domingo, 17 de marzo de 2019

Cosas que pasan 3





Richard: no, disculpá, no quiero que lo de lindo chico, le des otras connotaciones. Te lo dije porque, parecés un buen 'loco' (persona). A ver si pensás que me estoy 'tirando' (seduciendo)...

Yo: ah, no te estás tirando? Qué lástima, ya me estaba 'haciendo la película' (imaginando cosas)...

R: me lo decís en serio o me estás jodiendo...??? 

Y: no, te estoy jodiendo...

R: ah, está bien, porque no me interesan los 'maricas' (gays) ni tener ninguna relación con un 'puto' (gay)... Ni ahora ni nunca... 

Y: está bien... Fue una 'joda' (broma)...  

R: no serás 'trolo' (gay) vos no?

Y: Y si yo fuera gay qué? 

R: no te entiendo... A dónde querés llegar?

Y: está bien, te lo digo 'sin anestesia' (crudamente): sí soy gay... Pero no pasa nada... Me sé ubicar... Te hice una joda nada más que me salió mal... Te pido disculpas... 

R: me seguís 'jodiendo' (haciendo una broma) o es de verdad que sos puto? Igual está todo bien con vos. No pasa nada. Ok?

Y: está bien... Disculpame... Ahí está tu auto... Bueno, ya no tenés que preocuparte más por haber conocido a un puto. En un rato, seremos de nuevo dos desconocidos viajando por las rutas de la llanura pampeana y cada uno por su lado...  

Apenas llegamos donde estaba el Sandero, Richard me pidió que no me fuera y que le diera 'una mano' para cambiar el neumático, porque tenía miedo de mandarse 'una cagada' (hacer algo mal). Le dije que sí aunque yo estaba muerto de vergüenza y no quería seguir extendiendo ese rato con Richard. Por suerte, ahí estaba, como el jueves en medio de la semana, Nazareno, el hijo de Richard, con las 'antenas' (orejas) más paradas que mi pija, cuando me lo estoy cogiendo/follando a Luciano...

Y aunque el pendejito se mantuvo al margen, no se despegó de al lado nuestro, salvo algunos contados momentos que se distrajo, jugando con el celular. La oportunidad de quedarnos solos, la tuvimos, cuando el pibito se fue a orinar a un árbol que crecía solitario a 50 metros de donde estábamos. Así que retomé la conversación interrumpida y le volví a pedir disculpas. Richard me dijo que estaba todo bien y que no pasaba nada y que no pensara más en eso.

Mi 'histeriqueo' (excitación nerviosa) me hizo recordar el primer día que lo conocí al Colo. Cuando fue mi ayudante para hacer el asado en el colegio. Esa noche, como dicen los chicos ahora, 'pegamos onda' (coincidimos) en muchas cosas y aunque no nos dirigimos la palabra nada más que en contadas ocasiones, las miradas, los gestos, los movimientos y los roces de mano anunciaban que algo más profundo iba a pasar entre nosotros.

Con Richard había pasado lo mismo. Pero él había sido muy clarito: nunca tuvo una experiencia homosexual y tampoco la quería tener. No le gustaban los putos. En fin. Me había equivocado 'mal' (mucho). Con Richard, pasó casi lo mismo que con el Colo en su momento: gestos, sonrisas, miradas tiernas, roces de manos y de cuerpos, incluso cuando para decirme que creyó que era muy joven, que pasó el dorso de su mano por mi mejilla. Todo eso, me trastocó y me hizo pensar en otra cosa.

Y aunque mi radar-gay no había funcionado en ningún momento, igual decidí 'jugármela' (arriesgarme) y tirarme a la pileta. Pero me equivoqué. La pileta no tenía agua para que yo nadara en ella. O sea, que interpreté mal, todos esos gestos, sonrisas y roces que me hicieron pensar en otra cosa. La verdad que me sentí avergonzado. Cuando terminamos de cambiar el neumático, Richard se me quedó mirando pero tampoco interpreté su mirada intensa y profunda. Ya me había equivocado feo y no quería seguir 'metiendo la pata' (desubicándome). Así que nos despedimos amistosamente. Intercambiamos mecánicamente los números de nuestros celulares y nos comprometimos llamarnos. Yo sabía que no lo iba a hacer. Richard también iba a Rosario a trabajar pero no era rosarino. No le pregunté de qué trabajaba ni él tampoco me lo dijo. Sí me dijo que quizás algún día, podíamos encontrarnos, tomar algo y ver... Ver...? Ver qué...? (sigue)




lunes, 11 de marzo de 2019

Cosas que pasan 2





Después de que Richard hizo arreglar el neumático e inflado el de auxilio, ya que yo había hecho 30, decidí hacer 31 y alcanzarlo al auto averiado, porque de otro modo, capaz que iba a estar toda la tarde esperando que alguien lo acercara. Además, tenía que llevar las dos ruedas. Así que acomodamos las ruedas en el baúl del auto del Tato, y volvimos a desandar el camino, en búsqueda del Sandero. El resto de la familia (la madre embarazada, la abuela y los 2 chicos) se quedaron en un bar.

El viaje de regreso se nos hizo más largo que el viaje de ida al pueblo. Parecía que habían movido el Sandero y lo hubieran alejado muchísimo más de donde lo habíamos dejado. Hacía calor y el ambiente estaba 'pesado' (muy húmedo). Negros nubarrones anunciaban una próxima tormenta. Apenas comenzado el viaje, Richard me habló:

Richard: te tengo que dar las gracias por la 'gauchada' (solidaridad). En estos tiempos encontrar a alguien que te de 'una mano' (ayuda), no es fácil. Además, de un 'pibito' joven como vos.

Yo: Bueno, solidario puede ser, pero eso de 'pibito'...

R: disculpá si te ofendí... Lo que pasa que para mí sos un 'pibito'. Cuántos años tenés? 20, 21...?

Y: jaaaaa... Ojalá. Todos dicen que parezco de esa edad pero en mayo cumplo 28 años...

R: dale, 'no me jodas' (no me hagas bromas). Cómo 28 años?

Y: y sí, 28... Ya estoy viejo. Vos cuántos tenés?

R: yo 44... Yo soy viejo! Te llevo 16 años... O sea, que yo era como mi pibe cuando vos nacías...

Y: ...

R: 28 años... Igual sos un pibe. Y muy 'fachero' (atractivo). Seguro que tenés miles de minas que andan dando vueltas alrededor tuyo, no? Porque sos un lindo chico. Quiero decir, como persona. Bah, y también físicamente. Tenés novia? Casado no estás porque no tenés anillo...

Y mientras me decía esto, me acarició la mejilla, en una caricia rápida. 

R: pensé que eras un 'pibito' porque ni barba tenés... En cambio, yo, mirá, un par de días que no me afeito y me crece increíblemente. En vacaciones me la dejé (a la barba) pero me la corté antes de salir.

