domingo, 22 de noviembre de 2015

Finales





Se acerca el fin del año y el final del 5º año de mi carrera universitaria. Y junto con él, tuve que rendir algunos 'finales' de 'materias' (asignaturas) que me acercan cada vez más a la meta que me propuse hace un tiempo. Junto con estos finales, también se me presentaron otros 'finales' que tenía en cuenta que podían producirse porque está bueno, que uno esté preparado mentalmente al menos, para este tipo de cosas, aunque otros 'finales' me tomaron totalmente desprevenido.

Una, porque tampoco es cuestión, que en este caminar que tenemos en la Vida, no nos agarre con la 'guardia baja' (indefensos) y nos ponga 'nocaut' (KO) por toda la cuenta. Y la otra, porque deberíamos evaluar de tanto en tanto, en qué lugar estamos 'parados', de donde 'venimos' y adónde 'vamos'. Algo así, como tener un bosquejo de nuestra vida, como para no caer fácilmente, en el 'dèjá vu'. Al menos, eso es lo que hago y que me resulta bastante bien, al menos, como experiencia personal.

Estos 'finales', además de la materia rendida con un '10' (excelente) llamativo por todo lo que la 'nota' (calificación) implica y después de haber bregado durante todo el año, con los profesores titulares de la cátedra, que me pusieron todos los 'palos en la rueda' (dificultades) para impedirme que pudiera aprobar esa materia (Psicología Clínica II) todavía no sé con qué intenciones. Sé que existen políticas 'internas' que nos guste o no, inciden, pero es algo que todavía no comprendo y menos asimilo.

Dejando de lado el tema 'facultad' (universidad) me quiero referir a otros tres 'finales', dos de los cuales, no vi venir. Así que la Vida, me encontró con la guardia baja, en dos oportunidades diferentes y sino me puso KO por toda la cuenta, es porque aunque no me esperaba lo que sucedió, tampoco me afectó tanto personalmente. Una fue la disolución, como pareja, de Caio y Lucho, después de muchos años de estar juntos y llevar una relación que creía consolidada. Realmente no me la esperaba.

El otro 'final' me lo propuso Álvaro, aunque vivimos algo así como 'debut y despedida'. Después de ese encuentro fortuito, del domingo a la noche, habíamos quedado en un nuevo encuentro en la semana. Álvaro tiene muchos problemas para exteriorizar su sexualidad. La causa principal es porque los integrantes de su familia cercana (léase padres y hermanos) son homófobos acérrimos, además de vivir en un pueblo chico donde todos se conocen.

Promediando la semana y aunque yo tenía que rendir el 'final' de Psicología Clínica, no pude decirle no a su invitación para encontrarnos. Así que eso fue lo que pasó. Fuimos a beber algo cerca de la facultad, cerca del mediodía. Allí conversamos de 'bueyes perdidos' y de otros temas, más personales e íntimos, como por ejemplo, la virginidad sexual de Álvaro y que quería perder, aunque esa decisión, lo tenía aterrorizado y se debatía en esa rara ambivalencia del 'quiero pero no quiero'.

La verdad que charlamos mucho sobre el tema. Álvaro es un 'diosito' como los que a mí me gustan y es apenas un par de años más chico que yo. Me resultaba totalmente increíble que a los 22 años, todavía fuera 'virgen'. Pero era más que comprensible, habiendo nacido y vivido en un pueblo 'chico' y proviniendo de una familia que no aceptaba la homosexualidad y que la veía como una enfermedad y una perversión. De ahí, toda su represión hasta ese momento.

Obviamente, comprendí sus actitudes a la defensiva permanentemente y a la escasa receptividad que habían tenido mis 'embates' en encuentros anteriores: la primera vez, fueron solamente besos y franela y la segunda vez, llegamos al 'pete' pero no hubo dios que lo convenciera para dejarme ir más allá. Pero ese miércoles, Álvaro estaba decidido y yo, obviamente, no iba a dejar pasar esa ocasión que la Vida y el mismo Álvaro, me servían en bandeja.

Así que después de una larga, esclarecedora y tranquilizadora charla, fuimos a casa. Ninguno de los pájaros estaba, lo que tranquilizó más a Álvaro. Le hice beber bastante vodka con vermut como para deshinibirlo y luego, nos transamos en el sofá de la sala de estar, aprovechando que estábamos solos y que el lugar es el más cómodo para eso. Después, sí, terminamos en mi dormitorio, totalmente desnudos y con un Álvaro totalmente entregado a lo que sería su primera vez como 'pasivo'. 

La verdad que la pasamos más que bien y creo que disfrutamos ambos y mucho. Álvaro se dio permiso para ser feliz a pesar de sus represiones y yo me sentí más que feliz al poder hacer mío a ese diosito. Y sino fuera porque Álvaro necesita continuamente que alguien lo esté 'chicaneando' (incitando) para que haga lo que le gusta, otro sería el 'cantar' pero... tiempo al tiempo. Por ser su primera vez, hicimos mucho. Tampoco el mundo, se hizo en un día, qué tanto...!!! jeeeeee...

El otro 'final', no por intuido fue menos inesperado, fue el deseo transitorio, pero deseo al fin de Luciano, de ponerle 'puntos suspensivos' a nuestra relación. Aparentemente, está 'confundido' y no sabe, a ciencia cierta, si le gusta romper culos o que se lo rompan a él. La verdad que fue una especie de 'crónica de una muerte anunciada', especialmente, por como se venían dando las cosas con él. No sé si por timidez, confusión o inhibición, dejó que lo cogiera muchas veces hasta la última vez.

Allí debe haber sido cuando juntó el coraje suficiente como para decirme que lo nuestro no 'iba más'. Yo intuía que algo malo iba a pasar, porque Luciano, en los últimos tiempos, si bien disfrutaba y me hacía disfrutar del sexo, estaba como 'ausente' y no me contestaba nada en cuanto le preguntaba la causa. Y ahora tampoco me la dijo. O sea, que 'rompimos' nuestra relación, pero no sé si fue por su 'confusión', porque decidió ser 'hetero' o porque apareció otra pija en su vida.

Sea lo que sea, la 'cosa' me dolió. Creo que me había enamorado de Luciano y le fui más fiel que a cualquier otro chico. Accedí a todo lo que me pidió y sugirió e hice lo que él deseaba que hiciera. Pero nada de eso alcanzó y aunque, Luciano mismo, me dijo que era una especie de separación temporal, yo creo que no es así, y que por el contrario es definitiva, aunque lo sentí a él mucho más dolido que yo con esa decisión. Así que desde hace algunos días, retomé mis días de soltería, sin compromisos ni ataduras y libre como el viento. Con mi capacidad innata de ir de acá para allá o de enroscarme donde y con quién me dé la gana. Por suerte, los 'gaycitos' se siguen reproduciendo como hongos bajo la lluvia y los encuentro de todas las edades, tamaños y colores. Mi 'radar-gay' sigue funcionando como en los buenos tiempos y mi habilidad para contactar con ellos sigue siendo llamativa. Será cuestión de volver a proponérmelo para volver a mi mejor época de 'depredador' (como diría Betulo) antes de que sigan pasando los años y me convierta en un león herbívoro y sin uñas...!!! jaaaaaa...





16 comentarios:

  1. Álvaro: VIOLACIÓN.

    https://www.mehanviolado.com/orgasmo-violacion/

    A Luciano, se lo tuvieron que poner al "tigre sin garras" al alcance; ¡NO TE ENGAÑES! y, como la jodienda no tiene enmienda, te aprovechaste de las hormonas revueltas por la edad. Siempre se puede repetir; pero, cada vez más carcamal, antes te dejaran tras ir asentando su personalidad.

    ¡QUÉ POST MÁS TRISTE! a excepción de las calificaciones universitarias, hablando humanamente. Babeante. ¿Libre... ? EXCULPADO, más bien; cada quien es "arquitecto de su propi destino"; si sólo nos OBSTINAMOS en colocar ladrillos..., edificamos un "churro".

    Ahora entiendo tu reiteración en el chat lateral con etiquetarme como reprimido; yo no soy tu mal, no tienes que "destruirme" con una simple etiqueta que te serene. Tampoco tienes que darme la razón, no la quiero, yo sólo soy aquel CRI, CRI, CRI... que lamenta que no disfrutes del corazón.

    ResponderEliminar
  2. Lo que te digo acá y en el chat breve lateral son solo 'chicanas', BETULO... Entro y salgo del 'juego' según mis estados de ánimo... jeeeee... Soy lo que soy y aunque no lo creas, soy el verdadero arquitecto de mi propio destino (aunque vos me rotules como un simple colocador de ladrillos). Aún así sigo siendo, bien o mal, el verdadero protagonista de mi vida... jeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me duele tu ruptura con Luciano, aunque fuera una cosa anunciada. Puiede que si no hubiera sido por eso que planteas habría sido otra la causa, no eres hombre para grandes fidelidades sexuales...

    Felicidades por tus notas universitarias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la vida, Josep... Tenemos que estar preparados para todo...!!!

      Besos!

      Eliminar
  4. NUNCA he dudado; perdón, creo que internamente sí que te he transmitido en varias ocasiones que esto parecía de un equipo de guionistas; tu protagonismo en tu vida.

    Mi "rotulación"; va en ser protagonista principal, dándole sentido a la vida; o, secundario, transcurriendo por tu existencia, con un simple sobrevivir, según se presentan las cosas; para, después, lamentarte con un impersonal Vida, en mayúscula, enigmático, cuando se te RETUERCE tu existencia; y no ha sido más que una consecuencia lógica por el inconSciente camino tomado. Y, me reitero, esa es la diferencia entre ser el ARQUITECTO, o un simple albañil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será como vos decís. Yo sigo siendo el protagonista de mi vida y por ende el arquitecto de mi propio destino, aunque vos te negués a reconocerlo... jeeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  5. Por cierto; el choque "estructural" en sus convicciones hasta el momento que le has causado a Álvaro, debe ser tratado. Por tu interés te puedes justificar con retórica de represión, entorno, etc. con 22 años, no se suele ser un inconstante adolescente experimentando.

    Tú, también debes pasar por el diván; ¡HÁBLALO!; tener que recurrir a esas artimañas de hoy, yo diría que roza lo enfermizo; y, socialmente, peligroso. La verdad es que, con estos casos "de iniciación", sin más, que tanto te estimulan ¿morbo? no me parece muy "emocionalmente estable" que hablábamos días atrás.

    Por otra parte; si realmente fueras "arquitecto", cabría la posibilidad que, tu "patronía de estancia" innata, se viera afectada en el sentido de ser UTILIZADO como un simple "consolador ", instrumentalizado; y, posteriormente, DESHECHADO.

    ¡HÁBLALO! también, mezclando los 2 párrafos anteriores, el tener la NECESIDAD, periódica, de sentirte castigado; con el "Mati", primero; el "Juanma", después; o el "Nesti", más recientemente...; sin descuidar la oportunidad del dominante "Matius", mientras lamentas el "servilismo" del inacabable "Gasti"; y que, parece, el "pollo" viene a sustituir. Mientras; esa aparente existencia desenfrenada, SÍ la tiene: el entorno familiar sí que ejerce el límite represivo, pese a no haber faltado oportunidad, disponibilidad y "deseos" por su parte. Los límites; NO son represiones que tratar, sino realce de la libertad personal: DECISIÓN de la propia existencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos adolescentes y no tanto que no tienen las 'cosas' tan en claro, BETULO...

      TODOS los que estudiamos Psicología y algún día vamos a ser psicólogos, tenemos que obligatoriamente, hacer una terapia psicológica. Así que tranquilizate, todo está hablado, comprendido y asumido... jeeeee...

      Nunca vas a entender, por lo que decís, el significado de 'patrón de estancia'. Y no me extraña: es una figura casi exclusivamente de mi país. Pero, bueno, tampoco es necesario, que entiendas todo, verdad...???

      La respuesta al último párrafo te la respondí en el segundo párrafo de este comentario. En cuanto a los límites, no son más que represiones 'encubiertas' que todos tenemos y sufrimos (aún los psicólogos)...

      Besos!

      Eliminar
  6. La pibada è mobile qual piuma la vento, muta d´accento, e di pensiero. Sempre un amabile leggiadro viso, in pianto o in riso, è menzognero.
    El duque de Mantua nos salió un tanto machista y tenía más cara que un piano, pero la idea, aplicada a casi toda la humanidad, es bastante real. Vamos, que cada uno va a lo suyo, y se justifica como puede.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡QUÉ RAZÓN TIENES ALUCINAITO; TODO EL MUNDO VA LA "LO SUYO"!





      Menos yo; ¡que voy a lo mío!;

      Eliminar
    2. ALUCINAITO: no entendí tu comentario pero como respondió primero BETULO (acá decimos que la gallina que cacarea es la que puso el huevo) supongo que tu comentario iba dirigido a él... jaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
  7. Lamento tu ruptura, pero coincido en que se veía venir. Ahora toca mirar hacia delante y seguir con tu vida proponiéndote nuevos retos y continuando con esas buenas notas universitarias. ¡Ánimo! Un abrazo desde Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es MARCOS L., tenemos que seguir respirando, porque seguramente mañana va a volver a salir el sol y la vida sigue. Por otra parte, ya lo tengo entre mis frases guía: LO IMPORTANTE NO ES LO QUE LA VIDA ME HACE, SINO LO QUE YO HAGO CON LO QUE LA VIDA ME HACE...!!!

      Besos!

      Eliminar
  8. Qué gran chico ese Luciano, Luckitas! En lugar de comunicártelo por email, sms, whasapp o lo que fuera, o peor aún: desaparecer sin decir nada, te lo dijo luego de haberte proporcionado el placer que vos buscas (o que él cree que vos buscás). Sinceramente, admirable!. Me alegro infinitamente por él, que está tratando de salir de una situación que - por lo que decís - le es incómoda, y sería bonito que pudiera superar esta etapa de confusión sin traumas permanentes. Espero que vos tengas grandeza de espíritu para dejarle ir o aconsejarle de la mejor manera si vuelve. En cuanto a vos, ya se sabe: un clavo saca a otro clavo y como bien decís: chiquitos con ganas que les rompan sus partes pudendas surgen como hongos cada día de lluvia y como polvareda durante la falta de agua. Y, además: "el que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen", "la cabra al monte tira" y "hasta la hacienda baguala, cae al jagüel con la seca". No por último menos importante: muchas felicitaciones por tus múltiples logros académicos!. Buenas noches y buen provecho. Daniel B.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tus palabras, DANIEL B. La actitud de Luciano es como la de cualquier chico que no la tiene del todo clara y que anda entre el 'quiero y el no quiero'. Ahora, si vuelve algún dia como vos decís, no creo tener esa 'grandeza de espíritu' para decirle que no... De carne somos...!!! jeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Pues sí, con este chico has sido lo más fiel que has podido en tus posibilidades... o bueno, desde que te leo, eso es lo que me ha parecido. Pero mejor para ti que puedas consolarte con otros por ahí jeje... aunque no sé cómo funciona eso del radar-gay... el mío es malisimo... a no ser que sea una 'loca' (total amanerado), no me doy cuenta si otra persona es gay o no... será quizás porque en mi adolescencia me reprimí esa parte de mí que hizo que ahora me cueste mucho funcionarlo. Vueltas que dan la vida... centrate en ti y en cosas productivas para ti antes... raro que yo diga esto con las cosas que a veces hago, pero es que es facil encontrar soluciones a los otros que a los propios... pues, porque no somos los que viviremos las consecuencias jeje..

    Saludos

    ResponderEliminar