martes, 21 de junio de 2016

Mauro y Kevin





El sábado pasado, dormí en la casa de Juan Pablo, el pibito que atiende el comercio de venta de neumáticos del padre y que me conoció en el colegio. Me desperté bastante tarde. Juan Pablo ya no estaba. Se había ido al negocio. Eran como las 10 de la mañana. Había dormido una barbaridad. Casi nunca duermo hasta tan tarde. Pero la noche había sido larga y trajinada hasta casi la madrugada y eso fue seguramente lo que me provocó tanto sueño.

Creo que Juan Pablo hacía mucho que no cogía como lo cogí esa noche. Le di para que tenga, guarde y archive. Me saqué las ganas con ese pibito que se me había pasado desapercibido y todavía pensaba cómo podía haber sido. Claro que para ese entonces, Juan Pablo tendría 13/14 años y yo andaba con todas mis hormonas alborotadas, especialmente, porque fue la mejor época de 'diositos' y se juntaron varias cosas de mi vida, como la finalización del secundario, el viaje de fin de curso y otras cosas.

Así y todo, me había sacado las ganas. Me levanté y le envié un 'wsp' a Juan Pablo preguntándole como hacía para salir sin tener que pasar por el negocio. De última no quería que los empleados me vieran salir del departamento y ataran 'cabos' imposibles de ocultar. De última, esperaba la hora del cierre y asunto terminado. Y eso fue lo que pasó. Casi enseguida vino Juan Pablo y me dijo sino podía esperar porque había mucha gente en el negocio y no quería que me vieran salir.

Le dije que estaba bien y que no había problemas, total el Palio estaba estacionado en la calle y no llamaba la atención. Peor hubiera sido si lo hubiera dejado estacionado en el estacionamiento del negocio. Así que con bastante tiempo por delante, decidí bañarme tomándome todo el tiempo del mundo y desayunarme como dios manda... jeeeeee... Cuando estaba a punto de vestirme, regresó Juan Pablo para ver si todo estaba bien y ahí combinamos en volver a vernos durante la semana...

Después me vestí y mientras esperaba que se hicieran las 12, recibí un 'wsp' de Luciano, preguntándome donde estaba y si podía pasar a buscarlo por la puerta del edificio donde vivía la madre ya que quería que almorzáramos juntos y después ir hasta el shopping que necesitaba comprar algunas cosas que le hacían falta. Le dije que estaba en la 'gomería' y que me estaban terminando de hacer algo que había quedado inconcluso ('ojos que no ven, corazón que no siente') jeeeeee...

Salí del departamentito de Juan Pablo a las 12.45 y a las 13 ya estaba esperando a Luciano en la esquina de la casa de la madre. De ahí fuimos a almorzar a un restaurante chiquito pero bastante coqueto de un amigo de mi viejo  y de ahí nos fuimos al shopping a comprar ropa que necesitaba Luciano, ver precios de perfumes que yo quería y ver algunas cosas para mi casa, que nos estaban haciendo falta y que por una cosa o por otra, nunca comprábamos.

Así que después de que compramos todo (y bastante cosas más de la que necesitábamos) y como se estaba haciendo de noche, decidimos ir al supermercado que está en el mismo shopping y comprar cosas para comer y tener otras de reserva. Así que mientras, estábamos en el hipermercado mirando cosas y precios, Luciano recibió varios 'wsp' de unos 'amigos'. Eran de unos chicos gays que eran amigos de él, que había llevado a casa en una oportunidad y que hacía tiempo que no veía.

Hacía muchísimo tiempo que habían dejado de verse y lo invitaban al cumpleaños de uno de ellos que iba a festejar en un boliche gay esa misma noche. La verdad que yo estaba 'muerto' y sin ganas de nada. Así que esa noche era una buena oportunidad para que Luciano hiciera de 'activo' y terminara de sepultar aquellas ideas que de tanto en tanto, le rondaban por la cabeza, que mi intención, era que él hiciera siempre de 'pasivo'. Pero mi plan se iba al diablo con la llegada de esa invitación.

De nada valió que le dijera que yo no tenía 'muchas' ganas de ir, que estaba cansado, que no conocíamos a los amigos de esos chicos, que nunca había ido a ese 'boliche' y mil justificaciones más. Me di por vencido, cuando Luciano con lágrimitas en los ojos y haciendo 'pucheritos' (gestos) con la boca me dijo que estaba bien, que le iba a decir que no íbamos y listo. Obvio que di marcha atrás con mi decisión y le dije que estaba bien, que íbamos a ir pero sólo por un ratito.

No sé qué poder tienen las lágrimas en mí pero apenas veo lagrimitas en los ojos de cualquiera, basta para que yo me dé por vencido y dé marcha atrás con cualquier decisión. Y me pasó desde que era chico con mis hermanos y con todos los 'diositos' que largaron sus lagrimitas en mi presencia. Mención especial para el Sebi, que me largaba las 'lagrimitas' sin esforzarse ni nada, así nomás, le caían en silencio y continuamente como si hubiera abierto una canilla.

Y no me explico por qué pero las lagrimitas me pueden, Y las de Luciano me pudieron en ese momento y bastante después, cuando volvió a recurrir al mismo artilugio, para hacer que yo cambiara de parecer. Igualmente, volvimos a casa, nos bañamos, nos cambiamos de ropa, cenamos con todos los pájaron juntos como hacía bastante que no lo hacíamos y después nos quedamos a ver una serie que estamos siguiendo juntos por Netflix.

Tipo 1 de la madrugada, decidimos ir para el boliche gay. La verdad que a mí no me gustaba nada ir porque siempre ando con el temor de las miradas indiscretas y que me descubran, pero bueno, desde que Luciano salió del clóset está mucho más desenvuelto y le importa poco que lo vea quien lo vea. Y me parece bien que lo sienta así. Yo debería hacer lo mismo pero con este asunto de estar trabajando en un colegio católico y con chicos, hace que se queme mi 'cola de paja'... jeeeee...

Igualmente la pasé más que bien. El lugar no es como yo lo imaginaba pero no está mal. La decoración, el lugar, el ambiente en general, la música y los tragos dieron el aprobado y sino fuera por lo que pasó, creo que hubiera obtenido mejor calificación. Y eso que lo habíamos hablado previamente y era como reaccionábamos, si nos gustaba la 'onda' con otro chico, especialmente porque Luciano dice, que cuando es solamente 'calentura', todo está permitido.

No sé por qué pero yo, me la veía venir. Luciano, como dije siempre, es más que un 'diosito', es un 'super-diosito' hasta que algo no le gusta. Entonces, saca a relucir, el carácter de mierda que tiene muy escondido y ahí mismo, se terminó el 'sortilegio'. Pero mientras eso no pase, todos caen rendidos y obnubilados a sus pies, deseos y caprichos. Y tener semejante 'diosito' al alcance de la mano, se vuelve apetecible para cualquiera. Y eso fue lo que pasó.

En el grupo de chicos gays donde estábamos nosotros, había de todo como en botica: feos y lindos, flacos y gordos, altos y bajos, jóvenes y no tanto, afeminados y varoniles, profesionales y empleados, ricos y pobres, blancos y morochitos. Una verdadera 'arca de Noé'. Y pasó lo que tenía que pasar. El boludo de Luciano se 'levantó' a un pendejito de la edad de él y cuando me quise acordar ya no estaban. Eso me pasó por 'calentón' y porque cuando iba para el baño, un 'pibito' me manoteó el bulto.

Al principio pensé que había sigo sin intención (a veces soy tan ingenuo!) y seguí mi camino. Pero en el baño, el pibito, entró detrás mío y mientras me 'comía' con la mirada me enviaba inequívocas señales, que la pileta tenía 'agua'. Y como, las condiciones no eran las mejores pero eran, lo metí en uno de los WC y ahí, sin decirle nada, ya lo tenía arrodillado y peteándome sin decirme 'agua va'. Supongo que no debería ser más grande que yo y la verdad que era 'lindito'.

Cuando terminó de hacerme el 'pete' (felación) me acomodé la ropa y volví junto a mi grupo de desconocidos. Ahí fue cuando me di cuenta que Luciano no estaba. Pregunté por él pero me dieron mil y una informaciones diferentes. Así que opté por irme, suponiendo que Luciano, volvería solo a casa en cuanto se liberara de su captor. Así que caminé un par de cuadras hasta el Palio y cuando estaba por subir, veo al 'peterito' que venía caminando rapidito y a mi encuentro.

Lo detuve y le pregunté dónde iba y me dijo cualquier cosa. Era obvio que además de ebrio tenia mucha 'merka' (droga) encima. Así que le dije si quería ir a otro lado, donde estuviéramos más tranquilos que le tenía 'ganas'. Creo que lo pensó un milisegundo y me dijo que sí. Así que de ahí, nos fuimos a casa. Dónde lo podía llevar? En el camino a casa, supe algunas cosas de él: se llamaba Mauro, tenía 24 años, era gay pasivo, me dijo por donde vivía, qué estudiaba y cosas por el estilo.

Una vez en casa y 'transa' mediante, nos fuimos quitando la ropa. Después lo llevé a mi dormitorio, lo tiré en la cama y bueno, por suerte, yo había dormido bastante bien y aunque estaba algo ebrio, no estaba cansado. Mauro se encargó de sacarme toda la calentura que yo tenía como si hiciera meses que no cogía. Disfruté de su pasividad y del pibe, de todos sus agujeritos y después de varios 'polvos' me pidió si se podía quedar a dormir.

Sopesé muchas veces el pedido y llegué a la conclusión de que realmente lo había gozado y bien valia la hospitalidad que me pedía. Pero, no estaba Luciano y no podía decidir. Le dije que yo vivía en 'pareja' con otro chico que no estaba pero que podía venir en cualquier momento y no iba a aceptar su presencia allí. Mauro lo entendió y me preguntó si lo podía llevar hasta la casa. Y aunque hacía un frío de cagarse y vivía al otro lado de la ciudad, accedí a llevarlo para evitar problemas con Luciano.

Cuando, volví a mi casa, todavía era de noche. Luciano se estaba duchando. Quise abrir la puerta pero estaba cerrada desde adentro. Me pareció raro porque no acostumbramos a cerrar con llave la puerta del baño pero los vapores del alcohol obnubilaban mi pensamiento y seguro que los de Luciano también. Solamente, le dije que ya había llegado y que lo esperaba en el dormitorio. Antes pasé por la cocina, bebí Coca Cola porque estaba sediento y preparé café cargado. 

Con la taza de café en la mano, y desde la cocina, le pregunté a Luciano si quería una taza él también. Desde el dormitorio me contestó que sí. Pero si Luciano estaba en el dormitorio, quién estaba en el baño? Cuando llegué a mi dormitorio, Luciano ya estaba acostado debajo las frazadas y haciéndome el gesto de que hiciera silencio, me contó que había traído a casa a un 'pendex' (pibito) que había conocido, 'transado' y convencido de hacer un trío y por eso lo había llevado a casa. 

Se llamaba Kevin y era un 'diosito' como los que a mi me gustaban. Era conocido del cumpleañero, tenía 17 años y era re pasivo y también 'algo' (bastante) afeminado. Yo no supe qué decirle y Luciano se dio cuenta que algo no me gustaba. Me preguntó qué me pasaba y le dije que nada, que estaba todo bien aunque me parecía que aquello no era una buena idea. Ahí fue cuando Luciano usó las 'lagrimitas' por segunda vez y una vez más me convenció casi al instante. Luciano se levantó y fue a buscar al 'pibito' que seguía en el baño. Cuando volvió con el 'pibito' de la mano y en traje de Adán, me di cuenta que efectivamente era un 'diosito' y que estaba más que 'comible'. Kevin que sabía a qué se atenía, desde el 'vamos' se mostró receptivo, bien dispuesto, colaborador, afectuoso y entregado a dos 'activos' que saciaron con él toda sus calenturas durante lo que quedaba de la noche y las primeras horas de la mañana... jeeeeeee... (sigue)





19 comentarios:

  1. Bueno, al menos creo que no teníamos en el repertorio ningún Mauro ni ningún Kevin, con lo que no los confundiremos con los miembros de la granja ni con los del sector brasileño.
    PS: esta actitud no le pega mucho a Luciano, ¿no? Me refiero a que es raro que actúe como proveedor de rayas de tigre, y encima participe en la fiesta.

    ResponderEliminar
  2. Es verdad ALUCINAITO, que esta faceta de Luciano no es la común en él, pero sí es comprensible porque desde que asumió que es gay quiere demostrarme y demostrar su 'masculinidad' porque había vuelto a su idea que yo lo quería como 'mujer' o como 'pasivo' y nada mejor que esto, de mostrar que también puede hacer de activo, con 'pollitos' como a él también tanto le gustan. Además, todos salimos favorecidos: Luciano, yo y el 'pollito' pasivo de turno que está buscando 'activos' para saciar su apetito sexual... jaaaaaaa...

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Menudo trajín que te traes, cari, si no es indiscreción ¿Tú cuántos polvos echas al día? yo por muy extraño que parezca soy multiorgásmico, pero tú debes tener un auténtica central lechera jajjaj.. está claro que el asado proporciona un apetito sexual insaciable y cumplidor, que es lo más importante.
    Las reacciones y comportamiento de Luciano siempre me desconciertan, digamos no le acabo de pillar la onda. A veces, me resulta posesivo y controlador, y otras, egoísta y caprichoso. Tal vez se deba a que está en fase de experimentación.
    Juan Pablo, en cambio, me gustó y me cayó bien desde el principio. Me parece un tipo sincero y legal.
    Luc, toma ginseng o algún complejo vitamínico ;) estoy preocupado por ti.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, JAVI DUBOIS, nada que ver, puedo ser una 'central lechera' por la cantidad de leche que largo pero no por la cantidad de veces que eyaculo. Si bien no me puedo quejar de mi 'performance' tené en cuenta que entre Juan Pablo y Mauro/Kevin pasaron casi 24 horas! jeeeee... Tiempo más que suficiente como para poder 'recargar' con tranquilidad, no te parece?

      Lo de Luciano creo que es propio de un adolescente cuya personalidad fue forjada por un padre autoritario, violento y golpeador y una madre, manipuladora, sumisa y bsesiva/compulsiva. No se le puede pedir 'peras al olmo'. Ya crecerá y tendrá su propia personalidad. Por lo pronto, ya dulcificó mucho su carácter y eso es mucho decir! jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  4. Estoy igual que Dubois, como multiorgásmico que soy estoy alucinado con que siempre tengas carrete para todo y todos, no todos los días son iguales ni uno tiene las mismas ganas siempre.

    También confieso que Luciano me parece manipulador y egoísta, no sé si por edad o porque es pero debería tener en cuenta que uno no siempre se sale con la suya.

    Bebe mucho que hay que reponer líquidos y sales ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CHRISTIAN INGEBRETHSEN:

      Comparto con vos la idea de que no todos los días son iguales, pero difiero cuando decís que las ganas no son las mismas. Las ganas de tener sexo con 'diositos' son permanentes y siempre en un nivel superlativo. Mis ganas pueden variar en cuanto a comidas, bebidas, divertimentos u obligaciones, pero en cuanto hablemos de sexo, soy un boy scout, estoy 'siempre listo'.

      En cuanto a Luciano, creo que la respuesta a tus apreciaciones van por el mismo camino, que la que le hice a Javi Dubois. Luciano es la síntesis de una infancia/adolescencia vivido en un ambiente insano y con padres con ciertas características que seguramente, por sus formas de ser, incidieron en él de tal manera, que hoy, sin la influencia de ambos, está buscando su lugar en el mundo y forjando también, una personalidad propia cosa que no es fácil, especialmente si tiene a su alrededor personas influyentes que le están señalando 'el' camino.

      En cuanto a beber mucho, es una asignatura pendiente, especialmente si de agua se trata. Soy 'cocacolero' y 'cafeinómano' por excelencia y un gran bebedor social de diferentes tipos de alcohol los fines de semana. Supongo que con eso alcanzará, no? jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  5. Hola Luuu!!
    Antes que nada quiero acotar... No me podés dejar el post con un "sigue", cortalo antes y contame la segunda parte completa jajajaja
    En cuanto a tu salida al boliche gay no entiendo que miedo podes llegar a tener, nadie te conoce, ni intuye nada (salvo yo un tiempo atrás, aunque fue revocada esa suposición jajajaa), solo puedo entender que tengas "miedo" a encontrarte a los chicos más grandes del colegio pero bueno... ya fueeee :P
    Otra cosa, parece que Luciano es como vos hace un tiempo atrás, ósea, poligamico (? y “si es solo calentura todo vale” jajaja!! no comparto eso pero bueno, me gusta más llamarlo permitido o mutuo acuerdo jaa!
    Saludos Lu!! Que andes bien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola EMI! No sabés todos los intentos que hice pero no pude resumirlo más. Obviamente la síntesis no es mi fuerte porque eso me pasó siempre. Y a este paso, ya no creo que cambie... jeeeee...

      En cuanto a mis temores de los boliches gays no sé bien a que se deben. Me lo pregunté muchas veces antes y también ahora, pero no profundicé nunca mi reflexión, pero indudablemente algo hay... jeeeee...

      En cuanto a Luciano, yo siempre dije que era 'bipolar' quizás no cómo se entiende la 'bipolaridad' hoy en dia pero tiene y manifiesta tantas contradicciones que es difícil establecer un acuerdo con él que se extienda en el tiempo. Pero amo a este 'pendejito' y le perdono todo. El amor es así de 'boludo'... jaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
    2. ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?

      Eliminar
    3. Porque 'amor' y 'sexo' es un 'combo' inseparable que se da en toda pareja BETULO. Cuando en una pareja impera uno en detrimento del otro es porque algo está fallando y no debe ser así.

      Besos!

      Eliminar
    4. NO, NO, NO...; en el animal RACIONAL, llamado SER HUMANO, debe IMPERAR el amor; sino, es un apareamiento; como un simple ANIMAL.

      Eliminar
  6. Hola Lucks!!!No me imaginaba que tu relación con Luciano era tan tan open, como para ir a un boliche y cada cual levantarse a quien se le presente y mas aun, planear un trio sin previo consenso!!!! :O
    No puedo dejar de decir que son dos "cornudos", veo que Luciano no es ningún santo, ya no me esta gustando mucho...
    Y esa facilidad para lagrimear solo xq no quisiste ir al boliche??? ojala yo pudiera llorar así tan fácil, debería ser actor!!!!
    En fin, me haces acordar a un amigo/conocido que coge todos los días, o 3 veces x dia con pibes diferentes, yo le digo "el sexopata" jajaa saludosss, -Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido JUAN, Luciano es así, tan contradictorio en todo, que yo muchas veces digo que es 'bipolar'. Tiene tantas contradicciones en poco tiempo que terminan haciéndote dudar de cualquier buena intención! jeeeee...

      Obviamente nuestra relación es 'open' ya que el mismo Luciano me propuso que así fuera y que mientras no hubiera 'sentimientos' involucrados sino solamente 'calentura' estaba todo permitido. Y eso fue lo que ocurrió ese sábado, donde dimos rienda suelta a nuestras 'calenturas' y Luciano fue un poco más allá, al querer incluirme, en un trío con un diosito como a mí me gustan.

      En cuanto a lo de 'sexópata' no sé que decirte. No creo serlo porque el sexo no me desvela pero sí ha ocupado (y ocupa) una parte importante de mi vida.

      Besos!

      Eliminar
    2. je,je,je... ¡historico es ese cuento! siempre propuesto por el joven, el mantenido, el efebo, el inferior...; como quieras llamarlo; el carcamal, siempre se lo cree y aguanta la cornamenta, mientras no se encuentren mejores intereses para ser sustituido.

      Eliminar
    3. Qué le voy a hacer BETULO? Son los 'años que me alcanzan'... jeeee... Ya lo dice una de las consignas de vida: 'viví y dejá vivir'... jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
    4. ¡Cuántos llaman vivir, a un simple SOBREVIVIR en su existencia!

      Eliminar
  7. Sexopata no, però una màquina, sí. Ya me gustaría a mi haber sido capaz alguna vezde hacer lo que narras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, JOSEP, y a mí me gustaría haber sido capaz de caminar por el camino que elegiste: tenés detrás tuyo, toda una familia que te 'banca' (soporta) lo bueno, lo malo, lo mejor y lo peor de vos. Y creo que eso es, definitivamente, mucho pero muchísimo más importante que todo el tiempo del mundo que puedas haber disfrutado con 'diositos'. No te parece?

      Besos!

      Eliminar
    2. Eres aún muy joven para que pienses que tu camino està tan definido. A mis 25 años aún no sabia que iba a tener esa família que tanto amo.

      Un abrazo.

      Eliminar