jueves, 25 de abril de 2019

El Pipi




El 'Pipi' en realidad se llama José Antonio M. y fue alumno mío durante dos años. El año pasado terminó 5º año, el último de nuestra escuela secundaria. Sinceramente, no es un 'diosito' como me gustan a mí los chicos pero tampoco es feo. Digamos que está en esa etapa intermedia, entre un simple 'mortal' y un 'angelito'. Antes, a los chicos con las características del Pipi, que se caracterizan por una belleza relativa, los categorizaba como 'angelitos', es decir, estaban por arriba de los simples 'mortales' pero más abajo de los 'semidiositos'.

Ahora, eliminé la categoría de 'angelito' y solamente dejé los 'mortales' (no me llaman la atención para nada), los 'semidiositos' (tienen 'algo' que me subyuga aunque no lo tienen todo) y los 'diositos' (que todo lo que tienen me gusta). No sé por qué será, pero ahora, los chicos de las etapas intermedias, me gustan mucho más que antes. Bueno, el Pipi sería un 'semidiosito' que no llega a la categoría de 'diosito' porque si bien es lindito, no colma todas mis expectativas. Aunque si me dejara llevarlo a mi cama, lo haría con muchísimo gusto! Jeeeeeee...

También es algo inmaduro, pero hay una cosa, que un poco lo justifica: la edad que tiene (16 años). No sé qué pasó en el medio, que el Pipi terminó el colegio secundario con 16 años, cuando la mayoría termina con 17 años y una minoría con 18. Pero un año de diferencia, a veces es mucho y dos años, son demasiados.  El Pipi se comporta muy infantilmente y a veces, me hace acordar al Tato, con todo el boludismo que desarrolló durante gran parte de su adolescencia. De todos modos, ninguno de los profesores se quejaba específicamente de algo. Quizás de su bajo rendimiento escolar pero hasta ahí.

Sea como sea, el Pipi terminó el secundario. Y, si bien nuestra relación docente-alumno, fue 'ni' (ni buena ni mala), como ex-alumno del colegio no se integró a la Asociación de Exalumnos ni tampoco entró a la Acción Católica de Jóvenes Egresados. Y sino fuera porque la semana pasada, pasó por el colegio para conversar conmigo específicamente de un tema, que ya paso a contar, lo hubiera perdido de vista, como está pasando con muchos. Y esto lo cuento, para que vean que en mi vida, no todo es sexo y que me pasan otras cosas que no contaba porque me parecía que no les interesaba a nadie.

El Pipi pasó una tarde, sabiendo que por las tardes, yo estoy más desocupado y puedo conversar sin problemas. La verdad que me sorprendió su visita. Una, porque realmente no lo esperaba. Hubiera nombrado a cien chicos antes de pensar en el Pipi. Pero, bueno, esas son las sorpresas que nos da la vida. Y dos, porque el Pipi vino a mí, buscando a un confidente pero no, un amigo. Vino a verme porque algo le preocupaba y quería más una oreja que lo escuchara y alguien que le pudiera dar una solución concreta que una sesión de terapia psicoanalítica.

De todos modos, me aclaró que aunque no había ido en calidad de 'paciente-usuario', sí se aseguró que todo lo que me iba a contar, iba a quedar comprendido por el 'secreto profesional'. Y cuando le aseguré que así era, me contó el tema que lo aquejaba: tiene un hermano mayor, que le lleva casi 10 años de edad y una hermana menor, a la que él le lleva creo que 5 años. Parece que el hermano del Pipi no es 'trigo limpio' (honrado) anda en malos pasos y se dedica a vender drogas. Este muchacho está casado y tiene una hijita bebé y vive en un barrio privado, en las afueras de mi ciudad.

Aparentemente, con total desconocimiento del Pipi, los padres, fraccionaban y envasaban la cocaína y armaban los porros de marihuana que el hijo más grande se encargaba de distribuir entre un pequeño ejército de 'soldaditos' (vendedores de la droga al menudeo). De esa forma, tenían un muy buen pasar económico y se daban la gran vida. Tanto que el hermano en cuestión, se compró una casa en un barrio privado de mi ciudad, donde fue a vivir con su esposa e hijita bebé. Pero, no sabe como, alguien lo denunció y la policía anti-narcóticos lo detuvo a principios de diciembre del año pasado. 

Y lo obligaron (como hace la policía en todos lados) a confesar de donde obtenía la droga que vendía y allí 'cayeron' (apresaron) los padres y varios chicos y jóvenes más que este tipo usaba de 'soldaditos' más el 'mayorista' que le surtía la droga pero que es de otra provincia. La policía allanó la casa del  hermano pero no encontraron nada de drogas para inculparlo. También, allanaron la casa de los padres y ahí sí, encontraron, además de mucha droga, las evidencias que allí la fraccionaban y la envasaban, también armas de guerra con sus cartuchos y muchísimo dinero.

Ergo, clausuraron la casa y los padres y el hermano del Pipi terminaron detenidos. El Pipi y la hermanita se salvaron porque la pibita y el Pipi estaban en el colegio. De todos modos, tuvieron que ir a la comisaría a declarar y demostrar que ninguno de los dos, tenían conocimiento de las actividades de los padres y del hermano en relación con las drogas, con las armas y con el dinero encontrado (varios cientos de miles de pesos). Para mal de males, los padres del Pipi quedaron incomunicados y con la casa clausurada, así que ni el Pipi ni la hermanita no tenían donde vivir. 

Los padres del Pipi son hijos únicos y no tienen más familia en Rosario, por lo que los abuelos, que viven en un pueblo, los albergaron hasta que se aclarara todo. El Pipi y la hermana, fueron a vivir con sus abuelos durante todo el verano, pero ahora, que empezaron las clases, y los padres siguen detenidos y la casa clausurada, se les hace muy costoso el transporte para venir al colegio y a la facultad. De allí, que la nena está viviendo en la casa de una vecina. Pero el Pipi no conseguía alojamiento, porque quien más o quien menos, piensa que el Pipi está metido en la venta de droga. 

Así que, lo que el Pipi quería, era ver si yo le podía conseguir alojamiento, en el colegio (hay unas habitaciones con baño privado y cocina comunitaria que alquilan a grupos que hacen retiros espirituales) o le pudiera dar alguna solución, porque hasta ahora, había estado durmiendo en la casa de algunos amigos, cuyos padres le dieron alojamiento pero ya todos, lo habían invitado gentilmente a que se buscara otro lugar para quedarse. La verdad que esa confesión me desarmó. A la casa no puede ir porque está clausurada y permanentemente hay un policía vigilando que nadie ingrese. 

Así que muchas 'salidas' (soluciones) no había. Quizás, alquilar una pieza en una pensión, pero el Pipi es menor de edad, además de ser lindo y vulnerable, o sea, un bocado exquisito para muchos pervertidos que viven en las pensiones de la ciudad. Pensé en la casa abandonada que tiene el padre del Pela, pero el tipo no va a querer asumir esa responsabilidad y menos con un menor de edad relacionado con el narcotráfico. Y otra solución no se me ocurría. Porque por más que yo hiciera ese día, todas las gestiones, no iba a conseguir por parte de las autoridades del colegio, la autorización para que el Pipi se alojara allí. Y se me terminaron las ideas. Ya estaba atardeciendo y no tenía una solución para este pibito, así que 'hice de tripas mi corazón' y me lo llevé a casa...






miércoles, 17 de abril de 2019

Acuerdo prenupcial



Esto que nos pasó con Carlitos, pasó porque el boludo quiso hacer 'roncha' (enorgullecerse) frente a Luciano, de que había cogido/follado conmigo, en el colegio, no una, sino varias veces, simultáneamente que yo era pareja de Luciano. Qué quiso demostrarle con eso? Que yo lo prefería a él y por eso, le metía los 'cuernos' a Luciano? O fue un comentario exento de maldad, por decir algo y por llenar el silencio provocado por la espera? O lo hizo de 'boludo' (tonto) que es? 

Lo único que sé, es que lo 'largó' (dijo) sin pensar en las consecuencias (el enojo de Luciano). Lo que pasa que estos 'pendejitos' (adolescentes) que, como Carlitos, son carilindos, 'facheritos' (atractivos) y flaquitos, son mi perdición. Y ellos lo saben. Pero, al decir de Luciano, y esto sí que nunca lo había pensado, no sólo se enorgullecen de mi preferencia hacia ellos, sino que también se enorgullecen de haberse encamado conmigo, como si yo fuera una especie de macho alfa o premio mayor. 

Claro que nunca pensé en lo que me dijo Luciano, que así como a mí me enorgullece coger/follar con ellos, a ellos les pasa lo mismo cuando yo los prefiero y cogen/follan conmigo. Al menos, eso pasa con los 'pollitos', con los que tuve y tengo sexo, es decir, Carlitos y el Pela. Hay varios más, que son 'pollitos BB', que ahora que Luciano me lo advierte, andan casi siempre revoloteando a mi alrededor y mandando mensajes cargados de dobles intenciones. 

Y aunque con todos actúo igual, muchas veces, no le blanqueé a Luciano, la relación que mantengo con algún 'diosito' o 'pollito' por fuera de la pareja. Pero como Luciano, en una época, era un declarado bisexual y tenía 'novia', al tiempo que era mi pareja, acordamos algunas pautas para tener sexo con personas ajenas a nosotros. Fue así que acordamos darnos permiso para tener sexo por fuera de la pareja, siempre y cuando no hubieran sentimientos de amor que nacieran de esa relación. 

Y, con esa simple premisa, la 'cosa' funcionó durante bastante tiempo hasta que comenzamos a intimar con Carlitos. Los dos, aunque no nos lo habíamos dicho, sentíamos por Carlitos, no sólo calentura, sino algo muy parecido al amor. Carlitos es un chico que se hace querer. Y los dos, Luciano y yo, en diferentes momentos, sucumbimos a los encantos que exterioriza, este adolescente, en todo momento. Y fue cuando nació la idea de conformar una 'trieja' (pareja de tres). 

Antes de eso, ya habíamos tenido muchas experiencias sexuales con Carlitos aunque en forma individual y con total desconocimiento de lo que estaba pasando en esos encuentros. Claro que los de Luciano, eran anunciados, porque nunca me ocultó nada y siempre me blanqueó sus movimientos con chicos o chicas. Pero, los míos con Carlitos, para no armar 'bardo' (lío) con Luciano, lo mantuve en secreto y como nos encontrábamos en el colegio, no despertamos nunca las sospechas de Luciano. 

Y ese acuerdo, de tener sexo con otros chicos, siempre se parapetó detrás de los sentimientos. Sin sentimientos, todo. Con sentimientos, nada. Aunque yo sabía que Luciano albergaba sentimientos hacia Carlitos y viceversa. Y yo, en ese tiempo, me relacioné con varios pibitos, aunque el que más me 'pegó' (afectó) fue el Colo, aunque tuve algunos encuentros con otros chicos (el Gonza, Alexis y el Pipi...) a los que nunca les blanqueé a Luciano. 

Pero, ahora, Luciano quería un nuevo acuerdo, esta vez por escrito, para que en un futuro pudiéramos esgrimir el incumplimiento de lo acordado y firmado. Yo le dije que nuestro anterior acuerdo, aunque era oral, fue siempre respetado por los dos sin que haya nada escrito y que estaba de acuerdo en ampliarlo si él (léase Luciano) lo creía necesario y consideraba que era importante, pero que no tenía sentido escribirlo como si se tratara de un acuerdo matrimonial. 

Así fue, que después de haberlo conversado y reflexionado, llegamos a las siguientes conclusiones, de qué hacer cuando nos relacionemos sexualmente con otro chico (o chica). Y acá hacíamos la excepción que confirma la regla: este acuerdo exceptuaba mi relación con la Agus y la de Luciano con Carlitos. Así que las que siguen son a las conclusiones que llegamos y que, si bien, no escribimos, damos por sentado que las conocemos, aceptamos y respetamos. A saber... 

a- Siempre usar preservativos. 

b- No involucrarnos sentimentalmente. 

c- Decirnos con quién, cuándo y dónde cogemos/follamos.

d- Decirnos si algo nos molesta y que nos afecta por culpa de la relación que estamos teniendo por fuera de nuestra pareja. 

e- Tener sexo con otro, nunca afectará la relación de nuestra pareja. 


Obvio que no hay nada nuevo bajo el sol. Las conclusiones no son diferentes a las que veníamos respetando en mayor o menor medida, aunque le agregamos el tema de los 'forros' (preservativos/condones) y blanquear, con detalles específicos, la relación que mantenemos por fuera de la pareja. Sé que esto, es por mí y es el temor de Luciano, que algún día lo deje y lo cambie por otro chico, ya que ofertas no me faltan. Pero lo que Luciano, no sabe o mejor dicho, no quiere saber o entender, son mis sentimientos hacia él. Yo estoy seguro de que mis sentimientos hacia Luciano, nunca van a cambiar, por mucho que me guste o me enamore de otro chico. Ya me pasó con varios 'diositos' y 'pollitos BB' y siempre lo seguí prefiriendo a él (a Luciano, se entiende). Y así como Luciano está perdidamente enamorado de mí, yo lo estoy de él. Este pibito, se me entregó, ciegamente, en cuerpo y alma, para hacerme feliz a mí. Cómo yo no voy a poner todo mi empeño para hacerlo feliz a él? 






viernes, 12 de abril de 2019

Cuñadito




Como Luciano estaba 'emperrado' (convencido) en no atender mis mensajes ni llamados telefónicos, decidí llamar al hermano (Enzo) para que él, que siempre fue mi aliado en todo momento, en las buenas y en las malas, lograra ponerme en contacto con Luciano, para aclarar todo este 'despelote' (lío) que se había armado y que no sabíamos, ni Carlitos ni yo, como solucionar. Por suerte, el Enzo, atendió mi llamado, tan gentil y cordial conmigo como siempre:

Enzo: hola?

Yo: Enzo, habla Lu... No digas que soy yo. Podés hablar?

E: sí, sí, no tengo problemas... Qué pasa?

Y: resulta que hubo un malentendido entre tu hermano y Carlitos y yo caí en la 'volteada' (lío) y quiero hablar con tu hermano porque se enojó conmigo, para explicarle cómo fueron las cosas...

E: qué 'cagadas' (cosas malas) te habrás mandado para que Luciano se enoje con vos...

Y: uy, Enzo, te juro que no pasó nada! Todo es una gran confusión. Por eso quiero hablar con tu hermano, para explicarle bien...

E: Luciano no quiere hablar con vos...

Y: y vos cómo sabés? Qué, sos adivino ahora?

E: lo sé porque tengo a Luciano, acá enfrente mío y me está haciendo señas que no quiere hablar con vos...

Y: uy, Enzi, decile que me atienda... Por favor... Quiero aclararle algo nada más... No puedo estar sin él, lo extraño a morir, la casa es otra cuando él no está, él es mi aire, mi agua, mi vida, vivo porque lo tengo a él cerca. Decile eso, por favor...

E: no es necesario, Lu, Luciano te está escuchando, porque puse el celu en altavoz...

Y: bueno, gracias, entonces si me escuchás, Luciano, no me hagas sufrir como estoy sufriendo. Te juro que Carlitos, no dijo lo que vos entendiste. Quiso decir otra cosa. Nunca te hubiéramos traicionado. Ni él y mucho menos yo! Acaso no te dije siempre lo de mi 'poliamoría'? Dale atendeme el celu que me da vergüenza que el Enzo esté escuchando lo que te quiero decir...

Luciano: bueno, está bien, ya saqué el altavoz y el Enzo no escucha nada. Yo no me merezco que me traicionen como me traicionaron ustedes dos. Mi mejor amigo y la persona a la que más amo en el mundo...

Yo: uy, Luciano, no me hables así. Nunca te traicionaría con nadie. Te dije siempre de mi poliamoría y acepté y aceptaste, que tuviéramos sexo con otro/a mientras no haya sentimientos de por medio. Te acordás? Y bueno, con Carlitos no había sentimientos. Fue solamente calentura por el pendejito. Vos sabés como me gustan los pendejitos. Y de todos los pendejitos te elegí a vos. Por qué te creés que te elegí? Porque vos no solo me gustás sino que te amo, como jamás amé a nadie en mi vida. Ni siquiera al Sebi que fue mi primer novio! Mis sentimientos para con Carlitos, nacieron después que estuvo con nosotros, formando la 'trieja' (pareja de 3), pero después, yo te lo dejé siempre a vos, porque sé positivamente que Carlitos además de calentarte, te 'mueve' algunos sentimientos. Y a mí no me importa porque mientras vos me sigas amando como hasta ahora, está todo bien. Y yo me conformé con el Pela, que me calienta mucho también, tanto o más que Carlitos. Y eso vos lo sabés muy bien porque te lo dije siempre. Lo que pasa que Carlitos quiso 'fanfarronear' (enorgullecerse) de haber estado conmigo, pero te juro, que nunca pasó nada hasta esa noche que vos me dijiste que me lo llevara conmigo y me lo 'hiciera' (tuviera sexo). Te acordás?

L: mmmm... sí pero no es lo que me dijo Carlitos. Carlitos me dijo que cogía con vos desde hace mucho...

Y: pero no, mi amor, con Carlitos solamente transamos y así nomás... Viste donde está el gabinete y que está todo vidriado... Cómo pensás que voy a tener sexo ahí y nada menos con un pendejito alumno del colegio? Mirá si entraba alguien? Cerrábamos la puerta pero sólo nos transábamos, cosa que si venía alguien, nos separábamos sin problemas...

L: Carlitos dijo que cogías/follabas con él...

Y: pero no, mi ángel, nada que ver... No te dijo Carlitos que coger/follar era una manera de decir a que transábamos?

L: sí pero no le creí... Creo que él metió la pata y quería arreglarlo...

Y: pero no mi vida, como va a hacer eso conmigo, si sabés que Carlitos, además de excitarse con vos, te ama? O me vas a decir que no te ama?

L: ...

Y: viste? Hasta vos sabés que además de calentura hay amor... Y vos también lo amás, por algo me propusiste formar una trieja con él... Que después no haya resultado bueno, es otra cosa, pero que lo intentamos, lo intentamos! Y no fue por una calentura de momento sino porque sentías otra cosa por Carlitos. Y yo te lo dejé a vos porque sé que lo amás a Carlitos, no tanto como a mí, pero lo amás y él también te ama. Y yo me conformé con el Pela, que me calienta sí pero que no amo... Entendés mi cielo cual es el punto? Cómo voy a coger/follar con Carlitos, si Carlitos te ama a vos? Solamente transábamos, pero porque estábamos 'calientes' (excitados) y no por otra cosa.

L: bueno está bien... te creo... perdoname amor... lo que pasa que pensé que vos querías más a Carlitos que a mí... además, no puedo vivir sino estoy con vos y vos no estas conmigo, a mi lado... me venís a buscar?

Y: si vida... salgo ya...

Enzo: qué fácil lo convencés al 'gil' (tonto) este, eh? Ya se fue para abajo a esperarte...

Yo: yo convenzo a cualquiera... Con paciencia y saliva, el elefante se cogió/folló a la hormiga... Jaaaaa...

E: yo no sería tan fácil...

Y: y capaz que no, aunque si me dieras la oportunidad, también me gustaría intentarlo y hacer 'algo' con vos...

E: jajajaja... pero yo no soy gay...

Y: no tenés que serlo... podés ser bisexual o un hetero-curioso que quiere probar con otros varones... para mí, sos un bocadito. Tenés un cuerpito espectacular, una 'cola' (culo) envidiable, sos lindo, sos simpático, tenés buena onda, que más se puede pedir de un tipo en una cama?

E: jajajaj... que guacho sos! Ya casi me estás convenciendo...

Y: jeeeeee... pero no te apurés... Ahora quiero hacer las cosas bien con tu hermano. Si querés, pensala bien y más adelante si querés probamos...

E: jajajaja... Nooooo, está bien, te estaba siguiendo la 'joda' (broma). Vos portate bien con Luciano que el muy boludo creo que te quiere más que a mi vieja. Y cuidalo. Vale oro. Igual que vos. Los dos valen mucho. Con la diferencia de que Luciano es fiel con vos y vos con él, no. Porque seguro que si te doy cabida, esta noche no, pero mañana te tengo en mi cama...

Y: jaaaaaa,,,  bueno boludo, que culpa tengo que el hermano de mi novio, sea tan bonito como mi novio y me caliente tanto o más que él? Pero fuera de 'joda' (broma), te agradezco Enzi, todo lo que hiciste y hacés por mí primero y por tu hermano después. El que estemos viviendo juntos, Luciano y yo, te lo debemos casi en un 90% a vos. Y eso quiere decir mucho. Y si algún día querés experimentar la vida gay, contá conmigo, como activo o como pasivo, me da igual, me gustás mucho y también te quiero mucho... Pero sé respetar las distancias y las personas. De todas maneras, quiero que lo sepas.

E: ok... Vos todavía estás en tu casa? Mirá que Luciano ya bajó hace rato y te debe estar esperando... No lo hagas esperar más y atendelo... Jajajaja... Yo también te quiero boludo, aunque no soy gay...

Y: bueno, te dejo, me voy a buscar a Luciano, así me lo traigo a casa y fumamos la pipa de la paz... Jaaaaaaa... Chauuuuuuu!





lunes, 8 de abril de 2019

Boca floja




Así fue que buscando a Luciano, hice que Carlitos me hablara y terminara yendo a mi casa y me contara lo que había pasado. Como no les alcanzaba el dinero, decidieron ir al colegio a pedírmelo y subieron directamente al gabinete. Pero, no me encontraron. Obvio, yo estaba en ese momento con el Gonza, merendando en el bar. Entonces le preguntaron a una de las empleadas de la limpieza si me había visto y les dijo que yo ya me había ido.

Pero, Carlitos vio que mi mochila estaba ahí, así que dedujo que yo todavía debía estar en el colegio. Así que decidieron quedarse. Se apoltronaron en un sofá que tengo ahí y decidieron esperarme. Debe haber sido el silencio mágico de las aulas vacías y la soledad del lugar, calmo a esa hora de la tarde, que para decir algo, Carlitos dijo:

Carlitos: ah, si este lugar hablara...

Luciano: que hablara de qué...?

C: de las veces que cogimos/follamos acá con el Lu!

L: con el Lu? 

C: sí pero hace mucho...

L: mucho...? Mucho como cuánto?

C: no sé... Como 3 o 4 años, más o menos...

L: no puede ser tanto...

C:  bueno, muy bien no me acuerdo pero 3 años seguro...

L: ya hace 3 años que yo le di permiso para que tuviera sexo con vos?

Y ahí, Carlitos se dio cuenta que había 'metido la pata' (había dicho algo inconveniente). Y quiso arreglarla. Pero comenzó a tartamudear y a hundirse más. Incluso le dijo que 'coger/follar' era una manera de decir. Que no habíamos tenido sexo y que solamente fueron 'encuentros' previos, algunas transas con franelas y cosas así, pero todo muy light, pero no logró que Luciano, le creyera. Finalmente, Luciano se enojó porque ninguno de los dos, ni Carlitos ni yo le blanqueó esa relación.

Y Luciano le dijo que había confiado en él y resulta que el amigo, le metía los cuernos con su novio (es decir, yo). Inútiles fueron los intentos de Carlitos para arreglar su 'metida de pata'. Lo dicho, dicho estaba y Luciano, se había dado cuenta, que también yo le había ocultado la relación que tenía con Carlitos, mucho antes, de que él me diera el correspondiente permiso para transármelo. O sea, que Luciano se enojó simultáneamente con Carlitos y conmigo...

Luciano no quiso seguir hablando del tema ni tampoco regresar con Carlitos. Le dijo que estaba dolido y herido porque lo habíamos traicionado y se fue. Así que Carlitos, se quedó en el hall del colegio, esperando, para contarme lo que había pasado. Pero como yo no salía, volvió a ir al gabinete y vio que mis cosas ya no estaban y que el archivero estaba cerrado. Ergo, yo había estado allí y seguramente, había salido por cualquiera de las restantes puertas que tiene el colegio.

Entonces, decidió regresar a mi casa y hablar con Luciano y al no poder encontrarlo, en mi casa, regresó a la suya. Y desde ahí me habló. A mi pedido, regresó a mi casa y me contó todo lo que había pasado. La verdad que no le podía decir nada a Carlitos. Metió la pata sin querer, por boquifloja. Por suerte, Carlitos le dijo que no habíamos hecho nada, solo transa y nada más. Pero, Luciano no es ningún 'gil' (tonto) y me conoce. Nunca se iba a 'tragar' (creer) que solamente habíamos transado.

Entiendo a Luciano y a su reacción. Es comprensible que crea que le estuvimos jugando a 'dos puntas' (fuimos infieles) porque nunca le dijimos nada de nada. Capaz que él hubiera aceptado, que tuviéramos sexo, ya que sabía que entre Carlitos y yo, había una relación mucho más que amistosa en el colegio. Quizás nos faltó ser sinceros con Luciano y decirle lo que estaba pasando entre nosotros, pero preferimos no decirle nada y ahora estábamos en un verdadero kilombo.

Por no decirle nada, Luciano creyó que la 'onda' entre Carlitos y yo, se merecía una oportunidad. Y esa noche, que fuimos a la pizzería, donde nos 'robaron' (cobraron mucho), como Luciano salía con la 'minita' y para paliar su complejo de culpa, nos dio el 'okey' para que nos encamáramos, Carlitos y yo. Creyó que nos estaba haciendo un favor pero lo que Luciano no sabía era que nosotros teníamos sexo hacía rato, y que no solo era por calentura sino porque algo nos gustábamos.

Por eso, nos habíamos callado. Pero, al hacerlo en secreto, emergió la deslealtad de su mejor amigo y la infidelidad mía, cosa que nos dejaban muy mal parados. Especialmente a mí, porque si bien, no teníamos un acuerdo escrito, Luciano me permitía tener sexo con otros chicos y yo a Luciano con chicas, mientras fuera por calentura y no hubiera sentimientos en el medio. Pero, ni él ni yo podíamos ocultar, que además de calentura, teníamos sentimientos afectivos hacia Carlitos.

Y fueron esos sentimientos, los que nos hizo terminar en una trieja. Después, vino eso de sus celos y todo ese 'mambo' (lío) que tiene Luciano en la cabeza, y nos tuvimos que separar, pero eso es harina de otro costal. De todos modos, Luciano se siguió relacionando con Carlitos y yo también, aunque nunca más le blanqueamos a Luciano, nuestra relación. Y eso, es lo que a Luciano, aparentemente le duele, que nos hayamos hecho el amor, Carlitos y yo,  sin decirle nada a él, ni antes ni después.

Así que tuvimos que elaborar una estrategia, para cerrar las heridas que abrimos en Luciano, con nuestro comportamiento. Ahí me 'cerró' (me di cuenta) que no me contestara los mensajes y las llamadas y tampoco lo encontrara en ningún lado. Y a Carlitos le estaba haciendo lo mismo. Luciano por primera vez se había enojado conmigo y tenía razón. El pendejito me está dando su vida y yo lo traiciono de mil maneras. Tendría que cambiar estas cosas que hago pero son más fuertes que yo. Necesitaba hablar con Luciano para ver como arreglar todo esto. Decidí hablarle a Enzo, el hermano de Luciano y contarle lo que había pasado para que me diera 'una mano' (me ayudara) a arreglar el entuerto. Desde siempre Enzo fue y es un gran aliado que tengo dentro de la familia de Luciano. Amo también a ese pendejito y Enzo lo sabe. Por desgracia no es gay pero con muchas ganas me lo llevaría a la cama, aunque él decidiera hacer de activo conmigo. Seguro que Enzo me iba a ayudar, así que sin pensarlo dos veces, en cuanto se fue Carlitos a la casa, le hablé a mi cuñado para que intercediera y pudiera hablar con Luciano o que le hablara él y lo hiciera entrar en razones...




jueves, 4 de abril de 2019

Transa





Llegué a mi casa, tipo 19.30 horas. Casi dos horas después de mi horario de salida. La tardecita de ese día,  había tenido un encuentro de transa, con el Gonza, en el colegio. Y entre que estuvimos transándonos y después me quedé a 'aguantarlo' (hacerle compañía) porque los padres se separaron y lo pasa a buscar la madre en el auto, cuando sale del trabajo, me demoré lo que me demoré. Lo cierto que llegué a casa y todo estaba en penumbras, indicio que no había nadie. 

Me extrañó que no estuviera Luciano, porque desde que se fue la Agus, a vivir a la casa de los padres, Luciano tiene miedo de quedarse solo en la casa y por eso, apenas se hace de noche, enciende las luces de diferentes ambientes. Justamente por esta causa y por los aumentos desmedidos del costo de la energía eléctrica, tuvimos que instalar luces LED en todas las lámparas de la casa. Una porque iluminan más y otra, porque dicen que consumen mucha menos energía que la de bajo consumo.

Pero, ese día llegué y me encontré con que todo estaba a oscuras. Indicio más que evidente que Luciano no estaba. Seguramente, había ido a la casa de alguno de los 'pollitos' o del mismo Carlitos, pero me extrañaba, porque nunca sale sin avisarme de alguna manera, adónde va, o con quién y a qué hora va a regresar y si quiere que lo vaya a buscar o se las arregla para volver solo, etcétera, etcétera. Pero, ese día, no me había avisado nada. Así que después de encender algunas luces, preparé café.

Después, intenté comunicarme con Luciano de manera infructuosa. No respondía ni mis 'wsp' ni mis 'sms' ni tampoco las veces que lo llamé directamente. No quería llamar a la casa para no alterar a la madre de Luciano, diciéndole que no encontraba al hijo. Así que preferí llamar a Carlitos, pero la madre me dijo que no estaba. Después, llamé al Pela y a los otros 'pollitos BB' preguntándoles si habían visto a Luciano, pero, todos me daban la misma respuesta: nadie lo había visto. 

Hasta que me llamó Carlitos y me contó lo que pasaba: todo comenzó porque habían ido juntos, Luciano y Carlitos, a comprar no sé qué cosa para el celular de Carlitos (creo que un cargador y un auricular). Pero, como acá los precios se 'dispararon' (subieron) en proporción directa con la cotización del dólar estadounidense, el dinero que llevaban no les alcanzó. De ahí, que antes de regresar a la casa a buscar más dinero, decidieron ir hasta el colegio a pedirme dinero a mí.

Pero, el diablo que nunca descansa, un rato antes de que llegaran, estos dos 'pájaros', al colegio, hizo venir al Gonza, al gabinete. El Gonza quería hablar conmigo de un ´tema' que le preocupaba ya que soy su 'tutor' (superviso sus estudios y conducta). En realidad, las tutorías las tenemos que hacer en la tarde, en horas de clase, pero al Gonza le dije que sí, porque bueno, me gusta y calienta con solo verlo. Además, me encanta transármelo. Sé que tiene sus cosas, pero a mí me 'puede' (gusta).

Y, como ya era el horario de salida, pero el Gonza tenía que esperar casi una hora a la madre, que lo pasaba a buscar con el auto, decidimos ir a la cafetería del colegio a merendar algo, mientras hablábamos de ese 'temita' que el Gonza quería hablar conmigo. Y en la cafetería, a esa hora, no hay nadie, porque el turno de la tarde ya se fue y los de la noche, todavía no entraron. Tomamos la merienda 'económica' y hablamos  sobre la separación de los padres del Gonza.

Aparentemente, este hecho lo tiene bastante perturbado y aunque nunca les dio mucha 'bola' (importancia) a los padres, el hecho de que se estuvieran separando, aparentemente lo había afectado al Gonza, más que lo que podría suponerse. Así que estuvimos hablando sobre este tema, de lo que estaba viviendo él y de lo que estaba sintiendo.  Pero, poco después no quiso seguir hablando del tema, así que lo dejamos para otro momento y comenzamos a hablar de otras cosas.

Y una cosa trajo a la otra y aprovechando que no había testigos, el Gonza puso su mano encima de la mía y me preguntó si quería hacer 'algo' (tener sexo). La verdad que hacía mucho que no hacíamos nada de nada. No estábamos peleados ni nada pero el Gonza tiene ese carácter de mierda, que se enoja y no le dice a nadie por qué. Así que era lógico que buscara achicar las distancias. Más sabiendo que él, junto a otros chicos, es mi debilidad.

También, me dijo que podíamos ir al gabinete. Le dije que hacer algo en el gabinete era peligroso porque el personal de limpieza andaba por ahí. Y que lo dejáramos para otro día, porque hacer 'algo' ahí en el colegio, no 'daba' (no era conveniente). Me dijo que bueno, que estaba bien y que podíamos ir un día a su casa ahora que el padre no está y la madre trabaja o a mi casa de campo. Le dije que sí, que ya iba a buscar un día para poder hacer 'algo'. Así que nos despedimos y mientras el Gonza salió por la puerta del secundario, yo salí por la puerta del primario, que da a otra calle, para evitar que cualquier mal pensado, nos viera y dedujera cosas que no eran. El Gonza me 'pone a mil' (excita) pero me tengo que cuidar de hacer 'algo' en el colegio, con él o con cualquiera de los alumnos, porque últimamente se desató acá, en muchos colegios, una verdadera 'cacería de brujas', en donde están cayendo como moscas, profesores, maestros y personal de servicio, así que mejor, es mantenerse al margen, aunque me cuesta horrores hacerlo, porque tener a disposición tantos 'pollitos' y 'diositos' y no poder hincarles los dientes a ninguno, es como ser, un león herbívoro... Jaaaaaa...






viernes, 29 de marzo de 2019

De diositos y pollitos




Y por orden de importancia y trascendencia en mi vida, ahora les toca al Nachito y al Tomi. Por el afecto/cariño/amor/calentura que tengo por ellos. Volvieron fascinados del viaje en crucero y aunque estuvieron pocos días, por las cosas que cuentan, nos hicieron entusiasmar, tanto que Luciano ya estaba bastante arrepentido de haberse negado a participar de ese viaje. Y bueno, ya habrá tiempo más adelante. Conocieron a mucha 'gente' (léase chicos/as) y la pasaron en forma excelente.

Obviamente, que no contaron intimidades, pero sondeándolos por separado, ninguno de los dos, ni el Nachito ni el Tomi, reconocieron que entre ellos, hubo en algún momento, algún tipo de relación gay. Pero, esa manía que tiene el Nachito, de comentar cosas o acotar otras, en 'doble sentido' (con varias interpretaciones) más la cara de 'yo no fui' del Tomi, es que me hace desconfiar de todo lo que dicen. Y en ese sentido, el Nachito encuentra en Tomi y en Luciano, a unos sosías realmente increíbles.

Bueno, 'que hagan de su culo, un pito', ya son grandes, tanto el Nachito como el Tomi y si bien, ya no soy el 'patrón de estancia' que era antes, tampoco me tengo que inmiscuir tanto en sus vidas. Cada uno es tan feliz como se lo propone y esa es una verdad innegable. Por lo pronto, el Tomi regresó a su trabajo en la fábrica aunque no está muy contento porque están despidiendo a mucho personal y seguramente, él, debe estar entre los próximos prescindibles.

El Nachito siguiendo los pasos del Tato quiere estudiar para ser contador. No sé. No le veo 'uñas de guitarrero' (capacidad) pero tampoco se la veía al Tato y ahí está, muy ufano con el título universitario bajo el brazo, aunque está trabajando de empleado administrativo. Se volvió a amigar y 'arreglar' (noviar) con la chica de la que era novia, y a pesar, de que están peleados, dos de cada tres días que pasan, tiene planes de matrimonio, en un futuro no muy lejano. En fin...

Los otros dos que ocupan, uno de los primeros lugares de mi preferencia, son el Gasti y el Matius. No puedo negar que me 'pueden' (influyen sobre mí). Más el Matius que el Gasti, porque si bien son distintos, tienen muchas cosas en común: los dos son Lucchessi, los dos son 'diositos', los dos me aman y los amo, los dos tienen ese 'algo' que los hace distintos, más allá de sus bellezas físicas. Aunque el Gasti es más aplomado y por eso mucho menos 'encarador' (desvergonzado) que el Matius.

Los dos están de novios y acá sí que me sorprenden. No tanto, en la relación que tiene el Gasti con el Colo, que son 'tal para cual' (uno para el otro) sino, que de no ocurrir nada extraño que los separe, estos dos terminan sus días, siendo pareja. El otro, que me dio la sorpresa, fue el Matius, porque con el 'Pollito' era una cosa, pero ahora, con el Juanse, está más maduro, más entregado a esa relación con un adolescente, que no es fácil, aunque lleva las de ganar, porque el Juanse lo ama y lo idolatra.

Y me quedan, Carlitos y el Pela. Qué decir de ellos dos? Qué gracias a que Carlitos jugó a dos 'puntas' (se relacionó) con Luciano y conmigo, pude conocer a través de él, al Pela. El Pela tiene muchas de las características que tiene Luciano. Y me pregunté muchas veces, si cuando estoy encamado con el Pela, todo el sentimiento y las sensaciones que exteriorizo cuando estoy con el pibito, es porque lo veo muy parecido a Luciano en muchas cosas. 

Y con Carlitos, se dio de otra manera, más sexual. Tuvimos esa atracción al principio, que profundizamos después, en el colegio, cuando el Pollito lo abandonó para noviar con el Matius. Entonces se volcó a mí y después a Luciano. Y ahí, después de compartir con Luciano, a Carlitos, decidimos ver si podíamos llegar a la trieja, pero no funcionó. De ahí, que Carlitos prefirió seguir con Luciano, a sabiendas mía, y me presentó al Pela, para que lo dejara intimar con Luciano. 

Cosa que hice y que no sé como va a terminar, porque Carlitos está enamorado de Luciano y Luciano de Carlitos 'ni' (ni no ni sí). Le gusta, lo quiere, pero sé positivamente que Luciano está totalmente enamorado de mí y no de Carlitos, aunque sentimentalmente algo los une. Y a mí me pasa casi lo mismo con el Pela, porque no estoy enamorado del Pela, pero creo que me falta poco, aunque creo que el Pela de mí sí.

El Pela me gusta mucho, la paso re bien cuando estoy con él, pero hasta ahí. Nunca le pregunté nada al Pela, sobre su sentimiento hacia mí, para evitar problemas. Nos acostamos, tenemos sexo y nos gusta compartir momentos solos donde la pasamos excelente. Además, Luciano me dijo tantas cosas de nuestra relación de pareja y de lo que siente por mí, que me da la sensación de que nunca dejaremos de serlo. De todos modos, tengo que andar con 'pies de plomo', porque los sentimientos son maleables y aunque los míos hacia Luciano, están firmes, no quita, que por mi poliamoría, yo tenga sentimientos parecidos (quizás no tan profundos) con cualquiera de los 'diositos' y 'pollitos'. De última, de carne soy (somos) y caemos fácilmente en cualquier tentación... 







sábado, 23 de marzo de 2019

Cosas que pasan 4




Y las cosas siguen pasando. Porque en la vida nos pasan cosas. A todos. Buenas, muy buenas, regulares y malas. La diferencia está en que algunos las expresamos y otros no. Y directamente envidian la vida ajena, sin saber que para eso, se tienen que poner en los zapatos del otro. Pero a pesar de las críticas, ofuscación e intolerancia, lo comprendo.  

Entiendo que hay muchos que ven este blog como una sucesión de historias fabulosas, donde soy el 'muchachito de la película' (protagonista) y donde todo el mundo (generalmente gays y bis) giran a mi alrededor, convirtiéndome, en el centro de MI universo y el destino final, al que vienen todos, para caer rendidos a mis pies y terminar en mi cama...

Pero, no es así MI mundo. Ese es el mundo de una parte de mi vida. Digamos, de mi vida sexual. Pero tengo otra vida: como hijo, hermano, pareja, amante, amigo, vecino, compañero, empleado, profesor, paciente, consejero, persona... Pero no creo que estén muy interesados en conocer estas otras facetas de mi vida. O sí y me equivoco? 

Cuando comencé a escribir mi primer blog era el cuaderno de un adolescente gay. Pero de un adolescente integral, sin facetas. Ahí volqué todas mis sensaciones y sentimientos que se iban despertando en mí, a medida que el tiempo avanzaba. Y que lo hice para mí, con el único afán de poder expresar lo que me pasaba, re leerlo y meditarlo.

Un blog donde contaba mis vivencias y reflexionaba sobre todo lo que me pasaba en la vida pero con ojos de un adolescente virgen, super estimulado sexual y afectivamente pero que estaba buscando su destino y posicionarse en algún lugar del mundo al que estaba saliendo y en el que se tenía que ubicar. Y eligió el blog como una manera, un camino, para reflejar todas sus vivencias.

Pero eso, a medida que fui creciendo y madurando, se me fue perdiendo y quedó en esto: un blog de orientación sexual gay, donde lo único que estoy plasmando, es mi vida sexual, más allá de hacer referencias a algunos hechos que marcaron mi vida (el aborto natural de la Agus, la resistencia de la madre de Luciano a que seamos pareja, la muerte del don, entre otras muchas cosas).

Por eso, estaba pensando hacer un 'parate' (detención)  y dejar de seguir escribiendo este blog. Y voy a pensar bien si hasta acá llegué... Para los que me siguieron hasta ahora, les cuento como está MI mundo ahora, porque en mi mundo, en el de cada uno de ustedes y en el mundo de todos, siguen pasando cosas, que nos afectan o nos interesan y que no podemos quedar indiferentes.

Así que acá va una apretada síntesis que puede ser parte del final de este blog. Luciano sigue depresivo y no sé como sacarlo, porque no pone mucho empeño de su parte. Mi viejo quedó en ver si podían contratarlo en el sanatorio donde trabaja y es gerente. Creo que sería la solución perfecta, pero ya conté que los 'tiempos' de mi viejo, no son los tiempos de la especie humana... Jaaaaaaa...

A la Agus, por su historial en el último embarazo, los médicos le aconsejaron reposo absoluto. Y a pesar que en casa tiene todo lo que puede necesitar una parturienta en reposo (hasta un sirviente como puede ser Luciano que la ama), está empeñada ahora en que no va a poner en peligro la vida del bebé, así que consideró que, lo mejor era que se fuera a vivir a la casa de los padres. 

Y sí, tanto Luciano como yo, lamentamos que la Agus haya decidido eso, también, ya les comenté, en algún que otro post, que la personalidad de la Agus es de 'patrona de estancia' y que cuando decide algo, truene o llueve, lo cumple a rajatabla. Fue así que para no hacer tanto espamento, apoyamos su decisión, porque creemos, que va a estar más contenida en su casa que en la nuestra. 

Y no es porque en nuestra casa la pase mal, sino todo lo contrario, es una verdadera 'diosita', donde nadie le ofrece resistencia ni le niega ni quita autoridad. Donde es querida/amada por Luciano y por mí y por todos los 'pollitos' y 'diositos' que frecuentan mi casa. Pero, suponemos que en la casa va a conseguir por parte de los padres, una contención que nosotros no le podemos dar. Así que avalamos y apoyamos su decisión de ir a la casa de los padres. Más después de que mi viejo iba a ver si podía conseguirle trabajo a Luciano porque en ese caso, la Agus se iba a quedar sola, por muchas horas, y ya sabemos que le pasó por estar sola en su último embarazo. Así que por eso apoyamos la decisión de la Agus y estamos esperando la respuesta de mi viejo. Espero que consiga darle trabajo a Luciano y así va a poder matar dos pájaros de un tiro: sacar a Luciano de su depresión y relacionarse más con Luciano, porque eso es lo que les falta, el contacto personal entre Luciano y mi viejo. Y va a ser beneficioso, para que Luciano, deje de sentir vergüenza de mi viejo, cuando lo tiene cerca. En fin, son cosas que pasan...