios jajaja.


    Aunque aqui entre nos, yo sí queria que eliminasen a Brasil desde el principio... Cuando vi el resultado no pude parar de reir jaja

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Aunque no juegue tu equipo, siempre se acaba simpatizando más con uno de los contendientes, por una u otra razón. Aunque es verdad que no se vive la cosa con la misma pasión. Yo tuve que abandonar la semifinal Argentina-Holanda al terminar la primera parte sufriendo un ataque agudo de sopor. Espero que el domingo gane el mejor :)

    ResponderEliminar
  4. Josep:

    La verdad que es un mundial de muchas sorpresas. Desde el comienzo se vio que Holanda y Alemania eran diferentes al resto.

    También se vieron algunas sorpresas, buenas (Costa Rica, Colombia, México, EE.UU, Uruguay) y otras malas (España, Italia, Inglaterra, Francia).

    Por Argentina, Brasil y los países africanos, no le dábamos ningún crédito. Pero el fútbol es así. No tiene lógica. Y como no tiene lógica, hasta capaz que el domingo seamos los campeones del mundo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Erik!

    Muchos de lo que se fueron primeros, no merecían irse. Tuvieron mala suerte y nada más.

    En este mundial, simpaticé por varias selecciones por diferentes motivos que ya conté en el post.

    Solamente espero que el Papa Francisco interceda por nosotros para que les ganemos a los alemanes y al mismísimo Benedicto.

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Alucinaito:

    Coincido con vos que el partido de Argentina - Holanda fue soporífero. Pero los dos temían perder y se respetaron demasiado.

    El DT argentino también tuvo su preponderancia al 'atenazar' al equipo holandés para que no tuviera el movimiento que tuvo cuando jugó con España.

    El domingo no va a ganar el mejor, va a ganar el que hizo más goles... jeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Qué fervoroso te pusiste, que hasta al Papa lo hacés rezar por la victoria argentina (claro que lo hará, lo hincha que es). Posiblemente, Francisco y Benito verán el partido juntos y los dos sí que saben rezar.
    Estoy de acuerdo con tu post y con los comentarios. Para nosotros, aquí en Alemania, no queda claro quién ganará. La goleada del 7 a 1 sucedió, porque un equipo dejó de jugar, por lo menos en su defensa. Y a ese nivel - semifinal - cualquier negligencia se castiga por si misma. Y, para el domingo, el equipo argentino sí sabe defender.
    Espero que el ganador del final - el campeón - sepa abrazer a los brasileros, para agradecerles su hospitalidad y la dedicación - a veces crítica - que tuvieron para organizar este gran evento.
    Suerte a todos
    Benton

    ResponderEliminar
  8. Benton:

    No sé de que nacionalidad sos, pero hablás de 'aquí en Alemania' por lo que se deduce que estás allá.

    Realmente no sé quién ganará mañana, pero los argentinos estamos jugando de visitante, porque por más que Alemania los haya goleado, seguramente los brasileños prefieren ver a Alemanía campeón y no a la Argentina.

    Y eso es comprensible, porque otro tanto, nos pasaría a nosotros, si estuviéramos en su lugar. Preferiríamos que ganara cualquiera menos alguno de nuestros 'hermanos' americanos (y menos que menos siendo brasileños).

    Pero bueno, mañana no se coronará el mejor sino, sino como le dije a Alucinaito, el que haga más goles... jeeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Ahora, sabiendo ya el resultado, comentar casi que no bien al caso; pero yo sí disfruté del resultado de Holanda con Brasil.

    Argentina ¿individualidades? sí; árbitros sólo manda UNO, de los seis que hay en el terreno de juego.

    ResponderEliminar