lunes, 7 de diciembre de 2015

Primera vez.






Ese miércoles, ya era de noche cuando volví a casa. Los 'pájaros' (mis hermanos y el Tomi) no estaban o se habían ido. La verdad que nos duró poco anotar, en una pequeña agenda que tenemos imantada a la heladera, nuestros movimientos. La habíamos empezado a usar para señalar algunas de las cosas que faltaban. Especialmente a modo de recordatorio para los que íbamos al supermercado. Después, lo usamos para avisar de algunos de nuestros movimientos. Especialmente, los del Nachito.

Ahora, definitivamente, cayó en desuso. Las hojitas de la agenda siguen ahí pero ya nadie las usa. Otro imán sujeta los impuestos de la casa que de hace un tiempo a esta parte, se acumulan desordenadamente. Creo que desde que mi viejo los paga por medio de internet. Antes, lo hacía yo, cuando trabajaba para los Lucchessi, hacía 'bancos' y pagaba 'catraladas' de impuestos, servicios y sellados de diferentes documentos. Pero esa ya es historia.

En definitiva, todo este 'prolegómeno' para decir que en casa no había nadie... jaaaaa... Así que llegué, me 'despatarré' en el sofá y ahí me quedé pensando en la nueva experiencia y en mis 'primeras veces'. De afuera, todavía llegaban los últimos claros del día y toda la casa estaba envuelta en un silencio y una melancolía especial. Los recuerdos de las 'primera vez' volvieron a aflorar en mis recuerdos...

Mi primera vez con un 'diosito' del que estaba perdidamente enamorado. Mi primera vez con cada uno de los 'diositos'. La primera vez con una 'minita'. La primera vez como pasivo. Mi primera felación. La primera vez que lloré por un pibito. La primera vez que encaré una relación pensando que iba a ser para siempre. Mi primera vez con un 'viejo' (madurito). Mi primera vez con un pibito chiquito. La verdad que eran tantas las primeras veces que era imposible recordarlas a todas...!!!

Pero, esta, con Gonzalo, era la primera vez que tenía sexo por tener sexo. Es decir, que además de tener sexo por tener sexo, fue con un 'no diosito' y sin ser amigo ni nada. Sin llegar a sentir nada por ese 'pibito'. Solamente para calmar mi excitación y la suya. Es casi instintivo, eso de tener sexo por el solo hecho de tenerlo. Una 'animalada'. Igualmente, gocé mucho a ese gaycito que no solamente me sacó la calentura sino que también me sacó algunos prejuicios...

Ensimismado en mis pensamientos casi no escuché el zumbido de mi celular. Estaba puesto en la función 'vibrador' y no sé por qué. Lo escuché de casualidad porque contrariamente a lo que hago cuando estoy solo en mi casa, no encendí la tele o la radio o la compu para que el silencio no me apabulle. Esa noche de miércoles, no encendí nada y de allí que escuché el zumbido del celular. Del otro lado, me llegó la voz de Luciano, preguntándome por donde andaba.

Le respondí que estaba en mi casa y le pregunté que necesitaba. Me contestó que quería 'hablar' conmigo y si podíamos ir a algún lugar tranquilo. Le dije que sí, pero que pasara por casa, que estaba solo y que si venía alguno de los pájaros, iríamos a mi dormitorio. Luciano accedió y me dijo que enseguida llegaría. La sola idea de volver a estar solos con Luciano me subyugó. 'Al toque' (rápido) le mandé mensajes de whatssapp a los pájaros preguntándoles donde estaban y a qué hora regresaban.

Las respuestas me llegaron también 'al toque'. El Nachito estaba con mi vieja y como al día siguiente no iba al colegio, se quedaba a dormir en la casa de mi abuelo. El Tomi me dijo que estaba en la facultad y que iba a volver 'tarde'. El boludo del Tato me dijo que estaba cogiendo y que me olvidara de él, si andaba necesitado de que alguien me cogiera... Qué pelotudo importante, por favorrrr...!!! Así dadas las cosas, encendí algunas luces y me tomé algunos tragos, mientras esperaba a Luciano.

Luciano llegó al rato. Al principio, hablamos boludeces como para ir rompiendo 'el hielo'. El alcohol terminó de ambientar todo. Nos aflojó las lenguas y extinguió las pocas inhibiciones que podíamos tener. Claro que la desinhibición, llegó después de las palabras impensadas y sorpresivas de Luciano, quien después de muchas vueltas, idas y venidas, balbuceos, titubeos y silencios, me dijo que había decidido dar por terminada su experiencia bisexual.

Yo al principio lo escuchaba atentamente, sabiendo de antemano, adonde iba porque ya me lo había dicho. No con tanto ceremonial como en ese momento, pero sí me había dicho, que estaba muy confundido y que quería que dejáramos lo 'nuestro' (como si fuera tan fácil, apagar el sentimiento que yo tenía o sentía por él). Acepté 'dar un paso al costado' (apartarme de su camino) para dejar que él experimentara lo que quería pero no le veía el sentido a volver a escuchar sus argumentos.

