jueves, 31 de marzo de 2016

Suerte y culo




La 'taba' es un juego de campo que consiste en tirar al aire el hueso astrágalo de una vaca al que se lo conoce con el nombre de 'taba'. Si al caer, queda para arriba el lado cóncavo o cara, llamado 'suerte', se gana y si cae del lado opuesto, llamado 'culo', se pierde. Si cae de costado no hay juego. Mientras los jugadores apuestan a 'suerte o culo', como es lo más común, otros, lo hacen a 'panza o lomo' y 'hoyo u ombligo', que son los lados de la 'taba'. Así ganan o pierden cuando ésta cae de costado, caso que no cuenta para quienes la tiran. Todo esto para contar lo que me pasó y para que vean que 'Dios no juega a los dados' como dijo Albert Einstein pero la Vida, si juega a la 'taba'... jaaaaaa...



El domingo de Pascua a la noche fuimos a buscar al Bebo a la estación de ómnibus porque se había ido a la casa a pasar el 'fin de semana largo' con la familia y todo eso. Fuimos en el 'Palito' (Fiat Palio), yo (el burro adelante para que no se espante... jaaaaaa), los 'pollitos' más grandes (Manuel y Carlitos) y el Matius. En total, 4 para buscar a uno...!!! No podía haber ido yo solo...??? jeeeeee... O el pendejito  para ir a la casa del 'pollito' necesita de varios guías para no extraviarse por Rosario...???

Mi ciudad a diferencia de otras, fue fundada por españoles, obviamente, quienes sin mucha imaginación ni creatividad, dividieron el plano de la futura ciudad, como un 'damero' (tablero del juego de damas), es decir, con líneas verticales y horizontales que iban a ser las futuras calles y cada 10/15 calles aproximadamente, trazaron una línea más ancha en la que planearon hacer una avenida. O sea, bien organizadito todo, bien previsible e imposible de extraviarse.

Igualmente, tuve que ir a buscar al Bebo a especial pedido de la madre del 'pollito'. Estuvimos un rato por ahí, mirando vidrieras de los negocios de la Terminal de Ómnibus, esperando la hora de la llegada del ómnibus. Como el ómnibus venía retrasado y teníamos hambre y sed nos sentamos en un 'bodegón' (bar) de la zona, donde comimos hamburguesas y tomamos Coca Cola. Fue en ese momento, cuando la 'taba' de la Vida, giró en el aire, dio vueltas y salió 'culo'...

No sé cómo ni de dónde salió, vimos a Luciano que entró abrazando a una 'minita' que parecía más grande que él y por la forma de vestirse parecía una minita 'fácil' (puta). Al principio no me vio pero después sí. Nosotros lo vimos todos. Luciano se puso de todos los colores, sacó el brazo del hombro de la 'minita' y se hizo el 'gil' (tonto). La 'minita' no se dio cuenta de nada. Se sentaron bastante lejos nuestro y Luciano nos dio la espalda. Yo me quedé impávido pero me empecé a dar cuenta de todo...

En ese momento entendí los cambios de comportamiento/carácter que notaba en Luciano. Y sino me dijo nada de esa 'minita' fue porque contrariamente a lo que habíamos convenido, ahí había 'sentimientos' y no simple 'calentura'. Porque habíamos llegado a ese acuerdo: de no ponernos 'palos en la rueda' (obstáculos) si decidíamos tener 'algo' con otro/a fuera de nosotros. Y si Luciano no me avisó por algo era. O como dice el dicho: 'el que avisa, no es traidor'.

Y se notaba que estaba avergonzado. Por el hecho en sí, por haberlos encontrado 'in fraganti' en un lugar totalmente inesperado, por no haberme dicho nada y muchos etcéteras más. Ahí me di cuenta, que Luciano usó a mi encuentro con Santiago como detonante y armó una 'escenita' que le salió bien. Y la verdad, es que me sentí dolido por su falta de sinceridad y por mi torpeza de no sospechar ni de haberme dado cuenta de nada de eso, mucho antes y no en ese momento y de esa manera.

Luciano había actuado malamente y yo, no me lo merecía. Al menos, no con él. Le di mucho más de lo que le di a cualquiera de los 'diositos' con los que salí y tuve sexo o hicimos el amor. Cambié mi forma de ser para tratar de entenderlo. Lo contuve siempre que me lo pidió o lo necesitaba. No solamente le di mi amor, sino también comprensión y mucha paciencia. Le toleré muchas cosas. Pagué por sus caprichos, le dí casa, comida, ropa, dinero... Y él me devolvía con esa moneda...???

Obviamente que Luciano nunca hubiera esperado que nos encontráramos ahí. Para no aumentar mi incomodidad, decidimos pagar e irnos. Volvimos a las 'dársenas' de los ómnibus y ahí la madre del 'pollito' nos habló al celular avisándonos que no esperábamos al Bebo porque no venía. Así que decidimos ir del Matius. El Matius y el 'pollito' habían hecho planes que no me incluían ni a mí ni al otro 'pollito' (Carlitos, de 15 años y durante más de dos años 'amigovio' del 'pollito' Manuel).

Los padres del Matius se habían ido de viaje por todo el fin de semana largo. Y como ya habíamos comido, solamente tomamos fernet con Coca Cola y hablamos de Luciano, porque no podíamos dejar de pensar en él. Además, Luciano es de la 'barra' (grupo) de amigos de los 'pollitos' y no había vuelta que darle, no tenía excusas. Cuando el tema 'Luciano' se agotó, el Matius y el 'pollito' se fueron al dormitorio del Matius, dejándonos solos. Carlitos creo que intuyó lo que podía pasar...

Cuando nos conocimos, Carlitos tenía 13 años y ya 'pintaba' ser todo un 'diosito'. Yo, es desde esa época que le tengo hambre pero como era 'amigo con derechos' del 'pollito', yo no podía 'encararlo', justamente porque me daba ciertas 'cosas'... Carlitos tenía la misma edad del Sebi cuando lo hice mío por primera vez. Claro que en aquel momento, yo tenía 15 años, el Sebi 13 y ambos, estábamos re enamorados, sabíamos lo que queríamos y 'debutábamos' los dos en el 'mundo' del sexo gay.

Ahora era diferente. Carlitos tiene 15 años, igual que el Nachito, pero yo casi 25. Pensar en el Nachito me paralizó al principio. Pero, después, recordando que 'somos los arquitectos de nuestro destino', decidí darle para adelante. No sé si fue la película que estábamos mirando, el alcohol del fernet, la penumbra del lugar o que nuestras hormonas se alborotaron y se convirtieron en protagonistas, fue cuando decidí avanzar sobre Carlitos quien se resistió algunos minutos... 

Después de serenarlo y cuando estaba a punto de quebrar su resistencia, Carlitos me dijo que 'ahí' no quería. Le dije que podíamos ir a mi casa aunque yo temía que durante el viaje, se le pasara a Carlitos la excitación en la que había logrado meterlo. Me volvió a repetir que ahí no quería porque el 'pollito' podía ver su 'traición'. Por favorrrrr...!!! De qué 'traición' está hablando...??? Acaso el 'pollito' no fue el primero que lo traicionó cuando decidió optar por el Matius sin pensar en él...???

Pero, tengo que reconocer que todos pensamos diferente porque sino el mundo no sería mundo. Así que garabateé una nota y se la dejé pegada en la puerta de salida, avisándoles que nos habíamos ido pero sin decirles dónde ni hacer qué... jeeeeee... Así que de ahí nos fuimos a mi casa. Por suerte, todavía no era tan tarde porque tenía que llevar a Carlitos a la casa. Después tendríamos que inventar porque salió junto con el 'pollito' y volvieron separados. En fin, algo se nos iba a ocurrir...

En mi casa, no había nadie. Creo que tuvimos sexo (felación y masturbación) más por despecho que por calentura. Igualmente la pasamos bien. Después fuimos a mi dormitorio, donde volvimos a tener sexo pero esta vez, intenté 'coger/follar' a Carlitos en mi cama. Los dos, la estábamos pasando más que bien y nos estábamos disfrutando en grande. Carlitos me hacía acordar tanto al Sebi y a los comienzos de mi vida gay que sin pensarlo le dije que quería 'cogerlo/follarlo'...

Me miró y me dijo que no. Un rato después, cuando habíamos acentuado la 'franela' me dijo que quería tiempo para pensarlo. Carlitos todavía seguía pensando en que si se me entregaba, estaba 'traicionando' al 'pollito'. Y por eso quería esperar. Esperar qué...??? La 'bendición' del 'pollito'...??? Le dije que él me re calentó desde que lo conocí. Y que no sea gil, que el 'pollito' no le iba a dar permiso para que se dejara penetrar conmigo. Y que él tenía que hacer lo que él tenía ganas y punto.

Le aseguré que no era apresurado, al menos eso era lo que yo pensaba, que ambos, tanto él como yo, decidiéramos tener sexo 'profundo'. Primero, porque no le debíamos fidelidad a nadie, especialmente después de haber sido dejados a un lado por nuestras parejas, sin importarles mucho nuestros sentimientos: él por parte del 'pollito' y yo por parte de Luciano y que a la luz de los acontecimientos, teníamos pocas o mejor dicho nulas, probabilidades de revertir esas situaciones.

Que él (léase Carlitos) me había gustado desde que lo conocí pero que respeté siempre su relación con el 'pollito' hasta ese momento. Y que sabía que él también sentía 'algo' por mí. Que seguramente no era 'amor' lo que sentíamos en ese momento el uno por el otro, pero que si nos dábamos 'tiempo' y 'espacios', seguramente el amor, fluiría de alguna manera. Carlitos asentía pensativo... Le dije que si tenía dudas, no hiciéramos nada y que yo quería respetar sus temores y sus tiempos.

Finalmente le pedí que no se apurara en contestarme, que lo importante era que sabíamos que había buena 'onda' entre nosotros y que podíamos profundizar más esa relación otro día y que no era necesario, hacer 'todo' esa noche y para que él estuviera tranquilo, no pensaba decirle nada a nadie lo que habíamos hecho y al decir 'nadie', hablaba especialmente del 'pollito' o al Matius o a cualquiera de los otros 'diositos' que lo conocían. Así él se quedaba tranquilo con su conciencia y yo con la mía y que ya tendríamos tiempo, más adelante, de entregarnos totalmente, cuando él viera todo con mayor claridad. Carlitos me miró pensativo una vez más como sopesando lo que yo acababa de decirle... En la mirada de Carlitos vi ese momento del 'quiero pero no quiero'. En ese momento, la 'taba' de la Vida, volvió a girar en el aire, pero esta vez, salió 'suerte': Carlitos aceptó mi propuesta y me dijo que le diéramos para adelante, ahí nomás, en ese mismo momento, pero me rogó y me hizo jurar, que no le iba a contar nunca nada al 'pollito'. Y yo, puedo tener muchos defectos, pero los secretos, como éste, los guardo con mi vida...!!! jeeeeee...





sábado, 26 de marzo de 2016

Sin querer queriendo





El miércoles santo y como estamos en tiempo de 'reconciliación' creí que hablar con Santiago era lo más conveniente en estos momentos para poder reconciliarme con Luciano. Dicen que el Hombre tiene una alta capacidad de adaptación y creo que están en lo cierto. Es de no creer como uno se 'acostumbra' a convivir con otra persona, adapta sus costumbres al 'otro' y también, si está enamorado de esa 'otra' persona, suaviza o modifica muchas cosas. Esto es lo que me pasó con Luciano.

Apenas hace unos días que Luciano se fue de casa y la verdad, que lo extraño. Y no es que extrañe tener sexo o hacer el amor con él en cualquier momento o en cualquier lugar de la casa, sino que también extraño todo lo que se relaciona con él. Y al decir, 'todo', digo todo: desde sus desayunos más extravagantes hasta sus cenas más 'sibaritas', pasando por sus costumbres de 'nene bien' y mil 'manías' que tenía (tiene) en todo momento y para cada cosa que hace.

También extraño su risa contagiosa, sus 'malas palabras' (insultos) cuando algo le sale mal y sus imitaciones, cuando se expresaba como un 'wachiturro' (adolescente de condición socioeconómica baja) o cuando se hacía el 'cheto' (adolescente de condición socioeconómica alta). Sus gustos caros y su necesidad casi imperiosa de comprar cosas, a veces innecesarias, todos los días. En fin, apenas hace algunos días que se fue a la casa de la madre y me parece que pasaron años.

De todos modos, le hablé un par de veces y le mandé mensajes de whatsapp pero no me contestó así que le debe durar el enojo, supongo. Necesito hablar con él para aclarar todo este malentendido. Mientras tanto, fui a la casa de Santiago para aclarar todo este 'bolonki'. Me recibió demasiado cariñosamente y me invitó con café y galletitas dulces porque fui a la hora de la merienda. También, me presentó a la madre. El padre no estaba y la hermana no había vuelto del club.

Le dije que quería hablar de algo 'serio' con él. Así que para que la madre no nos escuchara, nos fuimos a su dormitorio para poder conversar más tranquilos. Ahí me dijo que estaba feliz de que hubiera ido a la casa a verlo. Me hizo sentar en la silla del pequeño escritorio que tiene y él se sentó a mi lado enfrentándome. Mientras conversábamos, de tanto en tanto, miraba mi sexo mientras me tocaba la pierna y se mordisqueaba casi imperceptiblemente el labio inferior, pero nunca dijo nada.

Y el diálogo que desarrollamos que fue mucho más largo que este que transcribo, porque además de hablar de 'bueyes perdidos' tocamos otras temas y cuando menos lo pensé, fue Santiago quien abordó el tema de hablar lo que yo consideraba como algo 'serio':

Santiago: de qué algo 'serio' querías hablar...???

Yo: ah, mirá, más que nada, justamente para dejar en claro algunas cosas... aunque hablarlo ahora ya no tiene mucha importancia...

S: ...

Y: es de lo que estuviste hablando con Luciano, el chico que vive en mi casa y que es mi 'pareja'...

S: tu 'pareja'...??? ah... no sabía que Luciano era tu 'pareja'...

Y: cómo no sabías si yo te lo había dicho...???

S: ah, sí...??? la verdad que no me acuerdo que me hayas dicho algo de eso, pero bueno...

Y: bueno, ya no importa mucho, solamente quiero aclarar este 'temita'...

S: por qué...??? pasó algo...??? 

Y: sí y no... mirá, resulta que él me dijo que vos le dijiste 'cosas', como que yo me había 'tirado' con vos y todo eso y él lo tomó mal, se enojó, discutimos y bueno, nos peleamos... por eso quería preguntarte por qué le dijiste lo que le dijiste si se lo dijiste, claro...

S: mirá, yo le dije que nosotros habíamos estado hablando... le dije lo mismo que a vos: que eras lindo y que me gustabas pero como amigo nada más y que habíamos estado hablando en la terraza pero nunca le dije que te 'tiraste'... eso lo debe haber inventado... 'posta' (verdad)... te lo juro...

No sé por qué pero me pareció sincero. Era probable que Luciano haya inventado algo como para justificar el 'encontronazo'...??? Pero si hizo lo que hizo, con qué motivo fue...??? Lo estuvo premeditando, es decir, aprovechó mi encuentro con Santiago como detonante pero podría haber usado cualquier otra cosa...??? Lo que sigo sin entender es la causa. Se habrá cansado de nuestro 'noviazgo'...??? O hay 'alguien' más que le está tirando 'letra'...??? Capaz que una 'minita'...

Porque Luciano es un 'pibito' muy transparente. Enseguida se le nota cuando tiene algún problema o le pasa algo. Y no es capaz de armar este tipo de intrigas palaciegas, a no ser, que 'alguien' desde afuera le esté diciendo qué o cómo tiene que hacer. Aunque también es raro que esto pase porque Luciano no se deja manejar ni tampoco es muy influenciable. En ese sentido, es un 'pibito' bastante auténtico y dudo que esté haciendo lo que le dice otro/a, salvo que esté muy 'metido' (enamorado)...

Eso sí, cuando Luciano está muy enamorado, es capaz de los más grandes renunciamientos, como cuando decidió dejar a la 'minita' del colegio para consolidar nuestra 'pareja'... O cuando decidió dejar la casa y la seguridad que le brindaba la madre para exponerse a la incertidumbre de venirse a vivir conmigo a casa, corriendo muchos riesgos que se dan especialmente en la convivencia entre dos personas que se aman pero que tenían que afinar muchas cosas... En fin... Y el diálogo siguió:

Yo: está bien, no te hagás problemas... ya fue... bueno, me voy...

Santiago: ya te vas...???

Y: sí, tengo que comprar algunas cosas, se está haciendo de noche y me van a cerrar... solamente quería aclarar esto...

Santiago, me acompañó a la puerta y antes de despedirnos con el clásico beso en la mejilla, me tomó de la cintura y con su cara muy cerca de la mía, me dijo que no creyera que lo que le había dicho a Luciano había sido a propósito. Y que lo que dijo fue para 'romper el hielo' (esperaban en el palier la llegada del ascensor). Pero que yo no pensara que él lo había hecho de 'mala leche' y que dijo lo que dijo simplemente para hacer también amistad con Luciano pero nada más.

También me dijo que todos los martes y los jueves, a la tarde, la madre hacía 'pilates' (ejercicio físico) en un gym. Después iba a buscar a la hermana al club y regresaban a la casa alrededor de las 20 horas. El padre trabajaba también hasta esa hora, así que durante todo ese tiempo, él se quedaba solo y le parecía, que era una buena oportunidad para que pudiéramos estar solos para conocernos más y ver si teníamos 'onda' para hacer 'algo' o 'lo que sea que se diera' en ese momento. 

Aunque me aclaró que si yo 'quería'... Yo, para ese entonces ya estaba bastante confundido y no sabía quien mentía y quien decía la verdad. Y si Santiago actuó de buena fe y dijo lo que dijo 'sin querer queriendo', como dice el 'Chavo del 8' (serie infantil mexicana) y ante la necesidad de hacerse de nuevos 'amigos', dijo e hizo lo que dijo e hizo y el que miente es Luciano. O al revés. La verdad que no sé qué pensar. Además, la 'despedida' fue demasiado 'cercana' y afectuosa y todo lo que vino después, me dejó más confundido todavía. Qué significaba para Santiago, hacer 'algo'...??? Qué entendía por 'lo que sea que se diera'...??? Qué esperaba 'que se diera'...??? Acaso me invitaba esos días especialmente en el que estaba solo para que yo 'avanzara'...??? O era más 'histeriquismo' de adolescente gay reprimido...??? La verdad que este 'pibito' me confunde totalmente, no solamente con lo que dice sino también con lo que 'no' dice y deja que yo, 'lea' entrelineas... Por favor qué difícil que me la está haciendo...!!! jeeeeeeee...





martes, 22 de marzo de 2016

Mala leche





'Mala leche' es una frase que acá se usa mucho especialmente ante situaciones negativas. Generalmente se está presente ante una verdadera 'mala leche' cuando alguien procede de alguna mala manera, con un comentario o protagonizando un hecho totalmente negativo y desubicado. Santiago, días pasados, fue un verdadero 'mala leche' pero todavía no sé si lo hizo de ingenuo o por pura maldad o por qué lo hizo, porque definitivamente todo esto me desconcierta.

Desde hace unos días a esta parte, estuve notando que Luciano estaba 'raro'. Algo le pasaba y aunque encaré varias veces el tema, siempre me salió con el mismo 'verso': no le pasaba nada. Pero después de convivir un par de meses con Luciano, las 24 horas del día, terminé por conocerlo muy profundamente en todo sentido. Así me doy cuenta cuando está contento o triste, angustiado o eufórico. Y aunque no me lo dijera, sabía que algo le estaba pasando...

El mejor momento para hablar del tema es a la noche, cuando estamos ya acostados y antes de tener sexo que es el momento, en el que más sensibilizado estamos. Y como la 'cosa' se venía postergando aunque me daba cuenta que era necesario conversarlo, decidí anoche mismo, tomar 'al toro por los cuernos' y enfrentar el problema que fuera, por más que Luciano quisiera eludir el tema y dijera que no pasa nada. Pero se ve que no aguantó más y reventó como reventó.

Todo empezó a la tarde/noche cuando volvió a casa. Luciano sale de trabajar a la tarde pero no lo voy a buscar por expreso pedido de él mismo ya que junto con algunos compañeros de trabajo, van a merendar por ahí. Al finalizar, regresa a casa. Pero anoche regresó temprano y yo estaba solo. El Nachito no sé donde estaba y el Tato se había ido a la facultad. Apenas Luciano abrió la puerta, ya me di cuenta que venía enojado por el 'rictus' de la cara y porque se podía percibir la tensión en el aire.

Extrañado porque hacía mucho tiempo que no lo veía así (creo que desde antes de la separación de los padres o sea, casi un año) le pregunté qué le pasaba. Esa pregunta totalmente inocente fue el detonante de lo que ocurrió después. Sin decir 'agua va' empezó levantando la voz para terminar gritándome histérica y repetidamente que yo sabía bien que pasaba. Y sin darme posibilidad ninguna de decir nada, me dijo que había estado conversando con el 'pibito' que vive en el 5º piso...

No sé por qué se me ocurrió preguntarle, 'Santiago'...??? Luciano me miró y sin decirme más nada se fue para el dormitorio, sacó violentamente su ropa del placard y comenzó a armar un bolso de mano. Yo no sabía que hacer y lo único que atinaba era a preguntarle qué era lo que le pasaba. En un momento dado y entre lágrimas, Luciano me dijo que se había encontrado de 'casualidad' con ese 'pibito' (Santiago) quien le había contado de nuestros 'encuentros', especialmente el último.

Pero, Santiago, en lugar de quitarle todo tipo de connotación  y trascendencia a nuestro encuentro, hizo todo lo contrario, aún sabiendo que Luciano y yo éramos pareja. Aparentemente, Santiago le dijo a Luciano, que yo me había 'tirado' con él y que yo había querido 'seducirlo', pero que él me había rechazado porque no sentía ni tenía 'onda' conmigo y no sé que infinidad de pelotudeces más. Luciano escuchó todo lo que Santiago tenía para decirle, no le respondió nada pero estalló en casa.

Obviamente, no pude saber en qué circunstancias se lo dijo, donde, cuando y por qué. Tampoco, Luciano quiso escuchar mi 'descargo'. Estaba totalmente fuera de sí hasta que comenzó a llorar. Las lágrimas me pueden y me conmueven profundamente, pero no hubo caso, no me dejó que me defendiera ni que le aclarara ni que le dijera nada. Todo terminó cuando Luciano se fue, a la casa, dando un portazo y rogándome que no intentara llamarlo ni verlo ni nada...

Por un lado, algo de veracidad de lo que le dijo Santiago a Luciano, había: yo había hecho el intento de besar en la boca a Santiago pero no me rechazó total y completamente como Santiago le había hecho creer a Luciano porque el 'pibito' sí me rechazó pero después hizo comentarios que me dieron 'pie' (esperanzas) de que algo podía pasar. Luciano dio por sentado la versión de Santiago quien me hizo pasar por 'calentón' y me hizo quedar re mal.

