viernes, 18 de mayo de 2018

Cosas extrañas





La verdad que siempre nos llamó la atención que el alquiler de la nueva casa vieja resultara tan barato. Reconozco que la nueva casa vieja, es nueva para nosotros, pero no por eso, deja de tener como cien años de construída. Y a pesar de los años, se ve que la construcción es sólida. Así que que vaya a saber por qué causa, el dueño decidió separar la casa en dos: una planta baja y una planta alta. En la planta baja vive un anciano solterón y nosotros, vivimos en la planta alta.

El hecho de ser tan antigua, creo que es la causa por la cual se producen estas 'cosas extrañas'. Pero son cosas que tienen una explicación lógica, más allá, de que algunas son extrañas de verdad. Luciano, que es terriblemente miedoso, lo toma todo exageradamente y cuando se producen estos hechos, no lo puedo despegar de mi lado. En el campo, nos ocurrió infinidad de veces, pero vivir en el campo es una cosa y vivir en la ciudad, es otra.

El aislamiento en el que se vive en el campo y la soledad, hacen todo un 'combo', en las noches, principalmente. Aún con luna llena, las noches son muy oscuras, cuando el entorno, tiene demasiada vegetación, como en mi casa de campo. Y las leyendas y las creencias de la gente de campo, para chicos como Luciano, que nunca practicaron el 'campismo' (vida en tiendas de campaña) o durmieron en pleno monte, bajo el cielo estrellado, como único techo, representan miedos que no logran vencer.

Por todo eso, en el campo, es casi lógico el temor que se despierta en los citadinos, pero, y en la ciudad? Para colmo, estas 'cosas extrañas' no las percibimos de día, porque estamos poco tiempo en la casa y cuando estamos, los sonidos propios de la televisión, la radio o algún reproductor de música, hacen inaudible cualquier ruido. Pero de noche, cuando en la casa y en el entorno, reina el silencio, es cuando ocurren estas 'cosas extrañas' que alteran la paz en la vida de Luciano.

Puertas que se abren o se cierran solas, sin que se adviertan corrientes de aire. O los pisos de madera, que excepto la cocina y el baño, recubre todos los demás ambientes. Y esta madera, antigua y gastada, erosionada de tanto uso, cruje mucho. Y ese crujir, asemeja a pisadas, como si alguien estuviera caminando y tratando al mismo tiempo, de no hacer ruido. Todos hechos, fácilmente explicables y comprensibles. 

El reloj de pared, que hace un 'clac', suave pero audible, cada vez que la aguja avanza un minuto. O los ruidos que hace, en las tuberías, el agua corriente, cuando sube a la 'cisterna' (depósito de agua) que está en la terraza. O los ruidos que nos llegan de la casa de abajo, que fueron inexplicables, hasta que descubrimos que un amplio 'respirador' comunica las cocinas y los baños de las dos casas con la terraza y que los ruidos que escuchábamos, provenían de la casa de abajo.

Estos sonidos misteriosos que se producen en las noches y que son inaudibles, durante el día, y que después de mucho buscar, descubrimos las causas, son los que acompañan nuestro descanso nocturno... Y aunque todavía no termino de acostumbrarme, percibo que Luciano, viven en un continuo estado de tensión y alerta, casi con la misma intensidad, que tenía cuando vivíamos en el campo. Y todo esto se precipitó, cuando días pasados, vinieron como de costumbre los 'pollitos'.

Los 'pollitos' y yo, tomábamos chocolatada y comíamos 'churros' (masa de harina cocinada en aceite) que uno de los 'pollitos' había llevado. Estábamos mirando una serie en Netflix, que les fascina y que todavía no sé la causa, porque para mí, es aburrida. La serie se llama 'Stranger things' (Cosas extrañas) y trata de un chico preadolescente como ellos, que desaparece y que sus amigos, la familia y la policía se ven envueltos en una serie de eventos misteriosos al tratar de encontrarlo.

Por suerte, Luciano estaba trabajando. Yo estaba en uno de los sofás individuales y tenía sentado encima al Pela, al que rodeaba entre mis brazos y le acariciaba la pancita y también su 'bulto' (genitales). Los demás se repartían en los sofás que quedaban y algunos, directamente, estaban sentados en el suelo con la espalda apoyada en las piernas de los que estaban sentados en el sofá grande. Uno solo de los 'pollitos' se había sentado en una silla cerca del televisor.

De tanto en tanto, el Pela, giraba la cabecita y buscaba mis labios. Gesto al que yo respondía, apoyando mis labios en los de él. La verdad, que el Pela, es otro pibito que me 'puede' (vence mi resistencia). Es chico todavía y aunque está en plena adolescencia, lo siento tan cercano, tan afectuoso, tan 'entregado' (dado) a mí, que sabiendo aún que estoy en pareja con Luciano, hace como si esa relación no existiera, y se entrega, totalmente a mí, cuando Luciano está ausente.

El resto del 'pollaje', a excepción de Carlitos, que tenía a otro de los 'pollitos' casi en idéntica posición al que yo tenía con el Pela, no pasaba nada entre ellos, ni abrazos, ni caricias ni besos. Solamente estaban absortos con lo que pasaba en la pantalla del televisor. En ese momento, y al recordarlo ahora, todavía siento escalofríos en mi espalda. El 'pollito' que estaba sentado en la silla del comedor cerca del televisor, me preguntó:

Niquito: quién está en el 'fondo'? (el 'fondo' sería el balcón cerrado al que dan el comedor diario y el dormitorio)

Yo: en el fondo? Nadie, por?

N: hay un chico...

Y: cómo que hay un chico? Qué chico? Dónde?

N: ahí en el fondo...

Excepto el Niquito, todos los demás, no alcanzábamos a ver el balcón. Así que, hasta que me pude levantar, quitada previa de encima del Pela y mirar hacia el balcón, pasaron algunos segundos. Y cuando miré no vi nada. Niquito me dijo que el 'chico' se había ido. Obviamente, fui a ver. Atrás mío venia el Pela, Niquito, Carlitos y el 'pollito' que se estaba 'transando'. Pero, cuando recorrimos los pocos metros que nos separaban del balcón, no vimos ni encontramos nada. 

Sí, en la terraza de la casa vecina, vimos a un chico que jugaba solo, en la oscuridad de la terraza. Niquito me aseguró y juró, que había visto a ese chico en la puerta de nuestro dormitorio, que da al balcón. Le dije que se quedara tranquilo y que no se hiciera la 'película' (inventara cosas). Que posiblemente, haya visto la sombra, del chico que estaban jugando solo en la terraza vecina. Ya era de noche y la sombra del chico que jugaba solo, producida por la luz de la calle, quizás se alargó hasta nuestro balcón y eso era lo que había visto Niquito. Para ese momento, el resto del pollaje, había detenido la película y estaba junto a nosotros. Niquito juraba y re juraba, que había visto un chico y al mismo tiempo, se preguntaba, si no habrá sido un 'fantasma'. El resto, comenzó a hacerle bromas, distendiendo un poco el clima que había armado el 'pollito', diciéndole, que si quería perder el 'invicto' (virginidad) el chico que lo cogiera/follara, tenía que ser de verdad y no un fantasma y cosas por el estilo. Al final, volvimos a terminar de ver la película , ocupado las posiciones y volviendo a los gestos que teníamos al principio. Nadie dijo más nada y yo tampoco, aunque me quedé pensando: que lo único que me faltaba, era, además de 'lidiar' (enfrentarme) a 'pibitos' reales, también tenga, a partir de ese momento, 'lidiar' con pibitos fantasmas... Por favorrrrr! Que detengan el mundo, que me quiero bajar! Jaaaaaaa...





viernes, 11 de mayo de 2018

Encuentros furtivos




En esta semana que pasó, parece como si todos los planetas del sistema solar se hubieran alineado para dar lugar a los más variados e increíbles encuentros y re encuentros. Está bien que no fueron muchos, pero sí los suficientes, como para no dejar de llamar la atención. Así, fueron desfilando por mi vida cotidiana, el Gonza, el Colo, Alexis, los 'pollitos' y el Sebi... Y aunque no todo fue sexo, sí la pasé bien con ellos... jeeeeee...

EL GONZA.

Después de nuestro diálogo en el patio del colegio, sobre Josema, el chico nuevo, centro del bullying, hecho por los más grandes y que, según el Gonza, no solo es gay, sino que también está listo para que yo me tire en su pileta, conclusión a la que llegó, después de observar algunas actitudes y comportamientos, demasiado sumisos, que tiene Josema, para todos en general y para conmigo en particular. Yo únicamente inicié, un 'acercamiento' light con el 'pibito', relacionado a nuestro rol de docente-alumno,  pero no fui más allá.

Según el Gonza, puedo iniciar el contacto físico, ya que el 'pibito' está 'entregado' (dispuesto a tener sexo conmigo) a mí. Y me pareció que el Gonza, sentía celos porque yo le daba, al 'pibito', mucha 'bola' (atención) al pibito. Y por eso vino a recordarme que hacía bastante tiempo que no nos 'veíamos' (no teníamos sexo). Así que no me quedó otra, que concretar con él, un 'encuentro' para 'vernos'. Y a falta del departamento del Gasti, que para estas cosas, venía como anillo al dedo, lo tuve que llevar a la nueva casa vieja. 

Eso sí, fiel al compromiso asumido, no usé nuestra cama del dormitorio y tuvimos sexo en la sala de estar. Nos comenzamos a 'transar' (besar y acariciar) en el sofá y terminamos haciendo el '69' en el suelo, ya que el sofá, por su longitud (o por la mía), no me permite acostar cómodamente en él. Y lo penetré, también en el duro suelo de madera, aunque debajo había tirado algunos almohadones, para hacerlo más cómodo. El Gonza, algo se quejó, pero me dijo que no era por el suelo y sí, porque hacía mucho tiempo que yo no lo penetraba.

Fue en ese momento, que me enteré que el Gonza, con el único que tuvo/tiene sexo gay es conmigo. Porque con las 'novias' que tiene, no pasó más allá de la masturbación y la felación. Interesante, no? Claro que esa confesión, me despertó el temor, de que en algún momento, quiera ser mi 'pareja' (novio), ya que todavía no se definió si es gay o bisexual. Para colmo, si bien sabe que convivo con Luciano, Gonzalo cree, que mi relación con Luciano, es de amigos 'con derechos' como él o cualquier otro pibito y por ende, todos con los mismos derechos para ser mis novios. Así que pronto, voy a tener que 'blanquear' mi relación de pareja con Luciano, con el Gonza y los demás 'pibitos', para no crear falsas expectativas. En fin. Después de penetrarlo durante bastante tiempo, me quité el 'forro' y eyaculé sobre la pancita del Gonza (sí, estoy usando 'forro' y con eso, qué?)... Jaaaaa... Finalmente, el 'pendejito' acabó, gracias a su morbo de lamer mis pies, aunque yo con mi mano, de tanto en tanto, lo masturbaba. Aunque, creo que sino lo masturbaba, el hubiera acabado igual y sin mi ayuda, debido a la increíble excitación que tiene, cuando me chupa los dedos de mis pies. Mientras nos estábamos vistiendo, después de habernos duchado, me dijo que si yo quería, alguna vez quería hacer de activo conmigo... Obviamente que le dije que sí. En fin. Cada loco con su tema y yo con el mío... Jaaaaaa...

EL COLO.

Otro que hacía tiempo que no lo veía. Entre que tuvimos vacaciones en diferente tiempo, las horas que le dedico a mi trabajo en el colegio y él, a la facultad y a los nuevos amigos, prácticamente no tuvimos tiempo de vernos. Sí, nos hablamos por teléfono o nos enviamos mensajes de whatsapp, pero aquellos encuentros, semanales que teníamos, pasaron casi al olvido y ahora, sino fuera por el whatsapp, habría pasado mucho tiempo, sin saber nada el uno del otro.

Pero el Colo, apareció una mañana por el colegio y pasó por el aula donde yo estaba. Había ido a pedir una constancia de haber aprobado la escuela secundaria. Quería sacar el 'boleto' (ticket) universitario, para viajar con descuento, en los medios de transporte. Pero como yo estaba en clase, solamente lo vi de pasada. Pero, por medio del whatsapp, quedamos que pasaría al día siguiente, al comienzo de la tarde, para 'vernos' (tener sexo).

Pero, me olvidé que tengo a Josema pegado a mí. Así que cuando llegó el Colo, le tuve que decir, si nos podía dejar solos un momento. No sé, si Josema, se dio cuenta de la razón por la que yo quería que nos dejara solos. Creería que no, pero como tengo 'cola de paja' por ahí se me prende fuego sin querer. Igual no dijo nada. Solamente me avisó que iba a la biblioteca a estudiar y hacer algunas cosas que tenía de tarea y cuando me desocupara, si yo quería, que le avisara, que él volvería.

El Colo, sí 'olfateó' (se dio cuenta) que 'algo' había y me preguntó qué 'onda' con Josema. Así que le expliqué, más o menos, que era lo que estaba pasando con él. El Colo me preguntó si me lo estaba 'haciendo' (teníamos sexo), pero le dije que no y que eso no iba a pasar. Después, fiel a sus convicciones, me hizo cerrar con llave la puerta de acceso, pero igualmente, solo aceptó que 'transar' un poco mientras hablábamos de nosotros y de las cosas que estábamos haciendo. Le conté que me había mudado con Luciano a una nueva casa pero no me animé a contarle lo del bebé. Bastante tiene para asumir que Luciano es mi pareja 'oficial', como para hablarle del bebé, aunque mucho tiempo más no puedo ocultárselo, porque creo que va a ser más contraproducente, ocultarle el hecho, que asumirlo y contárselo. Así que, a lo que más llegamos, fue a la 'transa' (caricias y besos), que, lejos de sacarme la calentura, me dejó más caliente, que agua para el mate. Así que después de mucho rogarle, que me dejara hacer 'algo' más, convinimos que, un viernes a la tarde, que él no tenga facultad y que yo pueda, vamos a ir hasta mi casa del campo, donde podamos dar rienda suelta, a nuestra calentura y sentimientos, sin testigos ni miradas indiscretas.

ALEXIS Y LOS POLLITOS.

Alexis, apareció de la nada, un día, a la nochecita por mi nueva casa vieja. Por suerte, no estaba solo, sino hubiera sucumbido a los deseos de ese 'chongo' (chico interesado). No sé qué es lo que tiene, que me 'calienta' (excita) tanto, porque no es un 'diosito' ni un 'semi diosito'. Ni siquiera un 'arcángel' o un 'ángel'. En la escala de los apetecibles, está un poco por arriba de los simples mortales, pero nada más. Es atractivo, tiene un lindo cuerpo bien marcado muscularmente y una linda pija pero hasta ahí. 

Será la tez cobriza la que me atrae, que mezclada con algunos rasgos europeos, suavizan el marcado rasgo indígena? Porque algo similar me pasó/pasa con el Juanma. Aunque el Juanma creo que me conquistó por el enorme misil que tiene como pija y por su fidelidad hacia mí, en todo momento. Pero, y Alexis? Bueno, como sea, ese día estaba con Carlitos, el Pela y otros 'pollitos' más, tomando mates con un bizcochuelo, que había hecho para nosotros, la madre de uno de los 'pollitos'.

Y la verdad, yo estaba más caliente para 'transar' con el Pela, que para dejarme coger/follar con Alexis. Sé que con el Pela, todo es cuestión de tener paciencia, para poder hacerlo mío. Carlitos, sería un excelente 'patrón de estancia', porque supervisa todo lo que hacen los 'pollitos' y todo, pasa por él. Así que al Pela,  le dio el visto bueno para hacer 'cosas' conmigo y a mí 'carta blanca' para que yo haga y deshaga, con el Pela, claro que a cambio le cedo a Luciano para sacarse la calentura... Jeeee...

Ya hablé en otro post, la idealización que tienen los padres de los 'pollitos' con Carlitos. Así que él, como amigo 'con derechos' de Luciano, eligió a nuestra nueva casa vieja, como lugar de encuentro de todo el pollaje. Y vienen casi todas las tardes, previo consentimiento de los padres de los 'pollitos' y después de avisarme. Tomamos mates, hablamos, jugamos a las cartas o a la play o a veces nos franeleamos, según las ganas de cada uno. Vienen al atardecer, después de hacer tareas del colegio donde van y de estudiar. Así, se lo planteó Carlitos a los padres de los 'pollitos' y éstos, apoyaron su decisión, sin sospechar, que, de tanto en tanto, Carlitos se 'come' (tiene sexo) a algún 'pollito'. Pero, no es nada serio. Son amigos 'con derechos' y se disfrutan como debe ser. En fin... El día que vino Alexis, pude rechazar sus deseos para conmigo, porque estaban los 'pollitos' en casa. Le dije que estaba preparando alumnos particulares y no podía hacerlo pasar. Me dijo que le hiciera un 'rapidito' (felación) ahí nomás, pero le dije que no, así que por mucho que hizo y dijo (me amenazó con que no iba a volver a verlo nunca más), ese día pude con la tentación y Alexis se fue. Habrá creído que él era tan imprescindible en mi vida sexual? De última, tengo varios candidatos, para que yo pueda sucumbir con ellos... Jaaaaaa...

EL SEBI.

El sábado fui a buscar a Luciano al trabajo. Habíamos planeado ir a almorzar a un resto-bar de la zona, que se había inaugurado hacía poco. Le habían dado un 'voucher' (vale) para un almuerzo gratis para dos personas. Y como los días de semana, no nos coinciden los horarios para el almuerzo, decidimos ir ese sábado. Pero, cuando llegué, Luciano me dijo que se iba a demorar en salir, así que decidí, matar el tiempo, mirando 'vidrieras' (escaparates).

Me acordé que había visto un 'cardigan' (pullover abierto por delante) que quería comprar para ir a trabajar y que reemplazaría al incómodo 'traje' (saco y pantalón) que usaba para dar clase. Además, como era parte del uniforme escolar, me lo pagaba el colegio, siempre y cuando, fuera del color azul del uniforme y llevara bordado o pegado sobre el lado izquierdo, el escudo de la institución. Se completaba, con una 'chomba' (camisa abierta del cuello al pecho) de color celeste y un jean gris.

Así que entre comprarme un traje (saco y pantalón) debiendo pagarlo yo, que no son caros pero tampoco son baratos y un jean y un cardigan con el escudo del colegio, que pagaba el colegio, preferí este último atuendo y me fui a la tienda que vendía el uniforme completo. Son muchos los profesores que lo usan, especialmente, aquellos que están trabajando 'full time'. Los otros, los que están 'part time' y tienen que pasarse el día corriendo entre colegio y colegio, prefieren el traje personal.

Así que fui a la tienda que me habían sugerido. En la vidriera, estaba el cardigan que buscaba pero había otros, de diferentes modelos y colores. El precio no tenía que preocuparme, porque si bien yo lo pagaba, el colegio me devolvía el dinero contra la presentación de la factura de compra. También en ese mismo lugar, se venden todo tipo de uniformes, para colegios y otras instituciones. El lugar no es grande pero había mucha gente comprando. Así que saqué número y esperé mi turno.

Mientras esperaba vi que de adentro de uno de los 'probadores' (vestuario individual) salía una figura archiconocida: el Sebi! Se estaba probando un 'ambo' (pantalón y chaquetilla) de médico 'residente'. Le quedaba tan bien y él es tan lindo! Parecía un nenito disfrazado de doctor. Apenas me vio, me sonrió de oreja a oreja. Fui a su lado y lo abracé con toda mi fuerza. Nuestros sexos se tocaron y mi pija dio un respingo de no creer. Y la pija del Sebi, hizo lo mismo...

Este 'pibito' me pudo cuando tenía 11 años y me sigue pudiendo, ahora, que tiene 25... Me preguntó como le quedaba el 'ambo' y qué color me gustaba más. Tenía puesto uno verde, aunque se había probado, otro celeste y otro más, gris azulado. Le quedaba precioso, más con la carita de nene que tiene. Para parecer más grande se está dejando una barbita de días y un bigotito que apenas le cubre el labio superior y que le queda horrible, pero igualmente, cuánto amo a este 'pibito' por favor!

Lo metí en el 'probador' y, como una vez hice con el Gasti, corrí la cortina que hace de puerta y lo arrinconé, en ese diminuto espacio, contra el tabique que hace de pared. Mientras lo besaba por todos lados. Le metí la mano en la entrepierna, le agarré la pija y lo empecé a pajear. El Sebi no me rechazó ni tampoco intentó hacerlo. Me dejó hacer, pero susurraba diciéndome que me detuviera que podía entrar alguien. Le dije que no iba a entrar nadie mientras la cortina estuviera cerrada.

Superado sus temores iniciales, se dio el permiso correspondiente y en pleno climax, me habló Luciano por teléfono, que ya había salido de trabajar, preguntándome donde estaba, qué estaba haciendo y que me esperaba en tal esquina. Obviamente, tuvimos que detenernos, no sin antes, comprometerlo al Sebi de 'vernos' (tener sexo), recordar viejos tiempos y charlar de nosotros, algo que nunca hacíamos. Le pasé mis horarios y el Sebi me pasó los suyos y convinimos en encontrarnos un día, para ir a su casa o a la mía. Y nos tuvimos que despedir. Me gustaría poder leer el pensamiento, para haber podido leer, en ese momento, el pensamiento del Sebi. Creo que el fuego que hubo entre nosotros, no se apagó nunca y nos seguimos amando, como cuando él tenía 10 y yo 12 y el hermano Reinaldo, nos hacía lo que nos hacía. Ahora que lo pienso bien, creo que, el amor que siento por el Sebi, nació gracias al hermano Reinaldo, que nos hizo compartir mucho tiempo 'extra', nos hizo pasar muchos momentos 'íntimos' y con las cosas que nos hacía, despertó en nosotros, esa empatía y esa atracción física, afectiva y espiritual que todavía se mantiene. Tendría que hablar esto con mi analista... Qué difícil y rara que es la Vida! Que yo ame así al Sebi tiene sentido. Pero que también ame de la misma manera a otra tanta gente (Marco, el Gasti, la Agus, el Tomi, Luciano, Carlitos, el Colo, el Gonza, el Pela)... Y no es calentura, porque si me dijeran, que no podría tener nunca más sexo con ellos, aún así, aceptaría vivir con ellos y tener una relación platónica hasta el final de mis días... Soy un 'rara avis', de verdad... Jeeeeee...







viernes, 4 de mayo de 2018

Acoso




Este año, me propuse seriamente no caer en la 'tentación', es decir, en la tentación sí, porque eso no lo puedo evitar. Lo que si tengo que evitar, es no concretar la tentación, que es mucha y variada. O sea, que la 'cosa' viene bastante mal barajada. Porque una cosa era el Gonza, con esa actitud de 'quiero y no quiero', pero, cualquier persona se podía dar cuenta, que gay no era, o al menos, no lo parecía, más allá de algunas 'posturas' de gay. Entonces, fue fácil ocultar cualquier relación íntima con él. 

De ahí, que al comienzo, lo discriminaron bastante, cuando él mismo admitió que era bisexual y que le atraían las chicas y también algunos chicos, grupo en el que también incluía a algunos adultos. Pero, toda vez que los alumnos más grandes, decidieron hacerle 'bullying', el Gonza, contrariamente a lo que esperaban de él, los enfrentó de palabra o con violencia física, toda vez que lo acosaron de diferentes maneras. De ahí, que el Gonza, se ganó un lugar y dejaron de molestarlo.

El Gonza me hace acordar a mí, cuando salí en defensa del Sebi, a quien acosaban en el baño de los alumnos varones o en el patio, en los recreos, quitándole la merienda o el dinero que tenía. Claro que no era sólo al Sebi, sino también a casi todos los chicos de primer año, que son los de menor edad (12/13 años). Además se corría la 'bola' (rumor) que el Sebi, era puto y que se lo había cogido/follado el hermano Reinaldo y que en ese momento, me lo 'movía' (cogía/follaba) yo.  

O sea, con un nombre especial (bullying) o sin él, el acoso, en sus diferentes formas, existió siempre. Y dependiendo de las reacciones de las víctimas, tomaba trascendencia o no. En aquel momento, lo del Sebi no pasó a mayores. Me amonestaron, y lo propio, hicieron con el chico de 5° año. Sin embargo, tuve que demostrar, a todo el alumnado del colegio, mi heterosexualidad, 'encamándome' (teniendo sexo) con la Agus, que era un 'minón' infernal y que tenía 'caliente' a todo el colegio.

Y ahora, pasa algo parecido. Con la diferencia que ninguno de los acosados, enfrenta de ninguna manera a sus acosadores. Y debido a que el 'bullying' va en aumento, me fue encomendado organizar una charla, sobre este tema, a fin de visibilizar la problemática por la que estamos atravesados como institución y dirigida a alumnos, profesores y padres. Pero, por la misma problemática, me pidieron que las charlas las parcializara: a los alumnos más chicos, a los medianos y a los grandes. 

También, que incluyera en otra charla, a los padres y a los docentes. Y todo por los casos de 'bullying' en general y, en particular, por un pibito que ingresó este año a 4º. En realidad, el 'bullying', está presente en la vida de muchos de nuestros alumnos y por las causas más inverosímiles, donde las causas son realmente de no creer.

Pero, Emmanuel (así se llama el pibito) se lleva todas las palmas. Porque aparte de ser un verdadero 'diosito', con todas las letras, es algo afeminado. Y aunque mi charla, englobaría a muchos alumnos 'acosados' por diferentes motivos, la pienso enfocar por el 'bullying', que por cuestiones de orientación sexual están sufriendo éste y muchos otros pibitos y pibitas del colegio. Así que, el hincapié, lo voy a hacer en este tipo de acoso, al que le voy a dar mayor trascendencia. 

Más por el momento que estamos viviendo, como sociedad, donde estamos inmersos en una verdadera revolución sexual y de género. Emmanuel, el pibito en cuestión, tiene características diferentes al resto. Por lo pronto, es muy suave y delicado en sus maneras, muy bien educado, muy agradable al trato y de modales refinadísimos y algo amanerados, aunque tiende a la introversión. Aunque a veces (muchas), exterioriza cierta arrogancia y pedantería, difícil de tolerar. 

Además, de ser su profesor, también soy su tutor, de ahí que trato, de interesarme en él y brindarle todo mi apoyo. Especialmente, porque ya tuvo algunos 'encuentros' (acosos) con los de 5º, con un balance negativo. Parece que los adolescentes, como las fieras, detectan al animal más débil, para cazar. Encima, el hecho de ser uno de los 'nuevos' (ingresantes) este año, su personalidad no lo ayuda mucho para evitar el 'bullying' que sobre él ejercen.

De ahí, que Emmanuel, es uno de los más 'acosados', problemática que se extiende a muchos otros chicos, ingresantes o no. Y haciendo un sondeo, muy de 'entrecasa' (simple), descubrí que el bullying, contrariamente a lo que yo pensaba, abarca un espectro tan amplio que no sé cómo abordar. Porque yo supuse tres grandes causas que producen el acoso (sexuales, físicas, psicológicas o emocionales) pero a su vez, se subdividen tantas veces, que es casi imposible abordarlas individualmente.

Obviamente, que pedí ayuda a algunos profesores para que me orientaran un poco, pero veo, que muchos de ellos, son escépticos, de que yo consiga algún resultado positivo, encarando el problema en forma colectiva. La verdad que no sé. Los tipos tienen años de experiencia y perdieron el idealismo hace rato, pero... También me puse a investigar por las 'mías' (personalmente) y si bien hay muchos métodos, para enfrentar al 'bullying', muchos esbozan teorías utópicas o de concreción difícil.

Y entre otras cosas, por si fuera poco, yo mismo, estoy siendo 'acosado', aunque no sé si el término se ajusta a la realidad, pero sirve como ilustración. Emmanuel, encontró en mí, la protección que en el otro colegio, al que iba hasta el año pasado, no se lo brindaba nadie. De ahí, que permanentemente, dentro y fuera del horario de clases, se ubica cerca de mí, cosa que, casi permanentemente, esté bajo la supervisión de mi mirada. 

Pero, es al menos raro, que un alumno, casi permanentemente, esté cerca del profesor, acompañándolo, como una especie de sombra. No es algo que me moleste pero, me produce 'cosas' (será mi cola de paja?). Tampoco es normal, que un pibito tenga este tipo de actitudes, y que intente, relacionarse con un profesor en especial y no con sus pares. Por las tardes, estuve organizando el gabinete y Emmanuel también estaba allí, conmigo, haciendo de 'ché pibe' (mandadero). 

Y si siento cierto afecto por él, es porque me hace recordar al Sebi. Y creo que lo que más me preocupa, es que este 'pibito' se transforme en otro 'Gonza', que confundió sus sentimientos que tenía para conmigo y se los tuve que aclarar. Y creí, que su confusión, estaba totalmente despejada, cosa que no fue así. Sino que, simplemente, la replegó, esperando una mejor ocasión, que se le concretó en las vacaciones de invierno, en las jornadas de convivencia y la volvió a desplegar y pasó lo que pasó. 

Y allí fue, cuando fui yo el que sucumbió a su 'acercamiento'. Y que luego, volví a sucumbír nuevamente en varias oportunidades. Y temo que Emmanuel sea otro Gonzalo. Especialmente, por el diálogo que tuvimos, días atrás con el Gonza, que en uno de los recreos, mientras yo 'cuidaba' el patio, vino a mí, y me dijo, aprovechando que estábamos solos:

Gonzalo: hace mucho que no nos vemos...

Yo: como hace mucho, si nos estamos viendo casi todos los días...

G: jajaja... Vos sabés de lo que hablo...

Y: sí, ya sé... Lo que pasa que tengo un 'bolonki' (lío) ahora y todas mis 'pilas' (energías) las tengo puestas ahí, en ver como lo soluciono. Pero, no va a faltar oportunidad para que nos veamos. Después miro mi agenda y veo que día a la tarde, concretamos algo, 'te va' (te interesa)?

G: sí, genial... Dale. Yo creía que ahora como tenés a uno 'nuevo', no me ibas a dar más 'bola' (prestar atención)...

Y: a uno 'nuevo'? A quién?

G: al 'nuevo'... No me digás que no te lo querés 'hacer' (coger/follar)... Si está 'entregado' (rendido) a vos y hace todo lo que vos le pedís. Además se nota que se la re 'come' (es gay). Y tiene la edad que te gusta... Aunque sino tuviera la edad justa, eso no es problema para usted, no profesor? 

Se habían acercado dos chicos que querían hablar conmigo, y el Gonza, rápido como el rayo, cambió el tratamiento de cercanía, con el que veníamos hablando, por otro, mucho más acorde y respetuoso, al rol que desempeñábamos en el colegio, de alumno y profesor.

G: entonces, quedamos así, profe? Cuando usted quiera o pueda, me avisa y listo. Sabe que yo, siempre voy hacer lo que usted me diga... Bueno, gracias... Chau!

Los alumnos, un varón y una nena, de 3º año (15 años) que se habían acercado, lo hicieron para preguntarme, si este año, iba a ir, como el año pasado, a 'las jornadas de convivencia' que se hacen en las sierras de Córdoba. Les dije que no sabía y que posiblemente, sí, fuera de la partida. Muy sonrientes, me dijeron que hiciera todo lo posible para ir, porque les habían dicho, los alumnos del año pasado, que la habían pasado muy bien conmigo. Ahora, entiendo mucho mejor el objetivo de esas jornadas, y creo, que sería una buena idea, que yo también encarara, algo parecido, con los diferentes cursos e integrando a otras asignaturas, no solo a Educación Física y Catequesis, a fin de que juntos, podamos encarar algo de forma más integral. No sé si en las vacaciones de invierno, o en algún fin de semana largo, hacer algo intensivo y con objetivos específicos y claros. No sé, todavía tengo esto en 'génesis'... Lo que me tengo que cuidar, es en el aspecto de socialización con mis alumnos, porque si el Gonza sospecha, que Emmanuel, más tarde o más temprano, puede convertirse en un compañero de 'cama', otros pueden pensar igual. Porque son varios los 'tapados' (sin salir del closet) que, de diferentes maneras, aunque todas con indirectas solapadas, me indicaron que tienen agua en sus piletas... jeeeee...






sábado, 28 de abril de 2018

Sentimientos encontrados




En este corto tiempo, entre la confesión de la Agus y hoy, y a pesar de que, tanto Luciano como yo habíamos aceptado que la Agus viviera con nosotros, fue la misma Agus, la que cambió de idea, para volver al plan original: que cada uno viva en su propia casa y siguiera haciendo su vida. Nos juntaríamos todas las veces que quisiéramos o que fuera necesario, pero ella no quería perturbar, de alguna manera, con su presencia y la del bebé, la relación de pareja que tenemos, Luciano y yo.

Así que volvimos a la idea original y por mucho que argumentamos, tanto Luciano como yo, la Agus siguió en sus 'trece' y no hubo forma de convencerla. De todas formas, ella no vive tan lejos nuestro y podemos estar en contacto permanentemente, de mil maneras distintas. Y así quedamos. Por lo pronto, la existencia del bebé ya no es un secreto. Tanto mi familia como la de la Agus, fueron enterados de la nueva buena. Y de ahí, se filtró y llegó al resto de los 'diositos'...

Y me imagino cómo... El Gasti se debe haber encargado de desparramar la novedad entre los 'diositos' más grandes y el Matius, le debe haber dicho al 'Pollo' y éste, a algunos de sus 'pollitos' seguidores. El resto, se debe haber enterado, por Luciano, que aunque es muy reservado en cuanto a su vida personal, es muy 'chismoso', si se refiere a la vida de otros. El Tato, seguramente, algo le habrá dicho al Sebi y este, terminó de difundir la noticia entre los 'diositos' medianos.

Y la noticia siguió su curso. Como será que hasta Caio, se enteró que voy a ser papá! Y , creo, que muy pronto, será un secreto 'a voces'... Igualmente, prefiero que se sepa que voy a tener un hijo y no que tuve sexo con Luciano, cuando era menor de edad o con alumnos, dentro y fuera del colegio. Porque bastante resistí (resisto) a la tentación diaria de estar al lado de nuevos 'diositos' que me envían señales inequívocas, de que hay agua en sus piletas. En fin, que dura es la vida a veces... 

Obviamente, cuando enteré a los míos, de la noticia, fue mi vieja la más shockeada. Durante años, albergó la idea de tener un nieto de su hijo mayor (yo) y luego fue aceptando, a regañadientes, que yo era gay y toda la parafernalia que acompaña al mundo gay. Terminó de aceptarme, después de lo que le pasó al hijo de esa amiga, que se murió en un accidente, para que ella recapacitara y se diera cuenta, que más vale un hijo puto vivo, que un hijo hetero muerto. 

Y de ahí en más nuestra relación cambió. Y terminó aceptando a Luciano, como mi pareja, aunque siempre fue muy curiosa, de saber mi rol dentro de la pareja. Hasta que, un día, le dije que eso era lo mismo que preguntar, si los palitos que usan los chinos para comer, son diferentes para la mano izquierda que para la mano derecha. Pero, como no entendió la metáfora, le tuve que decir que en mi relación de pareja con Luciano, los dos éramos varones y cumplíamos la función de tal.

Aunque había ciertas preferencias en las que nos sentíamos más cómodos y que era, yo haciendo de 'activo' y Luciano, haciendo de 'pasivo' pero conmigo exclusivamente. Porque en otras relaciones que habíamos tenido, ambos fuimos lo contrario de lo que somos ahora. No tenía sentido, explicarle eso de ser una pareja 'abierta' con todo lo que eso implica. Así que se conformó con eso y cuando supo que habíamos alquilado una casa para nosotros dos solos, creo que terminó de aceptar que yo era gay.

Incluso, nos dijo que vendría a nuestra nueva casa vieja a comer algún día, no solamente para conocer a Luciano (lo conoce solamente de 'vista', porque creo que lo vio una vez y todavía no éramos pareja) sino también a estrechar lazos de familiaridad y todo eso. Nos regaló un mantel para la mesa de la cocina y otro, mucho más lindo y 'fino' (delicado), con las servilletas haciendo juego y una vajilla espectacular para 12 comensales. La verdad que por ahora, no tengo nada que reprocharle.

Claro que, imagínense como reaccionó, el dia que fui al sanatorio, donde trabaja como gerente, con la noticia que la Agus estaba embarazada y que yo era el padre de la criatura... En menos de un minuto, pasó del más absoluto de los asombros, a la incredulidad, al creer que le estaba haciendo una broma 'pesada', a la emoción descontrolada (lagrimeaba y reía al mismo tiempo), al amor maternal (me abrazó y me besó muchas veces) y el ciclo de sensaciones encontradas y sentimientos se reanudó.

Aunque esta vez, se saltó algunos estadios (el asombro, por ejemplo) y entró de lleno en la incredulidad mezclada con un interrogatorio, al mejor estilo de la CIA (Central Intelligence Agency - Agencia Central de Inteligencia), con algunos toques de emoción (ahora mejor controlada), al amor de madre y de ahí, a la más profunda desazón y desencanto, cuando supo que no iba a ser la madrina de la boda, porque no nos íbamos a casar, ni por civil ni por iglesia.

En ese momento, afloró la personalidad de 'madre'. No podía creer lo que estaba escuchando. Le tuve que explicar, con 'pelos y señales' (detalladamente) cuáles eran nuestros planes. Y, aunque se le escapó, dijo que esa decisión era una locura y que patatín y que patatán. Y poniéndose en el papel de 'Mujer Maravilla', me dijo que ella, hablaría con los padres de la Agus, para ver que pensaban ellos y como torcer esa decisión inaceptable tanto de la Agus como mía, de no casarnos.

En fin. No le dije nada ni la quise contrariar, porque era 'al pedo' (inútil). Que disfrutara de la idea de un casamiento 'a todo culo' (de gran categoría), de poder emparentarse con una familia reconocida socialmente en la ciudad y de ser abuela, por primera vez y de un hijo descarriado como yo, al que no solamente, le gustaban los hombres, sino que le había dicho, que no esperara nietos suyos y que por suerte, tenía dos hijos varones más (el Tato y el Nachito) que podían eternizar el apellido.

Días después, me junté con la Agus, para almorzar y contarnos cómo nos había ido con nuestras respectivas familias, ante la novedad del embarazo y nos dimos cuenta, que las reacciones, fueron muy parecidas. Incluso, la idea del casamiento civil y religioso 'a todo culo'. Hasta el Matius y el Gasti quieren que nos casemos, sabiendo que soy gay y que tuve sexo con ellos hasta el hartazgo! Quizás para evitar que entre los Lucchessi, se sepa mi orientación sexual, pero, y después, qué?

La Agus y yo, pensamos que la idea de no casarnos, iba a ser la mejor pero, no tuvimos en cuenta, que no hay obstáculos, para los Lucchessi padres y espíritu santo, para que no nos casemos. En mi familia, las opiniones aunque están divididas, no cuentan la de los varones de la familia, sino que, la que 'corta y pincha' (hace todo) es mi vieja y quienes la secundan. A ella no le 'entra' (entiende), que yo no puedo (ni quiero) casarme, porque no quiero dejar a Luciano. 

Tampoco entiende la causa por la que yo prefiero a Luciano, en detrimento de la Agus y de mi propio hijo. Creerá que por haber embarazado a la Agus, me 'curé' de mi homosexualidad y me transformé en heterosexual? Sé que todo esto, es difícil de entender, especialmente, para el que no es gay, pero así están dadas las cosas. Tampoco, como bien dice la Agus, podemos vivir los 3, primero, y con el bebé, después, bajo el mismo techo. 

Porque, qué 'pito' (función) estaría tocando Luciano? Sería como volver a 1870, cuando vino mi tatara tatara abuelo, con la señora, un bebé y un 'amigo' ¿'con derechos'? que a la pronta muerte de mi tatara tatara abuela, se quedó con mi tatara tatara abuelo, para siempre, acompañándolo y juntos, criaron y educaron a ese bebé? Y decir que vivo con la Agus y el bebé, en la misma casa, cuando en realidad, a la noche, 'duermo' con Luciano? Mmmm... Tendríamos que mentir permanentemente y hacer una 'doble' vida, totalmente artificial, con todo lo que eso implica. Y la mentira, tiene 'patas cortas'...  Así que, hoy por hoy, la idea de no casarnos sigue vigente, aunque está perdiendo 'fuerzas', como pierden fuerzas los huracanes tropicales, apenas van entrando en el continente. Incluso, creo que va a perder más fuerza, cuando la novedad llegue al colegio y el casamiento religioso, sea una condición 'sine qua non' que no pueda (léase podamos) evitar... En fin, la máxima de mi viejo, de que nadie me dijo que la vida me sería fácil, cada vez más, es un acierto grande como una casa... Jeeeeeee...





domingo, 22 de abril de 2018

Genios congeniando




El sábado, posterior a la revelación por la Agus de su embarazo, me desperté cuando todavía era de noche. Luciano dormía profundamente casi pegado a mi cuerpo y totalmente destapado. La sábana y el acolchado que lo cubrían, se habían corrido hacia mi lado y caían, ambos, al suelo. Me desperté temprano como todos los días. Todavía no me pude desacostumbrar de cuando vivíamos en el campo y nos teníamos que levantar mucho tiempo antes para poder estar en nuestros trabajos a horario.

Ahora es diferente. Con salir 30 minutos antes es suficiente para estar ambos a horario en el lugar de nuestros trabajos. Y eso es porque no estamos usando el auto. Sino, 15 minutos, serían suficientes para que Luciano llegue a su trabajo y yo al mío. Pero, no me puedo sacar la costumbre de despertarme a las 5 de la mañana, sin despertador ni nada. Simplemente, mi reloj biológico se activa y a las 5 de la mañana en punto, ya estoy despierto y sin nada de ganas de seguir durmiendo.

Así que, a las 5, ya estoy con los ojos como dos 'luceros' (estrella muy brillante en el cielo, que en realidad, es Venus que refleja la luz del sol). Entonces, me levanto y me pongo una 'remera' (camiseta de cuello redondo) y el slip que cubre mi desnudez, ya que sigo con la costumbre de dormir desnudo. Luciano en cambio, más 'modosito' (recatado) duerme en boxer ajustado que le marca al detalle, su espectacular culito y una 'remera' (camiseta) de mangas largas o cortas, según la estación.

Pero ese día, al estar descubierto de la sábana y el acolchado y ver como el boxer ajustadísimo que usaba, le marcaba tanto el culito, y se le metía en la raya, no pude más. Luciano dormía profundamente. No pude evitar acariciarle las nalgas por sobre el boxer primero y por debajo del boxer después e introducir mis dedos, en la raja de su culito. Luciano, no se despertaba. Finalmente murmuró algo que no alcancé a entender... 

Y mientras le 'franeleaba' (acariciaba) el culito, recordaba que esa misma noche, cuando más arreciaba la lluvia y nosotros estábamos cenando, le conté a Luciano todo lo vivido, a la tarde, con la visita de la Agus. Luciano no podía creer todo lo que había pasado y todo lo que la Agus me había dicho. Él sabía, porque lo habíamos hablado miĺones de veces, de los planes de la Agus y de su pretensión primordial, que era quedar embarazada de mí. Y me escuchaba atentamente y en silencio.

Yo, desde siempre, mantuve a Luciano al tanto de todo lo que la Agus pretendía, un poco para saber su opinión, como la de compartir todo lo que me pasaba con la Agus, tratando que no hubiera secretos entre nosotros. Pero, Luciano, como yo, nunca creyó que esos planes, algún día, se concretarían. O de concretarse, no creía que fuera tan rápido. Sea como sea, el sueño de la Agus se estaba realizando y yo era uno de los protagonistas y Luciano, un coprotagonista. 

Luciano se alegró de la noticia del embarazo y también de la posibilidad de que pudiéramos vivir, primero los tres y luego los cuatro, debajo del mismo techo. Aunque como yo, adujo que la casa era medio chica para compartirla. Igualmente me dijo que él no tenía problemas en que la Agus viviera con nosotros y que, en mi relación con ella, hubiera sentimientos en el medio, porque él comprendía lo difícil que se hacía, tener sexo con una persona sin más sentimientos que la calentura.

Y que eso, era lo que le pasaba con Carlitos. Y que él sabía, que yo sabía, que él sentía 'algo' más que calentura con Carlitos y que yo, nunca le había reprochado nada y lo había aceptado siempre. Tanto que en algún momento, dejé que, a pedido suyo, Carlitos se integrara a nosotros. Y aunque la 'trieja' no resultó como Luciano lo esperaba, debido a lo celoso que es. Y reconociendo todo eso, él aceptaba que yo tuviera sexo con alguien más, aunque hubiera sentimientos por medio, como con la Agus.

Además, él (Luciano), tenía muy buena onda y se sentía muy bien con la Agus y por eso aceptaba que se integrara, si ella quería, a vivir con nosotros. No me sorprendió la respuesta de Luciano, porque últimamente, debido a la postura que tomó cuando enfrentó y discutió con la madre, está mucho más maduro, comunicativo y seguro de sí mismo. Y también, quiso asegurarse de mis sentimientos hacia él, ya que sólo una vez me preguntó si yo lo prefería a él o a la Agus y que le dijera la verdad. 

Obviamente le contesté con la verdad: que yo lo amaba a él y no quería dejarlo nunca, ni por la Agus, ni por este bebé ni por nadie. Creo que eso le dio la tranquilidad que necesitaba y no volvió sobre el tema. También me dijo que él me iba a 'bancar' (respaldar) en todo esto de la Agus y del bebé. Porque él también me amaba con su vida y le gustaba y me agradecía que yo lo prefiriera a él, sobre la Agus, el bebé y cualquier otra persona.

Fue, entonces, que dejé los recuerdos de la noche anterior y volví a la realidad. Luciano, sin decirme más nada, me abrazó y se apegó a mi cuerpo. Todavía semi dormido, me dijo que tenía frío. Entonces, sin dejar de acariciarle las nalguitas y meterle la punta de mi dedo en el agujerito anal, le dije:

Yo: qué ganas de cojerte/follarte tengo...

Luciano: mmnsdvñ...

Y: no querés que te coja/folle?

L: mmmsv...

Y: mmmsv es que si querés? O mmmsv es que no querés?

L: que si... si quiero... pero tapame que tengo frío...

Y bueno, él lo pidió y todo lo que había pasado, en esas pocas horas lo ameritaba. Así que, mientras afuera, seguía lloviendo con fuerza, yo hacía mío a Luciano... No hay con qué darnos, somos dos genios congeniando... Jeeeeee...






martes, 17 de abril de 2018

El cántaro y la fuente 2





Y el mundo dejó de girar. La vida se volvió atemporal y todo fue presente. La lluvia torrencial y el viento se detuvieron de pronto. No sé qué explotó delante de mi vista y todo se volvió blanco incandescente. Dicen que, cuando una persona se está ahogando, toda su vida pasa delante de sus ojos. Bueno, eso fue lo que me pasó. Aunque no fue toda mi vida, sino algunos momentos puntuales de ella. Finalmente, todo se volvió negro. Según la Agus, me desmayé y me caí al suelo. 

Como ella es médico, enseguida levantó mis piernas y me hizo oler su perfume. Yo reaccioné rápidamente y con su ayuda, pude volver a sentarme. No reconocía esta faceta mía. Me desvanecí, como buen maricón que soy, ante la noticia imprevista. Era la primera vez que me pasaba! Claro que era la primera vez que me daban una noticia así. Algo parecido, sentí cuando supe que la madre de Luciano, me acusaba de corromper al hijo y quería denunciarme, pero no llegué a desvanecerme. 

La Agus me preguntó cómo estaba, mil veces y de manera diferente. Siempre le contesté que bien. Pero que no sabía que me había pasado. Ahí retomamos el diálogo:

Agus: me re asusté, boludo! Pensé que me quedaba viuda!

Yo: no seas 'guacha' (pícara) Agus! Que casi me muero en serio! Como me vas a decir eso! 

A: es la verdad! Si te morís, me quedo viuda! 

Y: no digo eso! Digo, cómo me vas a decir que yo te embaracé?

A: qué, no vas a reconocer a tu hijo y te vas a 'borrar' (no hacerme cargo)?

Y: no... no... no Agus! Mirá si me voy a 'borrar'... Es que no termino de comprender... Cómo va a ser mi bebé? Si yo soy... (iba a decir 'puto' pero no me dejó terminar la frase)...

A: ah, pensás que porque sos gay, no podés hacerme un bebé?

Y: sí Agus, está bien, pero cómo sabés que yo soy el padre y no Juan Marcos?

A: simple... Porque con Juan Marcos siempre que cogimos usamos 'forro' (preservativo). Con el único que siempre cogí sin forro fue con vos. Además, coincide el tiempo que estoy embarazada con el día que fui al campo en febrero... Te acordás? 

Y: y no tuviste sexo con nadie más que yo?

A: no 'bola' (boludo), con nadie más, vos creés que ando por ahí cogiendo/follando con cualquiera? No me hagas 'calentar' (enojar) al 'pedo' (inútilmente). Vos te creés que te voy a estar 'jodiendo' (mintiendo) en un tema como este? O querés que nos hagamos un ADN?

Y: noooo, Agus, no... No me mal interpretes! Es que estoy confundido y digo boludeces! Es que son muchas cosas juntas! O sea, que si cogían con forro con Juan Marcos, cómo le vas a decir, que estás embarazada? 

A: no sé, pero eso no es lo que me importa ahora. Lo que quiero saber es si te vas hacer cargo de tu hijo como lo hablamos o voy a ser madre soltera y voy a tener que criarlo como si vos no existieras?

Y: Agus, no seas boluda! Mirá si te voy a dejar 'en banda' (sola)... Sabés que sos la única 'mina' (mujer) con la que cogí/follé en mi vida y que te amo desde que teníamos 15 años... Lo que pasa que no me esperaba algo así. No me lo imaginé nunca! Ya sé que lo hablamos muchas veces y que te dije lo que te dije, pero una cosa es decirlo y otra es hacerlo! Qué vamos a hacer ahora?

A: no sé, que sé yo... Lo que quería saber, es si ibas a ser un padre 'presente' o un padre 'ausente'. No me importa ni Juan Marcos ni lo que diga la gente. No te voy a decir que no estaba ilusionada en casarme y todo eso, pero prefiero formar una familia con vos, aunque ya sé que no nos vamos a casar ni nada. De última, es lo que yo quería, no?

Y: pero Agus, pensá! Si vas a decir que el bebé es mío, todo el mundo va a querer que nos casemos y no van a ver ningún impedimento! Solamente algunos de mi familia y los 'diositos' saben que soy gay. En cambio, tu familia, tus amigos y conocidos, no saben nada de mí y van a querer que nos casemos! Y yo no me puedo casar con vos, porque aunque te amo como a mi vida, soy gay, tengo pareja y no quiero dejar a Luciano! 

A: pero Lu, no seas 'gil' (tonto)! Desde cuándo nos importaron los demás? Qué se vayan a la mierda todos! A nadie le tiene que importar lo que hacemos o dejamos de hacer! Yo con mi vida hago lo que quiero! Y vos también! O no? No decís siempre que a nadie le tiene que importar lo que hacés puertas adentro de tu casa? Bueno... Qué piensen lo que quieran! No tenemos que casarnos ni vivir juntos ni nada... Vos por tu lado y yo por el mio! 

Y: sí pero...

A: o podemos vivir juntos y vos seguír con Luciano, así podemos criar juntos a 'Luciano Agustín'! 

Y: ah, ya tiene nombre y todo el bebé? 

A: a mí, Luciano no me molesta ni me molestó nunca y siempre, nos llevamos re bien. Incluso no creo que tenga problemas para que vivamos todos juntos. Te acordás lo bien que nos llevábamos, cuando el año pasado se engriparon y fui a vivir con ustedes? Qué decís?

Y: no sé Agus, tengo que pensarla bien y hablar con Luciano y ver qué piensa o qué quiere hacer... A esto, lo hablamos muchas veces y siempre estuvo muy entusiasmado con tener un hijo conmigo, mío y de él, alquilando un vientre o algo así, pero, ahora, no sé. Para colmo, recién alquilamos esta casa y es muy chica para vivir todos juntos. Pero, me estoy re contra adelantando a las cosas... Qué 'quilombo' (lío)! Esta misma noche se lo voy a decir para ver que piensa. Igual quedate tranquila. Vivamos o no juntos, no te voy a dejar sola. Somos como el cántaro y la fuente: tantas veces fue el cántaro a la fuente, que al final se rompió... jeeeeeee...







jueves, 12 de abril de 2018

El cántaro y la fuente 1





Este último fin de semana, acá llovió muchísimo. Comenzó a llover el jueves y recién paró de llover en la madrugada del lunes. La lluvia fue torrencial de a ratos y el viento, también muy fuerte, castigó violentamente a nuestra vieja casa nueva, especialmente el viernes por la noche. Esa noche, nos habíamos acostado tarde y tardamos en  dormirnos. Le había contado a Luciano sobre el 'encuentro' que había tenido esa misma tarde con la Agus y creo que quedó tan shockeado como yo.

Ya era de madrugada, y seguíamos despiertos, hablando y tratando de ver qué era lo mejor para hacer. En un momento, cuando la tormenta arreciaba, una de las ventanas del balcón cerrado, comenzó a golpearse por el fuerte viento. Relámpagos y truenos fortísimos, acompañaban a la violenta tormenta que se abatía. Me levanté a cerrar la ventana y Luciano vino detrás mío. Definitivamente, Luciano es re temeroso a las tormentas y a muchas otras cosas, pero lo amo más por cada uno de sus temores,

Y esta vez, no había mucha razón para temer, porque la casa es bien sólida, como la casa del campo, pero con una diferencia: el entorno es diferente. En el campo, de noche, nos rodeaba la oscuridad del parque y del bosquecito. Y el viento, entre los árboles, ulula llenando de misterio el lugar. Pero acá, solamente nos rodean casas vecinas. Además, nuestro dormitorio da al balcón cerrado y además de la puerta, tiene una 'celosía' (enrejado con listones de hierro) que nos da mucha más seguridad.

De todos modos, no creo que la tormenta nos haya desvelado. La causa de nuestro desvelo era sin duda , la visita de la Agus que vino en plena tormenta, ese mismo viernes por la tarde. Y las consecuencias que puede acarrear a todos, en el caso de tomar una mala decisión. Antes, al mediodía, la Agus me había enviado un whatsapp, preguntándome si a la tarde iba a estar en casa, porque quería conocer mi nueva casa vieja y de paso, verme y 'hablar' conmigo.

Creo que en otro post, aclaré que la Agus, cuando quiere 'verme', seguro que es para tener sexo. Pero cuando quiere 'hablar', me pongo a la defensiva, porque seguro que me viene a plantear, cosas inverosímiles. Pero, en ese momento,  no sospechaba qué podía ser. Así que le dije que sí, que pasara a la hora que quisiera que yo iba a estar en casa, porque el único plan que tenía era ir a buscar a Luciano al trabajo, cuando saliera a la noche.

La Agus llegó en medio de la lluvia que en ese momento había amainado bastante.  Me dio un beso largo y fogoso en la boca. En fin. Después me pidió que le mostrara toda la nueva casa vieja. En la cocina, me dijo que preparara el mate, mientras ella, se encargaba de cortar un bizcochuelo de nuez, que había hecho para la ocasión. Al principio, hablamos de 'bueyes perdidos' pero noté que la Agus estaba ansiosa por contarme algo que hasta ese momento estaba callando.

Cuando caímos en un 'pozo de silencio' le pregunté de qué cosa quería hablarme. En ese momento, me miró y comenzó a lagrimear. Agus sabe que las lágrimas me pueden y me hacen vulnerable... Le pregunté qué le pasaba y si tenía problemas. Y como no dejaba de llorar y no me contestaba, arriesgué varias hipótesis: si habían discutido con Juan Marcos, si estaba enferma o si los padres estaban enfermos y no sé cuántas 'boludeces' (tonterías) más.

Pero, sin dejar de llorar, negó, moviendo la cabeza, todas mis hipótesis. Al final,  cuando dejó de llorar, me develó la causa de sus lágrimas y que dio lugar a un diálogo parecido a este que transcribo pero que está muy sintetizado y carece de los sentimientos, sensaciones, silencios, miradas y caricias que le dieron un toque especial al momento que estábamos pasando:


Yo: Agus, no entiendo qué te pasa... Si con Juan Marcos está todo bien y no es por enfermedad de nadie, qué es lo que te 'jode' (molesta) tanto?

Agus: estoy embarazada! 

Y: uh, buenísimo, pensé que era algo grave... Pero estar embarazada no es algo malo! Acaso vos no querías quedar embarazada? 

A: es que el bebé es tuyo...

Y:  salvo que te 'joda' (moleste) haber quedado embarazada antes de casarte... Pero, desde cuándo te importa eso? Incluso... Queeeeeé? Qué dijiste? (sigo en otro post)