jueves, 3 de diciembre de 2015

Depredador





La verdad que después de mucho tiempo, tengo que reconocer, que esta semana, me convertí en un verdadero 'depredador'. Siempre me jacté de que el sexo que tuve siempre estuvo impregnado de cierto sentimiento. Algunas veces, ese sentimiento fue profundo. Otras no tanto y algunas veces superficial, pero siempre hubo algún sentimiento de por medio. Ahora, lo tengo que reconocer. Tuve sexo por el sólo hecho de tenerlo. Simplemente, cogí por coger, sin sentimiento de por medio.

Todo fue porque como estaba 'al pedo' (sin hacer nada), al atardecer me fui para el trabajo de Mario. Al menos, podía conversar un rato con él y que me sacara la leche, porque andaba medio 'caliente' (excitado). Y como trabaja cerca de casa, fui caminando, porque el parque automotor aumentó tanto en la ciudad en los últimos años que se hace imposible conseguir estacionamiento en la zona céntrica. De paso, dejaba que mis ojos disfrutaran con algunos 'diositos' que a esa hora, pululan por ahí.

Mario trabaja en una especie de 'boutique' que vende ropas y calzados masculino pero de una moda 'rara', muy artístico y exótica. No sé, cosas que yo no me pondría ni que estuviera 'en pedo' (borracho): como camisas rayadas o cuadriculadas, de muchos colores llamativos o pantalones de dos o tres colores chillones o zapatos de cuero, tipo 'mocasín', también de diferentes colores combinados o no . Pero bueno, hay gente para todo y que le gusta vestir ese tipo de ropa y/o calzados.

Me atendió uno de los pibitos que vi en la casa de Mario, el primer día que fui. Aparentemente, aunque no me lo dijo, también trabaja ahí, pero no sé haciendo qué. Me dijo que Mario no estaba. Había salido no sabía adónde y tampoco sabía cuánto iba a demorar en regresar. De todos modos, me hizo pasar y me senté en un hermoso sofá a esperarlo. El pibito, vestido también estrafalariamente y acorde con la ropa que vendían, me atendió diligentemente, mariconeando todo lo que podía.

En ese momento, no había clientes y estábamos solos. Me preguntó si deseaba tomar 'algo', como café o jugo. Al principio le dije que no, que estaba bien y que esperaría solamente, la llegada de Mario. Pero como Mario demoraba y yo ya estaba cansado de estar sentado me puse a mirar la ropa y los calzados que estaban exhibiéndose. El pibito no sabía que hacer para entretenerme. Me mostró algunas prendas y me dio conversación. Finalmente, me volvió a ofrecer algo para beber.

Esa vez, acepté. Me dijo que la 'juguera' estaba en la parte de atrás y que si quería pasar porque seguramente estaríamos más tranquilos. Y como ya estaba algo harto de tanta espera, accedí a pasar. Allí y ante la ausencia de clientela, nos pusimos a conversar de 'bueyes perdidos'. El pibito se llama Gonzalo y tiene 18 años. Trabaja en la boutique desde principios de año que cumplió los 18 y conoce a Mario de hace bastante, aunque solamente son amigos 'sin derechos' ya que ambos son 'pasivos'... 

Y mientras me decía esto, me miraba a los ojos y también mi entrepierna y en un momento dado, cuando me sirvió más jugo, apoyó su mano sobre la mía. Me acarició los dedos, hizo un gesto con la carita y con la boca y se puso a mi lado. Con una de sus manos, me acarició la pija por sobre el pantalón, al tiempo que suplicante, me miraba en silencio. Yo lo dejé hacer sin decirle nada. El pibito se acercó y mientras me desabotonaba el pantalón, me besó suavemente el cuello y los labios.

Obviamente, no lo rechacé. Y, aunque el lugar era muy chiquito y no había nada para estar cómodos, nos acomodamos lo mejor que pudimos y terminamos transando y franeleando a fondo. El pendejito estaba más que caliente conmigo, pero ante la posibilidad de que llegara Mario o algún cliente y aunque la puerta de entrada, el pibito la había cerrado con llave, decidimos no desnudarnos totalmente. Solamente nos bajamos los pantalones y la ropa interior.

Gonzalo no es un 'diosito' ni se le acerca tampoco pero con sus caricias y besos, me hizo calentar. Así que en menos de un minuto, nos estábamos transando y franeleando. Gonzalo me sacó la pija afuera y me empezó a 'chupar' (felacionar) con ganas, al tiempo que me masturbaba. Mi pija se puso dura rápidamente y lo dejé hacer. Gonzalo se bajó los pantalones y los boxer y comenzó a 'pajearse' (masturbarse). Así estuvo un buen rato hasta que decidí darlo vuelta...

Gonzalo, antes de colocarse en la posición adecuada, me puso un 'preservativo' (condón). Después, se puso el gel que acompaña al preservativo y se recostó sobre la mesada del lugar, abrió bien las piernas, tomó mi pija re parada y la guió hasta su agujerito. No tuve muchos inconvenientes para penetrarlo, aunque el pendejito gemía a medida que le metía mi pija adentro suyo. Sus gemidos se volvieron más continuos cuando me empecé a mover acompasadamente, dentro de él.

Así estuve cogiéndolo un rato largo. La soledad y el silencio del lugar me gustaban. También, los gemidos del pendejito. Me gustaba sentir su culito apretado alrededor de mi pija llena de leche. Lo agarré de los pelos y le tiré la cabeza hacia atrás para terminar de metérsela. Después arrojándome sobre el cuerpo del pibito, le pasé los brazos sobre su pecho y tomándome muy fuerte de sus hombros, me ajusté a su forma y seguí penetrándolo más y más hasta empalarlo totalmente. 

Así me estuve moviendo adentro del pendejito que no cesaba de gemir. Antes de 'acabar' (eyacular), le saqué mi pija y el 'forro' (preservativo) y girándolo nuevamente, lo hice arrodillar frente a mí. Le puse mi pija dentro de la boca y moviéndome dentro de su boquita adolescente, terminé de arrojarle toda mi leche dentro de su boca, la que tragó y siguió lamiendo gustoso. Terminó haciéndose una paja de puro compromiso, porque ni siquiera, la pija se le había parado en todo ese tiempo. 

Eyaculó apenas un par de gotas de leche sin sacarse mi pija de adentro de la boca. Nos vestimos y volvimos a tomar jugo. Después, volvimos a la salita principal de la boutique. Ahí me dijo que me había disfrutado mucho y que si me gustaría repetirlo. Le dije que sí, que lo podríamos hacer seguido y en cualquier momento. Nos intercambiamos los números de los celulares y me despedí porque Mario había llamado y le había dicho que ya no volvería ese día, que él cerrara y todo eso. Estuve a punto de decirle que viniera a casa, estaba solo y mi calentura seguía, pero decidí que era mejor, no esperanzar al pibito en que esa relación podía continuar. Y lo bien que hice, por lo que sucedió esa misma noche pero que dejo para contar en mi próximo post... jeeeeee...





16 comentarios:

  1. Qué extraño todo! Cogen con condón y luego se dan a beber los jugos del instrumento protegido por tal adminículo! Para qué usan, entonces, tal adminiculo?. Saludos, Daniel B.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daniel B.
      No es extraño. El condón sirve para proteger la mucosa anal tan propensa a las heridas que se producen durante la penetración. No ocurre lo mismo, cuando se practica el sexo oral. El semen potencialmente infectado no tendría la misma incidencia de contagio entre la penetración anal y la bucal. Al menos, somos varios, los que tenemos entendido eso.

      Besos!

      Eliminar
    2. Tienes razón en lo de menor incidencia, pero no es nula y por lo tanto es un riesgo beber los fluidos corporales ajenos. Ademas, si en el extasis del beveraje el bebedor se arroba y muerde el instrumento del proveedor de bebida, tendriamos una herida como puerta de entrada al nefasto bichito. Vide: http://www.cdc.gov/hiv/spanish/risk/behavior/oralsex.html. Saludos. Daniel B.

      Eliminar
    3. Sí, en eso tenés razón que la incidencia no es totalmente nula. En cuanto a tomar la leche, puede llegar a ser peligroso, si el bebedor de la leche tuviera una herida sangrante en la boca o en alguno de los órganos del sistema digestivo hasta el estómago. Luego, el virus se muere o es destruido.

      Ahora bien, no hay peligro para el eyaculador si el que felaciona le produce una herida en la pija. Se entiende que el único transmisor del VIH es el semen y no la saliva. Así que por ese lado, al peligro desechalo.

      En cuanto a la incidencia del contagio, no hay algo 100% falible porque el mismo 'forro/preservativo/condón' da una seguridad del 99,99% pero queda un pequeñísimo margen del 0,01%. Claro que para evitar este riesgo nada mejor que lo que dicen los religiosos: NO TENGAS SEXO SINO ES EN EL MATRIMONIO (fiel, eso sí...) jaaaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
    4. Donde dice 'falible' debería decir 'INFALIBLE'... ;)

      Eliminar
  2. Comenzando por el principio debo decir que creo que obviamente estas ampliando tus horizontes, no solo por la edad sino también por las apariencias. Te sigo desde tus comienzos como te comente, y son rara/nulas las veces que contaste alguna entramada con un "NoDiosito" jajjajaaaa
    Me parece totalmente correcto tu accionar, es decir, cada uno hace lo que se le plazca jajjaaaaa... Lo que me llama la atención es la promiscuidad que tienen los pibitos, apenas con 18 años, y ya te invitaba a pasar al fondo para tomar algo, y mas aun sabiendo que tuviste "algo" con su amigo.
    Por lo menos el pibito te puso el forro, no me hubiera extrañado la propuesta de hacerlo sin protección por parte de él, se encuentra cada cosa por la calle..
    Saludos Lu!!! Beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emi:
      Lo de la promiscuidad entre los pibitos es proverbial. Ellos no creen en la posibilidad de un potencial contagio del VIH o de cualquiera otra ETS. Este al menos, previene cualquier cosa usando 'forro' pero esa conciencia creo que la tiene porque es un gay asumido.
      Te puedo asegurar que no pasa lo mismo con los gaycitos 'tapados' como los pollitos que cogen entre ellos y con algunos de nosotros y no usan absolutamente nada pensando (como yo) que al hacerlo entre 'amigos' la posibilidad de contagio es nula... jeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  3. Buenas!! me estas queriendo decir... con los de "adentro" todo bien, con los de afuera nos "cuidamos" porque no los conocemos de la misma manera... ?? jajajaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo así Emi... Como dice el refrán: 'Más vale malo conocido que bueno por conocer'... jaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
  4. JAJAJAJAJAJA...¿depredador? ¡el viejo tigre vive de RECUERDOS, de tiempos pasados! esto no es de depredador, es de simple CARROÑERO; toma de lo que le dejan, aunque no sea de su agrado, se contenta/distrae/ENGAÑA con lo que encuentra que nadie más está disponiendo en ese momento.

    Si; cuando disponía de garras que le permitieran ser, verdaderamente, DEPREDADOR; despreció alimentar el corazón para contentarse sólo con la captura fría y VACÍA; retozar entre despojos, con el corazón marchito, es PATÉTICO.

    ResponderEliminar
  5. Jaaaaa... qué genio y figura BETULO...!!! Todo eso y muchísimo, pero muchísimo más...!!! Un auténtico arquitecto de su propio destino...!!! (o un colocador de ladrillos como te gusta llamarme...) A quién le importan los 'rótulos' si se está construyendo, verdad...??? A pesar de todo, la Vida me sonríe...!!! jaaaaa...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.youtube.com/watch?v=P6zcry-jgoA

      Eliminar
    2. Ojo, Betulo...!!! Esto se llama 'fijación' y sino cambiás estás a un paso del TOC...!!! jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
    3. Era consciente y quería poner un: "Me repito:" previo pero, al rebuscar el enlace en You Tube, tengo el PC infectado y constantemente me salen ventanitas, me olvidé.

      Y; ya puestos a recomentar, te pego una respuesta de un lector tuyo:

      "...los tres hemos tenido algún sustillo con las ETS, de hecho en el blog se narra una experiencia de Sergio. Curiosamente en los tres casos fue por dejarnos chupar la polla. Sí, el sexo oral también tiene sus riesgos. Afortunadamente, antibiótico, abstinencia temporal...".

      ¡NUNCA ESTÁ DE MÁS!

      Eliminar
    4. jejejeje... ¿Acaso no te ha quedado claro con mi entrada habitual "SI" chateamos?: "TOC...,TOC." ¡ME TIENES TRASTORNADO! todo se pega; dicen. Pero no es lo mismo entre como lo que dices tú y digo yo; entremedio, hay un CRI, CRI, CRI...

      Los "rótulos", los pusiste tú; yo, ¡sólo hice la distinción! por que, "...donde no hay distinción, hay confusión" que diría aquel sabio.

      ¡SE CONTRUYE CADA COSA...!:

      http://www.wordreference.com/sinonimos/chabola

      Eliminar
  6. Sin duda no fue tuya la iniciativa aunque la aprovechases a fondo.

    Una linda historia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar