viernes, 23 de septiembre de 2016

Obviedades




Titulé así esta entrada porque me pareció el título justo porque se cae de maduro que era por demás de obvio cómo tenía que reaccionar ante esa situación. Me cuidé tanto desde que me sentí atraído por el Sebi por allá cuando yo tenía 13 años y él apenas 11, que reconocerle mi homosexualidad a un 'pendejito' por mucho que me calentara había un largo trecho. Era obvio que no lo iba a hacer. Y era obvio que no iba a salir del 'clóset' justo en el colegio. Era obvio, que no iba a 'borrar con el codo, lo que tanto me costó escribir con la mano' y las obviedades seguían... 

El beso que Gonzalo me dio en la boca me tomó de sorpresa. Yo esperaba, quería, ansiaba trabajar con la problemática de los chicos gays, desde que sentían que su orientación sexual los desestabilizaba. Esa problemática fue la que me llevó a querer ser psicólogo. Un poco para sacarle la angustia que presenta un niño/adolescente cuando comienza a sentir esa atracción irrefrenable física y emocionalmente hacia personas de su mismo sexo. A mí me había pasado y lo había vivido sin grandes ansiedades y angustias. Y quería (quiero) que eso pase con todos los chicos gays.

Era obvio que no debía ni tenía que reaccionar a ese beso que me había dado Gonzalo. Aceptarlo sí pero devolverlo, no. No podía dejar que Gonzalo encontrara una respuesta positiva de mi parte. Tampoco rechazarlo. O escandalizarme, para no perder la confianza que Gonzalo había depositado en mí. Por otro lado, aunque no esperaba ese beso, me había gustado y me hubiera gustado devolvérselo a Gonzalo con más pasión. Incluso, atrayéndolo más y acariciando sus nalguitas todavía vírgenes. Todo eso pasó en mi mente en los segundos que duró el beso. Pero me contuve. Por suerte.

A veces pienso, si estoy en condiciones de ser psicólogo porque no logro la objetividad que tiene que caracterizar a todo psicólogo. Claro que hasta ahora, todas las vivencias fuertes por las que pasé, mucho o poco estuve 'inmiscuido' (afectado) en ella. Y siempre mi subjetividad estuvo presente. Desde que quise ser psicólogo para ayudar a chicos y adolescentes gays pensé en el momento en que me enfrentaría con uno cara a cara y cuál sería mi reacción. Claro que nunca pensé que una situación así aparecería tan pronto ni tampoco de la manera como apareció.

De ahí que aún sin haberme recibido y sin tener la base que da la experiencia y que debería tener una persona para enfrentarse a un 'paciente' (chico/adolescente) que está descubriendo su sexualidad, me enfrenté a lo que tanto ansiaba. Claro que la situación no era la ideal. Yo no tengo más que las generalidades que da la formación de la carrera e incluso, no tengo las técnicas ni las estrategias para enfrentarme al problema que me planteaba Gonzalo. Para peor, yo era el centro de su pasión/amor. Un verdadero 'combo' que ponía a prueba mi capacidad.

Obviamente, que tuve que responder y así lo hice pero no desde el punto de vista 'profesional' sino desde el punto de vista 'personal'. Una respuesta lógica pero intuitiva, tratando de encontrar el equilibrio necesario para abordar esa temática y tratar de buscarle una salida que fuera positiva para todos. Además, Gonzalo, necesitaba: no una terapia de años sino una respuesta inmediata. Así que acepté pero no devolví el beso de Gonzalo. Después y ante la expectativa del 'pibito', le dije que aceptaba su gesto de amor hacia mí pero que también pensara en lo que estaba sintiendo.

Y a continuación se desarrolló un diálogo más o menos así:

Yo: mirá, yo te agradezco que sientas por mí, lo que decís que estás sintiendo. Yo no te voy a rechazar por eso ni nada por el estilo. 

G: está bien... no te 'calentaste'?(enojaste)...

Y: no, no me enojé, aunque creo que lo que estás sintiendo por mí, esa 'atracción' que vos decís que sentís, se debe a que intimamos mucho, me contaste muchas cosas que ni a tu papá ni a tu mamá nunca le contaste. Y como te sentís bien conmigo, hablando de muchas cosas y todo eso, creés que se despertó en vos una 'especie' de atracción hacia mí. Puede ser?

Gonzalo: sí...  

Y: incluso, vos me dijiste, que el año pasado y que este también, te gustaban algunas chicas de tu curso y del otro curso también, no? O sea, que gay no sos. A lo sumo, 'bi'. Sabés que es un 'bisexual'?

G: sí, obvio...

Y: bueno, así como no es malo ser 'heterosexual', tampoco es malo ser 'bi' o gay. Lo malo es creer que está mal que una persona se sienta atraída de otra persona aunque sean del mismo sexo. Y no está mal sentirse atraído. Lo que está mal, o mejor dicho, lo que no está bien, es no saber que tipo de sentimiento es el que tenemos por esa persona. Porque ese sentimiento puede ser amor, cariño, afecto, admiración, amistad o agradecimiento.

G: ...

Y: y acá viene lo más difícil: descubrir cuál es nuestro verdadero sentimiento. Vos decís que te sentís atraído por mí. Pero pensaste si esa atracción es de amor, cariño, afecto, admiración, amistad, agradecimiento o qué. Vos pensaste esto?

G: no, la verdad que no. Yo creía, no sé, la verdad que no sé qué creía...

Y: incluso dijiste que vos creías que yo también sentía algo por vos...

G: y sí... me parecía que sí... 

Y: y no te equivocaste, yo te digo que sí, que siento 'algo' por vos. Siento afecto. Me gusta tu personalidad, tu forma de ser, porque más allá de que te estás comportando mal y no estudiás y todo eso, creo que, en el fondo, sos un muy buen chico, como me lo demostraste hasta ahora. 

G: sí? 'posta'? (verdad?) 

Y: sí, porque el hecho de que tengas mala conducta y no estudiés es otra cosa. Esa es tu parte negativa pero vos me mostraste tu parte positiva y es la que a mí me gusta. Obvio que estaría bueno que fueras mejor en todo, pero esa es una decisión personal, entendés?

G: sí...

Y: bueno, pensá si esa atracción que sentís por mí, es amor o cariño o afecto o admiración o amistad o agradecimiento o qué. Lo importante es tener bien en claro los sentimientos que tenemos hacia las personas que nos rodean para estar bien nosotros y para que las otras personas sepan también qué es lo que pueden esperar de nosotros. Lo que se tiene que dar, se va a dar, antes o después, pero se va a dar. Aunque también puede pasar que la otra persona, la destinataria de tus sentimientos, no comparta lo que vos sentís. Pero te repito, creo que lo más importante, es que vos no tengas dudas de tus sentimientos. Entendés?

G: está bien... puede ser que yo no la tenga 'clara'... y que estaba confundido pero ahora me re confundiste... no sé bien que es lo que siento por vos... yo creía que... bueno, creía que... no sé que creía...

Y: está bien... no importa. Tu confusión es natural y lógica y yo voy a 'estar' siempre cerca tuyo porque sé que tus sentimientos hacia mí, son verdaderos, sinceros y profundos aunque no tengas en claro qué es lo que sentís. Sí me gustaría que pienses en esto y que aclares ese sentimiento hacia mí. Mientras tanto, otro día, podemos seguir conversando sobre tus problemáticas en el colegio, en tu vida o de 'bueyes perdidos', eso, como quieras, porque podemos hablar de cosas importantes o de cosas intrascendentes. Te parece?

G: sí, está bien...

Y: entonces, vamos a ver si hablando más podemos conocer que sentimientos tenés hacia mí y como podemos resolver tus otros problemitas?

G: sí, está bien, lo que pasa que vos me entendés y me hablás de una manera diferente, que me hace pensar y ver las cosas de otra manera...

Y otra vez, se levantó de la silla, rodeó nuevamente mi escritorio y me dio un beso en la mejilla, gesto/costumbre tan característico nuestro para demostrar afecto hacia esa persona. Me sonrió y me dijo que yo era un buen 'loco' (persona). Íntimanente, me hubiera gustado, abrazarlo, acariciarlo, besarlo y decirle lo mismo que le dije pero acentuando la parte sexual, porque mi lado pedófilo/gay sigue tan intacto como siempre, pero esta vez, 'actué', porque no fue más que una actuación digna del mejor actor hollywoodense, como un pseudo psicólogo. Esta vez pude separar mi subjetividad de la objetividad. No sé si la voy a poder separar siempre. Espero que sí. Al menos, dentro de mi consultorio... jeeeeee...




16 comentarios:

  1. Me parece que esa "obviedad" no la tenemos todos tan clara y que muchos se hubieran dejado llevar por sus instintos. Estoy contigo en que eso hubiera sido un error, puesto que tu papel en la vida de ese chiquito no es ese. Como le dijiste, amante puede encontrar muchos, y empiezo a sospechar que eso no es muy complicado en Rosario, en cambio alguien que pueda echarle una mano en su confusión de adolescente creo que es mucho más difícil de hallar...

    No sé si conseguirás que ese chico cambie su actitud respecto a sus estudios y al mundo que le rodea, pero creo que si te hubieras liado con él (hubieras tenido sexo), habrías perdido toda oportunidad de hacerlo. Además creo que no haber aprovechado ese momento no descarta que en un futuro, cuando ya tenga claro quien es y en que mundo vive puedas mantener un roce con él si así lo desea...

    Mis felicitaciones por tu profesionalidad. No sé si yo hubiera sido capaz de controlarme como tú supiste hacer.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JOSEP: creo que salvadas las diferencias, cualquiera en mi lugar hubiera hecho lo mismo. Traté de poner paños fríos a una situación que aunque ventajosa podía acarrearme un gran lío, teniendo en cuenta, todo lo que podía perder, si se llegase a descubrir este 'encuentro' que tuve con Gonzalo.

      Por mucho menos que eso, casi se me viene la noche, cuando la madre de Luciano, me amenazó con denunciarme a la policía. Y como no quería volver a re vivir ese tema, creo que saltaron las obviedades que conté.

      Por otra parte, creo que Gonzalo necesita un acompañamiento integral y personal, que los padres no le dan y lo suplen con dinero y no un 'amigovio' que lo único que haría en este momento, es sumergirlo más en un mundo de confusión y dudas. Al menos es lo que me parece.

      Besos!

      Eliminar
  2. Si te vas a 'tirar' (follar) a cada paciente que venga a tu consultorio, a dónde vas a parar? Es interesante lo que hablas de la objetividad y subjetividad. Yo, como comunicador, se supone que debo ser objetivo, pero hombre, somos seres humanos y siempre iremos a la subjetividad un 70% ya que nos basamos en lo que creemos o en lo que otros creen (en mi caso por la linea del medio). Creo que debes aprender desde ahora para controlar dichos impulsos para un futuro. Ahora, si se encontraran fuera y pasara algo (sexo) no tiene nada que ver... siempre y cuando la parte profesional siga siendo pulcra.

    Saludos y exitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ERIK!: Comparto con vos 'casi' todo tu comentario. Creo que lo que nos diferencia, es la parte donde dices, que 'si nos encontráramos afuera y pasara algo (sexo)' no tiene nada que ver, siempre y cuando la parte profesional siga siendo pulcra. Y yo creo que sí, que tiene que ver, porque en muchos casos, se crea una 'dependencia' entre el profesional y el paciente, que mal encauzada, dicha dependencia puede volverse muy peligrosa, en todo sentido y tanto para uno como para el otro. Y eso no lo puedo/debo permitir.

      Besos!

      Eliminar
  3. Anónimo23/9/16 7:51

    Felicitaciones por tu profesionalismo. ¿y no pensaste en una supervisión de tu trabajo con un psi con más experiencia?
    Damián

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DAMIÁN: gracias por tus palabras pero no creo que lo mío haya sido profesionalismo, sino solamente, sentido común. A Gonzalo le hablé como le podría haber hablado un amigo, pero hasta eso, le dejé en claro: no era su amigo sino simplemente, una especie de 'tutor' y nada más.

      En cuanto a la supervisión de mi actividad laboral, mi función no es ser 'psicólogo' sino una especie de profesor particular de lujo y eso, no amerita una supervisión diferente a la que me dan los propios docentes de los alumnos con los que trabajo en el gabinete. Lo de Gonzalo, fue nada más, que una excepción.

      Besos!

      Eliminar
  4. Yo que vos no debería pensar en garcharmelo más tarde o más temprano, che... De vez en cuando está bueno conocer a gente, y por mas que sea linda o atractiva, perdonarle la vida, ¿no? Abrazo, che.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARCUS: generalmente el que va a un psicólogo es porque lo necesita y también porque en cierto sentido, está 'vulnerable'.

      Y es como vos decís, yo no me puedo aprovechar de la vulnerabilidad de los pibitos gays que van a ser mis pacientes, porque en cierto modo, sería abusar de ellos y traicionar la confianza que depositaron en mí. No te parece?

      Besos!

      Eliminar
  5. Pues creo que has actuado no sólo con mucha profesionalidad sino también con mucho sentido común y sin mentir.

    Lo fácil hubiera sido jurar y perjurar que sólo quieres ayudarle cuando en realidad sólo quieres darle rabo (te sorprendería la de gente que actúa así), una táctica que personalmente me parece asquerosa porque se aprovecha de que la otra parte está en un momento bajo.

    Bueno, que empiezo a divagar, te mando un fuerte abrazo porque has capeado el temporal de una forma inmejorable, ya habrá otras ocasiones pero el colegio es territorio vetado y como ya te dije, la edad de Gonzalo jugaría en tu contra ahora mismo.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CHRISTIAN: es que es así, tal cual, como vos decís. No me puedo aprovechar de la vulnerabilidad de mis pacientes, sean gays o no, porque sería abusar o traicionar la confianza que en mí depositaron. Al menos, eso es lo que pienso ahora, aunque suelo borrar con el codo, lo que escribió mi mano... jeeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  6. Pues será muy obvio, pero otras veces hacemos cosas que era obvio que no había que hacer. Bien por la profesionalidad y por mantener fría la cabeza de pensar. Cuéntaselo a Luciano a ver qué opina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ALUCINAITO: sé que la obviedad no es mi 'fuerte' pero en este caso creo que prevaleció el hecho de que yo estaba cumpliendo el papel de 'pseudo-profesional'. Por suerte, creo que me salió mucho mejor de lo que yo quería.

      Besos!

      Eliminar
  7. Copado lo q hiciste y Como lo manejaste ....ahora q Ganas de comerlo entero! Q divino.....pienso q pueden Pasar 2 cosas ....1 q se r ponga a fullll con Vos y seas su obsession 2 o q entienda y comprenda q Le diste compression y contencion y lo vas a Ayudar y pueda separar y te tenga Como Un capo sin ver la parte amor y fisica en Vos ...pero me Tiro mas a la 1era ...q lo atraigas, Le gustes y lo recalientes ...Charlieindio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CHARLIEINDIO: yo también barajé las dos posibilidades, pero decidí actuar para validar solamente la segunda. Creo que de no haber estado en el colegio y surgida la situación como surgió, otro hubiera sido el final de esta historia.

      Besos!

      Eliminar
  8. Por eso te adoro tanto... Sos un bello para tratar a las personas, ya me deseara tener un amigo (cercano y no virtual jejejeje) que me escuche y aconseje como vos...

    Vas a ser un grandioso profesional...

    Se te quiere Lu...

    Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YURGTH: gracias por tus palabras. Creo que ante la confusión de Gonzalo hice lo que debía hacer, teniendo en cuenta, de la posición que tengo en el colegio para ayudar a los chicos que dejan a mi cargo. Otro hubiera sido el final de esta historia si lo que pasó, se hubiera dado en otro ámbito... jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar