miércoles, 18 de febrero de 2015

Violación sexual consentida...? 1 (Baile de carnaval)





El lunes a la noche, fui con el Tomi, al tradicional baile de disfraces, que organizan, AA todos los años. A diferencia de otras veces, no lo hicieron ni en la casa ni tampoco en el fin de semana que tienen en un pueblo cercano a Rosario. Esta vez, decidieron hacerlo en la casa de fin de semana de un amigo, en un pueblo también cerca de Rosario, donde están construyendo un barrio privado al que todavía le falta mucho para terminar.

Las casas están alejadísimas una de otra y entre medio, hay terreno llano, con el pasto recortado y la mayoría de las calles, son 'mejoradas' (de tierra, piedra y arena). Hay algunas que son de tierra y solamente, dos avenidas que entran desde la autopista y de la ruta, están asfaltadas. Como solamente íbamos el Tomi y yo y para no ir los dos solos en mi auto y como no conocía el lugar, decidimos ir en el auto de AA y después veríamos como regresar: con ellos, en taxi o en remís.

Elegir el disfraz no fue difícil, porque estamos 'entrenados' en esto de ir a bailes de disfraces. El Tomi me pasó su disfraz de 'gatito' que usó el año pasado y yo le cedí la túnica de romano, aunque tuvimos que volver a hacer la corona de laureles y de paso, que estábamos cortando cartulina, también hicimos, una lira, transformando mi disfraz de romano/griego en el de Nerón. La verdad, que nos quedó de 'diez' (excelente). A mi me ayudó a pintarme la cara para que pareciera la de un gato.

Llegamos a eso de las 21, hora en que se serviría un cóctel, previo a la cena fría. Fuimos uno de los primeros en llegar. AA nos presentaron a los que ya habían llegado, excelentemente producidos y al dueño de casa, un tal, Néstor, al que le dicen 'Nesti', 'Nestlé' o 'Nestum', todos sobrenombres que derivan de su nombre. Es un tipo, cuarentón, muy bien parecido y de excelente físico para su edad, y que es socio de una empresa inmobiliaria.

Desde el 'vamos' (comienzo) el tipo prácticamente me secuestró y se dedicó por entero a mí. La verdad que los tipos 'grandes' (adultos) no son de mi gusto pero este tenía un no sé qué, que lo hacía atractivo. Quizás fuera su disfraz de 'hombre-rana' que le remarcaban el cuerpo y le dejaban solamente libre la cara. Todavía no sé si era la cara, el físico o qué, pero el tipo, de entrada me gustó un poco. Y se me debe haber notado, porque el tipo me acaparó durante toda la noche.

Al principio, cuando hablamos de edades, me dijo que él tenía casi 41 años y que yo tenía apariencia de 'pendex' (menor de edad) y no creyó que tuviera los 23 que tengo. Boludo de mí, de no aclararle con más énfasis su error de percepción, pero creí (creo) que al tipo le gustan los 'pibitos' y no sé si fue, que el 'tipo' me gustaba y había mucha competencia (había otros pibitos nada más que re afeminados) que no intenté aclarar más el tema y decidí que creyera lo que quisiera y listo.

En un momento de la noche y mientras casi todo el mundo bailaba, se nos acercaron AA y le dijo al Nesti, que me cuidara y a mí, me dijeron lo mismo pero al mismo tiempo, me dijeron que me cuidara también de él. Todo en medio de bromas y risas. Bailamos un rato, conversamos mucho y me presentó a varios de sus amigos. La verdad que, como yo no tenía nada de hambre, comí poco y nada, pero sí bebí y mucho. Había una cantidad impresionante de 'tragos' (cócteles) y los probé a todos.

En un momento y cuando estábamos hablando en ronda, con algunos de sus amigos, el Nesti me abrazó pero para eso, me tomó de mis nalgas y me atrajo hacia él. Mi primer error fue aceptar ese gesto. El segundo error, fue dejar que me 'franeleara', pasando su mano, por mi 'cola' (glúteos). Tampoco sé por qué no reaccioné y lo dejé hacer. El abundante alcohol que corría por mi sangre y el abrazo protector que me brindaba el Nesti medio que me aislaba del ambiente gay que no me gustaba.

Si hubiera sido por mí, me hubiera ido en ese instante. Lo busqué a Tomi con la mirada y lo vi hablando con varios maricones libidinosos de diferente edades. A AA no los vi por mucho que los busqué con la mirada. El tema de la conversación me aburría soberanamente hasta que me alejé del grupo, pretextando que tenía sed y que iba a buscar algo para beber. A los pocos segundos, nada más, lo tenía al Nesti a mi lado, quien me pidió que lo acompañara a la cocina a buscar más hielo.

En la cocina y sin testigos a la vista, sacó de la alacena, una bolsita que contenía un polvito blanco, que tomó un poquito con el dedo y me lo ofreció. Al 'toque' (rápidamente) me di cuenta que aquello era 'cocaína'. Al principio se la rechacé, diciéndole que nunca había tomado y todo eso. Pero él insistió tanto y para no parecer un 'mojigato', me vino a la mente, la frase de mi vieja: 'para decir que algo no te gusta, antes tenés que haberlo probado'. E insensatamente, acepté su propuesta.

Me hizo aspirar un poco, acercándome su dedo a mi nariz y él, hizo otro tanto. Se guardó la bolsita entre la ropa y volvimos a salir. Al principio, no sentí nada anormal pero al ratito, comencé a sentir que un fuerte calor me invadió por todo el cuerpo y una sensación de euforia y plenitud, que no tenía antes, se apoderó de mí. Hasta ese momento creo que fui dueño de mis actos. Todo eso lo perdí al poco rato, cuando el Nesti me hizo beber bastante más y volver a aspirar un poco de cocaína.

Yo estaba exultante y me parecía que nada me podía pasar, quizás por eso 'le pegué para adelante' (continué con lo que estaba haciendo). A partir de ese momento, mis recuerdos son confusos e intermitentes. Por ejemplo, no recuerdo el momento que dejamos la fiesta para subir al dormitorio del Nesti ni haberme desnudado, tal como me encontré en la cama, de espaldas, con la habitación en penumbras y el Nesti, totalmente desnudo y fuera de sí, besándome por todo el cuerpo y simultáneamente, masturbándome y 'peteándome' (felacionándome) casi desesperadamente.

Después no recuerdo nada más, hasta el momento en que la pija del Nesti entró en mi boca y se la chupé creo que sin pensarlo. Después mis recuerdo desaparecen, hasta que sentí que sus dedos se introdujeron en mi boca y me dijo que se los chupara. Un gusto amargo me invadió la boca. Sus dedos, me pasaban el polvo de cocaína por la lengua, debajo de ella y por las encías mientras me decía que siguiera chupando mientras él hacía lo mismo con mi pija.

En aquel momento, yo no sabía si estaba preparado para que el Nesti me penetrara, pero estaba obnubilado completamente y carente de fuerzas para intentar cualquier tipo de resistencia. No pensaba con claridad y mis percepciones y sensaciones eran confusos. Estaba totalmente 'entregado'. El alcohol y la cocaína estaban haciendo efecto y lo único que recuerdo de ese momento, fue cuando le pedí al Nesti que si me cogía, me cogiera con forro. Cómo pude haber sido tan pero tan 'fácil' con un 'madurito'...???

Después mis recuerdos se desvanecen hasta que sentí la enorme, pero enorme-enorme pija (aunque no tanto como la del Juama) penetrándome y el posterior movimiento ondulante del Nesti dentro mío. Ahí volvió mi consciencia, pero mis recuerdos vuelven a desvanecerse y mis percepciones, me hacían confundir la realidad. Primero y quizás porque la habitación estaba en penumbras, pensé que el que me estaba 'cogiendo' (follando) era el Matius. Después, me imaginé que sería el Gasti, por su interminable manera de moverse dentro mío, dándome un infinito pero doloroso placer que hizo aferrarme a su espalda y atraerlo hacia mí, para que metiera su pija hasta las más increíbles de mis profundidades intestinas. Aquello era lo más parecido a una 'violación consentida'. Luego, todos mis recuerdos se vuelven borrosos y no podría asegurar, si era la mano del Nesti o la mía que me masturbaba hasta que 'acabé' los hectolitros de leche que despido cuando estoy muy caliente. Finalmente, no sé cuánto tiempo había pasado, sentí la pija del Nesti dentro de mi boca y el gusto y la consistencia densa, espesa y caliente de la leche que me invadía, haciéndome atragantar y toser, indicio que un poco de la leche del Nesti que tragué, intentó escaparse hacia mis pulmones. El resto, salió, por la comisura de mis labios. Recuerdo también al Nesti, sorbiendo su leche de mi rostro y la mía de mi cuerpo y con profundos besos de lengua, pasándomela dentro de la mía. Eso fue lo último que recuerdo. Después, o me desmayé o me dormí sin darme cuenta, porque todo fue oscuridad y silencio hasta que me desperté a la mañana siguiente... (sigo mañana)








10 comentarios:

  1. Mmmmmmm.
    Eres mayorcito para tomar tus decisiones, evidentemente. Sólo tú puedes valorar si habrías sido cazado por el hombre rana si el gato no hubiera estado drogado. Sólo te puedo recomendar que huyas de las drogas como de la peste. Sin ellas probablemente te habrías dedicado a conquistar a alguien mucho mejor, como Nerón, sin ir más lejos.

    ResponderEliminar
  2. Alucinaíto:

    La verdad que no sé pero algo encontré en este tipo que no encontré en ningún otro 'madurito'. Por ahí lo ayudó bastante mi ingesta alcohólica y mi escasa afición a las drogas que me hizo sucumbir tan prontamente, pero bueno, lo hecho, hecho está y ahora pienso bailar con la música que está tocando. Y aunque no lo creas, con drogas también, el 'gato' se cogió a Nerón sin miramientos y no seguí más allá porque la cocaína me libera el 'ello' y me inhibe el 'superyo'... jeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡EXCUSAS! pero, en concreto, prácticas de riesgo: un desconocido, vicioso, y, si realmente la penetración fue con forro, hubo intercambio de fluidos. Eres peligroso, me río yo de tu "isla cerrada", demasiado fácil ha salido el "patrón de estancia"; claro que, quizás, es que te quieres poner en "el mercado", al quedarte sin remuneración, y ante un empresario no es cuestión de pasar por mojigato... ¡ETIQUETAS! que no tienen que servirnos de excusas para perder personalidad.

    ResponderEliminar
  4. Betulo:

    Más que nunca mi personalidad sigue en pie. Así me los reafirmado y te lo dedico especialmente.

    La práctica en riesgo es relativa. Nada mejor que un madurito casado para saber que se cuida a fondo y en todo sentido.

    Que hubo intercambio de fluídos, los hubo, pero lo hice con la sensación que me estaban cuidando al tiempo que el Nesti se cuidaba.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Excusas, fue una simple atracción fisica por ese anciano pero las drogas y el alcohol fue lo que te puso hot y te hizo caer en sus garras, alejate de la coca todabia marihuana te la paso pero coca ya no es más adictiva y tiene muchos otros efectos secundarios.
    Ese cabron se aprovecho de ti, no se si llamarlo violación, dudo un poco que lo haya sido. Pero cuidate hay muchos cabrones ahi afuera y te vio indefenso como a uno de tus pibitos.
    Te mando un abrazo enorme y nos leemos luckitas

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu comentario, Wakimiro! Creo que una vez por todas y haciendo honor al título de 'patrón de estancia', tengo que ser el 'arquitecto de mi propio destino'...

    Por otra parte, el Nesti no es tan anciano. Apenas si superó los cuarenta...

    Lo que te reconoco es eso de la droga. Por ahora, solamente la consumimos 'socialmente', es decir, cuando tenemos sexo y nada más. Ni él es adicto ni tampoco quiero serlo yo.

    Por ahora, lo poco que consumí solamente me hizo un efecto suave que me permitió conocer un mundo nuevo y deshinibido.

    Lo que tengo que lograr es que yo domine a la droga y no al revés. Por lo pronto soy yo, por ahora, quien manda. Espero no equivocarme.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. "YO CONTROLO..." esa frase es tan repetitiva como la de "...no haremos nada que no quieras hacer" muletillas (enlaces verbales) maravillosas que diferencian al arquitecto, del colocador de ladrillos, de un proyecto existencial.

    ResponderEliminar
  8. Betulo:

    Me parece que me idelizaste demasiado. Soy un chico común igual a muchos otros en el mundo. Para algunos soy 'especial' pero solamente para algunos.

    Tengo mis cualidades y defectos como cualquier persona y realmente me da lo mismo ser 'arquitecto' o simple 'albañil' (colocador de ladrillos) ya que solos no sirven para nada porque uno depende del otro pero juntos construyen cosas importantes. En mi caso, me jacto de construir nada más ni nada menos que mi propio destino, sea arquitecto o albañil.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Hola quizá ni te importe mi opinión, pero al leer este post me sentí un poco decepcionado de vos, y luego pensé, claro vos tenes mucha experiencia con diositos menores, pero cuando se te presento este "Nesti" que es mayor y maduro aunque digas que supiste manejar la situación es muy obvio que el te domino y te manejo como quiso hacerlo, la cocaina logra ese efecto que te sientas feliz y euforico y no te importe nada, si era maduro, lindo, feo, masomenos apetecible etc, aunque digas que te gusto a primera vista, sin la cocaina no hubieras tenido sexo! Mi consejo es que rompas la tarjeta que te dio y lo olvides. Yo en tu lugar me hubiera ido de la fiesta con mi amigo si veo que hay droga y mas si me la ofrecen e insisten.. Es momento para que te pongas firme por que el error esta en pensar en que uno maneja la situacion y en verdad fue todo bajo el efecto de la cocaina, ademas para que drogarse en el sexo??? vos siempre disfrutaste del sexo sin drogas, xq mierda necesitar eso ahora??? Ese viejo te manipulo y lo seguirá haciendo mientras se lo permitas, te puso cocaina en la boca, te obligo a estar con el y mientras disfrutabas del acto sexual era por la cocaina no por los atributos de ese señor.... Saludos, y espero no te moleste mi sinceridad! :) -Juan

    ResponderEliminar
  10. Juan:

    Gracias por tu comentario. Te respondo en el otro post.

    Besos!

    ResponderEliminar