sábado, 8 de noviembre de 2014

Caída y mimos





Boludamente, el mismo  día que fuimos a renovar el documento y cuando ya estábamos entrando en casa, no sé con que 'cuernos' me tropecé y patiné (creo que un trapo de piso que había colocado el portero para que la gente que entraba al edificio se limpiara la suela de los zapatos/zapatillas, ya que como había encerado algunos días antes y estaba muy limpio y brillante no querían que le arruinaran su trabajo). Como consecuencia me di un golpazo de aquellos porque caí aparatosamente.

El Nacho se descojonaba de la risa y yo no me podía levantar porque el piso estaba resbaladizo. Al final y entre las risas del Nacho y los pedidos de disculpas del portero, me pude poner de pie. No me había golpeado mucho pero me dolía la mano izquierda, la rodilla y el pie del mismo lado. Cuando el Tato volvió de guardar el auto, yo ya estaba de pie y levantando del suelo alguna de las cosas que habíamos comprado para el post desayuno.

Pero fue uno de esos accidentes domésticos a los que nadie les da 'bola' (importancia). En realidad me dolía todo, pero no había cortaduras ni sangre y solamente había sido un gran golpe, así que junto con el post desayuno de leche chocolatada con 'pepitas' (galletitas de vainilla con trocitos de chocolate) me tomé un 'Actron' (ibuprofeno de 600 mg) que es muy bueno, porque es al mismo tiempo analgésico y anti-inflamatorio. Después me puse un poco de hielo en la mano porque me dolía bastante.

La idea era repetir nuestro viaje a Buenos Aires para hacerle el 'aguante' el Gasti, pero nos enteramos por la Agus, que el Gasti se venía para acá a buscar ropa de recambio y a arreglar el tema de la inasistencia a clases en la facultad. Así que decidimos, variar los planes. Era más que obvio que el Gasti no iba a tener muchas ganas de salir. Nosotros queríamos ir al cine pero como el tiempo estaba realmente feo (con mucha lluvia y viento) decidimos quedarnos en casa. 

El viernes a la tarde vino Luciano. El Tato se había ido a la casa de la novia y el Nachito se había ido a la casa de unos amigos, donde pensaba quedarse a dormir. Así que estábamos solos. Obvio que todo se prestaba para que nos sacáramos las ganas porque hacia bastante tiempo que no hacíamos nada o todo era como le gusta a Luciano, muy light. La atmósefera de la casa, el tiempo y el ambiente en general hicieron que Luciano dejara que yo hiciera con él lo que realmente tenía ganas...

Luciano dejó que yo hiciera y yo hice. Hacía bastante tiempo que él venía haciendo su voluntad pero de tanto en tanto, cede a mis requerimientos. En síntesis, en 5 horas, habíamos recuperado el tiempo y hicimos tanto como para seguir con la abstinencia durante un largo tiempo más. Pero a lo que venía al contarles esto, fue que en ciertas posiciones o cuando me tenía que apoyar de alguna manera y exigir ciertas partes del cuerpo me dolía mucho el pie y uno de los dedos de la mano.

Y, como a Luciano, todavía no sé por qué, los padres lo tienen muy controlado, no quiso quedarse a cenar. Pero en los momentos que descansábamos de dar rienda suelta a nuestra lujuria, me comentó algunas cosas de Felipe y de los 'pollitos' a quienes dejé de ver tan seguido como los veía durante el verano. Después, lo llevé en el Palio hasta la casa. Lo dejé a la vuelta. Nos despedimos con un largo beso en la boca prometiéndonos amor eterno: cómo me calienta ese 'pendejo' (chico)...!!!

El sábado y el domingo, pasaron sin pena ni gloria. Acá siguió lloviendo como si el diluvio fuera a repetirse, así que no hicimos más nada que quedarnos en casa y no salir a ningún lado. Además, estaba el Gasti que fue el centro de toda nuestra atención, especialmente por la lado de la salud del viejo. Después vimos algunas películas viejas en la tele, hicimos pizza casera para la cena y como el Tato se habia peleado con la novia, el Tomi fue a consolarlo mientras yo, consolaba al Gasti.

El domingo amaneció igual de feo. La lluvia no había cesado ni tampoco el viento y el frío, así que decidimos quedarnos en la cama hasta cerca del mediodía y después pedir a la rotisería algo para almorzar. Reconozco que volver a tener sexo con el Gasti me despertaron nuevamente todas las expectativas pero algo me preocupaba. El pie me seguía doliendo cada vez más y el ibuprofeno ya no me hacia nada. Además, estaba super hinchado y tenía temperatura. 

Ahí fue cuando empecé a sospechar de una fractura. El lunes, llevé al Gasti a la estación de ómnibus para regresar a Baires y fue ahí cuando me decidí y me fui a la guardia de traumatología donde trabaja mi mamá. El médico traumatólogo que estaba de guardia, placas radiográficas mediante, coincidió conmigo: fractura del 5to metatarsiano. Así que me aconsejó, anti-inflamatorios por boca, reposo y botas Walker para inmovilizar el pie. Así que este es mi presente hoy: por suerte, tengo amigos, que rápidamente corrieron a mi lado y se pusieron a mi servicio en todo lo que yo necesitaba y aunque no todos estaban dispuestos me dieron lo que yo de ellos más necesitaba: mimos, muchos, muchos mimos... jeeeeeee...






15 comentarios:

  1. Efectivamente, eres un catalizador de problemas. Romperse un metatarsiano en un resbalón tiene mérito. La gente se rompe el coxis o un hueso de la muñeca o de la mano al apoyar, pero, ¿un metatarsiano? :(
    Espero que te recuperes pronto. Cuídate mucho y deja que te mimen.

    ResponderEliminar
  2. Dada la lejanía no queda más que desearte una recuperación pronta y agradable!
    Seguro le sacarás provecho (más) a la situación hahha
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno tener amigos así... aunque este tipo de fracturas no se deben dejar de lado pa la proxima vez. Obvio que los padres van a controlar a Luciano porque es menor de edad, no todos los padres son tan abiertos como los tuyos, trata de comprenderlo.

    Saludos y q te mejores!

    ResponderEliminar
  4. Alucinaito:

    Según el médico me dijo q la fractura del 5to metatarsiano es bastante común en las caídas.

    No creo q lo puediera haber evitado aunque hubiera puesto las manos de protección ante la caída xq las llevaba ocupadas por las bolsitas conteniendo nuestro post desayuno.

    Y la última, sí, dejo q me mimen, aunque los mimos en los días de semana dejan mucho q desear... jeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. EduDor:

    Gracias x tus buenos deseos. Espero recuperarme pronto xq aunque la bota Walker me permite el desplazamiento aún tengo un largo período de reposo q lo paso solo, xq x una cuestión u otra, la mayoría tiene ocupaciones los días de semana y me la paso más solo q loco malo... jeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Erik!

    Es como vos decís. Es bueno tener amigos así. Lo malo q todos tienen 'obligaciones' y no pueden estar conmigo todo el tiempo q quisieran.

    En cuanto a Luciano, es comprensible a medias, xq tiene una edad (17) q los chicos acá al menos, ya quieren, piden o exigen una independencia de movimientos q él ni quiere ni pide ni exige. Y eso es más raro q 'araña con cola'... jeeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Sin duda si yo estuviera más cerca también te iba a brindar mis mimitos... ;)

    Esperemos que lo de tu mano no sea nada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. unas caricias en la cola te vendrian bien, besos y q te recuperes!

    ResponderEliminar
  9. Hola! He oído varias veces en amigos la rotura de ese metatarsiano, así que es más común de lo que parece. De cualquier manera, deseo que te recuperes pronto!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. No sé por que, no me animaba a comentar; pero viendo los comentarios, me siento obligado; confío en que, quizás, lo (ME) echaras de menos en el trance del dolor.

    Coincido con Alucinaito ¡EL 5º METATARSIANO...! de no creer, como acostumbras a usar. ¡CATALIZADOR DE PROBLEMAS! Lo de los mimitos, como ya se te han ofrecido, no viene al caso; recuerda que soy bajo, gordo calvo, con gafas y barba; no entro en el prototipo del Olimpo y, para Califa, ya estás tú; aunque tu harem, entre semana, esté endeble.

    Que te mejores y, QUE NO SEA EXCUSA DE CARA AL FINAL DE CURSO PARA ALARGAR ESA INTERMINABLE CARRERA. ¡Cuídate!.

    ResponderEliminar
  11. Josep:

    Gracias igual por tus buenas intenciones pero mucho nos separa (agua especialmente, q esperabas...??? jeeeee)

    Mi 'pseudo' fractura no es en la mano sino en el pie (¿?)

    De todos modos ya empiezo a trabajar igual dentro de un rato q me van a venir a buscar xq no puedo conducir...

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Anónimo:

    Tuve muchos 'mimos' pero los 'mimos' nunca están de más...

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Marcos L.

    Me dijeron q la fractura del 5º metatarsiano es una fractura frecuente poco dolorosa pero muy molesta.

    Por ahora entre otras cosas me pusieron una bota Walker q es bastante molesta pero me deja movilizar bastante. Lo único q no puedo es conducir pero tengo 'choferes' voluntarios... jeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Betulín:

    Nada q ver. Con la bota Walker y todo me fui a rendir para regularizar el año, cosa q logré con mucho esfuerzo.

    Ahora tengo q estudiar para aprobar los finales (diciembre/abril) y ya estaría entrando en la 'recta final'. Quién lo diría no...???

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Sé que me explique mal. Soy consciente que la fractura es en el pie (Por cierto ¿cómo estas?), pero como contaste que también te dolia la mano mi frase quería decir que esperaba que lo de tu mano no fuera más que el dolor debido a la contusión y que no hubiera ni luxación, ni esguince ni nada por el estilo...

    Espero que te estés recuperando, que por lo que cuentas en tu post sobre el regreso de Gasti, entiendo que es así.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar