viernes, 9 de abril de 2021

Incógnita laboral


Y el misterio se terminó un ratito antes de que publicara una nueva entrada, de un encuentro casual que tuve con el Gonza y que publicaré la próxima semana o la otra. Y cuento ahora en pocas palabras (es un decir, porque para las síntesis, soy un desastre) como terminó el llamado misterioso. Y bueno ché, algún que otro defecto tengo que tener. Me gustaría cambiar algunas cosas de mi manera de ser pero como digo siempre: 'arbol que creció torcido, no se endereza por más tutores que le pongan'... Como decía, el llamado de la mujer, me sorprendió un día que volvía a casa, cerca del mediodía. 

Yo había ido a la facultad a hablar con el profesor Mengano que me quería hablar personalmente, por un posible trabajo. Pero no lo encontré. Ese dia no había ido a la facultad así que como llegué, me volví. Yo había recurrido a él, apenas me quedé sin trabajo, porque fui su alumno preferido y todavía no sé por qué. Y a diferencia de otros profesores, él era de la idea de que hiciera consultorio particular y no hacer otra cosa. Pero hacer consultorio particular, encima virtual, en plena segunda ola de contagios de la pandemia, donde nadie me conocía y todo eso, era una idea descabellada...

Igualmente, el tipo no se desentendió de mí y se siguió ocupando de mi situación y aparentemente me había conseguido trabajo. Yo suponía que no sería para hacer consultorio, porque se gana bien, cuando se tienen muchos pacientes. Pero yo no tenía ningún paciente particular y si el tipo me había conseguido trabajo, quería decir que había cambiado de idea. Debe haber dejado la idea del consultorio particular y me debe haber conseguido algún trabajo relacionado con la Universidad o con la Facultad de Psicología. Capaz que como ayudante de cátedra o algo por el estilo...

Pero, al no encontrarlo me tuve que volver con la 'pica' (duda). Fue así que, cuando mi celular llamó, lo atendí al 'toque' (rápido). Ni al principio ni al final, reconocí la voz de la 'mina' (mujer) que me hablaba. Me pareció que podía ser la madre del Josema, pero la descarté enseguida, porque ella tenía mi celular y no el fijo de mi casa. Y como yo iba 'manejando' (conduciendo), le dije que no podía hablar en ese momento pero que me diera algunos minutos que ya llegaba a mi casa y le devolvía la llamada. Y como estaba cerca de casa, fui hasta allá. Estacioné la Eco en la cochera y subí al departamento. 

La Agus estaba con los bebés, la madre y la tía. Así que las saludé, hablamos unos minutos de bueyes perdidos y me acomodé en el living para devolver la llamada a la mujer misteriosa. Pero, el misterio terminó pronto. En cuanto devolví la llamada, la mujer misteriosa, me dijo que era Fulana de Tal y que me hablaba de parte del profesor Mengano. Y que el llamado se debía, a que el profesor me había recomendado para un posible trabajo. También le había dicho, que yo había trabajado en forma excelente como 'AT' (asistente terapéutico) con uno de los hijos de la familia Tal Cual.

Y que hablara con ellos sobre mi trabajo con el hijo (Lorenzo!), sobre mi personalidad, mi preparación académica y todo eso. Y mientras la mujer me hablaba, recordé que seguramente el profesor Mengano no tuviera mi celular y sí el teléfono de casa, porque creo que todavía vivía con mi viejo y los 'pájaros', cuando yo trabajé como AT de Lorenzo. Le dije que efectivamente había trabajado con Lorenzo, bastante antes de recibirme como psicólogo. Y que había dejado de trabajar con el pibito, porque yo estaba haciendo una suplencia de otro AT, que en ese tiempo retomó su trabajo. 

Explicado esto, y aclarándole que ya no trabajaba como AT y tampoco como psicólogo porque haste ese momento me había desempeñando como docente y como directivo docente. La mina pareció entusiasmarse frente a mi declaración. Así fue, que quedamos en encontrarnos personalmente, ese mismo día por la tarde. Yo iría a su casa, muy cercana a la nueva casa vieja, a eso de las 17 horas y allí ella y el esposo, me explicarían y me daría detalles de mi trabajo y también quería hablar conmigo de otras 'cositas' (pormenores) que no me quería adelantar, ya que quería que nuestro encuentro, tanto el de ellos conmigo, como el mío con mis posibles pacientes (pacientes en plural? qué fue lo que perdí en la conversación cuando me dijeron 'pacientes' en plural? Habrá sido que a veces por pensar en otras cosas, dejo de prestar atención a lo que me están diciendo?) Sea lo que fuera quería que nuestro encuentro fuera lo más pronto, natural y espontáneo posible... En ese momento, la incógnita había reemplazado al misterio... Pero seguía igual que antes, sin saber nada... Todo sea por un trabajo... En fin...

 

 

 

viernes, 2 de abril de 2021

Llamada misteriosa

 

Y el ofrecimiento de trabajo vino de cualquier lado, e incluso, del menos que yo había pensado. Es más, si me hacían hacer una lista de las probables personas que me ofrecieran trabajo, a esta persona, creo que no la hubiera tenido en cuenta. Para variar, ese mediodía estaba en casa. Con la Agus habíamos dado de comer a los gemelos y a LA. Después, mientras la Agus se encargaba de hacer dormir a 'PG' (Patricio Gastón), yo hacía lo propio con 'MI' (Mateo Ignacio). LA jugaba con unos cubos y de tanto en tanto miraba los dibujitos del gigantesco televisor colgado de una de las paredes del living-comedor. 

Todavía faltaba un buen rato para almorzar, ya que esperábamos que Luciano llegara. Y como sale de trabajar a las 14, como mucho llega a las 14.30. Almorzamos los tres juntos, hacemos una corta sobremesa y luego dormimos, todos los varones, una siesta. La Agus, aprovechando que los gemelos y LA duermen, mira una novela por la tele. Luciano y yo, dormimos una corta siesta en nuestro dormitorio, donde antes, indefectiblemente, según las ganas de Luciano, nos transamos y nos sacamos la leche, penetración, felación o masturbación cambiada mediante... Jaaaaa...

Después de dormir, nos duchamos y nos juntamos con la Agus para merendar... La semana pasada estuvo muy lluviosa. Llovió, con diferente intensidad, varios días seguidos. El cielo estaba encapotado y nubes de diferentes tonos de grises, lo cubrían. La vista desde el balcón del departamento es espectacular. Pero como estaba algo frío y la Agus es por demás de friolenta, nos establecimos en el comedor diario. Ahí, mate por medio, mientras Luciano hacía las facturaciones de las obras sociales de algunos médicos, la Agus y yo, hablábamos de bueyes perdidos.

En eso estábamos, cuando llamó mi celular: el Nachito. Qué raro! Con el Nachito, nos seguimos relacionando por celular pero muy poco, casi nada. Y personalmente hace muchísimo que no nos vemos. Así que ese llamado a mi celular, me llamó la atención. Le pasaría algo o estaría pasando algo en casa? Pero nada que ver. Falsa alarma. Era para decirme que una 'jovata' (mujer cuarentona, según él) me había llamado al teléfono fijo de casa pero no le dijo quién era. Una 'jovata'? Quién podría ser? Casi nadie fuera de mi círculo familiar y de amigos íntimos, tiene el teléfono fijo de casa. Entonces? 

A la madre del Sebi la hubiera reconocido por la voz. Además, le hubiera dicho que era ella... Otra, no se me ocurría... Además, 'jovata'? La clasificación de las mujeres del Nachito es bastante cuestionable: 'pendejitas' (mujeres menores que él, que tiene 20 años), 'minas' (mujeres de 20 a 30 años), 'viejas' (entre 30 y 40 años) y 'jovatas' (más de 40 años). Y supo que era una 'jovata' por solo escuchar su voz? Mmmmm... Pero por mucho que pensé, no adivinaba quién podía ser, la que había llamado. Bueno, la que fuere, si estaba muy interesada en hablar conmigo, me llamaría al celu. Sería por 'laburo' (trabajo)? Porque sino por qué otra cosa sería? Pensé en algún bolonki que me hubiera metido... Pero no encontré respuesta. Así que era cosa de esperar y me desentendí de la situación. Pero, los días fueron pasando y ninguna 'jovata' me llamó al celular... Mientras tanto, seguí yendo a la facultad para hablar con algunos profesores y a organizaciones, asociaciones y demás, donde llevé mi currículum, porque algunos profesores de la facultad, me habían dicho que probablemente necesitaran de algún psicólogo... En fin...



viernes, 26 de marzo de 2021

Bailar un vals

 

El título del post, está relacionado con algo que dijo mi viejo, cuando vino, días pasados a ver a los nietos, conocer el nuevo departamento y cenar en casa. Vino con los 'pájaros' (mis hermanos). Sus palabras fueron más o menos estas: 'yo pensaba que nuestro (léase el de él) departamento era grande, pero acá podés bailar un vals'. Al principio, no sabía a qué se refería, pero después me di cuenta que hacía alusión al enorme espacio del departamento/piso, muy apropiado para bailar un vals.

Según la publicidad de la empresa constructora, el edificio tiene vista panorámica al río y las islas y a la ciudad. Cada piso tiene una recepción privada que da a un amplísimo living-comedor. La cocina con desayunador, está separada del comedor diario y del living-comedor. Al lado de la cocina, hay un asador/parrillero, el lavadero, la sala de planchado y la habitación de servicio. Tiene 4 dormitorios (2 en suite), 2 escritorios y 5 baños (4 completos). Un anchísimo balcón rodea todo el piso.

La cochera es subterránea para dos autos, estacionados en 'tandem' (uno detrás del otro). El nuevo departamento/piso, además de ser muy espacioso, está aprovechado al máximo e increíblemente bien. Recién cuando nos instalamos, concienticé cuánta gente tiene guita para comprar un departamento/piso como este. Porque, salvo el Gasti y el Matius (que son Lucchessi), el Andy, el verdadero 'diosito' y el Juanse, que tienen más 'guita' (dinero) que los ladrones, el resto somos todos de clase media.

Incluso, algunos, como Franco, Tomi y Nico son de clase media tirando a baja. Con esto quiero decir, que la amistad, pudo más que el poder del dinero, ya que nunca hicimos ostentación ni diferencia entre nosotros por cuestiones de dinero y de que algunos tenían más que otros. Ahora, con el solo hecho de ver el departamento/piso que el viejo Lucchessi, le regaló a LA y en el que estamos viviendo, me da la pauta, de que hay gente que tiene mucha pero mucha 'guita' (dinero) aunque tampoco haga ostentación.

Lo que pagó el viejo Lucchessi por este departamento/piso, es casi obsceno. Según la Agus, en una conversación íntima que tuvieron con el viejo Lucchessi, hace un tiempo y para evitar que haya envidia entre los hermanos (léase Agus y Matius), el viejo Lucchessi puso el departamento/piso a nombre de la Agus y de LA. Y la perte de la casa de fin de semana, que tienen los Lucchessi, cerca de Rosario, la puso a nombre del Matius, aunque la tiene que compartir con el Gasti. 

Y quedan todavía para repartir, dos campos, uno, en la provincia de Entre Ríos, con plantaciones de cítricos y el otro, con plantaciones de cítricos también, ubicado en la provincia de Buenos Aires. Pero volviendo al departamente/piso, los arquitectos de la empresa constructora, pensaron hasta los más mínimos detalles. Todos los ambientes, dan a un anchísimo balcón que rodea al departamento/piso. O sea que todos los ambientes, tienen una vista increíble del río Paraná, a las islas y a la ciudad. 

Y como es un departamento/piso muy alto, la Agus hizo colocar una red de plástico triple, desde el piso del balcón hasta el techo, para evitar que los bebés se asomen por el balcón. Realmente, el que diagramó este departamento/piso, pensó todo y no dejó nada sin cubrir. En este tiempo de estreno, ya vinieron a cenar y en diferentes días, mis viejos y los 'pájaros' (mis hermanos), todos los Lucchessi, algunos de mis amigos con sus parejas y varias amigas de la Agus Todavía falta invitar gente, amigos y conocidos, pero vamos de a poco. Y todos, en su momento, coincidieron, que, con lo que pagó el viejo Lucchessi, este departamento/piso, tendrían que haberle dado, el personal de servicio incluido! Jaaaaa...



sábado, 20 de marzo de 2021

Mucho ruido y pocas nueces

 

Días pasados, un amigo desconocido que me comenta exclusivamente en mi correo pero no en mis posteos, me decía que estaba al borde de la inmejorable oportunidad de dejar de escribir mi blog. Y al principio no le entendí muy bien esa postura, pero después pensándolo mejor, mucha razón no le falta. Yo me quejaba de la falta de espontaneidad, ingenuidad y frescura, que no tienen mis posteos actuales y que abruman en mis primeros posteos virtuales.

Debo reconocer que crecí, maduré y esa espontaneidad, ingenuidad y frescura, tan presentes en mi época de adolescente, se fueron perdiendo y soy consciente de eso. De ahí que estuve pensando en dejar de escribir mi blog o hacerlo cada tanto, aunque motivos para seguir haciéndolo no me faltan. Tampoco tiempo ahora que estoy desempleado. Pero es que estoy algo cansado, tanto mental como físicamente. Mi blog lo comencé a escribír en un momento de mi adolescencia, que creo que lo necesitaba. 

Luego, cuando ya no era necesario para mí, lo seguí escribiendo para adolescentes y jóvenes y otros no tanto, que podían necesitarlo, por estar atravesando situaciones parecidas a las mías. Aunque reconozco que las situaciones pueden ser muy parecidas pero nunca iguales. Pero, ahora creo que hoy por hoy, perdí el 'norte' y eso me desmotiva un poco. También me desmotiva la situaciones por la que estoy pasando. Y leyendo el último posteo de Josep, estaba pensando casi como él.

Esto de estar sin trabajo, hace que la mente, funcione a 'mil' (muchísimo). Se termina marzo y yo sigo 'con el pescado sin vender' (sin variar la situación). Y aunque el problema no es económico todavía, en algún momento lo será. De los muchos currículums que repartí, algunos me respondieron, pero casi todos, con el mismo perfil: tienen trabajo para mí pero no remunerado. Y si bien la experiencia es importante, con la experiencia sola, no puedo vivir ni puedo mantener a mi disfuncional familia. 

Todos los que me respondieron fueron ONG de diferentes grupos de ayuda y de terapia psicológica. Tuve muchas entrevistas, pero todas terminaban igual: que yo no pensara en el dinero sino en la experiencia que adquiriría, trabajando con ellos. Y sí, experiencia adquiriría pero como dije más arriba, en estos momentos es tan importante la experiencia como el dinero. Así que sigo estando en el mismo lugar, haciendo como el perro, que da mil vueltas antes de echarse en el mismo lugar de siempre.

Así que por ahora, solo sale Luciano a trabajar. Trabaja por la mañana de 6 a 14. Y por la tarde, comenzó a hacer una 'changa' (trabajo temporal) con las facturaciones de algunos médicos con las obras sociales, tarea que hace en casa y que representa una entrada extra de dinero. Así que a la tarde y la noche, estamos los 3 (la Agus, Luciano y yo) para atender a los bebés. Y los gemelos molestan cuando están hambrientos, sino duermen casi todo el día y LA, molesta poco y nada.

De ahí que pasamos gran parte del día en una sana pero rara convivencia. Por ahora todo bien, casi como cuando  vivíamos los 3 en la nueva casa vieja. Nos organizamos y dividimos las diferentes tareas de la 'casa' (léase departamento/piso) aunque ahora, también tenemos tareas obligadas, con el cuidado de los gemelos cuando comen (toman la teta) pero también hay que complementarles la alimentación con mamadera, de ahí que tanto Luciano como yo, nos encargamos de preparar las mamaderas o cambiarles los pañales o socorrer a la Agus, en lo que sea y cada vez que necesita de nuestra ayuda. Sí somos conscientes, de que, cuando yo vuelva a trabajar y estar afuera todo el día, la Agus va a necesitar a una persona que la ayude, de ahí que evaluamos recurrir a la madre o a la mía o a una persona ajena a nosotros, para que la ayude con las tareas de la casa y con la crianza de los chicos. No va a ser nada fácil pero tampoco difícil o imposible. Veremos dijo Lemos...



viernes, 12 de marzo de 2021

El árbol que tapó al bosque


Hay un refrán que dice que por mirar el árbol, no se vio el bosque. Y algo de eso me pasó. Estuve tan concentrado en el hecho de mudarnos al departamento, que el viejo Lucchessi le regaló a Luciano Agustín, que perdí de vista, todo lo demás que lo rodeaba. Y ahora, cuando ya es cosa juzgada y no hay vuelta atrás, me dí cuenta, que tanto Luciano como la Agus, me hicieron entrar tanto en la euforia de la mudanza que dejé de lado algunas cosas, que no tuve en cuenta.

Esto es, ahora que estamos viviendo en el departamento nuevo, me doy cuenta, que los planes que armé en febrero, con Eric el venezolanito, que iba a ir todos los viernes. Carlitos, que iba casi día por medio a la nueva casa vieja, a intercambiar conmigo, calenturas, fluidos y semen o los planes que habíamos hecho con el Gonza, para que el disfrutara de su morbo de chuparme los pies y los dedos, mientras yo lo disfrutaba a él, se me fueron a la mierda. Acá no los puedo traer. Y a la nueva casa vieja tampoco.

Y aunque la sangre no va a llegar al río (nunca llegó en mi vida, aunque muchas veces estuvo cerca), el tema de sacarnos la calentura que nos tenemos con Carlitos, se puede solucionar, yendo yo a la casa que le está cuidando, al viejo del Pela. Le hablaría para quedar un día y una hora, que bien podría ser a la mañana, ahora que Luciano trabaja. Con el Gonza, podría ir a la casa, total, los viejos están divorciados y vive solo con la madre y la madre, no está en la casa porque tiene que trabajar.

El único que me puede 'joder' (molestar) y mucho es Eric, el venezolanito, que quería que nos encontráramos todos los viernes. Yo le dije que sí, pero, ahora las cosas cambiaron. Acá no lo puedo traer, a la casa tampoco porque está la madre y otro hermano mas chico y no tiene tanto tiempo disponible como para llevarlo a la casa de campo de mi viejo. Salvo que lo lleve a un 'telo' (hotel), pero no creo que se anime. La otra que me quedaría es alquilarle una habitación a Carlitos...

Lo que pasa, que sin laburo, no estoy para gastos extras y menos de ese tipo. Sino le encuentro la 'vuelta' (solución) voy a tener que quedarme con las ganas de cogerlo/follarlo al venezolanito... Y con los otros pibes (léase Sabor, el Pela y Dieguito), si bien no habíamos concretado nada, íbamos por buen camino de hacerlo. Los tres andan de nuevo 'al pedo' (sin hacer otra cosa que ir al cole o juntarse a boludear) porque por diferentes motivos, se pelearon/distanciaron con sus noviecitos y andan desconsolados. Carlitos les da consuelo y estoy re contra seguro que también, además de consuelo, 'les da pija' (se los coge/folla) al Pela y a Sabor, seguro. No sé a Dieguito, pero... Carlitos, es como yo, cuando tenía esa edad: se lleva a la cama y 'coge/folla' a quien quiere. Luciano y yo incluidos, jaaaaa... Claro que yo también estoy dispuesto, a que, además de consuelo, darle pija a Sabor y obviamente, al Pela y a Dieguito, aunque siempre voy a estar chocando con la misma: el lugar. Por otra parte, las clases están comenzando en estos días y no todos van al mismo colegio/escuela, así que sus horarios de estudio y tiempo libre no son los mismos que en época de pandemia y eso hace una dificultad más para encontrarnos. Qué difícil todo lpm!




viernes, 5 de marzo de 2021

Año nuevo, vida nueva?


Un día, a finales de febrero, la Agus me pidió que la acompañara hasta el depto/piso que le regaló el padre a nuestro primer bebé (léase Luciano Agustín) porque me quería mostrar algo. Y mientras íbamos, yo pensaba: le regalará algo el viejo Lucchessi a los gemelos? Porque el viejo Lucchessi, creo que 'quemó todas las naves' (gastó muchísimo dinero) haciéndole ese regalo a Luciano Agustín, su primer nieto. Que hará ahora que tiene dos nietos más? No creo que haga 'diferencias' (favoritismo)...

En realidad, el viejo Lucchessi estaba más que contento con el primer nieto, porque, si bien no es vox populi, algo sospechan, de la orientación sexual del Matius, de quién no se le conoce todavía ninguna novia, aunque anda en eso. De ahí que del viejo Lucchessi debe haber creído que Luciano Agustín era del único nieto que iba a tener y por eso semejante y costoso regalo. Claro que nunca se debe haber imaginado, que un año y medio después, en lugar de uno, iba a tener tres nietos! Jaaaaa...
 
La Agus me quería mostrar que el departamento ya estaba listo para ser habitado y quiere mudarse ya. Todo lo que habíamos elegido juntos ya estaba ahí. Sólo estaba totalmente vacía y sin muebles, el dormitorio que usaríamos Luciano y yo. La Agus había tenido el buen tino, de consultarlo también a Luciano, sobre algunos muebles y otros objetos para el departamento, cosa que Luciano también se sintiera 'parte' (integrado) de la disfuncional familia que formamos y no un convidado de piedra. 
 
Luciano, más hábil que yo, 'leyó' (se dio cuenta) anticipadamente que la Agus iba a querer mudarse en cuanto el departamento nuevo estuviera listo. Y esa mudanza, era un sueño largamente acariciado por él. Pero esa mudanza, solamente la íbamos a poder concretar, siempre y cuando, Carlitos no formara parte de la trieja. Porque, aunque Carlitos es 'un pan de Dios' (muy bueno), 'no daba' (no era conveniente) para que viviera con nosotros, la Agus y los bebés, en el departamento a estrenar.
 
Por un lado, porque el viejo Lucchessi aceptó a regañadientes que nuestra familia disfuncional, de dos gays (Luciano y yo) conviviera con la Agus y los bebés. Pero seguro que no iba a aceptar la presencia de Carlitos. Y por el otro, la Agus conoce a Carlitos, pero no tan íntimamente como para convivir con él. Por suerte, Luciano puso en el 'freezer' (enfrió) la idea de integrarlo a nuestra pareja y con esa actitud, le dio un giro a nuestra historia, porque evitó que pasara lo que iba a pasar.
 
Así que, ahora, lo único que teníamos que hacer, era trasladar los muebles de nuestro dormitorio. El problema fueron algunos electro-domésticos que habíamos comprado con Luciano (heladera con freezer, aire acondicionado, televisor, equipo de música) y algunos muebles y objetos varios de cocina y decoración y que no pensábamos dejar en la nueva casa vieja. El tema era que el depto/piso, ya incluía, casi todas esas cosas y las que no incluía, la Agus ya las había comprado nuevas y estaban sin estrenar.
 
De ahí que se me presentó la disyuntiva. Qué hacer con todas esas cosas? Soluciones había varias: llevarlas a la casa de campo o colocar todo es un depósito o prestárselas a Carlitos para la casa donde está viviendo... Pero la Agus, ya tenía la solución: nos dijo que el Matius anda con ganas de irse a vivir solo y que mejor que dejarle a él, la nueva casa vieja, casi totalmente amueblada y con todo lo necesario para poder vivir sin necesitar comprar nada más que los muebles del dormitorio?
 
Y que el Matius se encargara de continuar pagando el alquiler más un extra de dinero, que nos daría a nosotros, por dejarle la nueva casa vieja, totalmente amueblada y con todos los aparatos electrodomésticos que él necesitará para vivir. Obvio que al Matius no le pienso cobrar nada por prestarle esas cosas. Además muchas cosas, muebles más que todo, son del Gasti, que nos las prestó cuando nos mudamos a la nueva casa vieja y nosotros no teníamos muebles. Así que por ese lado está casi todo arreglado. Para cuando ustedes estén leyendo esto, seguramente ya nos habremos mudado y estrenado el departamento regalado por el viejo Lucchessi... Será como dice el refrán: año nuevo, vida nueva?

 

 

viernes, 26 de febrero de 2021

Tirando curriculums

Yo (el burro adelante para que no se espante)

Parte de estos días de febrero, estuve retocando mi currículum vitae. Especialmente, agregando mi experiencia como docente del nivel secundario y como psicólogo escolar en el mismo colegio, ya que no sé qué otro nombre ponerle. Y a este paso, es la única experiencia laboral que tengo ya recibido de psicólogo. Las otras experiencias laborales, las tengo de antes de recibirme: cuando fuí vendedor de la librería del colegio y cuando fui 'AT' (acompañante terapéutico) de Lorenzo.

Pero con esas referencias y con la escasez de empleos que hay acá, no creo que consiga otra cosa que conductor de Uber o chico delivery... Por favor! O me hago campesino y me voy a trabajar la tierra y criar animales en el campo de mi viejo. Y haré terapia psicológica a algún gauchito adolescente gay que en todo pueblo hay aunque están muy 'tapados' (enclosetados) y a simple vista parece que no existieran... Jeeeee...

De todas maneras, 'tiré' (repartí) currículums por todos lados. Empresas, colegios privados, hospitales, centros de salud, instituciones deportivas, etc. También fui a la facultad a hablar con algunos de mis ex-profesores, para pedirles consejos y recomendaciones. Todos mis profesores, adujeron lo mismo: que es una mala época para los psicólogos. Me sugirieron que visitara centros de salud mental, subsidiados por el Estado o que intente con el consultorio particular. Eso y mandarme a pasear es lo mismo... Grrrrr...

Carlitos.

En síntesis, ya pasó febrero y no conseguí nada. Y sino fuera por Carlitos, que vino a casa varias veces a darme su amistad, su compañía y su cuerpito, que me hizo olvidar, la situación por la que estoy (estamos) atravesando, no sé como habría sobrellevado esto. Y hablando de Carlitos, el padre del Pela, conociendo los problemas de convivencia que Carlitos tenía con el novio de la madre, le prestó la casa que tenía deshabitada, a cambio, de que mantuviera la casa en condiciones de habitabilidad.

Así que ahora, ya no es la nueva casa vieja, el centro de reunión de los 'pollitos', sino la casa donde está viviendo Carlitos. La verdad que la dejó mucho mejor de lo que yo esperaba. Reacomodó los muebles de los dos dormitorios y en la cocina-comedor, solo puso los indispensables. El resto los colocó en una pequeña habitación, usada como depósito, en el fondo de la casa. También les alquiló a varios vecinos y a bajo precio, un lugar 'descubierto' (sin techo) para guardar dos autos y tres motos.

Y ahora Carlitos está como yo, buscando trabajo. Sólo hizo 'changas' (trabajos temporarios de uno o dos días) pero eso es pan para hoy y hambre para mañana. Para mal de males, Carlitos no tiene experiencia laboral ninguna y si eso fuera poco, se anotó en la facultad de derecho, que si bien es gratuita, tiene gastos que no está en condiciones de afrontar. Así que voy a sondear a mi viejo y a los Lucchessi para ver si le consiguen algo, aunque sea de 'che pibe' (cadete). 

Eric.

Vino porque lo fui a buscar. Creo que 'por las de él' (voluntad propia), no venía. Vino sólo dos veces.. Eric es el venezolanito que trabaja en la cochera cerca del colegio. Ya hablé de él en otros posteos. Se lamentó que ya no trabajara en el colegio aunque se alegró bastante, de que me siguiera acordando de él. Trabaja de 7 a 15 y como no quiere que lo vean tomar un colectivo distinto al que lo lleva a su barrio, quiere que lo vaya a buscar. Yo encantado porque este pibito me da muy buena cama.

Los dos encuentros fueron viernes, aunque todavía no sé muy bien la causa por la que prefiere ese día. Apenas llegamos a casa, tomamo algo, nos duchamos y aprovechamos ese momento como antesala de lo que vendrá. En la cama, Eric, a pesar de que jura y re jura, que no tenía experiencia gay alguna ni en Venezuela ni acá, se comporta en forma sumisa y obediente y me disfruta y hace que yo lo  disfrute increíblemente. Tan es así que me propuso, de encontrarnos, todos los viernes de marzo, para repetir.

Gonza.

Y qué le voy a decir a Eric? Qué no? Acomodando la agenda, se puede hacer de todo con todos... Jaaaaa... Aprovechando que Luciano está trabajando todo el día, cubriendo a compañeros que están de vacaciones, estuve todo febrero solo, en la nueva casa vieja, desde las 6 de la mañana hasta las 22. Y los sábados, de 6 a 14. Un sábado, cerca del mediodía, vino el Gonza. En realidad, iba a la casa de una amiga que vive cerca. Pero cuando se enteró que yo estaba solo, aprovechó la 'volteada' (ocasión).

La verdad que estábamos algo 'jugados' (arriesgados) con el tiempo. Luciano como mucho estaría de regreso en dos horas. Así que, decidimos franelearnos y hacer un 69, para sacarnos nuestras leches, y disfrutarnos como siempre. Y lo comprometí para que volviera, hoy, dentro de un rato, para coger/follar y dar rienda suelta a su morbo, de lamer mis pies y chupar mis dedos. Por eso, ya me bañé y estoy bien limpito, entalcado y perfumado, para disfrutar a este pibito, como Dios manda... Jeeeee...