Igualmente, no le dije nada y lo dejé hablar. No lo interrumpí ni tampoco lo intenté. Contrariamente, a lo que me había dicho hacía algunas semanas atrás, Luciano daba por terminada su experiencia bisexual pero no conmigo, como lo pensé al principio, sino con las 'minitas' con las que salía. Me admitía su 'bisexualidad' pero admitía que sopesando ambas 'orientaciones' se sentía más atraído física/afectiva/sexualmente por mí que por cualquier otra pibita, casi en una proporción de 80 a 20. 

Y eso, es mucho decir...!!! Así que después de semejante declaración y de ponerse a llorar, primero por él porque no entendía lo que le estaba pasando, después, por las heridas que podía haberme infringido y pedirme perdón por sus comportamientos y actitudes negativas, decidimos seguir adelante con nuestra relación homosexual. Y a partir de ese momento, se renovaron las 'primeras veces' en mi vida y en la de Luciano, como individuos y como pareja. Hicimos tantas cosas por primera vez que es de no creer. Rompimos todos nuestros obstáculos, prejuicios y todos los tabúes que teníamos y pudimos disfrutarnos como nunca nos habíamos disfrutado. Obvio que nos ayudó el hecho de que estábamos solos y todo eso. Comenzamos, definitivamente, una nueva etapa y por primera vez, al menos con Luciano, decidimos ser una verdadera 'pareja' con todo lo que eso implica. Y esas 'primeras veces' dieron lugar a otras 'primeras veces', situaciones que fuimos desarrollando y que vamos disfrutando (y estudiando y sopesando y evaluando) sobre la marcha y que van a dar lugar a muchas otras tantas 'primeras veces' y a nuevos posteos que ya voy a escribir en breve... Mientras tanto, paciencia...!!! jeeeeee...








9 comentarios:

  1. Si era de noche el miércoles cuando llegaste a casa y te pusiste a recordar todas tus primeras veces, calculo que sería sábado cuando hablaste con Luciano. Está muy bien ser preciso con el tiempo.
    En cuanto a Luciano, la verdad es que, aunque te has quejado bastante de su forma de ser en posts previos, aquí estuvo para comérselo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaaa... es verdad, Luciano, cuando quiere, está para 'comérselo' así al natural, sin ponerle sal ni nada...!!! En cuanto a mis recuerdos, fueron solamente 'flashes'... jeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  2. Qué pena me da este retroceso en el avance hacia la "normalidad" de Luciano! Confiaba en que vos lo apoyarias, pero veo que seguis a pie juntillas "a rio revuelto, ganancia de pescadores", cumpliendo con lo que habías anunciado en un comentario de hace unos dias. Ruego a todos los demiurgos, espero, me ilusiono con que Luciano vuelva a encauzarse por la buena senda, como lo está haciendo el Sebi, je je je. Disfrutalo... mientras dure. Un abrazo, Daniel B.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que no entiendo por qué pensaste en que yo apoyaría a Luciano si iba en contra de mis intereses... Estoy muy pero muy lejos de la 'filantropía'... jeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  3. Dicen que todo tiene su primera vez, y que la adolescencia está sobrecargada de primeras veces, pero te aseguro que no tiene la exclusiva... Mi vida también sigue llena de primeras veces y ya tengo un poco lejos la adolescencia...

    Me encanta que Luciano se haya decidido por ti.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josep:
      Coincido y celebro con vos de que la Vida te siga preparando 'primeras veces'. Lo que pasa que tenemos una diferencia 'abismal' entre nosotros: yo uso mi tiempo para disfrutar 'diositos' y vos usaste mucho de tu tiempo para disfrutar de tu familia. Igualmente, disfrutá esas 'primeras veces' que la vida es una sola...!!! jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  4. Waiiiit a minute, tu primera vez como pasivo fue separada de tu primera vez como activo? Eso no fue lo que tenía entendido :v

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirá, por mucho que la pensé no me acuerdo bien, pero creo que la primera vez que fui 'pasivo', fue con el Sebi, aunque fue bastante después de haber sido el 'activo' en la relación que mantuve con el Sebi. Después, hice muchas veces de pasivo, aunque el rol que más me gusta y en el que me siento más cómodo, es en el rol de 'activo' aunque de tanto en tanto, me gusta sentir un buen pedazo de carne dentro mío, especialmente, si es de alguien que me gusta, más allá que sea un 'misil' como el de Juanma o un 'maní' como el del 'pollito'... jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
    2. Admito que el post que se me viene a la memoria es/era medio ambiguo, pero por como lo interpreté daba a entender la primera vez con el Sebi fue "ida y vuelta", por así decirlo, jajaja.

      Nada, te habrás pasado de poético porque era parte de todo un post en el que contabas todo el nacimiento y principio de tu relación con el Sebi, y/o yo entendí cualquiera, ni que tuviera tanta importancia.

      Rompebolas por naturaleza (y profesional ahora, lel), out!

      Eliminar