martes, 31 de mayo de 2016

Salida del closet (fin del blog?)





Hoy es mi cumpleaños y debía ser un día de júbilo pero no es nada de eso. Todo lo contrario. El festejo ni siquiera es tal. El miedo/temor reemplazó a la alegría y ese va a ser mi sentimiento por no sé cuanto tiempo. Hace dos días, exactamente, me hicieron salir del clóset de una manera totalmente violenta, impensada, no planificada ni nada. Todo pasó tan rápido, tan de pronto que no tuve capacidad de reacción y hoy, a mis 25 años, siento que hasta acá llegué y que estoy tocando 'fondo'.

De pronto, todo mi mundo y el resto del mundo se desmorona y se me derrumba y no sé que hacer para salir incólume. Y si bien hasta ahora, no pasó nada, puede llegar a pasar, mucho y grave. Hice una 'apuesta' fuerte. Le puse todas mis 'fichas' a la habilidad de Luciano y un diálogo esclarecedor que va a tener hoy con la madre. Hasta ahora, 'la sangre no llegó al río'. Dicen que nunca llega, pero, yo tengo mis dudas. Para que entiendan todo, cuento desde el comienzo.

Desde que trabajo en el gabinete psico-pedagógico del colegio, mi ritmo de vida se fue acelerando tanto, que prácticamente ya no me queda el tiempo libre de antes. Y el poco tiempo libre que tengo, se lo dedico a Luciano, a la facultad o a dormir, porque también, es algo nuevo que estoy experimentando: mi cansancio. Llego a casa tipo 18 casi al mismo tiempo que Luciano. Merendamos juntos, nos duchamos, a veces voy a la facu, otras veces, cocinamos, cenamos y nos vamos a la cama.

A veces, rompemos la rutina, porque ahora que estamos más desahogados económicamente, nos gusta salir más a mirar vidrieras, comprar ropa o cosas necesarias para la casa, cenar afuera y cosas por el estilo. Todavía tenemos que aprender a disfrutar más de los fines de semana. Luciano es re 'casero' (le gusta permanecer en casa) por demás. Y yo que soy como dice mi vieja, más 'pata de perro' (salidor) como lo tengo a Luciano en casa, no me da por salir y me quedo disfrutándolo.

Todo fue así, hasta el desayuno de antes de ayer, domingo, día que eligió Luciano, para salir del clóset al menos con su mamá y su hermanito. Y lo hizo, sin consultarme ni avisarme nada. Y esta decisión, realmente no sé a que obedeció pero lo sospecho y tengo mi teoría. Este tema, lo veníamos hablando y viendo cuándo, dónde y con quién era preferible afrontarlo. Sabíamos, que en algún momento, íbamos a tener que hacerlo, pero lo dejábamos pasar, pensando en una mejor oportunidad.

Porque nuestra salida del clóset, no sería sólo 'nuestra' sino que también iba a incidir en la vida de todos o la de casi todos nuestros amigos (léase 'diositos', 'pollitos' y 'pollitos BB'). Supuse (supongo) que la aparición casi intempestiva del Sebi en mi vida, después de la separación con la novia y por el tema 'Tomi', haya hecho que Luciano sintiera que nuestra relación se había vuelto 'frágil' y para evitar una posible ruptura hizo lo que hizo y se vio presionado a tomar la decisión que tomó. Pienso...

Con Luciano, habíamos acordado ir a la casa de la madre y almorzar juntos los 'ñoquis del 29' (costumbre gastronómica que desconozco el origen pero muy extendida y popular acá). Él se fue el sábado a la noche a dormir a la casa porque los demás diositos y yo habíamos decidido ir a cenar afuera para despedir a Caio, como realmente se lo merecía. Y como a Luciano no le gusta relacionarse con los 'diositos' más grandes, decidió no participar y en cambio, ir a ver a la madre.

Cuando llegué a mi casa, el domingo, ya estaba amaneciendo. Así que me acosté para dormir un rato y después fui para la casa de Luciano, totalmente ignorante de todo lo que había pasado en el desayuno de ese mismo día. Apenas entré, una tormenta verbal se desencadenó sobre mí. Sólo atiné a escuchar las recriminaciones que la madre de Luciano me hacía, ante el silencio impertérrito de Luciano. Intenté vanamente defenderme del ataque hasta que decidí hacer silencio.

Creo que Luciano jamás se imaginó esa reacción en la madre. La madre nunca le había dicho nada sobre lo 'nuestro' pero seguramente supuso que algo más que amistad entre nosotros había, claro que no le constaba. Además, del dicho al hecho hay un largo trecho. Como decía, apenas entré, la madre de Luciano pasó del enojo hasta la ira descontrolada. Me hizo mil reproches, por mi relación de 'pareja' con Luciano e incluso, amenazó con denunciarme por corrupción de menores y todo eso.

La 'mina' (mujer) estaba 'sacada'. Casi que le ordenó a Luciano que se quedara en la casa y que ella iría, no sé con quién más, al día siguiente a buscar toda su ropa a mi casa. Mientras que yo, iba a pagar toda mi 'perversión' y que ella iba a hacer que me 'pudriera' en la cárcel, mientras seguía gritándome cosas muy 'fuleras' (feas). Y Luciano, reaccionó al fin y le gritó a la madre, llorando, que él me amaba y que iba a seguir viviendo conmigo como hasta ahora, le gustara a ella o no.

Pero esa declaración, si fue una estrategia, le falló, porque lejos de amedrentarse, la madre reaccionó como si hubieran echado combustible al fuego. Para qué le dijo eso! La madre le arrojó todos los adornos que encontró cerca mientras le repetía una y otra vez que ella no había tenido un hijo para que se fuera con un 'puto' (yo) y que antes de verlo conmigo, prefería verlo muerto y que eligiera entre ser 'normal' y quedarse con ella o irse a vivir con un 'puto' (yo) y perderla para siempre.

Las recriminaciones fueron aumentando en intensidad y profundidad. Intenté hablar y poner 'paños fríos' para que la madre de Luciano se calmara y tratara de comprender la situación y comprendernos, pero la 'jugada' me salió mal. La madre de Luciano, totalmente fuera de sí, me echó de la casa y le volvió a repetir a Luciano, la opción de irse con el 'puto' (yo) y perderla para siempre o quedarse en la casa, con ella, que juntos iban a encontrar a alguien para que lo 'ayudara' (¿?)

Luciano, como única respuesta, se puso a llorar como una 'magdalena' y la madre, al ver el llanto del hijo, redobló sus esfuerzos para hacerlo entrar en razones, pero lejos de ello, como son tal para cual, Luciano me agarró de una mano y me arrastró hacia afuera. Lo último que escuché fueron los gritos de la madre, diciéndole que si se iba no pensara en volver, que para ella no era más su hijo y un sinfín de boludeces más. También siguió amenazándome que me iba a denunciar a la policía y todo eso.

Luciano no se calmó ni cuando estuvimos dentro del auto. Ahí pasó del llanto total a un verdadero ataque de nervios que no sabía como controlar. Y aunque lo tenía abrazado fuertemente, sentía que todo sus músculos estaban crispados y tensos. Así estuvimos un largo rato: Luciano seguía llorando y yo, mientras trataba de calmarlo, pensaba como iba a seguir todo eso. Mi salida del 'closet' no solamente había sido violenta, sino que impensada, olvidable y con negros presagios. 

Pensé en el quilombo que iban a tener los 'diositos', los 'pollitos' y los 'pollitos BB' por mi culpa y que iban a caer como las fichas del dominó cuando están acomodadas para ir cayendo una detrás de la otra, en cuanto cae la primera. Y la primera, Luciano, ya había caído. Era cuestión de tiempo, para que comenzara a arrastrar al resto en una reacción en cadena. Y 'sin querer queriendo' como dice el Chavo del 8, Luciano salió del clóset, me había hecho salir a mí e indirectamente sacó a los demás.

Qué hacer? La amenaza de la madre de Luciano con hacer una denuncia policial en mi contra no me dejaba pensar con claridad. Si la hacía (hasta ahora, no pasó nada) yo estaría en el 'horno'. Porque por más que quisiera no iba a poder eludir la acusación de coger/follar 'pibitos' y me iba a tener que 'comer' unos buenos años de 'cana' (cárcel). Porque no tenía defensa. Con que sólo se supiera que había tenido sexo con los 'pollitos', ya era suficiente para ser considerado culpable y condenado.

Incluso, si me relacionaban con los 'diositos' el resultado era casi el mismo, porque con muchos de ellos, tuve sexo cuando eran menores de edad. En fin. Cuando llegamos a casa, tanto Luciano como yo, estábamos algo más calmados, pero llenos de expectativas, interrogantes y malos presagios. Si la madre de Luciano, aunque no hiciera su denuncia policial, le decía algo a la madre del 'pollito', todo se venía abajo igual. Sólo era cuestión de tiempo y las denuncias lloverían en mi contra.

Y aunque yo dijera que nunca había hecho nada con los 'pollitos BB', el hecho de tener sexo con el 'pollito' en su momento y con Carlitos ahora, me hacía temer por las consecuencias que me acarrearía eso. Mientras tanto, pensaba que todo ese 'bolonki' había sido por Luciano pero también creía que no tenía sentido recriminarle nada. En ese momento pensé (y lo sigo pensando), que Luciano, actuó así porque vio el peligro que corría nuestra pareja ante la nueva intromisión del Sebi en mi vida. En fin.

Ya regresados en casa y mientras ambos estábamos enfrascados en nuestros propios pensamientos, Luciano me preguntó que íbamos a hacer. La verdad que no supe qué contestarle. Creo que era la primera vez que no sabía qué pensar ni qué hacer. Le contesté que no sabía qué pero que algo teníamos que hacer pero qué cosa, no lo sabía. Nos sentamos en el sofá. Abracé a Luciano que dejó que lo llevara hacia mi pecho. Ya había dejado de llorar y aceptó mis besos y mis caricias.

Después, más calmados, Luciano me pidió 'perdón'. Le dije que yo no tenía nada que perdonarle porque no había hecho nada malo. Simplemente, su confesión, su 'salida del closet' frente a su mamá y su hermano, e indirectamente al mundo, no había sido otra cosa que la demostración del amor que me tiene y que siente por mí. Y que si la madre me denunciaba, yo sabía que no tenía defensa y que tendría que afrontar lo peor. Otra no me quedaba.

O quizás sí, como la idea que se le ocurrió a Luciano, de hablar con la madre y plantearle que si me denunciaba, me iba a hacer mucho daño como ella realmente quería, pero no solamente a mí, sino también a él, a los 'pollitos', a los 'pollitos BB' y a los 'diositos'. Claro que es una jugada arriesgada pero qué otra cosa podíamos hacer? Ayer mismo, Luciano habló por teléfono con la madre y le rogó que no hiciera nada de lo que había dicho sin antes hablar con él y escuchar todo lo que tenía que decirle. Después, que hiciera lo que ella quisiera. Quedaron en encontrarse hoy a la tarde, para 'hablar'. No sé que puede pasar, aunque tengo esperanzas de que Luciano logre que 'la sangre no llegue al río'. Y, si no tiene éxito, 'y la sangre sí llega al río', no habrá nuevas entradas en este blog, será su fin y también el mío, porque seguramente, me voy a estar pudriendo en la cárcel y haciendo o siendo la 'mujer' de vaya a saber cuántos delincuentes o criminales. En fin. Nos reencontraremos, entonces, en unos días o en unos años. Mi destino, del que yo siempre me jacté de ser su arquitecto, tiene la última palabra. Besos!




Pd. No quiero olvidarme de desearle un muy feliz cumpleaños a mi querido y nunca olvidado INSTINTO, amigo virtual que me dio la Vida. Le deseo a él y a otros varios amigos que sé que me leen (o me leían) y concuerdan sus cumpleaños con el mío, que tengan hoy un excelente día, una fantástica vida y que la disfruten siempre, lo mejor que puedan. Recuerden que la vida es una sola y aunque difícil, bien vale la pena vivirla a full. Besos a todos y muchas felicidades!






jueves, 26 de mayo de 2016

Desgranamiento





Tendría que haberlo adivinado o intuido, pero esta vez, me falló la 'intuición' o esa 'capacidad' de la que hablé en el post anterior a este. La invitación extra oficial me llegó el lunes, por medio de un 'wsp' (mensaje de whatsapp). Me lo enviaba Caio y como en ese momento estaba ocupado con un chico en el gabinete, no lo leí hasta casi el mediodía. Al mediodía, me habló la madre de Caio, por el mismo motivo: invitarme a un asado que hacían el martes 24 a la noche, vísperas de feriado.

No sería una cena entre amigos como yo supuse al principio, ya que la cena, si bien, era 'asado' (carne, vísceras y embutidos a las brasas), menú bastante informal y típico para una cena o una fiesta entre amigos, no se hacía en la casa de Caio sino en un salón de fiestas. Ahí comenzaron mis sospechas. Por qué un salón de fiestas y no directamente en la casa de Caio que es grande y cómoda y puede cobijar a muchísima gente como lo comprobamos todas las veces que fui por algún festejo?

Como sé que a Luciano todavía la cuesta relacionarse libremente con los demás 'diositos', le pregunté si quería ir al asado de Caio y como me lo imaginaba me dijo que no. Que iba a aprovechar para ir a cenar con la madre y el hermano y se quedaba a dormir en la casa. Y que al día siguiente, 25 de mayo, fiesta patria, si yo quería, podríamos juntarnos todos para almorzar en su casa. Mucho no le insistí para que viniera a la casa de Caio porque lo conozco, así que quedamos así.

Yo iba a ir al otro día, a su casa, a compartir el almuerzo con la madre y el hermano. Lo que pasó allí es tema de otro post que voy a contar otro día. Sigo con el asunto 'Caio'. El hecho fue que quedé con el Sebi, el Matius, el Gasti y el Tomi para ir juntos y usar un solo auto. El Gasti se comprometió a no beber alcohol así que él sería el encargado de conducir, porque los demás, afectos a la 'caipirinha' y a la 'caipiroska' y a otros alcoholes, casi seguro que íbamos a perder la conciencia... jeeeeee...

El resto de los 'diositos' llegó casi al mismo tiempo que nosotros. En la entrada habían puesto las banderas de Brasil y de Argentina. Y adentro un cartel que cruzaba todo el salón que decía 'Chau Argentina - Hola Brasil'. Ahí fue cuando tuve el primer presentimiento y un escalofrío me recorrió toda la espalda. La primera idea que se me vino a la mente, era que eso era una despedida. Quizás al padre de Caio que es un ejecutivo de la Chevrolet Brasil lo trasladaban de nuevo.

Acá las cosas no andan bien y la crisis no solamente es política sino también económica, social, cultural, moral y afecta a todos porque nos transversaliza como sociedad. Y Brasil, el socio más importante que tenemos en el MerCoSur también tiene flores de quilombos en todo sentido. Y el tema automotor es uno de los peores. Chevrolet Brasil tiene la planta automotriz en un pueblito cerca de Rosario pero la producción está practicamente detenida y capaz que...

En eso estaba (estábamos) pensando cuando apareció Caio que vino a recibirnos con cara de haber ganado la lotería. Más allá estaban los padres, Thiago, los gemelos y el más chiquito, todos exultantes. Qué cuernos estaba pasando? La incertidumbre duró poco. Caio nos dijo que habían traslado al padre de nuevo a Brasil y que se volvían 'todos'... Yo escuché ese 'todos' y dejó de girar el mundo para mí y todo se detuvo. Cómo 'todos'? 'Todos' quiénes? Quiénes son 'todos'?

Mientras tanto, el parloteo de la gente seguía y las aclaraciones de Caio continuaban. Sí, se iban 'todos': la familia completa. Caio incluido. Primer golpe noqueador. Todos se alegraron. Yo traté, pero no pude. Era el único que lamentaba perder a Caio? Porque perder a Caio, era como perder al Gasti o al Matius. Nunca había pensado en eso. Todos los felicitaban y se mostraban alegres. Yo no podía alegrarme de perder a Caio. Y eso que nunca pasó de ser un muy buen 'amigo con derechos'...

Después vinieron los detalles. La partida era inmediata. Primero se irían los padres con los gemelos y el más chico. Se quedarían Caio y Thiago para finiquitar todo. En un momento, a los postres, logré salir un rato al parque del lugar. Caio me vio y vino a mi encuentro. Me abrazó y yo no pude aguantar las lágrimas. Me puse a llorar como un pelotudo. Desde que re apareció en mi vida, el 'hermano' Reinaldo estoy muy sensibilizado. Caio tampoco pudo ocultar la emoción. En fin...

Nos sentamos en un banco del jardín y nos dijimos cosas muy lindas, de lo que sentíamos, de lo que sentimos cuando apenas nos conocimos y de todo lo que vivimos juntos. Recordamos muchas cosas y boludamente, nos besamos como si fuéramos 'novios'. Caio me pidió disculpas y se fue rápidamente. Yo me quedé lagrimeando, tratando de recomponerme. Un 'diosito' más que perdía. El Rata primero, Pablito, el Nico, Juani, el Yani, Tomi recientemente y ahora Caio. Quién sería el próximo?

Thiago me vio en el jardín y vino a mi encuentro. La verdad que si Thiago era lindo cuando era más chico, ahora está hermoso. Me abrazó, me dio las 'gracias' y me dijo que siempre me había considerado su mejor amigo. Y ahora me lo dice? Las pajas que le habré dedicado! Con las 'ganas' que le tuve (y le tengo)? Me dijo que ya sabía lo 'mío'. Otro golpe de knock out. Que se lo había confesado Caio, de él y de mí, una vez, en una confesión íntima entre hermanos. 

No supe qué decirle. Me agradeció mi ubicuidad, mi discreción, mi reserva y mi respeto hacia él a pesar de que él sabía todo lo que yo sentía y experimentaba por él. Cuántos golpes en una sola noche! Por favor! Le dije mi verdad: que siempre me había gustado pero decidí no 'avanzar' sobre él porque sabía de su heterosexualidad y porque no tenía sentido, perder su amistad por una calentura mía. Nos volvimos a abrazar y regresamos, abrazados al salón comedor. 

Después vino la música y el baile. Volví a hablar con Caio. Le dije de re encontrarnos la noche del 3 de junio, día que con el resto de los 'diositos', festejaríamos mi cumpleaños 25. Allí vino el último golpe que terminó de ponerme knock out. Ni él ni Thiago estarían en ese momento en Argentina. Tenían un vuelo a la mañana temprano de ese día a Buenos Aires y de allí, hacían trasbordo para seguir hacia Río de Janeiro. O sea, todavía no llegó mi primer cuarto de siglo, y de a poco, nos vamos 'desgranando'. Y este desgranamiento me provoca una gran infelicidad... Será como dice la premisa de vida número 13: 'sólo nosotros somos los responsables de nuestra felicidad (o en este caso, infelicidad)... Y bueno, voy a tener que hacer algo para revertir este feo momento, aunque sé positivamente, que ya nada será igual... Besos!





jueves, 19 de mayo de 2016

Premonición





Desde siempre me jacté de mi 'radar-gay'. Aunque todavía no sé como funciona, a mí me sirve, porque en el 100% de los casos, resultó tan efectivo como eficaz. Lo siento a nivel de la pija, en cuanto veo a otro chico gay. En cambio, si es un hombre o un tipo 'grande' (léase 'maduritos' o más que 'maduritos'), la sensación ya no la tengo en la entrepierna, sino en el cerebro, que me indica que si al tipo no le gusta la 'galletita' (pija) por lo menos, rasguña la ´lata' (acaricia la bragueta del dueño).

Esta 'capacidad' (no sé que otro nombre ponerle) la heredé de mi vieja, que hace 'premoniciones' mucho más importantes y profundas que determinar si a un chico/hombre le gusta o no la pija. Ella intuye, no sé de que manera, las cosas que van a pasar... y pasan...!!! A veces yo creía que era simple deducción y lógica, pero me doy cuenta, que muchas veces es imposible deducir algo que pasó y que tiene menos lógica, que yo me case con una 'mina'... jaaaaaaa...

Y días pasados, pude poner en práctica este 'don', ya no desde el punto de vista sexual sino desde el punto de vista 'humano'. Fue con el Sebi, cosa que yo, ya lo veía venir, hacia donde apuntaban todos sus 'cañones' y que estrategias iba a usar. Claro que en este caso no fue ni un 'don', ni una 'capacidad' ni tampoco un 'arte'. Creo que fue una consecuencia de un montón de recuerdos y de situaciones del Sebi y que desembocaron en lo que justamente desembocó.

Creo que el hecho que el Sebi se haya distanciado de la novia y de los recuerdos que le afloraron, cuando yo le hablé del 'hermano' Reinaldo hizo el resto. Supongo que debe haber revivido todos los momentos, feos e ingratos, que pasamos pero que también, le activé los buenos y gratos momentos que pasamos siendo 'pareja'. Y debe haber sopesado, su infancia, su adolescencia y su juventud y terminaron ganando, sus recuerdos adolescentes, donde fuimos una real y feliz pareja gay.

Después vino todo lo demás pero esos cuatro años que vivimos siendo pareja y teniendo sexo gay hizo de nosotros, las personas que somos ahora, aún con las virtudes y los defectos que tenemos. Y viendo todo esto, supuse que el Sebi, quería que tuviéramos un momento 'íntimo' para plantearme la posibilidad de 'volver'. Es decir, a intentar nuevamente, formar una pareja, ahora que los dos crecimos, estamos más grandes, más maduros y la tenemos también más clara...

Así que después de disfrutarnos hasta el éxtasis durante muchas horas y haciendo y repitiendo momentos que ya habíamos experimentado infinidad de veces cuando éramos más chicos, el Sebi, me dijo así nomás, sin anestesia ni nada, sin prepararse ni dar rodeos, que a él le gustaría que volviéramos a ser pareja y que lo intentáramos de nuevo. Y al mismo tiempo, detalló miles de razones que apoyaban esa decisión que de concretarse, no nos esperaba otra cosa que el éxito.

La verdad, que aunque yo sabía o mejor dicho 'intuía' su pensamiento, el planteo tan directo y crudo, me sorprendió y no supe ni reaccionar ni contestar. Me quedé callado, como sopesando todo lo que me había dicho. Miles de situaciones, momentos y hechos pasaron rápidamente y se agolparon en mi mente. Soy consciente que con el Sebi fui un tipo feliz. Pero, también soy consciente, que Luciano también me brinda felicidad, quizás no igual pero sí diferente. Y aunque no decidí ni contesté nada en el momento, porque el Sebi sabe que soy pareja de Luciano y que trato de serle fiel, ese planteamiento, esa idea del Sebi, no solamente me gusta sino que también me seduce. Los dos, tanto el Sebi como Luciano, son 'bi' y los dos, me dieron verdaderas muestras de su amor para conmigo. Sentimiento que les devolví y que ellos a su manera, engrandecieron y profundizaron. Los dos, al igual que yo, arrastran dudas y temores. Los dos tienen una historia de abandono paternal que seguramente influyó en ellos. Los dos me 'pueden' y saben eso y lo explotan más que bien, pero no solamente para ellos, sino también para la pareja que formamos.Sé que los dos me aman y yo amo a los dos. Con los dos sé que soy y seré feliz. Los dos, a su manera, aceptan mi 'poliamoría'. Los dos son parecidos y diferentes. Y realmente no sé que hacer. Uno es el pasado que se proyecta hacia el futuro. El otro, hace lo mismo, pero desde el presente. Mientras tanto, 'yo deshojo las margaritas'...Y hoy más que nunca rebotan en mi mente las palabras de mi viejo: 'nadie te dijo que la vida era fácil'...






viernes, 13 de mayo de 2016

Vida difícil





La verdad que ya me había olvidado lo que se sentía cantar 'Aurora' (la canción patria con la que se iza la bandera a la mañana) o cantar las estrofas del himno argentino, soportando estoicamente el viento helado que sopla del sur. Aunque esta vez, lo hago del otro lado de la 'formación'. Del lado de los 'docentes'. Haciéndome el serio y mirando por sobre la cabeza de la mayoría de los 'pendejitos' que no me conocen. Para empezar, voy a trabajar con el sector de 'primaria' (de 6 a 12 años).

El año que viene, cuando me reciba de psicólogo, voy a trabajar en los dos 'niveles' (primario y secundario). El sueldo va a ser mucho mejor aunque la dedicación va a ser 'full time'. Este trabajo, me va a sacar la posibilidad de hacer 'consultorio' particular como era mi idea al principio. Pero, bueno, supongo que en el 'gabinete' del colegio también me voy a encontrar con problemáticas más que interesantes, especialmente en adolescentes, que eran quienes quería atender en un principio...

Durante este corto tiempo en el colegio, me voy dando cuenta que nuestra sociedad es un quilombo. Desde que estoy, ya tuve una reunión de personal, pasé por los 'salones' (aulas) y participé de un par de reuniones de padres, para decir, específicamente de que se trataba el 'gabinete psicopedagógico'. También tuve entrevistas con algunos de los 'pibitos/as' más grandes, de 5º, 6º y 7º (10, 11 y 12 años) que tienen algunos problemas de aprendizaje y también psicológicos, aunque no reciben tratamiento.

Muchos de ellos, sabiendo de que yo estoy ahí, vienen al 'gabinete' durante los recreos o cuando tienen horas libres, simplemente a hablar. La mayoría de las veces estoy ocupado. Pero ellos se quedan, a esperar. Me gusta hablar con ellos. Necesitan de un oído, de atención, de afecto. Algunos de ellos, son verdaderos 'diositos', otro no. También vienen algunos del 'secundario'. Son más grandes, pero todos menores de 18 años, hermanos de chicos del nivel primario. 

También carecen de atención y afecto aunque se nota que les sobra dinero por todos lados. Generalmente, lo hacen en el recreo largo o después del almuerzo los que se quedan a 'contra-turno'. Esta semana me pasó algo digno de contar y que seguramente, me lleva a darle y mirar todas las cosas, desde otra 'perspectiva'. Desde el principio siempre almorcé solo en la 'sala de profesores', un sandwich y una Coca-Cola, pero el hecho de almorzar solo no me molestaba para nada.

Siempre había estado en ese lugar, en calidad de alumno y ahora hacerlo como 'docente', todo adquiría una notoriedad diferente. Me gustaban los olores que se mezclaban allí: el de café, humo de cigarrillo, perfume de mujer (la mayoría de los docentes son mujeres), papeles, tinta, tiza y miles de aromas más que se entremezclan y me hacen recordar mis tiempos de alumno. Claro que después aparecen indefectiblemente otros recuerdos no tan gratos y todo se difumina.

La semana pasada, una maestra que pasaba por el 'salón de profesores', me vio comiendo solo y me preguntó por qué estaba almorzando solo y no iba al comedor con los los docentes que se quedaban al turno de la tarde. Además, la comida era gratis para nosotros. Así que a partir de ese día, almuerzo gratis en el comedor del colegio. Me senté en diferentes mesas donde fui invitado por maestras que fueron mías cuando era más chico. También en la de algunos profesores del secundario. 

Mis ocasionales compañeros de mesa siempre fueron muy amables conmigo, casi por demás. La mayoría me conoce de cuando fui alumno y casi permanentemente me recuerdan gratos sucesos de ese tiempo. La comida es rica, abundante (entrada, plato principal y postre) y variada. Encima es gratis. Puedo pedir más...??? Y sí, siempre se puede... Puedo mirar 'diositos' como a mí me gusta y me gustan. Mirarlos casi descaradamente, en forma abierta y sin escrúpulos... jeeeeee...

La disciplina en el lugar la cuidan 2 jóvenes preceptores también ex-alumnos y algunos 'auxiliares' que son alumnos del último año. Realmente es una auténtica sinfonía visual y eso que estamos casi en invierno, donde la temperatura es baja y la mayoría viste mucha ropa. Al finalizar, quedan algunos minutos para hacer 'sobremesa' que en realidad se hace en el patio, al sol. En ese lugar ya pude departir con varios de ellos que me buscaron con diferentes intenciones, todas 'sanctas'.

Uno de esos días en que yo estaba por entrar al comedor, me avisaron de la 'portería' que me estaban buscando: el Sebi...!!! La verdad, que no me la esperaba, pero la sorpresa fue genial. Lo primero que pensé fue en el Tomi, pero el Tomi ya está bien y aunque todavía sigue en casa, ya se puede decir que sino está curado, le falta poco. Incluso creo que se dejó medir, un par de veces al menos, la temperatura rectal y la bucal también, con el Tato, así que si eso no es estar bien... jeeeeeee...

Así que la presencia del Sebi me sorprendió gratamente. Esa vez no fui al comedor y nos quedamos directamente en la 'cantina' (bar) del colegio. Y aunque le pregunté el motivo de su visita, ya me la veía venir. El Sebi se siente muy solo desde que se distanció de la 'minita' que tenía como 'novia' y para colmo ahora, está 'confundido'. Y el autor de esa confusión vengo a ser yo, quien en las últimas semanas, reavivó el fuego de la pasión que ardía entre nosotros pero que se había apagado.

Y como dice mi vieja, que yo soy un 'catalizador de problemas', porque cuando no los tengo (a los problemas) me los busco, ahora aparece el Sebi para meterme 'palos en la rueda'. Me recordó que él tenía las tardes libres y que yo si quería, podíamos juntarnos hoy, en la casa y terminar de una vez por todas, lo que tantas veces empezamos en los últimos tiempos y siempre por culpa de la vieja no pudimos terminar. Además, la vieja estaba 'de guardia' y no nos iba a molestar.

La verdad que la idea me gustó. El Sebi me puede. A veces me acuerdo del día que me dijo que yo era 'su caballo de la llanura'. Él me había atado una soga al cuello, bien floja, que me daba la sensación de libertad para que yo anduviera por donde quisiera, pero que siempre iba a estar atado a él. Y él cuando quisiera, tiraría de la soga y yo volvería a su lado. Y eso era lo que estaba haciendo en ese momento. Tirar de la soga para llevarme a su lado. Parece 'cosa e' mandinga' (cosas del diablo).

Obviamente que le dije que sí, que podía arreglar para encontrarnos y terminar lo que tantas veces empezamos. Así que ahora me estoy preparando para eso. Acá ya tengo acomodado todo y organizado para la semana que viene. Ya avisé en casa a los pájaros que no me esperen a la noche. Por suerte, Luciano tiene una cena con los ex compañeros de la secundaria, así que hizo planes por su cuenta sin incluirme. El Tomi ya es 'grande' y se puede arreglar solito.

Y si quiere coger/follar con el Tato aprovechando que yo no estoy, allá ellos. Por suerte, el Nachito sigue con mi vieja. Así que no tengo otra cosa, este fin de semana, que disfrutar al y del Sebi. Solamente tengo un temor: que el Sebi, no busque solamente 'sexo' o 'hacer el amor' y quiera que volvamos a ser pareja. Entonces, ahí nomás me corto los huevos con una cuchara... jeeeee... Porque, la verdad, no sé que le contestaría. Luciano me puede, pero creo que el Sebi me puede más, por toda la historia que vivimos juntos y que es un 'plus'. También está Carlitos, el 'pollito' que estoy empezando a amar con locura y que me deja a sol pero no a sombra, A Santiago lo sigo 'bombeando' aprovechando que los jueves, está solo. Seguiría el Tomi, que todavía no me dijo nada, pero no va a tardar en querer meterse en mi cama para recordar tiempos idos y varios 'diositos' más que andan como 'bolas sin manija' y que de tanto en tanto, me hacen un 'guiño' cómplice y tenemos muy buena cama. Todo esto, sin contar algún 'diosito BB' que de tanto visitar la casa de Carlitos, me anda 'calentando' más que de costumbre. Como verán, mi vida es más que una 'vida difícil', por favooorrrrrrr...!!! jeeeee...






domingo, 8 de mayo de 2016

Virginidad perdida





Ayer me encontré de casualidad con Santiago. Hacía bastante tiempo que no lo veía. Con este tema del Tomi en casa y en cama, se nos complicó todo. A la mañana, por más planes que hicimos, Tomi se tiene que quedar solo. Ahora, hablando con Santiago, me di cuenta que algunas mañanas la tiene 'disponible'. Y combinando con el Nachito, con el Sebi y con algún otro, podríamos haber solucionado el tema. Por la tarde, no hay problemas: siempre algún 'diosito' se puede dar una vuelta.

Como decía, el encuentro con Santiago fue 'casual' y justo un jueves, día que está solo, porque la vieja y la hermana, van al 'gym' una y al club la otra y hasta la hora de la cena no regresan. Y una vez más, Santiago amagó con tirarse 'a la pileta' (léase yo) sabiendo de antemano, que tengo agua para él y para unos cuántos más. Pero esta vez, se tiró a la pileta y, aprovechando que estaba solo, me dijo si quería ir a la casa, desnudándome con la mirada y relamiéndose como un gato...

Mi merienda sería él. Adiviné que lo que tanto había esperado, se iba a dar ese día. El hecho de 'enfriar' las cosas, no darle mayor trascendencia a lo que había pasado y quitarle presión al 'pibito' jugaba a mi favor. Santiago, a pesar de todas sus dudas, inquietudes y desasosiego se me estaba ofreciendo en holocausto. Yo lo que no quería era meterle más presión. No daba avanzar tanto sobre su intimidad. Prefería que él se abriera como lo venía haciendo, a su tiempo y con sus ganas...

Realmente estaba lindo. Se había afeitado y aunque estaba muy abrigado por el día frío que hizo se notaba que su temblor, no era por el frío, sino por saber, quizás, que más tarde o más temprano, pero que en poco tiempo más, iba a tener sexo gay por primera vez y perdería su virginidad. Y por primera vez iba a entregar su culo virgen e iba a hacer cosas que seguramente no las había hecho nunca, aunque seguramente sí, se las había imaginado haciéndolas conmigo o con alguien más.

Una vez en su casa, bebimos café con vodka para relajarnos un poco. Santiago reconoció que estaba algo ansioso. Yo lo tranquilicé y lo llevé a su dormitorio. Le hice cerrar la puerta con llave, él aumentó la calefacción y se comenzó a desnudar. Se quitó un buzo de algodón y solamente se dejó puesta una camiseta, el jean y las zapatillas. Después se sentó a mi lado en la cama, me sonrió y me dijo que hacia mucho tiempo que esperaba ese momento.

Y que yo le gustaba de hacía 'mucho', pero que nunca se había animado a decirme nada... Pero que me deseaba y que aunque nunca había hecho nada con otro varón, se sentía atraído por mí y quería 'debutar' conmigo y 'probar'. Quería que yo le fuera diciendo que quería que hiciera porque nunca había hecho 'nada'. Y sin mas preámbulo me preguntó...

Santiago: querés que hagamos así...???

Yo: bueno... no sé... como no tenés experiencia, no quiero presionarte...

S: no me siento presionado... quiero hacerlo... me da 'cosas' nada más...

Ahí nomás me puso la mano en mi entrepierna, mientras me miraba en silencio. Yo realmente y por primera vez no sentí nada: ni excitación, ni calentura ni nada. Todo lo que había sentido por ese 'pibito' se había esfumado. Santiago me masajeaba la pija por arriba del pantalón y ese estímulo hizo que se me parara, pero hasta ahí. Me hubiera ido sino me hubiera obligado a quedarme. Me atrajo hacia él y me besó en los labios, en la cara y en el cuello y comenzó a desvestirme...

Me dijo muchas cosas. Se notaba que estaba desesperadamente caliente pero se notaba que también estaba muy tenso, tanto que sus movimientos parecían robotizados.  Igualmente, después que me sobrepuse a la primera impresión, comencé a sacarle la poca ropa que le quedaba y luego me terminé de desnudar, con mucha tranquilidad y sabiendo que tenía toda su atención. Así que le hice de stripper privado... jeeeeee...

Fui dejando mi ropa doblada sobre una silla mientras Santiago me acariciaba con las dos manos por todo el cuerpo y me daba suaves besos. Yo estaba ahí con él pero mi mente volaba lejos. Realmente lo que faltaba: dos robots teniendo sexo. Uno por las ansias y el otro (yo) en modo 'automático'. Santiago no notó mis movimientos automatizados porque era todo nuevo para él. Así que le dejé la iniciativa para seguir acariciándome, pajearme y pasarse mi pija por toda su cara.

No tuve más que apoyar mi glande sobre sus labios para que Santiago abriera la boca y se 'tragara' todo mi pedazo. Santiago estaba re caliente, pero yo no. Nunca me había pasado lo que me estaba pasando. Sinceramente, estaba 'cogiendo/follando' por la boca al 'pibito' pero lo estaba haciendo por inercia y no lo estaba disfrutando. Qué me estaba pasando...??? Qué 'click' me hizo este 'pibito' que hizo que por primera vez en mi vida no estuviera disfrutando tener sexo...??? 

Y en un momento dado y sin decirle nada, Santiago dejó de felacionarme, sacó de la mesa de luz y me dio un 'forro'. Después me dijo que lo 'cogiera/follara'. Así que me puse el forro, me envaseliné la pija y le pasé lo que quedaba por todo el culito, diciéndole que se sentara sobre mi pija muy despacito. Gimió desde el primer intento, creo que de dolor y de goce. Lo cambié varias veces de posición y lo 'cogí/follé' duro, más duro que comúnmente, como para que tenga, guarde y archive...

Sin poder evitarlo, demoré mucho para acabar. Santiago me pidió que eyaculara sobre él. Yo, desacostumbrado al forro, apenas si tuve tiempo de sacármelo para cumplir su pedido. El 'pibito' juntó mi semen con sus dedos y ávidamente se los chupó. Después, me pidió que le metiera mi pija en la boca que quería terminar de lamer la leche que yo todavía tenía. Simultáneamente, se pajeó y él sí 'acabó' litros de leche blanca, espesa y caliente.

Luego, me acosté a su lado y le pregunté si estaba bien. Me dijo que sí, que estaba más que bien, que experimentaba una rarísima sensación de placer que nunca había sentido pero que le ardía/dolía mucho el culo. Le dije que no se 'calentara' (preocupara) y que eso era por ser la primera vez y que ya se iba a acostumbrar. Luego me preguntó si íbamos a seguir 'viéndonos'. Le dije la verdad: que yo estaba 'saliendo' (noviando) con Luciano. Pero que si él quería, podíamos combinar para 'vernos' alguno de los días en que se quedaba solo en la casa. Fue una mentira 'piadosa'. Aquello había sido 'debut y despedida'. No tenía el menor deseo de volver a saber nada de él. Ni siquiera sería algo así como un amigo con 'derechos'. Pero no se lo dije. Lo dejé con la idea que iba a seguir cogiéndolo todas las veces que quería. Después me limpié así nomás, me vestí y me acompañó hasta el ascensor. Ahí me dio un beso y me dijo que quería que lo siguiera 'cogiendo/follando' siempre. Santiago seguía tan caliente como al principio, pero yo no. Santiago sería uno de mis últimos vírgenes...??? Me fui, pensando en la 'virginidad perdida' de Santiago y en un 'depredador' como diría Betulo, una especie de 'tigre' con una raya más... jeeeee...







martes, 3 de mayo de 2016

Entrevero





TOMI.
El viernes 29 fue el cumpleaños del Tomi. Y como se lo queríamos festejar el sábado, con una cena, le hablé al celular a la mañana temprano, para decirle que se viniera a mi casa. La verdad que no esperaba que me atendiera tan 'al toque' (pronto) pero cuando apenas habló ya me di cuenta que no estaba bien. Y así era. Estaba en cama con una gripe galopante y apenas podía hablar. Me agradeció la invitación pero me dijo que tenía mucha fiebre, le dolía todo el cuerpo y se sentía horrible. Le dije que no se preocupara, le deseé un feliz cumpleaños y le prometí que el festejo lo haríamos otro día.

Después, estuvimos hablando de otras cosas hasta que volvimos a hablar sobre su malestar: me dijo que estaba un poco asustado, porque tenía 40º de fiebre y no la podía bajar con nada, se sentía muy mal y estaba solo. De ahí que le dije que se viniera igual para mi casa, por todo el fin de semana o por el tiempo que durara su enfermedad, así al menos, estaría siempre acompañado de alguien. Pero como me dijo que no se sentía con fuerzas de venir, le dije que yo no podía ir a buscarlo porque trabajaba, pero le iba a decir al Tato o a algún otro que fuera a buscarlo y lo trajera a casa.

Pero como el Tato no podía, le dije al Sebi si me hacía ese favor. El Sebi, que aunque con el Tomi, nunca se llevaron bien, cuando eran más chicos y no tan chicos, me dijo que sí y que lo iba a pasar a buscar después del mediodía en cuanto saliera de la facultad. Y lo llevaría a mi casa y se quedaría con él, haciéndole compañía hasta que yo, a la tarde, volviera del colegio. Así que por ese lado, me relajé. Tomi, al estar en casa, iba a estar mucho mejor atendido que estando solo allá donde vivía ahora. De paso, yo me iba a quedar más tranquilo, al saber que Tomi iba a estar entre gente que lo quiere bien.


CARLITOS.
Al mediodía, cuando estaba yendo para almorzar en el comedor del colegio, me encontré con Carlitos en el pasillo del 2º piso, que por el día y la hora, ya no quedaba nadie. Le pregunté que estaba haciendo y me dijo que se había enterado que yo había empezado a trabajar ahí y venía a 'visitarme'. Le dije que estaba yendo para el comedor y que me acompañara, pero me dijo que no tenía hambre y se quedó en silencio, con la cabeza baja mirándome de reojo. Yo le adiviné la 'intención' y le dije que si quería, podíamos quedarnos y hacer 'algo' aprovechando que estábamos solos.

Carlitos me dijo que sí. Obvio, que volvimos sobre mis pasos pero cuando entramos en el 'gabinete' me di cuenta que hacer 'algo' ahí podía ser poco conveniente. Así que le dije, que fuéramos hasta el depósito, así de paso, llevábamos unos trastos que me habían quedado y veía qué cosas había allí y podía necesitar. Pero una vez dentro del depósito y cerrada la puerta con llave, nos empezamos a 'transar'. Como hacía mucho frío encendí una estufa eléctrica y nos acostamos sobre una tela gruesa que había en el suelo. Ahí nos desnudamos de la cintura para abajo por el frío que hacía en el lugar.

La verdad que nos estábamos muriendo de frío. Aunque nuestra 'calentura' pudo más que el frío. Así, hicimos la 'previa' (transa, masturbación, felación) pero no penetración. Hacía mucho frío y no daba para ponernos en 'bolas'. Así que salió solamente 'transa, paja y pete' (besos, masturbación y felación). Carlitos tiene casi la misma edad que el Nachito y me da 'cosas' cogerlo/follarlo cada vez que nos vemos. Y no es porque él no quiera, sino que me parece que no da. Además, todavía no la tiene del todo claro. A veces me hace acordar a Luciano y por eso le perdono la 'vida'... jeeee...

Igualmente, nos sacamos la leche pero no lo penetro todas las veces que a mí me gustaría. Eso sí, nos acabamos en la boca y los dos nos tragamos la leche del otro en un convenio tácito. La verdad que nos disfrutamos haciendo lo que hacemos.Cuando terminamos, me dijo que todos los viernes, tenía clases a la tarde y que si yo quería nos podíamos encontrar todas las semanas... Obvio que le dije que sí y que lo esperaba, pero que nos podíamos ver también otros días, en mi casa o en la suya, ahora que el 'pollito' está de novio con el Matius y él se queda en la casa, solo, mucho tiempo... jeeeeee...


SEBI.
Así que quedamos así con Carlitos. Terminamos de vestirnos y salimos mirando que no hubiera testigos indiscretos. La tarde se me pasó 'volando' y pensando en los futuros encuentros con Carlitos. Estaba ensimismado con esos pensamientos cuando el Sebi me llamó al celular. Me dijo que ya estaban en mi casa, pero que no lo veía bien al Tomi. Que lo había hecho duchar porque tenía 40º de fiebre y no se le bajaba y que había llamado a la madre (del Sebi se entiende, no...???) para que lo revisara porque él sospechaba que el Tomi no tenía gripe sino 'dengue' y que estaba mal medicado.

Yo me quedé impávido. Cómo 'dengue'...??? El Sebi me dijo que no estaba seguro pero tenía todos los síntomas del 'dengue' y que en la facultad le estaban insistiendo mucho con ese tema porque los médicos confunden la enfermedad y la enmascaran, dando medicación equivocada. Y como a él le parecía que el médico que atendió al Tomi estaba equivocado en su diagnóstico, le dijo a la madre que fuera a verlo cuando saliera del hospital donde trabaja. Así que yo, ahora, tenía una nueva preocupación: Tomi. Averigüé por internet y medio que me 'desasné' sobre este tema del 'dengue'.

Cuando llegué a casa, el Sebi me puso al tanto de todo. El Tomi tenía mucha fiebre, dolores musculares y otros síntomas que apuntaban a esa enfermedad. La madre, cuando pudiera, iría a mi casa y nos daría el diagnóstico final. Mientras tanto, teníamos que vigilar la fiebre del Tomi, bañarlo cada tanto para bajarle la fiebre y darle de tomar solamente 'paracetamol' y no 'ibuprofeno' como le había recetado el primer médico que lo atendió. Así que duchamos una vez más al Tomi y después se quedó dormido. Y nosotros para no molestarlo, nos fuimos a la cocina.

Y ahí, en la cocina, merendamos como se debe. Después, con el estómago lleno, la calidez del ambiente y mi calentura nos empezamos a 'transar'. Transa, que una vez más, no terminó como tenía que terminar porque aunque esta vez, nos fuimos al dormitorio del Nachito (en mi cama estaba Tomi) el temor del Sebi era la visita de la madre en cualquier momento. Y por eso no hubo dios que lo hiciera desnudar. Así que una vez más, la madre del Sebi, impidió que me 'cogiera/follara' al hijo. Igualmente nos disfrutamos y nos sacamos la leche pero yo quería 'otra' cosa... jeeeeee...

Después, Tomi nos llamó desde mi dormitorio y nos devolvió a la realidad. Al rato, nada más, llegó la madre que confirmó el diagnóstico del Sebi: 'dengue'. Aunque nos dijo que le hiciéramos hacer algunos análisis que nos indicó, para estar mas seguros y nos dio millones de recomendaciones, entre ellas, que aisláramos al Tomi en otro dormitorio, por lo que decidimos, acostarlo en el dormitorio de Nachito que es donde estaba durmiendo mi viejo (ahora cuento). Le recetó al Tomi, algunos medicamentos y después de tomar café con nosotros se fue y se llevó con ella al Sebi... Grrrrr...!!!


LUCIANO.
Yo le hablé a mi viejo para decirle lo del Tomi y todo eso. porque hace como 10 días que mi viejo está durmiendo en mi casa. Cuando Luciano, como es tan vergonzoso, supo que mi viejo venía a casa a dormir, porque por culpa de la lluvia, los caminos en el campo estaban intransitables, no se quiso quedar y se volvió momentáneamente a la suya. Así que mi casa que era un pequeño 'bolonki': con mi viejo durmiendo en la cama del Nachito y el Nachito durmiendo con el Tato. Ahora, con el Tomi aislado en el dormitorio del Nachito, mi viejo o dormía conmigo o se iba a otro lado...

Él me dijo que lo mejor era que hiciera como había decidido: que el Tomi usara la cama del Nachito, yo la mía, el Tato la suya y el Nachito siguiera durmiendo con el Tato (mi viejo no sabe que Luciano duerme conmigo, en casa, aunque sí sabe que 'algo' entre nosotros pasa). Él se iría, a la salida del sanatorio, directamente a la casa de Julia y se quedaba con ella hasta que pudiera volver al campo. De paso, 'mataba' dos pájaros de un tiro: nos dejaría tranquilos a nosotros, él estaría más cómodo y podía disfrutar de  estar unos días, con su hija y sus nietas. Así que eso fue lo que hicimos.

Un rato después de la cena, de puta casualidad, vino Luciano a casa a buscar ropa de abrigo que había dejado acá y se encontró con la novedad del Tomi y la de que mi viejo no dormiría en casa, así que decidió quedarse a dormir conmigo y de paso tener sexo, ya que desde que se había ido de mi casa por culpa de mi viejo, no había hecho nada de nada y estaba re caliente y con ganas de que lo 'cogiera' (follara). Así que tuve que calmar sus ansias. Luciano me disfrutó tanto como seguramente quería y yo además de disfrutar de él y de todo lo que me da cada vez que hacemos el amor, debo haber batido mi propio récord olímpico: 3 'diositos' en menos de 12 horas...!!! Un verdadero 'entrevero' de sensaciones y sentimientos me brotaba por todo el cuerpo...!!! Le agradecí a la Vida, esta oportunidad, que tengo que aprovechar ahora que puedo, porque dentro de unos días, habré llegado al 'cuarto de siglo' (qué viejo, por favorrrrr...!!!) y solo la Vida sabe que me depara...!!! jaaaaaa...