viernes, 30 de agosto de 2013

Parafilias




Ayer tenía que ir a la facultad temprano, pero hubo una conjunción de planetas o un alineamiento espacial y me desperté re tarde. El reloj despertador no sonó (y si sonó, lo apagué sin darme cuenta), al celular no le había puesto la alarma y mi reloj pulsera, marcaba las 7 de la mañana, así que me quedé tranquilo y decidí seguir durmiendo un ratito más. Al rato largo nada más, suponiendo que ya había pasado media hora, miré nuevamente la hora y seguían siendo las 7...!!!

El reloj despertador marcaba una hora diferente: las 8.30. Obviamente, me levanté rápidamente, miré nuevamente mi reloj pulsera y seguía marcando las 7 de la mañana. Por favoooorrrrr...!!! Me vestí como un rayo y sin desayunarme ni nada, me fui a la facultad. Llegué a las 9 (tenía que estar allí a las 8) así que me perdí casi una hora de una clase. Así que escuché la mitad y la otra mitad, tuve que buscar información en libros y 'apuntes' que algunos compañeros me prestaron.

Así que fui a sacarle fotocopias a los apuntes que me prestaron. En ese lugar me atendió un muchacho de veintisiete años pero que era muy afeminado y demasiado amable para conmigo. Se llama Iván. Mientras sacaba las fotocopias intercambiamos información sobre nosotros: como nos llamábamos, cuántos años teníamos, en qué año de Psicología estaba (él hace Bellas Artes) y no pudimos seguir hablando, porque entraron otros clientes que nos interrumpieron. Pero fue una 'charla' intrascendente sin otras connotaciones.

Así que mientras yo volvía a la facultad a devolver los apuntes que me habían prestado, me puse a pensar que a pesar de que hay parafilias 'para hacer dulce' (muchas), yo no tenía mucha teoría sobre el tema, pero sí tenía mucha práctica y conocía a muchos diositos 'gays' que ostentan diferentes 'parafilias'. Todos son gays por supuesto, pero cada uno, tiene una característica diferente, que bien podrían ilustrar a la clase, porque los ejemplos que dieron, eran de personas que vivían o vivieron en la USA o en Europa.

Pero yo, los tengo acá, conmigo, a mi alrededor, pero no puedo 'analizarlos', son mis amigos y sean lo que sean no puedo estudiarlos como si fueran 'rara avis' aunque sí puedo interiorizarme qué pasa por sus cabecitas o que los llevó a hacer y ser, lo que hacen y son. Eso no me parece mal. Además, ellos son mis amigos y pueden comprender que lo que hago con ellos, es para entenderlos mejor y comprender a los futuros 'gaycitos' que se psicoanalicen en mi consultorio. Igualmente, les voy a preguntar para no herir la sensibilidad de nadie.

Por ejemplo, el más 'raro' de todos es el Juani, que no solamente le encanta vestirse de 'minita' (mujer) sino que también le gusta que lo violen y alcanza su máximo 'orgasmo' cuando practica el sexo con violencia y también a veces con dolor. El otro raro, es el Matius, que se presta al juego del Juani y goza con él. El resto, quién más o quién menos, también experimenta su rareza: el Gasti, es un gay que se autoreprime por cuestiones religiosas; el Sebi se declara gay únicamente conmigo, sino se vuelca a la heterosexualidad; Ivo que se declara hetero, tiene novia y tiene relaciones sexuales con ella, pero pasa por mi casa a desnudarme, acariciarme, besarme por todos lados y finalmente 'petearme' (felacionarme), aunque yo no puedo hacerle absolutamente nada; Felipe, que dice que no es gay, pero es un perfecto 'voyeur' que se masturba mirandonos a nosotros tener sexo; el Tato que se declara hetero pero que de tanto en tanto, se 'coge' (folla) al Tomi; Caio, que es gay pero no lo trasunta para nada; Nicolás, que recién empieza y no sé positivamente cuáles son sus características; el Lucho que se inició con la 'onda' del Juani; el Pollo y el pollito, que se despertaron a su homosexualidad siendo muy chicos, aunque en eso nadie la gana al Rata, que apenas tenía 6 años y ya le gustaban los chicos y así puedo seguir, nombrando a todos y a sus diferentes características, incluido yo y mi promiscua poliamoría... Toda una torre de Babel, como para saber algo más de los gays, no...???


jueves, 22 de agosto de 2013

Filia





La historia con Ivo sigue sin pena ni gloria, porque por muchas vueltas que le doy al tema, sigo sin entenderlo. Él dice que es 'hetero' y positivamente sé que tiene 'novia', porque me la presentó y los encontré un par de veces en la calle. Lo que no entiendo es la 'onda' de Ivo. Por qué siente la 'necesidad', porque ya es una necesidad, de pasar por mi casa y hacerme un 'pete' (felación) que obviamente comienza con una masturbación pero que su prólogo, se inicia cuando empieza a desvestirme...???

Hace unos años y hasta hace muy poco, mi idea era cuando fuera psicólogo, ayudar a chicos de orientación 'gay'. Pero ya no estoy muy seguro de hacerlo, porque son tantas las variantes de los gays, que realmente me dejan perplejo, no solamente por sus actitudes sino porque a veces (muchas) ni ellos saben qué es lo que sienten, quieren o son. Y Ivo es uno de ellos. Claro que tampoco tuvimos el tiempo para conversar sentados tranquilamente y ver cuáles son sus motivaciones o intenciones que lo llevan a él a hacer lo que hace...

Pero que es 'raro', es raro. Cuando viene a casa, ahora la mayoría de las veces en horas del mediodía, yo estoy solo. Tomi, el Gasti y el Tato están en la facultad y se quedan a comer por allá porque así decidieron acomodar sus horarios. Yo soy el más 'despelotado' (desordenado) y como no trabajo por ahora, decidí elegir los mejores profesores que dictan las materias, entonces tengo materias a la mañana, otras a la tarde y otras a la noche, pero al mediodía casi siempre estoy libre y disponible para 'atender' a Ivo.

Hay una materia que estamos dando en la facultad donde nos hace estudiar las 'parafilias' y de todas las que dimos hasta ahora, esta 'onda' de Ivo no 'encaja' en ninguna. Él llega y directamente vamos a mi dormitorio, donde le gusta 'ponerme en bolas' (desvestirme) completamente, 'franelearme' (acariciarme por diferentes partes), besarme por diferentes partes de mi cuerpo (no en la boca) y después se dedica íntegramente a hacerme la 'paja' (masturbarme) y 'petearme' (felacionarme)

Insólitamente, Ivo se queda vestido completamente y no acepta ni besos ni caricias de mi parte. Mucho menos me deja que lo franelee o intente sacarle ropa, 'pajearlo' o hacerle algo de índole sexual: en síntesis yo soy un 'objeto sexual' para él y para eso le sirvo. En realidad, a mi Ivo me gusta, no es un diosito como los que me gustan a mí, pero se acerca bastante y mis esperanzas de 'seguirle la corriente' (dejarme hacer lo que él quiere) es poder en algún momento, quebrar su resistencia y poder tener sexo con él, de a dos, como tiene que ser y no como ahora, donde mi pija no es más que su 'fetiche' sexual. Supongo que en algún momento, esto se va a dar, mientras tanto, sigo estudiándolo y tratando de comprenderlo, como hago con los otros diositos conocidos y cada cual tiene una particularidad diferente, pero eso lo trato en un próximo post... jeeeee... chauuuuuuu...!!!



jueves, 15 de agosto de 2013

El psicoanálisis y yo.




En estos días, un profesor de la facultad me recomendó a otro profesor para hacer una especie de 'ayudantía de cátedra' y digo especie porque no era participar como auxiliar en las clases, sino ayudarle a 'corregir' (evaluar) unos exámenes de un grupo de alumnos donde yo, en la primera parte del año pasado, había sido 'ayudante de cátedra' y como eran muchos los exámenes y hay que entregarlos la semana que viene, el profesor del que fui ayudante me recomendó a éste para que lo ayudara.

Como yo, particularmente no estoy haciendo otra cosa más que estudiar y 'coger' (follar), más éste último que estudiar, le dije que sí, que le podría ayudar, visando los exámenes que habían hecho los pibes para que después él (el profesor de la cátedra, se entiende, no...?), leyera mis correcciones y finalmente él los evaluara. De esa manera, el tipo no trabajaría tanto, porque yo casi le estaba haciendo más de las tres cuartas partes del trabajo. Así convinimos encontrarnos en la facultad, un día a la tardecita.

La idea era juntarnos a eso de las 6 de la tarde y 'meterle pata' (apurarnos) para cuando terminara el turno nocturno de la facultad. Hasta ahí, todo bien. Pero el tema medio que se 'desmadró' (se salió de los carriles normales) cuando el tipo me habló por teléfono a casa, diciéndome que había tenido un problema y que no podía ir a la facultad y si a mí me daba lo mismo, juntarnos en su casa que ir a la facultad. Al principio, le dije que no había problemas pero después de cortar la comunicación, me agarró la paranoia...

Y si el tipo tenía 'otros' planes que el de corregir exámenes...??? Yo había entrado como 'una vaca al matadero' (inocentemente) diciéndole que no tenía problemas, pero en esos momentos, me empecé a hacer problemas... Y si el otro profesor había 'detectado' algo en mí forma de ser y no se animó a decirme nada y por eso me 'pasaba' a éste...??? Este profesor es un tipo de unos 40 años, es alto y tiene su 'facha' (es atractivo) pero también es varonil y en el poco tiempo que lo conocí no mostró ninguna 'pluma'...  

Igualmente, me había comprometido con el tipo de ir a la casa y ahora por mis 'paranoias' (análisis de todo lo que pasa y me pasa) no me podía 'echar atrás' (arrepentirme), así que fui igual, pensando de antemano con que 'argumentos' saldría si el tipo me llegaba a proponer algo más que la corrección de exámenes y por ahí se 'tiraba a la pileta', sin saber si tenia agua... Así que lleno de pensamientos extraños y contradictorios fui a mi cita programada.

Al final, no pasó nada de nada, porque el tipo no solamente en ningún momento me insinuó nada, sino que al llegar a la casa, me presentó a su señora (es casado) y a sus hijos menores. Yo respiré aliviado porque aunque había pensado mil argumentos para rechazarlo, en caso de que me insinuara algo, mis pensamientos eran confusos y contradictorios y no sabía como iba a resultar todo. Así que antes de ponernos a corregir los exámenes, estuvimos hablando de muchas cosas, especialmente de mi y de la vida que llevo.

Obviamente no le conté que soy gay y que mis amigos también lo son pero si le conté algunas cosas de mi vida y de mis amigos y cosas que me había pasado en la facultad y todo eso. Y hablando y hablando de muchas cosas, me dijo algo que yo no esperaba escuchar, pero que pensándola bien tiene algo de razón: me dijo que yo 'analizaba' demasiado todo y a todos y que por ese análisis consciente o inconscientemente que estaba haciendo, yo no vivía 'libremente' mi vida.

Que su consejo era que realmente, no 'intelectualizara' tanto, pensando y analizando las conductas de los otros y que viviera más mi vida sin tantos planteos y replanteos... Claro que si supiera toda la verdad...!!! Yo realmente creo que vivo mi vida y hago lo que se me 'canta' (lo que quiero) o lo que me parece que es mejor, pero me dejó clavada la espinita de la duda. Le tengo que reconocer que, a pesar de que parece que viviera enfrentando las cosas como se me van presentando, no puedo evitar analizarlas, pensarlas y repensarlas demasiado. Y creo que eso me crean algunos 'fantasmas' que me vienen acompañando desde hace tiempo y que aparecen de tanto en tanto. Yo no creo ser un extremista para andar por la vida analizando y obrando en consecuencia, aunque tampoco vivo 'libremente' sin analizar lo que pasa a mi alrededor. Creo que la vida no es todo 'blanco o negro' sino que esta formada por una gran gama de grises que es por donde yo me desplazo cotidianamente... O no...???



viernes, 9 de agosto de 2013

Infieles.





No termino de entenderme y de seguir así no me voy a entender nunca. Definitivamente no me resulta nada fácil enamorarme de una sola persona. Ahora el Pollo es mi novio 'oficial' pero no puedo decir que estoy totalmente entregado en cuerpo y alma a ese pibito con quien comparto gran parte del día (de la noche no, porque todavía los padres no le dan toda la libertad que nosotros desearíamos tener) pero con el tiempo que estamos juntos, nos alcanza y sobra.

Pero el amor que siento por el Pollo, no es 'exclusivo', porque no puedo negar el amor que siento por los otros diositos y que varía según las circunstancias. Los quiero a todos. No sé si por igual, pero todos me despiertan un sentimiento mucho más profundo que el amistoso. Y muchas veces, tener sexo con ellos, no tienen nada que ver con el sentimiento de la amistad. Es algo más grande y más profundo que el que se puede sentir por un amigo. Y ellos se dan cuenta de eso y aunque no me lo digan, yo sé que ellos lo saben.

Muchos de ellos, por no decir todos, me 'calientan' (excitan) mucho pero muchas veces, no todo es sexo sino también son conversaciones o intercambio de ideas o compartir momentos lindos, como ver una película, ir al fútbol o directamente ir a 'correr' (hacer aerobismo) un rato al parque. Y realmente, me siento bien hacerlo con el Pollo o hacerlo con cualquiera de los otros pibes. Ahora bien, casi todos por no decir todos están en 'pareja' (de novios) y me parece que es una forma de perder el tiempo.

Y me parece una forma de perder tiempo, porque ellos tienen su novio oficial y no quieren hacer como el Pollo, que hace 'la vista gorda' (hace que no ve), cuando yo me 'encamo' (tengo sexo) con alguno de los otros diositos. Y salvo muy contadas excepciones, dicen que le son totalmente fieles a su pareja, pero cuando alguno de ellos vienen a casa a pasar el rato, y estamos solos, después de cierto tiempo de hablar de 'bueyes perdidos', terminamos en la cama, transando y 'cogiendo' (follando) como los  mejores. 

Tomi, el Nico, el Matius, el Juani, el Andy, el Pollito, el diosito y el Lucho son los más proclives a ser infieles a su pareja, para tener el mejor de los sexos conmigo, cuando vienen a casa solos, casi siempre a la tarde temprano o a la nochecita. Y siempre, a cambio de la mayor discrecionalidad y reserva que yo tenga para con sus parejas. Entonces, es cuando yo me pregunto si somos nosotros por la manera de ser o de conformarse nuestro grupo, o es el gay o directamente el ser humano, el polígamo por naturaleza. Yo los amo a todos y todos sé positivamente que me aman, cada uno a su manera, pero se dan o me dan el placer que necesito... Sé que con mi actitud estoy separando parejas, pero me conformo repitiéndome una frase que me decía mi mamá cuando éramos más chicos y se adapta perfectamente a esta situación: 'cuando uno no quiere, dos no pelean' o adaptado a este caso, yo diría 'cuando uno no quiere, dos no cogen'... jeeeeee...



viernes, 2 de agosto de 2013

Novios.




Durante las vacaciones de invierno, que fui al campo, descubrí cuánto habíamos 'crecido' y 'madurado' porque no fueron solamente días de sexo sino también días de 'charla' (conversación) profunda, pensada, meditada, como pocas veces lo habíamos hecho. Conversé mucho con el Gasti y también con Caio y con el Andy, que son los más grandes, individualmente claro, y ahí me di cuenta de la necesidad de tener un 'novio' y no solamente tener amigos con 'derecho a roce' y solamente para tener sexo.

La conversación con ellos, se circunscribía exclusivamente a las 'cosas' que nos estaban (o están) pasando como jóvenes y como gays y la manera de enfrentar a un mundo que no se nos presenta para nada propicio. Porque en la Argentina hay muchas leyes que favorecen al colectivo LGBT pero también convengamos que la discriminación y la marginación están a la 'hora del día'. Quizás por eso, todos decidimos, no salir del clóset, porque, acá al menos, no están dadas las condiciones para que eso se produzca.

Será que al no exteriorizar nuestra orientación sexual, nos relacionamos en un mundo heterosexual y de una sociedad 'pacata' (tradicionalista), de allí que nos cuesta mucho movernos y salir a gritar a los cuatros vientos que somos gays. Ahora no recuerdo las diferentes opiniones de todos, pero todos coincidimos más o menos en la misma cuestión: no sentimos la necesidad de andar avisando que somos gays por más que muchos gays dicen que decir que son gays, los hacen más 'libres'...

Eso no lo entendemos y creemos que están equivocados, pero también puede pasar que los equivocados seamos nosotros, cuando no vemos la necesidad de andar abrazados y/o besándonos por la calle, llamando la atención a una sociedad que no termina de aceptar a los gays, digan lo que digan. Entonces, nosotros nos mantenemos en el clóset, como muchos gays en el mundo y todo para evitar la marginación y la discriminación que la misma sociedad nos somete día a día. 

Y este tipo de temas (u otros) no los podemos tratar con los más chicos, porque ellos están 'en otra'. Ellos no tienen la misma precaución y no alcanzan a comprender que perjuicios pueden llegar a tener por declararse gays, no solamente dentro del seno familiar, sino con sus amigos y la sociedad más cercana que los rodea. Lo único que piensan es en sacarse la calentura y nada mas. Además, sus opiniones son más banales y mucho menos profundas, quizás por eso, la conversación casi íntima que tuve con el Gasti fue más un 'golpe bajo' que me hizo temblar hasta las fibras más íntimas de mi ser. Claro que por ahora, lo sigo prefiriendo al Pollo porque acepta las condiciones a lo que lo someto, pero también me gustaría tener un 'novio' más maduro, como el Gasti o el Caio o el Andy, con el que pudiera hablar de todo, además de amar y tener sexo... Pero el Caio y el Andy ya tienen 'novio' y el Gasti no acepta mis infidelidades y el Pollo si y eso por ahora es lo que los diferencia... Esta manera de ser, la vengo pensando y arrastrando desde hace mucho tiempo y tengo temor de que me esté convirtiendo en 'la gata de doña Flora, que si se la ponen grita y si se la sacan llora'... jeeeeee...