Y: gracias por lo de lindo chico. Y no, no tengo miles de minitas dando vueltas alrededor mío. No te creas. Aunque sí tengo pareja.

Hasta ahí. Para qué aclarar más? El tipo me estaba seduciendo o me parecía a mí? Esto de la seducción siempre me desacomoda. Me gusta seducir 'diositos' pero no me siento cómodo cuando me seduce un 'dios'. Será porque aflora mi parte femenina y cualquiera se da cuenta 'que me la como' (que soy gay). Y Richard, mientras estuvo haciendo arreglar los neumáticos y en ese momento, que volvíamos en busca del auto averiado, me estaba seduciendo...

Mi radar gay no detectó nada en Richard. En ningún momento. Desde el 'vamos' (comienzo) lo sentí padre de familia. Medio autoritario pero podía ser por todo lo que estaban pasando en medio del campo y sin que nadie los ayudara. Claro que esa rudeza que Richard traslucía, aunado a su físico atractivo y a la forma que me trataba, hizo que comenzara a sentir 'algo' por él. Siempre me sale el lado femenino del gay pasivo de adentro cuando estoy frente a un 'madurito' que me gusta.

Y Richard me gustaba. Y creo que se dio cuenta, no sé cómo, pero de alguna manera se dio cuenta. Pero, gay no era. Mi 'radar-gay' (pija) seguía muy quieto y sin ninguna evidencia. Será 'bi'? Será como el Nesti, que al principio se me mostró muy macho y después terminó boca abajo y mordiendo la almohada, tratando de acallar, los gritos que le salían de la garganta, nada más y nada menos, que cuando el Tomi lo penetraba? Justo el Tomi se lo tuvo que cojer/follar? Jaaaaaaa... (sigue)






miércoles, 6 de marzo de 2019

Cosas que pasan 1




El martes pasado llevé al Nachito y al Tomi a Buenos Aires, porque tenían que viajar a Río (Brasil), para abordar allá, el crucero que habíamos comprado para nosotros (Luciano y yo) y que finalmente, como Luciano, está con 'depre' (depresión) y no quiso ir, hizo que le vendiera ese viaje a mi viejo. Y mi viejo a su vez, se lo regaló al Nacho y al Tomi. Así que los llevé a Ezeiza, que es de donde salen los vuelos internacionales. Luciano prefirió quedarse con la Agus en casa.

Después que despedí a los dos 'pájaros', cometí un error. Decidí no volver a la Capital Federal por la autopista sino hacer un gran rodeo, justamente para no perder tanto tiempo en atravesar la ciudad capital. Además, quería llegar temprano, para devolverle el auto al Tato, ya que el mío, está en la chapería. Así que GPS mediante, tomé rutas secundarias, totalmente libres de tránsito pero no sabía que estaban en terrible mal estado. Algunos tramos parecía que habían bombardeado la ruta.

Para mal de males y aunque no había nada de tráfico, tenía que ir despacio por temor a los 'baches' (pozos) de la ruta. Verdaderos cráteres que tomados a velocidad podía romper el tren delantero. Así que decidí ir despacio, disfrutando del paisaje y de la conducción del auto. Mucho del paisaje no se puede disfrutar porque es muy monótono. Kilómetros y kilómetros de una planicie que se extiende hasta el horizonte. Campos cultivados y algunos con vacas lecheras 'criadas a campo abierto'. 

Pero gente o indicios de civilización, no había. En más de media hora de viaje, solamente había cruzado una 'chata' (pick up) que venía en sentido contrario y no me había pasado nadie ni yo tampoco había encontrado a nadie que viajara en mi misma dirección. Hasta llegué a pensar, que si el auto sufría algún desperfecto mecánico, me tendría que olvidar que alguien me prestara auxilio, porque no solo que no había tráfico, sino casas o parajes o pueblos. Tampoco había señal de celular. 

O sea, que si me pasaba algo, iba a ser cadáver hasta que me encontraran... Jaaaaa... Y eso que era pasado el mediodía! En estas boludeces venía pensando cuando vi que adelante, había un auto detenido en la banquina y todos sus ocupantes, haciéndome señas para que me detuviera. La verdad, con la inseguridad que hay acá, estaba como para pensar dos veces si me detenía o no. Pero si el desperfecto mecánico era real, aquella gente, podía estar todo el día esperando auxilio.

El otro detalle por el que me detuve, fue la gente que hacía señas para que me detuviera. Eran dos mujeres, un tipo y 2 chicos. Demasiada gente para un intento de asalto/robo o lo que fuera. Así que aminoré la velocidad y me detuve, un poco más adelante, de la gente que pedía auxilio. El tipo me alcanzó en seguida y lo primero que me dio, fueron las gracias por haberme detenido. Después me dijo que se le había pinchado un neumático y el neumático de auxilio estaba desinflado.

Y que si los podía acercar hasta el próximo pueblo, donde inflaría la rueda de auxilio y haría arreglar el neumático que se le había pinchado. También me pidió si yo podía acercar a la familia hasta el próximo pueblo, ya que la mujer estaba embarazada y ya tenían mucho tiempo de esperar que alguien los auxiliara. Obviamente, le dije que sí, pero que no íbamos a entrar todos en el auto del Tato. Ellos eran 6 y ya venían viajando algo incómodos en un auto como es el Renault Sandero.

Así que no hubo más remedio que dejar al hijo más grande con el Sandero. El resto, viajarían conmigo hasta el próximo pueblo y ahí esperarían en un bar, a que el tipo arreglara la rueda, volviera al auto para cambiarla y los pasara a buscar. En el pueblo encontramos señal de celular y me pude contactar con Luciano. Le dije que estaba atrasado y que iba a llegar bastante más tarde de lo previsto, pero que no se preocupara, que estaba todo bien.

Así que esperé, junto al tipo, a que le arreglaran el neumático y le inflaran el otro. Recién ahí nos presentamos. Se llamaba Ricardo, pero le decían Richard. Iba a San Nicolás, ciudad distante 60 km de Rosario. Venían de vacaciones y habían tomado esa ruta, pensando lo mismo que yo, era más lenta que la autopista pero el tránsito no era el mismo. Además, ellos venían desde la costa y habían salido un día antes, justamente para evitar el tráfico del final de la quincena.

Richard, es un 'madurito' cuarentón, de muy buen físico, cabello muy corto y bigotes. Por las maneras, tiene 'pinta' (parece) de 'cana' (policía). También de 'narco', aunque no creo que un narco, tenga un Renault Sandero por muy perfil bajo que tenga. Es medio 'patotero' (rudo) para hablar y tiene movimientos mecanizados. Unos anteojos oscuros le ocultaban parte de la cara, por lo que no podía saber que rasgos tenía, pero aún sin verle completamente la cara, me gustó, lo vi atractivo.

Un 'cuarentón' atractivo! Parece que en los últimos días me vienen persiguiendo los cuarentones atractivos. Además, es agradable al hablar, si uno hace caso omiso a la manera de expresarse, ya que parece que está permanentemente dando órdenes. Y viste muy bien. Y aunque la vestimenta que tenía, era de calle, como cualquier persona común: pantalón jean, camisa y zapatos mocasines, había algo por la que me sentía atraído y no podía saber qué era. Además, lo que sobresalía de su persona, era el suave pero perceptible perfume alimonado, fresco y penetrante que despedía cuando hacía algún movimiento. Cuando regresábamos en busca de su automóvil, comenzamos a hablar de 'bueyes perdidos' y ahí me enteré de bastante más cosas... (continúa) 





martes, 26 de febrero de 2019

Muela del juicio




El dolor le apareció de pronto, 'sin comerla ni beberla' (sin darse cuenta) y lo que comenzó siendo una molestia, terminó siendo un dolor tan intenso que lo hizo gemir. Con unos gemidos, casi iguales a los que exteriorizaba, las primeras veces que lo penetré. Después se fue acostumbrando y ahora, sigue gimiendo, pero de placer y no de dolor. Aunque más que gemido, es una especie de ronroneo, como hacen la gata de Luciano, cuando está echada en algún lugar confortable.

Bueno, sigo contando. Un día me llamó al colegio para decirme quién era el dentista que me atendía, porque los analgésicos que le sugirió la Agus, no le hacían nada y no podía seguir tomando calmantes de por vida. Así que le dije que siempre me atendió un dentista del pueblo pero que hacía años que no lo iba a ver, ya que había cambiado por un odontólogo que me recomendó mi viejo, que me solucionó el problema y me dijo que volviera a los seis meses. Obvio que no volví nunca más...

Y, como había pasado mucho más tiempo y yo no había vuelto, esa era la oportunidad justa. El tipo atendía a Luciano y de paso, después a mí. Esa noche, le conté a Luciano lo que me había pasado con el tipo cuando fui a verlo la primera vez. Y Luciano, no sé si se hizo 'la película' (imaginó) pero después, no veía la hora de ir a la consulta con el tipo, para ver si era tan lindo como yo decía. Y eso que Luciano es cagón como yo, especialmente, cuando de torno se trata...

Pero mi viejo, al otro día, nos bajó a la Tierra. Cuando le pregunté por ese dentista me dijo que no atendía más en Rosario y que se había ido al pueblo, del que ahora es o era intendente y no ejercía más la profesión. Ahora era político. Así que maldiciendo a todos los santos del cielo, le dije lo que nos estaba pasando y que me buscara un dentista 'como la gente' (buen profesional). Me dijo que cortara la comunicación y que él me llamaría cuando encontrara un odontólogo para recomendarnos.

Pero, se hizo de noche y de mi viejo ni noticias. Así que le mandé un 'wsp' y por medio de 'emojis' (caritas de whatsapp) me dio a entender que se había olvidado (ay, Dios, es igual que el Tato). No se le puede pedir nada, porque tiene su tiempo. Que lo va a hacer, lo va a hacer, pero no hay que esperar que lo haga rápido. Así que le dije que se despreocupara, que ya iba a buscar por mi lado. Así que le pregunté a Luciano quién lo atendía y me dijo que era una dentista pero que no quería una mujer. 

Y cuando le hice la misma pregunta a Carlitos y al Pela, me dijeron lo mismo. Resulta que todos van a la misma odontóloga del barrio. Qué además de ser muy buena profesional, es muy simpática y muy conocida: es la madre del Juanse! Ups! Salimos de Guatemala y nos metemos en Guatepeor! Justo del Juanse? Será mi 'cola de paja' que se me quemaba, pero me daba 'cosas' tener que recurrir justo a la madre de un pibito que el Matius se lo va a 'voltear' (coger/follar) en cualquier momento.

Encima la vieja, nos tiene la re confianza y deja que el Juanse nos frecuente, además de darle permiso para ir donde nosotros lo llevemos. Pero bueno, Luciano no soportaba el dolor y mal que mal, la 'mina' tenía muy buenas recomendaciones, Así que cerramos los ojos, le llamamos por teléfono y le pedimos un turno para una consulta. Obvio que cuando supo que era Luciano el que la llamaba, le dijo que fuera en ese mismo momento (era de noche, casi a la hora de la cena).

Luciano le dijo que no tenía tanto apuro pero la madre del Juanse insistió y para no quedar mal, le dijo que 'íbamos'. Llegamos cuando toda la familia había terminado de cenar. El consultorio de la madre del Juanse, está en la misma casa pero en un lugar apartado. Así que hasta allá fuimos. También vino con nosotros el Juanse. Fue una mala idea acompañar a Luciano, porque una de dos, o salimos del closet y blanqueamos nuestra relación o nos ponemos de acuerdo sobre qué decir.

Por suerte, con la boca abierta, Luciano no podía contestar las preguntas que le hacía la madre del Juanse, pero algunas de ellas, nos hizo caminar por el borde del desbarrancamiento: hace mucho que no venís, me contaron que te fuiste a vivir con un amigo, puede ser? Todavía no tenés novia? Juanse me dijo que estuvo con vos en el campo de un chico amigo tuyo? Qué tal la pasaron? Cómo se portó Juanse? Y mil preguntas más, todas del mismo tenor. Como si la mina supiera o intuyera 'algo'... 

Pero, por lo único que puede sospechar la madre del Juanse, o de cualquiera de los otros pibitos, es la edad de los amigos del hijo. A mí particularmente, me pasó, una vez que el Nachito me dijo que en el club se había hecho amigos de unos tipos de 30 años, con los que jugaba al fútbol. A mí, particularmente no me gustó nada la diferencia de edades (18-30). Pero era mi 'cola de paja'. La diferencia de edad es la misma que tengo yo y algunos de los 'diositos' con los 'pollitos BB'

Yo deduje que era mi 'cola de paja' la que se quemaba porque la 'mina' no podía saber nada de nada. Ni de nosotros ni de la pibada ni del hijo. Ninguna madre, padre o familia sabe de nuestra orientación sexual. Tampoco creo que sospechan nada. Por ahí, la madre de Carlitos pero igual que la madre de Luciano, se van a dejar matar, antes de admitir que tienen un hijo gay. Los míos saben que soy gay pero nunca dijeron 'mu' (nada). Y la Agus, que sabe de mí, del hermano y del primo, pero hasta ahí.

Algún día tendríamos que hacer una encuesta entre todos, para saber quién blanqueó su orientación sexual, quién está en una zona 'grisácea' (intermedia) y quién todavía sigue en el closet. Volviendo a las preguntas de la madre del Juanse, algunas, no me quedó más que contestar yo, sin hacer alusión a nuestra orientación sexual, ni a la relación que tenemos Luciano y yo, o la que tenemos con Carlitos y el Pela, o con los 'pollitos BB'. Para colmo los conoce a todos!

Especialmente, los acercamientos que tenemos Luciano y yo, con Carlitos y el Pela y con el que mantiene ahora, el Matius con el Juanse, que la madre del Juanse desconoce y que empezó como una aventura y por lo que se ve, va a terminar en un noviazgo. La verdad que me gusta el Juanse para el Matius y me encanta el Matius para el Juanse. Los dos tienen cosas parecidas y distintas, y se van a complementar, lo más bien.

Claro que el Juanse, por ser más chico (tenía razón el Matius cuando me dijo que el Juanse tenía 17 años) todavía es medio inmaduro. Pero eso, es cuestión de tiempo. Las veces que le contestó el Juanse a la madre, oscureció más que aclaró y Luciano, se puso de todos los colores, con cada pregunta que le hacía la madre del Juanse. Finalmente, dejó de preguntar y dió el diagnóstico: el dolor es por la 'muela del juicio' que le está saliendo torcida y que está infectada porque la encía está desgarrada y se filtraron restos de comida por ahí. Así que lo mejor era que tomara antibióticos y analgésicos específicos y que en un par de días volviera pasa sacarla. Y que si bien, la dentadura estaba sana, le sugería la colocación de brackets en los dientes, porque muchos dientes estaban un poco desviados y la 'mordida' no era la correcta. Mientras la 'mina' hablaba, yo pensaba: la mordida no será la correcta, pero la 'chupada' que tiene sí, porque cuando me chupa la pija, me hace gozar tanto que es de no creer...!!! Jaaaaaaa...





lunes, 18 de febrero de 2019

Dioses




Esta última semana que pasó y como nos estábamos aburriendo horrores en el campo, decidimos salir y seguir haciendo turismo 'gasolero' (económico). Así fue que por invitación de una amiga de la Agus que vive en otra ciudad, y que hace relativamente poco que se casó, fuimos a visitarla y de paso, recorrer esa zona de nuestra provincia y de otra limítrofe que nosotros no conocíamos. Así que decidimos, la Agus, Luciano y yo emprender ese viaje turístico de una semana aproximadamente.

La amiga de la Agus en cuestión, aparentemente se puso muy contenta de que fuéramos a visitarla, pero nos avisó, whatsapp mediante, que no estaba en la casa, sino que estaban pasando unos días, en la casa de fin de semana, de su flamante esposo, en un pueblo cercano a la capital de la provincia. Y obviamente, nos hizo la nueva invitación para que fuéramos para allá. Sólo que había que hacer unos cuántos km más pero que no íbamos a tener problemas de encontrarlos, GPS mediante.

Y así fue, como terminamos haciendo turismo provincial en el centro de nuestra provincia y en un lugar 'algo' conocido por mí. Algunas cosas, paisajes y lugares los encontraba algo conocidos. Después recordé que por esa zona, anduvimos con el Tomi, el Nesti y los hijos, en un fin de semana 'familiar', en donde ahora que lo pienso en frío, no me di cuenta en aquel momento, de que el Nesti era bisexual pero pasivo totalmente y que justamente al Tomi le fue a pedir que hiciera de activo.

Era más fácil que los árboles salieran corriendo a que el Tomi se lo cogiera todas las veces que el Nesti quería... Por favor, en qué estábamos pensando? De todos modos, no dije nada e identifiqué varios lugares por donde habíamos estado, principalmente el pueblo, algunos lugares y caminos. Después, ya no, mientras que con el Nesti, tuvimos que ir para el lado del río, esta vez tuvimos que andar unos buenos km más para llegar al pueblo y de ahí sí, ir para el lado del río.

Pero con el GPS es imposible perderse. Así que, para no caer con las manos vacías, compramos en un 'almacén' (lugar de venta de comestibles) queso, fiambre y cerveza para la 'picada', ya que estábamos llegando para el mediodía y ya nos habían anticipado que el único menú era asado a las brasas con ensaladas. Después terminamos comprando un poco de todo: yerba (para el mate), café, vino, fernet, Coca Cola, cerveza, leche chocolatada, galletitas y mil boludeces más.

Cuando llegamos, nos dimos cuenta, que habíamos caído en un error de percepción y de comprensión. La amiga de la Agus nos dijo que estaban en la casa de fin de semana del flamante esposo y nosotros supusimos, no sé por qué, pero los tres pensamos lo mismo, que estarían ellos solos. Qué pensamiento extraño! Dos personas solas iban a estar en una casa de fin de semana? Esa idea no soportaba ni la más mínima lógica del sentido común!

Pero recién nos dimos cuenta, cuando llegamos. La casa era enorme y estaba construida en medio de un enorme jardín delantero, donde habían estacionado los autos de la gente que seguramente estaban pasando allí el día o los días, como después nos enteramos. Aquello parecía un show-room de autos de última gama, donde la Ecosport, con el portón hundido por el choque y cubierto con polietileno donde está el vidrio de la luneta, parecía la Cenicienta.

Por suerte, la Agus le había anticipado a la amiga (Flavia) y al esposo (Andrés) que nosotros estábamos llegando, así que nos estaban esperando. Antes de entrar, ante los ruegos de Luciano, íbamos a mentir una vez más sobre nuestros papeles y roles sexuales, donde la Agus y yo, seríamos novios y él (Luciano, se entiende), sería mi hermano. Este pre-acuerdo iba a ser el que íbamos a mantener todo el tiempo que estuviéramos allí. Todo sea para evitar confrontaciones.

Nuestros hospitalarios amigos y sus conocidos, eran del más extremista ideario católico. También socio-económico y político y aunque nosotros comulgábamos con algunas de sus ideas que ahí se planteaban, éramos más flexibles en otras, pero, no tenía sentido confrontar con gente que tenía sus ideas marcadas a fuego desde siempre. Y ni hablar de los gays! Porque aunque gays hay en todos lados, en estos grupos, los gays reprimen su orientación sexual o se mantienen en la clandestinidad.

Durante el almuerzo se habló de todo, aunque especialmente de política, economía, sociedad y deportes. La mayoría, por no decir, todos pertenecían a un club deportivo de élite, donde practicaban algunos deportes (tenis y rugby mayoritariamente) tanto grandes como chicos. Los chicos no eran tantos y la mayoría no pasaba de los 12 años. Los más grandes de esas edad, no querían acompañar a los padres, aduciendo que se aburrirían porque era una reunión de 'viejos'.

Así que con Luciano, nos quedamos con las ganas de conocer 'diositos'. Después del almuerzo, se hizo una extensa sobremesa que terminó, cuando los más chicos consiguieron el permiso de los mayores para ir a la piscina. Las mujeres, se reunieron en la casa y los varones, nos quedamos en el quincho, donde los más jóvenes, jugamos al 'truco' (juego de naipes) y los más 'jovatos' (adultos mayores) se juntaron para jugar a las 'bochas' (juego de bolas).

Así que mientras esperábamos turno para jugar, me (nos) pusimos a mirar a algunos dioses cuarentones. Casi todos los tipos eran 'cuarentones' (de entre cuarenta y cincuenta años). La mayoría llevaba más que bien la edad. Tenían un buen físico, solo un par tienen 'pancita' y también solo un par, ya estaban 'pelados' (calvos). El resto, se mantenían bastante bien. Incluso a los pelados y con pancita se les podría haber hecho la excepción.

Con Luciano, disfrutábamos la vista de esos 'dioses' a falta de 'diositos' y de un 'pollito BB' de terrible belleza y que en un par de años, ya estaría listo para el 'muere'... Jaaaaa... Pero, como todo tiene su excepción, en esta observación, también la tiene. Andrés, el que se casó con Flavia, la amiga de la Agus y otros dos 'tipos' (personas) más, que recién estaban 'cuarenteando', fueron los que más se destacaban del resto por varios motivos: 'facha' (atractivo) y personalidad.

Veinticinco años atrás, no me quedaban dudas, de que los tipos esos, eran verdaderos 'diositos'. Y con cuarenta años, no habían perdido nada de atractivo, al contrario, creo que lo habían ganado. Andrés y después supe que era el hermano, que se llama Germán, se llevaban 'las palmas' (los premios). Los dos ya están alrededor de los 40 años, más o menos, pero conservan casi todos los rasgos de cuando fueron adolescentes. Andrés, más que nada. Germán también, pero un poco menos.

Y los dos, son muy simpáticos y 'dicharacheros' (bromistas). Con ambos, crucé miradas y sonrisas varias veces, pero eso no quería decir nada. Ellos eran heteros y nosotros, para ellos, también. Así que no pasó más que eso: miradas, sonrisas y algunas acotaciones sobre nuestra juventud y hasta ahí. Pero, sus acotaciones eran graciosísimas. También los recuerdos, los chistes y las anécdotas que contaban de los que estaban ahí. Realmente, eran el 'alma' de la reunión.

Cuando me tocó el turno para jugar, la suerte me tocó que formara pareja con Germán y otro tipo, en 'un punta y hacha' (juego de naipes de 6 integrantes), mientras que Andrés, Luciano y otro cuarentón, formaban el otro equipo contrario. El juego lo ganamos rápidamente porque el cuarentón del equipo de Luciano, estaba super hiper plus 'copeteado' (borracho) y hacía las monadas propias de un tipo que está ebrio y terminó arruinando el juego por culpa de sus actitudes.

Después, cuando teníamos que jugar por el primer puesto, todo se desmadró, porque hubo gente que no quiso seguir jugando y prefirió ir a la piscina y vinieron los 'viejos' (adultos mayores) a reemplazarlos, pero ya nada fue lo  mismo. Varios habían estado bebiendo de más y realmente no estaban ni siquiera para meterse en la piscina. Así fue que, mientras algunos íbamos a la piscina, otros, se quedaron en el quincho jugando a los naipes y bebiendo cerveza y champagne.

En la piscina, nos volvimos a encontrar con las mujeres. Estuvimos un buen rato jugando al volley, en el agua, mientras otro grupo, hacía lo mismo, pero en una canchita paralela. Así estuvimos un buen rato, hasta que las mujeres de mayor edad y que no se habían metido al agua, aparecieron con mates y diferentes tipos de tortas y bizcochuelos y todo el mundo, abandonó la piscina. Los más chicos, merendaron en el quincho y los adultos, hicimos lo propio en algunas mesas con sillas y sillones.

Ya anochecía, cuando la mayoría de la gente se comenzó a ir. Otro tanto, íbamos a hacer nosotros, que pensábamos ir a buscar un lugar, al pueblo, ya sea hotel o cabaña, donde pasar la noche, pero, nuestros anfitriones, nos dijeron que nos quedáramos allí, ya que todos se iban y solamente quedaban ellos y la casa, tenía suficientes habitaciones y comodidades para alojarnos. Así que eso fue lo que hicimos. A la Agus y a mí nos ubicaron en un dormitorio y a Luciano en otro.

Obviamente que, para darle mejor comodidad a la Agus que está embarazada, Luciano le cedió la cama que le había tocado y se vino a dormir conmigo... Jeeeeee... Esa noche, conversando con Luciano, antes y después de tener sexo, llegamos a la conclusión de que hay tipos adultos que están 'lindos' y contrariamente, a lo que pensábamos, si se dieran algunas condiciones particulares, podíamos llegar a interactuar con ellos (tener sexo).

Claro que estábamos un poco deslumbrados por la personalidad y la belleza de Andrés y de Germán y de algunos otros que emergieron durante ese día pero también coincidimos, que en el común de los 'cuarentones' que conocíamos, no eran tipos atractivos ni de buen físico ni tampoco de gran personalidad. Quizás si ampliáramos nuestros horizontes, pero hoy por hoy, ninguno de los dos tiene ganas ni deseos de socializar con 'cuarentones'. Porque por mi parte, me siguen entusiasmando y calentando mucho más los adolescentes y los chicos jóvenes y Luciano, quizás por imitación o por lo que fuese, también comparte mi 'metier'. Así que vamos a seguir dejando a los cuarentones fuera de nuestra vida, no sin antes reconocer, que algún día nosotros, también seremos cuarentones y tenemos que tener bien en claro, que es lo que nos deslumbró, para que nosotros también, deslumbremos a chicos gays veinteañeros... Jeeeeee...






viernes, 8 de febrero de 2019

Noche festiva 2




Matius: aaahhh... sos vos... 

Yo: eh, sí, yo, esperabas a otra persona?

M: jajaja... no seas 'guacho' (pícaro)... me debés un 'polvo' (eyaculación) porque por tu culpa, se fue el Juanse...

Y: por mí culpa? Cómo por mi culpa?

M: estuve toda la noche para convencerlo que me la 'chupara' (felacionara) y justo cuando ya me había dicho que sí y lo tenía casi arrodillado, a vos se te ocurre ir al baño... Querés? (y me ofreció el porro)...

Y: bueno... dale... así que era el Juanse... No, no era yo el que fue al baño, era Luciano...

M: y vos que hacés despierto entonces?

Y: lo que pasa que hasta recién estuvimos cogiendo/follando con Luciano y como lo llené de leche, se fue a lavar al baño... Yo estaba acostado en el sofá y lo ví pasar 'como tiro' (rápido) al Juanse, pero me parece que él no me vio que yo estaba despierto...

M: qué hijo de puta! Estaban cogiendo/follando y yo acá como un boludo, convenciendo al pendejito que me la chupara porque no quería que lo cogiera por nada del mundo porque recién nos conocíamos y me decía que él no era tan fácil y todas esas boludeces...

Y: ojo, boludo, con el Juanse que es chiquito...

M: qué chiquito? Si me dijo que tiene 17...

Y: 17? Mmmmm... No creo... Ese pendejito más de 15 años no tiene. Después le voy a preguntar a Carlitos, que él los conoce bien... Pero andá con cuidado mirá que si llega a decir algo te mete en un quilombo...

M: sí, boludo, justo vos me venís a decir que tenga cuidado con un menor, cuando sos el primero en cogerte pendejitos? O te olvidás que yo tenía 11 años y vos me tenías más 'hambre' (ganas) que 'gato al bofe'... Jajajaja...

Y: jaaaaaa... qué 'gil' (tonto)! Vos eras el que estabas 'caliente' (excitado) conmigo y celoso también porque me estaba 'comiendo' (cogiendo/follando) a tu hermana...

M: sí, ponele, pero cuando me cogiste no sé si tenía 12 años...

Y: uy, Matius, no seas 'guacho'! Eras mucho más grande... Habrás tenido 16...

M: jajajaja... y bueno, el Juanse tiene 17...

Y: bueno está bien, parecés 'Zapata, que sino la gana, la empata'... Jaaaaaa...

M: bueno y entonces?

Y: entonces qué?

M: me vas a pagar el 'polvo' que no me pude echar?

Y: bueno, está bien, pero no acá ni ahora. En todo caso, otro día en tu departamento... No vas a descubrir ahora, que me seguís calentando como cuando eras 'pendejito' (preadolescente). Lástima esa barbita de mierda que te estás dejando crecer...

M: no te gusta como me queda? A Juanse le encanta!

Y: Juanse es Juanse y yo soy yo...

M: tengo sed, vamos a abrir un 'champú' (champagne)?

Y: a esta hora? Bueno, dale, vamos...

Y fuimos a la cocina y sacamos de la heladera que se estaba descongelando, una botella de champagne. Nos servimos en dos vasos y brindamos por nuestra amistad y nuestro afecto/amor/calentura... También se le ocurrió comer más torta y sacó lo que quedaba de la heladera. Pero también sacó un pote de helado que teníamos en el freezer. Debe haber visto mi cara que me dijo que tenía hambre. Cortó un trozo de la torta y le puso el helado encima y se la comió con ganas.

Y: que hijo de puta! Me conviene 'mantener' (pagar los gastos) de tu hermana durante un mes y no invitarte a comer! Jaaaaaa...

Matius: bueno ché, tengo hambre! Menos mal que dicen que el 'porro' saca el hambre... Qué tal las cosas con Luciano?

Yo: todo bien, por?

M: no, por preguntar nada más... Te sigue bancando la 'poliamoría'?

Y: sí, justamente, antes de cogérmelo/follármelo, yo estaba durmiendo con el Pela en el sofá grande y él cogió/folló con Carlitos, pero no sé que pasó que vino al sofá donde estábamos y le dijo al Pela que se fuera a acostar con Carlitos que él quería 'dormir' conmigo...

M: cuál es el Pela?

Y: el Pela es ese 'pollito' que yo les digo, ese pibito lindo, que tiene el cabello bien cortito, casi rapadito y dos ojazos increíbles... Y un cuerpito y un culito que te saca las ganas de comer... Jaaaaaaa...

M: mejor culito que Luciano no creo que tenga... Pero, sí, ya me doy cuenta cuál es el Pela... Lindo pendejito... Y vos me venís a decir que tenga cuidado con el Juanse y te estás 'comiendo' (cogiendo/follando) a ese Pela? Cuántos años tiene el Pela? Qué 'guacho' (pícaro) que sos!

Y: sí, pero hace poco que me lo 'hice' (penetré)... Además, el Pela debe andar por los 18 años. Luciano aceptó que yo anduviera con el Pela porque yo acepté que él se encamara con Carlitos. Y lo dejé porque teóricamente, sólo estamos 'calientes' con los dos 'pendejitos', aunque los dos sabemos que además de estar calientes con ellos, hay un sentimiento indefinido por ellos...

M: ah, entonces fue el Pela el que lo llevó al Juanse...

Y: que lo llevó? Cuándo? Dónde?

M: antes que empezara a llover... El novio de Franco, se estaba 'dando' (aspirando) con cocaína y nos dio una 'uña' (poco) a los que estábamos ahí... Pero, el Juanse no quiso y se fue con tu noviecito que justo pasaba...

Y: ah, y el Tomi, también se 'dio' (aspiró)?

M: el Tomi? El Tomi no estaba con nosotros...

Y: cómo no estaba con ustedes?

M: no... Estaba Franco, el novio que no me acuerdo como se llama, Lucho, el Juani, Juanse y yo...

Y: ah, te digo porque el Juanse le contó al Pela que era el Tomi el que se estaba drogando con Franco y Jairo...

M: No, no, no era Tomi, era yo... Juanse se debe creer que me llamo Tomi... Qué boludo! Además no nos estábamos drogando... Si apenas fue una 'uña' repartida entre cinco... Creo que estoy más 'sacado' (desorientado) por el todo lo que tomé y por el 'porro' que por la uña de coca esa...

Y: bueno, me quedo más tranquilo, porque pensé que el Tomi se estaba 'dando' con cocaína y ahora que se va con el Nachito en un crucero, tenía miedo que lo enviciara al Nachito...

M: qué boludo sos, por Dios! Mirá si cualquiera de nosotros le va a dar drogas al Nachito? Además no creo que ninguno esté en esa 'onda'... Por ahí, nos fumaremos algunos 'porritos', pero no creo que ninguno se esté 'dando' con cocaína. A propósito, nos fumanos otro 'porrito'?

Y: tenés más? Qué hijo de puta! Cuántos trajiste?

M: cinco nada más! Y los traje porque nadie fuma marihuana, pero basta para que yo prenda uno, para que todo el mundo quiera probar. Aunque hoy, el único que aceptó fuiste vos y cuando ya casi lo había fumado todo.

Y: bueno, vamos a dormir?

M: no! Ya no me acuesto más. Sino no me va a levantar nadie mañana o mejor dicho dentro de un rato... O vos te creés que todos están de vacaciones como vos? Yo tengo que 'laburar' (trabajar) gil...

Y: dale Matius, si tu patrón es tu papá... Qué te va a decir porque no vayas a trabajar?

M: nooooo! Tengo que ir sí o sí. Una porque vine en el auto de él y no le dije nada que se lo sacaba y la otra, porque, tengo que hacer algunas cosas que dejé a propósito para hacer mañana, digo hoy...

Y: y tu auto?

M: ah, no te conté... Lo vendí. Era un auto de 'viejo' (adulto mayor). Estaba re bueno pero viste? No me terminaba de convencer. Así que decidí cambiarlo. Miré varios y me terminé comprando una moto. Y no una moto cualquiera, eh? Me costó un 'huevo' (testículo)! Vale más que un auto!

Y: uh, qué boludo sos... Pero bueno, gustos son gustos... Yo mil veces prefiero el auto y no la moto... porque puede ser que el Focus (Ford Focus) sea un auto de 'viejo' pero sabés como 'levantás' (seducís) a cualquier pendejito con esa máquina?

M: sí, ya sé, pero me quería sacar las 'calentura' (ganas) de tener esa moto. Es una Honda 750! El viernes este no, el otro me la entregan... Cuando vayas te la muestro...

Y: bueno... pero, yo creía que nos íbamos a ver este viernes... quedamos en vernos el viernes que viene entonces? El viernes 8? 

M: sí, porque este viernes, voy a tratar de llevármelo a Juanse al departamento. Y no sé, si se va a quedar o no. Me gustaría que se quedara a dormir, pero no creo...

Y: hablando de dormir, yo me voy a dormir porque estoy 'muerto' (cansado)... Está haciendo frío. No te querés acostar un rato? 

M: no, de verdad, porque si duermo ahora no me despierto más... Quedamos para el viernes 8 que me pagás lo que me debés?

Y: qué te debo boludo?

M: el 'polvo' que no le pude echar al Juanse... No me dijiste que aceptabas que te lo cobrara?

Y: qué guacho! Cómo me conocés, eh? Sabés que con vos tengo el sí fácil... Bueno, quedamos para el viernes 8 en tu departamento? Ese día me viene más que bien, porque Luciano se va los viernes, a la casa de la madre y recién vuelve después del mediodía del sábado. Así que me puedo quedar a dormir en tu casa y todo...

M: jejejeje... Y te creés que te voy a dejar dormir?

Y bueno, dicen que el zorro pierde el pelo pero no las mañas... Yo creo que casado o no, con hijos o no, va a ser muy raro que algún día me asiente y al mismo tiempo que vaya perdiendo el pelo, también pierda las mañas. Es algo más fuerte que yo. Con todos los pibes con los que me relacioné, con todos los que tuve sexo, no sólo fue por simple calentura, sino que también vuelco en ellos, un sentimiento indefinido de amistad/afecto/amor. Creo que son contados con los dedos de las manos, las veces que tuve sexo por 'calentura' (Juan Pablo, el de la gomería, Ivo el chico delivery, Santiago del 5º piso de la casa de  mi viejo, el Juanma, Alexis, el chongo villero, Mauro, Kevin, Hilario y algunos otros que se escapan de mi memoria en este momento). En los demás, además de amistad, deposité en ellos, un cierto afecto que en muchos se transformó en verdadero amor. Cosas veredes que non crederes... Jeeeeeee...






sábado, 2 de febrero de 2019

Noche festiva 1




El miércoles 30 decidimos hacer una 'joda' (fiesta) para festejar los cumpleaños de la Agus (28 años), del Gasti (28) y de Franco (28). Tuvimos que esperar el 30 de enero, porque dicen (no sé quiénes lo dicen pero lo dicen) que es de mal augurio festejar los cumpleaños por adelantado. Así que tuvimos que esperar que pasara el cumpleaños de Franco para poder hacer un miserable asado de celebración de cumpleaños y de despedida a Franco que se va a probar suerte a España.

El asado lo hicimos en el parque de la casa de campo porque no daba para hacerlo adentro de la casa. Una, por el calor agobiante de estos días, lo que nos hizo reconocer que urge una 'pileta' (piscina) para esa casa, especialmente en estos días de calor intenso. Y la otra, porque éramos muchos y en el comedor de la casa, no íbamos a estar cómodos. Así que decidimos hacer la cena en el parque, que con la llegada de la noche, se baña en un aroma especial que despiden los árboles del bosquecito.

Así que con la Agus y Luciano, decidimos armar la mesa en el parque, más o menos lejos de los faroles que iluminan el lugar, porque es todo muy hermoso, pero a cierta hora de la noche, no sé de dónde aparecen cientos de 'bichitos' (insectos) que revolotean alrededor de la luz y se posan en todo aquello que esté cerca de la luz, sea farol, persona, comida o vasos con bebidas. Son muy molestos y algunos pican y otros, cuando uno los mata aplastándolos, despiden un olor muy feo.

Pero bueno, si uno quiere ver a las mariposas, tiene que soportar antes a las orugas. Así que alejamos un poco las mesas de los faroles del parque y aunque íbamos a comer a 'media luz' era preferible eso a tener que estar espantando insectos molestos. La primera parte de la joda estuvo muy buena. El Juanma se encargó de hacer el asado y la señora hizo las empanadas, las papas fritas y las ensaladas. La Agus hizo una torta gigante y el Gasti y Franco se encargaron de las bebidas 'espirituosas'...

Finalizada la cena, llena de anécdotas y cuentos jocosos, sobrevino la sobremesa y antes de cortar la torta y destapar los champagnes, uno de los 'pollitos BB' que ya no es ni tan 'pollito' ni tan 'BB' puso música bolichera y ahí nomás arrancó el 'bailongo' (baile). Las canciones con una música y letra pegadiza que casi todos conocíamos hizo que nadie se quedara sentado en la mesa y salieran todos a bailar, en una especie de baile colectivo donde nadie quedó marginado.

En el momento más alegre e inesperado, una ventarrón helado comenzó a soplar desde el sur y un relámpago y el posterior trueno retumbó por todos lados. Segundos más tarde, comenzaron a caer grandes gotas de lluvia. Al sentir caer las primeras gotas, los 'diositos', los 'pollitos' y los 'pollitos BB',  recogieron rápidamente todo y lo trasladaron adentro de la casa. Segundos después, caía una lluvia tan torrencial que era de no creer... Tampoco era de no creer cuántos éramos!

La tormenta era eléctrica y paralizó a todos. Los relámpagos y los truenos y cada tanto los rayos alteraban al grupo que se había reunido frente a los ventanales para ver la tormenta. Encima se cortó la luz. Qué cosa! Caen cuatro gotas de lluvia y todo el campo se queda sin luz. El Juanma encendió dos 'soles de noche' (faroles a gas) para que pudiéramos comer la torta y tomar el champagne de los cumpleañeros. Hasta ahí todo bien. Y antes de que todo se desmadrara, la Agus se fue a dormir.

Con los ambientes de la casa, apenas iluminados por los 'soles de noche', una guitarra que apareció no sé de dónde (después supe que era del Juanma) comenzamos a cantar un repertorio de canciones románticas, que nos permitieron formar parejas para bailar. Y si bien, algunas parejas, ya se daban por descontadas, surgieron unas nuevas, aprovechando la penumbra, las melodía melosa de la guitarra y el abundante alcohol ingerido que se permitieron algunas 'licencias'.

Entre ellas, entregarse en cuerpo y alma, al ambiente que se había creado y transar con quien sintiera deseos de un acercamiento, donde estaba permitido el todo vale. Claro que fueron los menos. Al principio y muy tímidamente, los 'pollitos BB' fueron tomando confianza y abriéndose a la posibilidad de conocer e intimar con chicos más grandes. El Matius fue uno de los que al principio, estuvo hablando con un 'pollito BB' y al rato, ya estaban 'transando' (besos, caricias y algo más).

Otros dos 'pollitos BB' transaban entre ellos y un tercero, hablaba con Lucho. El resto se mantuvo más o menos fiel a su pareja (Gasti-Colo, Andy-diosito y Franco-Jairo (el amigovio). Y los infieles disfuncionales de Luciano-Carlitos, por un lado y el Pela-yo, por otro. Todavía algunos no lo entienden, a esto de la poliamoría, pero en Luciano encontré realmente a mi otra mitad y la entiende y la practica sin problemas, como lo pude comprobar un rato después. 

Al rato, la tormenta desapareció y también desaparecieron varias de las parejas formadas hace tiempo y de las 'otras', que se armaron en ese momento y que parece que se entendieron rápidamente y terminaron en una cama y no para dormir precisamente... Claro que no había camas para todos pero aún así, nadie se quejó ni reclamó nada. El único dormitorio-santuario que debía respetarse, era donde dormía la Agus y que en teoría, compartiría con el Matius, el Gasti y yo.

Claro, la división de los dormitorios la habíamos hecho apenas llegamos. Pero del dicho al hecho... Yo los había dividido perfectamente según simpatía e intereses comunes. Pero, después de la tormenta, el corte de luz y el ambiente 'hot' (caliente) que se formó, se fueron mis planes al diablo y menos en el dormitorio donde estaba la Agus, todo el mundo se acomodó como pudo o como quiso. Hasta yo, que había planeado otra cosa, terminé durmiendo con el Pela, apretados, en el sofá grande.

Claro que 'durmiendo' es un decir porque nos dormimos después de un buen tiempo dedicado a la 'transa' (besos y caricias) que nos dejaron más calientes que olla olvidada en el fuego, pero no logré que el Pela se dejara hacer más que eso. Y todo porque cerca de donde estábamos, también estaban más que transando el Andy y el 'diosito' y el Pela tenía vergüenza de que ellos vieran lo que hacíamos. Al final, y después de mucho rogarle aceptó que nos hiciéramos una paja mutua. En fin... 

Después nos quedamos dormidos. Todavía era noche cerrada, cuando sentí que Luciano despertaba al Pela y le decía que se fuera a dormir con Carlitos, que él quería dormir conmigo. Creo que el Pela, sin despertarse totalmente, se levantó y se fue a buscar a Carlitos, mientras que Luciano, se arrebujaba contra mi cuerpo, al tiempo que me agarraba la pija y me empezaba a pajear. Le pregunté si estaba tan caliente que no podía esperar y me dijo que no, que quería que lo cogiera/follara 'ya'.

Y sin decirme más nada, se acomodó de tal manera, que haciendo la pose 'cucharita', ubicó rápidamente su culito sobre mi pija, a la que había masturbado lo suficiente para que se parara y pudiera penetrarlo y apoyando mi glande en su agujerito, empujó su culito hacia mí. Y, para ofrecerme una entrada más franca, levantó una de sus piernas, que pasó sobre las mías. Después, mojó, supongo que con saliva mi pija y la guió para que pudiera penetrarlo totalmente.

No sé cuánto tiempo demoré en penetrarlo porque yo estaba entredormido. Creo que me desperté cuando unos minutos después de haberlo penetrado y mientras lo cogía/follaba rítmicamente, le agarré la pija y luego de unos movimientos masturbatorios, acabó en forma increíblemente abundante sobre mi mano. Para ese entonces, ya me había despertado totalmente y mientras le hacía lamer mis dedos, lo besaba en la boca. Al rato, llené de leche ese culito perfecto que tiene Luciano.

Después, dándose vuelta, Luciano apoyó su cabeza en mi pecho y me pidió, casi en un ruego, que no lo dejara nunca. Y me dijo que se iba a lavar. La tormenta había pasado pero la luz no había vuelto. La verdad que todo había estado de '10' (excelente). Pude transar con el Pela, porque vi que Luciano estaba muy entretenido con Carlitos. Y salvo algunos 'pollitos BB' que no quisieron hacer nada, el resto, transó, masturbó, chupó y cogió/folló sin problemas en los diferentes ambientes de la casa. 

Y se veía poco y nada, por la falta de luz (habían apagado uno de los 'soles de noche' y el otro quedó encendido en la cocina, para no dejar toda la casa a oscuras). El resto de los ambientes estaba en penumbra y silencio. Sodomitas y gomorrienses dormían en paz y con varios mililitros de semen menos. Todo había estado bien, más allá que algunos habían abusado del alcohol, y otros, de ciertas sustancias, pero aún así, no se extralimitaron y se mantuvieron dentro de los límites esperables. 

Hubo marihuana y creo que 'coca' (y no Cola) también, por lo que me dijo el Pela que le había dicho uno de los 'pollitos BB' que vio a Franco, Jairo, Juani, Lucho y Tomi, aspirando 'coca' como se ve en las películas. Yo no los vi pero me pareció poco creíble que Tomi se estuviera drogando con cocaína. Y Franco y el Lucho, tampoco. Jairo hacía tan poco que lo conocía que no podía poner mis manos en el fuego por él. En cuanto a Juani, podía ser... 

Después, pensándolo bien, me acordé que el Tomi anduvo con el Nesti y capaz que le pegó el vicio... Pero cualquiera en casa se podía dar cuenta de que Tomi era adicto. Y pensando en eso, comencé a atar cabos: Tomi se peleó con Nico no sé por qué, así que Nico no fue a la 'joda' en casa. O sea que a él, no le puedo preguntar y es el que más lo conoce en la intimidad. Y justo ahora que Tomi se va con el Nachito a hacer el crucero, lo vengo a descubrir? Mmmmm... cosas veredes que non crederes...

No creo que Tomi sea tan boludo de meter al Nachito en la droga y menos en la cocaína! Un porro puede ser porque creo que hasta el más chiquito de los 'pollitos BB' deber haber compartido un porro aunque sea una vez. Pero de la marihuana a la coca hay una larga distancia... Estaba pensando en eso, cuando vi una sombra que de afuera, se dirigió rápidamente a los dormitorios. No alcancé a ver quién era. Me pareció que era uno de los 'pollitos BB' pero como todo estaba tan oscuro y pasó tan rápido, no lo pude identificar. Como dice el refrán: 'a la noche, todos los gatos son pardos'... Luciano, que se había ido al baño a lavarse, me dijo que afuera había 'gente' pero como estaba tan oscuro no vio quienes eran. Yo le dije que uno de ellos, se había ido a acostar y que lo había visto pasar pero no lo identifiqué. Pero como la curiosidad mata al hombre y embaraza a la mujer, y sigo con mi estilo de 'patrón de estancia', me levanté y fui a ver quién era el que estaba en el parque. La luz roja del cigarrillo indicaba el lugar donde estaba el fulano. El olor acre denunciaban que el cigarrillo era un porro. Cuando salí al parque, ya estaba clareando algo pero el ignoto invitado seguía siéndolo, porque no le veía la cara. Cuando me acerqué más, tuvo una reacción inesperada, al menos para mí. Se alegró de ver que era yo... (sigue)