miércoles, 13 de abril de 2016

Ilustres conocidos 1





Días pasados me encontré de casualidad con el 'Capo di Tutti Capi'. Iba caminando junto con un 'hermano' religioso que pertenece a la congregación que dirige el colegio donde cursé todos mis estudios primarios y secundarios. Ambos habían ido a hacer un trámite bancario y nos encontramos imprevistamente en la calle peatonal. Los dos me reconocieron rápidamente y luego de los saludos iniciales, el Capo di Tutti Capi me dijo si podía pasar por el colegio, ya que deseaban hablar conmigo. sobre una 'vacante' que se había producido y que ellos estaban interesados en ofrecerme.

Obviamente, les dije que sí y que nos veríamos al día siguiente, a media mañana. Y eso fue lo que hice el viernes. Aparentemente, el Director General actual, está con 'licencia' por enfermedad. Le están aplicando 'quimio'. Y aparentemente, como no tiene nada bueno, quieren estabilizarlo antes de hacerle una cirugía. El tipo aguantó todo lo que pudo hasta que tuvo que pedir 'licencia' por enfermedad. Lo reemplazó un profesor del colegio, pero luego de muchas idas y venidas y como el tipo no 'daba pie con bola' lo sacaron y pusieron en su lugar al 'Capo di Tutti Capi'.

Y como para darle mayor institucionalidad al tema, la congregación que tiene sede en Buenos Aires (cuándo no) envió al 'hermano' Reinaldo, en calidad de veedor de este proceso. El hermano Reinaldo tuvo una 'destacada' actuación como Director de Estudios y Orientación, durante la época en que yo cursé el nivel primario. Después lo trasladaron y ya no se supo más nada de él hasta ahora, aunque sí se habló (mejor dicho se rumoreó) sobre este 'hermano' y algunos comportamientos 'non sanctos' que tenía con algunos chicos de los últimos años de la primaria y los primeros de la secundaria.

Con algunos de ellos, seleccionados entre los más bellos, simpáticos y confiables, se mostraba 'más que afectuoso' y recurría a todo tipo de 'mañas', para quedarse a solas con esos chicos. Qué era lo que en esos momentos pasaba...??? Bueno, nunca nadie dijo nada porque todos los 'seleccionados' sabíamos que éramos 'especiales', que no debíamos decir nada a nadie y 'entregarnos' mansamente a los deseos del representante de dios en la Tierra. Claro que por el hecho de 'pertenecer' a esa élite, teníamos o gozábamos de ciertos 'privilegios' que el resto de los alumnos no tenía.

Con los primeros 'reclutados', al principio del 5º grado, se mostraba cauto y reservado. Dejaba que el chico se fuera acostumbrando a sus muestras de 'afecto', cada vez más profundas e impúdicas. Su cargo de 'director de estudios y orientación' le posibilitaba estar en contacto con todos los de 5º, 6º 7º grados de la primaria (10-11-12 años) y 1º, 2º y 3º (13-14-15 años) de la secundaria. Su accionar era lento y cuidadoso pero al final de 5º grado ya estábamos todos acostumbrados a sus caricias, al final de 6º veíamos 'natural' sus 'tocamientos' y a finales de 7º ya estábamos 'listos' para ir 'más allá'...

Durante el 1º, 2º y 3º año de la escuela secundaria, supongo (estábamos separados físicamente, ya que teníamos clases en diferentes edificios) que todo se acentuaba más. El edificio de la escuela secundaria estaba en el mismo lugar que en donde estaba la residencia de los 'padres' (sacerdotes) y 'hermanos' (religiosos), pero no supe más nada, ya que a partir de mis 13 años, fui abandonado por el hermano para su satisfacción sexual, por un hecho totalmente fortuito e inesperado que ocurrió unos meses antes, pero que no, por evitarlo, me impidió quedar 'marcado' para siempre.

Aún así éramos un considerable número de pre y adolescentes que 'servían' para que el 'hermano' Reinaldo, satisfaciera sus deseos sexuales más abyectos. Y nosotros, inocentes 'pibitos' totalmente engreídos, nos jactábamos de pertenecer al 'círculo íntimo' del 'hermano' Reinaldo, como si aquello fuera una especie de 'logia secreta', donde todos sabíamos de la existencia del 'otro' pero que muy pocas veces compartíamos simultáneamente lugar y tiempo (a excepción de algunas 'salidas especiales' que hacíamos juntos, los de 7º grado, junto a los de 1º, 2º y 3º año de la secundaria.

Vale la pena aclarar, que otro hubiera sido mi destino, si el 'hermano' Reinaldo, ya en pleno 'avance' sobre mí, hasta ese momento, limitado a caricias impúdicas y tocamientos, no hubiese tenido la idea que tuvo. Entusiasmado por la llegada del fin de año y la posibilidad de 'gozar' en el viaje de egresados de la escuela primaria, de todos los muchachitos 'seleccionados' de 7º grado, decidió para la 'celebración' de fin de año, teatralizar la vida de Jesús. Por mi belleza exterior, mi forma de ser y por ser el 'preferido' de 7º grado del 'hermano' Reinaldo, éste me dijo que yo sería Jesús.

Y hacer de Jesús me salvó. Para el 'hermano' Reinaldo, nosotros, los 'seleccionados', éramos sus 'diositos': 17 varones de 63 fuimos los 'elegidos' de 7º grado, para protagonizar la 'celebración' de fin de año. Seríamos los emergentes en la vida de Jesús y yo representaría al mismísimo Cristo. El resto sería el 'relleno' de la historia. Cuál sería el costo que yo tendría que pagar por ser Jesús...??? Solamente dios lo sabía. Hasta ese momento, ser el 'preferido' del 'hermano' Reinaldo no me había costado más que soportar sus manoseos y tocamientos. Pero, la Vida torció mi historia...

El 'hermano' Reinaldo se tomó tan en serio mi papel que dejó de verme a mí para ver al 'verdadero' Jesús hecho niño. A partir de ese momento, en el que personifiqué a Jesús, el 'hermano' Reinaldo abandonó todos los 'avances' que venía haciendo conmigo. Fui el único. El resto, los 16 de 7º y no sé cuántos de los otros grados y años, lo siguieron padeciendo hasta que fue trasladado a otro colegio. Toda una historia de la que, entre nosotros, se rumoreaba mucho pero no se hablaba ni se denunció nunca nada. Nadie nunca denunció nada y el 'hermano' Reinaldo estaba seguro entre 'sus' chicos.

Ahora, después de 10 años, volvía a aparecer en mi vida y quizás en la vida de muchos otros 'nuevos' chicos 'seleccionados'. Conmigo y hasta donde llegó, siempre se portó más que bien pero no puedo decir lo mismo de todos. Se corrieron muchas 'bolas' (rumores) pero nunca fue más que eso y siempre entre nosotros, sus 'seleccionados'. Que el 'hermano' Reinaldo era el 'macho' de los más chicos pero la 'hembra' de los más grandes, era 'vox populi' entre nosotros, 'sus' chicos. Hasta que todo terminó el día que lo trasladaron y el 'hermano' Reinaldo desapareció de nuestras vidas, al menos de la mía, hasta ahora, que vuelve a aparecer. Él y yo estamos más viejos. Probablemente, tenga buenos recuerdos míos por eso el ofrecimiento del trabajo. O quiera volver a comenzar su 'hobbie' con otros 'pibitos' y yo sea la llave de una puerta que lo lleve a ellos. Quizás, esta sea una oportunidad que me pone la Vida, para hacer 'algo' que le ponga fin a las andanzas de tan malévolo personaje que seguramente incidió en mi vida (y en la de muchos otros) e hizo que yo fuera quien soy. No sé si voy a poder, pero quién sabe, ya lo dice el refrán: 'nunca es demasiado tarde'... jeeeeee...






22 comentarios:

  1. Desgraciadamente esta tremenda historia me resulta muy cercana y familiar, ya di cienta de ello en su momento. Es una verdadera lacra de la que muy pocos colegios religiosos escapan de tener uno o más profesores tan perversos. En mi caso - sin la menor duda - sí marcó en muchos aspectos mi vida para siempre, y si me lo permites, creo que en la tuya de algún modo u otro también. Tú mismo lo confiesas al final:" las andanzas de tan malévolo personaje que seguramente incidió en mi vida (y en la de muchos otros) e hizo que yo fuera quien soy."
    Grave dilema el que se te presenta al volverte a encontrar a este personaje, más si cabe, en un entorno laboral. Supongo que lo desarrollarás en tu próxima entrada. En mi caso, si volviese a encontrarme al hermano Claudio (Los Maristas) estoy seguro que sabría muy bien qué decirle y cómo actuar con él.
    Magnífico post.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás JAVI DUBOIS, sea porque vos te animaste a escribir. O quizás también porque había pensado que todo aquel momento lo había podido sepultar. El traslado del hermano Reinaldo primero y el tiempo transcurrido después me hicieron creer que era una 'cosa juzgada', pero me equivoqué. Reapareció el tipo y volvieron a surgir todos los recuerdos: los buenos, los regulares y los malos.

      Y sin dudas que me hizo más mal que bien, porque la sola presencia del tipo en mi vida actual sigue influyendo sobre mí y molestándome como lo hacía hace ya más de 10 años. Y el autoanálisis de la psicología no sirve o al menos, no le puedo encontrar el lado que me sirva.

      Besos!

      Eliminar
    2. Luc, me animé a escribir en mi blog pensando que lo hacía sólo para mí como una especie de diario personal y porque ya no podía más de tanta angustia y ansiedad.
      Te tengo bastante aprecio y me consta que eres un chico preparado e inteligente, seguro que sabrás analizar la situación y decidir lo que más te conviene. Lo que sí veo como una gran putada(contratiempo)es que hayas vuelto a encontrártelo precisamente ahora cuando te ofrecen una oportunidad laboral. Por eso te decía lo del dilema que se te presenta..
      Luc, lo grave de mi caso es que por cosas muy duras que sufrí aún más niño (no corresponde ahora sacarlas en tu casa) creía que me merecía ese castigo, que debía pasar por eso porque ésa era mi naturaleza: ofrecerme y callar.
      Por eso te entiendo perfectamente.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Nunca en todos estos años contaste esto... O por lo menos no recuerdo haberlo leido... Honestamente no sabria q decirte, mas q debunciarlo si es necesario. Vos sabes lo q viviste, si incidio o no en tu vida no lo se. Pero para algunos chicos estoy seguro q no les debe haber gustado pagar ese precio a cambio de beneficios. Si t interesa escribime al mail y te cuento una historia (no mia) q hoy esta en el juzgado y que la vivio alguien q conozco. Abrazote y cuidate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es NOSTRA, nunca conté los 'lados oscuros' de mi vida (que también los tengo y son muchos). No los conté porque como dije en mi comentario anterior pensé que todo eso estaba sepultado y ya no me haría más daño del que me hizo. Pero ya lo dice el dicho popular: 'nunca digas nunca'. El 'hermano' Reinaldo volvió a aparecer en mi vida y volvieron a surgir simultáneamente los malos recuerdos y mis 'fantastmas'. Y por más que sé positivamente que no hice nada y que yo no fui el culpable de nada (ni yo ni los otros) toda esta situación me agobia y me supera.

      Besos!

      Eliminar
  3. Yo tampoco conocía esta historia. Ese tipo sólo merece denuncia. Podrías escribir al Papa Francisco, ya que es paisano y parece sensible a estos temas. Un chico español que pasó por una historia similar lo hizo hace unos meses, salió en la prensa por acá. Yo estudié en un colegio religioso también y por suerte no pasé por eso, ni supe nunca de nadie que lo hiciera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie la conocía ALUCINAITO. No la conté en ninguno de mis blogs (ni siquiera en el comienzo). Creí que 'lo pasado, pisado' y comencé a contar desde donde creí que me interesaba pero me olvidé aquello de que 'lo que tiene el árbol de florido, es por lo que tiene sepultado'.

      Y tengo mucho sepultado que dio vida a este 'chico' que soy hoy. Lamentablemente, con el 'hermano' Reinaldo vuelven a aparecer recuerdos y fantasmas que me modelaron y que se reflejan en el hombre que soy hoy.

      En cuanto a denunciarlo no sé. Creo que me haría más mal que bien e incluso arrastraría a otros que quizás al igual que yo sepultaron todo eso y no estén dispuestos a revivir aquellos momentos ni que se sepa públicamente que sucedió con ellos.

      Creo que el delito del 'hermano' Reinaldo, como tantos otros en el mundo, quedará sin castigo. En fin...

      Besos!

      Pd. te dejé un mensaje en tu skype... ;)

      Eliminar
  4. Me parece muy interesante que nos cuentes esta parte oculta de tu vida. Aunque me eduqué en un colegio de "hermanos" religiosos nunca tuve una experiencia de este tipo, pero he sabido que sucedían cosas como pequeños tocamientos a los que esos religiosos sometían a algunos de mis compañeros. El caso más grave lo sufrieron algunos de mis compañeros que fueron víctimas de uno de los profesores que se los llevaba a su dormitorio les quitaba la ropa, los acariciaba, aunque no me consta que llegara a las penetraciones. Eso pasó cuando teníamos entre 11 y 14 años, cosa que se destapó cuando ya teníamos 16... Con dos de sus víctimas, compañeros de mi clase, he mantenido una relación amistosa con posterioridad, y con uno de ellos mantuvimos algunas conversaciones explícitas sobre este hecho.

    Son muchas las preguntas que le hice. Mi amigo, huérfano de madre desde muy pequeño y cuyo padre nunca supo compensar esa carencia, se confesaba falto de cariño y le venía muy bien que alguien le tratara con "mucho cariño", pero confesaba que lo pasó muy mal cuando descubrió que no era exactamente "cariño" lo que en realidad le estaba dando ese hombre. Con él compartí parte de mi vida universitaria, y supe de su homosexualidad con posterioridad cuando ambos estábamos a punto de acabar los estudios universitarios. Nunca hablamos de ello, aunque nos seguimos viendo durante años. Tampoco yo le hablé de mi sexualidad. Murió del VIH como su pareja que había muerto poco tiempo antes que él.

    A pesar de la muchas preguntas que le hice, también hay muchas más que quedaron sin hacerse. Una de ellas me sigue rondando por la cabeza que es saber hasta que punto se han visto condicionadas tus preferencias sexuales por estos hecho. Entiendo que, ni en tu caso ni en el suyo, eso fue un hecho inocuo, como bien apuntas al decir "que seguramente incidió en mi vida (y en la de muchos otros) e hizo que yo fuera quien soy". Me gustaría que pudieras aclararlo en su momento al hilo de los "fantasmas" que se despertaron con ese desafortunado reencuentro.

    Me sumo a las palabras de @javi dubois: "Te tengo bastante aprecio y me consta que eres un chico preparado e inteligente, seguro que sabrás analizar la situación y decidir lo que más te conviene." No sabría decir que es lo mejor, aunque intuyo que se debería conseguir alejar para siempre a ese "malévolo personaje" de los niños y de su educación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola JOSEP, lamento lo de tu amigo pero creo que estas 'experiencias' que uno vive de chico, cada quien la va arrastrando por la vida y terminan influyendo o afectándolo de alguna manera.

      Por ahora la presencia nuevamente de la figura del 'hermano' Reinaldo me está afectando más de lo que yo creía. Lamento tener que lidiar con esto que aparentemente tenía sepultado y olvidado.

      Besos!

      Eliminar
  5. A ese tipo de personas hay que cagarlas matando aunque uno vaya preso, así de simple. Abrazo, che.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posiblemente sea así como vos decís y no se merezca otra cosa que la muerte. Pero por extraño que parezca no se la deseo al 'hermano' Reinaldo. Ni ese ni ningún otro mal tampoco. Solamente quisiera creer que dejó de hacer lo que nos hizo. Será que desarrollé algo así como el 'síndrome de Estocolmo'...???

      Besos!

      Eliminar
    2. Un abusador nunca deja de abusar, eso deberias saberlo.

      Eliminar
    3. No te creas MARCUS... las 'cosas' en general no son iguales que hace 10/15 años atrás. Los 'pibitos' de ahora están mucho más prevenidos en cuanto a ataques sexuales no violentos. Al menos ya no podés acariciar ni tener demostraciones de afecto cercano con los pibitos. El mismo colegio o el pibito te lo advierten permanentemente. No por esto dejarán de existir este tipo de abusos pero seguramente, los abusadores, tendrán muchos más cuidado y tomarán muchas más precauciones antes de hacer nada, ante la posibilidad de verse envueltos en un verdadero quilombo.

      Besos!

      Eliminar
  6. Hola Lucks, Tenia la pc rota, extrañe leerte, xq siempre es un gusto saber de vos. Cuantas cosas pasaron, empezando por Luciano que mucho no me sorprendió xq se sabia que era re bipolar jajaja aun así me sigue cayendo bien. Con respecto a este post, estoy maravillado, ss una caja de pandora!!!! todo sucede por algún motivo, y como decís al final, quizá seas vos el que ponga fin a las andanzas del malevolo Reynaldo. Es una realidad cruel, triste e injusta que llena de impotencia y bronca a los pocos padres que se enteran de lo que pasaron sus hijos en el colegio y ni hablar de los chicos como vos que quedan marcados para siempre por culpa de un sicopata pervertido.... saludos -juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola JUAN, gracias por escribir. No es que yo sea una caja de Pandora, lo que me sucede quizás no le suceda a todos pero a 'otros' le pasarán otras cosas y así sucesivamente. Todo esto es propio de la Vida. Es señal de que 'vivimos'... Por ahí a algunos como a mí nos tocaron ciertas circunstancias 'particulares' pero te vuelvo a repetir, creo que es parte de la vida misma. Este tema la verdad que me supera por ahora y a medida que lo voy pensando, veo que fue (es) una verdadera 'bola de nieve', a medida que va recorriendo recuerdos se va haciendo más grande y cada vez más ingobernable hasta el punto que no sé como hacer para encauzarla y ponerle fin.

      Besos!

      Eliminar
  7. p/d: hay dos lineas que no las comprendo, la primera cuando contas que por ser jesus no tuviste solo q soportar sus manoseos pero que la vida torció la historia, osea??? hubo sexo explicito? y en la segunda linea contas que se terminaron los avances sexuales, no se entiende si fueron manoseos o algo mas grave, Disculpame que pregunte, si no queres especificar, sentite en tu derecho. -Juan

    -*no me había costado más que soportar sus manoseos y tocamientos Pero, la Vida torció mi historia...

    -*A partir de ese momento, en el que personifiqué a Jesús, el 'hermano' Reinaldo abandonó todos los 'avances' que venía haciendo conmigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JUAN:
      No te lo voy a responder por acá porque hay detalles que tendría que saltear y no entenderías bien todo lo que pasó. Ante mi anonimato casi total, puedo contar lo que me pasó y aunque me da mucha vergüenza, quizás me haga bien hacerlo. Casi desde siempre pensé que escribir todo lo que me pasaba algún día me serviría para entender mejor algunas cosas y este es un capítulo de mi vida que opté por ocultar y quien sabe, si no lo tendría que haber mostrado hace mucho, porque creo realmente, que toda mi vida se construyó a partir de mis 10/12 años aproximadamente. No sé si fui claro porque este tema me confunde, supera y también inhibe.

      Besos!

      Eliminar
  8. Te hago un mail...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, NOSTRA... Lo espero...!!!

      Besos!

      Eliminar
  9. Hace tiempo me enteré que un tío (hermano de mi madre) había tenido un escándalo con su ex-mujer por haber "tocado" de más a su hija. Eso despertó recuerdos que creí olvidados, no logro comprender cómo es que pasan este tipo de cosas. Me asusta por mis sobrinos a los que amo, sobre todo el hecho de que puede pasar el tiempo y probablemente jamas te enteraras de lo que pasó, al menos yo jamás dije nada y seguramente jamás lo haré.

    Creo que debemos sentirnos orgullosos de haber crecido sanos y llevar una vida "normal".

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son los secretos inconfesables que tiene la Vida misma, LYSS y de los cuales muchos salen a la luz y otros no y de los que nos vemos más o menos influenciados y que son los culpables de forjar nuestra personalidad. Muchas veces permanecen ocultos en la oscuridad y el mayor de los ostracismos y otras veces, como en mi caso ahora, afloran por una cuestión nimia y terminan afectando tu desenvolvimiento como persona.

      Besos!

      Eliminar