miércoles, 26 de octubre de 2016

Encuentros y desencuentros.





Joaquín (Colo) es del tipo 'diosito' de los que me vuelven loco. Es alto, delgado, de físico normal, cuerpo musculado naturalmente, muy lindo de cara, cuerpo y cola y muy facherito (atractivo). Pero a diferencia del resto, Joaquín es el primer 'colorado' con el que me relaciono. Pero no es un colorado común. Es del tipo de colorados que más que tener el cabello colorado es anaranjado y sus ojos son de un verde que llama la atención de quien los mira. Obviamente es muy pecoso y muy (demasiado) blanco. Tiene 17 años. Cursa 5to año del secundario y es el menor de cinco hermanos. 

Y como buen gaycito adolescente sin experiencia está en la disyuntiva del 'quiero y no quiero'. Después de ese viernes a la noche, donde solamente hubo caricias, tocamientos, gestos y sonrisas, yo pensé que íbamos a acentuar ese encuentro, esa misma noche o los días siguientes. Pero nada de eso ocurrió. Después de ese encuentro, medio que todo se enfrió. El Colo no apareció por el gabinete durante toda la semana. Pensé que los de 5º año estarían muy ocupados y que por eso no venía al gabinete pero los compañeros sí iban. Eso me puso en 'guardia'.

Qué estaba pasando? El Colo había tomado 'distancia' y no sabía la causa, pero me la imaginaba. Me había dicho que le había gustado lo que habíamos hecho y lo había aceptado y ahora esto? Creí que era la forma que tenía para decirme que no. La 'procesión' me corría por dentro aunque por fuera me mostraba sereno. Que me estaba pasando? Era un simple 'calentamiento' o estaba enamorado de ese 'pibito'? De otra forma no podía explicar todo lo que estaba sintiendo. La tarde del viernes llegó y no tenía noticias del Colo. Seguramente, se había arrepentido de lo que habíamos hecho. 

Él Colo mismo en algún momento me dijo que estaba demasiado borracho para saber si lo que habíamos hecho estaba bien o mal y si se sentía bien o no haciéndolo. Cuando volví a mi casa, Luciano se había terminado de duchar y estaba casi desnudo, recostado en la cama, mirando televisión, apenas cubierto por el cubrecamas. Apenas lo vi, deseé poseerlo y hacerlo mío. Me desnudé rápidamente y lo penetré, sin tanta 'previa' (caricias y besos) como hacemos siempre. A medida que lo penetraba y gozaba, más y más, no podía dejar de pensar en el Colo. 

Aquello ya era una locura y yo el loco, protagonista de aquella sinrazón. Luciano debe haber notado algo porque me dijo: 

Luciano: te pasa algo?

Yo: no, por?

L: no, por nada, solo que me pareció que te pasaba algo.

Y: no, nada. Estoy cansado nada más.

L: querés que me quede? 

Y: no, para que te vas a quedar? Tu mamá te espera.

L: está bien, pero seguro que no te pasa nada?

Y: sí, bebé, seguro. Tengo un 'problemita' con uno de los 'pibitos' del gabinete pero nada del otro mundo. Mañana al mediodía te paso a buscar como siempre y vamos por ahí y te cuento, dale?

L: sí, dale. 

Y: te amo con locura, bebé. Tanto, como jamás amé a nadie. Bueno, nos damos una ducha y te llevo hasta la casa de tu mamá? 

Así que eso fue lo que hicimos. Cuando volvía de regreso a mi casa, después de dejarlo a Luciano en la casa de la madre, recibí, de Luciano, varios 'wsp' todos del mismo tenor: 'Te amo', 'Sos el único macho que voy a amar en mi vida', 'Sos mi hombre', 'Quiero ser tuyo siempre y para siempre'. Después entró otro más que no leí porque en ese momento (viernes al anochecer) el tránsito en la zona céntrica, se complica mucho. Recién leí el 'wsp' en casa, después de cenar y de tratar de recordar para una próxima vez, no apurar a ningún gaycito, especialmente, cuando está no sólo indeciso sino que también super reprimido. Tengo que aprender a tomarme todo el tiempo del mundo y con mucha paciencia ir trabajándolo de a poco. Mi inhabilidad me costó mucho más que un simple 'polvo'. Me costaron muchos más polvos y también la amistad con el Colo, un 'diosito' casi único. En ese momento me llegaron dos 'wsp' más que me recordaron que tenía uno sin leer. Decían: 'Hola, cómo estás' el primero de ellos y, 'Por qué no me contestás?' y 'Estás enojado?', los otros dos. Todos del mismo remitente: el Colo...





10 comentarios:

  1. Siempre acabas teniendo suerte...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi siempre la suerte me acompaña, JOSEP, pero a la suerte hay que ayudarla. Como en este caso. El Colo necesita paciencia y tiempo y pienso darle las dos cosas para conseguir de él, lo que tanto quiero.

      Lo único que me jode es que los mismos sentimientos que tengo para Luciano siento que también los tengo por el Colo y eso me desestabiliza, porque creí que con Luciano mi 'poliamoría' se había terminado pero ahora veo que no. Y la verdad que antes no me molestaba, pero ahora me preocupa.

      Besos!

      Eliminar
  2. Es muy importante saber gestionar los tiempos o pasar a otro objetivo cuando la otra parte directamente no está interesada. Por experiencia propia te digo que cuando han querido tirar mucho de la cuerda ésta se ha roto o les ha dado en la cara. Es lo que tiene ser facilón en el sexo, no hace falta que me insistan porque les doy fácil lo que buscan/buscamos pero otra cosa es cuando quiero algo más, que me tomo mi tiempo.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CHRISTIAN: es así, más o menos, como le dije a Josep en el comentario de arriba. El 'Colo' necesita paciencia, comprensión y tiempo y yo estoy dispuesto a dárselo por todo lo que siento por él y por lo que me despierta. En cuanto a no tirar mucho de la soga, no tengo mucha experiencia en esto ya que la mayoría de mis 'encuentros' sexuales fueron 'fáciles' (puedo contar con los dedos de las manos a aquellos que les dediqué mucho tiempo o me hice el difícil)... jeeee...

      Besos!

      Eliminar
  3. Hola Lucks, Me parece que no tendrías q confundir enamoramiento con obsesión, sobre todo xq intuyo que no te gusta perder y cuando algo se dilata en el tiempo no estas acostumbrado a esperar, lo queres todo ya!!! y el colo debe de estar en su closet 5 estrellas y de tanto que lo pensaste mientras penetrabas a luciano que recibiste mensajes de el, si tendrá poderes la mente :O
    Igual si el colo pone de excusas el alcohol y los tragos de mas, yo no le creo nada!!!!! saludos -juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más o menos, interpretás bien la situación JUAN. El Colo necesita 'tiempo' para darse permiso. Y para eso hay que tener mucha paciencia y no la ansiedad que yo desarrollo en estos casos, que estoy acostumbrado, a conseguir todo 'ya'.

      De todos modos, cuando algo o alguien, realmente me interesa, sé esperar todo el tiempo que sea. Y es lo que me pasa con el Colo.

      En cuanto al alcohol, lo libera al Colo de muchas de sus represiones que él disfruta pero que también padece. Es que esto, de la 'represión' es una cosa seria, porque actúa contrariamente a los deseos de la persona y no se la resuelve ni con buena voluntad ni de un día para el otro. En fin. Muchos nacen con estrellas y otros nacen estrellados...

      Besos!

      Eliminar
  4. Ah, vaya, el primer pelirrojo. Novedosa la raya del tigre, es normal que te haya perturbado la cuestión. Supongo que la cosa termina en reencuentro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El 'colorado' es la figurita difícil que me faltaba en mi colección de 'diositos', ALUCINAITO (aunque me faltan algunos más). Y como tal (figurita difícil) merece toda mi atención. Además, despertó en mí, casi los mismos sentimientos que siento/tengo por Luciano. Creo que mi monogamia duró bastante tiempo y el Colo, despertó nuevamente mi poliamoría y lentamente, vuelvo a la 'poligamia'... En fin, es lo que hay.

      Besos!

      Eliminar
  5. tal como dijo alucinaito, pelirrojo y de ojos verdes, primera vez!! pero que primera vez!! es mi combinación preferida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y desde ahora, tu combinación preferida, ANONIMO, también es la mía, aunque todavía no vi todo, sí 'palpé' partes y te puedo asegurar que aparentemente, es mucho más lindo de lo que yo esperaba! jaaaaaa...

      Besos!

      Eliminar