sábado, 14 de febrero de 2015

El chico de la hostería 2






El martes a la noche, durante la cena, Julia me dijo que al día siguiente iba a ir con los chicos a visitar a unas amigas que vivían en una localidad cercana y consideraba que no era necesario que yo la acompañara. Que me dedicara ese miércoles a hacer lo que yo quisiera (qué considerada...!!!). Total a la noche íbamos a re encontrarnos, claro que no en Valle Hermoso (pueblo en donde estábamos) sino que ella y los chicos, esperarían el ómnibus en Villa Carlos Paz (una localidad vecina cercana).

Lo único que yo tendría que hacer era esperar al ómnibus (venía de una localidad más al norte, llamada Capilla del Monte). Cargar el equipaje, abordarlo y hacer el viaje de una hora aproximadamente, para re encontrarnos en Villa Carlos Paz. Desde allí, seguiríamos el viaje de regreso juntos, hasta Rosario, donde con mucha suerte, llegaríamos a las 6 de la mañana. Con el tiempo suficiente, para ducharme, cambiarme de ropas e ir a trabajar.

Julia ya lo tenía todo planeado. Ella y los chicos saldrían a la mañana después de desayunarse. Así que inmediatamente después de la cena, fueron al dormitorio donde Julia prepararía su valija y me la dejaría 'a mano' (cerca y a la vista) para que yo la llevara, junto a la mía y la cargara en el ómnibus que nos llevaría de regreso. Yo, como no tenía sueño, opté por ir al centro del pueblo a despuntar el vicio de mirar 'diositos'. No había mucho para deleitarse, así que opté por regresar.

Al día siguiente, me levanté minutos antes de las 10. Julia y los chicos ya no estaban. Por mucho que me apurara, ya no llegaba a desayunarme, por lo que opté por ducharme, vestirme y salir con rumbo a un bar situado sobre la avenida principal del pueblo, donde me desayunaría. El 'chico de la hostería' me vio bajar y me dijo, mientras me atravesaba con su mirada, que ya había pasado la hora del desayuno. A lo que le contesté que me iba a desayunar, en algún bar del centro del pueblo.

Anduve por ahí, comprando recuerdos y alfajores cordobeses, para regalarles a mis 'diositos' y también para Luciano, al que extrañaba horrores. Regresé cerca de la una de la tarde, a tiempo para almorzar. El 'chico de la hostería' ya no estaba. La chica que me atendía, me dijo que 'Santi' (Santino) trabajaba de 8 a 12 y de 16 a 22. Yo, íntimamente sabía, que si lo apuraba un poco, Santi no me rechazaría. El problema era, que no tenía oportunidad para encontrarlo solo.

Después de almorzar, subí al dormitorio, para la 'siesta' y medio entre-dormido, la inspiración vino hacia mí: ya tenía la forma de encontrarme con el Santi a solas. A las 15, me desnudé y me puse una 'malla' (pantalón de baño) y me calcé unas 'ojotas'. Tomé la 'crema bronceadora' y salí de mi habitación, en busca de la habitación, donde dormía el Santi. Escuché a través de la puerta y me percaté por los ruidos, que el muchachito estaba despierto. Era en ese momento o nunca.

Golpeé la puerta muy suavemente y al segundo, el Santí la abrió. Por el tamaño de sus ojos, me di cuenta que esperaba a cualquiera menos a mí y que mi presencia allí, era toda una grata sorpresa. Aunque aún así, con la puerta entornada, me preguntó que necesitaba, lo que provocó un diálogo más o menos así:

Yo: disculpá que te 'joda' (moleste) pero mi hermana se fue con los chicos, a la casa de unas amigas y no tengo a nadie que me pase la crema bronceadora por la espalda. Te 'jodería' mucho, si...

Santi: n... no... no... pasá (y me abrió la puerta y se corrió a un lado, para que yo pasara sin problemas)... disculpá el 'quilombo' (lío) pero 'no da' (no puedo) pasarte el 'bronceador' a la vista de todo el mundo...

Y: y sí... es comprensible... me pasás la crema por la espalda...???

S: sí... esperá que voy a lavarme las manos... (fue hasta el baño y regresó a los pocos segundos)... ahora sí, dame el 'bronceador' (y dicho esto, me comenzó a cubrirme la espalda con la 'crema bronceadora')...

Y: ya está...???

S: n... no... no... todavía no... dame un minuto más que desparramo bien la crema...

No sé por qué, pero sentía que la mano del Santi, untada con la crema bronceadora pasaba muy lentamente por mi espalda, deteniéndose en ciertos lugares más de lo necesario...

Y: ya está...???

S: sí... casi... me quedó crema bronceadora entre los dedos... esperá que ya termino (y pasó sus dedos sobre mis hombros, sacándose el resto de la crema que le había quedado entre los dedos). 'Pará' (esperá) que te coloco crema a los costados, porque está mal desparramada...

Dicho esto, yo giré y me puse frente a él con mis dos brazos extendidos a los costados.

S: te pasaste acá adelante...??? te paso por acá también...??? (me señaló mi pecho y mi abdomen).

Y: no... no me puse... pero ahí me puedo poner yo... bah, digo, si no te 'jode' pasarme la crema...

Yo ya me había pasado por el pecho y el abdomen, pero sentir el suave masajeo al que me sometía el Santi, su mirada penetrante y su jadeo apenas perceptible, me indicaron, que lo dejara hacer. El Santi solito venía a mi... Es posible que un chico hetero ayude a otro a colocarse crema bronceadora en la espalda pero es raro, por no decir, rarísimo que también se avenga a hacerlo sobre su pecho, su abdomen e incursione subrepticiamente en el bajo vientre. Esos masajes me daban la pauta de que el Santi consciente o inconscientemente, estaba 'entregado', es decir, más que bien dispuesto a hacer 'cositas'...

S: no... no... para nada... (y el Santi seguía con su masaje suave distribuyéndo la crema bronceadora por mi pecho y mi abdomen)... estás re 'marcado' (musculado) y acá, en el estómago, tenés los músculos re duros... vas a algún gym...???

Y: ahora no... antes iba... pero dejé porque casi no me queda tiempo, entre el trabajo y la facultad...

S: ah...!!! y sí...

Y: bueno... ya estoy listo... no solamente el estómago lo tengo 'duro'...

S: no entiendo, qué querés decir...???

Y: jaaaa... que se me re paró la pija... mirá...!!! (Ahí fue el momento de la 'estocada' final, cuando me desabroché el pantalón de baño y lo dejé caer... mi pija erecta salió despedida hacia adelante casi rozando la cara del Santi...)

El Santi me miró la pija e hizo como si aquello no lo afectara y siguió masajeándome el pecho y el abdomen. En ese momento. fue cuando agarré sus manos y se las guié a mi pija. El Santi me miró e insinuó algunas palabras de rechazo. 

S: no... 

Y: dale... no te voy a morder... sé que tenés ganas... tanto o más como tengo yo...

S: n... no... 

Y: mirá, salvo que hubiera cámaras de filmación, nadie nos ve ni sospecha lo que estamos haciendo. Si nunca lo hiciste, este es el mejor momento para hacerlo. Yo me voy esta noche y quizás nunca más volvamos a vernos. Yo sé que te gusto y que es lo que querés. Solamente tenés que darte permiso...  (le tomé una de sus manos y le hice que me agarrara la pija, después le tomé la otra mano e hice otro tanto). Viste boludo...??? No es nada de otro mundo. Nadie nos ve. Solamente estamos acá, vos y yo. Date permiso para hacer lo que tenés ganas, dale. Quizás nunca más vuelvas a tener esta oportunidad y qué mejor hacerlo con un 'loco' (muchacho) que te 'cabe' (gusta) y al que no vas a volver a ver nunca más...??? Dale...

En silencio, el Santi me agarró la pija y a los pocos segundos, me empezó a masturbar despacio y deliciosamente. Después se arrodilló y mientras apoyaba su mejilla sobre mi pija y jugaba con ella, rozándola con diferentes partes de la cara y del cuello, gemía y jadeaba, hasta que en un momento, le acomodé mi glande sobre los labios cerrados y le susurré para que los abriera y me permitiera, incursionar en su interior. Ejercí cierta presión sobre sus labios, hasta que los separó, abrió grande la boca y sacó la lengua, como hace el que va a recibir la hostia en misa. Yo le apoyé mi pija en la lengua y lentamente se engulló mi buen pedazo cárnico. Yo lo tomé con mis dos manos por la nuca y lo acompañé en el movimiento 'vaivén'. Sentía la lengua del Santi lamer mi glande y toda mi pija, hasta que lo abandoné porque comenzó a moverse autónomamente y ya no me necesitaba. Como pude le quité la remera que llevaba. Ya para ese entonces, el Santi me 'peteaba' (chupaba) como poseído.

Así como estaba lo recosté en la cama, le saqué 'malla' y lo dejé como dios lo trajo al mundo. Tenía la pija parada, pero no era grande y a diferencia mía, el vello del pubis era abundante. En ese momento, el Santi giró la cabeza, miró el reloj de la mesa de luz y me dijo que ya eran casi las 16 y que no podía seguir, así que sin mucho preámbulos. arrodillado sobre su pecho, prácticamente lo penetré 'bucalmente' (oralmente) hasta que no dí más y 'acabé' (eyaculé) toda mi leche sobre la cara, cuello y pecho del Santi. El Santi me lamió la pija por todos lados mientras se masturbaba rápidamente y despedía abundante y vertiginosamente su leche viscosa por todo su bajo vientre. Aquella 'movida' quedaba inconclusa. Yo estaba más que satisfecho aunque hubiera querido desvirgar al Santi y creo que él, también quería más, pero nos tuvimos que conformar con eso, ya que esa misma noche, regresaba a Rosario y posiblemente, no nos viéramos nunca más... En fin, cosas de la vida... jeeeeee...






12 comentarios:

  1. Hola luks. Hace mucho que no te dejo comentarios acá! Pero como bien sabes siempre te leo! Te comento que desde hace unos 5 años todos los años con joako nos vamos a pasar unos días a san marcos sierra. Pueblo un poco más al norte de capilla. No nos gusta que nos molesten por lo que alquilamos casa siempre. Pero siempre noté y reparé en los hermosos diositos que hay en los hermosos pueblitos montañeros de córdoba. Como acostumbras hacer sacaste de su burbuja sexual a otro gurrumin! Un abrazo enorme. Tu amigo/vecino Marco.

    ResponderEliminar
  2. No puede serrrrrr!!!!!! Me quiero matar!!!!!!!!jajaja.

    Cómo puede ser que te pasen esas cosas???

    Sos un maestro, un capo!!Cada día te admiro más!!!

    Te quería decir un montón de cosas, pero de la emoción (y excitación) después de leerte, entré en un estado de trance y no sé que escriben mis manos, jaja

    Te mando todo mi cariño y simpatía, para vos que sos mi diosito rosarino, jajaa

    Abrazo
    Tomy

    ResponderEliminar
  3. Jaaaaaaaaaa
    "...se engulló mi buen pedazo cárnico".
    ¡Esto parece una guía gastronómica!
    Aunque claro, la carne argentina tiene fama.
    Creo que deberías recomendar al Ratita que se acercara por la hostería, para que pase unos buenos ratos con el facherito. Ambos lo necesitan y a ti te queda un poco más lejos ;)

    ResponderEliminar
  4. Eso es una injusticia, no se como tienes tanta suerte. Bueno, literalmente tu lo empujaste ha llegar a estos hechos. Pero si el chico estaba guapo, que envidia que haya sucedido algo con el chico aun más que sabias que ya no lo volverias a ver en un largo tiempo o tal vez nunca.
    Que bueno que lo has disfrutado luckitas.
    Te mando un abrazo enorme y nos leemos :3

    ResponderEliminar
  5. Hola Marco:

    Personalmente no me gustan las sierras para vacaciones, pero como el viaje 'venía de arriba' (era gratis) lo acepté sin condicionamientos.

    Lo ideal para pasarla en parejas, obvio que es alquilar una casa, pero no sé donde. Yo me tiraría por Carlos Paz o si quisiera algo más tranquilo, me iría a Villa Gral. Belgrano.

    Sino la costa, siempre la costa... jeeeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Tomy:

    Mi vieja siempre me dice que las cosas hay que salir a buscarlas y no esperar a que vengan. Eso me pasó con el Santi. Como se dice comúnmente, un 10% de suerte y el 90% de inspiración... jeeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Alucinaito:

    Aunque no lo creas, yo estoy mucho más cerca del Santi que el Ratita. Para llegar donde vive el Ratita todavía tengo como 10 horas de viaje...!!! Pero que bien me vendría tener al Rata entre mis manos. Hace siglos que no lo veo (solamente por whatsapp).

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Wakimiro:

    Como le decía a Tomy, las cosas se dan cuando salís a buscarlas y no, cuando esperás que ocurran. Al menos, esa es mi filosofía... jeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. A ver si entendí tu filosofía.....

    Quiere decir que si voy a Rosario, y empiezo a caminar por el Bv. Oroño, por el parque de la Independencia, por el de España, por el Monumento a la Bandera, la plaza Montenegro, etc. es posible que te encuentre y te pueda pedir un autógrafo e invitarte a tomar algo?????

    Sabés como te darías cuenta que soy yo??? Porque al verte me desmayaria jajajaj

    Te mando un abrazo y dale para adelante.

    Besotes!!!!

    ResponderEliminar
  10. Toda una película porno acabo de leer aquí jaja... ojala y tuviera esas agallas para hacerlo, pero mi radar gay no funciona y no me doy cuenta si el otro chico me desea o no... en fin, buenas vacaciones

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. En resumidas cuentas; por un revolcón, arruinaste tu fuente de ingresos; al más puro estilo Dominique Straus Kann. Claro que, lo que para él es un estilo de vida; para ti, es una cuestión de supervivencia.

    ResponderEliminar
  12. Esto me parece ¡JODA! osea jelouu en cada lugar que vas, encontras a algun pibe lindo y al instante cogen duro WTF :p

    ResponderEliminar