sábado, 31 de mayo de 2014

Hoy cumplo 23 años...!!!









Hoy cumplo 23 años...!!!

In-cre-í-ble como se pasa la vida, por favorrrr...!!!


A dónde quedaron mis 13 años, cuando me enamoré perdidamente del Sebi y que con mucha osadía, le manifesté mi amor, sentimiento que me devolvió haciéndome el chico más feliz del planeta...??? O mis 14 años, en los que empiezo a escribir mis 'diarios' virtuales que se 'virulizaron' rápidamente por todo el mundo 'virtual'. O mis 15 años, cuando me entregué de cuerpo y alma a ese chiquito del que estaba totalmente enamorado y había esperado durante dos años para que madurara su decisión... 

O mis 16 años, cuando ya había comenzado a extender mis horizontes y mi vida social y sexual se iba ampliando cada vez más, con la presencia de nuevos 'diositos' que se iban incorporando a mi grupo de amigos 'con derecho' y comenzaba la idea de la 'isla'...??? O mis 17, cuando comencé a afianzarme en esta 'orientación sexual' que la Vida me dio y comencé a exteriorizar cada vez más, mis potencialidades, mis sensaciones y mis sentimientos, convirtiéndome según Betulo (un amigo virtual) en un verdadero 'predador'...

O los 18, cuando ya convertido totalmente en 'patrón de estancia', con chicos de mi edad y más chicos también, decidimos vivir la vida como la Vida realmente nos mandaba. Hice nuevas amistades. Me enamoré de otros tantos chicos. Mi 'poliamoría' no desaparecía sino todo lo contrario, con el aumento de la edad, ese sentimiento que sentía por 'mis' diositos, se iba afianzando cada vez más y yo disfrutaba cada vez más de todo lo que la vida me deparaba y mi 'predación' se afianzaba.

Después vinieron los 19, los 20, los 21 y los 22. Me fui 'abriendo' (qué feíto que suena... jeeeee) con nuevos amigos. Seguí viviendo a 'full' y traté de 'marcar' un norte que me sirviera como punto de referencia, para orientarme, cuando me sentía perdido por la vida. Pensé que la 'facultad' (universidad) me iba a 'aplacar'. Pero no. Reviví un sinnúmero de sentimientos diferentes, hacia amigos 'con derecho' a los que nunca renuncié y hacia otros conocidos a los que me acerqué con fines 'inconfesables'. Incluso incluí en mi grupo a los 'pollitos'.

Hoy cumplo 23...!!! Pensé que con el paso del tiempo, me iba a llegar la 'madurez'. Hoy me doy cuenta, que no se madura integralmente, sino por partes. Me considero una persona 'madura' en algunas cuestiones, 'madurando' en otras y totalmente 'verde' (inmaduro) en las restantes. Espero que algún día, éstas últimas alcancen a las otras y juntas, se nivelen con las primeras y me pueda declarar totalmente 'maduro'... Ese día estaré 'a mano' (en igualdad de condiciones) con la vida. Será...??? jeeeee... 

Hoy cumplo los 23...!!! Y...??? Siento la ambivalencia de no tener expectativas pero de estar colmado de planes y deseos, la de esperar que sean los 23, los que den un golpe de timón a mi vida y termine de 'enderezarme'. Me siento más 'viejo' y creo que a pesar de vivir mi vida a 'full', pienso que podría haberlo hecho de otra manera. Aprovechar más (más todavia...???), sí, más todavía todo lo que la Vida me deparó. Hasta ahora eso, pero no me arrepiento de nada de lo que hice o dejé de hacer. 

Hoy cumplo los 23...!!! Disfruté todo este tiempo y si volviera a nacer, volvería a repetir, sin lugar a ninguna duda todo lo que hice o dejé de hacer... Espero que mis 23 años, sean el inicio de una etapa 'diferente' en mi vida. Algo distinto. Con ese ánimo, la voy a comenzar. Espero que todo lo que viví a lo largo de estos 23 años, me reporten algo realmente interesante y que conmueva todo mi universo, en el que estoy parado y en el que estoy viviendo. 

También hoy cumple años 'Instinto' (Tony), uno de mis mejores amigos 'virtuales' que me dio Internet, por allá, cuando yo tenía 15 años. Español él, compartió muchos momentos de mi vida adolescente, cuando lleno de dudas y temores, incursioné en este salvaje universo virtual, convirtiéndose en un gran 'Maestro', así con mayúscula y que a la distancia, me acompañó y me guió en mi crecimiento. Claro que Instinto no cumple 23 años, sino unos cuántos años más (creo que ya debés estar 'cuarenteando', no Tony...???).

La diferencia de edad y la distancia no fueron obstáculos para hacernos buenos amigos. Y hoy, lo sigo recordando con mucho cariño, por todo lo que representó para mí. Así que a la distancia, te deseo un muy feliz cumpleaños, 'Tony-Instinto'...! Y quiero que sepas que aunque no nos comuniquemos más como antes, mis sentimientos por vos siguen siendo los mismos de siempre. Algún día, que viaje a España (además de visitar a unos cuantos amigos virtuales más), voy a ir a tu ciudad a conocerte personalmente, a charlar de 'bueyes perdidos' (de cualquier tema) mientras comemos toneladas de chocolate y revivimos recuerdos. 

También les deseo muchas felicidades para todos los que cumplen años en el día de hoy (sé que había otro chico que me leía, pero no recuerdo quien era), para todos ellos que la pasen muy bien y al resto, a los que no cumplen años, mil gracias por acompañarme con sus consejos, sus críticas, sus apoyos y demás, durante todos estos años en los que anduve y ando caminando bien, muy bien, regular o mal por el sendero de la Vida. Y como digo siempre, casi como un 'latiguillo' que uso para justificarme, recuerden que no soy 'perfecto', solamente soy 'argentino'... jeeeeee... 





viernes, 23 de mayo de 2014

Saliendo del clóset





La semana pasada, el Nachito demostró que el refrán tiene razón: 'no hay mejor astilla que la del mismo palo', considerando que el Nachito sea la 'astilla' y yo el 'palo'. El asunto ocurrió en el colegio, en la clase de catequesis. Acá desde hace un tiempo que no puedo decir, desde cuando, pero no hace tanto, el gobierno argentino, le puso todas todas las 'fichas' (apostó) a una educación 'inclusiva', es decir, aceptar no sólo a los chicos considerados 'normales', sino también a otros chicos con algún tipo de 'discapacidad'.

Hablando de este tema en clase y promoviendo formar una 'comunidad', una catequista dijo que la educación inclusiva se refería a los chicos con discapacidad física o intelectual pero no a los chicos 'gays' porque si bien ellos no eran 'discapacitados', creía que no debían ser aceptados en un colegio religioso por su orientación sexual y también porque por su conducta o comportamiento, no fomentarían una verdadera 'comunidad' sino que todo lo contrario, por su forma de ser, destruirían todo ese intento.

Obviamente, el Nachito, recordando a su hermano 'gay' (yo) saltó como un 'resorte', defendiendo a los gays y entabló con la catequista en cuestión, una discusión que fue subiendo de tono, hasta llegar el momento en que la profesora, para poner fin a esa discusión, a la que consideraba fuera de lugar, echó del salón al Nachito, pidió 'amonestaciones' para él e incluso citó a mi viejo para hablar con ella y con la dirección del colegio, por la 'inconducta' del Nachito y su postura desubicada y equivocada.

Ese mediodía llegó a mi casa el Nachito y una vez adentro, se deshizo en un mar de lágrimas. Al principio, no sabía de qué se trataba. Me hablaba de 'amonestaciones', 'suspensión' y 'citación' a mis viejos, pero no podía desentrañar cuál era la causa que desencadenó semejante castigo. Con todo el 'bolonki' que hicimos en el colegio, nunca, ni el Tato ni yo, tuvimos sanciones escolares y el Nachito, que es más bueno, que el pan con manteca y dulce de leche, justo a él, le tocaba esto...

Claro que cuando me enteré de la verdadera causa, mi indignación creció de manera desproporcionada. Me hubiera gustado ir yo en persona a hablar con la catequista y decirle que yo era gay y en ningún momento, de mi escolaridad, salvo la pelea que tuve con los grandotes de 6º año, cuando salí a defender del 'bullying' a que era sometido el Sebi y otros chicos, nunca había tenido problemas. Y bien había podido ser parte integrante de una comunidad. Ahora la historia casi volvía a repetirse aunque la situación era diferente.

Y aunque me moría de ganas de 'blanquear' mi homosexualidad y salir del clóset para todos, el citado era mi viejo y por eso me tuve de abstener (de abstenernos) de hacer algo. Pero hablé con mi viejo, antes de que fuera a la 'entrevista' con la catequista, el equipo directivo, el encargado de la disciplina del colegio y el director general. Y, aunque no fui testigo del 'encontronazo', mi viejo salió 'vencedor', porque 'el diablo sabe por diablo, pero más sabe por viejo'. Y mi 'viejo' (papá) es sabio pero también es viejo.

Mi viejo defendió la postura del Nachito porque él mantenía la misma convicciones. Él mismo se las había inculcado. Y defendía a los 'gays' y decía lo que decía por que él hablaba a partir de la experiencia propia y no como los docentes, allí presentes, que hablaban por estadísticas, experiencias ajenas y por lo que decían los libros. Pero los docentes seguían en la misma y no entraban en razón. Así que, para poder salir vencedor de ese encuentro, tuvo que, usar el 'as' (naipe de mayor valor) que había escondido en la 'manga':  

Mi papá reconoció que aunque él no era el mejor de los ejemplos, era considerado en el colegio y en el lugar donde vivía, una excelente persona, tanto en la parte humana, como profesional o religiosa, porque a pesar de haberse casado, divorciado y vuelto a casar tres veces seguidas, haber tenido hijos en todos sus matrimonios y aunque la Iglesia lo rechazara por su vida de 'pecador', él era amigo de todos (incluido el párroco de la iglesia del pueblo) y fomentaba la buena convivencia en su comunidad.

Pero que eso no era todo, y ahí mismo, sacó el 'as de la manga' que traía escondido y me 'inmoló' como yo le había dicho, que si era necesario, me inmolara, en pos de los muchos chicos que pudieran ser 'gays' y que estaban cursando el secundario o el terciario en el colegio. Les dijo que tenía un hijo 'gay', que ellos lo conocían, porque era ex-alumno del colegio, que era yo y que desde siempre, ellos me habían considerado un muy buen alumno y también una excelente persona (ejem).

Y más, me habían dado responsabilidades y siempre habían confiado en mí en todo momento e incluso me habían promovido siempre, porque yo fomentaba la 'integración' de todos, la formación de una verdadera comunidad y de resolver todos los problemas que surgían en el colegio, no solamente entre los estudiantes sino entre ellos y los docentes. También les dijo, que ellos estaban basando sus argumentos en 'prejuicios' y que le parecía que eso no podía ser. 

Después, cuando los docentes vieron la realidad y comenzaron a retractarse, y aunque no me lo contó, me imagino la actitud de mi viejo, porque cuando se pone a discutir y ve que va ganando en la discusión, abruma a su contrincante con datos estadísticos, referencias, citas, ejemplos y argumentos sólidos de tal manera, que sus contrincantes, se dan por vencidos, aunque sea para no sentirse tan humillados y 'apaleados' como él acostumbra a hacerlo. 

Finalmente, 'lavó' la imagen de los 'gays adolescentes', de los gays en general y quitó de la mente de las autoridades del colegio, ese prejuicio que tenían en contra de los gays adolescentes en particular y de los gays en general. Obviamente, que después de semejante 'guerra verbal', el equipo directivo y docente del colegio, reconoció su error, admitió la posición equivocada y retiró la sanción al Nachito, le pidió las correspondientes disculpas y le dijo que considerara que 'ahí no había pasado nada'... 

Claro que en realidad, sí pasó. Ahora, y a pesar de que mi viejo no lo pidió y todos los presentes en ese encuentro, le aseguraron mantener la confidencialidad de todo lo que se había allí hablado, creo que mi orientación sexual, comenzará a correr 'como un reguero de pólvora', al  menos, un poco más allá del círculo adonde yo le había puesto los límites. Qué pasará ahora...??? No va a pasar nada. Creo que la posición del colegio seguirá siendo intransigente, frente a los gays y a todo lo que a gay se refiera. Aumentará la hipocresía. Algunos van a modificar el modo de ver a los gays pero no mucho mas. Y la verdad que mucho no me importa. Si me 'jode' (molesta), lo que puedan hacer sufrir al Nachito, no tanto los docentes pero sí los chicos del colegio, cuando se vayan enterando que tiene un hermano gay, pero bueno, todo esto se ajusta a una de las máximas de vida que aplico de tanto en tanto y a la que todos debemos responder: 'lo importante, no es lo que la vida me hace, sino lo que yo hago, con lo que la vida me hace'... 



sábado, 17 de mayo de 2014

Ironías de la vida (II)





Fran (como lo conocen todos a Franco), más allá de su personalidad y su educación, es un pibito con el que no hablamos 'in profundis' mucho. Obviamente que nos conocemos bien, nos apreciamos como amigos, ejercimos durante mucho tiempo el 'derecho a roce', tuvimos muchas salidas y también sexo de diferentes formas: sentados, parados, de espaldas, como perritos, casi siempre entre las estanterías metálicas de la librería del cole, donde tirábamos en el piso, unas cajas de cartón, abiertas, a modo de colchón...

Y ahí dábamos rienda suelta a nuestras 'calenturas'. Aunque Franco, siempre fue 'segundón' porque al primero que le dedicaba todo mi tiempo y toda mi atención, era al Matius. Después venía Franco. Pero nunca se quejó de nada, siempre aceptó ser el 'segundo' y nunca mencionó que quería el protagonismo y no el papel secundario que tenía en mi vida. Casi, casi, es una especie de Tomi. Está siempre dispuesto, a satisfacer las ganas de 'otro' pero nunca impone nada. Acepta las cosas como viene y listo.

Pero bueno, decía en el post anterior, rodeados por las estanterías metálicas, que en lugar de elementos de librería, contenían diferentes envases de alimentos en conserva, cajas de cartón, cajones de madera y demás, dimos rienda libre a nuestra 'libido' y ahí nomás nos entrelazamos en un abrazo estrecho, unimos nuestras bocas en un beso de lengua profundo y nuestras manos viajaron a diferentes destinos. Franco metió su mano por debajo de mi pantalón y mi slip, mientras yo le masajeaba las nalgas y lo atraía hacia mí... 

Con bastante tiempo por delante y a pesar de que el ambiente estaba bastante destemplado nos fuimos desnudando, mientras seguíamos besándonos como desesperados. Franco me masturbaba rápida y fuertemente, mientras me comenzó a besar las tetillas y comenzó a bajar besándome el abdomen, el ombligo hasta que llegó a mi pubis. Me lamió como hace mucho que nadie me lamía de esa manera. Mi pija erecta 'cabeceaba' continuamente, hasta que Franco se la introdujo totalmente en su boca y me empezó a 'petear' (felacionar)...

En ese momento, dejé de pensar. Solamente disfrutaba del 'pete' (felación) que me estaba haciendo Franco. En un momento, Franco, dejo de 'petearme' y me dijo que lo peteara yo a él. Obviamente, no me hice rogar, caí de rodillas rápidamente y empecé a masturbar y chupar la pija de aquel 'diosito' que lo tenía practicamente a mi merced. En el mejor momento, cuando ya mi felación había tomado un movimiento rítmico, Franco me pidió que me detuviera porque ya casi no teníamos tiempo para más...

Eran casi las 8.45 y a las 9 empezaban a llegar los proveedores y posiblemente, el dueño del lugar. No eran puntuales, así que podían llegar antes o después de esa hora. Y me preguntó, si podíamos seguirla en mi casa a la noche, cuando él dejaba de trabajar. Yo le dije que no tenía problemas pero que estaba muy caliente para dejar todo para esa noche y que quería que me pajeara o me la chupara, así 'acababa' (eyaculaba) y no me quedaba hasta la noche con la calentura, porque después me empiezan a doler los testículos.

Franco se avino a que tuviéramos un 'rapidito' (sexo rápido), al menos para sacarnos la calentura. Así que sin decirle más nada, lo acosté sobre una bolsa de arpillera que había ahi y me dediqué a embadurnar su agujerito, tratado de dilatarlo. Como no tenía lubricante, usé 'margarina' (manteca vegetal) al mejor estilo del 'Último tango en París' y mientras lo besaba, con una de mis manos lo masturbaba y con la otra, embadurnaba y dilataba su agujerito. Franco gemía al sentir mis dedos dentro suyo.

Después me dijo que dejara de 'pajearlo' porque estaba por 'acabar' (eyacular). Así que como pude, lo acosté de espaldas, levanté sus piernas y las puse sobre mis hombros y con mucho cuidado, apoyé la punta de mi pija en su agujerito. Con un poco de esfuerzo y mucha habilidad pude penetrarlo, pero se la tuve que sacar porque Franco quería que yo usara 'forro' (preservativo). Así que tuve que sacársela, colocarme el forro y metérsela de nuevo. Llegado ese punto escuchamos que alguien tocaba el timbre de la puerta.

Yo lo tenía a Franco totalmente a mi merced, prácticamente ya penetrado y a punto de iniciar mi 'vaivén' pero el timbre de la puerta no dejaba de sonar. Franco rápidamente se libró de mí y atendió por el portero eléctrico. Era uno de los proveedores que traía mariscos. A Franco no le quedaba otra que atenderlo. Se vistió rápidamente y fue a su encuentro. Yo de mala gana lo esperé, totalmente desnudo. Estaba a punto de reventar y quería hacer mío, sí o sí a Franco. Pero, él ya no quiso seguir. 

Así que me sacó el forro y mientras me 'peteaba', Franco comenzó a masturbarse. Él eyaculó rápidamente. Yo demoré un poco más. Mi leche cayó sobre la cara y la boca de Franco, mientras éste seguía chupando y limpiándome de 'leche' (semen). Casi al mismo tiempo, volvió a sonar el timbre de la puerta de servicio. Franco que ya estaba vestido, se levantó rápidamente y fue a atender la puerta. Yo, de mala gana, me vestí. Al ratito, Franco estaba nuevamente conmigo. 

Me dijo que era imposible seguir. Que si yo queria, esa noche iría a casa a tener sexo como hace mucho que no teníamos y con todo el tiempo del mundo por delante. Le dije que sí. Me dijo que volviera esa noche a comer ahí, un rato antes de cerrar, así, de paso, comía las exquisiteces que él cocinaba y después volvíamos juntos a casa. Le dije que a la noche tenía que ir a la facultad. No quería ofenderlo, diciéndole que todo lo que preparaba, yo no lo pensaba comer ni loco que estuviera. 

De todos modos, quedamos en que yo lo pasaba a buscar y se quedaba conmigo en casa esa noche. Y así lo hicimos. Lástima que no pudimos volver a repetirlo, porque a pesar que nos dimos cuenta, que nos complementábamos excelentemente bien y teníamos una muy buena 'cama' (sexo). Después, cuando nos pusimos a conversar, para descansar un poco antes de seguir, Franco me confesó que estaba 'de novio', con un chico que había conocido en el restaurante y no quería 'lastimarlo' siéndole infiel y sabiendo que de mí, poco podía esperar, ya que conocía mi 'poliamoría, infidelidad o como quieran llamarle'... De todos modos, me dijo que de vez en cuando le gustaría que nos pudiéramos 'encontrar' para hacer 'algo'. Yo, la verdad, al principio no supe que decirle. Después, obviamente, le dije que sí, porque el refrán dice que 'en donde hubo fuego, cenizas quedan', y tampoco es la cuestión, desperdiciar cenizas que seguro quedaron calentitas... jeeeeeee...




martes, 13 de mayo de 2014

Ironías de la vida






Hasta ahora venia todo más o menos bien. El hecho de tener otras obligaciones y otros compromisos no nos dejan juntarnos como antes. Si me junto mucho con los 'pollitos', no tanto con el Pollo, porque ya dije que la madre me lo está 'mezquinando' bastante. Es decir, no me lo está mezquinando a mí, creo que 'nos' lo está mezquinando a todos, incluido al 'pollito' y a los amigos, que tienen más o menos la misma edad. Se habrá dado cuenta de que andaba en algo raro...??? Será que sabe que le gusta la 'masita' (que es gay)...???

Así que últimamente ando solo de nuevo como 'loco malo'... De tanto en tanto, veo al resto de los 'diositos' y nos cuesta horrores, juntarnos todos juntos de nuevo, como pasó el fin de semana santa. El único que no estuvo fue Franco, porque él trabaja y no podía faltar esos días. La verdad que mucho no me interesaba la causa, sino más bien, que no fuera con nosotros. Y hacía tanto tiempo que no lo veía, que tenía ganas de verlo y de ser posible, más que 'verlo' también.

Por eso, me sorprendió encontrarlo días pasados, cerca de la facultad. Iba caminando por la avenida que pasa cerca de la facultad y como era temprano, había poca gente por la calle, lo que me permitió identificarlo casi inmediatamente. Además a Franco lo conozco tan a fondo que me resulta imposible dejar de reconocerlo. Y creo que no profundizamos más nuestra relación, por la familia de mierda que tiene y por el barrio de mierda donde vive, que si era peligroso hace unos años, ahora está imposible.

Así que me adelanté un poco, estacioné el auto junto a la vereda y esperé que pasara. Obviamente, pasó a mi lado, con indiferencia y sin mirarme. Tuve que llamarlo por su nombre, después de haberle 'chistado' varias veces y 'no me había dado bola' (prestado atención). Apenas escuchó mi voz, se dio vuelta y vino a mi encuentro. Directamente abrió la puerta delantera y se sentó a mi lado. Nos saludamos afectuosamente y empezamos a hablar como dos viejos amigos que somos.

Le dije que no tenía mucho tiempo porque iba a la facultad. Él me dijo que iba para el trabajo, pero que entraba temprano porque era 'chef' (cocinero) en un incipiente pero afamado restaurante de comida japonesa. Con casi 24 años, ya es cocinero de 'Tal Lado'...??? Yo no lo podía creer y así se lo dije. Franco me dijo que era la verdad: había entrado como ayudante del 'chef' hace unos cuantos meses atrás, pero había trabajado tan bien que los 'habitués' del restaurante pedían que les cocinara él.

Ergo, el japonés, dueño del restaurante, no tuvo mejor idea que nombrar 'chef' a Franco también. Como yo seguía sin creerle que hubiera llegado tan 'alto' en tan poco tiempo, me dijo que fuera con él hasta el negocio. Él tenía las llaves para abrir el restaurante y era el indicado para atender a los proveedores, que llegaban temprano con la mercadería de ese día, que él se encargaba de seleccionar y abonarla. Pero todo eso ya era historia... Franco en ese momento ocupaba todo mi pensamiento.

Creo que también yo ocupaba el pensamiento de Franco y corrió tanta agua bajo el puente, cuando trabajamos juntos en la librería del colegio, que rememorando aquellos tiempos, nos excitamos y ya nos estábamos mirando con ganas. Así que me olvidé de mis clases en la facultad y di la vuelta, para ir con Franco, al restaurante donde trabajaba. El lugar no es grande, pero está excelentemente decorado, muy bien ambientado y por sobre todas las cosas tenía algo 'especial': no había nadie.

Era verdad nomás, que Franco tenía las llaves para abrir el negocio y para atender a los proveedores que llegaban después de las 9 de la mañana. Pero como recién eran las 8 pasadas, se dedicó a mostrarme el lugar y también la cocina, donde desempeñaba todo su arte. La verdad que ver aquello, era una especie de ironía del destino. Aparentemente, para Franco, no existen secretos de la cocina japonesa pero yo no podía creer que lo que yo veía.

Todos, o casi todos los platos de la cocina japonesa, están basados en alimentos que yo no comía ni pensaba comer, por muy exquisitos y aplaudidos que fueran: arroz de toda clases, verduras de todos los colores, pescados de todos los tamaños conformaban el 90% de los platos que preparaba Franco y su séquito de ayudantes, para 'traidores' argentinos, que prefieren comer eso, en lugar de una buena milanesa de nalga (de vaca), un riquísimo lomito, un 'entrecot' (bife de chorizo) a la plancha, un buen costillar de ternera a las brasas o en el último de los casos, la tan 'baqueteada' (usada) hamburguesa, aunque sea de Mc Donalds...!!! Pero no todo terminó ahí, sino que empezó ahí. No sé si fueron los recuerdos de otros tiempos, cuando éramos dependientes de la libreria del primario del cole y andábamos entre las estanterías metálicas llenas de cajas y cajones diversos o el tiempo que hacía que no nos veíamos y que no hacíamos nada de nada o simplemente la 'calentura' que nos teníamos, que sin decir 'agua va', ya nos estábamos transando, en el medio de las bolsas de arroz, las verduras y los ojos abiertos, sin párpados, de los pescados congelados, mudos testigos de aquel encuentro inesperado pero deseado... (continúa)





viernes, 9 de mayo de 2014

Adolescencia tardía






Lo que hasta hace poco los especialistas solían llamar 'adolescencia tardía', ahora la 'Organización Mundial de la Salud' (OMS) acaba de definir directamente como adolescencia, al menos en el caso de los menores de 25. Pese a que históricamente este organismo internacional limitaba este período entre los 12 y 19 años, ahora muchos de sus especialistas sostienen que esta etapa de la vida se prolonga hasta los 25 años.

Hoy, la realidad argentina, marca que las crisis de familia, de valores y hasta la económica hicieron que los adolescentes 'actuales' incorporaran la realidad de un modo distinto, acaso con más temores y menos expectativas que sus generaciones anteriores, y entonces es lógico que se planteen no apurarse a crecer o a asumir responsabilidades de adultos. Este tiempo para elaborar la 'adultez' se fue dilatando, especialmente en los hogares de 'clase media'.




Desde el punto de vista psicológico, en la Asociación Psicoanalítica Argentina no son pocos los que hablan de cierto 'interjuego generacional entre padres e hijos de detención del tiempo', algo que, palabras más o palabras menos, los propios profesionales se encargan de explicar así: 'es como sí quisieran perdurar un poco más como padres de hijos dependientes y éstos, como hijos dependientes de esos padres'.

Es más: contrariando incluso a los parámetros que establece la OMS, no son pocos los especialistas para los cuales 'la edad de la adolescencia puede llegar hasta los 34 años', y están quienes afirman que la adolescencia será en pocos años un término 'obsoleto', pues el límite tiende a extenderse años tras año. La falta de trabajo, la pérdida de valores, la falta de liderazgo o las crisis, hacen que los nuevos jóvenes encuentran cada vez más difícil definir su 'identidad'.

En los años 60 y 70 eran muchos los padres de los sectores medios que lamentaban que sus hijos se fueran a vivir solos a poco de cumplir los 23 o 24 años. Esos padres recordaban sus propios 20 años, cuando los jóvenes dejaban el hogar paterno del brazo de sus maridos y esposas. Hoy, en los mismos sectores sociales, no son pocos los padres que se preguntan cuándo se irán estos hijos dependientes que, pasados los 20 años y no tan lejos de cumplir los 30, siguen viviendo en casa de sus padres, con comportamientos de 'adolescentes' y poca apetencias de convertirse en adultos. Qué tal...??? jeeeeee...









viernes, 2 de mayo de 2014

Preguntas sin respuestas






Después de leer en un blog 'amigo' las desventuras de su autor en un 'cuarto oscuro', me llevó a pensar, sobre qué diferentes somos las personas y qué sensaciones y sentimientos nos provocan las mismas cosas: en este caso los 'cuartos oscuros'. Para quién no conoce este término, les cuento que un cuarto oscuro es una habitación o sala, totalmente oscurecida, en donde un grupo de personas 'gays' se reúnen y tienen 'sexo' o diferentes clases de relaciones sexuales, sin ver a su 'partenaire' debido a la oscuridad reinante, como si se estuviera en un ambiente común de una casa cualquiera.

Su autor no es muy claro si estos lugares (cuartos oscuros) existen 'per se' o forman parte de otro tipo de ambiente (léase sauna o discoteca gay). No me consta que acá existan en forma independiente. Sí sé que existen 'pasillos' o 'túneles' oscuros que forman parte de saunas o discotecas, pero en forma totalmente independiente no tengo conocimiento de que existan y si existen, no los conozco, porque personalmente no iría nunca a ninguno, ni siquiera por curiosidad. Porque una cosa es estar en un ambiente totalmente a oscuras con un diosito conocido y otra muy diferente, es estar en ese ambiente con un feo desconocido.

Ayer, fue feriado porque fue el 'Día del Trabajo' y estuve con los Lucchessi almorzando en la casa de fin de semana. Hoy, viernes, 'feriado puente', vinieron a casa algunos de los 'diositos' y también los 'pollitos BBs' a hacer algunas 'cositas'. Ahora que se fueron, estoy pensando de nuevo en este tema y creo que definitivamente ya adopté una postura que no voy a modificar (por ahora) y es la de tener sexo con la persona que me guste y que tenga cierto sentimiento. Y no tener sexo con ella, simplemente para sacarme la 'calentura', sin sentirla 'amiga' y mucho menos de aceptar, forzosamente sus deseos, como me pasó con Federico.

Días pasados, cuando escribía la segunda parte de 'Haciendo tiempo' me vino a la mente, analizar la causa que me llevó a rechazar los requerimientos de Federico y no hacer lo mismo, con otros encuentros 'casuales' 'sexuales' que tuve en diferentes momentos de mi vida. Creo que no puedo, por más que me lo proponga, renunciar a mi 'patronazgo de estancia'. Estoy acostumbrado a tomar siempre la 'iniciativa'. Ser el que 'dirige' y no ser el 'dirigido', al menos con quienes yo decido que así sea. Realmente no me gusta renunciar al protagonismo. Y eso es lo que sentí cuando Federico intentaba tener sexo conmigo.

Y acá entra algo de lo que pienso y siento: definitivamente, por ahora, decidí no reconocer abiertamente que soy 'gay'. No es que no me guste ser 'gay' porque realmente disfruto de mis 'diositos' y me apasiona esta orientación sexual que la Vida me dio, pero creo que nunca voy a estar 'orgulloso' de serlo. De ahí que el 'día del orgullo gay' no sea para mí, un día especial. Y creo que de esta postura mía, se desprende el hecho de que no estoy dispuesto a salir del clóset. Me gusta ser lo que soy, no estoy confundido ni conflictuado, vivo feliz dentro de mi clóset, pero definitivamente, no me gusta que nadie ajeno a mi entorno sepa lo que soy.

Será porque no tengo necesidad de 'abrirme' a la sociedad para tener relaciones 'homosexuales', cosas que hago de las puertas de mi casa para adentro y no siento la necesidad de andar por la calle, tomando de la mano o abrazando al chico que amo en su momento. Será por eso que tampoco entiendo a los que necesitan casi imperiosamente tener que anunciar al mundo su 'homosexualidad' (http://definitedeunavez.blogspot.com.ar/) o sufren horrores por dar a conocer su 'secreto' (http://arcoiris-axel.blogspot.com.ar/)... Porque hasta ahora yo vivo muy cómodo en mi clóset, disfruto de mis 'diositos' y de todo lo que la vida me depara. Será por eso que no tengo esta necesidad que sienten o tienen otros gays...??? Realmente no tengo las respuestas a estas preguntas ni tampoco tengo la respuesta 'exacta' de esta falta de necesidad de dar a conocer mi orientación sexual a la sociedad a la que pertenezco. Será por la misma conducta 'homófoba' de la sociedad en la que vivo y que me lleva inconscientemente a ocultar lo que soy y lo que siento...??? That's the question... jeeeeee...