Yo había optado por no decirle nada a Luciano porque él no considera infidelidad a la 'calentura' y mi tirada a la pileta con Santiago no tuvo mayores consecuencias y de allí mi silencio. En cambio, Santiago no ocultó el 'encuentro' ni tampoco lo atenuó nada de nada y eso es lo que no entiendo. Por qué lo hizo...??? De 'mala leche' nada más, de inocente que es o actuó con toda maldad...??? Pero... con qué sentido...??? Qué fin persigue con todo esto...???

La verdad que por más que lo pensé y pensé no tengo una respuesta que me satisfaga. Tengo que hablarlo con Santiago para preguntarle esto, cosa que voy a hacer cuanto antes, incluso estoy pensando ir a la casa y no esperar un encuentro 'casual' que puede demorar mucho en concretarse. Al final, Santiago actuó 'como el perro del hortelano que no come ni deja comer'. Y yo no me considero 'el perro del hortelano', porque sea con Luciano o con Santiago, yo sí quiero 'comer' (coger/follar)... jeeeeee...





viernes, 18 de marzo de 2016

Acné y pelos





Mi viejo, que hizo sus estudios secundarios en el Liceo Militar, tenía una premisa que nos transmitió y que nosotros cumplimos con resultados diversos. Esto es, 'el que no tiene barba, se tiene que afeitar todos los días, para tenerla' y 'el que tiene barba, se tiene que afeitar todos los días, para no tenerla'. En síntesis, todos los días tenían que afeitarse. Y a él, que es bastante 'peludo' (velludo) el consejo le vino bien pero a nosotros, sus hijos, que salimos bastante 'mezcladitos', mmmm...

Yo en general, aunque soy un 'velludo' normal para mi edad, tengo tendencia a ser `lampiño', ya que mi barba (y bigote) no crece en forma generalizada y mi vello corporal es bien poco y aparece en lugares comunes: un poco en las piernas, algo en los brazos, las axilas, el pubis y el culo, aunque me depilo el culo y también la zona de mis genitales. El resto del cuerpo, es una extensa 'piel de durazno', que a muchos les gusta y a otros, les disgusta. Lo que nunca conocí  o conocí poco, es el acné.

El Tato viene a ser el intermedio de los tres hermanos. Tiene más vello en general en todo el cuerpo y también en la cara. Pero el Nachito, nos supera terriblemente. Dentro de unos años, será un verdadero 'gorila' porque el vello le crece en forma abundante y pareja por todos lados. Además, a diferencia del Tato y mía, el acné le 'explotó' en la cara. Nosotros lo 'cargamos' (bromeamos) diciendo que eso se debe a que es muy 'pajero' (masturbador). Claro que si eso fuera verdad, el Tato sería un 'hombre-mono' porque desde chiquito, cuando descubrió la paja, se pajeó muchas veces, todos los días...!!!

Volviendo al tema 'vellos' y 'acné' ninguno de los 'diositos' más grandes sufrió los embates de la adolescencia en la cara, más allá de algunos 'granitos', 'barritos' (espinillas) o similar propio de la edad. Así que no tuvimos problemas para afeitarnos cuando lo necesitábamos. Claro que tampoco estaba de 'moda' dejarse crecer ni bigotes ni patillas ni barba ni cualquier otro pelo que cubriera la cara. Ahora, los pibitos se cortan el cabello casi al ras y dejan crecer libremente sus pelos en la cara.

Y, para no estar fuera de 'moda', nosotros también incursionamos sobre diferentes cortes de cabello pero mantenemos, casi todos, la idea de que es mejor, no usar bigotes ni barbas, a los efectos de mostrar la belleza de nuestras caras. Claro que los 'diositos' también tiene otros 'atributos' que resaltan su belleza: sus cuerpos, sus culos y sus bultos sexuales. Pero no opinan igual los 'diositos' más chicos porque ellos se dejan crecer la barba y los bigotes y definitivamente no me gusta eso.

Y para no hacer esto tan extenso, pongo como ejemplos a Luciano y a Santiago, como emergentes de los 'diositos' más chicos, que por convencimiento o por moda, dejan crecer sus barbas en sus caras aunque mantienen corto su cabello y a la moda. Y definitivamente, esta cuestión de dejarse crecer la barba, no solamente les oculta la belleza sino que también los afea. Claro que aparentemente a ellos no les importa y hacen como el oso, que cuanto más feo es más hermoso... jaaaaaaa...

Y a Santiago no le puedo decir nunca nada porque no me parece prudente pero a Luciano, le mencioné el tema, varias veces, pero él está orgulloso de esa barba incipiente (no tiene bigotes) que le cubre algo de la cara y que no se sabe qué es: si es barba, si son pelos que crecen aquí y allá y algún día crecerán en forma tupida y se convertirá en barba o qué, pero definitivamente no me termina de gustar. Pero como enseguida se enoja y fácilmente, 'monta en cólera' ante cualquier comentario mío al respecto, trato de no mencionarle mucho el tema y solamente lo abordo de tanto en tanto sin poner tampoco mucho énfasis. De última, a Luciano lo elegí por su manera de ser y por como es, por eso lo amo como lo amo y soporto sus cosas negativas y de última, sino me gustan sus pelos en la cara, hago uso de mi fértil imaginación y se los elimino con mi pensamiento... jeeeeeeee...









lunes, 14 de marzo de 2016

Más que amigos





El viernes a la mañana me puse a estudiar en el balcón-terraza. El día estaba lindo, soleado y fresco. Habíamos hecho el amor con Luciano, nos habíamos duchado, habíamos desayunado y lo había llevado al trabajo como todos los días. No sé pero desde hace algunos días, Luciano está 'raro'. Algo tiene y no me lo quiere decir. Algo me está ocultando, pero cuando le pregunté me dijo que no tenía nada y que eran cosas 'mías'. Puede ser, pero...

Esta semana tengo que rendir una de las últimas materias que me quedan y puede ser que esté nervioso o más sensibilizado que de costumbre. Quizás esto de Luciano,como dice él, no sean más que cosas mías. Para colmo es algo incierto que pueda rendir porque creo que habrá huelga de profesores universitarios. Por otro lado, no tenía (tengo) más ganas de estudiar. Entre lo de Luciano y mi encuentro con el pibito del 5º piso, me ocupan todo el pensamiento. 

Al final, me olvidé del tema y me puse a leer. En eso estaba cuando oí que alguien me 'chistaba' tratando de atraer mi atención. Miré para el único lado que podía haber alguien: la azotea. Y allí estaba Santiago, haciéndome el ademán del saludo con la mano y una hermosísima y enorme sonrisa en su cara. Le devolví el saludo y le dije que me esperara y fui hasta la azotea. Había estado pensando en Santiago y allí estaba. Mi deseo se hacía realidad... jeeeeeee...

En la terraza, nos saludamos con el consabido beso en la mejilla al tiempo que nos dábamos un ligero apretón de manos. Después le pregunté qué estaba haciendo. Me dijo que había ido a reconocer esa parte del edificio, donde están los tendederos individuales para la ropa. De paso, había llevado un par de camisas para colgar y luego se había puesto a recorrer la terraza. Era la primera vez que Santiago subía, así que hice de guía para que conociera la sala de máquinas del ascensor y la cisterna...

Al aire libre, Santiago se expresaba normalmente, pero en la sala de máquinas del ascensor y la cisterna, el silencio se hacía incómodo. Santiago me miraba a los ojos. No decía nada audible pero aquellos ojos 'hablaban'. En un momento dado, me dijo de regresar bajando por las escaleras hasta mi piso. Al comienzo de las escaleras se detuvo y se recostó en una de las paredes mientras me decía que el lugar era medio lúgubre.

Le dije que sí pero que era lo esperable, ya que el lugar no solo estaba inhabitado, sino que casi nadie usaba las escaleras para subir a la azotea y apenas una lamparita de poco voltaje iluminaba ese ambiente cerrado. Aprovechando que se había detenido, me acerqué hacia él hasta que nuestros cuerpos quedaron muy cerca y nuestras caras también, aunque a diferentes alturas, se desarrolló un diálogo que más o menos fue así:

Yo: te cortaste el pelo o me parece...???

Santiago: sí, me lo corté ayer, lo tenía un poco largo y me molestaba...

Y: te queda bien...

S: sí...??? gracias... Te gusta...???

Y: sí... te queda bien...

Y nos quedamos en silencio mirándonos como esperando... Después le dije algo de su incipiente barba de algunos días al tiempo que le pasaba el dorso de mi mano por la cara, acariciándole la mejilla. Santiago inclinó la cabeza y apoyó su mejilla en mi mano. Ese gesto me dio pie para acercarme más, tomarle el mentón y levantarle un poco la cara. Cuando acerqué mi boca a la suya para besarlo, las manos de Santiago se apoyaron en mi pecho y me empujaron hacia atrás...

Santiago: qué hacés...???

Yo: no... nada... quería besarte...

S: no... no quiero... 

Y: por...???

S: nunca besé en la boca a otro varón... no me gusta... eso es de gays... vos sos gay...???

Y: soy 'bi'... pero me gustan algunos varones...

S: yo no soy gay... además tengo novia...

Y: ah, disculpá, lo que pasa que pensé no sé... a mí me gustás y me pareció que yo también te gustaba... quiero decir que gustabas de mí... que sé yo... no sé, me pareció...

S: gustar me gustás, pero de manera diferente... como 'amigo'...

Y: ah, está bien... entiendo... pensé otra cosa, no sé... disculpame de nuevo, sí...??? 

S: ...

Y: me disculpás...???

S: sí, sí, sí...

Y: quedamos como 'amigos' entonces...???

S: sí... 

La verdad que fue una de las pocas veces que dí en mi vida, un paso en 'falso'. Las señales que me mandó Santiago eran inequívocas y aunque mi radar gay no me indicó nada, esas actitudes del pibito todas las veces que nos encontramos, indicaba 'otra cosa'. Cuando llegamos al 'hall' de mi casa, me abrazó tan estrechamente que nuestros sexos se tocaron. Percibí que Santiago tenía la pija erecta pero me había rechazado ese primer acercamiento del beso. Entonces...??? Cuando nos separamos me dijo:

S: ese chico con el que te veo siempre, quién es...???

Y: eeehhhh... es un 'amigo'... bah, es más que 'amigo'...

S: vive acá en tu casa...???

Y: sí... por...???

S: y tus viejos...???

Y: ellos están separados y no viven acá. Acá vivo con mis dos hermanos y el chico que siempre anda conmigo.

S: es un 'amigovio' o algo así...???

Y: es mi 'pareja'... hace poco que vivimos juntos... vos con quién vivís...???

S: yo con mis viejos y una hermana más chica... por...???

Y: no... para saber nada más...

S: qué vas a hacer ahora...???

Y: me voy a poner a leer algo para la facultad... vos...???

S: sí también... .

A pesar del rechazo a mis insinuaciones, el climax no se había enfriado. Intercambiamos nuestros números de teléfono y el skype, además de muchos 'toqueteos' (caricias, manoseos, franeleadas) púdicas pero prometedoras. Le saqué la promesa de volver a encontrarnos pronto, para seguir afianzando nuestra 'amistad'. Lo acompañé hasta el ascensor. Antes de despedirnos, me dijo que él se sentía bien estando conmigo y que le parecía que yo también experimentaba lo mismo. Que le parecía que íbamos a ser más que buenos 'amigos' pero que no quería 'apurar' nada y que se diera lo que se tuviera que dar... Ese 'doble' discurso me desorientó. O sea, él también deseaba/esperaba que nosotros fuéramos 'más que amigos' y pasara 'algo'...??? Pero él me había dicho que no era gay... Estaba 'histeriqueando'...??? La verdad que nadie me dijo que la vida iba a ser fácil, pero este pibito realmente me la está haciendo más que difícil... jeeeeeee...






lunes, 7 de marzo de 2016

Seducción





Nos veníamos 'cruzando' cada vez con más frecuencia. Pero no recuerdo cuándo fue la primera vez. Creo que para las fiestas de fin de año o por esa época. En ese momento, me llamó la atención pero no sé qué. Nuestras miradas se entrecruzaron y si bien fueron milésimas de segundos, estoy seguro que nuestras miradas fueron 'más allá' de lo que podíamos ver. No tanto la mía, sino la de él, porque yo iba caminando (y hablando no me acuerdo qué) con Luciano y no le había prestado atención.

Creo que este ´pibito' venía mirándome atentamente y en el momento de cruzarnos, nos miramos a los ojos, tan profundamente que me conmovió. Luciano no se dio cuenta porque veníamos cargando unas bolsas del supermercado y además de semejante carga pesada, se nos estaba haciendo por demás incómodo llevarlas. Ese fue la primera de muchas veces que nos encontramos de frente con este 'diosito'. Claro que en ese momento, no le di más importancia que esa: la de un 'diosito' más...

Claro que en el camino de la Vida, uno se encuentra con tantos 'diositos' (heteros y gays) que es imposible 'ratonearse' (fantasear) con cualquiera de ellos. A veces, caigo en el intento pero otras veces, no es más que un 'ratoneo' porque como ando mucho con Luciano, mis deseos no son más que eso: 'deseos'... Después nos volvimos a encontrar, casi siempre de frente, en el barrio varias veces. De ahí deduje que vivía en algún lugar cercano pero... Es tan grande y está tan habitado este barrio...!!!

Pero todas y cada una de las veces que nos vimos posteriormente, ya no solamente nuestras miradas se entrecruzaban sino también creo que nuestros pensamientos. Sus miradas siempre fueron profundas, casi intimidantes. Pero yo siempre iba con Luciano y no pasó nada más que eso: miradas. Después, ese 'pibito' se animó a más y ya no fueron miradas que se entrecruzaban con la mía sino que recorrían todo mi cuerpo de arriba a abajo y se estacionaban creo yo, en mis genitales.

Finalmente, cuando nos cruzábamos, pasó a hacerme algunos gestos con la cara: levantaba las cejas, o mordía su labio inferior. Hasta que un día se animó y en uno de esos entrecruzamientos, nos saludó con un simple 'hola'. Fue en ese momento, cuando Luciano le prestó atención. Se dio vuelta para mirarlo y le respondió con otro 'hola'. Yo haciéndome el distraído hice lo mismo. Eso me dio oportunidad para mirarlo de atrás y terminar de comprobar que era un verdadero 'diosito'...

Quizás no tan 'diosito' como los que me gustaban cuando era chico, porque los gustos van evolucionando y ahora, mi 'horizonte' se amplió bastante: ya no son exclusivamente los 'diositos' quienes me atraen, sino que se agregaron los 'semidiositos' y también algunos 'ángeles', que sin llegar a ser semidiositos o diositos, tienen ese no se qué, que me gusta y me excitan terriblemente. También hago algunas excepciones entre los 'normales' pero por ahora son los menos... jeeeeee...

Este pibito estaría ubicado en la categoría media entre un 'angelito' y un 'semidiosito'. Tiene todas las características que me gustan de los 'pibitos' y aunque no le puedo calcular la edad (soy muy malo en calcular edades) supongo que debe estar entre los 18 de Luciano y los 22 del Tato, porque físicamente tiene características de uno y de otro. Lo afea (al menos para mí) un bigotito ralo y una barbita incipiente, que deja que le crezca en la cara y creo que la usa para tapar el 'acné' que tiene.

Ese pelo en la cara lo hace parecer de más edad pero sin ella, me parece que es un 'pendex' no más grande que Luciano, que también anda ahora, en esa moda de dejarse crecer la barba, con lo poco que me gusta pero no le puedo decir nada porque enseguida se enoja acusándome que yo quiero controlarlo y que él ya tiene padres que lo 'jodían' (molestaban) en no dejarlo vivir como él quería y todo eso. Así que para evitar problemas, no le dijo más nada y aplico eso de 'vivir y dejar vivir'.

En fin. Dejo el tema 'acné' y 'bigote/barba' para tratarlo en otro momento y sigo contando lo que me pasó con este 'pibito'. Después de mucho tiempo sin verlo coincidimos una vez que fuimos a un bar cercano a casa. Él estaba con un grupo de amigos/as y yo con Luciano y los 'pollitos'. Y aunque nosotros llegamos después y ellos no estaban tan cerca nuestro, nuestras miradas se buscaron y se encontraron muchas veces, entablando el idioma mudo de las miradas.

En un momento dado, le hice una seña con la cabeza y me fui para el baño, esperando que el 'pibito' me siguiera y nos encontráramos en los sanitarios pero por mucho que esperé e hice tiempo, el 'pibito' no apareció. Cuando volví a mi mesa, el 'pibito' me hizo un gesto con la lengua, casi imperceptible, pasándosela por los labios y diciéndome de esa manera que 'la pileta tenía agua' pero era evidente que no se animaba a tomar ningún tipo de iniciativa. Luego ya no lo volví a ver hasta la semana pasada.

Yo había llevado a Luciano a trabajar y de ahí había ido a la facultad a sacar fotocopias. Estuve un rato boludeando por ahí y después me volví a casa. En eso estaba, cuando entré al ascensor, presioné el piso de mi casa y antes que la puerta automática del ascensor se cerrara, una mano se interpuso y se volvió a abrir inmediatamente. Y sin esperarlo y como salido de la nada, porque yo había entrado al edificio solo, apareció el 'pibito' tan impensada como inesperadamente.

La verdad que fue un momento sorpresivo para los dos. Encerrados en esa caja metálica de 2 m2 no atinamos más que a un simple 'hola'. Yo ya había marcado el piso de mi casa así que el ascensor subió lentamente hasta el 10º piso primero. Superado ese primer momento, entablé una conversación, para saber algo más de él y que él conociera más de mí. Apenas habíamos cambiado alguna información (se llama Santiago, tiene 20 años y vive en el 5º piso de mi edificio). Cuando llegamos a mi piso le dije que sino estaba apurado, me gustaría seguir hablando con él y si quería entrar a mi casa, asegurándole que no había nadie pero contrariamente a lo que yo pensaba/quería, me dijo que no, que tenía 'cosas' para hacer y que lo dejáramos para otro día. Así que salí del ascensor, más caliente que 'novios en luna de miel' y me despedí de él, comprometiéndonos a encontrarnos en otro momento para seguir 'hablando' y poder hacernos 'amigos'... jeeeeeee...





martes, 1 de marzo de 2016

Marica




Días pasados, Luciano, boludeando por 'youtube', encontró este video que nos gustó y que nos hizo averiguar más cosas, de la vida (y muerte por fusilamiento) de Federico García Lorca (poeta y prosista español, 1898-1936). Y como también encontramos el texto, acá se los comparto. Espero que les guste, tanto como nos gustó a nosotros. El texto se refiere a los últimos minutos de vida de García Lorca. Obviamente es un texto de ficción. Al final, les dejo el enlace.


Federico
Me hubiese gustado morir entre manos más amenas.
escuchando sevillanas o un verso de Rafael Alberti.
cantando por bulerías o extasiado ante el dolor
de ver el color de Goya fusilándome a mi suerte.
Me hubiese gustado cerrar los ojos que hay en mi mente
con imágenes de amigos y con sonidos de fuentes,
que los moros me tejieran y que ya las tengo ausentes.
No podría dar yo más, pues estoy por dar mi muerte.
mas la daría otra vez para enterrar yo a mi madre
y evitarle soportar el enterrar a su vientre.
No pensé morir así, tan desprolijo y sin gente.
Tan solitario en mi adiós estando en mentes presente.
¡Qué dolor le ha de causar a mis amigos
el ignorar de qué forma Federico cayó inerte!
¿Cómo murió?¿Pasó frio?
¿Dañaron sus manos blancas
o lo mataron dormido?
¿Lo violaron?
¿O murió como un torero
de esos, que él amó tanto
clavado por banderillas
con un estoque en su frente?
¡Qué risa causan preguntas
que nadie ha de contestarse!
Si te preguntan, tú calla,
no digas que me has matado.
Guarda el secreto en el alma
y el sitio donde lo has hecho
se pierda con su rocío.
Ya sé que no has de llorarme,
pero quién sabe, tal vez,
un día tu has de cumplir tu deseo… y leerme,
y podrás decirte a ti,
con un orgullo indecente:
“¡Hijo puta! a este tío lo maté
y no me nombra en su muerte”.
Y si por casualidad un día por aquí pasas
yo no te pido... ¡detente!
simplemente mira allí donde estaré, enterrado indiferente,
y piensa que alguna vez tu correrás esa suerte.

Asesino
Es tarde y ya tengo frío.

Federico
Yo también. ¿Será esto frío
o la ilusión de perderte?

Asesino
No te entiendo y son palabras
que me suenan maricuelas.
Dicen mis generales, y dice Queipo de Llano,
que eres marica,
y yo acato lo dicho por generales
y sobre todo, lo dicho por Queipo de Llano.
Palabras de un marica, que no se si son palabras.
En poco rato tendrá
España un maricón menos.
¿Quieres lo ojos tapados?

Federico
Prefiero estar presente.

Asesino
Para que veas que soy un falangista decente,
ante este pelotón, del cual soldado soy yo
además de capitán, te doy a ti la ocasión
de hablar antes que llegue tu muerte.

Federico
¿Me la das?

Asesino
Hazte con ella.

Federico
¿Serías tal vez capaz
de guardar lo que yo diga en tu mente?

Asesino
Pierdes tiempo.
Va a aclarar, y a las dos tengo un almuerzo
con gente que es muy decente. 
¡Habla o te perforo de adentro! ¡Habla marica! Marica… habla. ¡Habla marica!


Federico
Batallón de mariquillas de soldados que han venido
a mariquillearme con cien maricas plomizos
de pólvoras los maricas, y de maricas sus tiros.
Maricas que han mancillado
las falanges de Alejandro
usándolas como símbolo
sin saber que era un marica.
y matan como maricas
al amor por pervertido,
y ciegan los ojos niños
y así no verán maricas.
Maricas que me marican
por mariquear fantasías
que tildan de mariconas
por no encontrarles sentido.
Pelotones mariquitas
que destrozan... ¡maricones!
el corazón de este hombre
con dignidad de marica.
¡Tiren al centro marica
que dio a luz obras maricas
y traten de que al hacerlo
me olvide un mundo marica.
Acribillen mis genitales
que a maricas endulzaron
y al hacerlo que me exploten
como frutillas... maricas.
Que mi sangre reproduzca
en este suelo marica
flores de colores nuevos
que las verán mis maricas.
Marica quien me ha aplaudido
marica quien me ha leído
marica quien ha luchado
contra las hordas maricas
que bárbaramente rompen
la belleza de un marica.
Marica el Dante y su mundo
y Calderón... un marica
que escribió que “todo es sueño”
y un sueño es acto marica.
Maricas los enfermeros
por sanar lepras maricas.
Galileo, el más marica,
por pretender ver redondo
un mundo cuadrangulado
por cuadrángulos maricas.
Marica el médico a palos
y marica su escribano,
¡marica penicilina
que solo curas maricas!
Marica don Juan Tenorio
por amar él lo prohibido.
y Beethoven ¡gran marica!
que junto a Manuel de Falla
se atrevieran a dar sones
que por serlo son maricas.
Marica el crucificado
por redimir mariquitas.
marica, madre, ¡marica!
por haberme tu parido.
Marica también mi padre
por tener semen marica
y maricas mis ancestros
por engendrarnos maricas.
Y así... sumando ... maricas...
veremos que en cada tumba
de humanidades maricas
solo yacen esqueletos...
esqueletos de maricas.



Se escucha un tiro...



Pd: En el enlace siguiente podés ver al autor interpretando él mismo este poema: https://youtu.be/vQwDiEqsyss