sábado, 18 de marzo de 2017

Decisión final




La reacción en cadena se produjo una noche, cuando estábamos cenando todos (léase los 'pájaros', y nosotros) y se me ocurrió comentarles la idea que teníamos, Luciano y yo, de irnos a vivir solos. Se los dije, sin preparación previa ni haber comentado nada antes. La verdad que no me pareció pertinente. Tampoco era una cuestión de 'estado' pero así fue tomado y la reacción de los 'pájaros' fue dispar aunque al principio, les cayó como un balde de agua helada que los conmocionó.

Y los conmocionó tanto que esa sensación se transmitió al ambiente. Se creó un silencio que parecía que había petrificado la zona y que una tijera, lo podía cortar. Cuatro pares de ojos se clavaron en mí y todos, absolutamente todos, dejaron de comer. Así que no tuve otro remedio que explayarme, justificarme y explicarles cuál era la idea y que nos motivaba para concretar esa idea: la búsqueda de una intimidad que habíamos perdido y queríamos recuperar.

También les dije que nadie tenía la culpa, ya que todos tenían 'derechos' en la casa. Y no solamente de vivir en ella, sino de recibir amigos, hacer y deshacer y todo eso. Y que me parecía perfecto que sea así. Que era solamente por una cuestión de 'intimidad' que sentíamos que habíamos perdido y que necesitábamos. La mala nueva fue difícil de digerir, según las respuestas que tuvimos, cuando conversamos individualmente y en diferentes días de la semna, con cada uno de ellos.

LOS QUE NOS DIJO EL TOMI.
Me dijo que ya se lo veía venir y sabía que en algún momento iba a pasar. Y que entendía que no es lo mismo, vivir solo que en pareja porque la pareja necesita tener una 'intimidad' que no se podía circunscribir a nuestro dormitorio solamente. Que estaba de acuerdo con nuestra idea y que teníamos su 'bendición' para que le diéramos para 'adelante'. Que yo me merecía lo mejor del mundo y que estaba muy agradecido por todo lo que habíamos hecho por él, tanto mi viejo como todos nosotros.

Y ahí nomás se 'quebró' (emocionó) y nos dijo, que lo único que lamentaba es que mi 'ida' iba a provocar que ellos también tengan que abandonar el departamento porque no estaban en condiciones económicas para mantenerlo. Una, porque él, en ese momento, no tenía trabajo, aunque tenía un poco de dinero ahorrado. El Nachito no trabajaba y el sueldo del Tato no alcanzaba para afrontar los gastos de la casa. Así que probablemente, iban a tener que buscar un lugar donde vivir. Con la madre, ni lo pensaba. Con mi viejo, 'no daba' (no era pertinente). Tampoco con mi vieja, porque aunque nunca tuvieron 'diferencias', el Tomi nunca fue 'santo de su devoción'. Así que lo más probable era que alquilara una habitación amoblada en una casa de pensión hasta que consiguiera trabajo y pudiera estabilizarse económicamente y ver si podía alquilar aunque sea un departamento de un solo ambiente y que otra cosa no podía hacer.

LO QUE NOS DIJO EL TATO.
Me dijo que no le extrañaba que yo quisiera irme de mi casa, porque él también pensó, muchas veces que algún día, esa convivencia se tenía que terminar. Especialmente, porque ahora, al estar más 'grandes', cada uno de nosotros, buscaba esa libertad e independencia que era muy difícil de lograr viviendo todos juntos. Incluso, me dijo que él también había pensado alquilar un departamento para irse a vivir con la novia, pero que tuvo que renunciar a ese deseo porque no le alcanzaba el sueldo para todos los gastos que tenía que afrontar.

Incluso, compartió la idea con el Tomi para que se fueran juntos y alquilar un departamento de dos dormitorios y dividir los gastos, pero el Tomi, estaba pensando, en esa época, renunciar al trabajo y reiniciar la facultad, y no iba a tener dinero para afrontar la idea del Tato, por mucho que lo subyugaba la propuesta. Así que todo quedó en la nada. El tema era que no quería irse a vivir con ninguno de mis viejos, así que la otra que le quedaba, era irse a vivir a la casa del campo, pero le quedaba lejos y se la iba a pasar viajando. Esa idea la había barajado también con el Tomi, pero los dos tenían el mismo problema de horarios y de distancias.

LO QUE NOS DIJO EL NACHITO.
Me dijo que no entendía por qué nos queríamos ir a vivir solos, teniendo todo lo que teníamos. Que si era para estar más tiempo solos que nos podíamos organizar. Y que si yo no quería que él llevara a los amigos, no los iba a llevar más y listo. Pero que todo era cuestión de organización. Y después, empezó a 'dorarme la píldora' (hablar bien de mí). Me dijo que él me necesitaba, que no podía dejarlo solo y menos ahora que era el momento que más me necesitaba. Que yo no solamente era el hermano mayor, sino su mejor amigo, su verdadero papá, su maestro, su guía y así siguió por un largo rato. 

Finalmente, apoyó su frente sobre la mesa, se cubrió el rostros con los brazos y se echó a llorar. La puta madre! Esa sí que no me la esperaba! Bah, no me esperaba nada de lo que me había dicho y entre sus palabras y sus lágrimas, me conmoví tanto que no pude evitar comenzar a lagrimear. Y Luciano que estaba conmigo, y como es de lágrima fácil, terminamos llorando los tres. El Nachito me pidió por favor, me rogó y me imploró que no me fuera y que si me iba, lo llevara conmigo. Que no quería irse a vivir con mi vieja ni con mi viejo. Que quería vivir conmigo y con nadie más. Que él se iba a encargar de todas las cosas de la casa, de hacer las compras, de limpiar, lavar y acomodar, pero que no lo abandonara. Y siguió llorando y prometiendo y comprometiéndose para muchas cosas. Qué 'pendejo' (pibito) de mierda! Qué hacer? Le tenía que hacer comprender que Luciano quería tener intimidad y que él, era parte, de los que no nos dejaban alcanzar esa intimidad que tanto anhelábamos. Qué se hace, en un caso así, cuando dos amores incondicionales colisionan?

LA SOLUCIÓN DE LUCIANO.
Cuando el Nachito se fue y quedamos solos, Luciano, cuyo peso en kg, debe ser todo de oro, incluido su corazón, me dijo que le daba lástima el Nachito y que no podía dejar de ponerse en su lugar. Y que también le daba lástima el Tomi, porque solamente con nosotros, conoció lo que realmente era una familia y una vida 'normal'. Y que vivir en una pensión era horrible, porque iba a tener que convivir con gente que no conocía, que no lo querían y siguió con la 'sanata' (argumentación) un buen rato.

Y ahí fue cuando me dijo que el Nachito y el Tomi, se podían mudar con nosotros, total, íbamos a alquilar un departamento de dos dormitorios. Así que, en uno, podíamos dormir nosotros y en el otro, ellos. El Tato mucho no le 'calentaba' (preocupaba) porque tenía novia y pensaba, irse a vivir con ella y la situación era 'diferente', que bien podía arreglarse con la casa del campo. O de última, irse a vivir con nosotros, hasta que encontrara 'algo' económica para alquilar y mudarse con la novia y todo eso.

DECISIÓN FINAL.
Con ese pensamiento, le dije a Luciano, que no cambiaba nada y que iba a volver a pasar lo mismo que nos pasaba ahora pero en un lugar mucho más chico. Luciano se rió y me dio la razón y me dijo que pensándola bien, era mejor como estábamos y que el Nachito, tenía razón, que si nos organizábamos bien, las 'cosas' podían cambiar. Así que, en esa quedamos. Dimos 'marcha atrás' en nuestros planes de mudanza y decidimos hablar con los 'pájaros' para ver como nos podíamos organizar para que todos estuviéramos contentos. Definitivamente, esta intimidad buscada, nos dio la posibilidad de sincerarnos entre nosotros y lograr, un consenso para mejorar la convivencia. Todos estamos creciendo y no somos los mismos de antes. Así que tuvimos que juntas las 'cartas' (naipes), mezclar y 'dar' (repartir) las cartas de nuevo. Algo así como dice la oración de Alcohólicos Anónimos: 'Serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar. Valor para cambiar aquellas que puedo. Y sabiduría para reconocer la diferencia'... En fin,..




11 comentarios:

  1. Hola Lucks, coincido con Nachito, y me parece bn que hayan dado marcha atrás... aveces no hay que ser tan individualista y pensar un poco en el resto no hace mal, era cuestión de renovar las reglas de convivencia como ya te dije y listo...
    Para independizarse hay tiempo aun, son jovenes, lindos y tienen el mundo x delante!!! saludossss -juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es lo más conveniente para todos, JUAN, fue dar marcha atrás, aunque creo que a la corta o a la larga, este 'cisma' fraternal se producirá.

      Y sino lo provoco yo, lo provocará cualquier de los 'pájaros' ya que es lógico y normal, pensar, que todos (el Nachito lo será dentro de poco) seremos mayores de edad y buscaremos horizontes nuevos.

      Mientras tanto, trataremos de establecer nuevas normas de convivencia para que todos vivamos en un ambiente mejor.

      Besos!

      Eliminar
  2. Corrige el nombre: "El Tato me pidió por favor, me rogó y me imploró ..."

    ResponderEliminar
  3. Seguramente el que ha organizado la escena con lágrimas estará deseando dentro de poco irse a vivir solo. De todas formas me parece una buena solución, pensando en las cuatro partes. Cuando necesiteis más intimidad que la del dormitorio, lo decís y listo.

    ResponderEliminar
  4. Así es ALUCINAITO. Es como decía en otra respuesta a un comentario. No va a tardar mucho para que se produzca el verdadero 'cisma' fraternal porque creo que es impensable que podamos seguir conviviendo todos juntos por muchos más años. Creo que dentro de dos años, cuando el Tato y el Tomi tengan 25 años y el Nachito, 18, será el momento de la separación. Porque aunque nos llevamos bien y tenemos una buena convivencia, creo que la intimidad, no solamente la vamos a exigir Luciano y yo sino que la van a querer todos.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. En cierto modo te entiendo porque yo mismo provoqué un cisma cuando me fui de casa a los 19 años, en realidad todo iba bien, no había nada que me forzara a tomar esa decisión que me pareció una idea buenísima.

    Vengo a decir que si finalmente hubiérais dado ese paso me parecería bien pero también está bien dar marcha atrás y esperar tiempos más propicos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi familia, el 'cisma' lo provocó la muerte de mi hermano a los 12 años. Eso provocó la separación de mis padres y posteriormente, la disgregación de los hijos.

      Los 'cismas' pueden ser traumáticos al principio, pero a la larga, todos tienen aspectos positivos.

      En este caso, no fue necesario llegar a la separación total. Creo que con una charla sincera y profunda se ppueden solucionar los problemas. Aunque estoy convencido de que a la larga, vamos a queres independizarnos uno de los otros, aunque ahora, todavía, parece que no es el tiempo.

      Besos!

      Eliminar
  6. Anónimo21/3/17 1:08

    Pobrecito el Nachito, te necesita, todavía es muy jovencito y necesita estabilidad en su casa. Hiciste muy bien con la decisión que tomaste. Dentro de un par de años ya va a estar más maduro y seguro que no sentirá tanto la separación. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Nachito es el más chico de los tres (o cuatro) depende como se lo mire. Y no creo que necesite la estabilidad de una casa/familia porque con mi vieja la tendría.

      Lo que el Nachito no quiere es resignar su libertad e independencia que le da el hecho de vivir con sus hermanos y que no tendría viviendo con mi vieja, que es sumamente, autoritaria.

      De todos modos, supongo que podemos vivir un par de años más todos juntos, y cuando él ya sea mayor de edad, quizás no se sienta tan dependiente como ahora y busque su propia libertad.

      Besos!

      Eliminar
  7. Antes de leer la reacción del Nachito, me la estaba temiendo. Recuerdo lo que significó para él venir a vivir contigo.

    Me parece muy acertada la decisión final.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar