miércoles, 17 de diciembre de 2014

Crónica de una muerte (II)






La verdad que todo pasó muy rápido y fue raro lo que pasó. También algo surrealista, medio absurdo por las circunstancias y por lo que estaba pasando... No puedo escribir una verdadera crónica porque no fui testigo de todo lo que pasó. Sí puedo contar cosas que vi o que pude deducir, pero hay solamente algunas 'islas' conocidas en un verdadero archipiélago desconocido por innumerables circunstancias que en algún momento detallaré.

Desconozco que fue lo que pasó arriba del avión, mientras la vida del 'don' sucumbía a los ininterrumpidos paros cardíacos que tuvo en pleno vuelo. También desconozco lo que pasó después, con el cuerpo del 'don', entre el aeropuerto y la casa 'velatoria' (tanatorio). Lo único que puedo decir, es que, al ver el Gasti que la madre bajaba sin premura y los médicos también demoraban en descender con su padre, creo que se imaginó anticipadamente lo que había pasado.

Al encontrarse madre e hijo en un abrazo, nosotros también adivinamos que algo malo había sucedido pero no atinábamos más que a mirarnos y a mirarlo al Gasti y su madre, llorando desconsoladamente. Cuando pudimos rodearlos, la misma ambulancia preparada con la más alta tecnología para el traslado de pacientes en riesgo de vida se transformó en un vehículo 'mortuorio'. La madre del Gasti y el mismo Gasti acompañaron al cuerpo del viejo Lucchessi. 

Una larga columna de automóviles siguió a este vehículo hasta la 'cochería' (tanatorio o casa de pompas fúnebres) que se iba a encargar del 'velatorio' (tiempo entre la muerte de una persona y su entierro). Cada uno de nosotros, volvió a su respectiva casa, para cambiarnos de ropa y comunicar la mala nueva a nuestros familiares y amigos. Después y en forma individual, fuimos nuevamente a la 'cochería' para acompañar al Gasti en tan triste momento.

Lo que vino después fue lo que caractericé al principio como algo absurdo. La 'cochería' (tanatorio) tiene varios pisos y en cada piso hay 4 salas velatorias. Pues bien, para el velatorio del 'don' y para evitar la presencia de curiosos y darle más intimidad a la ceremonia, se alquilaron las 4 salas, es decir, todo un piso: en una de las salas, estaba el cuerpo del 'don' en su ataúd, mientras que mucha gente estaba sentada en sillas o en los innumerables sillones y sofás que lo rodeaban.

Y acá viene lo absurdo. En una de las otras salas, donde también había muchísima gente, pero a diferencia de otros velatorios, en éste, una empresa de 'catering' (servicio de comidas y bebidas) había preparado, al mejor estilo norteamericano una especie de 'cocktail' (finger food cold & hot, islas de quesos y frutas secas, 'barras' donde se servían bebidas sin y con alcohol y muchos etcéteras, como música clásica que sonaba suavemente). Esto duró durante todo el velatorio.  

En las otras dos salas, solamente se conversaba y se bebía. Las bebidas eran llevadas por 'mozos' (camareros) que portaban bandejas con copas de champagne, whisky y otros tragos similares. Pero, en estas salas, la gente, solamente conversaba en voz baja y bebía. La última sala, estaba reservada para los 'fumadores' quienes también eran atendidos por mozos que les servían bebidas. No sé a quién se le ocurrió esta idea pero no daba sensación de un velatorio sino de una fiesta.

No hubo flores a pedido especial de la madre del Gasti. Aunque si pidió que ese dinero fuera donado a una institución parecida a 'Cáritas' o algo por el estilo. La gente que fue al velatorio era muchísima y había gente muy conocida y otros no y de diferentes actividades: muchos políticos, profesionales, deportistas, artistas y otras personas que vinieron desde lejos. Incluso en algunos momentos, por el movimiento de gente, me pareció que había otros 'dones' que venían no sé de donde.

Lo cierto es que permanecimos, toda la 'banda' de diositos grandes y medianos durante todo el tiempo que duró el velatorio, acompañando al Gasti, que variaba su afectación por la inesperada muerte de su padre, desde un sincero pesar hasta llegar a la resignación e incluso la aceptación de esa muerte, sintiendo cierto alivio o como si se hubiera quitado una carga de encima. En realidad, comprendo esas actitudes del Gasti, y aunque siente el dolor de la pérdida de su padre creo que también siente que se sacó de encima la gran 'presión' al que lo sometía. Tan es así que en un momento dado de la noche, que salimos solos a la calle, me dijo que 'ahora me necesitaba más que nunca', obviamente que le respondí que yo estaría siempre a su lado y que podía contar conmigo para lo que fuera. El Gasti me dijo que sabía eso y aprovechando la soledad de la calle, me abrazó, me besó en los labios y me dijo que me amaba como nunca había amado a nadie en el mundo. Claro que esa noche, no fue el único que dijo 'que me necesitaba' y tampoco fue el único que dijo 'que me amaba'. Obviamente respondí positivamente a las expectativas de todos, pero me doy cuenta, que en mi vida, a medida que voy creciendo, no se me aclara nada sino que por el contrario, se oscurecen mis relaciones más y más... Será el precio de 'crecer'...??? O como me dijo una vez mi viejo: 'nadie me dijo que la vida me sería fácil'...





21 comentarios:

  1. Vengo leyendo tus publicaciones lu... El mayor de mis pésames, y un abrazo, de esos que reconfortan un poquito el alma, un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Luquitas
    En primer lugar, mi más sentido pésame, desde luego también al Gasti, su hermana, su familia. Cuando un ser con quien de alguna forma estamos familiarizados, cruza el tunel hacia la luz (tu imagen consoladora), los que quedamos, caemos en crisis (en chino: chance). Por eso os deseo que, cuando les sea posible, así como vayan superando el luto del alma, sigan emprendiendo cada día su camino hacia la perspectiva del día, de la semana ... ... ... de la vida.
    Un gran abrazo, Benton

    ResponderEliminar
  3. Ante todo lo siento por el fallecimiento... Lo siguiente, bueno, imagino que el tiempo te llevará a aclarar tus verdaderos sentimientos, sobre todo para que no lastimes a nadie dando falsas esperanzas (aunque se que no soy el más indicado para decirlo). ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  4. Después de tanto tiempo te re encuentro. Te acompaño en el sentimiento y te cuento que en Santa Fe, en el velorio de la mamá de un amigo, hace rato, tuve ese tipo de velorio VIP donde nos atiborraron de bebidas comida sandwiches y chocolates.

    ResponderEliminar
  5. Es curioso cómo varían ciertos rituales, según las culturas. A mí también me resulta raro lo de la comida y la bebida en un velatorio, pero en fin, cada cual hace lo que considera más conveniente. También es curioso que todo el mundo decidiera decirte esa noche lo que te necesitaba, pero, dejando a un lado al Gasti, en eso puede influir la bebida. Que lo manejes con sabiduría, catalizador de problemas.
    Envío abrazos para todos los afectados.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Benja!

    A pesar del 'cagazo' (miedo) que le tenía al 'don' su muerte me afectó muchísimo. Será porque no me lo esperaba...???

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Benton:

    Es una gran verdad lo que decís. La del ´don' es la segunda muerte que me golpea tan íntimamente (la primera fue la de mi hermano Guille).

    Uno queda descolocado, desequilibrado, en una crisis bastante difícil de superar. Sé que después de un tiempo llega la resignación, pero mientras tanto, cuánto cuesta superar estas cosas!

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Marcos L:

    No puedo dar falsas esperanzas a nadie porque todos conocen mi poliamoría (o mi infidelidad).

    Menos en este estado, cuando todavía estoy impresionado por la muerte del 'don'.

    Igualmente pasaron algunas cosas que no incidirán en mi vida pero que sí seguramente influyen en la vida de las otras personas que se relacionan conmigo. En fin...

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Pablore:

    Cuánto tiempo sin saber de vos...!!! Volviste a los blogs...??? Lo de ese finger food cold & hot y demás era totalmente nuevo para mí y no sabía que existía algo así. Será muy VIP pero te digo que francamente no me gusta.

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Alucinaito:

    Por lo que dice Pablore el tema del 'catering' él ya lo conocía. Para mí fue algo totalmente nuevo y no me gustó para nada.

    La muerte hace concientizar a las personas de lo que es la vida y lleva a decir cosas como las que me dijeron (eso de que necesitaban y todo eso).

    Igualmente todos fueron de parte de mis diositos y de parte de la Agus que es la que más me preocupa, porque no sé adónde apuntan sus palabras y qué tipo de planes tiene... jeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. En muchas culturas el comienzo de la extincion del cuerpo fisico (por podredumbre o cremacion) se festeja con música y danzas, ya que ese paso significa la extinción del dolor o de la causa del dolor físico de su portador. A mí, personalmente, no me parece mal que se festeje la muerte del fuerpo físico, aunque no organizaria uno de esos festejos por ser muy cansadores. Sí trato de alegrarme por el alma / espiritu / karma del muerto, que está - segun creo, aunque no tengo seguridad alguna que asi sea - iniciando un nuevo camino de conocimiento. Pero,bueno, ya se sabe que esto no es para débiles, como lo somos lo occidentales. Saludos. Daniel

    ResponderEliminar
  12. Bueno, ahora felizmente no hay ningun impedimento para que la historia de amor entre Luck y Gasti tenga un final feliz: Casamiento!. De manera que "Año nuevo y vida nueva", y muuuuchos confites!!! Felicidades!

    ResponderEliminar
  13. Daniel:

    Sé que en muchas culturas a la muerte de la 'celebra'. No es el caso nuestro q por muy cristianos q seamos no creemos q haya otra vida más q ésta. Lo demás, como dice mi abuelo, son todas 'paparruchadas'. Yo en un velorio expreso mi dolor y no mi alegría y no creo tampoco q sea xq los orientales sean más fuertes o los occidentales más débiles. Creo q es sólo una cuestión de creencias.

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Anónimo:

    La muerte del 'don' no altera mi poliamoría. A lo sumo y como en la época de los reyes del medioevo me casaría con la Agus, le hago un par de hijos y paso a ser un heredero más del emporio 'Lucchessi, Lucchessi & Asociados'.

    Si es un hombre no puedo guardar fidelidad a ellos y en todo caso, estando casado con la Agus, me permitiría ser 'amante' del Matius, del Gasti y de varios 'diositos' más.

    Pero ese no deja de ser un pensamiento quijotesco... jeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Sí, concuerdo contigo, parecía más una fiesta que un funeral... como que no están de todo triste con la perdida del don. ¿Ahora quién se encargará de sus negocios? Digo, es bueno preguntarselo, no?

    Al último funeral que fui, fue hace poco y fue del papá de una amiga que habia entrado en coma y ya se esperaba el final... aunque el señor no tenía muchas amistades, fueron más las amistades de su señora (quien en sí era su ex esposa ya que estaban divorciados) y las amistades de sus hijos... yo en todo momento no pude quitar mis ojos de dos chicos , primos de mi amiga y comentarle "tus primos es tan bien bonitos" a lo que ella se reía jeje.

    Saludos y espero que las cosas no se derrumben... más

    felices fiestas!

    ResponderEliminar
  16. Erik!

    Te puedo asegurar que la muerte del 'don' trajo muchísimas preguntas pero muy pocas respuestas.

    Hasta ahora no se tocó el tema más que a nivel rumor y no creo que cuando se lo toque más profundo ninguno de nosotros estará presente, ni siquiera el Gasti.

    Así que ni idea de lo q pueda pasar...

    Besos!

    ResponderEliminar
  17. anonimoentrerriano.21/12/14 15:10

    Es eso la muerte impone la vida.

    ResponderEliminar
  18. Eso de dar cómoda y bebidas en los velatorios, aunque os sorprenda y puede que os moleste, es algo muy tradicional y arraigado, que en mi país se había dejado de hacer, pero parece que está volviéndose a hacer.

    Creo que a pesar de los pesares tenías que responder como respondiste a Gasti, aunque no sea el único.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Anónimoentrerriano:

    La muerte impone la vida y la vida impone la muerte. En ambos casos es lo mismo. La vida hay q vivirla xq cuando te morís no hay retorno...

    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Josep:

    Definitivamente no me gustan los 'catering' en los velorios porque mientras en una sala unos lloran y velan al muerto, en otra sala se cagan de risa y comen y beben como si fuera una fiesta. Y definitivamente eso no me gusta.

    Besos!

    ResponderEliminar
  21. Estoy bastante de acuerdo contigo, pero la triste realidad es que es algo que tiene una tradición de años que parecía haberse perdido pero que ha vuelto: Hay gente que va a los velatorios a comer, beber y reír...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar