domingo, 2 de octubre de 2016

Dos pelos de concha (1ª parte)





Este mes, festejamos los 19 años de Luciano y casi el primer año que empezamos a convivir, porque aunque no tenemos una fecha definida, decidimos que su cumpleaños iba a ser la fecha elegida para celebrar que somos pareja. Luciano quería una celebración íntima mientras que yo prefería algo más grande. Finalmente y como está pasando en estos últimos tiempos, Luciano ganó la puja. Creo que con él, dejé de lado mi faceta de 'patrón de estancia' aunque lo sigo manteniendo en otros aspectos..

Así que esta fue la tónica que le dimos a la celebración. Ni siquiera los 'diositos' más íntimos de él, y que son el 'pollo', el 'pollito Carlitos' y los 'pollitos BB'. El 'pollo' porque desde que 'sale' con el Matius, mucho no lo ve, a pesar que hace un año atrás era 'culo y camisa', es decir, estaban juntos todo el tiempo, excepto a la noche. Pero un año más tarde, todo eso aparentemente terminó. A Carlitos no lo termina de digerir del todo no sé por qué y con los 'pollitos BB' estaba todo bien pero...

Así dadas las cosas, y como el 'festejo' tenía que ser 'íntimo' decidimos tomar un fin de semana, aprovechar la promoción de un hotel cercano de cinco estrellas, que nos ofrecía una oferta más que tentadora, de dos días con una noche, en una suite con vista al río, que incluía desayuno y cena, spa, gimnasio, sauna, piscina, frigobar, cena en la habitación, estacionamiento y demás que se nos hacía más que tentador. Y si bien el precio no era barato, tampoco era caro por todo lo que nos ofrecía.

Así que llamé por teléfono y hablé con el encargado que me confirmó la promoción y que amplió, en detalles, sugerencias y consejos. Y como hacia varios días que veía al Tato, muy estresado, pensé que sería una buena idea que se tomara él también, un fin de semana, para ir con la novia en un ambiente espectacular y totalmente distendido. El tipo me dijo que si éramos dos 'parejas', nos podía mejorar el precio y nos agregaría algunas 'cositas' más como para que nos sintiéramos realmente 'especiales'.

Así que no lo pensé mucho y le di para adelante. Reservé las habitaciones y aboné la reserva haciendo una transferencia bancaria. Hasta ahí todo bien. Cuando volví del colegio, le dije a Luciano lo que había hecho. Luciano estaba exultante porque si hay algo que le gusta mucho es estar conmigo, aunque sea haciendo 'huevo' (nada). Y más todavía si el ambiente y el entorno donde disfrutarnos es espectacular, porque si hay algo que Luciano no desprecia, es el confort, la comodidad y el lujo.

Esa misma noche, cuando volvió el Tato, le dije de como lo veía y de la decisión que había tomado, y, aunque no lo había consultado, pensé que le iba a gustar la idea. Pero, el diablo mete la cola en el momento más impensado. El Tato me dijo que mi idea era fantástica pero que él ya no estaba 'saliendo' con la novia. Se habían separado de mutuo acuerdo y que no pensaba, ni ella ni él, en reanudar relaciones sentimentales entre ellos. Esa noticia me cayó como 'un balde de agua fría'. 

El Tato me dijo que le hubiera venido bárbaro un fin de semana así porque el 'estrés' que él tenía, era porque tenía algunos problemas, no sólo con la novia, sino también en la facultad y en el trabajo. Y que le hubiera venido más que bien, pasar un fin de semana en un ambiente distendido, pero las cosas se daban así y no había forma de cambiarlo. Que ya iba a ver que hacer y que no me preocupara, que él me devolvería el dinero que yo había pagado como 'seña' y todo eso. 

Yo le dije que no y que lamentaba que él y la novia se hubieran peleado. Que el dinero, como dice mi vieja, 'va y viene' y que ya iba a ver como solucionar ese tema. También le dije que tanto Luciano como yo, nos hubiera gustado que fuera con nosotros y pudiéramos disfrutar de un fin de semana, con nuestra respectivas 'parejas'. Le sugerí el nombre de ex-novias que tuvo o de otras chicas que le aceptarían con gusto una invitación de esas características pero el Tato rechazó todas mis sugerencias.

Y como veía que el asunto le daba vueltas en la cabeza, le propuse que fuera con algún amigo, como el Sebi o el Billy, que son amigos desde que eran chicos y que se llevan más que bien y se entienden con sólo mirarse. O de última le podíamos decir al Nachito si quería ir, así de paso, estábamos juntos los cuatro que convivíamos en mi casa participando de nuestro aniversario y con una celebración ínitma como quería Luciano. El Tato, resignado, me dijo que sí y que podía ser el Nachito su pareja.

Yo le dije que era lo mejor y que el Nachito, más que seguro iba a decir que sí, así que ya teníamos el tema solucionado, cuando el diablo, volvió a meter la cola. Luciano, que no había hablado hasta ese momento, dijo por qué en lugar del Nachito, no le decíamos de nuestro plan al Tomi. Porque él sabía que el Tato y el Tomi no solamente se llevaban bien sino que también pasaban 'cosas' entre ellos, que hacía mucho que no veíamos al Tomi y que seguramente, el Tomi iba a querer ir sí o sí.

El Tato dio un respingo y los ojitos se le llenaron de vida. El Tomi! Cómo no había pensando yo en el Tomi? Obvio que el Tomi era la persona más indicada! Muchísimo más que el Nachito y que cualquier 'minita'! El Tato tiene debilidad por el Tomi y el Tomi, por el Tato. Y sino fuera, porque este boludo del Tato, se le da por exteriorizar su bisexualidad con 'pibitas', creo que el Tomi, sería su pareja ideal, porque ama al Tato y el Tato ama al Tomi aunque no quiere reconocerlo.

Así dadas las cosas, esa misma noche, le mandamos mensajes de 'wsp' (whatsapp) al Tomi, porque como trabaja en turnos rotativos, nunca sabemos si tiene que trabajar de mañana, tarde o noche. Y como no le dejan usar el celular en el trabajo, nos comunicamos por medio de mensajes y no le hablamos directamente. Por suerte, el Tomi no estaba trabajando y nos contestó 'al toque' (rápidamente). De ahí que le hablamos al celular y le explicamos cuál era nuestra idea, obviando el tema que el Tato se había peleado con la novia y que lo prefería a él antes de a cualquier otra 'minita'. Obviamente, que el Tomi dijo que sí. Que podía arreglar el permiso para que le dieran esos días y así podíamos disfrutar de nuestra compañía como lo hacíamos antes. Y digan lo que digan, acá hay un refrán que dice que 'dos pelos de 'concha' (vagina) tienen más fuerza que una yunta de bueyes', yo digo que 'dos pelos de pija/culo también tienen tanta fuerza como dos pelos de concha'... jeeeeeee...






8 comentarios:

  1. Pues feliz cumpleaños para Luciano, feliz aniversario para ambos , feliz reencuentro para la pareja clandestina y feliz promoción para el hotel organizador, que así rentabiliza el fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alucinaito! Creo que en este tiempo de 'bonanza' es la frutilla que necesitaba para cerrar este blog. Después de 10 años creo que ya es tiempo no? Pensar que solamente era por un tiempo... jeeeeee...

      Besos!

      Pd. Tengo ganas de chatear con vos. Pasame tus posibles horarios a yo.lucky.luciano@gmail.com y decime también si tenés whatsapp, aunque con lo tecnologizado que estás, dudo que lo tengas! jaaaaaa... chauuuuuuu!

      Eliminar
    2. Pidiendo el respectivo permiso voy a utilizar el contacto enviado para contarte un poco de mi y el porque estoy tan agradecido contigo a través de los años que te estuve siguiendo y sigo por acá... Más aún que estas en miras de no escribirnos más, no quiero que te despidas sin conocer un poco más de mi... y créeme que te entiendo, tal vez ya llegaste al punto que ya no es tán satisfactorio para ti escribir tus pots como antes cuando tenias aquellos kilombos y lagunas mentales, entre otros muchos factores más como la madurez que has alcanzado y el tener otras expectativas de tu vida en la cual ya no estamos... Pero cualquiera que sea te seguiré muy agradecido por tus relatos de todos estos años...

      Se te quiere y aprecia mucho Lu....

      Besos...

      Eliminar
  2. Me ha gustado conocer el refrán que usáis por allá, creo que el correspondiente de aquí sería: "dos tetas tiran más que dos carretas" :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mejor tu refrán porque el nuestro ni siquiera rima, pero es así, aunque por lo que vivimos, los pelos de una pija o un lindo culo de 'diosito' tienen mas fuerzas que dos tetas... jeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  3. A pasarlo bien en el hotel, ya nos contarás como ha ido todo y si finalmente tiran más dos pelos de pija o de concha.. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya escribí la 2º parte de mi post. Y por lo que he visto, los pelos de un culo de 'diosito' tiran más que dos pelos de concha!

      Besos!

      Eliminar
  4. Aquí decimos que nada estira más que un pelo de coño (de concha).

    Feliz Aniversario!

    Un abrazo

    ResponderEliminar