jueves, 26 de mayo de 2016

Desgranamiento





Tendría que haberlo adivinado o intuido, pero esta vez, me falló la 'intuición' o esa 'capacidad' de la que hablé en el post anterior a este. La invitación extra oficial me llegó el lunes, por medio de un 'wsp' (mensaje de whatsapp). Me lo enviaba Caio y como en ese momento estaba ocupado con un chico en el gabinete, no lo leí hasta casi el mediodía. Al mediodía, me habló la madre de Caio, por el mismo motivo: invitarme a un asado que hacían el martes 24 a la noche, vísperas de feriado.

No sería una cena entre amigos como yo supuse al principio, ya que la cena, si bien, era 'asado' (carne, vísceras y embutidos a las brasas), menú bastante informal y típico para una cena o una fiesta entre amigos, no se hacía en la casa de Caio sino en un salón de fiestas. Ahí comenzaron mis sospechas. Por qué un salón de fiestas y no directamente en la casa de Caio que es grande y cómoda y puede cobijar a muchísima gente como lo comprobamos todas las veces que fui por algún festejo?

Como sé que a Luciano todavía la cuesta relacionarse libremente con los demás 'diositos', le pregunté si quería ir al asado de Caio y como me lo imaginaba me dijo que no. Que iba a aprovechar para ir a cenar con la madre y el hermano y se quedaba a dormir en la casa. Y que al día siguiente, 25 de mayo, fiesta patria, si yo quería, podríamos juntarnos todos para almorzar en su casa. Mucho no le insistí para que viniera a la casa de Caio porque lo conozco, así que quedamos así.

Yo iba a ir al otro día, a su casa, a compartir el almuerzo con la madre y el hermano. Lo que pasó allí es tema de otro post que voy a contar otro día. Sigo con el asunto 'Caio'. El hecho fue que quedé con el Sebi, el Matius, el Gasti y el Tomi para ir juntos y usar un solo auto. El Gasti se comprometió a no beber alcohol así que él sería el encargado de conducir, porque los demás, afectos a la 'caipirinha' y a la 'caipiroska' y a otros alcoholes, casi seguro que íbamos a perder la conciencia... jeeeeee...

El resto de los 'diositos' llegó casi al mismo tiempo que nosotros. En la entrada habían puesto las banderas de Brasil y de Argentina. Y adentro un cartel que cruzaba todo el salón que decía 'Chau Argentina - Hola Brasil'. Ahí fue cuando tuve el primer presentimiento y un escalofrío me recorrió toda la espalda. La primera idea que se me vino a la mente, era que eso era una despedida. Quizás al padre de Caio que es un ejecutivo de la Chevrolet Brasil lo trasladaban de nuevo.

Acá las cosas no andan bien y la crisis no solamente es política sino también económica, social, cultural, moral y afecta a todos porque nos transversaliza como sociedad. Y Brasil, el socio más importante que tenemos en el MerCoSur también tiene flores de quilombos en todo sentido. Y el tema automotor es uno de los peores. Chevrolet Brasil tiene la planta automotriz en un pueblito cerca de Rosario pero la producción está practicamente detenida y capaz que...

En eso estaba (estábamos) pensando cuando apareció Caio que vino a recibirnos con cara de haber ganado la lotería. Más allá estaban los padres, Thiago, los gemelos y el más chiquito, todos exultantes. Qué cuernos estaba pasando? La incertidumbre duró poco. Caio nos dijo que habían traslado al padre de nuevo a Brasil y que se volvían 'todos'... Yo escuché ese 'todos' y dejó de girar el mundo para mí y todo se detuvo. Cómo 'todos'? 'Todos' quiénes? Quiénes son 'todos'?

Mientras tanto, el parloteo de la gente seguía y las aclaraciones de Caio continuaban. Sí, se iban 'todos': la familia completa. Caio incluido. Primer golpe noqueador. Todos se alegraron. Yo traté, pero no pude. Era el único que lamentaba perder a Caio? Porque perder a Caio, era como perder al Gasti o al Matius. Nunca había pensado en eso. Todos los felicitaban y se mostraban alegres. Yo no podía alegrarme de perder a Caio. Y eso que nunca pasó de ser un muy buen 'amigo con derechos'...

Después vinieron los detalles. La partida era inmediata. Primero se irían los padres con los gemelos y el más chico. Se quedarían Caio y Thiago para finiquitar todo. En un momento, a los postres, logré salir un rato al parque del lugar. Caio me vio y vino a mi encuentro. Me abrazó y yo no pude aguantar las lágrimas. Me puse a llorar como un pelotudo. Desde que re apareció en mi vida, el 'hermano' Reinaldo estoy muy sensibilizado. Caio tampoco pudo ocultar la emoción. En fin...

Nos sentamos en un banco del jardín y nos dijimos cosas muy lindas, de lo que sentíamos, de lo que sentimos cuando apenas nos conocimos y de todo lo que vivimos juntos. Recordamos muchas cosas y boludamente, nos besamos como si fuéramos 'novios'. Caio me pidió disculpas y se fue rápidamente. Yo me quedé lagrimeando, tratando de recomponerme. Un 'diosito' más que perdía. El Rata primero, Pablito, el Nico, Juani, el Yani, Tomi recientemente y ahora Caio. Quién sería el próximo?

