domingo, 6 de noviembre de 2016

Bloqueo




El miércoles 26 tuve que rendir el último 'parcial' para acceder a uno de los dos finales que me quedan. Parece que faltando poco, como me falta para recibirme, todo se hace más difícil y complicado. Por las características de la materia, yo sabía de antemano que el examen iba a ser difícil porque es una especie de 'tamiz': lo aprueban muy pocos. La mayoría reprueba y tiene que volver a rendir esa materia, varias veces. Yo a esto lo sabía y me preparé en ese sentido. 

Haciendo cálculos, sabía bien un 90% de la materia y un 10% lo sabía en forma regular. Ergo, no debía haber sorpresas. Qué podía pasar? Simple, me tocó la parte que sabía apenas regular. Qué mala leche! Si hay algo que no pude superar hasta el momento, es ponerme nervioso en los exámenes. Cuando me di cuenta que el tema que me había tocado, no lo sabía como los otros, se me hizo una 'laguna' mental enorme, que puso mi mente en blanco y que terminó por bloquearme totalmente.

Y me metí en un 'círculo vicioso': cuanto más nervioso me ponía, mi 'bloqueo' aumentaba. Y cuanto más aumentaba mi bloqueo, más nervioso me ponía. En síntesis, un verdadero desastre. Para mal de males, éramos pocos los que nos habíamos animado a enfrentar a una de las 'mesas' (tribunales de profesores) más temidos. Mientras, yo, me debatía entre afrontar dignamente mi derrota y retirarme o luchar hasta el fin, vendiendo cara mi derrota.

Y como mi vieja siempre dice que hay que 'pelear' hasta el final, decidí quedarme. Estuve pensando un montón de tiempo pero mi concentración era nula. Mi mente viajaba, desde Luciano hasta el Colo, pasando por los 'pollitos' y los 'pollitos BB'. También se vinieron a mi mente, el resto de los 'diositos' y los recuerdos más imborrables que tengo con ellos. Para colmo, parte de la materia, la había estudiado con Luciano.

Esa parte, la que estudié con Luciano, fue a la madrugada, quitándonos horas de sueño. Pero, tengo que reconocer que no fue un tiempo aprovechado para estudiar porque nos transábamos casi permanente, cada vez que me tomaba un descanso y que terminábamos en la cama o en el sofá o parados o apoyados en la mesa, o en las posiciones más inverosímiles, haciéndonos el amor desesperadamente. Ahora, la Vida me pasaba 'factura' y yo la estaba pagando y cómo! 

En todo eso estaba pensando, cuando apareció la carita de Luciano por la puerta del salón, sonriente, hermoso y tan 'diosito' como siempre, haciéndome gestos y muecas desde afuera. Su presencia hizo que en mi cerebro se corriera el velo que cubría mi memoria. Y empecé a escribir desesperadamente, tratando de ganar el tiempo perdido. Tantas cosas puede hacer un 'pibito'? Su sola presencia me movilizó totalmente y si bien, no contesté todas las preguntas, contesté la mayoría aceptablemente.

Después de alcanzado el tiempo estipulado y entregar mi examen, me dijeron que iban a tratar de evaluarlo lo antes posible, contrariamente, a lo que yo pensaba, que lo iban a corregir esa misma noche. Así que la calificación me la darían, 48 horas después, es decir, el viernes a la noche. Y el viernes a la noche, yo tenía planeado encontrarme con el Colo! Además, Luciano, me decía que me había traído suerte y quería ir a buscar el resultado del examen conmigo. 

No le podía decir que no, por razones obvias. No hay con qué darle, 'cuándo un pobre se arremanga, hasta el culo se le ve'. Luciano había decidido no ir a la casa de la madre ese viernes y quedarse conmigo en casa. Ergo, tuve que escribirle un 'wsp' al Colo para decirle que ese viernes no podíamos encontrarnos. Asumí que el Colo se enojó porque no me contestó. El segundo 'bloqueo' en un ratito de ese día... por favor! 

El viernes a la mañana, apareció el Colo por el 'gabinete', diciéndome que el miércoles le habían robado el celular a la salida del colegio y que no había ido al colegio el día anterior, porque no se sentía bien anímicamente. Así que no estaba enojado como yo pensaba, sino simplemente, incomunicado. Le conté lo de la facultad y me dijo que no había problema y que nos encontráramos el viernes siguiente. Era la única salida posible y otra opción no teníamos. Así que quedamos así. 

A la noche, fui con Luciano a la facultad a buscar el resultado de mi examen. Uno de los profesores, me explicó que el examen estaba 'aprobado' pero con 'reservas', ya que entre los profesores no se había puesto de acuerdo con la calificación final. En la hoja se notaba claramente, un '5' encerrado en un círculo, al que habían transformado en un '6' (calificación mínima para aprobar el examen). Me explicó cuáles habían sido mis 'errores' y me dijo que tenía que estudiar más, porque '6' no era la calificación que creía que yo me merecía. Bueno, al fin me reconocían las cosas buenas que venía haciendo. Le dije que sí y que me había puesto nervioso por una circunstancia personal por la que estaba atravesando. Me respondió que ya estaba en la 'recta final' de la carrera y que hiciera el último esfuerzo, ya que mucha gente de la facultad, tenía grandes expectativas puestas en mí. Le dije que estaba  bien, le di la mano y me alejé. Apenas salí, me encontré con Luciano, que me esperaba cerca del estacionamiento. Yo estaba tan emocionado por lo que me habían dicho, que me olvidé que todavía estoy en el 'clóset' y mientras lo abrazaba, di un apasionado beso en la boca de ese 'pibito', que sin quererlo, se transformó en el principal motivo de mi existir... jeeeee...




12 comentarios:

  1. El amor inspira... ¡Fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo que el amor inspira, RAÚL! (aunque más que el amor, creo que la inspiración me la da el destinatario del cual estoy perdidamente enamorado, al menos, hoy por hoy)... Jeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  2. Me alegro un montón, espero que lo celebraras con Luciano como es debido ;)

    Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me debo estar volviendo viejo, CHRISTIAN, porque esto de estar enamorado de una sola persona y serle fiel tanto tiempo, no era característica mía. Y mirá que encontré verdaderos 'diositos' que pasaron a formar parte de mi vida y yo la de ellos. Pero esto que siento y que me hace sentir, Luciano, es diferente a todo lo que antes conocí. Luciano es un antes y un después. Y como 'diosito' que es, celebro permanentemente y de mil formas diferentes, estar en comunión con él.

      Besos!

      Eliminar
  3. Este episodio me recuerda algo aquel famoso examen de mates en el cole, con el director, Agus y todo aquello. También hubo entonces diosito en la puerta, pero no me acuerdo de cuál :(
    En cualquier caso enhorabuena, ya queda menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debés tener memoria de elefante, ALUCINAITO, porque por mucho que pensé no pude recordar el hecho que me describís. De todos modos, ese examen, fue el último parcial para poder regularizar la materia. Ahora me queda, prepararme para los dos finales que había decidido rendirlos en febrero/marzo pero que Luciano me está convenciendo, para que uno de ellos, lo rinda a finales de noviembre/principios de diciembre, con aquella premisa tan adolescente de que 'el que no arriesga, no gana'... En fin, veremos dijo Lemos!

      Besos!

      Eliminar
  4. Recuerdo que mi final de carrera fue horrible, los nervios en los exámenes eran cada vez mayores. Tanto es así que afirmé que no estudiaría nunca más (cosa que afortunadamente no hice) porque no quería hacer ningún examen más en la vida.

    Solo recuerdo una vez haberme quedado totalmente en blanco. Tanto es así que entregué la hoja con tan solo mi nombre. La sensación es de lo peor que he vivido.

    Me alegra saber que ese chiquillo te inspira tanto... Por eso me temo que el asunto del Colo sea jugar con fuego...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaaa... parece que el mal ánimo es internacional! Yo también me dije que después que me reciba, no quiero más exámenes en mi vida! Seguramente, después uno no lo cumple pero te puedo asegurar que lo pensé.

      En cuanto a mi 'inspirador' y 'motivador' parece que te adelantaras a mis pensamientos o que nuestros pensamientos se encontraran vaya a saber donde... Pero, ya me planteé que con el Colo estoy jugando con fuego innecesariamente, aunque esta vez, no es simple 'calentura'.

      Ese chico despierta sentimientos parecidos a los que me despierta Luciano ahora y a los que me despertó Marco o el mismo Sebi. Hay algo más que simple 'calentura' y aunque no me creas, a eso, le tengo miedo.

      Besos!

      Eliminar
  5. Hola Lucks, q casualidad ayer tuve parcial tamb y el tema que mas me sabia a la hora de responderlo me quede en blanco, q broncaaaa, igual después del rato me acorde de todo! los exámenes y parciales si serán desgastantes, responder entre 8 y 10 preguntas en 2 horas es una explotación!!!! inhumano!!!!! yo siempre salgo a mojarme la mano al baño xq me duele de tanto escribir! jejeje saludos -juan

    ResponderEliminar
  6. Los últimos exámenes viene con un 'plus' extra, JUAN, que me lleva a ponerme más ansioso/nervioso que otras veces. El hecho de estar al final de la carrera no es lo mismo que estar al principio. Por otra parte, si bien, la carrera se me alargó bastante, creo que hice los méritos suficientes como para que me consideren un muy buen alumno, situación de revista que debo/quiero mantener... jeeeee...

    Besos!

    Pd. que susto! cuando dijiste que tenías que mojarte la mano pensé que te dolía por otra cosa y no por tanto escribir... (se me estará quemando la cola?) jaaaaa...

    ResponderEliminar