domingo, 17 de enero de 2016

Premeditación y alevosía 2





El Juanma no se hizo ni rogar ni esperar mucho porque en menos de lo que yo pensaba, estaba ahí, en mi casa, conmigo. Le dije que estábamos solos y que fuéramos al dormitorio grande. Una vez ahí, me dediqué a 'franelearlo' (acariciarlo) por todos lados. Como buen 'hetero' no le gusta que lo bese en la boca, así que me dediqué a besarlo en el cuello y en la cara, comprometiéndome a no dejarle ningún 'chupón' (marcas de succión) que lo comprometiera con la señora.

Dicho esto, me dediqué a besarle el cuello y mientras le sacaba la camisa de trabajo que tenía puesta, le fui besando las tetillas, el pecho y el abdomen, férreo y musculoso. Cuando llegué al ombligo y para no arquearme demasiado, me arrodillé, le abrí el pantalón y rápidamente busqué dejar al descubierto su enorme y bestial pija. Sería que hacía mucho tiempo que no lo veía o aquella monstruosidad seguía creciendo sin prisa pero sin pausa...???

Apenas le bajé el pantalón y el bóxer, lo primero en aparecer fue la increíble 'cabeza' (glande) de la pija del Juanma, lo que salió al descubierto. A duras penas logré sostener aquello, que ya estaba erecto y expectante, necesitado del holocausto humano, del que pronto, yo mismo, sería el protagonista. Pero los planes del Juanma no eran iguales a los míos y antes de que tomara conciencia, ese enorme pijón, viajaba imperturbablemente hacia el interior de mi boca.

Prácticamente tuve que desencajar mi mandíbula para dejar entrar a la enorme pija del Juanma. A duras penas podía respirar y mi mandíbula me dolía de tanto que la había abierto. El Juanma me agarró de la nuca y empujó mi cabeza hacia él. Sentí que su glande se introducía más y más dentro mío. Apenas si podía contener las arcadas que eso me provocaba. El Juanma empujaba y empujaba en el vano intento que yo terminara tragando toda esa inmensidad cárnica que tiene como pija.

Yo no podía evitar que mis dientes rozaran su piel y erosionaran la piel de la pija del Juanma, que viendo que no conseguiría nada de aquella manera, se acostó en la cama y me dijo que se la chupara. Yo, obedientemente, le obedecí pero cuando estaba a punto de volver a meterme esa enorme pija en la boca, el Juanma me hizo girar y completamos un exquisito '69'. Con el Juanma debajo, la presión para meterme toda la pija en la boca era, al menos. no tan molesta y tampoco dolorosa.

Igualmente logré meter en mi boca gran parte de la pija del Juanma, a la que me dediqué a succionar con todo ahínco. El Juanma pugnó y pugnó para que terminara de tragarme todo ese misil que tiene entre las piernas, pero viendo que no era posible, se dedicó a disfrutar de la felación que le estaba haciendo y que dejaba mucho por desear, porque excedía a mis reales posibilidades, por mucho que el Juanma intentara para que yo me introdujera toda su pija.

Por otra parte, la pija me ocupaba toda la boca e inmovilizaba mi lengua. Así, mientras yo trataba de succionar y respirar simultáneamente, el Juanma me salivaba y chupaba mi agujerito y trataba de dilatarme con sus dedos. Los dedos del Juanma no son dedos, son una 'ristra' (unión) de chorizos. Uno solo de sus dedos, casi era del tamaño de la pija de Luciano, así que se pueden imaginar, que era lo que yo sentía, cuando me introdujo primero uno, luego dos y finalmente tres dedos en mi culito.

Creo que el telescopio Hubble no detectó tantas estrellas como las que vi yo en ese momento...!!! Que la re mil parió...!!! El ancho de uno de los dedos del Juanma son dos míos, así que tener esos tres dedos girando para un lado y para el otro, dentro mío, era una sensación de placer/dolor inigualable. El Juanma me hundía su mano llena de dedos/pijas hasta lo más profundo que podía y después los sacaba, me ensalivaba bien, me chupaba gustoso y saboreaba mi culito ya dilatado y relajado.

Claro que dilatado y relajado para recibir una pija normal pero no para hacer frente a esa 'pijota' terriblemente cilíndrica, recta, larga, ancha y dura, de la que iban a manar, no hectolitos, sino kilolitros de leche espesa, abundante, blanca y caliente. Cuando la calentura del Juanma y la mía, llegaron al 'climax' casi simultáneamente, yo, olvidando mi integridad física y no soportando más la espera, le dije al Juanma que me cogiera. Y mi pedido, no se hizo esperar.

El Juanma me corrió hacia un costado y me dijo que me acostara de espaldas y que colocara mis piernas bien abiertas, sobre sus hombros. Esto es lo último que vi porque al igual que nuestro 'ñandú' (especie de avestruz) cuando ve que está en peligro, esconde la cabeza bajo sus alas, creyendo que por no ver el peligro, éste no existe, yo cerré los ojos, pensando inconscientemente, que quizás así me dolería menos o resistiría más el dolor, cuyo recuerdo, grabado a fuego, permanecía en mi cerebro.

Pero una cosa es contarlo y escribirlo y otra muy diferente, es sentirlo. La consciencia táctil le informó a mi cerebro, que el enorme, monstruoso y bestial glande de la pija del Juanma, pujaba una y otra vez, tratando de vencer la resistencia de mis músculos del anillo anal. Al 'pedo' (inútil) tal resistencia. De tanto pujar y pujar, el glande del Juanma invadió mi interior ayudado por el gel lubricante que yo mismo me había colocado segundos antes.

Íntimamente, sentí como el mismo se abría paso en mi interior y como detrás de él, venía ese largo convoy de carne y leche, dispuesto a explorar los lugares más recónditos de mi culito y más allá también. El Juanma bufaba y pujaba cada vez con más intensidad y fuerza. Yo dejé de ver las estrellas para ser un mudo testigo del nacimiento del universo. Miles de millones de estrellas estallaban en mi cerebro y el ardor y el dolor realmente se hicieron insoportables.

Abrí los ojos y le dije al Juanma que se detuviera porque de seguir así me iba a romper algo adentro. Pero el Juanma me dijo que no había entrado toda y que le faltaba un poco nada más. A duras penas, moví una de mis manos para tantear la pija del Juanma y darme cuenta que faltaba bastante para que me entrara toda la pija. Le dije que se detuviera un segundo y me dejara tomar aire. El sufrimiento era intolerable cuando terminó de 'empalarme' por completo.

Juanma se jactaba de que ya me la había metido toda otras veces así que no entendía porque esa vez tenía que ser la excepción. La verdad que no lo sabía. Para mí, la pija del Juanma sigue creciendo aunque él no se da cuenta de que su pija aumenta de tamaño. Pensar en la señora del Juanma era una especie de consuelo para mí. Solamente pensar que esa pobre 'mina' tenía que aguantarse la pija del Juanma varias veces a la semana debía ser incomparable a lo que yo sentía en ese momento.

Igualmente le pedí al Juanma que no fuera ni muy rudo ni que tampoco le imprimiera mucha velocidad al ritmo de la cogida/follada, al menos al principio y hasta que me acostumbrara a tener a esa monstruosa pija dentro mío, saliendo y entrando continuamente, dilatando hasta límites inconmensurables mi intestino y rogando para que pronto terminaran esas ambivalentes sensaciones de dolor y placer, inentendibles para el que no está acostumbrado a sentirlo.

Y en medio de la calma que precede a la tempestad, es decir, en el segundo de descanso que el Juanma me dio para que me recompusiera, tomara aire y soportara sus embates, con una de sus manos me empezó a pajear a fin de que yo recuperara la excitación perdida. En el momento que el Juanma tiró mi piel hacia abajo y dejó al descubierto mi glande, su pija monstruosamente gigante también iniciaba un lento movimiento de retroceso para dar lugar, luego al avance desenfrenado, ocurrió lo que ninguno de los dos quería que ocurriera... (sigo mañana para no agotarlos de tanta verba literaria... jaaaaaa...)






18 comentarios:

  1. ¿necesitado del holocausto humano? ¿mudo testigo del nacimiento del universo? ¿largo convoy de carne y leche?
    Esto ha estado muy poético :)

    ResponderEliminar
  2. Jaaaaaaa... Mi 'verba' literaria va 'in crescendo', ALUCINAITO...!!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Lucky: Absolutamente genial! El mejor post tuyo que leido. Has hecho gala de un lenguaje de suprema riqueza visual. Ja ja ja! Cómo te gusta la pija, che!!!! Claro, siempre y cuando venga unida a "diositos". jo jo jo. Este relato sería escogido en primer lugar por los compiladores más exigentes de la literatura porno-gay del universo. Millones de felicitaciones para vos! y otros millones de gracias por el sacrificio que has hecho por brindar lo mejor de lo mejor a tus lectores, aunque sea sobre el culo más roto de la historia mundial. jo jo jo. Saludotes, Daniel B.

    ResponderEliminar
  4. Esto huele a que le dejaste "regalo" al Juanma; y huele MUY MAL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, BETULO, después de tanto nivel literario no me podés hacer ese comentario tan 'escatológico'...!!! jaaaaaa... No, nada que ver, frío, frío, frío... Mañana sigo contando...!!! jeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  5. Gracias, DANIEL B...!!!

    Sigo mañana...!!! jeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo18/1/16 0:44

      por faaaaaaaaaaaaaa! ja ja ja. Saludotes, daniel B,

      Eliminar
  6. Ok... esto fue traumatico, un desenfrenado y detallado uso del español para describir una situación aterradoramente placentera.

    Sabes, en la forma como lo describes podría ser hasta un nuevo deporte extremo, dios.

    Espero que haya salido mejor de lo que me imagino, por que en mi cabeza, después de lo descrito, solo imagino sangre y estado paraplejico.

    Un abrazo, Daniel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaaaa... Gracias por tus palabras pero solamente plasmé con palabras lo que sentí en ese momento (que no es fácil). Espero haberlo logrado.

      Besos!

      Eliminar
  7. Anónimo18/1/16 1:02

    Tres posibilidades:

    1) Te desgarró el culo y empezó a manar abundante sangre y tuvieron que suspender.

    2) Abrió la puerta el Luciano que se adelantó en llegar y te reprochó: "me mandás a la pileta y te hacés romper el culo por el empleado, desgraciado" jajaja.

    3) Abrió la puerta la mujer del Juanma y exclamó: "No te alcanza conmigo que además tenés que limarle el buje al hijo del patrón" jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anduviste cerca de como se desenvolvió el tema. Fue Luciano el que interrumpió todo pero no con la inmediatez que suponés... jeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  8. Anónimo18/1/16 8:39

    Bueno, si fue Luciano y tanto te gustan los dos, cuestión de proponerle a Luciano que tenga su primer trio.
    abrazo y esperamos la última parte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noooooo...!!! Con el culito redondo, paradito y compacto de Luciano, lo más seguro es que me lo parta al medio. Además todavía es chiquito. Mejor lo sigo disfrutando yo como hasta ahora y voy a hacer, como dice el refrán: 'cuando no hay pan (léase Luciano) buena son las tortas' (léase Juanma)... jeeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  9. anonimoentrerriano18/1/16 13:41

    La casa del campo saca al mejor luciano. Todo sexo y placer. Te quiero siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ANONIMOENTRERRIANO...!!! La casa de campo tiene ese no sé qué, que nos permite exteriorizar todo lo que sentimos y queremos (claro que ayuda mucho, la soledad y todo el entorno del lugar)... jaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
  10. Buenas Lu!!
    Que ganas de sufrir tenes jajajaaa.. Las pijas grandes son lindas para mirarlas/chuparlas, para que penetren yo me buscaría una normal, aunque vos sos un goloso de aquellos jajajaa..
    Cuanto tendrá de pija el juanma?? 20x7? mas?
    Saludos Lu :D

    ResponderEliminar
  11. EMI:

    Viste como algunos pajaritos quedan hipnotizados enfrente de una víbora...??? Bueno, la misma fascinación, ejerce la pija del Juanma sobre mí. Es algo tan extraordinario para ver, gustar y gozar que no puedo quedarme indiferente y mantenerme al margen.

    En cuanto al tamaño te quedaste corto por 10 cm. La pijota del Juanma le mide fácil 30 cm x 7 u 8 cm. Con decirte que cuando se le para, apretada contra la pierna, le llega un poquito por arriba de la rodilla... Y nosotros que decimos que los negros la tienen 'grande'... por favorrrrr...!!! jaaaaaa...

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Hola Lucks!! Que locura la tuyaaaaaa, es verdad q una pija así seduce, pero solo para chuparla y chuparla solo, sin q te esten agarrando de la nuca a la fuerza. Tuviste suerte q se interrumpiera ese acto xq ibas a terminar sangrandooo e ibas a parecer una mina como cuando menstrua...
    Coincido con los otros lectores, te luciste muchoo en la escritura, me hiciste exitar leyendo y al mismo tiempo se me bajaba la pija al leer cosas como "holocausto humano" jajajaja pobresito de vos...
    Que hijo de puuu es Betulo JAJAJAJAA me mato su comentario aunque lo habra dicho sin pensar xq me imagino q si coges con alguien q tiene semejante miembro te haces un enema postaaaa o no???? saludos -juan

    ResponderEliminar