Thiago me vio en el jardín y vino a mi encuentro. La verdad que si Thiago era lindo cuando era más chico, ahora está hermoso. Me abrazó, me dio las 'gracias' y me dijo que siempre me había considerado su mejor amigo. Y ahora me lo dice? Las pajas que le habré dedicado! Con las 'ganas' que le tuve (y le tengo)? Me dijo que ya sabía lo 'mío'. Otro golpe de knock out. Que se lo había confesado Caio, de él y de mí, una vez, en una confesión íntima entre hermanos. 

No supe qué decirle. Me agradeció mi ubicuidad, mi discreción, mi reserva y mi respeto hacia él a pesar de que él sabía todo lo que yo sentía y experimentaba por él. Cuántos golpes en una sola noche! Por favor! Le dije mi verdad: que siempre me había gustado pero decidí no 'avanzar' sobre él porque sabía de su heterosexualidad y porque no tenía sentido, perder su amistad por una calentura mía. Nos volvimos a abrazar y regresamos, abrazados al salón comedor. 

Después vino la música y el baile. Volví a hablar con Caio. Le dije de re encontrarnos la noche del 3 de junio, día que con el resto de los 'diositos', festejaríamos mi cumpleaños 25. Allí vino el último golpe que terminó de ponerme knock out. Ni él ni Thiago estarían en ese momento en Argentina. Tenían un vuelo a la mañana temprano de ese día a Buenos Aires y de allí, hacían trasbordo para seguir hacia Río de Janeiro. O sea, todavía no llegó mi primer cuarto de siglo, y de a poco, nos vamos 'desgranando'. Y este desgranamiento me provoca una gran infelicidad... Será como dice la premisa de vida número 13: 'sólo nosotros somos los responsables de nuestra felicidad (o en este caso, infelicidad)... Y bueno, voy a tener que hacer algo para revertir este feo momento, aunque sé positivamente, que ya nada será igual... Besos!





14 comentarios:

  1. Te entiendo. Cuando el destino o tú mismo arrancas una flor, la rama vuelve a su posición primitiva en el árbol. Con las cosas del amor y la amistad, por desgracia no sucede lo mismo. Pero habrá un nuevo florecimiento, un reencuentro quizá.
    Inevitable. Vivir consiste en un constante desgranamiento de flores y primaveras. Carpe diem y a saber disfrutarlas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo así, como vos decís, JAVI DUBOIS, es lo que siento. Creo que la 'partida' de Caio, concienticé de pronto, como poco a poco, voy perdiendo amigos. Sé que es la misma Vida la que se está expresando pero no había vivido estas situaciones como hasta ahora, como me produce la ida de Caio. Reconozco que estoy 'hipersensibilizado', lo que me hace ver la vida de 'otra' manera. O que estoy más reflexivo. O no sé...

      Besos!

      Eliminar
  2. No tengo mucho que decir la verdad. Así es la vida, la gente va y viene. No pierdas el contacto del todo si realmente te importa tanto, que alguna vez van a volver a cruzarse, no se va tan lejos tampoco. Fuerza que todavía te quedan motivos de sobra para ser felices... Y diositos de sobra para complicarte la vida, ja. Un abrazo a la distancia (no tan grande tampoco)!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente, que es así AURA BEARER. Simplemente que como le decía a Javi Dubois, de pronto concienticé como poco a poco, voy perdiendo 'diositos' amigos. Sé que es la misma Vida la que lo llama a Caio (y a los otros) y que no vamos a estar tan separados ni tan lejos, ni tantas cosas más, pero ya no será igual. Quizás sea mi carácter posesivo que me lleva a sentir y experimentar esto o quizás sea que, como dije antes, estoy hipersensibilizado. Sea lo que sea, esto es lo que hay, casi casi en vísperas de mis 25...

      Besos!

      Eliminar
  3. Bueno, ya te lo han dicho pero si tanto te importa Caio no dejes que la distancia os separe, mantén el contacto aunque habléis de cuando en cuando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que el contacto no lo vamos a perder CHRISTIAN INGEBRETHSEN, como tampoco perdí el contacto con los que se 'fueron'. Creo que soy muy 'posesivo' y eso es lo que me produce estas crisis. Quisiera tenerlos siempre conmigo, a la vista, disfrutanto de la Vida, de la amistad y de los sentimientos que nos unen. Mis días más felices son lo que conviví y compartí con ellos en el campo de mi viejo y de allí la idea de la 'isla'. Extraño esos tiempos y creo que no estoy dispuesto a tolerar que las cosas cambien. En fin, es la vida que nos alcanza.

      Besos!

      Eliminar
  4. Asi es la vida Lu, a mi edad han pasado muchos amores, los que recuerdo con mucha nostalgia y revivo cada tanto en mi mente mirando fotografias de quienes ya no estan en mi vida.
    Algunos ya fallecidos por enfermedades y otros como en tu caso porque la vida los llevo lejos de mi.
    Lo que puedo ver es que los sentimientos nunca mueren, sigo sintiendo lo mismo por cada uno de ellos, y depende del estado de animo me pone triste o me alegra.
    Yo con algunos perdi todo contacto, que no te suceda lo mismo a vos.
    Un Abrazo.
    Arman.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es patrimonio de la Vida, ARMAN, que vayamos ganando y perdiendo seres queridos. Sucede que siempre estamos bien dispuestos a ganarlos pero nunca estamos listos para perderlos. Toda mi vida fue un ir y venir de seres que llegan y se van de mi vida pero ahora como nunca, estoy concientizando esto. Y se hace duro, muy muy duro.

      Besos!

      Eliminar
  5. No acababa de decidirme sobre qué comentar; conforme leía, se me confirmaba lo previsible del discurso: "¿tanto me he identificado con los guionistas?" me interpelaba interiormente, hasta llegar a sorprenderme al final: ¡Thiago! del que fuiste consultor de sus primeras cuitas seductoras, siempre ilusionadas por conseguir suficiente masa crítica de caldeo del ambiente para desarrollar una reacción en cadena imparable de la que beneficiarte como catalizador; ¡el tigre, ya había perdido sus garras! se tuvo que conformar, sólo, con saborear suculenta alimentación de importación que le pusieron en un recipiente averiado.

    En mi ranking; Caio, lo tenía muy pegadito trás del Gasti, con el Sebi, a poca más distancia por detrás. En cierto modo, a mí, me pasa algo parecido: siento una especie de vacío cada vez que un personaje pide aumento de sueldo y, los guionistas, prescinden del mismo; por suerte, a ninguno han tenido que defuncionar ¡sería muy nietzschiano matar diositos! claro que, como el rata, pese a la distacia, ha caido del Olimpo: es un simple puti*, no sería extraño que, en una de esas idas y venidas, dejara de existir.

    Con tus respuestas a los comentarios previos, me he animado a escribir; conocimiento propio: POSESIVO. Una cosa es ceder el "alimento" y, otra, quedarse sin él; ya sea por distancia física: el interior, Méjico o Brasil; o afectiva: la novia del Sebi, la coherencia espiritual del Gasti... La PLENITUD, nos la da el SER; no el TENER.

    * http://www.todocoleccion.net/antiguedades/grupo-porcelana-europea-carro-portado-por-unos-putis-angelitos-cubierto-rosas-coleccion~x26785056

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la plenitud me la da el 'tener', BETULO, todavía no llegué a tu nivel de iluminación psico-físico-espiritual ('el individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo')

      El resto: lo de los guionistas, Thiago, Nietzsche ('el destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices') y otros etcéteras, no lo entendí.

      Besos!

      Pd. Lo de los angelitos de porcelana, menos que menos...

      Eliminar
  6. OSCUREZCAMOS:

    -PLENITUD: "No están hechas la perlas para lo cerdos"; si, con SUCEDÁNEOS, tienes bastante; dudo de tu felicidad. La simple satisfcción; SIEMPRE; pide más. Eso; no es PLENITUD. Plenitud; que coseguimos, individualmente, siendo cada uno, UNO MISMO en la tribu; pues de lejos viene, Aristóteles, lo de "ser social por naturaleza"; ¿recuerdas tu "isla", donde 'nadie hacia lo que no quisiera' siendo "tribu"?

    -Gionistas; fiesta en un local, posible abandono del país.

    -Thiago: Una escena, con sus revelaciones, verdaderamente sorprendente; e, imprevisible; dada la transcripción aquí de las relaciones previas siendo tú un referente hetero con quien poder desinhibirse.

    -Nietzsche: "DIOS HA MUERTO".

    -PUTIS: Género escultórico italiano de representción de angelitos regordetes. Tras poner el enlace; descubrí que, si hubiera "gogleado" 'Imágenes' habría conseguido mejor ejemplo:
    https://www.google.es/search?q=putis&biw=960&bih=500&site=webhp&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwjBwfPH0P7MAhXBfxoKHRiCAOUQ_AUIBigB#tbm=isch&q=putis+angeles&imgrc=6rRCdiDycOf51M%3A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sea lo que sea, BETULO, siempre fui el arquitecto de mi propio 'destino', en las buenas y también en las malas. Y esto no es poco...

      Besos!

      Eliminar
    2. ¡Naaa...; simple albañil colocaladrillos! Resignado a las circunstancias que se te presentan.

      Eliminar
  7. La vida tiene estos golpes que no dependen de nosotros si del entorno, pero lo que vale es como reaccionamos ante ellos.

    Por un lado creo que ya dejaste claro lo que sientes por ellos a esos chicos y eso me parece muy importante.

    La tecnologia, el wps por ejemplo, pero también hay otros medios como skype, permiten hoy en día mantener relaciones a distancia. Yo tengo un amigo al que solo he visto una vez, con el que mantengo una relación de este tipo... ¿Qué sería mejor tenerlo cerca? Sin duda. Pero eso es lo que hay.

    Por último, lo que has vivido ya es tuyo y eso no se pierde por lejos que estén de ti.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar