martes, 19 de mayo de 2015

Borrón





El sábado pasado nos juntamos con el Nesti a desayunarnos y a 'hablar'. Aunque no lo hicimos en el bar de siempre, sino en otro, mucho más céntrico. La verdad que no sé por qué se me ocurrió hacerlo ahí. Quizás, para sacarlo del ambiente donde se movía con comodidad. Quizás, para estar en un lugar diferente, neutral, que nos permitiera hablar cómodamente sin tener que estar pensando en lo que podían escuchar los que estaban próximos a nosotros.

Y de evitar el uso inadecuado de la voz alta, ya que nos iban a escuchar y él se cuidaría de que eso no pasara. También, y para no caer en posibles tentaciones, fui con Luciano. Aunque, Luciano se sentó en una mesa alejada, frente a mí, pero que mi futuro acompañante no lo vería porque le iba a dar permanentemente la espalda. Le dije quién era el Nesti pero no que iríamos a hacer allí y menos, qué lugar había ocupado recientemente en mi vida. Aunque en otro momento, pienso decírselo.

Así dadas las cosas, el Nesti, llegó puntual a la hora convenida. Apenas entró me buscó con la mirada y en cuanto me encontró, se vino rápidamente a mi mesa, zigzagueando entre las mesas vecinas. Estaba vestido de sport pero de un sport lujoso en donde se notaba el buen gusto. También se había afeitado y su perfume, dulce, cítrico y fresco, que a mí me gustaba demasiado, denunciaban a lo lejos que estaba usando todas las estrategias posible para re cautivarme.

Verdaderamente, hablamos mucho más tiempo de lo que pensaba. Lo que se hubiera podido decir en una hora, se extendió casi a tres horas inútiles. Una, porque una y otra vez dábamos vueltas sobre el mismo tema y después, porque me cansaba, tener que explicarle al Nesti mi punto de vista que no compartía y trataba de imponer el suyo. La verdad que me hubiera gustado exponer acá todo el diálogo pero fue todo tan reiterativo que no recuerdo ordenadamente como fue todo lo que hablamos.

De todos modos, esta larga 'charla' se puede resumir en cuatro momentos: un primer momento que usamos para, plantear las cosas como se fueron dando, explicándonos las actitudes de uno y de otro, tratando de que el otro entendiera nuestros comportamientos. Fue el único momento que hablamos como dos personas civilizadamente, porque en los otros momentos, el Nesti, asumió un protagonismo totalmente dispar y fue cambiando su estrategia a medida que pasaba el tiempo.

Durante el segundo momento, el Nesti ante mi negativa de no aceptar sus planteamientos y razones, apeló a todo un 'repertorio' de ruegos, súplicas y promesas. Incluso, llegó a recordarme todo lo que me había 'dado' materialmente y todo lo que todavía me podía dar todavía. Incluso, me quiso comprar, ofreciéndome un 'plus' en el sueldo, las tarjetas de débito y crédito, pagarme viajes para hacer juntos, dinero para cambiar mi auto e incluso, poner el 'bulo' a mi nombre antes de lo pactado.

Como no cedí, anta tanto ofrecimiento, vino un tercer momento, en el que el Nesti cambió su estrategia, y de rogar y suplicar, pasó a la agresión de palabra, a la recriminación y a la burla. Me preguntó quién creía que era yo, para tener esa actitud destemplada con él y me amenazó y me maltrató de palabra, tratándome de 'putita', 'marica', 'pasiva' y una infinidad de sinónimos, todos en género femenino. Y como yo lo escuchaba pero no le respondí el ataque, se crispó más todavía.

Y ahí comenzó el principio del fin o el cuarto momento: cuando hice como esos boxeadores que se resguardan entre las sogas y absorben todo el embate y los golpes de su contrincante, esperando el momento de contraatacar y lanzar un rápido y furibundo golpe al atacante que lo deje sentido y al borde del K.O. por toda la 'cuenta'. Y eso es lo que finalmente sucedió cuando le dije que yo lo había aceptado porque siempre pensé en él como un 'macho activo' con todas las letras.

Un tipo que supiera tratarme y hacerme sentir no solamente 'pasivo' como me hizo sentir en todo este tiempo, sino también amado y necesario, casi, casi imprescindible. Entonces creí vivir junto al Nesti una verdadera 'luna de miel' y planear un futuro juntos. Pero, sus actitudes con el Tomi, terminaron por hacerme ver una realidad que no supe ver antes de ese momento. Entonces, sentí 'decepción'. Y lo que me decepcionó fue saber que, en realidad, a él le gustaba ser pasivo con sus jóvenes parejas.

Y más, nunca me lo dijo ni tampoco me lo pensaba decir, creyendo que yo era 'pasivo' totalmente, sin pensar ni sospechar ni averiguar siquiera, que estaba muy alejado de la realidad. También me sentí 'defraudado' porque me ocultó ese dato de su pasividad y no pensaba 'blanquearlo' (decirlo) al menos en forma inmediata. Porque de haberlo yo sabido, esa relación de pareja, yo la abortaba al instante, ya que de por sí no me gustaban los 'maduritos' y, menos aún los 'maduritos pasivos'

Y terminé sintiéndome 'traicionado' cuando tuvo sexo con el Tomi, jugando a 'dos puntas', sabiendo de antemano, que el Tomi era más que un amigo, un hermano que me dio la vida, y que su 'secreto' no iba a poder mantenerse por mucho tiempo que es lo que ocurrió. Mientras yo, trataba por todos los medios, de allanar todos los obstáculos de nuestra relación, conviviendo con sus hijos y tratando de que ellos me aceptaran hoy para que hicieran lo mismo algún día, ya como la pareja de su papá. 

Después, vino el silencio. Creo que el Nesti asumió en ese silencio su yerro. Pero no se rindió: volvió a las súplicas y a los ruegos, a las promesas y luego a las amenazas y a la agresión de palabra, todo mezclado y sin ton ni son. Pero yo ya había tomado una decisión y pensaba mantenerla,costara lo que me costara. Viendo que yo no cedía, el Nesti tomó todo lo que había dejado sobre la mesa, se levantó y antes de irse, me dijo que si me arrepentía ya sabía donde encontrarlo. Yo ni le contesté.

Luciano miraba expectante desde la mesita que ocupaba junto a la ventana. Me esperaba y creía en mí y yo pensaba no decepcionarlo ni defraudarlo, al menos como lo hizo el Nesti. Se siente uno muy mal, haber sido usado de esa manera. Así que cuando el Nesti se fue, Luciano se vino a mi mesa y se sentó. Ahí fue cuando, rozándole la mano, le dije que nuestra relación, se tenía que afirmar en la sinceridad y en la confianza de uno con el otro, así que en otro momento, le contaría sobre el Nesti.

Pero que en ese momento no, porque estaba demasiado 'dolido' y confuso por todo lo que había pasado. Y así como éramos dos varones que nos amábamos, era necesario que él supiera, desde el vamos, que no éramos ni más ni menos hombres por ser 'activos o pasivos', pero que creía que era absolutamente necesario que él lo supiera y que supiera también, que si bien, él hacía de mi 'minita' y yo de su 'machito', que nunca se olvidara que él también era 'machito' y que como pareja gay que éramos, yo podría a veces, sentir la necesidad de sentirlo 'adentro' mío o él, de hacerme suyo. Y para eso, tendríamos que cambiar de 'roles' todas las veces que cada uno de nosotros quisiéramos, porque al fin y al cabo, lo que nosotros buscábamos era la felicidad propia y la felicidad del otro y que teníamos que hacer todo lo posible y lo imposible, para llegar a ella. Luciano me miraba 'embobado', asentía con gestos y me miraba, sonriendo pícaramente. No sé qué artilugio mágico usó el Nesti para no dejarme ver el amor, la pasión y la 'entrega' de este pibito. Cómo podía haber estado tan ciego...??? Creí llegada la hora del 'borrón y cuenta nueva' porque tanto Luciano como yo nos merecíamos una nueva oportunidad. Y hacia ella vamos...!!!





18 comentarios:

  1. Pues menos mal que Luciano, siguiendo tu ejemplo, no salió huyendo despavorido al pensar en ti como ese "madurito pasivo", en vez del activo habitual. Debe de tratarse de la flexibilidad cerebral de la adolescencia, que adolece de falta de casi todo, pero no de eso. Así se interpreta la, sin dudarlo, encantadora y pícara sonrisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alucinaito:

      Te estás pareciendo a Betulo con tus comentarios de fina ironía... Luciano nunca va a salir despavorido porque yo no soy el Nesti y tampoco voy a actuar como él.

      Tampoco soy tan madurito. Fijate que todavía tengo 'mucho arrastre' sobre otros 'maduritos' en la calle pero definitivamente, los 'adultos mayorcitos' no son lo mío. Además, 'el que se quema con leche, ve la vaca y llora'... jeeeee...

      Besitos malo!

      Eliminar
  2. Buena estrategia; ¡la carne es débil! Situar a Luciano en tu campo visual, libre del conocimiento del "adversario", fue tu mejor trinchera par afrontar los embates de la batalla que te presentara el Nesti.

    Nuestro destino lo construimos, con nuestras circunstancias; y, ¡qué bueno es poder contar con "circunstancias" que refuercen, antes que nos dificulten, nuestras decisiones!

    ¡POR FÍN!: "...lo que nosotros buscábamos era la felicidad propia y la felicidad DEL OTRO y que teníamos que hacer todo lo posible y lo imposible, para llegar a ella..." pensando en COMÚN de forma personal, no impersonal, sin maniobras envolventes de patrón de estancia con el único fin del beneficio propio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Betulo:

      Como me conozco y sabía que podía 'aflojar' ante algunos embates del Nesti que sabía de antemano que los iba a tener, preferí ubicarlo dentro de mi campo visual pero fuera de lo que el Nesti podía ver.

      Por otra parte, quiero cambiar y lo voy hacer con Luciano, porque se lo merece y porque yo me lo merezco a él y por otra parte, no quiero caer en los errores que el Nesti cometió conmigo. Estas son mis intenciones por más que mi vieja diga que 'el camino al infierno está lleno de buenas intenciones'... jeeeee...

      Besos!

      Eliminar
    2. CONÓCETE A TÍ MISMO, se leía en el frontispicio del Oráculo de Delfos.

      Eliminar
    3. Betulo:

      Los viejos de antes si que se la sabían...!!! Creo que mis 24 añitos viene acompañado por un autoconocimiento que me lleva a afrontar la vida desde otros puntos de vista. No sé cuánto tiempo durará esto pero espero que sea eterno...

      Besos!

      Eliminar
  3. Anónimo20/5/15 4:26

    Q bien el final con este Sr. De tu parte; triste el como actuó en todo momento y ni hablar en la cita ahí con vos; Q fue de un extremo a otro viendo cómo podía salvar en su gran equivocación lo q creía q correspondía retener. Pobre tipo. Se Q esas cosas duelen y mucho, desilusionan y dejan un sabor amargo. Pero también AUNQ parezca INCREIBLE la vida al lado de este Sr. Te dejo una gran enseñanza en varios sentidos. La verdad te TENES Q sentir contento por el desenlace y como no perdiste nunca la serenidad a pesar Q le diste la estocada final. Pero eso pertenece a un gran esgrimista Q supo esperar el momento justo para dar la estocada. Ahora disfruta ese peque soñado Q La vida, tu buena onda, tu búsqueda infinita y el factor suerte te puso enfrente "Luciano" y hacelo disfrutar como el también se merece...dale mucho y vas a ver como dando se recibe; es una de las leyes de la vida. .Te quiero comentar algo...pensalo...cuando uno es pasivo, no tiene porque pensar y/o sentir q el otro es el Macho y el Q hace de pasivo es la mina... Porque siendo pasivo, das Muchisimo al otro de muchas formas y maneras y podes hacerle sentir al otro la plenitud y vos en ese caso o sea el pasivo podes manejar la situación a fulll o sea ese instante. Ser vos quien dal ADEMAS de recibir, y tener muy en claro lo q qres o necesitas Q te den ....Un abrazo charlieindio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charlieindio:

      Lo del Nesti fue patético porque toda su 'superioridad' y 'soberbia' se la tuvo que tragar. De ahí que pasó por las diferentes etapas de la adulación, al enojo y a las amenazas y de allí volvió nuevamente sobre sus pasos cuando se dio cuenta que yo ya había tomado una decisión y no la iba a cambiar.

      Por suerte, tenía (tengo) a Luciano que me sirve como compañero, amigo y amante y al que yo pienso corresponder de la misma manera, más ahora que él me tiene en 'exclusividad'. Por ahora, vamos de 10, espero que sigamos así y que todo mejore tanto en la vida de él como en la mía. Otro día te cuento más...!!! jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. https://www.youtube.com/watch?v=wz7atYqluyY

      Eliminar
    4. Betulo:

      El video está una genialidad y voy a tratar de que Luciano no me interprete mal ni mis gestos ni mis palaras ni mis acciones. Mejor dicho, tratamos ambos. Estamos viviendo un sueño del que no queremos despertar. Hoy por hoy, nuestra realidad supera a la ficción...!!!

      Besos!

      Eliminar
  4. Bien; ha llovido mucho desde que nos tratamos; parece que, por fin, empiezas a ¿construir? realmente; total, apenas ha pasado algo más de una semana, lo que falta para tus 24, de esta crisis; no sé si tan sólo será una nueva hilera de ladrillos o, CIERTAMENTE, un proyecto constructivo. Como apuntillas a Alucinaito con lo de la vaca, no lo había oído nunca, ya nos hemos quemado con esta leche y dudo; pero quiero creer, la duda es connatural con la creencia, que así sea.

    Dicho esto. Si realmente ya estás bien asentado en tu vida para, desde ahí, construir; se construye, con voluntades LIBRES; y, el conjuntarlas, tiene su valor. En nuestros correos "prehistóricos", te hacía notar el hecho de lo que tendríais de cambiar, biológica y psicológicamente, y la necesidad de adaptarse a los cambios; Luciano, está en proyecto, necesariamente cambiará más que tú, por muy inestable que seas, NO HAY QUE OLVIDARLO. Tú; eres su mundo ahora, pero NO ERES EL MUNDO; lo sabes, ¡YA!; y él, llegará a saberlo; debe llegar; ¡bastantes peleles corren por la Vida!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Betulo:

      Posiblemente haya corrido mucha agua bajo el puente pero algún día tenía que acabar. Hoy por hoy quiero construir mi vida al lado de Luciano y que juntos, construyamos nuestro destino en común.

      Estamos los dos enamorados uno del otro y sé que Luciano es mi mundo como yo lo soy del de él, pero al mismo tiempo los dos sabemos que aunque nos complementemos de muchas maneras hay otro mundo fuera de nuestra pareja con el que nos relacionamos y que nos influencia de mil maneras diferentes.

      Hoy por hoy nos estamos 'descubriendo' y estamos iniciando esta relación de a dos, con todo lo que ello implica. Amo a este pendejo y él me ama a mí: creo que llegó el momento de construir juntos el destino de ambos. Él así lo quiere y yo también. Juntos, estoy seguro, de que podemos lograrlo. Veremos que me depara la Vida...

      Besos!

      Eliminar
  5. Hola Lucks, que predecible todo... la única sorpresa fue tu estrategia de llevar a Luciano para no caer en la tentación, punto a tu favor!!!!, lo demas, todo predecible, era obvio que te iba a intentar comprar ofreciendote el oro y el moro, adularte, insultarte etc que viejo basura!!!!! Que seria de su vida si no tuviera esa plata que usa para intentar tapar las cagadas que se manda, seguro a su mujer la tiene comprada tamb.. Yo en tu lugar mientras escuchaba los insultos le hubiera bostezado en la cara y menos mal que se encontraron en un lugar publico xq no dudo de que pudiera haber existido alguna agresión fisica.. en fin, lo bueno de esto es que duro tan poco... esa fue tu suerte. Para mi en tono de venganza tendrías q hacer un post sacandole el cuero al nesti jajaja y hasta nunca!!!! Bueno, por otra parte me gusto la charla que tuviste con luciano aclarando puntos, entendí mal o pensas ser fiel a partir de ahora?? :O saludos -Juan

    ResponderEliminar
  6. Juan:

    Lo del Nesti ya fue. Como sabía que podía convencerme de alguna manera, preferí ir con Luciano y ubicarlo dentro de mi campo visual. Él me dio fuerzas suficientes como para que yo soportara los embates del Nesti y los hiciera infructuosos.

    El alejamiento del Nesti, me permitió 'descubrir' de alguna manera que no lo había hecho antes a Luciano y a pesar de todas las cosas por la cual está pasando actualmente, quiero seguir a su lado de por vida y mantenerme fiel a él. Por lo que fue en mi vida y por lo que es, creo que se lo merece.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. No sé cómo conociste a Nesti, pero sí lei como te hacía sentir. Mmm bueno en mi mente eso de que somos dos varones teniendo sexo indiferentemente la opción o si hay penetración, siempre lo tuve claro, pero por qué tomas tan a pecho esto de ser activo o pasivo? Dices que no te gustan los maduritos, por qué te metiste con él? Qué hubo en él para hacerte fantasear (porque todo estuvo en tu cabeza) al punto de que fueras a 1000/hora que por ello tu orgullo, ahora, está herido o simplemente tu mente se ha chocado con la realidad y eso crea una atmosfera conflictiva en uno?

    Pienso que es bueno analizar estas preguntas para no caer de vuelta ni con el ni nadie (incluso sea un menor) porque un dia tú serás madurito también. En mi caso, mis gustos han cambiado y no importa meterme con treintañeros si los encuentrl atractivos, indiferentemente sea su opción... Aún si es igual que la mía... Hay que disfrutar el cuerpo de otro varón no más y si es un relación, pues no todo es cama. Esa parte de Nesti que quiso comprarte con sus cosas, yo de plano le hubiera puesto las puntos en las ies diciendole que buscaba era una pareja y no un papá que me mantenga. Em fin a cerrar un ciclo y no cerrarse tanto a maduritos que al menos sacas algo de experiencia de ellos.

    Saludos!

    Pd. Ni en Estados Unidos ser profesor es bien pagado, pero si a uno le apasiona pues habrá que buscar más de un trabajo. Enseñar es algo que me apasiona aunque no me voy a educacion de niños porque no los soporto, prefiero, en mi caso, jovenes y adultos, en universidad o centros de idiomas donde enseñar.

    ResponderEliminar
  8. Erik!

    Al Nesti lo conocí en un baile de carnaval que hizo en su casa de fin de semana para sus amigos gays.

    Me metí con el Nesti, porque esa noche bebí mucho, estaba ebrio y por si eso fuera poco, tomé bastante 'cocaína' que me dio el Nesti para lograr quebrar mi resistencia.

    Conitnué con el Nesti, no sé por qué. Definitivamente no me gustan los 'maduritos' pero encontré en él algo que me llamó la atención.

    Con él solamente fui 'pasivo'. No creo que hubiera podido ser 'activo' con el Nesti aún cuando me lo pidiera.

    El Nesti me dio todo lo que me dio porque creyó encontrar en mí a alguien 'especial' pero ese alguien especial, le duró solamente 3 meses.

    Yo no buscaba en el Nesti una pareja. Nunca la busqué con nadie y cuando la busqué por diferentes circunstancias de la vida no se me dio.

    Ahora, estoy dando un giro de 180º al timón de mi vida y pienso no solamente tener sexo sino encarar una relación de pareja con Luciano, que aunque es algo menor (17 años) me colma tanto, como me colmó en su momento, el Sebi o Marco.

    En cuanto a la docencia, ya lo tengo más o menos definido: voy a trabajar de psicólogo durante el día y seré docente, durante la noche, turno al que realmente concurre la gente que quiere estudiar en serio.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Lu, esta parte me tiene confundido, parece conveniente tu postura en contra de la traicion del Nesti; me pregunto si eres tan severo para la autocritica, igual te digo que lo que hizo esta mal pero no veo la misma reacción tan severa cuando algunas veces tu mismo estuviste en la situación de el. Quizás porque somos mas indulgentes con nosotros mismos.
    Igual es tu historia, y nos dejas entrar en ella por que si, no dejare de agradecerte eso; pero cada historia tuya nos sirve. me sirve, para contrastarla contra la mía propia.
    Te sigo leyendo. Un abrazo.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar