sábado, 6 de diciembre de 2014

Crónica de una muerte (I)







Y pasó lo que no tenía que pasar. O lo que nadie esperaba que pasara. El 'don' salió del coma donde su cuerpo se había introducido. Las secuelas neurológicas del ACV que había tenido no eran ni lo complicadas ni lo peligrosas que habían pensado en un primer momento. Así que los médicos que lo atendían y su familia presente (esposa y hermano) acordaron que el peligro inicial había pasado y decidieron que el 'don' estaba en condiciones de ser trasladado nuevamente a su ciudad de origen.

Acá en Rosario, existen sanatorios de gran nivel que tratan este tipo de accidentes cerebro vasculares y la rehabilitación de la gente que lo ha sufrido. Pero como el FLENI tiene mucha fama se decidió en un primer momento trasladarlo para allá. Ahora, mejoradas las 'cosas' volverían a trasladarlo para acá, para continuar con su rehabilitación porque aparentemente las secuelas neurológicas eran importantes pero no tan graves para que no sea tratado en su ciudad de origen.

Decidieron traerlo como lo llevaron: en un avión 'ambulancia'. Creo que el viaje entre un sanatorio de Bs. As. y otro de Rosario, el traslado se hace como mucho en 2 horas. Los médicos que lo atendían en el FLENI dieron todas las garantías y seguridades. Lo mismo hizo la gente del avión ambulancia: un avión preparado para contingencias médico-sanitarias más que importantes. Se albergaba algún temor con las ambulancias pero era secundario...

Qué podía fallar? Técnicamente nada, especialmente con el paciente 'estabilizado'. Pero el diablo metió la cola y en el medio del vuelo, casi a igual distancia de Bs. As. que de Rosario, el 'don' hizo su primer 'paro cardio-respiratorio'. Obviamente, los médicos que viajaban con él, hicieron lo imposible hasta lograr superar la emergencia. Pero aparentemente, todos decidieron en arriesgarse en continuar el viaje ya que aterrizar en alguna ciudad intermedia no daba garantía de nada.

Así que decidieron seguir el viaje hacia Rosario. Al poco tiempo, el corazón del 'don' volvió a detenerse: un nuevo paro cardio-respiratorio y toda la alarme reinante. Lograron recuperarlo a medias pero un tercer 'infarto' casi una continuidad del segundo terminó con la vida del 'don'. Obviamente, los médicos y el personal sanitarista del avión siguió luchando pero fue en vano. La reanimación continuó hasta que el jefe médico a bordo determinó que no había más que hacer.

Cuando el avión aterrizó en Rosario, ya no era un avión 'sanitario' sino uno 'fúnebre'. Nosotros, los más 'grandes' que habíamos ido con el Gasti nos dimos cuenta de que 'algo' raro estaba pasando. La ambulancia de traslado ya estaba estacionada junto al avión pero nadie descendía de él, La urgencia no parecía urgencia, parecía un viaje común, como el que hice a Brasil para el Mundial. Más, cuando el primero en bajar lentamente fue el viejo Lucchessi. Ahí me di cuenta de que algo andaba mal. Mi presagio se confirmó cuando detrás de él, bajó llorando la madre del Gasti acompañada por parte del personal médico. El Gasti corrió al encuentro de la madre con quien se abrazó y segundos después 'lagrimeábamos' todos. Lo que nadie esperaba que pasara, pasó... (sigo en otro post)






17 comentarios:

  1. :(
    Qué duro, ¿no? Y qué mala suerte, después de salir del coma. Me planteo qué pudo ocasionar la parada cardiaca, pero es deformación profesional.

    ResponderEliminar
  2. Es una lástima, finalmente era una persona importante para ti. Pero ahora descansa. Espero que en estee tiempo permanezcan unidos. Te doy todo mi apoyo moral y sabes que todos los que te leemos somos un refugio anónimo.

    ResponderEliminar
  3. Cómo es la vida no? un día estamos y al otro no... quién se iba a imaginar que le daría el paro-respiratorio... no puedo opinar, acabo de tener una muerte (aunque algo más esperada) del papá de una amiga y solo puedo decir que cuando nos llega la hora, en donde sea, nos llega.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Eeh, no puedo creer lo que estoy leyendo, creo que cada uno de tus lectores, que te hemos acompañado por tus diferentes blogs deben estar mas que anodadados con esta noticia; incluso detrás de una pantalla no sabia como reaccionar.

    Para mi no hay peor muerte que una en diciembre, demora muchísimo mas en superarse.

    Mi mas sentido pésame para Gasti, tu y todos los que en este momento están sufriendo con esta perdida.

    ResponderEliminar
  5. con todo este tema, en todo este tiempo no estas cogiendo para nada?

    ResponderEliminar
  6. Mi estimado espero que te encuentres bien, alguna vez me pediste que te enviara un correo, aquí está la respuesta a esa petición.

    Antes que nada quisiera poder darle mi mas sentido pésame al Gasti, hace unos días su situación ha hecho estragos en mi cabeza, pensar por lo que esta pasando simplemente me parece un mal chiste, sobre todo por la empatía que siento por la situación, esto viene a reafirmar mi teoría de que la discreción siempre será nuestra mejor aliada.

    Espero que podamos tener un poco mas de comunicación, extraño poder leerte mas seguido y saber de ti, se que entre grande te vuelves tu tiempo se ve más reducido pero para mi "vos sos" muy importante en mi vida y no me gustaría perder contacto.

    Te mando un fuerte abrazo y espero puedas contestar este correo.

    Allyssa.

    ResponderEliminar
  7. El único comentario aparecido hasta ahora sobre el luctuoso suceso que e ocupa,me trajo a la memoria esta celebre estrofa:
    ¿Qué se hizo el rey don Joan?
    Los infantes d'Aragón
    ¿qué se hizieron?
    ¿Qué fue de tanto galán,
    qué de tanta invinción
    como truxeron?
    (me refiero a los usuales comentadores de tu blog: betulo, alucinaito, erick, y tantos otros infantes de Aragón y Castilla, Argentina y México: qué se hicieron, que han dejado a nuestro buen amigo Luckitas en la soledad?). Resignación, Luckitas, y saludos. Daniel

    ResponderEliminar
  8. Alucinaito: la verdad que no sabemos ni nosotros mismos sobre el tema ni tampoc queremos preguntar. Es todo tan reciente y fue tan rápido e inesperado que supongo que por ahora la única respuesta es el silencio. Quizás más adelante, con la resignación, empiecen a aparecer detalles que por ahora no tenemos.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. EduDor:

    Sé el significado de este blog y todo lo que representa para mí, pero esto de la muerte del 'don' realmente me paralizó. Y al mismo tiempo viví (mos) otras circunstancias que me obligaron a elegir el silencio. Ya voy a empezar a contar sucesos que fueron ocurriendo en el 'mientras tanto'...

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Erik!

    La vida tiene estas cosas y son más dolorosas cuando la muerte omnipresente se presenta en un momento inesperado como me paso con la muerte de mi hermano más grande cuando todavía éramos niños. Esto del 'don' si bien no estaba en los planes de nadie, era algo que en un momento se contempló porque tuvo muchos altibajos en su evolución. Por eso siempre digo que la vida hay que disfrutarla a full porque no sabemos si hay otra y lo que no hiciste en esta, seguramente no lo vas a poder hacer más.

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Daniel:

    Gracias en nombre del Gasti por tus palabras. Eso de morir en diciembre también lo hablamos mucho en casa porque el 'don' estaba preparando una fiesta 'descomunal' que se tuvo que cancelar o mejor dicho anticipar para su propio funeral. También voy a contar esto.

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Anónimo:

    El deseo sexual creo que lo voy a perder dentro de unos años cuando ya sea un poco más viejo y ande necesitando del viagra. Por ahora, muchos pasaron bajo el puente y terminaron en mi cama, sacándome los hectolitros de leche que fabrico en forma permanente y que al igual que las vacas lecheras, tengo que sacar, porque de lo contrario, me hace muy mal. También tengo que contar algunas curiosidades en cuanto a esto.

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Allyssa:

    Me alegra ver tu comentario. Este tiempo de silencio fue especialmente porque por un lado me quedé sin PC y por otro este 'duelo' inesperado y por miles de cosas que pasan en mi vida y que me afectan de diferente manera porque creo que nací y voy a morir 'patrón de estancia'.

    En cuanto a lo de la 'discreción' yo estoy totalmente de acuerdo con vos pero parece haber gente que siente la necesidad imperiosa de decirle o gritarle al mundo su homosexualidad. Estoy de acuerdo que si lo sentís así lo hagás, pero la sociedad en la que vivo no está preparada todavía para que el gay se 'codee' entre el resto de la gente como si eso fuera lo más normal del mundo.

    Seguimos en contacto por acá o por mi email: yo.lucky.luciano@gmail.com

    Besos mil bombón...!!!

    ResponderEliminar
  14. Daniel (Anónimo):

    No veas fantasmas en donde no los hay. Simplemente pasé algunos días sin pc y eso me obligó a llamarme a silencio y no poder publicar los comentarios de mis más 'asiduos' comentaristas. Solucionado el problema si tengo ganas cuento la segunda parte de 'Crónica de una muerte' hoy y sino lo dejo para mañana. Veremos dijo Lemos...

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Ups! cometí un error por solidarizarme contigo! Me arrepiento y pido perdon. Ojalá todo siga bien para vos y tu grupo, y que si hay algo que corregir, pueda ser corregido sin nuevos daños. Un abrazo, reiterativo de disculpas. Daniel

    ResponderEliminar
  16. Daniel:

    No tengo nada que disculparte. Nunca tuve 'rachas' tan adversas como éstas de ahora, pero ya lo dice el refrán: 'no hay mal que dure 100 años'.

    Pasaron otras cosas también no tan malas que seguramente mañana les cuento en un solo posteo haciendo gala de mi capacidad de síntesis que me caracteriza... jeeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  17. Aunque puede que fuera inevitable, aunque esa sea la pura y simple realidad... Me parece terrible, especialmente para los que le conocíais.

    Un abrazo

    ResponderEliminar